Está en la página 1de 8

Hora Santa Vocacional

 
 
Exposición del Santísimo.
 
Canto: Cantemos al Amor de los Amores.
 
Oración de Adoración:
Guía:
 
AL AMOR DE LOS AMORES JESÚS
SACRAMENTADO ORACIÓN DE SANTA TERESA
DE LISIEUX
 
Sagrario del Altar el nido de tus más tiernos y
regalados amores. Amor me pides, Dios mío, y amor
me das; tu amor es amor de cielo, y el mío, amor
mezclado de tierra y cielo; el tuyo es infinito y purísimo;
el mío, imperfecto y limitado. Sea yo, Jesús mío, desde
hoy, todo para Ti, como Tú lo eres para mí. Que te
ame yo siempre, como te amaron los Apóstoles; y mis
labios besen tus benditos pies, como los besó la
Magdalena convertida. Mira y escucha los extravíos de
mi corazón arrepentido, como escuchaste a Zaqueo y
a la Samaritana. Déjame reclinar mi cabeza en tu
sagrado pecho como a tu discípulo amado San Juan.
Deseo vivir contigo, porque eres vida y amor.
 
Por sólo tus amores, Jesús, mi bien amado, en Ti mi
vida puse, mi gloria y porvenir. Y ya que para el mundo
soy una flor marchita, no tengo más anhelo que,
amándote, morir.
Pausa…
Miremos a Jesús Sacramentado y uniéndonos a Él
recemos como Él nos enseñó: Todos: PADRE
NUESTRO QUE ESTÁS EN EL CIELO…
 
Oración de Petición: Guía:
Jesús Sacramentado estamos a tus pies para
escuchar tus palabras que hacen arder nuestro
corazón; hoy queremos escucharte en la voz de tu
Apóstol elegido para apacentar y confirmar en la fe a
tu rebaño, en la voz de nuestro Papa Francisco
queremos escucharte a ti, adorarte a ti, seguirte a ti.
Te pedimos que envíes obreros a tu mies, obreros que
trabajen con entrega, jóvenes que no
tengan miedo de oír tu voz que llama a seguirte, a
dejarlo todo, a amar sin medida a los hombres por
quienes has dado tu vida.
 
Guía: En este día de oración por las vocaciones el
Papa nos invita a orar y reflexionar, él nos dice: “…
dijo Jesús a sus discípulos, ''el dueño de la mies…
mande obreros a su mies''. Jesús nos dio
este mandamiento en el contexto de un envío
misionero: además de los doce apóstoles, llamó a
otros setenta y dos discípulos y los mandó de dos en
dos para la misión. Efectivamente, si la
 
 
Iglesia ''es misionera por su naturaleza'', la vocación
cristiana nace necesariamente dentro de una
experiencia de misión. Así, escuchar y seguir la voz de
Cristo Buen Pastor, dejándose atraer y conducir por él
y consagrando a él la propia vida, significa aceptar que
el Espíritu Santo nos introduzca en este dinamismo
misionero, suscitando en nosotros el deseo y la
determinación gozosa de entregar nuestra vida y
gastarla por la causa del Reino de Dios. Entregar la
propia vida en esta actitud misionera sólo será posible
si somos capaces de salir de nosotros mismos.”
 
Pausa…
Oración de Suplica: Guía:
Respondemos a cada oración: “Espíritu Santo
muévenos a servir”
-Que todos los Jóvenes sean atraídos por ti
Señor… Oremos
-Que todos los Jóvenes se determinen a gastar su vida
por ti. … Oremos
-Que todos los jóvenes se vean liberados de sus vicios
por la fuerza de tu Amor. … Oremos
-Que los Jóvenes sean sinceros en la escucha de tu
Palabra y no tengan miedo a dar su vida en la misión
que tú quieres para ellos… Oremos
 
Canto: Prueben que bueno es el Señor (salmo 33)
 
Guía:
 
El Papa Francisco nos invita a salir de nosotros
mismos, de nuestra comodidad:    “…quisiera
reflexionar precisamente sobre ese particular ''éxodo''
que es la vocación o, mejor aún, nuestra respuesta a
la vocación que Dios nos da. Cuando oímos la palabra
''éxodo'', nos viene a la mente inmediatamente el
comienzo de la maravillosa historia de amor de Dios
con el pueblo de sus hijos, una historia que pasa por
los días dramáticos de la esclavitud en Egipto, la
llamada de Moisés, la liberación y el camino hacia la
tierra prometida. El libro del Éxodo, el segundo libro de
la Biblia, que narra esta historia, representa una
parábola de toda la historia de la salvación, y también
de la dinámica fundamental de la fe cristiana…
 
En  la  raíz  de  toda  vocación  cristiana  se
encuentra  este  movimiento  fundamental  de  la
experiencia de fe: creer quiere decir renunciar a uno
mismo, salir de la comodidad y rigidez del propio yo
para centrar nuestra vida en Jesucristo; abandonar,
como Abraham, la propia tierra poniéndose en camino
con confianza, sabiendo que Dios indicará el camino
hacia la tierra nueva. Esta ''salida'' no hay que
entenderla como un desprecio de la propia vida, del
propio modode sentir las cosas, de la propia
humanidad; todo lo contrario, quien emprende el
camino siguiendo a Cristo encuentra vida en
abundancia, poniéndose del todo a disposición de
Dios y de su reino.”
 
Pausa…
 
“Dice Jesús: ''El que por mí deja casa, hermanos o
hermanas, padre o madre, mujer, hijos o tierras,
recibirá cien veces más, y heredará la vida eterna''. La
raíz profunda de todo esto es el amor. En efecto, la
vocación cristiana es sobre todo una llamada de amor
que atrae y que se
 
 
refiere a algo más allá de uno mismo, descentra a la
persona, inicia un ''camino permanente, como un salir
del yo cerrado en sí mismo hacia su liberación en la
entrega de sí y, precisamente de este modo, hacia el
reencuentro consigo mismo, más aún, hacia el
descubrimiento de Dios''.
 
Pausa…
 
Jesús, Señor y Dios nuestro, Rey de nuestras vidas,
queremos hacerle caso a tu voz de Buen Pastor que
nos llama, que nos invita a salir, a dejar nuestra
comodidad, a ser sal y luz en todos los rincones del
mundo. Toma nuestras vidas y las de tantos jóvenes y
fortalece nuestra voluntad para que logremos seguirte.
Amen.
 
Silencio…
 
Canto: Alma Misionera (una estrofa y estribillo)
 
Pausa… Guía: Señor haz que comprendamos que tú
no nos llamas a una vida cómoda, ni tampoco a una
vida triste y aburrida; haz que entendamos que nos
llamas a salir del estancamiento de una vida falsa y sin
sentido, de una vida llena de placeres vanos, para vivir
una vida al servicio de Dios y los hermanos con un
gozo que solo puedes darnos Tú.
 
Guía: Padre Nuestro…
 
Pausa… Canto: Alma Misionera (segunda estrofa y
estribillo)
 
Guía: “…Esta dinámica del éxodo no se refiere sólo a
la llamada personal, sino a la acción misionera y
evangelizadora de toda la Iglesia. La Iglesia es
verdaderamente fiel a su Maestro en la medida en que
es una Iglesia ''en salida'', no preocupada por ella
misma, por sus estructuras y sus conquistas, sino más
bien capaz de ir, de ponerse en movimiento, de
encontrar a los hijos de Dios en su situación real y de
compadecer sus heridas…
Queridos hermanos y hermanas… Escuchar y acoger
la llamada del Señor no es una cuestión
privada o intimista que pueda confundirse con la
emoción del momento; es un compromiso concreto,
real y total, que afecta a toda nuestra existencia y la
pone al servicio de la construcción
 
del Reino de Dios en la tierra. Por eso, la vocación
cristiana, radicada en la contemplación del corazón del
Padre, lleva al mismo tiempo al compromiso solidario
en favor de la liberación de los hermanos, sobre todo
de los más pobres. El discípulo de Jesús tiene el
corazón abierto a su horizonte sin límites, y su
intimidad con el Señor nunca es una fuga de la vida y
del mundo, sino que, al contrario, ''esencialmente se
configura como comunión misionera''.”
Pausa… Canto: Alma Misionera (tercer estrofa y
estribillo)

Pausa… Guía:
A cada aclamación respondemos: “Gracias Señor.”
-Gracias Señor por haberme invitado hoy a tu
encuentro…
-Gracias Señor por la vida que me has dado, por tu
amistad y tu llamada…
-Gracias por tantos Sacerdotes y religiosas que
entregan su vida…
-Gracias por hablarnos al corazón en este mensaje de
tu Apóstol el Papa Francisco…
 
Canto: Te alabo en verdad.
 
Señor queremos terminar nuestra oración poniendo la
mirada en tu Santísima Madre la Virgen María, como
nos invita a hacerlo el Papa Francisco; “Ella es modelo
de toda vocación, no tuvo miedo a decir su ''fiat'' (su
sí), a la llamada del Señor… sabemos que “Ella nos
acompaña y nos guía. Con la audacia generosa de la
fe, Ella “cantó la alegría de salir de sí misma y confiar
a Dios sus proyectos de vida. A Ella nos dirigimos para
estar plenamente disponibles al designio que Tú tienes
para cada uno de nosotros, para que crezca en
nosotros el deseo de salir e ir, con solicitud, al
encuentro con los demás.”
 
Por Intercesión de tu Madre Santísima, a quien no
niegas nada de lo que te pide: Danos jóvenes que
quieran caminar en la vocación a la que se sienten
llamados; danos Sacerdotes y religiosos y religiosas
generosos en la entrega… Pausa… Dios te salve
María llena eres de gracia…
Para la bendición Solemne con el Santísimo, mientras
el sacerdote se acerca se puede cantar el
Gloria de Martín Valverde u otro canto adecuado.
 

También podría gustarte