Está en la página 1de 125

Un lobo Omega acosado; un Dragón Guardián de 2,01m; y un

enemigo que busca venganza...


Embry Ellis es un lobo Omega gay con tartamudeo. Burlado
por estas razones, se esconde en sus libros, encontrando las
historias como su única vía de escape. A pesar de que se aleja de
2
los demás, siempre ha deseado tener un compañero que lo ame
y lo proteja.
Angus MacNair es un dragón guardián de 2,01m que siempre 01/2021
ha estado en el papel de proteger a su familia. Odia a los
matones con pasión. Con poco más de mil años, desearía poder
encontrar su Corazón, alguien a quien amar y apreciar.
Tom Spencer, reprendido por intimidar a Embry, no se
detendrá hasta que tenga su venganza contra el lobo Omega que
le hizo perder su estatus...
¿Puede Angus proteger a su Corazón y cumplir con su deber
para con el Rey? ¿Embry aceptará su montaña de compañero
predestinado? ¿Tom exigirá la venganza por la que está
desesperado?
3

01/2021

C. K. NOEL
Dedicación

A todos mis autores favoritos que inspiraron mi imaginación.

01/2021
Capítulo uno

Embry

—¡Embry! ¡Vamos a llegar tarde! ¡Vámonos! ¡El Alfa nos


5
espera! —Gritó mi madre.
—¿Por qué tengo que ir a esta estúpida barbacoa? —Me quejé
para mí mismo. 01/2021
Prefería quedarme en casa y leer mi libro. Odiaba ir a
reuniones de la manada. Siempre logré lastimarme de una
forma u otra, ya sea con palabras o con los puños. Yo era un lobo
Omega y algunos miembros de la manada creían que deberían
tratarme como una mierda.
Ser un shifter lobo estaba bien, especialmente si no eras un
Omega. Si lo eras, significaba que eras el más débil y estabas en
la parte inferior de la jerarquía de la manada. Pero había
ventajas definidas por ser un shifter lobo, aun así. Éramos más
fuertes que los humanos y vivíamos más. Como la mayoría de
los paranormales, nuestro promedio de vida fue de alrededor de
mil años. Éramos inmunes a la mayoría de las enfermedades y
teníamos una curación avanzada. Pero la mejor parte absoluta
fue cambiar a nuestro lobo y poder correr libremente.
Hollywood tampoco le acertó a eso. La luna no nos controlaba,
y podíamos cambiar a voluntad, convirtiéndonos en lobos reales,
no en criaturas híbridas hombre-lobo.
—¡EMBRY WILSON ELLIS! —La voz de mi padre retumbó. —
¡Tu madre dijo que bajaras aquí!
Me encogí. Odiaba cuando usaba mi segundo nombre.
Siempre me hizo sentir como si tuviera diez años, en lugar de
veinticinco. Sí, tenía veinticinco años y todavía vivía en casa,
pero me gustaba. No era como si necesitara privacidad. No iba a
6
tener una cita ni nada.
Mi falta de citas no se debió a mi apariencia. Si bien era bajo,
solo 1,57m, era delgado y tonificado. Tenía el pelo negro 01/2021
azabache hasta los hombros y la piel de un tono aceitunado que
realzaba mis ojos celestes. Algunos podrían llamar afeminados
mis elegantes rasgos.
El problema era que era tímido, inseguro y tartamudeaba.
Pero la razón principal por la que no salí en ninguna cita fue
porque era gay y nadie lo sabía. Ser gay podría ser aceptable
para la mayor parte del mundo paranormal, pero todavía había
un buen número de intolerantes y un puñado vivía aquí en Belle
Fort. Me estremecí al pensar en alguien aquí descubriendo que
no solo era un Omega tartamudo, sino que era un Omega gay y
tartamudo.
¿Por qué no podía ser más como mi padre, un lobo beta
grande y fuerte? Me pregunté por millonésima vez. Daniel Ellis
tenía 1,85m y rasgos masculinos y robustos. Era poderoso,
confiado y nadie lo intimidaría.
Negué con la cabeza. Nunca iba a suceder, así que era mejor
olvidarlo.
—¡Ya voy! —Llamé, apagando mi lector electrónico.
Esto iba a ser un infierno. Me levanté, agarré mis zapatos y
bajé las escaleras.
—Ponte los zapatos, Embry. Tu padre ya está en el auto, —dijo
mi madre, tratando de sacarme por la puerta.
—M-mamá, no sé por qué tengo que ir. Solo soy un Omega, —
dije, encogiéndome por el tartamudeo. Por lo general, me sentía
7
cómodo con mis padres y podía lograr hablar más fácilmente.
Ella me miró exasperada.
—Porque tu primo, nuestro Alfa, ha pedido que toda la 01/2021
manada salude al Rey Dragón. Sé que no te gusta estar cerca de
todos, pero es importante que mostremos nuestro apoyo a James.
Es nuestra familia y nuestro Alfa. Se lo debemos.
Suspiré. Antonia Ellis sabía cómo tirar de los hilos de la lealtad
familiar. A pesar de que era humana, se trataba de manada y
familia. Ella era una típica mamá italiana. Tenía la piel oscura,
de color oliva, ojos marrones y cabello largo y negro. Ella era
cinco centímetros más baja que yo. Aunque era pequeña, era
una feroz protectora de su familia.
Caminé penosamente hasta el auto detrás de mi mamá y entré
sin decir una palabra. No quería hacer esto. Dragones, gran cosa,
pensé.
Se pensó que los dragones estaban extintos durante mucho
tiempo, pero ahora que habían regresado, todos los consideraban
la cima de la cadena alimenticia paranormal. Probablemente
eran unos imbéciles grandes y presumidos. Además de mi
familia, mi experiencia los grandes tipos alfa no fue buena. Eran
bastardos arrogantes, egoístas y crueles que se deleitaban en
degradar a cualquiera más débil.
—Embry, estará bien. Vamos a divertirnos, comer mucha
comida y pasar una buena noche, —dijo mi padre desde el
asiento delantero.
Levanté la vista y lo vi mirándome por el espejo retrovisor.
Miré sus ojos azul oscuro y asentí. Amaba a mis padres y ellos
8
me amaban a mí. Siempre habían estado ahí para mí cuando los
necesitaba. Fueron ferozmente protectores conmigo; yo era su
único hijo. Durante más de setenta y cinco años habían 01/2021
intentado tener hijos, pero nunca pudieron. Para ellos había sido
una sorpresa, una agradable sorpresa.
Seguimos conduciendo y miré por la ventana el paisaje que
pasaba. Me encantaba Belle Fort. Era un pequeño pueblo de
montaña en Montana. La mayoría de la gente era en general
encantadora.
Era verano y era hermoso; mi lobo anhelaba salir a correr.
Oler todos los aromas diferentes y sentir el viento soplando a
través de mi piel mientras corría por las montañas y el bosque
fue increíble. Adoraba correr como mi lobo. No lo hacía a
menudo, debido a mi estado Omega. Siempre me preocupaba
encontrarme con un idiota de la manada. Tenía que ir con mi
padre o con James. No confiaba en nadie más.
Giramos hacia la carretera de James y los autos llenaron el
camino. Mi corazón latía con trepidación. Odiaba esto. Apostaba
a que Tom estaba aquí con sus amigos idiotas, Chad y Rick.
Tom Spencer fue la primera persona que hizo de mi vida un
infierno. Era un lobo beta joven y fuerte y tenía un cuerpo
grande y musculoso. Tom era guapo y el "chico popular". Todos
lo amaban; todas las chicas querían acostarse con él y todos los
chicos querían ser él. El problema era que Tom siempre buscó
victimizar a los que consideraba más débiles. Y siendo un
9
Omega, yo era su objetivo número uno.
Mientras aparcamos en el camino, la gente llenó el área.
Maldita sea, toda la manada estaba aquí. Sentí que mi corazón 01/2021
latía aún más rápido. Estaba aún más nervioso alrededor de la
manada de lo habitual. Mi lobo, que era típicamente un cobarde,
estaba parado y paseando en mi mente, notando a la gente y los
olores que nos rodeaban. No sabía lo que estaba pasando.
Sentí que todo mi mundo estaba a punto de cambiar de alguna
manera.
—Vamos, Em, recuerda lo que dijo tu padre. "Vamos a
divertirnos, comer mucha comida y pasar una buena noche".
Entonces, vayamos a ver a James y comencemos con eso, —dijo
mi madre con dulzura.
Tragué, asentí con la cabeza y salí del coche. Mucha gente
empezó a saludar a mis padres con sonrisas y saludos. Habían
sido parte de la manada durante cien años antes de que yo
naciera. Todos los amaban.
Subimos por el camino y, a cada paso, mi corazón latía cada
vez más rápido. Negué con la cabeza de nuevo y seguí a mis
padres a través de la puerta.
La compañera de mi primo, Lydia, nos saludó. Ella era una
mujer sorprendente. Podría ser gay, pero me di cuenta de que
era hermosa. Tenía el pelo largo, rubio oscuro y ojos verde
avellana. Tenía al menos 1,75m, con piernas largas. Como
siempre, estaba vestida con estilo. Pero a pesar de lo hermosa
que era por fuera, su interior lo superó.
10
Era la persona más dulce y bondadosa que jamás hayas
conocido y nunca tuvo una mala palabra para nadie. También
era fuerte y asertiva, defendiendo a aquellos que no podían 01/2021
defenderse por sí mismos, incluyéndome a mí. La amaba y
estaba feliz de que mi primo la hubiera encontrado.
—Tío Danny, tía Toni, —dijo, abrazando a mis padres. —Es tan
bueno verlos.
—Es bueno verte también, Lydia —respondieron.
—Em, me alegro de que estés aquí. James estaba preocupado
de que encontraras alguna manera de no aparecer, —me dijo
con una sonrisa.
—Hola, L-lyds —dije.
Ella sonrió, me abrazó y me susurró al oído:
—No te preocupes por nada. Si es demasiado para ti, puedes
subir a mi habitación y leer. Dejé mi lector electrónico allí para
ti.
Sonreí ante la consideración. Por eso amaba a Lydia y por eso
era la perfecta compañera alfa. Ella se preocupaba por las
pequeñas cosas de la manada. Estaba emocionado y quería ir
arriba ahora. Podría escapar a cualquier lugar y ser cualquier
cosa en mis libros.
Pero primero teníamos que hablar con mi primo. Escaneé la
habitación, buscando a James, aturdido porque tenía un libro
con mi nombre y no tenía que quedarme aquí.
Un destello rojo llamó mi atención, lo que hizo que mi lobo se
diera cuenta. Me volví y miré.
Una enorme montaña de hombre estaba al otro lado de la
11
habitación. Estaba de pie junto a una versión idéntica de sí
mismo, pero había algo en él que me atraía. Él era diferente y no
sabía por qué. 01/2021
Tenía al menos 2,01m o 2,03m. Tenía brazos enormes y
musculosos y un cuerpo grande. Tenía el pelo corto de color
rojo oscuro, una nariz angulosa y una mandíbula fuerte. Llevaba
una camiseta negra que se amoldaba a su cuerpo como una
segunda piel. La falda escocesa roja y las botas de combate
negras eran algo que nunca había visto en la vida real, solo en
mis sueños.
Esto fue mejor que mis sueños. Me pregunté qué llevaría
debajo.
Traté de negar con la cabeza para aclarar esos pensamientos,
pero no podía apartar la mirada de este hombre hermoso.
Exudaba sensualidad. Volvió la cabeza, sus ojos esmeralda
escaneando la habitación como si estuviera buscando a alguien,
finalmente aterrizando en mí. Sus ojos verdes se oscurecieron y
sus fosas nasales se ensancharon.
Mi corazón se aceleró incluso más rápido que antes. Estaba
cautivado. Un olor llegó a mi nariz. Era el aroma de la leña en
una noche fría. Se precipitó y llenó mi cuerpo. Mi polla comenzó
a endurecerse.
Dio un paso en mi dirección y no pude hacer nada más que
mirarlo a los ojos. Estaba atrapado en su hechizo. Me poseía, en
cuerpo y alma.
Un rugido resonó en la casa, sacudiendo los cimientos, lo que
hizo que apartara la mirada de mí y rompiera el trance en el que
12
estaba.
Fue entonces cuando me di cuenta de que estaba mirando a
mi compañero. 01/2021
¡No, no, no! No puede ser mi compañero. ¡No puedo tener
compañero! Pensé. Recé para que mi lobo estuviera equivocado.
El hombre sexy era un gigante y claramente un alfa de algún
tipo.
—No, no, no, —susurré, apretando mis ojos con fuerza.
Necesitaba salir de aquí. Mi compañero todavía estaba distraído,
sonriéndole a su parecido. Aproveché e hice lo único que pude.
Yo corrí.

****

Angus

Había sido un vuelo largo, estaba cansado y hambriento. Todo


lo que quería era algo de comida y una cama suave y agradable
en la que meterme. Sin embargo, aquí estaba yo, viajando con
mis hermanos y el Rey Dragón, Krispin Adair. Yo era un dragón
de la Casta Azul, Guardián Protector de High Garden. Yo era
uno de los guardias personales del Rey. Todavía me asombraba
el hecho de que Krispin me hubiera elevado a esa posición.
Hace dos meses, mi padre, nuestro líder del círculo de
dragones, nos había ordenado a mí y a mis hermanos trillizos,
Aaran y Addison, que encontráramos a nuestro hermano menor,
Roarke, y lo lleváramos a casa. Mi padre había hecho arreglos
13
para que se apareara con un líder de un círculo vecino.
Cuando localizamos a Roarke, supimos que había resultado
herido defendiendo al compañero del rey y casi había muerto. El 01/2021
rey lo había salvado, lo había convertido en hermano del rey, y
además de todo eso, había encontrado a su compañero
predestinado: el vampiro Devin. No hace falta decir que Roarke
no había estado a punto de entregar a Devin, y en el conflicto
que siguió, el rey nos había llamado a mis otros hermanos y a
mí para que sirviéramos como sus guardianes.
—¿Qué sucede contigo? —Preguntó mi hermano Aaran. —Por
lo general, soy el idiota callado y meditabundo.
Él estaba en lo correcto; por lo general era el idiota. Aaran,
Addison y yo éramos trillizos idénticos, y aunque todos teníamos
el mismo aspecto en nuestras formas humanas, nuestros
dragones eran diferentes. Además, teníamos personalidades
distintas.
Aaran era un dragón de la Casta Roja, un guerrero y el más
estoico y reservado de los tres. Creo que tuvo que ver con que él
estuviera con nuestro padre. Alister MacNair era un hombre
serio y duro que amaba a su familia, pero le costaba
demostrarlo, a diferencia de nuestro Pa, Owen. Los dragones
siempre fueron hombres, intrínsecamente homosexuales, y
podían embarazar a sus compañeros masculinos.
Mi Pa era de voz suave, generoso y de buen corazón. Siempre
nos mostró amor y cariño, pero si lo enojabas, podía patear
traseros si lo necesitaba. Addison lo siguió. Tenía muchos de los
rasgos de Pa, pero eso también podría deberse a su casta.
14
Addison era un dragón de la Casta Púrpura, un sanador. Era un
pacifista por naturaleza, pero como mi Pa, si lo cabreaste, mejor
ten cuidado. 01/2021
Luego estaba yo. Yo era el mayor, pero aún joven para ser un
dragón, solo un poco después de mi primer milenio. Los
dragones eran criaturas inmortales. Esto no significaba que no
pudieran matarnos. Solo significaba que no morimos por causas
naturales.
Era el más relajado, y si lo decía yo mismo, tenía la mejor
personalidad. Me encantaba reír y divertirme, pero seguía
hablando en serio cuando se trataba de mi deber. Ser un
protector fue algo natural para mí; al crecer, tenía un sentido
definido del bien y del mal y siempre me había enfrentado al
mal.
Aaran tocó mi pierna, esperando una respuesta.
—Nada. Estoy cansado y hambriento, —respondí.
Aaran parecía que no me creía. En verdad, estaba inquieto y
no había dormido. Mi dragón siempre parecía estar alerta, como
si estuviera esperando algo.
—Dime de nuevo, ¿por qué estamos aquí? —Pregunté en un
intento de desviar la mirada de Aaran.
—Cam y el Alfa Jackson querían honrar nuestra presencia en
su territorio. Muchos paranormales ahora saben que los
dragones han salido de las sombras, —dijo Krispin.
Cameron y Jackson eran amigos cercanos de Krispin y eran
15
shifters lobos. Jackson era, de hecho, el ejecutor principal de la
manada aquí en Belle Fort.
Asentí con la cabeza mientras nos detuvimos en una calle 01/2021
llena de autos. Este debe ser el lugar. Krispin maniobró el SUV
en el lugar vacío frente a la cabaña grande. Me alegré de que
nos hubieran dejado uno libre. La gente que se arremolinaba se
detuvo y nos miró mientras salíamos del vehículo.
Un hombre alto y apuesto salió por la puerta principal. Tenía
cabello castaño oscuro, ojos castaños claros y exudaba poder y
autoridad. Mientras daba un paso adelante, lucía una amplia
sonrisa de bienvenida que mostraba sus hoyuelos gemelos.
Extendió su mano para darle la bienvenida a Krispin.
—Bienvenido a la Manada Belle Fort Wolf. Soy el Alfa James
Ellis. Esta es mi compañera, Lydia Ellis —dijo, señalando a una
hermosa rubia.
—Soy el Rey Krispin Adair, Rey de los Dragones. Este es mi
compañero, Ben Adair, y mi hijo, Callum. Es un placer
conocerte, Alfa —dijo Krispin, estrechando su mano.
—Por favor llámeme James, Su Majestad, —respondió James.
Krispin sonrió.
—Entonces por favor llámame Krispin o Kris. Este es mi
hermano Roarke y su compañero, Devin, y nuestros otros
hermanos, Angus, Addison y Aaran.
Me quedé impactado. Krispin me había llamado su hermano.
Sabía que había adoptado a Roarke en su línea para salvar su
vida, pero reconocernos como sus hermanos fue un gran honor.
Sentí conmoción y sorpresa por parte de Addison y Aaran
16
mientras enderezaban la columna y se mantenían erguidos.
—Es un honor tenerlos a todos aquí. Por favor, entren —dijo
James con un gesto de la mano. 01/2021
La zona era preciosa. Había muchos árboles entre los que
estaba seguro que sería bueno que un lobo corriera entre ellos.
La casa era una cabaña grande. El exterior era rústico, pero el
interior moderno y bien decorado. Mientras caminaba por la
casa, mi dragón se agitó. Estaba ansioso. No entendí por qué.
Seguí adelante, ignorando a mi bestia. James nos llevó a la
parte de atrás, donde el aroma de la carne asada llegó a mi nariz.
Mi estómago gruñó en agradecimiento. Nos apresuramos a
buscar nuestra comida. Todo tipo de carne estaba disponible:
hamburguesas, filetes, salchichas, chuletas de cerdo. Era una
gran variedad. Me volví para ver a Roarke llenando un plato con
comida.
—Ro, estoy seguro de que puedes volver por un segundo plato,
—dije riendo.
—Es para Devin y para mí. Necesito asegurarme de que los
niños coman, —dijo con una sonrisa.
Sonreí y negué con la cabeza. Devin estaba embarazado de
gemelos y Roarke lo había estado sirviendo con todo tipo de
comida imaginable. Terminó de llenarse y salió corriendo a
buscar a Devin.
Estaba comiendo mi comida cuando escuché un grito. Dejé
caer mi plato y entré corriendo para ver a Roarke recoger a
Devin y subir corriendo las escaleras. Llamó a Addison, quien lo
17
siguió rápidamente.
—Quizás tenías razón. Tal vez deberíamos haber ido a casa, —
dijo Aaran con preocupación. 01/2021
—Él estará bien. Nuestros sobrinos solo quieren hacer acto de
presencia.
James bajó los escalones pálido.
—¿Estás bien? —Le pregunté.
Él asintió.
—Nunca antes había visto algo así. La idea de un hombre
dando a luz me sorprende.
Aaran se rió entre dientes.
—Sí, escuché que es toda una experiencia.
Permanecimos en silencio y el tiempo pareció detenerse. No
podía creer que mis sobrinos vinieran al mundo. Me pregunté
por un momento cómo sería saludar a mis hijos. Puse los ojos en
blanco mentalmente; primero necesitaba encontrar a mi
compañero. A menudo soñaba con cómo sería ese día.
—¿Cuánto tiempo más crees que será? —Preguntó James,
rompiendo el silencio y sacándome de mis pensamientos.
Miré mi reloj; habían pasado unos veinte minutos.
—Los partos de dragones suelen ser muy rápidos, pero el parto
también es más intenso que un parto normal. Diría que en
cualquier momento ahora, —respondí.
De repente, mi dragón se hizo cargo. No pude detenerlo; algo
estaba haciendo que se moviera. Volví a examinar la habitación,
buscando la fuente de mi malestar. Me congelé, mis ojos
18
clavados en el hombrecito más hermoso que jamás había visto.
Su mirada azul claro se aferró a la mía y no podía apartar la
mirada aunque quisiera. 01/2021
Un aroma a rosas llenó mi nariz, y al instante me puse duro.
Estaba seguro de que si no hubiera estado usando mi sporran
con mi falda escocesa, les habría mostrado a todos. Sentí mi
corazón latiendo rápidamente en mi pecho; martillaba como si
acabara de aprender a latir. Sabía que este hombre era mi
Cardia, mi Corazón, mi compañero predestinado. Di un paso
hacia él, sin dejar de mirarlo. Estaba hipnotizado y necesitaba
llegar hasta él.
Un rugido masivo sonó.
La voz de Roarke sacudió la casa y me sacó de mi trance. Miré
alrededor de la habitación; los lobos estaban todos congelados
de miedo; incluso el Alfa dejó de hablar.
Simplemente sonreí y miré a Aaran, quien me devolvió la
sonrisa. Nacieron nuestros sobrinos. Me di la vuelta para mirar a
mi Cardia, pero se había ido.
Addison bajó corriendo las escaleras con una gran sonrisa.
Ahora tenía que concentrarme en los bebés. Encontraría a mi
Cardia más tarde. Mi dragón gruñó ante la decisión, pero me
obligué a unirme a Addison.
—¿Están ellos aquí? —Preguntó Aaran.
—¿Está Devin bien? —Pregunté al mismo tiempo.
El Alfa también se unió a Aaran. Sabía que estaba ansioso por
asegurarse de que ningún dragón hubiera sido dañado en su
territorio.
19
—Todos están bien. Devin está bien y los bebés nacieron, pero
escucha esto—. Addison hizo una pausa. Siempre fue uno de los
dramáticos cuando estaba emocionado. —¡Devin tuvo un niño y 01/2021
una niña! —Addison dijo con emoción.
—¡¿Una niña?! —Aaran exclamó. El Alfa parecía confundido.
—¡Sí, una niña! Ronan MacNair, de la Casta Dorada. ¡La
primera dragona en nacer! —Addison exclamó con orgullo.
—Tengo que llamar a Pa. Padre realmente va a cagar gatitos,
—dijo Addison riendo y salió corriendo.
Esto fue increíble. Yo estaba en shock. ¿Qué significaba esto?
Se estaban produciendo cambios importantes en nuestro
mundo. Parecía que después de miles de años sin que ningún
dragón encontrara a su compañero, yo era el siguiente en
encontrar el mío. Solo tenía que averiguar adónde había ido.
Capítulo dos

Embry

No lo podía creer. ¿Cómo diablos puedo tener un compañero?


20
Pensé mientras salía corriendo por la puerta, dejando atrás al
enorme hombre. Mi lobo se resistió a la acción. Quería cambiar,
luego correr y saltar sobre nuestro compañero, lamiendo cada 01/2021
centímetro de su hermoso cuerpo. ¡No! No podía pensar así. ¿Y si
fuera como cualquier otro idiota alfa? Sería impotente para
evitar que me lastimara.
—¿A dónde crees que vas, coño? —Gruñó una voz que conocía
muy bien.
La risa sonó. Miré hacia arriba para ver a Tom y sus
compinches, Rick y Chad. Rick era un poco más bajo que los
1,85m de Tom y era el más fornido del trío. Tenía cabello
castaño oscuro y ojos castaños crueles y era tan arrogante y
desagradable como Tom. Chad, por otro lado, era alto y delgado.
Era el más callado, y cuando Tom y Rick no estaban cerca, me
dejaba solo. Una vez incluso trató de ayudar, pero cambió
rápidamente su comportamiento cuando Tom lo llamó maricón.
—¡Te hicimos una pregunta, maricón! —Dijo Rick.
Cerré mis ojos. Este no fue mi día. Ojalá pudiera volver a casa.
Solo quería salir de aquí. Entonces hice algo que nunca hice.
Cuadré mis hombros y me paré tan alto como pude.
—¡D-déjame en paz! —Dije, sin importarme mi tartamudeo.
—Oh, el retardado va a hablar. ¿Estás pensando en hacerte
crecer un par de bolas? —Dijo Tom.
Tenía un brillo maligno en sus ojos cuando se acercó a mí.
Siempre le gustaba verme sufrir; se deleitó con ello, y por su
mirada, estaba a punto de recibirlo. Gruñó, dejando que su lobo
21
más poderoso saliera a la superficie. Rick y Chad me rodearon
para que no pudiera huir. Mi lobo se encogió en mi mente.
—Bueno, chupapollas, ¿te van a crecer un par? ¿Vas a hacer 01/2021
algo? —Dijo Tom.
—S-solo quiero irme —respondí, rezando para que esto
terminara.
—Te irás cuando te diga, Omega —dijo, dándome un puñetazo
en el estómago. Me derrumbé de dolor. Parecía que hoy estaría
viendo sus puños.
Pero antes de que pudiera dar otro golpe, escuché la voz de mi
primo retumbar.
—¿Qué está pasando aquí?
Inmediatamente, Tom y los demás se apartaron de mí. Estaba
agachado, sosteniendo mi estómago. Miré hacia arriba y vi a
algunos de la manada mirando el espectáculo, probablemente
preguntándose qué había hecho enojar al Alfa. El rostro de mi
primo estaba enmascarado de ira, pero vi tristeza en sus ojos.
Los eventos de hoy, el pánico de encontrar a mi compañero y
la crueldad de Tom inundaron mi mente. No podía soportarlo
más. Cambié a mi lobo, sin importarme rasgar la ropa, y corrí
hacia el bosque. Escuché a James llamarme, pero incluso su voz
alfa no pudo detenerme. Necesitaba escapar. Necesitaba estar a
salvo.
Corrí por el bosque sin ningún destino en mente. Mis patas
blancas golpearon el barro. Como Omega, era blanco puro y del
tamaño de un perro mediano. Respiré pesadamente mientras
22
seguía corriendo, empujando hacia adelante, corriendo más y
más lejos. Necesitaba alejarme de la manada. Ya no quería una
manada. No quería ser débil o tartamudear. Quería poder decir 01/2021
las palabras "Soy gay" sin miedo a un puño. Quería tener la
suficiente confianza para unirme a mi pareja.
Tropecé un poco al pensar en él. Era grande, hermoso y fuerte,
nada como yo. Si supiera lo débil y patético cobarde que soy,
probablemente me negaría. Mi corazón se rompió al pensarlo.
No fui lo suficientemente bueno para él. El destino tuvo que
haber cometido un error. Si estuviera en mi forma humana,
habría llorado.
Finalmente dejé de correr. Estaba al borde del bosque; había
corrido unas buenas diez millas. Estaba a solo unos minutos de
la casa de mis padres. Miré en esa dirección. ¿Qué iba a hacer?
Esto no podía continuar.
Comencé a caminar hacia la casa de mi infancia y me detuve.
Necesitaba olvidar que tenía compañero. Necesitaba dejar la
manada. Las cosas nunca iban a cambiar.
Dejé escapar un aullido de tristeza.

****

James

Estaba furioso mientras observaba al pequeño lobo blanco


atravesar los árboles. ¿Qué le habían hecho estos hijos de puta a
mi primo? ¡Y hoy de todos los días! El Rey Dragón y su familia
23
estaban de visita, y además de eso, uno de sus compañeros
acababa de dar a luz. Esta no era la impresión de la manada que
quería hacer. Estaba a punto de subir las escaleras para ver a los 01/2021
nuevos cachorros, o crías, como los llamaran los dragones,
cuando la pequeña Shana entró corriendo y dijo que esos
imbéciles se estaban metiendo con Embry.
Di un paso adelante y gruñí en voz baja.
—¿Qué le hicieron a mi primo?
Tenía que ser malo para que Embry cambiara y corriera. Por
lo general, como un lobo Omega, se acobardaría y se sometería,
especialmente al sonido de su alfa. Me preocupaba que Embry
no se hubiera sometido, sino que hubiera huido de mí. Nunca
había oído hablar de un Omega capaz de desafiar la voz de su
alfa. Necesitaría investigar un poco y ver si esto había sucedido
antes.
—Nada, Alfa —dijo Tom, el más poderoso de los tres.
—¡Mierdas! Si no hubieran hecho nada, él no habría gritado ni
se habría encogido de dolor. No habría cambiado y corrido.
Quiero saber lo que estaban haciendo. ¡AHORA! —Dije,
permitiendo que mi poder alfa cubriera el área, exigiendo
obediencia. Anhelaba cambiar y forzar su sumisión, o incluso
desgarrarles la garganta. Mi lobo estaba furioso por la falta de
respeto. Chad y Rick cayeron de rodillas en sumisión.
Tom inclinó la cabeza y tragó.
—Solo estábamos hablando con él, haciendo bromas, como
hacen los chicos, y se asustó. Es un Omega. Se asustan por cada
pequeña cosa.
24
Gruñí bajo.
—Sabes que Embry está fuera de los límites. Es un tesoro para
esta manada. Los Omegas son un tesoro... 01/2021
Un aullido lastimero sonó en la distancia. Mierda, Embry.
Necesitaba ir a buscarlo. Me encogí. Maldición. Tenía al Rey
Dragón aquí. No podía salir corriendo.
—Se mantendrán alejados de Embry. Si se acercan a él, están
desterrados. Harán una retribución por su agresión contra él;
repórtense con Brian mañana para saber cuál es. Ahora salgan
de mi vista antes de que patee sus culos; la única razón por la
que no los he pateado ya es por nuestros invitados —dije,
alejándome de ellos.
Brian, mi Beta y mi mano derecha, estaba detrás de mí. Le dije:
—Necesito entrar y asegurarme de que todo esté bien con los
dragones. Tenemos que estar en buenos términos con ellos.
Quiero que vayas tras Embry...
—¿Dónde está Embry? —Preguntó mi tía Toni
interrumpiéndome.
Maldita sea, no puedo tomar un descanso. Me volví para
mirarla. Mi tío Danny estaba a su lado, la preocupación brillaba
en sus ojos.
—Cambió y corrió. Creo que fue demasiado para él, —dije, sin
hablarles de los tres idiotas. La tía Toni mutilaría a cualquiera
que lastimara a su bebé.
—Le tendrá miedo a Brian. Iré tras él. Toni, toma el auto y nos
vemos en casa, —dijo mi tío mientras comenzaba a quitarse la
ropa para cambiar.
25
Sabía que tenía razón. Embry siempre tuvo miedo de los
hombres grandes. Solo se sentía cómodo con sus padres, Lydia y
yo. 01/2021
—Cuando lo encuentres, avísame. Yo mismo iría tras él, pero
no puedo irme ahora mismo.
—Lo sabemos, James. Te lo diremos cuando lo encontremos.
Entra y trata con tus invitados… y no creas que te vas a escapar
sin contarme lo que pasó con esos idiotas después, —dijo la tía
Toni con firmeza.
Asentí con la cabeza y me volví para volver al interior. Este fue
un día jodido.

****

Angus

Estaba arriba sosteniendo a mi nuevo sobrino cuando el grito


más triste que jamás había escuchado de un lobo entró en la
habitación. Mi dragón se puso alerta y retumbó. Quería
perseguir y defender a quienquiera que hubiera hecho ese grito.
—Oye hombre, retira tu dragón. Estás sosteniendo a mi hijo,
—dijo Roarke con irritación en su voz.
Miré mi piel y me di cuenta de que mi dragón se estaba
mostrando. Mis escamas azul real habían comenzado a cubrir mi
piel. Negué con la cabeza y me sonrojé. Ver a mi Cardia había
dispersado mi mente. Todavía no se lo había dicho a mis
hermanos. Quería saborearlo para mí mismo. Quería ir a buscar
26
al pequeño lobo. Era el hombre más hermoso que había visto en
mi vida, con sus rasgos delicados y sus hermosos ojos azul cielo.
—Angus, necesito hablar contigo un momento, —dijo Krispin 01/2021
formalmente.
—Aquí, dame al pequeño. Puedo contarle todo acerca de ser
un dragón de la Casta Roja, —dijo Arran, sacudiendo las manos.
Le sonreí a mi generalmente estoico hermano, le entregué al
pequeño Reade y seguí a Krispin hasta el pasillo.
—¿Qué está pasando? —Yo pregunté.
—Acabo de hablar por teléfono con el jefe Tomlin de la
Nidada Chadwick. Ha estado reteniendo y protegiendo al ex jefe
Bazer hasta que puedan reemplazar a los líderes y reconstruir el
Círculo de Ancianos.
El ex jefe Bazer era la gárgola que había atacado al compañero
de Krispin y trabajó con el Anciano gárgola corrupto Atticus
para iniciar una guerra entre las especies. Para ser honesto, me
sorprendió que todavía estuviera vivo, pero Krispin quería que
prevaleciera el estado de derecho. Quería que los Ancianos
gárgolas probaran a Bazer antes de ejecutarlo.
—Me informó que el nuevo círculo está en su lugar y me
preguntó si podía enviar a alguien para escoltar a Bazer a su
juicio. Se sentiría más cómodo con un dragón allí para ayudar—.
Hizo una pausa antes de continuar. Tenía la sensación de que
sabía lo que iba a decir y lo iba a odiar. —Sé que Devin acaba de
dar a luz y ahora eres un nuevo tío, pero ¿estás dispuesto a ir?
Solo debería tomar tres días como máximo; volverás antes de
27
que te des cuenta, —dijo.
Me encogí interiormente. No quería ir a ningún lado. Tenía
que encontrar un compañero, pero este era mi Rey pidiéndome 01/2021
que hiciera esto. El deber hacia mi Rey y el anhelo de encontrar
a mi pareja luchaban dentro de mí. Suspiré. Sabía que iba a estar
de acuerdo. El rey contaba conmigo y era un honor para mí
servirle.
Asintiendo con la cabeza, le pregunté:
—¿Cuándo me voy?
—Gracias por hacer esto. El juicio de Bazer está programado
para pasado mañana. Puedes irte esta noche y escoltarlo a Texas
mañana. Podría pedirle a Jackson que te lleve al aeropuerto a
menos que quieras cambiar. Puedes estar allí antes del
anochecer, —dijo Krispin.
Si cambiaba, no podía confiar en mi dragón. Probablemente
iría a buscar a nuestra pareja.
—¿Dónde está Jackson? Haré que me lleve. Puedo dormir un
poco en el avión.
—Está abajo. Gracias, Angus. Sabía que podía contar contigo—
. Sonrió de nuevo. Krispin se volvió y regresó a la habitación. Lo
saludé con la mano y bajé las escaleras.
Solo será por un par de días, le supliqué a mi dragón. No
estaba contento con mi decisión. Comprendió nuestro deber y la
necesidad de obedecer al rey, pero habíamos esperado mucho
tiempo para encontrar a nuestra pareja, y ahora estaba a nuestro
alcance.
Regresaremos antes de que te des cuenta. Entonces
28
encontraremos a nuestro Cardia, juré.

**** 01/2021

Dos horas después, estaba llegando a las puertas de una gran


mansión. Había dormido en el avión, pero un ángel de ojos
azules y cabello negro había atormentado mi sueño. Devoré su
boca en mis sueños, lo desnudé y probé cada parte de su piel
aceitunada. Anhelaba apreciar y tomar a mi pareja. Lo deseaba
tanto que me desperté con una falda escocesa cubierta de
esperma.
Una voz sonó a través del intercomunicador en la puerta.
—Dirígete al frente de la rotonda.
Las enormes puertas zumbaron y empezaron a abrirse. La
mansión era enorme y tenía que tener al menos veinte mil pies
cuadrados. Parecía más un castillo, con su techo con detalles de
hierro forjado y amplias ventanas y columnas. El área era vasta y
tenía una vista increíble de las Montañas Rocosas. Las estatuas
descansaban en la almena de la mansión, pero en una inspección
más cercana, las figuras se movieron. Debían ser gárgolas.
Las gárgolas eran diferentes de la mayoría de los
paranormales; su estado natural era una criatura con apariencia
de bestia que se convertía en piedra durante el día y se
despertaba por la noche. En los viejos tiempos, eran los
guardianes nocturnos de las ciudades. No podían tomar forma
humana a menos que encontraran y se unieran a su pareja.
Después, pasarían por una metamorfosis, lo que les permitiría
29
cambiar a forma humana y estar despiertos durante las horas de
luz.
Me detuve en la rotonda frente a la estructura gigante y 01/2021
estacioné mi auto. Dos gárgolas salieron de la entrada de la
mansión. Uno tenía piel lavanda, cabello negro y pequeños
cuernos que sobresalían de su cabeza. Tenía unas alas negras
impresionantes que combinaban con el color de su cabello y una
sobremordida que permitía que sus colmillos permanecieran
visibles cuando tenía la boca cerrada.
La otra gárgola era unos centímetros más grande que la
primera. El cabello largo y negro acentuaba su impresionante
piel de color púrpura oscuro. Tenía músculos bien definidos y
un pecho y abdominales por los que los culturistas se morirían.
Irradiaba poder y autoridad. Una sonrisa de bienvenida se
extendió por su rostro mientras daba un paso adelante.
—Saludos. Soy el jefe Tomlin, líder de la Nidada Chadwick, —
dijo formalmente.
—Hola. Soy Angus de la Casta Azul, Guardián Protector de
High Garden. Vengo por órdenes de mi Rey, —respondí
formalmente.
—Sí, gracias por venir. Este es Barseth, mi segundo al mando
—dijo Tomlin, presentando a la otra gárgola. Asentí con la
cabeza hacia Barseth en reconocimiento.
Tomlin me hizo un gesto para que lo siguiera.
—Por favor pasa. ¿Tienes hambre? Ahora es la hora del
desayuno, ya que la mayoría de nosotros nos estamos
30
despertando.
—Siempre puedo comer, —dije con una sonrisa.
El interior de la mansión era tan impresionante como el 01/2021
exterior. Grandes candelabros iluminaban los suelos de mármol
blanco. Los techos tenían que tener al menos seis metros de
altura y unas escaleras de caracol gemelas conducían a los otros
niveles. Probablemente podría acomodar a mi dragón aquí, la
habitación era tan enorme. Tomlin me condujo por los pasillos y
pasamos gárgolas de todas las formas y tamaños. Algunos
tenían alas, otros no. Venían en varios colores, pero me di cuenta
de que la mayoría eran de un morado oscuro o de un azul
grisáceo.
—Aquí hacemos estilo buffet, —dijo Tomlin cuando entramos
en un gran comedor. Una mezcla de gárgolas y humanos se
esparció por las mesas, y me pregunté cuánta gente vivía aquí.
—Eso funciona bien para mí, —respondí.
Después de tomar nuestra comida y sentarse a comer, Tomlin
dijo:
—El Círculo de Ancianos está a un vuelo de aproximadamente
dos horas. Hemos organizado el transporte. Barseth y dos de mis
ejecutores irán contigo.
—Por supuesto. ¿Crees que habrá problemas? —Yo pregunté.
—No lo sé. Atticus tenía muchos seguidores, al igual que
Bazer. No me sorprendería que intentaran algo. Por eso le
pregunté al rey Krispin si podía enviar a uno de los suyos.
Después de lo que le hizo al círculo, nadie quiere meterse con un
dragón, —respondió Tomlin.
31
—Estaré en guardia, —dije. Yo era todo negocios, aunque mi
mente y mi corazón estaban en Montana.
—Barseth, lleva a Angus a sus habitaciones. Necesito ir a ver si 01/2021
Ummir y Julgan están listos para mañana, —dijo Tomlin
mientras terminamos nuestra comida. Se volvió hacia mí. —Si
necesitas algo, simplemente pídelo y lo conseguiremos.
—Gracias, —dije.
Después de que Tomlin se despidió, miré a Barseth, que tenía
una gran sonrisa.
—Llámame Seth; todos lo hacen menos el jefe, —dijo.
—Dalo por hecho. Es un buen lugar el que tienen aquí, —dije
mientras me guiaba hacia mis habitaciones.
—Sí, nos encanta. ¿Cómo es el lugar de donde eres? ¿Cuántos
años tienes? ¿De qué color eres en tu dragón? ¿Puedes respirar
fuego? —Preguntó emocionado.
Se me cayó la boca ante la rápida sucesión de preguntas. Seth
debe haberlo notado porque tenía una mirada avergonzada.
—Lo siento, es solo que eres el primer dragón que conozco, —
dijo.
Me reí.
—Está bien. Reaccioné de la misma manera sobre los
vampiros. Soy de la Casta Azul, lo que significa que tengo
escamas azules y tengo afinidad con el agua, así que no respiro
fuego. Respiro hielo. Tengo un poco más de mil años, —dije,
respondiendo a sus preguntas.
—Maldita sea, ¿tienes mil? ¡Te ves muy bien para tu edad! Eres
32
sexy como el infierno. No puedo esperar a conocer a mi pareja
para poder ver cómo me veo como humano, —dijo con
nostalgia. 01/2021
—Gracias por el cumplido. Conocerás a tu pareja. Si me puede
pasar a mí, te pasará a ti.
—Maldita sea, ¿tienes pareja? Esperaba divertirme un poco, —
dijo, moviendo las cejas.
Me reí.
—Lo siento, me han tomado.
—Oh, bien. Aquí está tu habitación. Hazme saber si necesitas
algo. —Y con eso, Seth se volvió y se fue.
Entré en la habitación y me metí en la enorme cama. Cerré los
ojos, pensando en mi compañero y me pregunté qué estaba
haciendo. No podía esperar a volver y encontrarlo. Dejé que los
pensamientos de su impresionante rostro me hicieran dormir.
Capítulo tres

Embry

Estaba a medio camino de la ciudad cuando un lobo de


33
tamaño considerable se acercó a mí, mi padre. Lo reconocería en
cualquier lugar. Su lobo era dos tamaños más grande que una
criatura normal; era moreno y tenía una raya blanca en la frente 01/2021
y el hocico. Cuando se acercó a mí, comenzó a cambiar sin
problemas. Es algo que aprendimos a una edad temprana.
También aprendimos a no tener ningún sentido de la modestia;
estar desnudo era una realidad para un shifter.
—¿A dónde vas, Embry? ¿Qué pasó, hijo? —Preguntó con
preocupación en su voz.
Todavía estaba en mi lobo. Simplemente lo miré, me puse
boca abajo y comencé a arrastrarme hacia él, gimiendo.
—Vamos, hijo. Cambia y dime qué está pasando, —dijo con
una nota de mando en su voz.
Me transformé. Tan pronto como llegué a mi forma humana,
me convertí en un lío lloroso. Lo abracé con fuerza y comencé a
sollozar. Mi papá me abrazó y me dejó llorar. Dejé caer todas mis
lágrimas. Las dejé caer por mis insuficiencias. Las dejé caer por
ser un cobarde y huir de mi pareja.
Después de lo que me parecieron horas sollozando y él
abrazándome, pude recomponerme.
—¿Me vas a contar lo que pasó, hijo? —Preguntó mi padre
gentilmente.
Negué con la cabeza con furia. No quería hablar. No quería
poner voz a las lágrimas que derramé. Definitivamente no
quería contarle sobre mi pareja.
—Está bien, está bien, hijo. No tenemos que hablar de eso
ahora. Vayamos a casa. Sé que tu madre probablemente esté
34
preocupada. Podemos resolver las cosas más tarde.
Asentí y volví a cambiar a mi lobo. Me sentí más seguro de esa
manera y no tenía que hablar. Llegamos a casa en poco tiempo. 01/2021
Mi mamá nos estaba esperando, paseando por la terraza trasera.
Cuando nos vio, se apresuró a saludarme.
—Embry, ¿estás bien? ¿Te hicieron daño esos chicos? —Ella
gruñó.
Simplemente negué con mi cabeza peluda y entré. Me quedé
en mi lobo mientras llegaba a mi habitación. Me acurruqué en
mi cama y dejé que el sueño me llevara.
Las suaves voces que hablaban abajo me despertaron. Todavía
tenía que cambiar y no sabía qué hora era. Seguí pensando en
los eventos de hoy y todavía no tenía idea de lo que iba a hacer.
James y Lydia estaban abajo. Podía sentir el poder de mi
primo, el poder del alfa. Por lo general, me calmaba, pero ya no
me ayudaba. Me sentí entumecido.
Un golpe silencioso en mi puerta me hizo mirar hacia arriba
cuando alguien entró. Era James. Tenía una mirada suave en su
rostro.
—Hey, amigo. ¿Cómo te sientes?
Dejé escapar un pequeño gemido cuando entró en mi
habitación y se sentó a mi lado.
—Em, necesito que cambies. Necesitamos hablar sobre lo que
pasó. Sé que no quieres, pero Tom, Rick y Chad necesitan ser
castigados por lastimarte, —dijo en voz baja pero con firmeza.
35
Fue una orden de mi alfa, y aunque había podido escapar
antes. No podía negar una orden directa. Cambié, mi cabello
cayendo en mi cara. Rápidamente agarré mis joggers y me los 01/2021
puse.
Él rió entre dientes.
—Me sorprende que tu mamá te dejara en tu cama en tu lobo.
Mira todo ese pelaje blanco.
Sonreí. Mi cama estaba cubierta de pelos y mi mamá solía
tener mi pellejo si lo hacía.
—S-supongo que tuve suerte, —dije, sentándome a su lado.
—Em, ¿podrías decirme qué pasó?
Apreté mis ojos cerrados. Necesitaba ser valiente. No quería
tener más miedo, y antes de que pudiera detenerme, solté:
—¡Conocí a mi compañero!
Sus ojos se agrandaron, claramente no esperaba eso.
—¿Conociste a tu compañero? ¿Quién es él? —Preguntó.
—No lo sé. Corrí, —dije. Mis cejas se alzaron cuando me di
cuenta de lo que había preguntado. Él preguntó —¿Quién es él?
—Ella no. Él sabía. Lo miré en estado de shock. —¿Cómo
supiste? —Yo pregunté.
Él sonrió con su suave sonrisa, obviamente sabiendo de lo que
estaba hablando.
—Siempre sospeché. Sé que eres tímido, pero no es solo eso.
Parece que no te fijas en las chicas—. Hizo una pausa y sonrió.
—También vi cómo mirabas a Jackson y Cameron como si
anhelaras eso.
Me sonrojé. Me quedé mirando a Jackson y Cameron. Eran la
36
única pareja gay que conocía y eran calientes cuando se besaban.
—Está bien, Em. No me importa te quiero. Puedes amar a
quien amas, y cualquier idiota que diga lo contrario me 01/2021
responderá, —dijo con un gruñido. —Ahora, ¿por qué huiste de
tu pareja?
Suspiré y volví a cerrar los ojos.
—E-era tan grande. Me Asusté. Soy un omega débil. No habría
forma de que pudiera pelear con él si quisiera lastimarm-me.
—Em, no todos los hombres grandes lastiman. Mira a tu
padre; mírame. Si es tu compañero, te amará y apreciará. No
querrá hacerte daño. Ni siquiera podría pensar en lastimar a
Lydia. Primero me arrancaría el brazo, —dijo.
No dije nada. Dejé que la palabra de mi primo penetre. ¿Podría
mi compañero quererme? ¿Realmente podría no ser un idiota
alfa?
—Las únicas personas nuevas que estaban en la barbacoa eran
los dragones. ¿Cómo se veía? —Preguntó.
¿Un dragón? ¡Mierda! Negué rotundamente con la cabeza. No
estaba listo para volver a verlo. Todavía tenía mucho en qué
pensar.
—Bien, bien. No tienes que decírmelo, pero creo que deberías
darle una oportunidad a tu compañero. Solo obtienes uno. El
destino lo eligió para ti, Embry. Ahora cuenta lo que pasó con
los tres idiotas.
—Lo de siempre… —Sus ojos se oscurecieron ante esas
palabras, pero seguí adelante. —Me llamaron m-maricón y
37
chupapollas, y les dije que m-me dejaran en paz. Me apiñaron y
Tom m-me dio un puñetazo en el estómago. Saliste antes de que
pudieran hacer un daño real esta vez. 01/2021
—¿Qué quieres decir con "lo de siempre" y "esta vez"? ¿No fue
la primera vez que te lastimaron? —James gruñó.
Incliné la cabeza y me encogí de hombros. No quería ser un
soplón o que mi primo alfa mayor luchara mis batallas.
Me miró fijamente por un momento antes de decir:
—Les dije que se mantuvieran alejados de ti, Embry. Si
vuelven a acercarse a ti, serán desterrados. Tienes que decirme si
lo hacen.
Asentí con la cabeza y él continuó.
—¿Qué quieres de retribución?
—No quiero nada. Quiero que m-me dejen solo.
—Necesitan algún tipo de castigo, Em. Es nuestra manera—.
Se quedó pensativo por un momento. —Podría hacer que los
excluyeran de la reunión de la manada en luna llena de este
mes y los rechazaran durante el mes. Perderán su estatus en la
manada y tendrán que trabajar para recuperar esa posición.
¿Qué dices? —Preguntó.
Me encogí de hombros.
—M-mientras no se m-me acerquen, seré feliz.
Asintió y se puso de pie.
—Está bien, eso está arreglado. Ahora vamos, bajemos. Tu
mamá y tu papá están preocupados por ti.
—P-por favor no les cuentes sobre mi c-compañero, —dije,
presa del pánico.
38
—Cálmate, Embry. No diré nada, pero creo que deberías. Sé
que estarán felices por ti. Te aman, Em —dijo.
—Lo pensaré, —dije mientras bajábamos las escaleras. La lista 01/2021
en la que tenía que pensar no parecía terminar. Quizás podría
decírselo a mis padres. Quizás podría tener un compañero.
Negué con la cabeza, una cosa a la vez.

****

Habían pasado dos días desde mi conversación con James. Mi


mamá me había dicho que saliera de la casa, así que caminé
hacia la librería de Haventon. Me había acurrucado en mi
habitación desde el incidente.
Por centésima vez, me pregunté por mi pareja. Escuché a
James decirle a mi padre que los dragones se habían ido ayer.
¿Es mi compañero un dragón? Si es así, ¿por qué se fue? ¿Cómo
es él? ¿Me está buscando? ¿Me quiere? Estas eran las preguntas
que seguían rodando por mi mente.
Sin previo aviso, me metieron entre los edificios y me
estrellaron contra la pared de cemento. Mi espalda irradiaba
dolor cuando miré hacia arriba, las lágrimas llenaron mis ojos.
Los crueles ojos de Tom me saludaron. La rabia distorsionó su
rostro.
—¡Maricón, me han rechazado de la manada! —Dijo, dándome
un puñetazo en el estómago. —¡Perdí mi maldito status! ¡Rick y
Chad ni siquiera me hablan! —Gruñó, golpeándome una y otra
vez. Me derrumbé por la fría pared de cemento.
39
Los golpes se convirtieron en patadas. Sentí y escuché que mis
huesos se rompían cuando pisoteó mi diminuto cuerpo. Su
asalto fue implacable. Ni siquiera pude gritar; el dolor era 01/2021
demasiado severo. Me iba a matar.
Nunca tuve la oportunidad de saber el nombre de mi
compañero, pensé, antes de que todo se oscureciera.

****

Angus

Mi dragón estaba agitado. Quería matar a esta persona Bazer e


ir a buscar a nuestro compañero.
Seth me había saludado por la tarde, justo cuando el día se
convertía en noche, y me había presentado a Ummir y Julgan.
La piel de Ummir, o el pellejo, como la llamaban las gárgolas,
era marrón rojiza. Era más bajo que las otras gárgolas que había
conocido, pero más corpulento, con músculos encima de
músculos. Su cabello castaño rojizo era un tono más oscuro que
su piel. Julgan, por otro lado, era el típico tipo gris azulado.
Tenía alas grandes y no tenía sonrisa. Su personalidad estoica
me recordó a Aaran.
—Deberíamos estar en la pista de aterrizaje privada en unos
diez minutos, —dijo Seth.
—¿Qué tan lejos está eso del Círculo? —Pregunté, tan ansioso
como mi dragón por volver con nuestra pareja.
—Es un viaje de veinte minutos. Deberíamos terminar pronto,
40
—dijo con una sonrisa.
Seth parecía estar siempre alegre y amar la vida. Si no hubiera
descubierto a mi pareja, definitivamente habría estado sobre él. 01/2021
Tenía una personalidad que atraía a los demás.
Asentí con la cabeza mientras pensaba en mi pequeño lobo de
nuevo. No podía esperar a conocerlo, averiguar su nombre y
amarlo.
El avión finalmente descendió y aterrizó. Las puertas se
abrieron y Ummir y Julgan salieron. Agarré a Bazer y lo levanté.
—¡Tranquilo, ya voy! —Él dijo.
Puse los ojos en blanco. Este tipo era jodidamente molesto.
"¿Puedo ir al baño?" "¿Puedo conseguir algo de comer?" Quería
derribarlo. En cambio, lo empujé hacia adelante por los
escalones; Seth estaba a mi lado.
De repente, sentí un dolor agudo en el pecho y no podía
respirar. Mi dragón quería liberarse. No sabía lo que estaba
pasando, pero mi dragón estaba enojado. Me concentré en
controlar el dolor y mi bestia.
—¿Estás bien? —Preguntó Seth, la preocupación entrelazaba
su voz.
Estaba a punto de responder cuando una explosión sacudió el
avión. La explosión nos envió volando por los aires para aterrizar
en el duro asfalto. Sacudí mi cabeza, tratando de recuperar mi
orientación. Una luz brilló y apareció una mujer alta y hermosa.
Tenía piel de porcelana, piernas largas y cabello negro azabache.
Llevaba un vestido negro transparente.
—Harper, —susurró Bazer desde unos metros a mi lado.
41
Había escuchado ese nombre antes. Esta era la bruja de la
antigüedad, que deseaba matar a todos los dragones y tomar
nuestra sangre para mejorar su magia. Sus ojos se entrecerraron 01/2021
hacia Bazer como si hubiera escuchado su susurro. Fui a llamar
a mi dragón, pero antes de que pudiera, ella levantó la mano y,
con un movimiento de muñeca, ella y Bazer desaparecieron.
¡Mierda! ¡Mierda! Mierda, ¡Krispin se va a enojar! Pensé.
Me levanté y miré a mi alrededor. Seth todavía estaba tendido
en el suelo, Ummir a su lado. Julgan estaba ladrando en su
teléfono. Me puse de pie. Tomé nota de todas mis extremidades,
asegurándome de que estaba bien antes de comenzar a caminar
hacia las gárgolas. Seth estaba tratando de sentarse y Ummir lo
sujetaba. Cuando llegué a ellos, vi por qué: Seth tenía un trozo
de metal que sobresalía de su pierna.
—Esto va a doler, —dijo Ummir.
—No me importa. Solo sácalo. Me curaré, —respondió Seth.
—Jefe, fuimos emboscados… no sé quién… alguna mujer… sí,
jefe —dijo Julgan por teléfono.
—¡OW, mierda! —Seth gritó.
Ummir presionó la herida con un trozo de material roto. La
sangre manchó rápidamente la tela.
—Maldita sea, sabía que no debería haberlo sacado. Está
perdiendo demasiada sangre, —dijo.
No era como Addison, que tenía magia curativa, pero seguía
siendo un dragón y había una forma de ayudar si quería. No
pensé, actué. Me puse de rodillas, cambiando una de mis manos
por mi garra de dragón. Corté la palma de mi otro.
42
—Mueve tu mano, —le ordené. Ummir se apartó
apresuradamente para obedecer mientras observaba mis
acciones. 01/2021
Puse mi mano sobre la herida y apreté. Una sola gota de
sangre golpeó la herida de Seth e instantáneamente la herida se
selló. Seth, Ummir y Julgan miraron conmocionados.
—Wow, gracias. Ni siquiera duele más, —dijo Seth asombrado.
—De nada, —respondí simplemente. No hablé más de eso. La
sangre de dragón tenía mucho poder. Suficiente podría convertir
a la persona en inmortal. Era una de las principales razones por
las que el padre de Harper, el mago malvado, la había buscado
por primera vez.
—El jefe Tomlin quiere que volvamos a la nidada.
Necesitamos averiguar quién era esa mujer, —dijo Julgan,
aparentemente reconociendo el hecho de que no quería hablar
sobre lo que había hecho.
—Era Harper. Bazer la reconoció. Necesito decírselo al rey. Si
ella vuelve a la acción, querrá saberlo. ¿Pueden volver a la
nidada? —Yo pregunté. Mi dragón quería salir y quería volar.
—Sí, me siento al cien por cien. Puedo llevarte y podemos
volar hasta la nidada; estaremos allí en poco tiempo, —dijo Seth.
Lo miré y sonreí.
—Puedo volar por mi cuenta, pero no voy a volver a la nidada.
Me dirijo al rey. Que tengan un buen viaje todos ustedes, —
respondí.
43
Con eso, di un paso atrás y dejé que mi dragón se liberara. Las
escamas cubrieron mi cuerpo en un destello brillante, y luego
estaba en mi forma de dragón. Miré a mis amigos gárgolas; 01/2021
tenían expresiones de asombro. Sabía lo que vieron; yo era del
tamaño de un autobús. Tenía poderosas garras y alas, y escamas
azules, por supuesto. Desplegué mis impresionantes alas y
despegué hacia el cielo nocturno.
Capítulo cuatro

Angus

Me tomó una hora, pero la gran cabaña que ahora llamaba


44
hogar apareció a la vista. Tenía cuatro pisos, hechos de madera
oscura, ventanas de piso a techo y una terraza que envolvía toda
la estructura. El interior era moderno. El rey y su familia 01/2021
residían en el nivel superior y Roarke y su familia en el tercero.
Aaran, Addison y yo compartimos el segundo nivel, y el primer
piso contenía las áreas comunes.
Cuando me acerqué a la cubierta trasera, Krispin y Roarke
salieron. Aterricé y cambié con un movimiento elegante.
—¿Qué pasó? —Preguntó Krispin cuando Aaran salió y me
entregó una falda escocesa.
—Fuimos emboscados, mi rey, —contesté.
Sus ojos se agrandaron.
—Entra. Quiero un informe completo, —ordenó.
Entré en la cabaña y vi al compañero de Roarke, Devin, al
compañero de Krispin, Ben, y a Addison sentados en los
enormes sofás. Alzaron la mirada con preocupación cuando
entramos en la sala de estar. Era tarde, casi medianoche; los
niños debían estar dormidos.
—¿Quién te tendió una emboscada? ¿Bazer se escapó? ¿Hubo
heridos? —Las preguntas de Krispin llegaron rápido.
—Acabábamos de aterrizar y desembarcamos cuando sentí un
dolor agudo en el pecho. Mi dragón quería hacerse cargo.
Mientras intentaba controlar a mi bestia, el avión explotó y nos
envió volando a la pista. Estaba desorientado. Entonces, una
hermosa mujer de cabello negro apareció en un destello de luz...
—Hice una pausa ante las fuertes inhalaciones.
—Harper, —gruñó Krispin.
45
Asentí y continué:
—Sí, Harper. Escuché a Bazer susurrar su nombre. Me estaba
levantando para hacer el cambio, pero antes de que pudiera, ella 01/2021
hizo un gesto con la mano y Bazer y ella desaparecieron.
El rostro de Krispin era una máscara de rabia.
—¿Qué hay del dolor en tu pecho? ¿Se ha ido? ¿Crees que
Harper lo hizo?
Tuve tiempo para pensar en el dolor del viaje aquí. Cuanto
más lo pensaba, más pensaba que Harper no lo había causado.
Se había sentido como el dolor de otra persona. Solo podía
asumir que era de mi Cardia. Ese hecho me asustó.
Suspiré.
—No creo que fuera Harper. Creo que fue mi... mi Cardia.
—¿Tu Cardia? —Sus voces se superpusieron, pero era la
misma pregunta.
—¿Conociste a tu Cardia? ¿Cuándo? —Aaran ladró.
—Ni siquiera sé su nombre. Lo vi en Belle Fort y supe que era
mi Corazón. Iba a hablar con él, pero luego nacieron Reade y
Ronan, y él se fue. Tenía planes de buscarlo, pero… —Tropecé
con mis palabras.
—Pero tu rey te dio una tarea, —dijo Krispin, terminando mi
pensamiento. Asentí.
—Deberías habérmelo dicho, Angus. Aaran o Addison podrían
haber ido. Demonios, podría haberle dicho a Tomlin y a los
ancianos que reprogramaran su juicio.
—No quería defraudar a mi rey. Es mi deber y un honor servir,
—dije.
46
Krispin me miró con compasión.
—Angus, lo decía en serio cuando los presenté ante el Alfa
como mis hermanos. Tú y tus hermanos son mi familia, no solo 01/2021
mis guardianes. Mi deseo es que todos ustedes encuentren a su
pareja, tengan hijos y llenen este hogar de risas y amor.
Las lágrimas brillaron en mis ojos; realmente quiso decir esas
palabras. Realmente creía que yo era su hermano. Me puse de
pie y me encontré abrazado. Sentí más brazos rodeándonos.
Todos nos paramos en un gran abrazo grupal. Sentí una
bofetada en la nuca.
—No vuelvas a escondernos una mierda —dijo Aaran con
brusquedad.
Asentí y rompimos el abrazo.
Todos volvimos a sentarnos y Krispin sacó su teléfono. Me
pregunté a quién estaba llamando.
Con mi oído de dragón, escuché una voz cansada responder:
—¿Hola?
—Alfa James, es Krispin, sé que es tarde, pero es importante
que hable contigo, —respondió Krispin.
—Rey Krispin, ¿qué puedo hacer por ti? —Preguntó la voz del
Alfa, sonando más alerta.
—Uno de mis hermanos vendrá a Belle Fort… —Krispin
comenzó a decir, pero el ruido de un carraspeo llamó su
atención. Miré a Aaran, quien devolvió la mirada a Krispin,
pidiendo permiso en silencio para venir conmigo.
—Dos de mis hermanos vendrán a Belle Fort. Sé que es tarde,
47
pero ¿tienes alojamiento para ellos?
—Sí, por supuesto. ¿Cuándo llegarán? ¿Por qué vienen? —
Preguntó. 01/2021
—Estarán allí en las próximas horas. En cuanto a por qué, lo
explicarán cuando lleguen. Agradezco tu ayuda en este asunto.
—No hay problema. Prepararé dos habitaciones.
—Gracias por tu ayuda. Ten una buena noche.
—Buenas noches.
Krispin colgó el teléfono.
—Ve a buscar a tu Cardia y tráelo a casa.

****

Aaran y yo volamos hacia el cielo nocturno. Me alegré de que


viniera conmigo; a veces podía ser un idiota, pero siempre me
respaldaba. La casa del Alfa apareció a la vista y aterrizamos
suavemente en su patio trasero. Rápidamente cambiamos y
agarramos nuestras faldas escocesas de las bolsas que habíamos
empacado antes de irnos.
—Solo estaba trayendo joggers; no estaba seguro de si las
necesitabas, —dijo James.
Levanté la vista para verlo en su terraza trasera, su esposa a su
lado. Tenían miradas de asombro en sus rostros. Me di cuenta de
que probablemente era la primera vez que veían un dragón, y
mucho menos dos.
—Gracias, pero nos las arreglamos para empacar un par de
48
bolsas antes de llegar hasta aquí. Soy Angus y este es Aaran.
Gracias por permitirnos quedarnos aquí, —dije.
—De nada. El rey Krispin dijo que era importante... —comenzó 01/2021
James.
—James, Lydia, ¿qué están haciendo afuera? —Preguntó una
mujer pequeña.
—Tía Toni, no queríamos despertarte. Solo estamos saludando
a algunos invitados. Están aquí por el Rey Dragón, —dijo James,
susurrando la última parte.
Los ojos de la tía Toni se agrandaron y su boca tomó la forma
de una "o". Sonreí ante su expresión y Aaran se rió en voz alta.
James se volvió hacia nosotros.
—Angus, Aaran, esta es mi tía Toni. Ella, mi tío y mi primo se
están quedando aquí, —dijo, endureciendo los ojos mientras
hablaba.
Me pregunté por qué sus ojos se endurecerían. ¿Era algo sobre
su primo o era el hecho de que se quedaban aquí?
—Es un placer conocerla, señora. Pido disculpas por la hora
tardía y por despertarlos, —dije formalmente. Toni sonrió y
asintió con la cabeza.
—¿Por qué no entramos y me puedes decir por qué viniste?
Tengo un té listo, —dijo James.
Seguimos a James, su esposa y su tía hasta la casa. Tan pronto
como entramos, mi dragón cobró vida. Olí rosas. El aroma llenó
mi cuerpo. Cerré los ojos y gemí, mi polla se endureció con el
olor.
49
Una palmada en mi brazo me sacó de mi trance. Miré hacia
arriba para ver las caras de asombro de nuestros invitados y
Aaran. 01/2021
—Él está aquí, —dije, y los ojos de Aaran se abrieron.
—¿Quién está aquí? ¿Qué está pasando? —Preguntó James, su
poder alfa listo para interceptar una amenaza.
Tragué y recuperé la compostura.
—La razón por la que estamos aquí es para encontrar a
alguien. Más específicamente, mi compañero.
Los ojos de James se agrandaron por un momento. Se volvió y
miró a su propia pareja. Parecían estar teniendo una
conversación silenciosa, y me pregunté si los lobos unidos tenían
un vínculo mental como los dragones. Eso les permitiría hablar
telepáticamente.
—Tía Toni, ¿podrías traer al tío Danny? —Preguntó James.
Ella lo miró por un momento y asintió.
—Por favor siéntate. Sé a quién estás buscando, —dijo James.
Comencé a hablar, pero él levantó la mano y continuó. —
Tenemos que hablar primero.
La tía Toni y otro hombre entraron a la habitación mientras
nos sentamos. Se unieron a nosotros en la mesa. Lydia nos sirvió
té a todos y tomó asiento. Mi dragón se estaba agitando. Por la
línea firme en el rostro de James, no me iba a gustar lo que tenía
que decir.
—Este es mi tío Danny, —dijo James. Asentí con la cabeza al
50
hombre en reconocimiento. James estaba tardando demasiado;
me estaba preparando para atravesar la casa para encontrar a mi
pareja. —Tienen un hijo llamado Embry, —comenzó a decir. 01/2021
—¿Por qué les hablas de Embry? ¿Quiénes son estos hombres?
—Interrumpió su tío, mirando a James.
—Tío Danny, por favor. —James volvió su mirada hacia mí. —
Describe a tu pareja, —dijo.
Cerré los ojos y me imaginé al ángel en mi mente.
—Es pequeño, sólo mide unos 1,60m o 1,63, tiene la piel
aceitunada, el pelo negro azabache y los ojos azul claro más
hermosos, —le contesté.
La tía y el tío de James inhalaron bruscamente y yo los miré.
—¿Ese es Embry? ¿Mi pareja es su hijo? —Yo pregunté.
Ellos no fueron los que respondieron; James lo hizo.
—Sí, ese es Embry. Hace tres días, me dijo que había visto a su
pareja, pero que huiría—. Hizo una pausa por un momento y
pareció estar ordenando sus pensamientos.
Las lágrimas corrían por los rostros de los padres de Embry.
Pensé lo peor.
—¿Qué pasó? —Exigí.
—Embry es un lobo Omega. Es más pequeño y físicamente
más débil que otros en la manada. Siempre le ha tenido miedo a
los hombres grandes. Ha estado siendo intimidado por un
tiempo y no lo sabíamos. Pensamos que era simplemente
tímido—. Me miró suplicando con sus ojos que lo entendiera.
—¿Qué le pasó a mi pareja? No creo que pueda mantener a
51
raya a mi dragón por mucho más tiempo. Por favor, dímelo.
—Ese día que huyó de ti, fue acorralado por los hombres que
lo habían estado intimidando. Le dieron un puñetazo en el 01/2021
estómago. Lo impedí de ir más lejos. Embry cambió a su lobo y
se fue, —dijo James.
—El lobo aullando —susurré, pensando en ese día y
escuchando el sonido de tristeza en mi memoria.
James asintió lentamente, escuchando mis palabras
susurradas.
—Hablé con él esa noche. Fue entonces cuando me habló de
ti, —dijo.
James dejó de hablar y miró a su tía y su tío.
—Tiene miedo de contárselo a ambos. Tiene miedo de que la
gente sepa que es gay.
—Lo amamos. ¡No nos importa si es gay, heterosexual o
morado! ¡Solo queremos lo mejor para él! —su tía bufó.
James se volvió hacia mí.
—También tiene miedo de no ser digno. No es tan poderoso
como tú y le asusta tu tamaño. Sabe que puedes dominarlo...
—¡Nunca lo lastimaría, y definitivamente no lo encuentro
falto! —Dije, interrumpiendo a James.
—Bien, —dijo. Suspiró y sus ojos brillaron con lágrimas y
dolor. —Ayer por la noche, Embry fue atacado. Fue brutalmente
golpeado. Estaba cerca de la muerte y ha estado inconsciente
desde entonces. Tenemos una idea de quién es el responsable,
pero no lo sabemos con certeza. Lo encontramos en un callejón
52
y lo trajimos aquí. Lydia es médica y lo ha estado cuidando.
Me puse de pie, enviando la silla volando detrás de mí.
—¿Dónde está Embry? ¿Dónde está mi compañero? 01/2021
Aaran también se puso de pie y puso una mano firme en mi
hombro, deseando que me calmara.
No quería calmarme. Quería a mi compañero, y destruiría
todo este pueblo para llegar a él.
James se puso de pie.
—Sígueme. Te llevaré con él, —dijo.
Subimos las escaleras y entramos en una pequeña habitación.
Allí, en la cama, estaba mi ángel. Corrí hacia él y me arrodillé a
su lado. Estaba destrozado y golpeado. Los moretones y la
hinchazón estropearon sus hermosos rasgos. Gruñí por lo bajo
de mi garganta mientras suavemente pasaba mis dedos por su
rostro. Cada parte de él resultó herida. Su brazo estaba vendado
y con un yeso rosa.
Mataré a quien haya hecho esto. Por segunda vez en menos de
un día, levanté mi mano para cortarme la palma y regalar mi
sangre.
—No, Angus. No puedes. Forzará el vínculo, —dijo Aaran,
deteniéndome.
Le gruñí.
—Necesito curarlo.
—Llamaremos a Addison. Angus, escuchaste al Alfa: te tiene
miedo. No lo fuerces. Necesita conocerte, —dijo Aaran,
53
suplicando.
Mi hermano tenía razón. Como Embry era mi compañero, si
bebía mi sangre, comenzaría el proceso de unión. Lo curaría, 01/2021
pero le quitaría toda elección.
Asentí.
—Llama a Addison.
—Lo llamaré ahora. Ofrecería mi sangre, pero creo que me
matarías si lo hiciera, —dijo, agarrando su teléfono.
Maldita sea, lo haría. La sangre de nadie más que la mía
entraría en el cuerpo de mi ángel. Miré a mi compañero
mientras Aaran estaba hablando por teléfono.
No te preocupes, mi ángel. Yo te protegeré, pensé.
Capítulo cinco

Embry

Mi cabeza estaba borrosa cuando abrí los ojos. La habitación


54
daba vueltas.
¿Dónde estoy? Esta no es mi habitación. Miré alrededor del
espacio. ¿Paredes amarillas? ¿Cortinas de girasol? La habitación 01/2021
de invitados de James. ¿Qué estaba haciendo aquí?
Entonces los recuerdos del ataque inundaron mi mente. Seguí
viendo la cara de Tom retorcida de ira cuando me dijo que me
muriera. Un temblor recorrió mi cuerpo. ¿Estoy muerto?
Un fuerte ronquido llamó mi atención antes de que pudiera
responder esa pregunta. Giré mi cabeza para mirar. Sentado en
una mecedora en la esquina había un enorme e impresionante
pelirrojo.
Mi compañero está aquí. ¿Cómo? ¿Cuándo? Debo estar
muerto, pensé. Me pellizqué. ¡Ay! Sentí eso. ¿Cómo está aquí? Oh
Dios, oh Dios, él...
—Estás despierto, Ángel —dijo una voz profunda y sexy con
un acento claramente escocés, deteniendo mis divagantes
pensamientos.
Escuché movimiento y volví mi mirada en esa dirección. Vi
tela de tartán rojo y me di cuenta de que estaba mirando su falda
escocesa. Levantando la cabeza hacia arriba y hacia arriba,
aprecié cada curva. ¡Hombre, era alto! Cuando llegué a su rostro,
tenía una sonrisa gentil.
—He estado preocupado por ti, Ángel. Has estado inconsciente
durante dos días. ¿Cómo te sientes? —Dijo suavemente.
Abrí la boca para hablar, luego la cerré de golpe. ¿Y si
tartamudeo? Pensé.
55
Cerrando los ojos, me di cuenta de que se enteraría de todos
modos. Tenía que darle una oportunidad. Si no me quería por
eso, tendría que lidiar con eso. 01/2021
—M-me siento bien, —dije con brusquedad. Mi voz y mi
garganta estaban tan secas como el desierto.
—Creo que tengo un poco de agua aquí, —dijo, mirando
alrededor de la habitación.
Sus ojos deben haber visto el agua. Caminó hacia la silla y se
inclinó. ¡Santa mierda! ¡Su culo es fantástico! Se volvió y me
sonrojé ante mis pensamientos.
Se arrodilló junto a la cama.
—Aquí, esto debería ayudar con tu garganta seca, —dijo,
sosteniendo la botella en mi boca.
Tomé un pequeño sorbo y otro. El líquido frío y refrescante
alivió mi garganta. Entonces me di cuenta de que no sentía
dolor. Sabía que Tom me dejó los huesos rotos; los había
escuchado romperse. Incluso tan rápido como sanó un shifter,
no había forma de que pudiera recuperarme de huesos rotos en
dos días.
—Mi nombre es Angus. Estoy tan contento de haberte
encontrado, Ángel. Sé que probablemente tengas preguntas,
pero antes de responderlas, quiero que sepas algo. Estoy
emocionado de que seas mi compañero. Nunca te lastimaré. Sé
que soy tan grande como un buey, pero nunca atormentaría a
los más pequeños que yo. De hecho, me encanta tu pequeño
tamaño; solo quiero abrazarte en mis brazos y sé que me
56
enamoraré de ti en poco tiempo, —dijo Angus en voz baja.
Mis ojos se empañaron. ¿Podría creerle? ¿Podría esto ser real?
Me pellizqué de nuevo. Sí, todavía podía sentirlo. 01/2021
Definitivamente no estoy soñando.
—¿Qué estás haciendo? —Preguntó, la diversión llenando su
voz.
Volví a mirar sus hermosos ojos verde esmeralda y sentí que
me sonrojaba. Suspiré. Tendría que confiar en él.
Fortaleciéndome con una fuerza que no sentía, decidí ser
honesto.
—Gracias. Me preocupaba que m-me encontraras d-deficiente.
También tenía miedo de tu tamaño. No he tenido la m-mejor
experiencia con machos grandes de tipo alfa... y como puedes
ver, tartamudeo. Mucha g-gente se burla de mí por eso, —le dije,
abriéndome con él, esperando que mi discurso no lo desanimara.
—Oh, Ángel, te prometo que nadie se burlará de ti nunca más,
y cualquiera que lo haga me responderá, —dijo con certeza.
Sonreí. Me gustó que me llamara Ángel. Nunca había tenido
alguien que usara un término cariñoso para mí. Bueno, mi
mamá me llamaba cariño o bebé a veces, pero no contaba. Ella
era mi mamá.
—¿Cómo llegué aquí? Esta es la habitación de invitados de
James, ¿verdad? ¿M-mis padres saben que estoy aquí? ¿Cómo me
he curado? —Pregunté sentándome. Sí, definitivamente curado,
sin dolor. Me di cuenta de que nunca le había dicho mi nombre.
Entonces, agregué rápidamente, —Mi nombre es Embry.
57
Sonrió de nuevo.
—Lo sé, Ángel. James me lo dijo. Y sí, esta es la habitación de
invitados de James. Te encontraron en un callejón y dejado para 01/2021
morir—. Él pausó.
Mis ojos se abrieron y me eché hacia atrás cuando vi escamas
de un azul profundo emerger de debajo de su piel clara. Pero tan
rápido como aparecieron, comenzaron a desaparecer.
—Lo siento, Ángel. Mi dragón se agita cuando piensa en que
estás herido, y mucho menos muriendo, —explicó, confirmando
mis sospechas de que, de hecho, era un dragón.
Me arriesgué. Tragando saliva, extendí la mano y toqué su
mano. Entendí. A veces, mi naturaleza de lobo estallaba con
ciertas emociones.
Volvió la mano con la palma hacia arriba y entrelazó sus
dedos con los míos. Nunca tomé la mano de nadie. Se sintió
bien. Lo miré a la cara y tenía una pequeña sonrisa de
satisfacción.
—En cuanto a tus otras preguntas, sí, tus padres saben que
estás aquí. De hecho, se han quedado contigo, —continuó.
Sentí que el pánico crecía dentro de mí cuando me di cuenta
de que sabían quién era Angus, o más específicamente, quién era
para mí. Sus siguientes palabras lo confirmaron.
—Tranquilo. Está bien, Ángel. Siento tu angustia. Saben quién
soy para ti. Te aman, Embry. Según tu mamá, "no les importa si
eres gay, heterosexual o morado". Solo te quieren feliz.
—Estaba asustado. No q-quería perderlos, —dije.
58
—Nunca nos perderás, bebé —dijo la voz de mi madre detrás
de Angus.
Giré mi cabeza; mi mamá y mi papá estaban en la puerta. 01/2021
Sonreí y corrieron hacia adelante.
—¡Estaba muy preocupada! —Dijo mi mamá, abrazándome,
sin que pareciera importarle Angus y mis manos entrelazadas.
Sentí un apretón en mi hombro.
—Me alegro de que estés bien, hijo —dijo mi padre con voz
ronca.
Nos quedamos así un momento en silencio, sin decir nada. La
voz de James rompió el silencio.
—¿Podemos participar en la acción de abrazar?
Levanté la cabeza. En la habitación no solo estaba James, sino
también Lydia y dos versiones idénticas de Angus. Mi rostro
debe haber mostrado confusión al verlos. Evidentemente, eran
sus hermanos y eran idénticos. ¿Hay más? La última vez vi uno
extra, me pregunté.
—Él es Addison y Aaran. Sí, estás viendo triple. Soy el mayor
de trillizos idénticos, —dijo Angus, respondiendo a mis
preguntas tácitas.
—Solo eres mayor por tres minutos, —dijo Aaran.
—Me alegra que te sientas mejor. Se necesitó mucha de mi
magia para curarte, —dijo Addison.
¿Su magia?
—¿Tu m-magia? —Pregunté, expresando mi pregunta.
—Así es como te sanaste tan rápido. Mi hermano es un dragón
59
púrpura. Tienen magia curativa. La usó contigo, —explicó
Angus.
Miré a Addison. 01/2021
—Gracias. Pensé que iba a m-morir.
Addison sonrió, inclinando la cabeza en reconocimiento.
—Em, ¿sabes quién te hizo esto? No pudimos captar el olor, —
dijo James.
Me tensé. El rostro cruel de Tom brilló en mi mente. Apreté
los ojos con fuerza. No quería pensar en él.
—Tranquilo, Ángel, está bien. Nadie te volverá a hacer daño.
Te prometo que siempre te protegeré, —juró Angus.
Mi mamá, que estaba sentada en la cama a mi lado, se puso de
pie, permitiendo que Angus tomara su lugar. Se inclinó, me
levantó y me envolvió en sus enormes brazos. Me sentí amado y
seguro.
Yo le creí. Él me protegería.

****
Angus

Me encantaba abrazar a mi pareja. Su cuerpo se amoldaba


perfectamente en mis brazos. ¿Cómo podía alguien hacerle
daño? Embry era dulce y de voz suave. Era tímido y
tartamudeaba, pero su voz era hermosa. Sonreí, pensando en
cómo había tocado mi mano. Nunca fui de los que me agarraban
de la mano, pero se sentía bien sostener la suya. Me sentí en paz.
60
Incluso mi dragón se asentó por primera vez en semanas.
—Está bien, Ángel —dije, todavía calmando a Embry.
Sentí su miedo cuando James preguntó quién lo había 01/2021
lastimado. Tenía la sensación de que no solo sabía quién era la
persona, sino que le tenía terror. Quienquiera que sea, será
mejor que tenga sus asuntos en orden. Por lo que le habían
hecho a mi pareja, estaban viviendo un tiempo prestado.
Lo sentí relajarse y acurrucarse contra mi pecho.
—Tom, —susurró.
James gruñó en voz baja. Había escuchado la suave palabra.
¿Quién es Tom? Eso no importa. Tom es hombre muerto,
pensé.
—¿Rick y Chad también fueron parte de esto? —Preguntó
James.
Sentí a Embry negar con la cabeza.
—No, s-solo Tom. M-me a-agarró cuando caminaba hacia
Haventon's y me golpeó contra la p-pared junto a la cafetería de
Mike. Me dijo que yo le había hecho perder su status en la
manada, y Rick y Chad no estaban hablando con él. Luego él-
Embry estalló en sollozos contra mi pecho, cortando más
explicaciones.
—Está bien, te tengo, —dije, cerrando mis brazos con más
fuerza alrededor de su pequeño cuerpo.
Nuestro abrazo fue la única razón por la que mi dragón no
tomó el control y comenzó a cazar al que había lastimado a
nuestra pareja. Tal como estaba, estaba dando vueltas en mi
61
mente, y si pudiera haber exhalado fuego, saldría humo de mi
nariz. Mis hermanos, por otro lado, eran una historia diferente.
Los escuché retumbar profundamente y vi que sus escamas 01/2021
comenzaban a formarse. Querían justicia para Embry.
El padre de Embry y James también gruñeron bajo, pero se
estaban conteniendo, probablemente no querían molestar más a
Embry. James sacó su teléfono.
—Brian, necesito que tú y Jackson recojan a Tom y me lo
traigan, —gruñó.
—Sí, Alfa —escuché a través de la línea.
James desconectó y me miró. La habitación permaneció en
silencio. Sabía lo que preguntaba James. Asentí sutilmente. Sí,
promulgaría una retribución. Tom moriría por mi mano.
El silencio fue roto por un pequeño estruendo del estómago de
Embry. Su rostro se enrojeció de vergüenza cuando levantó la
cabeza de mi pecho. La sonrisa tímida que tenía y su cabello
revuelto no pudieron detener mi risa. Era tan adorable e hizo
que mi corazón se disparara.
—Has estado fuera por dos días y no has comido. Sé que tienes
hambre, pero solo puedes comer alimentos suaves hasta que tu
estómago comience a funcionar correctamente nuevamente. Iré
a prepararte algo —dijo Lydia, levantándose para irse.
—Yo te ayudaré, —dijo la mamá de Embry.
La habitación comenzó a aclararse después de eso, dejándome
solo con mi pareja. Sabía que los demás se habían ido para que
Embry y yo pudiéramos tener un tiempo a solas y conocernos.
Les estaba agradecido.
62
Cuando salieron, Embry se acomodó en mi regazo. Su
movimiento y su olor hicieron que me endureciera. Olía
increíble. Su delgado cuerpo descansaba y se amoldaba 01/2021
perfectamente a mi cuerpo más grande. Quería tomarlo y
reclamarlo como mío ahora. Deseaba hundir mi polla
profundamente en él.
Mi dragón estaba de acuerdo con eso, pero sabía que tenía que
tomar las cosas con calma. Necesitaría conocerme antes de
unirnos.
—Sé que eres un dragón, pero no sé m-mucho más. ¿Puedes
hablarme de ti? —Preguntó tímidamente. Las suaves palabras de
Embry me sacaron de mis pensamientos.
—Por supuesto, Ángel. Te diré todo lo que quieras saber y
espero que me cuentes cosas sobre ti. Deseo saber todo sobre ti,
—le dije.
Él asintió con la cabeza en señal de acuerdo y esbozó una
pequeña sonrisa. Le devolví la sonrisa.
—Nací y crecí en un pequeño pueblo de Escocia. Sin embargo,
he vivido en todo el mundo. Como tengo más de mil, he tenido
que mudarme varias veces, creando nuevas identidades… —
comencé a decir.
—¿Tienes más de mil? Pensé que eso era todo lo que vivíamos,
—dijo Embry, interrumpiéndome, con los ojos muy abiertos.
—Si bien la mayoría de los paranormales solo viven hasta mil,
los dragones son diferentes. Somos inmortales. Sin embargo,
esto no significa que alguien no pueda matarnos. Simplemente
63
significa que no morimos por causas naturales. Una vez que nos
unamos, tú también te convertirás en inmortal, —le expliqué.
—W-wow, solo tengo veinticinco años. ¿Está... está bien? Sé que 01/2021
soy joven y... y nunca he... —Embry hizo una pausa. Parecía
nervioso, como si no estuviera seguro de cómo decir lo que
quería decir. Aunque tenía una buena idea de lo que era y estaba
emocionado. Sentí que mi polla se endurecía aún más.
—Ángel, siempre supe que sería mayor que mi compañero, a
menos que resultara ser otro dragón. En cuanto a que nunca
antes hayas tenido sexo, te enseñaré todo lo que necesitas saber.
Estoy encantado de ser tu primero y último, —le aseguré. Cerré
los ojos por un momento, pensando en su agujero sin tocar y en
que lo tomaría. Todo era mío. Mi dragón gruñó de placer. Sería
el tesoro más preciado de nuestro tesoro.
Al abrir mis ojos de nuevo, lo vi mirándome como si sopesara
mis palabras. Debió haber olido y sentido mi excitación, porque
antes de darme una pequeña sonrisa, sus ojos se agrandaron y se
sonrojó.
—M-me gustaría, pero estoy nervioso y no te conozco. ¿Te
imp-porta esperar? —Preguntó.
—Podemos ir tan lento como quieras, —le aseguré antes de
continuar. —De todos modos, hay algunas cosas que debes saber
sobre el apareamiento con un dragón.
—¿Como qué? —Él susurró. Podía escuchar la inquietud en su
voz.
—Nada malo. El apareamiento con un dragón es diferente que
con otros paranormales. Para unirnos, debemos intercambiar
64
sangre, y cuando tomes mi sangre, comenzará el calor de
apareamiento. Ambos seremos afectados y eso nos empujará a
ambos a completar el vínculo —dije, haciendo una pausa. 01/2021
¿Cómo le decía la siguiente parte sin que se volviera loco?
—Eso no suena tan m-mal, —dijo. —Los lobos muerden.
Entonces, tendría que m-morderte cuando nos u-unamos.
Sonreí.
—Espero tu mordida. Los dragones también dan una mordida.
Después de la mordida, la magia fluirá, uniendo nuestras almas,
y mi dragón te dará una parte de sí mismo, formando un tatuaje
en la marca de la mordida. También terminaré anudándome a ti.
—Oh, los lobos también tienen un nudo. Ayuda a asegurar el
em-embarazo p para nuestras hembras. Aparte del calor de
apareamiento y la marca, suena muy similar al ap-apareamiento
de un lobo.
—Hay más, Embry, —dije, tomando una respiración profunda.
—Los dragones pueden embarazar a sus compañeros
masculinos. De hecho, el calor de apareamiento durará hasta
que tú lo estés.
—¿E-embarazado? P-puedo quedar em-embarazado. Y-yo —
dijo, sin terminar su oración.
—Nos tomaremos nuestro tiempo, Ángel. No tenemos que
apresurarnos —dije, abrazando a mi pareja. Mi dragón rugió con
desaprobación ante la idea de esperar.
—Yo-yo —intentó decir de nuevo.
Lo rompí, pensé. Necesitaba dejar de pensar en el embarazo.
65
Entonces, hice lo único que se me ocurrió: lo besé.

**** 01/2021

Embry

Mi primer beso. Wow. En un momento me estaba volviendo


loco, y al siguiente, me estaban besando, y Angus podía besar.
Presionó sus labios firmemente contra los míos. Estaba perdido
en su gusto. La excitación vibró a través de mi cuerpo y mi pene
comenzó a engrosarse. Gemí en su boca y sentí que su lengua
silenciosamente exigía entrar. Mi boca se abrió por sí sola.
Estaba perdido en este momento; no podía pensar.
Gemí de placer de nuevo cuando su lengua tocó suavemente
la mía. Fue como una explosión de electricidad y necesitaba
más. Me apreté más contra mi pareja, y el lobo dentro de mí me
instó a seguir. En este momento, no me importaba nada. Sentí
que mi clímax se estaba formando y no quería que terminara.
Cuando Angus sondeó mi boca, su mano comenzó a frotar mi
erección a través de mis pantalones de dormir. Gemí de placer y
pasé mis manos por su ancho pecho.
Sentí su longitud debajo de mí, pinchando mi culo. Él era
enorme. Lentamente me aplasté contra él, y suspiró en mis
labios. Yo lo deseaba. Quería sentirlo dentro de mí. Sabía que no
estaba pensando bien, pero no me importaba. Mis miedos, mis
dudas, se derritieron mientras continuaba asaltando mi boca.
Jadeé cuando su mano se envolvió alrededor de mi polla
66
desnuda. ¿Cuándo soltó mi polla de mis pantalones de dormir?
Pensé brevemente. Pero eso ocupó el asiento trasero mientras
me empujaba suavemente hacia abajo y se levantaba el kilt. Su 01/2021
polla saltó libre. Tenía que medir al menos veintitrés
centímetros. Nos agarró a los dos juntos. Grité al sentir su eje
rígido contra el mío. Comenzó a frotar nuestras dos pollas
juntas, el movimiento ayudado por nuestro líquido preseminal.
Estaba en éxtasis. El placer aumentó cuando sentí su prepucio
envolverse alrededor de la cabeza de mi polla. Me estaba
uniendo.
—Angus, —exhalé. —Voy a-
—Adelante, Ángel. Déjame sentir tu semen.
No pude contenerme. Grité, el semen saliendo de mi raja. Se
tensó y sentí su liberación mientras gritaba.
Me agarró y me besó de nuevo. Era masilla en sus manos.
Nunca había sentido tal dicha. Se echó hacia atrás, respirando
con dificultad. Lo miré a los ojos y sonreí. Lentamente me atrajo
a su abrazo de nuevo.
—Eso fue increíble, —dijo. Asentí en su pecho. No quise
hablar; quería quedarme así para siempre.
—Angus, Embry, la comida está lista. ¿Por qué no se limpian y
bajan los dos? —Escuché a James decir suavemente a través de
la puerta. Sentí mi cara arder cuando me di cuenta de que había
tenido intimidad con un hombre mientras mi familia estaba
abajo.
—No te preocupes, Ángel. Saben que somos compañeros. No
te molestarán. Vamos, limpiémonos. Entonces podemos
67
conseguirte algo de comida.
Angus se levantó y me llevó al baño contiguo. Iba a protestar,
pero me dijo: 01/2021
—Por favor, déjame cuidar de ti, mi Cardia.
No pude negar su solicitud.
Suavemente me bajó y se movió para abrir la ducha. El volteó
a mirarme; me quedé en silencio aturdido. Él sonrió y procedió a
quitarse la camiseta ajustada y la falda escocesa. Sentí que mi
pene se tensaba de nuevo.
Estaba construido como un dios griego. Tenía un paquete de
ocho y su piel era clara. Su cabello rojo oscuro se arrastraba
hasta la ingle y acurrucaba su polla todavía medio dura. Su pene
tembló y me di cuenta de que estaba cautivado. Levanté la
cabeza para mirarlo y vi el calor en sus ojos.
—Vamos, vamos a limpiarnos, —dijo Angus con brusquedad.
Asentí con la cabeza, dándome cuenta de que estaba luchando
para no reclamarme. Sabía que tenía razón. Tenía mucho en qué
pensar. Necesitábamos una ducha y yo necesitaba tiempo para
procesar.
Al entrar en la ducha, sentí sus manos en mi cuerpo,
lavándome. Cualquier pensamiento y duda se desvaneció de
nuevo. Esperaba que esto fuera real. Quería esto para siempre.
Quería a mi pareja para siempre. Decidí que le daría todo y
confiaría en él.
Recé para que no me lastimara.
68

01/2021
Capítulo seis

Embry

Al entrar en la cocina, sentí que mi cara se calentaba de nuevo.


69
Mis padres se sentaron junto a uno de los hermanos de Angus,
no sabía cuál.
—Aquí, Embry, siéntate. Te hice un poco de caldo y tostadas. 01/2021
Si eso funciona bien para ti, pasaremos a alimentos más pesados,
—dijo Lydia.
—Gracias, L-lyds, —respondí.
Ella sonrió cuando Angus me acompañó a mi asiento. Colocó
un plato frente a mí y uno más lleno frente a Angus. Él asintió
en agradecimiento.
—¿Dónde está Aaran? —Preguntó Angus. Eso significaba que
era Addison. Él era el de la camisa blanca. Al menos ahora lo
recordaría.
—Roarke llamó. Ahora está en el porche hablando con él, —
dijo Addison. La puerta corrediza se abrió, revelando a Aaran,
que tenía el ceño fruncido. Me encogí. No, no me lastimará. No
todo el mundo es como Tom, Chad y Rick.
—Angus, Addison. Necesito hablar con ustedes un minuto, —
dijo Aaran en un tono serio.
Tanto Angus como Addison levantaron la vista abruptamente
y miraron a su hermano. Supongo que vieron la mirada seria
mientras asentían al unísono.
—Vuelvo enseguida, Ángel —dijo Angus mientras se
levantaba de la silla.
Observé cómo los hermanos salían al porche y comencé a
preocuparme. Esperaba que todo estuviera bien. No dejes caer el
otro zapato.
—No te preocupes, Embry. Roarke es su otro hermano. Estoy
70
seguro de que todo está bien —dijo James, obviamente notando
mi mirada angustiada.
—Come, Embry. Necesitas tu fuerza, —dijo mi mamá. 01/2021
Asentí y comencé a comer. Mi mente era un torbellino.
Habían sucedido tantas cosas en los últimos días.
Lydia me miró y sonrió.
—Entonces, tu pareja es un galán —dijo, y James gruñó. Ella
le puso los ojos en blanco.
La puerta corrediza sonó de nuevo, impidiéndole continuar.
Angus volvió a entrar. Su expresión era como la de Aaran y supe
que algo había sucedido. No vi a sus hermanos regresar con él y
me pregunté dónde estaban.
Angus volvió a sentarse a mi lado antes de hablar.
—Mis hermanos tuvieron que irse. Contigo mejor, el rey ha
ordenado su regreso, —dijo, mirándome seriamente.
Sabía que había más para... Hice una pausa en medio de un
pensamiento. Angus no vive aquí. ¿Voy a tener que mudarme?
Mi familia está aquí. ¿Dónde vive él? ¿Se irá? Sentí que
comenzaba a entrar en pánico. Como si leyera mis
pensamientos, Angus se acercó más.
—Ángel, está bien. Resolveremos las cosas, —dijo en voz baja.
—¿Dónde vives? —Solté. Si viviera en Escocia, no sabía si
podría mudarme tan lejos.
—Vivo en Colorado. Estamos a poco más de una hora de
distancia si volamos y unas pocas horas si conducimos. Pero
como dije, podemos resolverlo. No te dejaré, Ángel. —Tomó mi
mano y sentí la verdad en sus palabras.
71
—Gracias. Sé que es difícil que esté tan asustado...
—Está bien. Prometí que nos tomaríamos las cosas con calma,
y eso es lo que haremos, —dijo Angus, interrumpiéndome. 01/2021
Un golpe en la puerta principal interrumpió cualquier otra
conversación. James se levantó para responder.
—Alfa. —Escuché la voz profunda del Beta Brian y me tensé.
Recordé que James había ordenado a Jackson y Brian que
trajeran a Tom.
—No te preocupes, amor; nadie te hará daño. No los dejaré, —
dijo Angus.
—¿Qué quieres decir con que no puedes encontrarlo? —La voz
de James se elevó.
Angus se levantó de su asiento y miró a mi padre. Debieron
haber tenido algún tipo de conversación silenciosa porque mi
padre simplemente asintió.
—Vuelvo enseguida, Ángel —dijo Angus.
—Está bien, —respondí débilmente.
¿Por qué no podía terminar esto? ¿Por qué Tom tenía que ser
un idiota psicótico? Merecía la felicidad tanto como cualquier
otra persona.
Ese pensamiento me detuvo. Eso era cierto. Me di cuenta de
eso ahora. Me merecía la felicidad. Necesitaba dejar de dejar que
mis miedos me dominaran. Si quería la felicidad, necesitaba ir
tras ella. Sentí como si una bombilla se hubiera encendido en mi
cabeza y se hubiera levantado un gran peso. Empecé a sonreír.
Podría tener una vida feliz.
72
Podría tener a Angus.

**** 01/2021

Angus

Estaba lívido. James y sus hombres necesitaban encontrar al


hombre que lastimó a mi pareja, o yo tomaría el asunto en mis
propias manos. Mi dragón estuvo de acuerdo. Nadie lastimaba a
nuestro Ángel y se salía con la suya. Entré al vestíbulo y vi a
Jackson y a otro hombre de pie frente a James.
Jackson era una vista imponente. Era un hombre negro
corpulento con una masa y unos músculos impresionantes. Era
el ejecutor principal de la manada y uno de los buenos amigos
de mi rey. El otro hombre medía alrededor de 1,85m, y también
tenía un cuerpo grande. Tenía la cabeza calva, rasgos robustos y
una perilla negra. Sus brazos lucían tatuajes y vestía un chaleco
de cuero. Parecía un gran motociclista.
Jackson inclinó la cabeza en reconocimiento hacia mí. Los ojos
del otro hombre se abrieron un poco ante mi presencia, pero
continuó hablando con James.
—Alfa, cuando fuimos a recoger a Tom, no había nadie. Su
olor era tenue y tenía varios días. Luego fuimos a buscar a Rick
y Chad. Rick también estaba desaparecido, y Chad afirma que no
ha pasado tiempo con ellos ni siquiera ha hablado con ellos
desde la reunión de retribución.
—¿Y le crees? —Interrumpí. Sabía que James era el Alfa y
73
estaba a cargo, pero este era mi compañero.
El hombre entrecerró los ojos ante mi interrupción,
aparentemente ofendido por mi interrupción. Bueno, vete a la 01/2021
mierda, amigo, pensé. Le patearía el trasero.
Afortunadamente, James intervino sintiendo la tensión.
—Angus, este es mi Beta, Brian Ness. Brian, este es Angus
MacNair, Dragon Guardián y el compañero de Embry, —dijo
James.
—¿Su compañero? —Jackson y Brian dijeron al mismo tiempo.
—Sí, Embry es mi compañero, y mi pregunta sigue en pie. ¿Le
crees a este Chad? —Pregunté sin inmutarse.
Brian me miró y tragó saliva.
—Lo hago. No olía a engaño. Chad sería un buen tipo si no
fuera por la influencia de Tom y Rick. Es un poco callado y
siempre ha querido encajar.
—Él tiene razón. —Una voz suave sonó detrás de mí. Me volví
para ver a mi ángel. Se acercó a mí e inmediatamente le abrí los
brazos y lo atraje hacia mí. Me complació que se sintiera más
cómodo viniendo hacia mí. Fue un gran cambio con respecto a
su impulso inicial de correr. —Chad solía dejarm-me solo si
Tom y Rick no estaban cerca. Incluso trató de ayudarm-me una
vez, —dijo Embry.
Asentí levemente y me volví hacia los demás.
—¿Crees que Chad sabe dónde podrían haber ido los dos?
También plantea la pregunta: si Rick no estuvo involucrado,
¿por qué se fue con Tom? —Yo pregunté.
—Rick siempre fue t-tan cruel y desagradable como Tom.
74
Probablemente simpatice con él, —dijo Embry.
Brian y Jackson miraron con miradas algo confundidas en sus
rostros. Me pregunté por qué, pero James fue capaz de responder 01/2021
esa pregunta.
—Embry, ¿cuánto tiempo te han estado acosando? —Preguntó
James suavemente.
Sentí a Embry encogerse de hombros en mi abrazo.
—U-un tiempo. No quería m-molestarte y hacer que la
manada pensara en mí como un llorón —admitió en voz baja.
—Nunca podrías molestarme, Em. Eres mi primo y te amo.
Quiero verte feliz, —respondió James. Me miró cuando dijo la
última parte.
Asentí. Yo lo haría feliz. Era mi deber sagrado.
James me dio un pequeño asentimiento y se volvió para
dirigirse a Brian y Jackson.
—Quiero que los encuentren. Envía rastreadores para
localizarlos. Tom fue el que golpeó a Embry, casi matándolo. Su
vida ahora está perdida, —ordenó.
—¡Sí, Alfa! —Respondieron al unísono. Rápidamente se fueron
para llevar a cabo la orden de su alfa.
—Voy a terminar mi comida, —dijo James, luego se fue.
Miré a mi hermoso y pequeño compañero. Sonreí por lo
pequeño que era. Me miró.
—¿Conseguiste suficiente comida, Ángel? —Yo pregunté.
—Sí. No creo que m-mi estómago pueda soportar mucho más,
—respondió. —Podemos-
Se detuvo, pareciendo ordenar sus pensamientos. Cuando no
75
continuó, le pregunté:
—¿Podemos qué, Ángel?
—¿Podemos cambiar? Mi l-lobo él... él quiere conocer a tu 01/2021
dragón, —dijo.
—Absolutamente. Mi dragón está ansioso por conocer a tu
lobo. ¿Conoces un lugar donde podamos cambiar? Me preocupa
que, con el sol aún saliendo, los humanos se asusten si ven un
dragón.
Él sonrió.
—Sí, conozco un lugar, —dijo emocionado. Se apartó y agarró
mi mano. —Vamos.
Me reí de su emoción y lo seguí. Me encantaba tomar su
mano. Podría hacer esto para siempre.
Me estaba enamorando de mi compañero.

****
Treinta minutos después, estábamos caminando por el bosque
de la montaña. Intercambiamos preguntas mientras seguíamos
aprendiendo más uno de otro. Le encantaba leer y disfrutaba de
la música country, que era muy diferente a mi pasión por las
películas de acción y el hard rock.
—¿Te gustan los deportes? —Preguntó como si tuviera miedo
de escuchar la respuesta.
Me reí.
—Me gustan los deportes, pero probablemente no los deportes
76
que estás pensando. Me gusta el lanzamiento de cáber y Maide-
leisg.
—¿Lanzamiento de cáber1? ¿No es ahí donde arrojas un árbol? 01/2021
Es p-parte de los Highland games, ¿verdad?
Me reí más fuerte.
—Sí, es parte de los juegos, y es donde tiramos un poste
enorme y afilado hecho de madera.
—¿Qué es maid-a-leash?
Sonreí por su pronunciación.
—Maide-leisg2 es una especie de tira y afloja uno a uno, pero
se usa un palo. Cada uno sostiene el extremo del palo, y el que
levanta a su oponente del suelo gana.

1
Lanzamiento de cáber

2
Maide-leisg
—Interesante. Me gustaría ver los Highland games. Yo creo
eso. No soy m-muy deportista. A mi papá le encanta el f-fútbol
americano. Preferiría encontrar un libro para leer, —dijo Embry.
—No soy mucho para el fútbol a menos que estemos hablando
de fútbol australiano. Eso es fútbol, —respondí.
Continuamos caminando en silencio por un rato. No estaba
preocupado, sabía que Embry tendría otra pregunta.
No estaba equivocado.
—Dijiste que vivías en Colorado. ¿Vives con tu f-familia?
77
—Sí, con mis hermanos y mi rey y su familia. Mis padres
todavía viven en Glenfinnan. Aunque creo que se unirán a
nosotros, ya que sus hijos y nietos se han mudado aquí, — 01/2021
respondí.
Ante la mención de los niños, se puso rígido y yo hice una
mueca. Debería haberlo sabido mejor antes de mencionarlos. Ese
parecía ser un tema que no quería abordar.
—¿Realmente p-puedo quedar embarazado? —Él susurró.
—Sí, Embry. Es la manera de los dragones. Solo podemos
tener hijos con nuestros Cardias, nuestros Corazones,
compañeros predestinados. Por eso el calor de apareamiento es
tan fuerte; anhelamos reproducirnos. Probablemente debería
decirte que lo más probable es que haya más de un bebé. Los
dragones no suelen tener más de un celo, por lo que
normalmente tenemos gemelos o trillizos. Mis padres se
sorprendieron cuando el calor los golpeó nuevamente y tuvieron
a mi hermano menor, Roarke —expliqué.
—¿Dos o tres? ¿Q-qué, qué pasa si no soy un buen padre? ¿Qué
pasa si tienen m-mi tartamudeo o, p-peor aún, resultan ser un
Omega?
Detuve nuestro paseo y lo giré para que me enfrentara.
—Ángel, no hay nada de malo en que seas un Omega. Los
Omegas son especiales y una bendición. Eres especial. —Hice
una pausa, deseando que él escuchara completamente lo que le
estaba diciendo. —No te conozco muy bien, pero lo que sí
conozco lo amo. Sé que eres amable y cariñoso. Serás un padre
78
fantástico. En cuanto a tu tartamudeo, ¿has notado que mejora
cuanto más tiempo estás conmigo? E incluso si nuestros hijos
tartamudean, todavía los amaremos. 01/2021
—¿M-me amas? —Preguntó con los ojos muy abiertos.
—Lo hago, Embry. Te amo. —Sonreí, me incliné y tomé sus
labios en un suave beso.
Me aparté y él tenía una mirada aturdida en su rostro. Si lo
empujaba más, lo reclamaría. Di un paso atrás.
—¿Estamos cerca de donde podemos cambiar? —Pregunté, mi
voz ronca.
Él asintió.
—Sólo unos pocos minutos. Mi lobo desea desesperadamente
encontrarse con tu dragón. Sigue saltando en mi mente.
—Mi dragón es igual. Está ansioso por tomar el control y
lucirse ante ti.
—A-antes de que cambiemos, eh, ¿puedo preguntarte qué tan
grande eres cuando eres un dragón?
Sonreí. Era una vista impresionante como hombre, y como
dragón, era enorme.
—Mido unos cuatro metros y medio de alto y seis de largo.
Tengo alas poderosas y garras grandes, pero sé que nunca,
jamás, te lastimaré.
—Creo que lo sé. Solo estoy tratando de prepararme, —
respondió Embry. Hizo un gesto con la mano. —¡Estamos aquí!
Habíamos entrado en un claro. Era grande y tenía pequeñas
formaciones rocosas que rodeaban un pequeño lago con
79
pequeñas cascadas que desembocaban en él. Los árboles
rodeaban el claro. Fue una vista maravillosa.
—Es bonito. —Miré a mi ángel. 01/2021
Tenía una amplia sonrisa. Dando un paso atrás, procedió a
desvestirse. Sentí mi polla moverse. Necesitaba calmarme y
respirar profundamente. Anhelaba tanto tomarlo. Me pregunté
brevemente cómo había durado mi hermano Roarke cinco
meses antes de aparearse con Devin. Recé para que no fuera tan
largo para nosotros.
Miré hacia arriba y allí estaba Embry, gloriosamente desnudo.
Su piel bronceada contrastaba con el pelo negro que rodeaba su
pene. Era grande para su pequeña estatura. Se llenó mientras
seguía mirándolo.
En un instante, la piel tonificada y el cabello oscuro se
transformaron en un pelaje claro mientras se encogía en su
lobo. Era del tamaño de un boxer. No había un cabello negro
suelto en su cuerpo; pelaje blanco cubría cada centímetro.
Di un paso adelante y me agaché para pasar mis manos por el
pelaje de Embry. Era suave. Se movió bajo mi toque y se frotó
contra mí como si fuera un gatito arqueando la espalda,
anhelando el contacto. Luego metió la cara en mi entrepierna,
recordándome que era un canino.
Me reí.
—Oye, cariño, por mucho que ame tu cabeza en mi regazo, te
preferiría en tu forma humana cuando lo hagas.
Gritó como una risa y saltó sobre mí. Dejé que me empujara al
80
suelo. Inmediatamente, cubrió mi rostro con besos de lobo. Me
encantaba su exuberancia y me reía de la suavidad de los besos
húmedos. Saltó, dio un paso atrás y se sentó, inclinando la 01/2021
cabeza.
Sabía lo que estaba preguntando en silencio. Me paré y me
quité la ropa. Me aparté de él y permití que mi dragón se hiciera
cargo.
Cambié y las escamas cubrieron mi cuerpo. Me estiré sobre
mis patas traseras y desplegué mis alas; a mi dragón le
encantaba estirarse. Miré hacia abajo y vi al pequeño lobo. Si
Embry hubiera estado en forma humana, estoy seguro de que su
mandíbula se habría abierto.
Mi dragón anhelaba acercarse a nuestra pareja, así que lo
hicimos. Incliné mi gran cabeza y toqué su costado. Inhalé
profundamente, cerré los ojos y el olor a rosas se hizo más
pronunciado. Mi dragón estaba en el cielo. Quería rodar en el
aroma de nuestra pareja.
Sentí el cuerpo de Embry cambiar debajo de mí y, de repente,
unas manos suaves me tocaron la cara.
—Eres impresionante, —susurró Embry.
Procedió a pasar sus manos por mis escamas, alcanzando los
largos cuernos que sobresalían de mi cabeza.
—Tus cuernos son más suaves que tus escamas, y tus escamas
no son solo azules. Tienen motas de otros colores brillando. Eres
increíble.
Me deleité con sus cumplidos. Amaba que amara a mi dragón.
81
—Eres increíble, mi Ángel, —le dije.
Su mandíbula se aflojó.
—¿Puedes hablar en tu forma de dragón? ¡Eso es tan increíble! 01/2021
—¿Querías ir a volar? —Pregunté, desplegando mis alas de
nuevo.
—¿Podemos? Yo... ¿qué tengo que hacer?
—Agárrate y súbete a mi espalda. Deberías poder tener un
buen agarre, —dije.
Se movió alrededor de mi cuerpo, sus manos nunca dejaron
mi piel. Lo sentí trepar y sentarse a horcajadas sobre mi cuello
donde se encontraba con mi espalda. Se inclinó hacia adelante y
agarró mis escamas.
—Estoy listo, —llamó.
Expandí mis alas, bombeé una y otra vez, y estábamos en el
aire. Despegué hacia las nubes, volando alto en el cielo. Embry
soltó un grito de emoción y subí más.
Me encantaba la sensación de volar con mi compañero. Mi
dragón quería llevarlo a nuestra guarida y nunca dejarlo irse.
Eso fue en Escocia, y demasiado lejos, pero quería llevarlo a
algún lugar especial.
Pensando en la mejor ubicación posible, recordé una cueva
que había encontrado la última vez que estuve en Colorado.
Amaba las montañas, y la última vez que estuve allí, encontré la
pequeña guarida. Terminé durmiendo allí en forma de dragón.
Seguimos volando sobre las nubes. Los dragones tenían un
gran sentido de la orientación. Una vez que vimos una
ubicación, siempre podíamos recordar cómo llegar allí.
82
Comencé mi descenso. Me quedaría así para siempre, pero
necesitábamos estar en el suelo y yo necesitaba ser humano.
Quería volver a sentirlo en mis brazos. Aterrizamos suavemente 01/2021
en el borde de un acantilado, y rápidamente cambié, abrazando a
Embry.
—¿Dónde estamos? —Preguntó Embry.
—Es un lugar que encontré la última vez que estuve en
Colorado. Dormí aquí un par de noches, —respondí, guiándolo
hacia la abertura del acantilado. Hojas suaves cubrían el suelo
de la cueva.
—Eso fue increíble, —dijo Embry.
Se inclinó de puntillas, intentando tocar sus labios con los
míos. No le negaría lo que yo también quería. Me incliné y
capturé su boca. Sabía como la miel más dulce. Mi lengua
comenzó a batirse en duelo con la suya. Sus delicadas manos
viajaron por mi pecho y se envolvieron alrededor de mi
endurecido eje. Jadeé en su boca ante el toque. Yo estaba en el
cielo. Me acarició lentamente mientras mis manos se movían
detrás de él, provocando su raja. Anhelaba tenerlo.
—P-por favor, tómame, Angus. Quiero s-ser tuyo para siempre.
Hice una pausa. Me aparté un poco y miré a los ojos de mi
ángel.
—¿Estás seguro, Ángel? Podemos esperar. Te prometí que nos
tomaríamos nuestro tiempo—. No quería que se arrepintiera de
haberse unido a mí.
—Estoy seguro, Angus. Tengo miedo del futuro, pero sé que
83
no quiero perderte nunca. Quiero estar atado a ti, —respondió,
todavía acariciando mi polla.
Lo acerqué a mí, lo levanté y lo llevé al suelo blando donde lo 01/2021
acosté. Empecé a besar su cuello. Quería que disfrutara cada
parte de su primera vez.
Me moví más abajo, a su orgullosa polla erguida de su cuerpo.
La cabeza brilló cuando su líquido preseminal se filtró por la
punta. Necesitaba probarlo. Saqué mi lengua, probando su
esencia. Fue incluso más dulce que sus besos. Gemí en
agradecimiento mientras envolvía mi boca completamente
alrededor de la punta de su polla, mi lengua jugueteando con su
raja. Se retorció debajo de mí.
Me deleité con su respuesta. Lo metí más profundamente en
mi boca y tiré hacia arriba. Sentí el pulso de las venas de su
suave carne mientras me movía hacia arriba y hacia abajo en su
polla. La mía palpitaba en mi mano. Estaba goteando, anhelando
estar encerrado dentro de su canal. Reuní un poco de mi líquido
preseminal. Sabía que lo soltaría. El líquido preseminal de
dragón tenía una cualidad adormecedora y relajante, lo que le
permitía al dragón tomar a su pareja fácilmente.
Separé su raja y jugueteé con su diminuta roseta con mis
dedos resbaladizos. Se tensó bajo mi toque y lo escuché gemir.
Lo metí más profundamente en mi boca mientras empujaba uno
de mis dedos dentro de él, rompiendo su anillo. Él gimió cuando
lo tuve completamente en mi garganta, mi lengua jugando con
su apretado saco de bolas. Gritó más cuando comencé a
masajear su pasaje, agregando otro dedo. Moví mis dedos,
84
haciéndolos tijeras, ensanchándolo para poder aceptar mi polla
palpitante.
—¡Por favor, Angus, más! —Gritó. 01/2021
Le di más. Agregué otro dedo. Se jodió su agujero en mis
dedos mientras también me jodió la boca. Me deleité con su
placer. Sentí su polla endurecerse y supe que su liberación
estaba cerca. Saqué mi boca de ella con un pop.
—No. ¡Por favor!
—Todavía no, Ángel. Quiero que te vengas cuando esté dentro
de ti —dije, liberando mis dedos de su cuerpo. Acaricié mi polla,
deslizándola con mi líquido preseminal. —Por lo general, es más
fácil si estás a cuatro patas por primera vez, —le dije.
—No, quiero ver tu cara, —respondió.
También quería ver su cara, pero me preocupaba lastimarlo,
incluso con mi adormecedor líquido preseminal. Me acosté
junto a él, levantándolo encima de mí.
—Tú lo controlas. Deslízate sobre mi polla y toma lo que
puedas.
Se sentó a horcajadas sobre mi cintura y sostuve mi polla recta
mientras él bajaba por mi rígida vara. En el momento en que la
punta de mi polla tocó su anillo apretado, quise empujar hacia
adelante, pero me contuve. Sentí que mi eje se deslizaba por su
cómodo canal. Era caliente, y no pude detener el gemido de
placer mientras se hundía más y más hasta que estaba
completamente sentado.
Hizo una pausa, moviéndose un poco, ajustándose a mi
circunferencia. Me miró a los ojos y vi asombro y lujuria. Estoy
85
seguro de que mi mirada reflejó lo mismo. Recé para que
comenzara a moverse pronto; estaba a punto de perder el
control si no lo hacía. Un suave gemido se me escapó mientras 01/2021
se movía hacia arriba y hacia abajo con movimientos lentos y
metódicos.
—Mm... ¡eso se siente tan bien! —Dijo, mientras se movía más
rápido.
—Sí, eso es, Ángel, ¡jódete en mi polla!
Comencé a moverme con él a medida que avanzaba más
rápido. Sentí que su pasaje se apretaba. Luego se inclinó y
mordió mi pecho por encima de mi corazón. Su agujero se
apretó más, apretándose alrededor de mi polla, y sentí su semen
salpicar mi estómago. Gritó de placer.
Mi dragón anhelaba completar el vínculo con nuestra pareja.
Sostuve las caderas de Embry y procedí a joderlo en serio. Mis
bolas pesadas golpearon su culo mientras entraba y salía. Sus
gritos de éxtasis me animaron.
Lo miré a los ojos.
—Te prometo mi corazón, mi alma y todo mi ser. Es tuyo. Te
amaré y estaré a tu lado, protegiéndote siempre. Esta es mi
promesa de dragón. ¿La aceptas?
—¡Sí, te acepto!
Salté hacia adelante mientras mi polla se hinchaba, formando
mi nudo. Le mordí el cuello y me corrí. Cuando mi semen
comenzó a llenar su agujero, una luz azul y blanca brillante
estalló a nuestro alrededor. Se arremolinaba y se entrelazaba,
creando una trenza de luz. Estalló y brilló en la mordida que le
86
había dejado en el cuello, formando un tatuaje con la forma de
un dragón azul real: mi marca de apareamiento.
Estábamos emparejados. 01/2021
Capítulo siete

Embry

La luz brilló en mis ojos mientras me despertaba lentamente.


87
La leve punzada en mi cuerpo me recordó que había tenido sexo,
pero no solo eso. Angus me había reclamado. Lo sentí
acurrucarse en mi costado. Abriendo los ojos por completo, 01/2021
levanté la cabeza y escaneé el área. Todavía estábamos en la
cueva.
No sabía cuánto tiempo habíamos estado aquí, ni qué hora era.
Después del primer reclamo, llegó el calor, y llegó fuerte. Esta
era la primera vez que me despertaba sin la insaciable necesidad
de ser llenado por mi compañero. ¿Qué significaba eso?
¿Significaba que estaba embarazado?
El pensamiento me asustó, pero no me arrepentía de nada.
Entonces, sería padre. Si tuviera a Angus a mi lado, sabía que
podría superar cualquier cosa.
Un fuerte ronquido llenó la pequeña guarida. Angus todavía
dormía. Sonreí. El hombre era tan hermoso como el pecado,
pero roncaba como un tren de carga. Sentí que mi estómago
retumbaba y me di cuenta de que me moría de hambre. Me hizo
volver a preguntarme cuánto tiempo habíamos estado aquí.
Sabía que teníamos que volver. Probablemente mis padres
estaban preocupados.
Me acerqué a mi compañero y rocé suavemente la marca que
había dejado en su pecho. Mi lobo estaba orgulloso de su marca
y le encantaba la marca que le había dado su dragón.
—Buenos días, ¿cómo te sientes? —Dijo la voz somnolienta de
Angus.
Lo miré a la cara y lo vi mirándome.
—Buenos días. Me s-siento bien. Un poco dolorido, pero ya no
88
siento esa loca necesidad. ¿Cuánto tiempo llevamos aquí? —Yo
pregunté.
Él se encogió de hombros. 01/2021
—No lo sé. Debían ser unos días. Estoy seguro de que nuestras
familias se están preguntando qué nos pasó.
Me incliné hacia adelante y le di un beso rápido antes de
levantarme.
—Deberíamos irnos. No tenemos ropa. Las dejamos en el
claro.
No escuché ninguna respuesta, así que miré hacia abajo.
Angus estaba mirando mi polla.
—Oh no, amigo. Necesito algo de comida antes de otra ronda,
—dije, el hambre golpeando con toda su fuerza.
Sacudió la cabeza y sonrió.
—No estaba mirando tu polla, tan bonita como es. Estaba
mirando la marca de concepción y la marca de casta. Solo vamos
a tener un bebé, y él es de la Casta Azul.
Abruptamente miré hacia abajo, y sobre mi ombligo había
una pequeña escama de color azul claro.
—¿Eso significa que estoy em-embarazado? —Pregunté,
frotando mi dedo sobre el lugar.
Se acercó y lo tocó.
—Esta marca nos dice qué casta será y cuántos tenemos. Si
hubiera más de uno, habría más marcas—. Hizo una pausa y
tocó un punto por encima de mi ingle; parecía el tatuaje
descolorido de un dragón. —Esto nos dice que estás embarazado,
89
la marca de la concepción. Se abrirá cuando sea el momento de
que nazca.
Me agaché y pasé mi dedo por encima. No podía creerlo, 01/2021
estaba realmente embarazado. Miré a Angus a los ojos. Brillaban
con lágrimas. Sentí felicidad, pero no era mi felicidad. Estaba
feliz, por supuesto, pero se sentía como las emociones de Angus.
Sonrió de nuevo.
Es el vínculo mental. Podemos compartir sentimientos y
pensamientos. Pero no te preocupes, no puedo leer tu mente.
Son solo pensamientos o palabras que proyectas.
Mis ojos se agrandaron. Estaba agradecido de que no pudiera
escucharme todo el tiempo. Quería probarlo, así que pensé,
Te amo.
Fueron sus ojos los que se agrandaron ahora, y una sonrisa se
ensanchó en su rostro.
—Yo también te amo, Ángel —dijo. Su voz estaba llena de
emoción. Me atrajo a su abrazo y sentí su beso en la parte
superior de mi cabeza.
—Vámonos. Regresaremos al claro; con suerte, nuestra ropa
todavía está allí. Si no es así, podríamos estar caminando
desnudos, —dijo Angus con una sonrisa.
Salimos de la cueva y se transformó en su magnífico dragón.
Se incorporó sobre sus patas traseras, extendió las alas y rugió.
Me estremecí con el sonido, pero también lo encontré
entrañable. Sabía que me gustaba estirarme cuando cambiaba a
mi lobo, así que entendí. Se acomodó y bajó la cabeza,
permitiéndome subir.
90
Entonces nos fuimos. Me encantaba la sensación del viento en
la cara mientras volamos. ¿Quién sabía que a un lobo le gustaría
volar? La mayoría de los lobos odiaban los aviones; manejamos 01/2021
a todas partes.
Demasiado pronto, aterrizamos. Cuando nos detuvimos en el
claro, dos grandes lobos salieron de la línea de árboles. Uno era
negro, el otro era más pequeño y rubio pardusco. Jackson y
Cameron. Cambiaron mientras caminaban hacia adelante. Sentí
a Angus cambiar debajo de mí, y estaba en sus brazos. Se paró
frente a mí, bloqueando a los otros dos.
—Jackson, Cam, háganme un favor y den la vuelta. Sé que
todos somos shifters, pero nadie debería ver el cuerpo desnudo
de mi compañero excepto yo —dijo con brusquedad.
Cam se rió entre dientes, y parecía que Jackson estaba tratando
de no reírse.
—Claro que sí, Angus. Tu ropa está ahí. Pensamos que
volverían, ya que las dejaron aquí hace cuatro días, —dijo Cam.
—¡Cuatro días! —Exclamé. —Mis padres probablemente se
estén volviendo locos.
—No te preocupes, Ángel. Ellos lo entenderán. Ellos saben lo
que es cuando conoces a tu pareja y necesitas unirte, —
respondió Angus, entregándome mi ropa.
—Está bien, Embry. Al principio se asustaron, pero el Alfa
James llamó al Rey Krispin. Krispin explicó que podría llevar
algo de tiempo, especialmente si se unían —dijo Jackson.
—Aún así, cuatro días fue mucho tiempo—. Mi estómago
91
estuvo de acuerdo. Gruñó en ese momento. Necesitábamos
comida.
—Consigamos algo de comida y llamemos a tus padres, Ángel 01/2021
—dijo Angus.
Vestidos y listos para la comida, nos volvimos hacia Jackson y
Cam, quienes todavía estaban desnudos.
—¿Tienen ropa o van a cambiar? —Angus preguntó,
obviamente molesto.
Sabes que los he visto desnudos antes, y los shifters no tienen
sentido de la modestia, dije a través de nuestro enlace.
Entiendo, amor. Es mi dragón al que le molesta. A él no le
gusta nadie desnudo a tu alrededor, salvo nosotros.
Negué con la cabeza y agarré su mano.
—Vamos, tengo hambre, —dije, sin esperar ninguna respuesta
de Cam y Jackson.
Comenzamos a caminar y dos lobos pasaron corriendo a
nuestro lado, aullando. Sonreí. Me gustaron, desearía conocerlos
mejor. El estúpido Tom me había impedido hacer amigos. No, el
miedo a lo que hizo Tom me impidió hacer amigos.
Ahora está bien, Ángel. No tienes que preocuparte nunca por
él, dijo Angus a través de nuestro vínculo.
No me había dado cuenta de que le había proyectado mis
pensamientos. Iba a necesitar ver eso. Continuamos caminando
en silencio hasta llegar al borde del bosque. La casa de James se
elevó en la distancia. Cameron y Jackson estaban parados en la
terraza con Lydia y mis padres sentados en una mesa llena de
92
comida. Mi mamá nos vio, se levantó de un salto y corrió hacia
mí.
—¡Embry! ¡Me diste un susto! ¡Estaba muy preocupada! — 01/2021
Gritó, apretándome fuerte.
—Estoy bien, mamá. Nosotros sólo um… tenemos um… —
Tropecé con mis palabras. Afortunadamente, Angus tenía el
suyo.
—Fue el calor de apareamiento, señora —dijo.
—Nada de eso de "señora". Estás unido a mi hijo. Es Toni o
mamá, —dijo, agarrando y abrazando a Angus también.
Pareció sorprendido por un momento, luego comenzó a reír.
—Será la primera vez que tengo una mamá.
Yo también me reí. Angus me había hablado de sus dos papás.
—Me alegra que estés bien, Em. Felicitaciones, —dijo Lydia. —
Ven, siéntate. Tenemos un montón de comida.
Ante la mención de la comida, me volví hambriento. Me hice
a un lado y me dirigí directamente a la mesa. Me senté y
amontoné en mi plato. Tenían hamburguesas, perros calientes y
salchichas italianas. Puse un poco de cada uno en mi plato y
comí, gimiendo al primer bocado. Miré hacia arriba y vi a Angus
y a mi papá sonriendo. Me encogí de hombros y continué.
Después de satisfacer mi hambre inicial, escuché a mi padre
preguntarle a Angus:
—¿Has decidido si te quedarás aquí o te mudarás?
Angus y yo no lo habíamos discutido. Habíamos estado
demasiado ocupados. Sentí a Angus tensarse a través de nuestro
vínculo. Tenía una posición con su Rey; él era un Guardián.
93
Sabía que era importante para él.
—Nos mudaremos a Colorado, —dije, tomando la decisión y
tranquilizando a mi compañero. Extrañaría a mi familia, pero 01/2021
sabía que nuestro lugar estaba allí.
¿Estás seguro, Ángel? Trabajaré en algo si realmente quieres
quedarte aquí. Te quiero feliz, pensó Angus.
Estoy seguro. Tu lugar está ahí. Tienes un puesto importante
con tu rey y me haces feliz. Entonces, seré feliz.
Me sonrió y asintió.
—¿Hay casas cerca? —Preguntó mi mamá.
—Krispin es dueño de toda la montaña y de todas las cabañas
en ella. Estoy seguro de que si quisieran mudarse allí, les daría la
bienvenida. Sé que es muy probable que mis padres se muden
allí. Especialmente con el nacimiento de sus nietos, —respondió
Angus.
—Nietos. ¿Planeas tener hijos? —Preguntó emocionada.
Supuse que debería decirle que iba a ser abuela. No sabía si ella
entendía que podía quedar embarazado.
—Sí, mamá. En realidad, estoy embarazado, —dije.
A mi padre se le cayó la mandíbula y mi madre soltó un
chillido.
—Oh, entonces definitivamente vamos a necesitar un lugar en
Colorado. ¡Seremos abuelos, Danny! —Dijo con alegría.
—¡Felicidades! —Cam y Jackson dijeron al unísono. Lydia se
levantó de un salto y me abrazó.
La puerta corrediza se abrió y James y otros dos hombres
salieron. Tenían miradas sombrías en sus rostros. Lydia se apartó
94
y miró con curiosidad a James.
—¿Carson, Basil? ¿Qué están haciendo aquí? —Preguntó
Angus, obviamente conociendo a los hombres, que olían a 01/2021
vampiros.
—El maestro Stephen nos pidió que viniéramos aquí a
instancias del Rey Krispin, —dijo uno de los hombres.
Angus se tensó.
—¿Qué pasó? —Preguntó.
Ambos hombres, incluido James, hicieron una mueca. Lo que
sea que haya sucedido debía ser terrible.
—Aaran no está.

****

Angus

—¿Qué quieres decir con que Aaran no está? —Yo pregunté.


Me preocupó saber que Krispin había querido que hiciera un
seguimiento de Harper. Mi dragón retumbó y comenzó a
caminar en mi mente.
—Hace unos días, hubo un informe de que Bazer y
posiblemente Harper estaban escondidos en las montañas al
suroeste. Con el permiso del rey, Aaran y dos gárgolas de la
Nidada Chadwick despegaron para investigar. Ninguno de ellos
se ha presentado desde que se fueron, incluso después de haber
recibido la orden de registrarse cada mañana, —dijo Basil.
—¿Addison? —Yo pregunté. —Pensé que estaría aquí.
95
—Addison y Roarke los están buscando en las montañas. El
Maestro Stephen le ha ordenado a Colin que se quede con Ben y
Devin. También pidió que vayamos y les informemos de lo 01/2021
sucedido antes de unirnos a la búsqueda.
Sabía que Carson era un gran rastreador. Me volví hacia
Embry. Mi compañero, no podía dejar a mi compañero
embarazado. Mi dragón retrocedió ante la idea de dejarlo en este
estado.
Está bien. Aaran es tu hermano. Tienes que ir a buscarlo. Me
quedaré aquí, escuché a Embry susurrar en mi mente.
Ángel, no lo sé. La última vez que me fui para cumplir con mi
deber en lugar de buscarte, terminaste herido. No podría
soportar que te volviera a pasar algo. Especialmente ahora que
llevas a nuestro hijo, respondí.
Estoy seguro de que James me cuidará y no iré a ninguna
parte sin una escolta. Incluso me pondré en contacto contigo y
hablaré contigo a menos que haya un límite de distancia para
nuestro vínculo.
No hay límite de distancia. Siempre te escucharé, juré.
Entonces está resuelto. Necesitas irte. Necesitas encontrar a
Aaran.
Él estaba en lo correcto. Todavía no me gustaba, pero
necesitaba unirme a la búsqueda. Le levanté una ceja a James.
—¿Quieres cuidar a Embry? —Yo pregunté.
Él asintió.
—Con mi vida. Estará protegido. Alguien siempre estará con
él.
96
Miré a Basil y Carson.
—¿Cuándo nos vamos?
01/2021
Capítulo ocho

Embry

Habían pasado unos días desde que Angus se fue. Hablé con él
todas las noches a través de nuestro vínculo y le envié mi amor.
97
No había señales de Aaran ni de las dos gárgolas que lo
acompañaban, y Angus se estaba angustiando. Se habían
reunido con Addison y Roarke esta mañana. Los dos tampoco 01/2021
habían tenido éxito. Recé para que Aaran estuviera bien. No lo
conocía, pero sabía que Angus se derrumbaría si algo le pasaba a
su hermano.
—Oye, Em. ¿Cómo te sientes hoy? —Preguntó Lydia.
Miré hacia arriba para verla entrar al pequeño estudio que
tenían en su casa. Como le había dicho a Angus, me quedaría
aquí en la casa del Alfa. Mis padres habían decidido volver a
casa.
Mi mamá estaba emocionada ante la perspectiva de
convertirse en abuela. Mi papá también lo estaba, para el caso.
Me dijo que no entendía cómo un hombre podía dar a luz, pero
que estaba encantado de tener un nieto.
—¿Em? —La voz de Lydia me sacó de mis pensamientos.
—Estoy bien, solo un poco cansado. Al menos he podido
retener algo de comida. Angus dijo que las náuseas matutinas
deberían desaparecer rápidamente. Me dijo que los embarazos
de dragones solo duran tres meses.
—Eres tan afortunado. Cuando estaba embarazada de Jasper,
pensé que iba a morir durante los seis meses que tuve que
cargar con él, —respondió.
Jasper era mi primo mayor. Tenía cuarenta y dos años y aún
no había encontrado a su compañero. Vivía en Florida. Siempre
había deseado vivir en la playa y en algún lugar que se
mantuviera cálido todo el año. Cuando tuvo la edad suficiente
98
para dejar la manada, lo hizo, para gran disgusto de James y
Lydia. Jasper era un alfa y se suponía que era el heredero de
James, pero Jasper no tenía deseos de liderar. Había sentado a su 01/2021
padre y a su madre y había tenido una conversación con ellos.
Jasper les dijo lo que quería y ellos aceptaron de mala gana.
Querían que fuera feliz, después de todo.
—¿Cómo está Jasper? No lo he visto en tanto tiempo.
Lydia suspiró.
—Lo está haciendo bien. Le hablé de tu compañero y está feliz
por ti. Me gustaría que volviera a casa más a menudo. Lo
extraño.
—Siempre puedes ir a verlo, —le dije.
—¡Sí, claro! James y yo no hemos estado de vacaciones en
años. Siempre vamos, pero siempre pasa algo con la manada. No
me malinterpretes, me encanta la manada y me encanta poder
ayudar a la gente. Ojalá pudiéramos tomarnos un descanso y tal
vez ir a ver a nuestro hijo, —dijo con anhelo en su voz. —Pero
basta de eso. Me preguntaba si querías ir a la tienda conmigo.
Puedo llamar a Jackson y estoy seguro de que estará feliz de
acompañarnos. ¿Qué dices? —Ella preguntó.
Tan tentador como era salir y andar alrededor. No quería salir
de casa. Me sentí seguro aquí. Sabía que era ilógico, pero Tom
no podía atacarme aquí. Deseé que lo hubieran encontrado, pero
James me había dicho que los rastreadores que había enviado no
lograron nada, así que teníamos que permanecer atentos.
Negué con la cabeza.
—No, está bien. Me quedaré aquí y leeré. Tal vez salga a la
99
terraza y disfrute del sol allí.
—¿Estás seguro? Podemos ir a comprar ropa de bebé, —dijo
sonriendo. 01/2021
Le devolví la sonrisa. Poco sabía Lydia que ya había ido de
compras. Angus me había dado acceso a su tarjeta de crédito y
me dijo que comprara lo que quisiera para nuestro bebé. Me
había quedado despierto hasta tarde comprando todo tipo de
cosas en línea.
—Gracias, pero está bien. Prefiero leer.
—Bueno. Si necesitas algo, James está en su oficina. Házmelo
saber. Te veré más tarde, Em —dijo, y salió de la habitación.
Mis pensamientos volvieron a Angus y al bebé. Habíamos
hablado sobre lo que podía esperar de estar embarazado de un
dragón. Dijo que solo duraría tres meses, y cuando fuera el
momento, mi marca de concepción brillaría y se abriría, lo que
le permitiría liberar a nuestro hijo.
De alguna manera, pensé que era más complicado que eso.
Tendría que preguntarle al compañero de mi cuñado. Devin
había dado a luz el día que vi por primera vez a Angus, él lo
sabría.
Extrañaba mucho a Angus. Deseé que estuviera aquí para
poder acurrucarme en su abrazo. Esperaba que encontraran
pronto a Aaran y que Angus regresara a mí.
Negué con la cabeza. Necesitaba pensar en otras cosas. Me
levanté, tomé mi lector electrónico y me dirigí a la terraza. El sol
entraba por la puerta de cristal. Fue un día maravilloso.
Me detuve en la cocina y preparé un poco de té antes de
100
continuar. Cuando salí, el aire era agradable y fresco, con una
ligera brisa. Los árboles se balancearon: las hojas crujieron. Era
hermoso aquí. Pacífico. 01/2021
Me dirigí a la silla Adirondack y me acomodé. Cerré los ojos y
dejé que los rayos del sol golpearan mi rostro. Me pregunté si
Angus tendría una terraza. Me dijo que vivía con sus hermanos y
su rey en una gran cabaña de cuatro pisos. Pensaría que tendrían
un patio. Tendría que preguntarle más tarde.
Lo sentí a través de nuestro vínculo, y todavía estaba
buscando. No quería molestarlo.
Suspirando, levanté mi e-reader, con la intención de que me
llevaran en mi última novela de ciencia ficción.
Sin previo aviso, sentí un pellizco en la nuca. Me llevé la mano
al cuello, pero cayó hacia atrás como un peso inútil. No podía
moverme; estaba paralizado. Me sentí mareado y somnoliento.
Traté de pedir ayuda a gritos pero no pude, ni siquiera en mi
mente. Mis pensamientos se dispersaron y sentí que mi pulso
comenzaba a acelerarse.
¿Qué me estaba pasando? La conciencia comenzó a
abandonarme, mis párpados se volvieron pesados.
Dos figuras en sombras se alzaban sobre mí. No podía
concentrarme. Se inclinaron y las últimas cosas que vi fueron las
caras de Tom y Rick.

****

Angus
101

Sentí que Embry se apagaba. Debía estar tomando una siesta.


Sonreí, pensando en mi pequeño compañero. Realmente era un 01/2021
tesoro. Anhelaba volver con él. Quería abrazarlo una vez más. Mi
dragón estuvo de acuerdo conmigo. También quería volver con
nuestra pareja.
¡Maldición! No tenía sentido. No había absolutamente ningún
rastro de Aaran por ninguna parte. Me pregunté qué podría
contener a un dragón durante tanto tiempo, y eso hizo que un
escalofrío me recorriera. No quería averiguarlo. Quería que mi
hermano volviera a salvo.
Roarke, Addison y Basil habían ido a buscar a Aaran en otra
área. Carson y yo habíamos estado siguiendo pistas falsas
durante días.
—¡Angus! —Carson dijo desde más adelante.
Me apresuré a ver qué había llamado su atención.
—¿Qué es? —Yo pregunté.
Sacudió la cabeza y pareció estar pensando.
—Algo se movió por aquí, pero parece mal. El rastro indica
que se fue a la izquierda, pero parece... fabricado—. Me miró con
una expresión de desconcierto antes de continuar. —Mi mente
me dice que vaya a la izquierda y siga el rastro, pero mi instinto
me dice que vaya a la derecha.
Nuestras pistas siempre resultaron ser otra cosa. Asentí con la
cabeza a Carson.
—Hemos estado siguiendo cada pista y nos hemos quedado
vacíos. Si sientes que alguien fabricó esto, vayamos con tu
102
instinto. Confío en ti, —le dije.
Asintió con la cabeza y nos dirigimos por el camino de la
derecha. Carson y yo caminamos en silencio. Nos habíamos 01/2021
quedado sin cosas que decir, y ahora todo lo que importaba era
encontrar a Aaran y a las dos gárgolas que estaban con él.
Un ruido resonó en la distancia y nos congelamos. Sonaba
como un sonido metálico. Carson no habló; simplemente inclinó
la cabeza hacia arriba. Asentí. Nos desviamos del camino
despejado y nos dirigimos para investigar los sonidos. Cuando
nos acercábamos a donde pensé que había venido el sonido, vi
un pequeño claro. Llegamos al límite.
Me congelé ante la vista.
Aaran estaba atado y golpeado. Estaba cubierto de ronchas y
envuelto en cadenas. Estas cadenas tenían que llevar magia. Las
cadenas normales no podían contener a un dragón.
Estaba a punto de entrar corriendo cuando Carson me agarró
del brazo. Lo miré con fuego en mis ojos. Mi hermano estaba
aquí.
Carson simuló una parada y articuló la palabra espera. Otro
sonido vino del claro y vi a Bazer entrar. ¿Cómo no era de
piedra? Solo las gárgolas ancianas o sin pareja podían soportar la
luz del día.
Pateó a mi hermano.
—¡Despierta, dragón! Harper llegará pronto. Nos estamos
mudando de esta montaña.
Aaran gimió y miró hacia arriba. Parecía delgado y sin fuerzas.
La sangre goteaba de un corte abierto sobre su ojo. No pude
103
contenerme más. Mi dragón se hizo cargo. Cambié y rugí. Bazer
se volvió con los ojos muy abiertos. Me lancé hacia él. Lo
mataría por sus acciones hacia mi hermano. 01/2021
Cuando estaba a punto de alcanzarlo, un rayo atravesó el aire
frente a mí. Gruñí, batiendo mi cola. Atrapé a Bazer y salió
volando. Dándome la vuelta, me enfrenté a la hermosa mujer de
cabello negro de la pista de aterrizaje. Harper.
—¡Bien, otro dragón! Combinaré tu sangre con la de ese, y me
volveré aún más fuerte, —dijo mientras levantaba las manos.
Pero antes de que pudiera convocar un rayo, una ráfaga de
fuego descendió del cielo.
Ella gritó y voló de regreso. Miré hacia arriba para ver a
Roarke lanzándose hacia la acción. Un resplandor rojo lo rodeó.
La sangre del Rey fluía claramente a través de su cuerpo. Tiré de
mi cara hacia atrás y solté un chorro de hielo. Sus ojos se
agrandaron y levantó las manos, bloqueando el ataque, con algo
como un escudo mágico.
—¡No! ¡Los dragones morirán! ¡Tomaré mi lugar como el
poder supremo! —Chilló. Levantando sus manos, lanzó una
andanada de rayos hacia Roarke. Aterrizaron en su escudo y
rebotaron.
Un movimiento a la derecha me llamó la atención. Addison
estaba al lado de Aaran. Comenzó a tocar los grilletes que
sujetaban a Aaran, pero Aaran lo detuvo.
—¡No toques las cadenas! Eres un dragón. No podemos
romperlas y agotarán tu fuerza —dijo Aaran débilmente.
104
Carson estuvo a su lado en un instante.
—Quizás no afecten a los vampiros, —dijo.
Se inclinó y rompió las cadenas. Cayeron del cuerpo de Aaran. 01/2021
Inmediatamente, Aaran se transformó en su dragón y soltó un
rugido gigantesco. Se lanzó hacia el cielo, luego se volvió hacia
Harper y le disparó una enorme ráfaga de fuego. Los ojos de
Harper se agrandaron. Levantó las manos y desapareció.
Aaran rugió de frustración pero se volvió hacia su próximo
objetivo. Bazer estaba intentando escapar, pero Basil ya lo había
enfrentado. Aaran se sumergió y abrió la boca.
—¡Basil! ¡Muévete del camino! —Grité.
Basil saltó hacia atrás y corrió al lado de Addison y Carson
cuando Aaran cerró sus enormes mandíbulas alrededor de
Bazer, matándolo. Aaran se paró sobre sus patas traseras y soltó
otro rugido. Mi hermano estaba furioso y quería sangre por lo
que le habían hecho. La muerte de Bazer no fue suficiente.
—¡Aaran, cambia! —Roarke ordenó.
Aunque era nuestro hermano menor, el Rey había compartido
sangre con él, elevándolo a Duque de nuestro pueblo.
Aaran gruñó su desaprobación, pero cambió a su forma
humana de todos modos. Yo también cambié, luego corrí y lo
abracé. Estaba tan agradecido de que estuviera vivo. Más brazos
nos rodearon, y supe que Roarke y Addison se habían unido a
nuestro abrazo.
Aaran se rompió y comenzó a sollozar en mis brazos. No lo
dejaría ir. Lo sostuve más fuerte.
105
Una garganta se aclaró detrás de nosotros y me aparté. Me
volví para ver a Carson y Basil parados allí.
—Lo siento, pero creo que deberíamos irnos. Además, creo que 01/2021
deberíamos llevarle estas cadenas a Krispin. Puede que sepa
cuáles son. Especialmente si les afectan a ustedes, —dijo Basil.
Asentí y me volví hacia Aaran, quien había recuperado la
compostura.
—Aaran, ¿qué pasa con las gárgolas que estaban contigo?
¿Están todavía aquí? —Yo pregunté.
Cerró los ojos y asintió.
—Están al otro lado de la curva. Deberían despertar pronto, —
dijo.
—Vamos. Cambiaremos y sacaremos a todos de estas
montañas. La cabaña no está tan lejos, —dijo Roarke, dando un
paso atrás y cambiando.
No podía esperar para contarle a Embry las buenas noticias
cuando se despertara.
Vuelvo a casa, Ángel.
Capítulo nueve

Embry

El sonido de los gritos me despertó. Mi cabeza se sentía como


106
si estuviera dando vueltas. Los recuerdos de los rostros de Tom y
Rick pasaron por delante de mí. Abrí los ojos lentamente,
asimilando la escena. 01/2021
Estaba en un edificio pequeño y yacía sobre un piso de tierra.
Estaba oscuro, pero corrientes de luz inundaban las tablas de
madera. Una especie de cobertizo, pensé. Alguien me había
atado las manos a la espalda y no podía moverlas. Si me movía,
podría lastimarme.
—¿Qué diablos, Tom? Tú y Rick me drogan, me atan y me
sacan de mi casa, ¿para qué? ¿Para llevarme al lago Dothan? —
Escuché a Chad gruñir.
Lago Dothan, eso estaba a unas pocas horas al sur de Belle
Fort. Debo estar en uno de los cobertizos. Sabía dónde estaba
ahora. ¿Pero por qué agarrarían a Chad? Me concentré mucho,
intentando organizar mis pensamientos.
¡ANGUS! Grité a través de nuestro vínculo. Su rápida respuesta
me tranquilizó.
Ángel, ¿estás bien? Encontramos a mi hermano; él está bien.
Estamos hablando ahora
Corté sus pensamientos.
Angus, necesito ayuda! ¡Tom y Rick me tienen!
¡¿QUÉ?! Lo escuché gritar a través de nuestro vínculo. ¿Dónde
estás? ¿Estás bien? ¿Te hicieron daño? La última pregunta salió
como un gruñido.
No, me noquearon con algo. Me acabo de despertar. También
tienen a Chad aquí. Estamos en el lago Dothan, supuse.
107
La voz de Tom interrumpió cualquier otro pensamiento.
—¡Relájate, hombre! No nos hablarías. Necesitábamos que nos
escucharas. Vamos a encargarnos de todo y recuperar nuestra 01/2021
posición en la manada, y seremos los tres de nuevo, —dijo Tom.
—¿Qué diablos quieres decir con que te "encargarás"? Y si solo
querías hablar, ¿por qué diablos estoy atado? —Chad gruñó.
Escuché risas.
—Atarte fue idea mía, —dijo Rick, sonando demasiado
divertido.
—¡Déjalo, Rick! —Tom soltó. —Chad, te atamos como una
broma. Aquí.
¡EMBRY! llegó la frenética llamada de Angus.
Estoy aquí, estaba intentando...
—¡Mierda! ¿Por qué hiciste eso? ¡Creo que me rompiste la puta
nariz, idiota! —Rick gritó.
—Eso fue por joderme. Ahora me voy a casa. ¡Jódanse los dos!
—Dijo Chad.
—¡Espera! Escucha, sí, no deberíamos haberte atado, pero
tienes que escucharnos, hombre. Vamos a arreglar las cosas con
la manada, —dijo Tom. La voz de Tom sonaba aún más
enloquecida de lo habitual.
—Atacaste y casi matas al primo del Alfa. ¿Cómo diablos vas a
arreglar las cosas?
—¡Fácil! Matamos al pequeño maricón y tiramos el cuerpo al
lago. Nadie lo encontrará —dijo Tom rotundamente. Realmente
se había descarrilado.
108
—Lo has perdido. No puedes matar a Embry, hombre. El Alfa
sabrá que fuiste tú. Demonios, ni siquiera creo que puedas llegar
a él. Embry se queda con el Alfa, —dijo Chad. 01/2021
Escuché pasos que se acercaban a la puerta. Cerré mis ojos.
¡EMBRY, MALDITAMENTE RESPONDE!
¡Apúrate, Angus, planean matarme! Pensé mientras se abría la
puerta. La luz del sol brilló, cegándome por un segundo. Una
mano áspera me agarró y me arrastró fuera.
—¿Qué diablos hiciste? ¿Agarraste a Embry? ¿Están los dos
locos? El Alfa nos va a matar, —dijo Chad mientras corría a mi
lado.
—Como dije, lo matamos y lo arrojamos al lago. Nadie lo
sabrá, y volveremos a estar en la manada como deberíamos
estar, sin un Omega maricón, —dijo Tom, su voz cada vez más
fría. Rick asintió con la cabeza.
Sentí las manos de Chad tirar de mis ataduras y mis manos
estaban libres. Me empujó hacia atrás.
—¡Cambia, Embry! ¡Corre! —Chad gritó mientras se
transformaba en su lobo rubio. Se paró frente a mí en una
postura defensiva, gruñendo a Tom y Rick, que también habían
cambiado.
Tom, el lobo de pelo castaño, era el más grande de los tres. El
poder emanaba de él mientras doblaba el labio hacia atrás. Rick
era el más pequeño del trío, pero todavía era bastante grande; su
abrigo era leonado. Ellos gruñeron y arremetieron, chasqueando
las mandíbulas hacia Chad. Por un momento, me quedé allí
109
paralizado, mientras Chad se enfrentaba a ambos. Tom y Rick
atacaron a Chad, quien saltó, esquivando su asalto. Chad gruñó
fuerte, sacándome de mi estupor. 01/2021
Cambié. Estaba a punto de darme la vuelta y correr cuando
escuché un grito. Rick había aterrizado en la espalda de Chad,
mordiéndolo y sujetándolo. Chad intentó soltarse, pero no pudo
librarse del decidido agarre de Rick. Tom rodeó al dúo y se
agachó, como si esperara una abertura para la garganta de Chad.
No podía huir de esto. Tenía que ayudar.
Sin pensarlo, salté, chocando contra Rick y empujándolo de la
espalda de Chad. Escuché a Rick ponerse de pie detrás de mí,
gruñendo bajo en su garganta.
Rick me superaba por lo menos por sesenta libras y era casi el
doble del tamaño de un lobo normal; yo era del tamaño de un
pequeño collie. Sus labios se curvaron hacia atrás, mostrando sus
enormes dientes. Sabía que no tenía la fuerza para vencerlo. Mi
única esperanza era aguantar hasta que mi compañero pudiera
alcanzarme.
Rick se abalanzó sobre mí y yo lo esquivé, chasqueando las
mandíbulas. Le mordí la nuca, pero él solo gruñó más fuerte.
Sabía que lo había hecho enojar. Me atropelló de frente,
tirándome al suelo y saltó sobre mí.
Incapaz de desviar el golpe, empujé con mis patas, tratando de
soltarme. Sus dientes se cerraron en mi garganta.
Entonces Chad lo mordió y lo empujó a un lado. Rick gritó. La
distracción me permitió soltarme del agarre. Inmediatamente
Chad estuvo a mi lado; nos paramos hombro con hombro frente
110
a Tom y Rick.
Tom cambió de repente.
—¿Eres un amante de los maricones ahora, Chad? —gruñó. — 01/2021
Ustedes dos no son rival para Rick y para mí. Cambia ahora,
Chad, y te perdonaré tu estupidez.
Me preguntaba qué haría Chad. La última vez había
terminado volviéndose contra mí. Esta vez fue diferente; Chad
continuó a mi lado. Levantó la cabeza y gruñó en voz alta,
tirando de sus labios hacia atrás en una mueca. Había tomado la
decisión de defenderme y protegerme.
—Elección incorrecta, ma... —comenzó a decir Tom, pero un
rugido gigante lo interrumpió. Yo conocía ese rugido; lo había
escuchado antes. Era Angus.
Mi compañero estaba aquí.

****
Angus

Embry aún debe estar durmiendo, pensé. No podía sentirlo a


través de nuestro vínculo. No estaba demasiado preocupado. Me
había dado cuenta de que cuando él dormía, no sería capaz de
sentir sus pensamientos. Con suerte, podría terminar aquí y estar
de vuelta en sus brazos antes de que se despertara.
—¡Grilletes de Baracha! —La voz de Krispin me sacó de mis
pensamientos.
111
Levanté la cabeza y presté atención a mi rey. Se sentó con su
compañero, Ben. Todos holgazaneamos en los sofás de gran
tamaño. Habíamos regresado hace unos veinte minutos y ahora 01/2021
estábamos discutiendo los eventos del día.
Krispin levantó las cadenas. Eran negras, con runas plateadas
grabadas en los eslabones.
—Los grilletes de Baracha son los que usaban los ejecutores de
dragones para atar a un dragón rebelde en High Garden. Solo
un dragón designado por el Rey podría tocarlos. Roarke,
también puedes tocarlos mientras mi sangre corre por tus venas.
La línea real no se ve afectada por su magia, —explicó.
—¿Cómo sigue consiguiendo Harper artículos de High
Garden? Quiero decir, ella tenía la lanza Marbhtach, ahora tiene
estos grilletes, —dijo Devin.
—No te olvides del Keneke también. Esa cosa casi me mata, —
recordó Ben.
Krispin cerró los ojos. Parecía estar meditando. Nos sentamos
en silencio, mirándolo.
Cuando abrió los ojos, tenían un brillo dorado.
—High Garden todavía está protegido y nadie ha entrado en la
ciudad. Ella debe conseguir estos artículos de otra manera, —
dijo.
—¿High Garden todavía existe? —Addison y Aaran
preguntaron al unísono.
—Sí. Simplemente está escondido y protegido por la magia de
la Llama Sagrada. Como soy el Guardián de la Llama, puedo
sentir todos los acontecimientos dentro de High Garden, —
112
respondió Krispin.
Yo estaba en shock. La antigua ciudad capital de Dragonkind
todavía existía. Mi mandíbula colgaba abierta, reflejando la de 01/2021
mis hermanos.
Aaran fue el primero en recuperarse.
—Independientemente de cómo esa bruja obtenga estas cosas,
debe ser encontrada y asesinada—. Hizo una pausa y cerró los
ojos por un momento antes de mirar a Krispin. —Ella tomó
mucha de mi sangre. Le dio un poco a Bazer para que pudiera
caminar a la luz del día. ¿Cuánto más daño podría hacer ella? —
Preguntó con gran emoción, obviamente recordando cómo
había tomado esa sangre.
—No lo sé. Mi hermano y el padre de Harper, Zanic, mataron
a varios dragones antes de intentar apoderarse del trono. Creo
que necesitaría mucho más de lo que tomó, pero no lo sé, —
respondió Krispin.
¡ANGUS! Escuché la voz de Embry a través de nuestro vínculo.
Sonaba presa del pánico.
Ángel, ¿estás bien? Encontramos a mi hermano; él está bien.
Estamos hablando ahora
Angus, necesito ayuda! ¡Tom y Rick me tienen! Gritó, cortando
mis palabras.
—¡¿QUÉ?! —Rugí, saltando a mis pies. Los demás en la
habitación me miraron confundidos. Sentí que mi dragón
asumía el control. Escamas de un azul brillante aparecieron en
mi piel.
—Angus, ¿qué pasa? —Roarke preguntó mientras también se
113
ponía de pie de un salto.
—¡Tienen a Embry! —Grité mientras corría hacia la puerta. La
abrí y en segundos estaba volando en forma de dragón. 01/2021
Mis alas se movían cada vez más rápido; necesitaba llegar a mi
Corazón. Destellos de rojo y púrpura me flanqueaban, mis
hermanos. Seguí intentando contactar con Embry; estaba en
silencio. Sabía por nuestro vínculo que estaba vivo, pero no sabía
lo que estaba pasando.
—¿A dónde vamos? —Roarke llamó desde mi derecha.
—Embry dijo que lo tienen en el lago Dothan. Tom y Rick lo
consiguieron de alguna manera, —respondí.
Necesitaba ir más rápido. Obligué a mis alas a batir con más
fuerza. Mi dragón empujaba más fuerte que nunca;
necesitábamos llegar a nuestro Corazón. Seguí intentando
alcanzarlo.
¡EMBRY, MALDITAMENTE RESPONDE! Grité.
Date prisa, Angus, están planeando matarme, susurró.
Rugí, mi dragón tomando el control por completo, un poder
como nunca antes había sentido surgiendo a través de mí.
Roarke, Aaran y Addison respondieron con sus propios rugidos.
Mis ojos de dragón brillaron.
Vi el lago a lo lejos. Cuatro lobos estaban peleando. Me
zambullí para proteger a mi compañero.
Uno de los lobos había cambiado a su forma humana. Tenía
una mirada de sorpresa en su rostro cuando aterricé detrás de
Embry. Mi Cardia le dio un codazo al lobo junto a él, y se
114
lanzaron bajo mi poderoso cuerpo.
Rugí de nuevo.
—¡Te atreves a tocar lo que es mío! 01/2021
El miedo entró en los ojos del hombre, y el lobo junto a él
gimió. El olor a orina llenó el aire. Fruncí los labios con
disgusto.
—¿De qué estás hablando, dragón? —Preguntó el hombre
mientras mis hermanos aterrizaban a mi lado.
Ese es Tom, y el lobo es Rick. La voz de Embry revoloteó en
mi mente.
—¡Tocaste a mi compañero! ¡Eres hombre muerto! —Gruñí.
—¡No, espera, no lo sabía! —Tom gritó.
—¡Tus gritos no importan! —Dije. No mostraría piedad. Este
era el hombre que había golpeado y casi matado a mi pareja.
Levanté la cabeza y estiré el cuello, invocando mi magia
interior. Los fragmentos de hielo perforaron a Tom y Rick.
Gritaron de dolor mientras se ponían rígidos bajo el inmenso
frío. Me di la vuelta y destrocé sus formas congeladas con mi
cola puntiaguda. Ya no podían lastimar a mi Corazón.
Rápidamente cambié y corrí hacia Embry, quien también
había cambiado. Lo atraje a mis brazos.
—Nunca te dejaré ir, Ángel, —le dije.
—No lo hagas. Quiero quedarme en tus brazos para siempre.
Te amo, Angus.
—Yo también te amo, Embry.
Lo abracé con fuerza, mi dragón finalmente descendió de la
115
rabia y el miedo. Nuestro compañero estaba a salvo.
—¿Qué hay de este lobo? —Llamó la voz de Roarke.
Me volví para ver a un hombre alto y larguirucho. Tenía el 01/2021
pelo rubio castaño desgreñado y ojos azules. Los arañazos y las
marcas de mordiscos cubrieron su cuerpo y el miedo brilló en
sus ojos, pero su mirada permaneció en Addison.
—Ese es Chad. Me protegió contra Tom y Rick, —dijo Embry.
—Gracias por ayudar a mi compañero, —dije con seriedad,
asintiendo con la cabeza hacia Chad, cuya mirada llena de
miedo seguía mirando a Addison.
Sorprendentemente, Addison también estaba mirando a Chad.
Mmm…
No tuve tiempo de continuar con mi pensamiento. Embry me
apretó más fuerte. Estaría total y completamente perdido sin mi
pareja. No quería volver a sentirme así nunca más, y juré que
nunca lo haría.
Epílogo

Embry

—Tío Embee, —me llamó el hijo de Krispin y Ben, Callum.


116
Tenía lindos rizos rubios y mejillas regordetas. Tenía solo unos
meses pero ya estaba empezando a hablar. Los dragones se
desarrollaron rápido. Al menos eso es lo que había dicho Angus. 01/2021
Me preocupaba que nuestro pequeño caminara y hablara en
poco tiempo, y ni siquiera estaba aquí todavía.
Habían pasado dos semanas desde el ataque en el lago, y me
estaba creciendo una pequeña panza. Nos mudamos hoy. Angus
y sus hermanos estaban arreglando nuestra cabaña. Krispin
había decidido que Angus, Addison y Aaran deberían tener tres
de las casas circundantes, protegiendo completamente la
montaña. Con suerte, podrían protegerse contra cualquier
ataque de esa bruja.
Aaran todavía estaba en mal estado por haber sido capturado,
y Addison también había estado un poco fuera de lugar
últimamente. No sabía qué le pasaba. Krispin iba a llamar a otro
dragón que potencialmente podría ayudar; tendríamos que
esperar y ver.
Una mano babeante me golpeó la cara, sacándome de mis
pensamientos. Le sonreí a Callum. Me encantaba jugar con los
cachorros, o las crías, como Angus solía corregir. Le hice
cosquillas en el estómago a Callum y soltó un pequeño chillido.
Ronan y Reade se movieron en su moisés, tomando una siesta.
Se parecían mucho a Roarke y Devin. Me preguntaba si mi
pequeño se parecería a nosotros. Angus y yo no pudimos
encontrar un nombre. Él quería Maximus de la película
Gladiator. No me veía llamando a mi hijo Max. Yo era un lobo;
117
parecía un cliché. Me estremecí al pensar en los apodos que se
les ocurrirían a los niños. Entonces, estábamos en un punto
muerto. 01/2021
Y no quería empezar con nombres de chicas. No teníamos ni
idea. Recé para que no tuviéramos una niña. No sabía nada de
ellas.
—Oye, Ángel —dijo Angus desde la puerta.
Lo miré.
—¿Has terminado? —Yo pregunté.
—Sí, ya mudamos todo. ¿Qué dices de que vayamos a bautizar
nuestro nuevo hogar? —Dijo moviendo las cejas.
—Oye, no hables así delante de las crías, o de mí, para el caso.
No necesito saber sobre tu vida sexual, puaj. Necesito lejía para
mi cerebro, —dijo Roarke, caminando detrás de Angus con
Aaran.
—Estoy de acuerdo, —dijo Aaran, estremeciéndose.
Me reí. Amaba a los hermanos de Angus. Eran hombres
buenos y enormes. Me levanté del suelo. Recogí a Callum, lo
llevé a Roarke y se lo entregué.
—Mira, cuida a los niños, y me aseguraré de que no lo vuelva
a mencionar, —le dije, queriendo hacer exactamente lo que
Angus sugirió.
Roarke no parecía creerme, pero se llevó a Callum.
—Vete, sal de aquí.
Me acerqué a Angus, quien de repente me tomó en sus brazos
118
al estilo nupcial y se fue. Me reí mientras corría por la puerta
hacia nuestra cabaña. Tan pronto como llegamos al umbral de
nuestro lugar, giró el pomo de la puerta y la abrió de una 01/2021
patada.
Miré alrededor. Pétalos de rosa cubrían la habitación y sonaba
una música suave. Miré a Angus.
—Te amo, Ángel. Quería que tu regreso a casa fuera especial,
—dijo mientras me acostaba sobre la alfombra de piel de oveja
frente a la chimenea.
Comenzó a quitarme la ropa, levantando mi camisa por el
dobladillo. Besó mi cuello y bajó por mi pecho. Mis pantalones
fueron los siguientes en desaparecer. De un solo golpe, los quitó
de mi cuerpo. Mi polla dura golpeó mi estómago y se filtró
líquido preseminal en mi vientre. Mi polla tembló al pensar en
su boca, tocándola. Angus tenía una boca y una lengua tan
talentosas.
Movió su lengua sobre mi raja, probando mi líquido
preseminal. Gemí de placer. Quería más.
—Por favor, Angus. No te burles.
Él rió entre dientes.
—No me burlo, Ángel —dijo mientras bajaba su boca sobre
mi polla, llevándome por su garganta. Un calor dulce y húmedo
rodeó mi eje. Me resistí y él mantuvo mis caderas hacia abajo,
impidiendo su movimiento. Su lengua se arremolinaba arriba y
abajo a lo largo de la vena de mi pene. Yo estaba en el cielo.
Sentí que un dedo comenzaba a sondear mi rajadura. Sabía lo
que venía. Anhelaba que Angus estuviera dentro de mí. Quería
119
sentir su polla expandirse en mi estrecho agujero. Su dedo
rompió mi roseta y chillé de placer. Sentí el resbalón de otro
dedo y mi canal comenzó a aflojarse. Tenía que tener su líquido 01/2021
preseminal sobre ellos.
—Por favor, Angus, te necesito en mí ahora, —supliqué.
Se desprendió de mi polla y se sentó, su larga polla goteaba,
pulsaba. La acarició una vez, cubriéndola con presemen. Se
inclinó hacia adelante, colocando su cabeza en mi agujero y
empujó, su polla se ensanchó y entró en mi pasaje.
—¡Sí! —Grité.
Gimió de placer cuando mi cuerpo lo enfundó por completo.
Sentí sus pesadas bolas golpear mi trasero y se detuvo. Me miró
a los ojos y estoy seguro de que mi mirada reflejaba su hambre y
su amor.
Te amo, le susurré a través de nuestro vínculo.
Gruñó, se apartó y empezó a joderme. Golpeó mi cuerpo y
grité de éxtasis. Sentí que mi clímax aumentaba y no pude
contenerme. Embestí y le atravesé el pecho con mis colmillos,
mi lobo reclamó a nuestra pareja. Mi agujero se apretó y me
corrí, enviando mi semen entre nuestros cuerpos.
Sentí que Angus se ponía rígido y su nudo comenzó a
expandirse. Se inclinó, mordió mi marca de apareamiento y
comenzó a llenar mi canal con su semen.
Cayó, rodándonos y poniéndome encima. Nos quedamos allí
en silencio, disfrutando de la presencia del otro, y pensé en todo
lo que me había pasado para llegar a este punto. Miré el rostro
de Angus y me di cuenta de que había conseguido lo que
120
siempre había querido. El destino sabía lo que estaba haciendo.
—Me salvaste y me aceptaste por quien era, tartamudeo y
todo. Me hiciste creer en lo imposible. Te amo, Angus —susurré, 01/2021
ahora mirando sus hermosos ojos verdes. Permití que todo mi
amor y felicidad fluyeran a través de nuestro vínculo.
Sus poderosos brazos me envolvieron, y sentí mi amor
reflejado.
—Te amo, mi Ángel.

****

Lord Dranin

—¡Mi señor! —Stavros, mi mejor amigo y segundo, gritó.


Detuve mi caminata y me volví hacia su llamada. Fue una
hermosa y fresca tarde en las montañas del norte de Grecia.
Había salido de la casa de Stavros hacía solo unos minutos y me
preguntaba qué podría haber causado que mi amigo más viejo
me persiguiera.
—Mi señor, acabamos de recibir una llamada del Rey, —dijo,
sin aliento, mientras se paraba frente a mí.
Eso me llamó la atención. No había tenido noticias del Rey en
los meses, desde su reaparición en el Consejo. Había recuperado
el lugar que le correspondía y asumió su papel de líder de
nuestro pueblo. Yo era el líder y representante de los dragones
de la Casta Negra y había jurado lealtad a mi Rey.
121
—¿Qué quería él? —Yo pregunté.
—Te ordenó ir a Colorado. Dijo que necesita a la Casta
Negra—. Stavros arrugó los ojos y pareció contemplar lo que el 01/2021
rey podría querer exactamente.
Los dragones de la Casta Negra eran guardianes, pero debido
a que teníamos magia de las sombras (la capacidad de
escondernos en las sombras) éramos tradicionalmente asesinos.
—Llama y prepara mi jet. Te encargarás de las cosas aquí. Dile
a Dimitri que esté listo para irse dentro de una hora —le ordené.
—Alex, —dijo Stavros, usando mi primer nombre. Nunca me
llamó así, a pesar de que era mi mejor amigo. Siempre fue
formal, llamándome Lord Dranin. Me hizo darme cuenta de que
lo que tenía que decir era serio. —Necesitas tener cuidado. No
creo que el Rey te haya llamado para el deber de guardia.
Lo pensé por un momento. Stavros tenía razón. No pensé que
el rey necesitara un guardia. Asentí con la cabeza.
—Lo que sea que él quiera, lo haré, —dije, haciendo una
pausa. —Y tendré cuidado.
Le di una palmada en el hombro y me volví para irme. Mi
dragón estaba ansioso y paseando en mi mente. Algo grande nos
iba a pasar y él estaba listo.

FIN

122

01/2021
Los Dragones de High Garden (DHG)
Los Lobos de Belle Fort (LBF)

01 El Corazón del Rey Dragón - (DHG)


02 El Duque Dragón de Devin - (DHG) 123
03 El Ángel del Dragón Guardián - (DHG)
04 The Dragon Assassin's Mates - (DHG)
05 The Dragon's Straight Mate - (DHG) 01/2021
06 The Doctor's Wounded Dragon - (DHG)
07 The Mage's Dragon Enforcer - (DHG)

The Belle Fort Wolves


01 Tommy's Wolf - (LBF)
02 Jasper's Stubborn Mate - (LBF)

C. K. NOEL
SOBRE EL AUTOR

No lo sabrías al mirarlo, pero C. K. ama a sus almas gemelas,


el amor verdadero y felices para siempre. Por supuesto, él no
puede permitir que sus personajes tengan un final feliz con
124
demasiada facilidad; tienen que sufrir primero. Se inspira en el
día a día y le encanta transformar lo ordinario en extraordinario
en sus historias. 01/2021
C. K. reside en un pequeño pueblo de Florida cerca de donde
creció. Tiene una familia grande y loca, un chihuahua
remilgado y dos gatos traviesos que se aman en un momento y
se odian al siguiente; no hay nada intermedio.
Traducción, Diseño y Edición
IPHI
Corrección
ROSITA

EPUB
125
MARA

01/2021

NO
FACEBOOK
ni ninguna
red social

Es de fans para fans y no recibimos ninguna compensación


económica por las traducciones que realizamos.
Espero que les guste.
Y no olviden comprar a los autores, sin ellos no
podríamos disfrutar de estas maravillosas historias