Está en la página 1de 2

I 1

Una ranita salió con una amiga a


PATALEANI>O

pasar: caer fue fácil, salir era


MESA COMPARTIDA
recorrer la ciudad, aprovechando los problema. Celebración y vl4a 4e la Comani4ael CrIstiana
charcos que dejara una gran lluvia. Porque desde la superficie de la leche Domingo 24 4e agosto ele 2008 - 21 Or4inarfo
Ustedes saben que las ranitas sienten hasta el borde del balde había como 2
una especial alegría luego de los cuadras de diferencia.
captar la originalidad de su vida, sin
grandes chaparrones, y que ésta alegría Comenzó el pataleo. Pero, luego de un
escuchar la novedad de su llamada, sin
las lleva a salir de sus cuevas para rato, la amiga se dio por vencida.
dejarnos atraer por su amor misterioso,
recorrer el mundo. Pensó que todos sus esfuerzos serían
sin contagiarnos de su libertad, sin
Su paseo las llevó más allá de las casas inútiles y se dejó hundir.
esforzarnos en seguir su trayectoria.
del barrio. Luego de saltar y saltar, se Lo último que se escucho fue:
encontraron con un edificio que tenía "GLU - GLU - GLU",
Lo adoramos como «Dios» pero no es
las puertas abiertas. que es lo que suelen decir lo que se dan
el centro de nuestra vida. Lo
Llenas de curiosidad se animaron por vencido.
confesamos como «SeFlor» pero vivimos
mutuamente a entrar. Era una quesería. Nuestra ranita, en cambio no se rindió.
de espaldas a su proyecto, sin saber muy
En el centro de la gran sala había un Se dijo que, mientras viviera seguiría
bien cómo era y qué quería. Le decimos
enorme balde de leche. pataleando.
¿Quién decís que soy yo? Todos los «Maestro» pero no vivimos motivados
Un tablón permitió a ambas ranitas y pataleó, pataleó y pataleó. Tanta
evangelistas si nópticos recogen esta por lo que motivaba su vida. Vivimos como
trepar hasta la gran olla, en su afán de energía y constancia puso en su
pregunta dirigida por Jesús a sus miembros de una religión, pero no somos
ver como era la leche. Pero calculando esfuerzo, que finalmente logró convertir
discípulos en la región de Cesarea de discípulos de Jesús.
mal el último saltito, se fueron las dos la leche en manteca y parándose en la
de cabeza dentro del balde, manteca, hizo pié y saltó para afuera. Felipe. Para los primeros cristianos era
muy importante recordar una y otra vez Paradójicamente, la «ortodoxia» de
zambulléndose en la leche.
a quién estaban siguiendo, cómo estaban nuestras fórmulas doctrinales nos puede
Lamentablemente pasó lo que suele
Mamerto Menapace colaborando en su proyecto y por quién dar seguridad, dispensándonos al mismo
estaban arriesgando su vida. tiempo de un encuentro vivo con Jesús.
Hay cristianos muy «ortodoxos» que
ORAR LA SEMANA
Cuando nosotros escuchamos hoy esta viven una religiosidad instintiva pero no

'*
/.Imf' lit . .ltlá Q..... - Luilrg
2Ts 1,1-5.11b-12:EI Seilor sea glorlficCldos en
profctosl
JUMl28:~.~
pregunta, tendemos a pronunciar las
fórmulas que ha ido acuFlando el
conocen por experiencia lo que es
nutrirse de Jesús. Se sienten
«propietarios» de la fe, alardean
ustedes lCo 1,1-9: EnlSOmOs en~enriquec:ldos cristianismo a lo largo de los siglos:
Salmo r«spot1sorial 95: Contad las maravillas Scdmo responsorial 144: Bendeciré tu Jesús es el Hijo de Dios hecho hombre, incluso de su ortodoxia, pero no
del Seffor el todas las naciones nombr« por siempre, Dio. ."fo, ll'IÍ rey. el Salvador del mundo, el Redentor de conocen- el dinamismo del Espíritu de
Mt 23,13-22: IAy de ustedes, gufas de ciegos! Mt 24,42-51: Estén prepcIt"GCfot como Si se Cristo.
Mprtp 24: r".., J'qt'flft - Frpy trat(ll'Q del 1o.dr6n la humanidad... ¿Basta pronunciar estas
Jw[pgp S«rtI VI.,.. 29: Mqrtirf9 ti« JUfJII 1JqutI1t,­ palabras para convertirnos en
2Ts 2,1-3a.14-17: Conserven las tradiciones ~ «seguidores» de Jesús? No nos hemos de engañar. Cada uno
que han apr«ndldo Jr 1,17-19: Diles lo que yo te envfo Por desgracia, se trata con frecuencia hemos de ponernos ante Jesús, dejarnos
Salmo responsoriol 95: llega el Seftor a regir Salmo responsoriol 70: Mi boca contard tu mirar directamente por él y escuchar
la tierro auxilio de fórmulas aprendidas a una edad
Mt 23.23-26: IAy de ustedes, hipócritasl Mc 6,17-29: El testimonio de Juan el Bautista infantil, aceptadas de manera mecánica, desde el fondo de nuestro ser sus
Mflrq'" 27: M4(11g S6bado 39: Fllút repetidas de forma ligera, y afirmadas palabras: ¿quién soy yo realmente para
2Ts 3,6-10.16-18: El que no trabaja, que no Os 2,lS-I7b.21-22 más que vividas. vosotros? A esta pregunta se responde
cot!\a Salmo responsoriol: 44 con la vida más que con palabras
SalInO 127: Dichosos los que tetnen al Sei'íor. Mt 13,44-46: Vendieron todo por un tesoro y
Mt 23,27-32: IAy de ustedes, asesinos de una gran perla Confesamos a Jesús por costumbre, por sublimes.
piedad o por disciplina, pero vivimos sin José A. Pagola
AU<!PfNlTENClAL (jtOIJlA. -Unos que Juan el Bautista; otros que ORACIÓN DELOS FIELES
• CUando con nuestro modo de vivir y Junto con todo la erección y con todo Elías; otros que Jeremías o uno de los
.derclocionarno$ CreQn\OS riVGlidad y per$OM de biéll, ((labamos al Seftor profetas. 1.- Para que la Iglesia, por su estilo
5epQl"(lción entre las perSonas. 5efíor, N;tOndO el &Ioritl. Jesús les preguntó: evangelizador, ayude a las personas a
ten p i e d a d . " fllt«Z9N4lEUtf -y vosotros, ¿quién decís que soy yo? descubrir a Dios en medio de la vida.
Dios Padre nuestro, necesitdmoS que Simón Pedro respondi6: Oremos.
- Coondo en lugar de apoyar a les nos mires con coriito y con bot'ldod, y -Tú eres el Mesías, el Hijo de Dios vivo.
débiles les hundimos mds y mds en su que nos ayudes a eftCOntrarnos con Jesús le dijo: 2.- Para que la entrega de los cristianos
situación. Cristo. ten piedad. Jesús para poderlleWlr una vida plena -Dichoso tú, Simón, hijo de Juan, porque empuje y ayude al entendimiento y al
y autentico, que la fe rIOS haga vivir eso no te lo ha revelado ningún mortal, perdón entre las personas y los pueblos.
• CuoncJo pretendemos reducir a ilusionados y con esperanza. sino mi Padre que está en los cielos. Yo Oremos.
privilegio de UrlOS pocos la sa'vaci6.t te digo: tú eres Pedro, y sobre esta
queC>ios regala a todos. Seft9r, ten Por nuestro Setlor Jesucristo. piedra edificaré mi iglesia, y el poder 3.- Para que sepamos vivir la novedad el
del abismo no la hará perecer. Te daré Reino de Jesús. sin quedarnos anclados
las llaves del reino de los cielos; lo que en el pasado. Oremos.
Is22,19-23 El Señor es sublime, se fija en el ates en la tierra quedará atado en el
Te quitaré de tu puesto, te echaré de humilde, y de lejos conoce al soberbio. cielo, y lo que desates en la tierra 4.-Para que nuestra comunidad
tu cargo; y llamaré aquel dfa a mi siervo Señor, tu misericordia es eterna, no quedará desatado en el cielo. parroquial aprenda a valorar y respetar
Eliaquín, el hijo de Jeldas. abandones la obra de tus manos. Entonces mandó a sus discípulos que no a todas las personas como a hermanos,
Le vestiré tu túnica, le ceffiré tu banda
dijesen a nadie que él era el Mesías. como hijos queridos de Dios. Oremos.
y, le confiaré tus poderes. RI1111 11.33-36
Palabra del Serror
El será un padre para los habitantes de
Jerusalén y para la casa de Judá. iOh profundidad de la riqueza, de la
Pondré en sus manos las llaves del sabiduría y de la ciencia de Dios! ¡Qué
palacio de David: insondables son sus decisiones e QMt3QyIOf!Bl MI 0fREN/M$ con J e5ÚS de Nazaret y descubren
cuando abra, nadie podrá cerrar; inescrutables sus caminos! Porque: Con alegría traemos al altar, Sef{or,
que su vida es p~ y auténtiCCl, y que
cuando cierre, nadie podrá abrir. ¿Quién conoce el pensamiento del este pon y vino; envfasobre ellos ka
la fe que profesan tés· ayudo a vivir
Lo hincaré como un clavo en un lugar SePlor? Fuerza de tu Esplritu y haz que,
con ilusión y esperanza. A estos
firme ¿Quién ha sido su consejero? *"do.pant flOsotJ'o$· alimento de Vida,
heraldos de ~ noticias, a estos
y será motivo de gloria para la casa ¿Quién le ha prestado algo mscdCQft(entos do_ de la pot.ka
herO~de1UAmor• • queremos unir
paterna. para pedirle que se lo devuelva? JUSticia y Jo unklod, y nos ayuden en
hér(y-..paroacbnartediciendo:
De él, por él y para él son todas las el CClmil'lO cristÍ4l'1O.
SANTO. SANTO, SANTO.
SALMO 137 cosas. Aél la gloria por siempre. Amén. Por Jesucristo.
ORAgÓN fl!4G52MtA$ÓN .
R. Seffor tu misericordia es eterna, no
J
Al terini_nuestraEU(1;U'istfo, Sefíor,¡r¡
abandones la obra de tus manos. Palabra de Dios. If!!IfN:lO sigue lo vicfa,en ella estamos invitados jj
Neeésitamos recoMcerte, Serior, por Ti paro continuar haciendo el bien;;;~
Te doy gracias, Señor, de todo corazón; corno el Santo. origen de todo /o bueno que toda la Iglesia, y cada uno derl
delante de los ángeles taíleré para ti, Mt 16.13-20 YnoblecJe nuestras vidas y del mundo. nosotros, seamos capoces de dar i',
me postraré hacia tu santuario, daré Te reconocemos como el infatigable respuesta crelble de nuestra fe en;1
gracias a tu nombre. De camino hacia la región de Cesarea
Padre trabajddor que se esfuerza Jesús, como el que se entreg6 a;~
de Filipo, Jesús preguntó a sus
para que a ninguno de sus hijos le fc:tlte eliminar el sufrimiento y a luehar!;~l,
Por tu misericordia y tu lealtad, porque discípulos:
el cariffo, la alegria, la grandeza de contra todo lo que nos hace dallo. Te0~
tu promesa supera a tu fama; cuando te -¿Quién dice la gente que es el Hijo del
la fe. lo pedimos por El que vive junto a ti y¡~¡
invoqué, me escuchaste, acreciste el hombre?
Hay en el mundo muchos hombres y junto a r I O $ O t r o S . '
valor de mi alma. Ellos le contestaron:
mujeres que de verdad se encuentran PorJNS.