Está en la página 1de 9

TEMA 7

DINÁMICA DE UN SISTEMA DE PARTÍCULAS. MOMENTO LINEAL


YANGULAR. PRINCIPIOS DE CONSERVACIÓN. ENERGÍA DE UN SISTEMA
DEPARTÍCULAS. RELACIÓN TRABAJO-ENERGÍA.

Esquema

1. Introducción.
2. Conceptos previos
2.1. Centro de Masa. Posición .Velocidad y Aceleración.
2.2. Momento de Inercia.
3. Dinámica de un sistema de partículas.
4. Momento Lineal de un sistema de partículas.
4.1. Definición.
4.2. Principio de conservación.
5. Momento Angular de un sistema de partículas.
5.1. Definición.
5.2. Principio de conservación.
6. Energía de un sistema de partículas. Relación Trabajo-Energía. Principio de
conservación de la energía.
6.1. Energía Cinética. Teorema de König.
6.2. Energía Potencial.
6.3. Relación Trabajo-Energía. Principio de conservación de la energía.
7. Sistemas de partículas de interés especial. Choques.
7.1. Estudio del choque de dos partículas.
7.1.1. Choques elástico e inelástico
7.1.2. Coeficiente de restitución.
1. INTRODUCCIÓN

Los sistemas físicos reales son conjuntos de partículas materiales que interaccionan
entre sí, con fuerzas internas de diversa naturaleza, y que además están sometidos a
fuerzas externas producidas por el resto del universo o entorno.
La clasificación de los sistemas de partículas en relación a sus fuerzas internas:
a) Si las partículas poseen una posición relativa fija, debido a unas fuerzas internas de
ligadura fuertes, tendremos un sólido rígido.
b) Si las partículas pueden variar sus posiciones relativas, debido a unas fuerzas
débiles, tendremos un líquido o un gas.
c) Si no existen fuerzas internas apreciables entre las partículas tendremos un sistema
de partículas libres. Los gases se pueden considerar como cuasilibres.
El sólido rígido y el sistema de partículas libres son dos situaciones extremas e
ideales de la realidad física.
Como sólidos rígidos consideraremos a cuerpos cuyas dimensiones son comparables a
las trayectorias que describen sus puntos constituyentes, como por ejemplo, la Tierra en su
movimiento de rotación alrededor de su eje, en caso contrario el sólido puede ser
considerado como punto material, por ejemplo, la Tierra en su movimiento de traslación
alrededor del Sol.
En general decimos que hay movimiento si, al menos, una coordenada de alguna de
sus partículas, varía con el tiempo. Según esto, los movimientos pueden clasificarse en:
Traslación, Rotación y Deformación.
El objetivo del presente tema será generalizar los conceptos de momento lineal,
momento angular y energía, para un sistema de partículas materiales, estableciendo las
condiciones de las leyes de conservación.
En lo sucesivo vamos a considerar un sistema de partículas de masas m1, m2, m3,…, mn
   
y vectores de posición r1 , r2 , r3 … rn .

2. CONCEPTOS PREVIOS

2.1. Centro de Masas. Posición, Velocidad y Aceleración

Se define como Centro de Masas (C.M.) de una distribución de masas aquel punto
ponderado de masa del sistema. Cuando un sistema es homogéneo (distribución uniforme de
masa) el C.M. coincide con el centro geométrico, pero en los sistemas heterogéneos
(distribución no uniforme de masa), el C.M. no coincide.

Para un sistema discontinuo el vector de posición es rCM es igual a:

que tiene estas componentes:

Para un sistema continuo (volumétrico, superficial o lineal) se sustituirán los


sumatorios por las integrales correspondientes, considerando las densidades respectivas).

2

 drCM
La velocidad del centro de masas seria vCM  y la aceleración
dt
 
 d 2 rCM dvCM
aCM   , que se podrían poner en función de los sumatorios correspondientes.
dt dt

2.2. Momento de Inercia

Representa la suma de los productos de las masas de las partículas por los cuadrados
de sus respectivas distancias al eje de giro considerado del sistema.
Para un sistema discontinuo es I  mi ri 2 , pero para un sistema continuo se obtiene a
partir de unas integrales que deben tener en cuenta las densidades volumétricas, superficiales
correspondientes.

3. DINÁMICA DE UN SISTEMA DE PARTÍCULAS

Para cualquier partícula i de nuestro sistema se cumplirá la 2ª ley de Newton:

y para la totalidad de las partículas:

que la podemos expresar así:

Las fuerzas totales (internas y externas) que actúan sobre un sistema de partículas
viene dada por:

Como sabemos que la resultante de las fuerzas internas en el total del sistema de
 
partículas, al aplicar la Tercera Ley de Newton, es nula, ya que Fij = - F ji , no intervienen en el
movimiento del sistema como conjunto, luego:

Considerando la definición de Centro de Masa, para un sistema discontinuo:

y teniendo en cuenta las expresiones anteriores:

 d2 
 d 2 rCM 
F M rCM  M 2
 M aCM
dt dt

expresión válida para también para sistemas continuos donde rCM se calcula a partir de las
integrales correspondientes. Luego el sistema se comporta como una sola partícula de
masa total M, (suma de las masas de las partículas) y sometida a la resultante de las
fuerzas externas al sistema. Los principios de la Dinámica del punto, se aplican pues, tanto a
puntos materiales como a sistemas de puntos y a sólidos extensos, considerando en éstos, su
Centro de Masa

3
En el caso del movimiento de rotación de un sólido rígido alrededor de un eje puede
 
demostrarse que el momento de las fuerzas externas es M = ( ∑ mi ri 2 )  , donde ∑ mi ri 2 es el
momento de inercia I , que representa la inercia a la rotación así como m representa la
inercia en la translación.
 
Se puede poner M  I  , que es la ecuación fundamental de la dinámica de rotación
de un sólido rígido.

4. MOMENTO LINEAL DE UN SISTEMA DE PARTÍCULAS

4.1. Definición

El Momento Lineal (o Cantidad de Movimiento) de un sistema de partículas es la


suma vectorial de los momentos lineales de cada una de las partículas que constituyen el
sistema:

 
y si consideramos que vi  dri dt sustituyendo y teniendo en cuenta el C.M.:

lo que se expresa diciendo que: El Momento Lineal de un sistema de partículas es


igual al producto de la masa total del sistema por la velocidad de su centro de masa, lo que
llamaremos Momento Lineal del Centro de Masa.
Si derivamos la expresión anterior para una masa constante, resultará:

es decir, el momento lineal de un sistema de partículas sólo se modifica por la acción de las
fuerzas externas actuantes.

4.2. Principio de conservación

En el caso de que las fuerzas externas sean nulas o den resultante nula:

lo que constituye el Principio de Conservación del Momento Lineal, que se pude


enunciar diciendo que “en todo sistema aislado (no sometido a fuerzas externas), el Momento
Lineal se conserva”.
Como ejemplo de aplicación del Principio de Conservación, consideremos el sistema
 
formado por dos partículas de masas m1 y m2, con velocidades iniciales v1 y v 2

respectivamente, que interaccionan entre sí, tras lo cual adquieren unas velocidades finales v '1

y v ' 2 . Como la interacción mutua entre ellas es exclusivamente debida a fuerzas internas, el
  
sistema es aislado, luego FE  0 y por tanto pi  p f , luego

4
5. MOMENTO ANGULAR DE UN SISTEMA DE PARTÍCULAS

5.1. Definición.

El Momento Angular (o Momento Cinético) para una partícula se define como el


Momento de su Momento Lineal, o sea:

Para un sistema de partículas, el Momento Angular será la suma vectorial de los


momentos angulares de sus partículas componentes:

Para un solido rígido se puede demostrar que el momento angular respecto a un eje es:
 
L  ∑ mi ri 2  I , que vectorialmente es L  I

5.2. Principio de conservación

La variación del Momento Angular del sistema se obtiene derivando la expresión


anterior:

El primer término de la derivada es cero porque se trata de dos vectores paralelos, con
producto vectorial nulo. El segundo término es la suma de los momentos que actúan sobre
cada partícula, es decir, el Momento de Fuerza resultante. Resultando finalmente que:

En este Momento de Fuerza, se incluyen las fuerzas internas y externas, es decir:

pero el término correspondiente a las fuerzas internas es nulo, como podemos demostrar
tomando sólo dos partículas i y j del sistema y considerando las fuerzas internas que
actúan entre ellas:

y los vectores de posición de ambas partículas cumplirán:


siendo r el vector de posición de una partícula respecto de la otra. La suma de los momentos
de las dos fuerzas internas será:

Por tanto nos queda para la ecuación anterior del Momento:

de forma que podemos decir que son las fuerzas externas las únicas que producen variación
del Momento Angular del sistema, produciendo la rotación.

5
“Si el sistema de partículas no está sometido a ninguna fuerza externa, o las fuerzas externas
actuantes producen un momento nulo, la variación del Momento Angular será nula, luego el
Momento Angular se mantendrá constante”

Para un sólido rígido la variación del momento angular seria:


 
dL d   dL d 
 I , y quedaría M   I , que establece que si el momento de las fuerzas
dt dt   dt dt
exteriores M es nulo, L se mantiene constante.

6. ENERGÍA DE UN SISTEMA DE PARTÍCULAS. RELACION TRABAJO-


ENERGIA. TEOREMAS DE CONSERVACION

6.1. Energía Cinética. Teorema de König.

La energía cinética de un sistema de partículas es la suma de las energías cinéticas de


cada una de las partículas que constituyen el sistema, referida a un sistema inercial (sistema
laboratorio).

Vamos a referir la Energía Cinética total, al sistema


de referencia del C.M., para ello, consideremos el
sistema de partículas de la Fig. donde:

y sustituyendo en la expresión anterior:


1 1
EC   mi vi'2   mi vCM 2

2 2

La energía cinética queda así: EC=EC'+ECCM, es decir, la energía cinética del sistema de
partículas respecto al sistema inercial de laboratorio es igual a la energía cinética del
sistema respecto al centro de masa (energía cinética interna) mas la energía cinética del
Centro de Masa respecto al sistema inercial de laboratorio (Teorema de König).
Para el caso de un solido rígido conviene tener en cuenta la energía cinética de
rotación:
1
Ec  I 2
2
6.2. Energía Potencial.

Si las fuerzas externas e internas son fuerzas conservativas, cada partícula poseerá
una energía potencial característica y la suma de las energías potenciales de todas las
partículas constituye la energía potencial total del sistema:

6.3. Relación Trabajo-Energía. Principio de conservación de la energía.

Para determinar la energía cinética del sistema de partículas o la variación que


experimenta, al pasar de un punto 1 al 2, podemos considerar el trabajo que realizan las

6
fuerzas que actúan sobre las partículas, ya que este trabajo incrementa la energía cinética que
posee el sistema.
W12  W12int  W12ext  Ec  Ec 2  Ec1
Esto constituye el Teorema de las fuerzas vivas, que se enuncia: “El trabajo realizado
sobre un sistema es igual a la variación de su energía cinética”.
En este trabajo se incluyen las fuerzas interiores, pues aunque éstas se contrarrestan
dos a dos, pueden realizar trabajo positivo si desplazan las posiciones relativas de las
partículas. Para que el trabajo de las fuerzas internas sea nulo, no deben variar las
posiciones relativas de las partículas del sistema, condición que sólo se cumple en el
sólido rígido.
Si las fuerzas internas son fuerzas conservativas, como consecuencia de la existencia
de campos conservativos podemos establecer que el trabajo efectuado por las fuerzas
interiores cumple:
W12int  E int
p  E p1  E p 2
int int

donde E int
p es la energía potencial interna del sistema. Combinando las dos últimas

expresiones resulta:
W12ext  E int
p  Ec  ( E p  Ec )
int

p  Ec ) se le denomina energía propia del sistema U, y se puede poner


A la expresión ( E int
W12ext  U  U 2  U1
Si el sistema esta aislado, no hay fuerzas exteriores, W12ext  0 ,lo que supone que no
varia la energía propia del sistema.

Si existen fuerzas exteriores, pero son conservativas, el trabajo exterior puede ponerse
como W12ext  E pext , que combinándolo con la expresión anterior resulta:
U  E pext , ò U  E pext  0 , ó (U  E pext )  0
Esta ultima expresión dice que “si el conjunto de las fuerzas totales que actúan sobre
un sistema son conservativas, la energía mecánica total permanece constante”. Teorema de
conservación de la energía mecánica
Al término (U  E pext ) se le llama energía mecánica E del sistema, donde E es igual a:
E  Ec  E int
p  Ep
ext

Convine recordar la suma ( Ecint  E int


p ) que conoce como energía interna U
int
del
sistema, que depende de las posiciones relativas de las partículas y no del sistema de
referencia. Esta magnitud es importante en el estudio termodinámico de los sistemas.

Para el caso de un sólido rígido, sometido a fuerza gravitatoria y sin tener en cuenta
las fuerzas de rozamiento, la ultima expresión queda:
1 2 1 2
mv  I  mgh  cte
2 2

7. SISTEMAS DE PARTÍCULAS DE INTERES ESPECIAL. CHOQUES

Un sistema de partículas especialmente interesante es el de dos partículas que, con


velocidades independientes se encuentran bruscamente en un choque y se produce por
ello una rápida variación de sus velocidades.

7
Podemos distinguir dos casos:
1) Dos partículas chocan, es decir, al encontrarse se tocan físicamente durante un
tiempo muy pequeño y como consecuencia de la interacción que se produce, se
mueven finalmente de diferente manera a como lo hacían inicialmente. Por ejemplo
dos bolas de billar que chocan.
2) Dos partículas al acercarse, interaccionan mutuamente como consecuencia del
campo de fuerzas que cada una crea, que les obliga a cambiar las direcciones
de los momentos lineales que inicialmente tenían. Por ejemplo, dos protones u otras
partículas cargadas, aceleradas una contra otra, que sufren una “colisión” aunque no se
hayan puesto en contacto.
Ambos casos son idénticos pues las interacciones mutuas (fuerzas internas) que
actúan en un tiempo muy pequeño, aunque de distinta naturaleza, producen cambios en el
estado de movimiento de las partículas, y al no actuar fuerzas externas el momento lineal del
sistema se mantiene constante. Los cuerpos que chocan, parten inicialmente de una
distancia infinita, libres de fuerzas, se acercan e interaccionan y como consecuencia
de la colisión, pueden producirse distintas situaciones:
a) Durante el choque, los cuerpos no absorben energía mecánica de manera
permanente, ésta se conserva y los cuerpos permanecen invariables en su estructura
interna (choque elástico).
b) Durante el choque, los cuerpos absorben cierta cantidad de energía mecánica que
se invierte en aumentar la energía interna de ellos, por deformación, rotura,
combinación, absorción, calentamiento, etc. (choque inelástico).

7.1. Estudio del choque de dos partículas.

Consideremos dos partículas que chocan como se


representa en la fig.. Aplicando al sistema el principio de
conservación del momento lineal y considerando que las
fuerzas actuantes son internas, resulta:

resultando:

7.1.1. Choque elástico e inelástico.

Podemos considerar ahora qué pasa en cada uno de los dos choques.

a) Elástico. Durante el choque las partículas disminuyen su energía cinética


transformándose en energía potencial de deformación (EPI) que se almacena en las partículas
hasta que cada partícula alcanza el límite de deformación y comienza a recuperar su
forma restituyendo totalmente la energía de deformación en energía cinética, pues en
este caso toda la energía almacenada en la deformación se ha restituido. Esta colisión es
elástica y se cumplirá la ecuación anterior:

8
b) Inelástico. Si la energía cinética no se conserva, debido a que la restitución de la
energía de deformación a cinética, no es total sino que parte de dicha energía queda como
deformación permanente o se disipa en forma de calor no utilizable para devolver a las
partículas su energía cinética inicial, el choque se llamará inelástico, como ocurre en el
choque real de todos los cuerpos macroscópicos. Ejemplo: una pelota de goma que cae y
choca con el suelo, al rebotar no alcanza su altura inicial, porque el choque inelástico ha
disipado una fracción de energía. Sin embargo las colisiones de las partículas atómicas
y nucleares son generalmente choques perfectamente elásticos.

7.1.2. Coeficiente de restitución.

Entre los cuerpos macroscópicos, los choques nunca son perfectamente elásticos ni
tampoco perfectamente inelásticos, por lo que no se pueden aplicar las ecuaciones
anteriores si no se conoce alguna relación entre las velocidades de antes y de después del
choque. Dicha relación la obtenemos definiendo el coeficiente de restitución que es la
relación entre las velocidades relativas final e inicial de las dos partículas que chocan:

cuyos valores oscilan entre 0 y 1 que corresponden a choque perfectamente inelásticos (e=O)
y a choques perfectamente elásticos (e=1).

BIBLIOGRAFÍA RECOMENDADA

Santiago BURBANO DE ERCILLA, Enrique BURBANO GARCÍA Y Carlos GRACIA


MUÑOZ. Física General. XXXI Edición. Mira Editores. ZARAGOZA.

Jesús RUIZVAZQUEZ. Física. Editorial Selecciones Científicas. MADRID.

Marcelo ALONSO y Edward J. FINN. Física. Vol. 1. Mecánica. Addison-Wesley


Iberoamericana. MEJICO.

Manuel R. ORTEGA GIRÓN. Lecciones de FÍSICA. Mecánica 2. Departamento de Física


Aplicada. Universidad de Córdoba. CÓRDOBA.

Mario GUERRA, Juan CORREA, Ismael NUÑEZ Y Juan Miguel SCARON. Física.
Elementos Fundamentales. Mecánica y Termodinámica clásica. Tomo 1. Editorial Reverté
BARCELONA.

También podría gustarte