Está en la página 1de 2

Análisis de los conceptos de la personalidad

El tema de la personalidad ha sido motivo de estudio desde antes de cristo, siendo los
griegos la cultura que desarrollo el interés por personificar diferentes papeles en el
drama, utilizando mascaras para cubrir sus rostros y asumiendo diferentes
personalidades dentro de una misma persona, por lo cual el concepto de personalidad se
origina del término persona. Desde esa época hasta la actualidad, diversos autores han
enriquecido el concepto de la personalidad, en función de la visión del mundo y las
necesidades que las sociedades han presentado.

Por tanto, no existe un concepto único de personalidad, ya que se emiten diferentes


ideas expresadas por autores el cual son debatibles. Uno de estos es Cicerón, quien
define al término personalidad basándose en cuatro significados distintos; como la
función que ejerce la persona en la vida, la agrupación de cualidades que comprenden al
individuo, el prestigio y la dignidad de acuerdo con el nivel social a la que pertenece el
individuo. También esta Franz Gall, sosteniendo que el tener frente amplia define la
personalidad de un individuo, el cual fue cuestionado. Tenemos a Cattell proponiendo
una de las teorías de la personalidad más aceptadas a mediados del siglo XX. Esta
teoría, basada en el concepto de rasgo desde el punto de vista nomotético (podemos
encontrar rasgos comunes en todos los individuos). Para Skinner, la conducta es el
resultado inducido por el ambiente en determinada situación específica, a través de
estímulos que actúan como reforzadores aumentando la incidencia de la conducta.
Mientras tanto, Sigmund Freud propone que la personalidad es desarrollada en base a
cinco etapas psicosexuales (la etapa oral, anal, fálica y latencia), donde depende el
desarrollo del individuo para complacer sus deseos sexuales en el transcurso de su vida,
siendo determinada de acuerdo con la forma en que el individuo afronta cada una de
estas etapas. Como emos visto el termino personalidad ha ido evolucionando a través de
los años. Durante la época clásica la personalidad fue deducida como algo que se
localiza en el interior del individuo, siendo parte de su esencia y no algo que se edifica.
De tal manera, con el paso del tiempo en la época medieval se incluyen aspectos éticos
y propios de la persona, dejando a un lado la generalidad. Es así, que la personalidad es
propia de cada individuo, además de ser permanente y constante en el transcurso de los
años.
Como reflexión final, hay que decir que el estudio de la personalidad ha ido
evolucionando y que aún en la actualidad sigue en constantes planteamientos,
adquiriendo conocimientos nuevos. Finalmente, la personalidad es un patrón único de
pensamientos, sentimientos y conductas que son determinadas por la herencia y el
ambiente en el que se desarrolla el individuo, relativamente estables y duraderos que
diferencian a cada persona de los demás y que permiten prever su conducta en
determinadas situaciones. Esta se encuentra vinculada con el temperamento y el
carácter, siendo que ambas influyen en la personalidad del individuo; para Allport el
temperamento es un fenómeno naturalmente emocional, el cual tiene un origen
genético; haciendo referencia al segundo concepto a los factores psicosociales, los
cuales son formados por las experiencias y el proceso de socialización, que es
determinado por el ambiente.

También podría gustarte