Está en la página 1de 6

LA INVESTIGACIÓN FORMATIVA IF Y LA FORMACIÓN PARA LA

INVESTIGACION FI EN PREGRADO

La investigación no solamente es una actividad destinada a mejorar la sociedad,


sino que además sirve para que los estudiantes de pregrado podamos desarrollar nuestra
actitud profesional, por lo que cuando hablamos de investigación, hablamos de una
necesidad formativa de vital importancia para el estudiante de pregrado.

En el presente ensayo hablaremos por una parte de la investigación formativa;


que como sostienen Roncacio y Espinosa (2010, p. 155), “significa aprender a
investigar investigando, aprender desde el hacer en lo concreto, donde se logre
explorar necesidades en contextos reales de la sociedad y transferir el conocimiento
aprendido”; y de la formación para la investigación, que en palabas de Von Arcken
(2007) “se centra en brindar bases para comprender y manejar los procesos
metodológicos fundamentales; aunque la investigación formativa (IF) brinda
igualmente bases metodológicas, su intención es la promoción de una cultura de
investigación y la formación de investigadores”

Entonces diremos que ambas tanto la investigación formativa (FI) como la


formación para la investigación (IF) centran su atención en la investigación, sin
embargo mientras la primera busca que el estudiante se forme como investigador, la
segunda prepara al estudiante para investigar. Con lo que podemos decir que ambas FI e
IF se complementan para lograr que el estudiante de pregrado sea un futuro profesional
investigador.

La actividad investigativa juega un importante rol en la formación del


estudiante, que podemos decir, recuperando las palabras de Kinkead (2003), que “la
importancia de la investigación en estudiantes universitarios es que ellos se sienten
más motivados para aprender, especialmente cuando pueden elegir el tema de
investigación y tomar decisiones dentro del proceso” opinión de la que rescatamos el
rol de la investigación como la fuente de motivación que tiene el estudiante para
afianzar sus conocimientos y su sentido de pertenencia para con la carrera.

Empero, citando a Walford (1991), cuando dice que:

“el principal problema con la formación en investigación es que


no se transmite la versión real de la práctica científica, en lugar de eso, se
les da a los estudiantes una visión lineal de la investigación, como una
serie de pasos por seguir bien planeados, en los que nunca se presentan
dificultades.”

Sosteniendo la afirmación de Walford, podemos mencionar que como parte de la


formación para la investigación, los estudiantes replican esquemas investigativos ya
desarrollados, sin el adecuado rigor científico de creación de nuevo conocimiento, y
esto los pone ante el escenario en que no es posible fallar, aunque si bien es cierto le
permite conocer el esquema que ha de seguir una investigación no lo prepara para los
contratiempos de la misma, dejando latente la pregunta del que hacer si el conocimiento
nos lleva por un camino no esperado.

Entonces, queda en el tintero la pregunta de la utilidad real de aprender una serie


de pasos amañados para tener éxito, en un entorno incierto como es el de crear
conocimiento.

Pero la presente no pretende cuestionar la validez de los métodos investigativos


pre definidos sino la valía que estos tienen para formarnos como profesionales. Y es en
esta línea que retomando la formación para la investigación para decir que parte
integrante de nuestra formación como profesionales es aprender a investigar, y una vez
formados para investigar, podemos usar ejemplo de investigación para formarnos.
Con la sensación de la redundancia presente en el texto hasta ahora, he de
realizar una comparación entre ambos FI e IF, para terminar de disociarlos. Para ello
citaré en siguiente texto de Barrios, Delgado y Hernández (2018):

En general se observan diferencias entre el grupo de estudiantes


de formación investigativa (FI) y los estudiantes de investigación
formativa (IF), el grupo FI suele tener nociones más generales y teóricas
de la investigación, mientras que el grupo IF cuenta con nociones más
claras de los conceptos, aunque esto no implica la ausencia de errores o
confusiones. En los conceptos de investigación se observan algunas
diferencias y similitudes. (p. 82)

Es así que hemos desglosado la FI y la IF en dos enfoques distintos que preparan


a los estudiantes de pregrado para investigar, donde podemos observar, como lo
menciona la cita a los estudiantes FI o formados para investigar y a los estudiantes IF o
formados a través de la investigación.

Este criterio separatista de enfoques concluye que:

La investigación formativa permite una comprensión más profundo


de los conceptos, y aunque parece no ser suficiente para eliminar algunos
prejuicios e ideas erróneas con respecto a la investigación, muestra
ventajas significativas con respecto a la formación investigativa. Sin
embargo, la investigación formativa requiere una inversión de recursos
económicos y humanos, por lo que suele elegirse la investigación
formativa en la mayoría de las universidades. Se espera que esta
investigación contribuya a la evidencia empírica de la efectividad de este
tipo de abordaje que permita a más universidades migrar a este tipo de
enseñanza. (Barrios, Delgado y Hernández, 2018, p. 83)
Resultado que seguramente se apoya en la idea de que con la práctica se aprende
más que con la teoría, sin embargo y no pretendiendo desmerecer el estudio de Barrios,
Delgado y Hernández, no siempre replicando muchas veces una cosa la comprendemos,
y no siempre comprender bien algo nos permite replicarlo.

Con esto quiero decir que ambos enfoques más que ser considerados como
criterios separatistas, deben ser comprendidos como criterios holísticos, y retomando
mis primeras líneas entonces diré nuevamente que la correcta preparación como
investigadores de los estudiantes de pregrado tiene que venir como una ecuménica
posición entre IF y FI que busque que los estudiantes se formen para la investigación y
que luego esta sirva para afianzar su formación.

Entonces la pregunta ¿formación para la investigación o investigación


formativa? Que es la regla hoy en día cuando se toma el debate del deber ser de la
universidad. Que no es sino obligar a que los procesos de enseñanza - aprendizaje,
decidan entre teoría o práctica, en realidad no logra objetar su complementariedad, sino
que simplemente la niega bajo el supuesto de que el uno es mejor que el otro.

Mientras que como estudiante es necesario preguntarme ¿Cómo abordar la


cuestión investigativa?, y con esta sola pregunta logramos algo, comprender nuestro rol
como universitarios, rol que va más allá de de la mera captación de conocimientos, sino
que es el ser vector de trascendencia de la universidad a la comunidad en la forma de la
investigación de problemáticas sociales con el fin de mejorar la comunidad. Porque
desde mi humilde comprender esa es la función del estudiante universitario, prepararse
para ser parte del mecanismo de desarrollo social.

Entonces retomando la cuestión sobre el cómo se debe abordar la cuestión del


aprendizaje de la investigación, no puedo ni debo tomar partido por uno u otro, sino por
el contrario debo afianzarme en la opinión de que ambos son complementarios y de que
es así como se debe de abordar el tema.
Y diré entonces que para prepararse para obtener nuevos conocimientos los
estudiantes de pregrado deben ser instruidos en primer término en los criterios
formativos para la investigación, dándonos esta instrucción conocimientos teóricos con
los cuales podamos abordar con conocimiento de causa el proceso investigativo, para
luego afianzar este conocimientos a través de investigaciones formativas, que nos
permitan llevar a la práctica los postulados teóricos aprendidos y contrastarlos con la
realidad.

Y así también daremos solución a una cuestión que líneas arriba deje sin
desarrollar sobre el cómo somos dirigidos rehaciendo investigaciones que ya han sido
llevadas a cabo y sobre la cuales la certidumbre de su consecución es total.

Porque cuando realizamos los talleres de investigación solo vemos


investigaciones que ya han sido llevadas en otros lugares, traídas a nuestro entorno, y no
desarrollamos verdadero conocimiento, y me pregunto ¿si con la FI hemos obtenido el
conocimiento teórico, no es acaso posible atrevernos con la IF a explorar nuevos
criterios investigativos?, pues yo creo que sí, y no lo creo porque considere que con el
solo hecho de haber obtenido formación para la investigación ya sea un experto, sino
porque mi misión como estudiante es precisamente equivocarme, hacer y fallar, solo así
funciona una verdadera investigación formativa.

Pero no me malinterpreten no quiero decir con esto que debo hacerlo mal, ni que
no haga todo mi esfuerzo para lograr un resultado exitoso, sino que precisamente al
arriesgar y errar, en investigaciones que quizá se trunquen por encontrarse ante caminos
sin salida, desarrollare mi capacidad de respuesta, y esa cualidad innata de los
investigadores de pensar fuera del molde.

Esa es la complementariedad que yo creo debe existir entre la FI y la IF, una en


la que la primera nos prepare para investigar brindándonos las herramientas teóricas
necesarias y la segunda nos de la experiencia para formarnos como verdaderos
investigadores cuando seamos profesionales.
Referencias bibliográficas

Roncacio, N. M. y Espinosa, H. (2010). Un breve acercamiento a la formación de los


semilleros de investigación. Precisiones acerca de algunas diferencias entre la
formación investigativa y la investigación formativa. Revista Logos Ciencia y
Tecnología, 2(1), 152-157. Recuperado de: https://goo.gl/Uj8L1j

Von Arcken, B. C. (2007). Acercamiento a la formación investigativa y a la


investigación formativa. Revista Universidad de La Salle, 44, 57-63. Recuperado
de: https://goo.gl/kwxPir

Kinkead, J. (2003). Aprender a través de la indagación: una descripción general de la


investigación de pregrado. New Directions for Teaching and Learning,
2003(93), 5-18. https://doi.org/10.1002/tl.85

Walford, G. (1991). La otra cara de la investigación educativa. Madrid: Editorial La


Muralla

Barrios, E. E.; Delgado, U.; Hernández, E. (2018) Diferencias Cualitativas entre


Formación Investigativa e Investigación Formativa de Estudiantes
Universitarios. Revista Digital de Investigación en Docencia Universitaria.
Recuperado en http://www.scielo.org.pe/pdf/ridu/v13n1/a06v13n1.pdf