Está en la página 1de 4

La Mujer Perfecta

Quieres por fin saber


Cuál es el tipo acabado
El modelo y el dechado
De la perfecta mujer.

La que sabe conservar


su honor puro y recogido
la que es honra del marido
Y alegría del hogar.

La noble mujer cristiana


De alma fuerte y generosa
a quien da su fe piadosa
fortaleza soberana.

La de sus hijos fiel prenda


Y amorosa educadora
la sabia administradora
de su casa y de su hacienda.

La que adelante marchando


lleva la cruz más pesada,
y camina resignada
dando ejemplo y valor dando.

La que sabe padecer


la que a todos sabe amar,
y sabe a todos llevar
por la senda del deber.

La que el hogar santifica,


la que a Dios en él invoca,
la que todo cuando toca
lo ennoblece y dignifica.

La que mártir debe ser


y fe a todos debe dar,
y les enseña a orar
y les enseña a creer.

La que de esa fe a la luz


y al impulso de su ejemplo,
erige en su casa un templo
al trabajo y la virtud.

La que eso de Dios consiga


es la perfecta mujer.
Y así tienes tú que ser
para que Dios te bendiga.

Mujer
Acepto que hable mal de las mujeres quien pueda olvidarse de haber tenido una
madre. Ugo Foscolo

Cuando juzgamos a una mujer no pensamos suficientemente en lo difícil que es ser


mujer. Paul Géraidy

Dios ha creado a la mujer y la mujer ha creado el hogar. Autor desconocido

El hombre es estimable cuando es hombre. La mujer es estimada cuando es madre.


R. Boleda

Elige una mujer de la cual puedas decir : “Yo hubiera podido buscarla más bella,
pero no mejor. Pitagoras

La fuerza de las mujeres está en su debilidad. Bernard de Le Bourviere


Fontanelle

La fuerza hidraulica mas poderosa del universo es la lagrima de una mujer. Carlos
Fisas

La mujer es el verdadero principio de continuidad de un pueblo, el arca de sus más


preciadas y más profundas tradiciones. Miguel de Unamuno

La mujer no es nunca neutral: tiene siempre una influencia tan extraordinaria,


positiva o negativa, que incide en la vida de todo hombre. Autor desconocido

La mujer posee un silencioso lenguaje con su modo de vestir: puede hablar a los
sentidos o al alma de quien la observa. Autor desconocido

La mujer ve en profundidad; el hombre, en amplitud. Para el hombre el corazón es


el mundo, para la mujer el mundo es el corazón. Christian Dietrich Grabbe

Los hombres hacen las leyes y las mujeres las costumbres. Autor desconocido

Mujer, de nada te serviría ser una profesional exitosa, una ejecutiva triunfadora y
una mujer destacada, si no logras ser mejor señora de tu casa, mejor compañera
de tu marido ¡y mejor madre de tus hijos! Zenaida Bacardí de Argamasilla

No hables mal de las mujeres: la más humilde te digo que es digna de estimación
porque, al fin, de ellas nacimos. Pedro Calderón de la Barca

Nunca he engañado a mi mujer. Hice un juramento y lo cumpli. Autor


desconocido

Nunca he engañado a mi mujer. No es ningún mérito: la amo. Georges Duhamel

Puede juzgarse el grado de civilización de un pueblo por la posición social de la


mujer. Domingo Sarmiento

Que la mujer no sea sólo la cocinera del marido, sino que sea también, y ante todo,
su compañera espiritual. Hilaire Belloc

Si el hombre quiere que la mujer sea una muy buena mujer, debe ser él mismo y
por sobre todo un buen hombre. Adolfo Kolping
Si la mujer quiere que el hombre sea un muy buen hombre, entonces primero debe
ser ella una muy buena mujer. Cada uno debe comenzar y no esperar al otro, de lo
contrario, llegarán ambos tarde, quizás demasiado tarde. Adolfo Kolping

Sentir, amar, sufrir y sacrificarse, será siempre el texto de la vida de las mujeres.
Honoré de Baizac

Una mujer hermosa agrada a la vista, una mujer buena agrada al corazón; la
primera es una joya, la segunda un tesoro. Napoleón

Yo alabo al Eterno Padre, no porque las hizo bellas, sino porque a todas ellas, les
dio corazón de madre. José Hernández

Las mujeres tienen fuerzas que asombran a los hombres.


Ellas cargan niños, penas, y cosas pesadas;
sin embargo, tienen espacio para la felicidad, el amor y la alegría.
Ellas sonríen cuando quieren gritar.
Cantan cuando quieren llorar.
Lloran cuando están contentas y ríen cuando están nerviosas.
Las mujeres esperan una llamada por teléfono avisando que llegó a casa sano y salvo
un amigo o pariente que salió en tiempo de tormenta.
Las mujeres tienen cualidades especiales.
Se ofrecen para las causas buenas.
Ellas son voluntarias en hospitales, llevan comida a los necesitados.
Ellas trabajan como niñeras, ejecutivas, abogadas, amas de casa,
y solucionan disputas entre niños y también entre sus vecinos.
Usan trajes, vaqueros y uniformes.
Luchan por lo que ellas creen.
Se enfrentan ante la injusticia.
Ellas votan por quien creen que hará lo que más beneficie a las familias.
Las mujeres hablan y recorren largos caminos para conseguir
la mejor escuela para sus niños y la mejor atención para la salud de su familia.
Ellas escriben a los editores, diputados y al “poder que sea”
para lograr beneficios que hagan la vida mejor.
Ellas no aceptan un “no” por respuesta cuando están convencidas que hay alguna solución.
Las mujeres logran que sus niños puedan tener zapatos nuevos.
Acompañan a algún amigo preocupado al doctor.
Ellas aman incondicionalmente.
Las mujeres son honradas, fieles, y saben perdonar.
Son inteligentes y conocen su poder; sin embargo,
saben usar su lado más suave cuando quieren conseguir algo.
Las mujeres quieren lo mejor para su familia, sus amigos, y ellas mismas.
Lloran cuando sus niños sobresalen
y se alegran cuando sus amigos obtienen premios.
Las mujeres se alegran (o lloran) cuando se enteran de un nacimiento o un nuevo matrimonio.
Sus corazones se rompen cuando fallece algún amigo.
Sufren ante la pérdida de un familiar, pero todavía
sacan fuerzas cuando el resto ya no la tiene.
El toque de una mujer puede curar alguna dolencia.
Saben que un abrazo y un beso pueden sanar un corazón roto.
Una mujer puede lograr que una tarde sea romántica, inolvidable.
Las mujeres vienen en todos los tamaños, colores y formas.
Viven en casas, apartamentos y cabañas.
Ellas manejan, vuelan, caminan, corren o usan el e-mail para demostrarte cuánto se preocupan por vos.
El corazón de una mujer es lo que hace girar al mundo!
Las mujeres hacen más que solo dar la vida.
Ellas traen alegría y esperanza.
Comparten ideales y reparten compasión.
Dan apoyo moral a su familia y amigos.
Todo lo que ellas quieren es un abrazo,
una sonrisa para que vos puedas hacer lo mismo con otras personas.
Las mujeres tienen mucho que decir y mucho para dar.
La belleza de una mujer no está en la ropa que lleve,
la figura que tenga, o la manera en que se peine.
La belleza de una mujer debe verse en sus ojos,
porque esa es la puerta a su corazón,
el lugar donde el amor reside.
La belleza de una mujer no está en un lunar facial,
la verdadera belleza de una mujer se refleja en su alma.
Es el cuidado que ella amorosamente da,
la pasión que ella muestra.
La belleza de una mujer con el pasar de los años crece!