Está en la página 1de 16

Ciencia en su PC

ISSN: 1027-2887
cpc@megacen.ciges.inf.cu
Centro de Información y Gestión
Tecnológica de Santiago de Cuba
Cuba

Urbina-Reynaldo, María Onelia; Zúñiga-Igarza, Libys Martha


METODOLOGÍA PARA EL ORDENAMIENTO DE LOS RESIDUOS SÓLIDOS
DOMICILIARIOS
Ciencia en su PC, núm. 1, enero-marzo, 2016, pp. 15-29
Centro de Información y Gestión Tecnológica de Santiago de Cuba
Santiago de Cuba, Cuba

Disponible en: http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=181345819002

Cómo citar el artículo


Número completo
Sistema de Información Científica
Más información del artículo Red de Revistas Científicas de América Latina, el Caribe, España y Portugal
Página de la revista en redalyc.org Proyecto académico sin fines de lucro, desarrollado bajo la iniciativa de acceso abierto
Ciencia en su PC, №1, enero-marzo, 2016, p. 15-29.
María Onelia Urbina-Reynaldo y Libys Martha Zúñiga-Igarza

METODOLOGÍA PARA EL ORDENAMIENTO DE LOS RESIDUOS SÓLIDOS


DOMICILIARIOS
METHODOLOGY FOR SOLID WASTE MANAGEMENT DOMICILIARY

Autores:
María Onelia Urbina-Reynaldo, mariaurbino@facing.uho.edu.cu. Teléfono
053 52237595.1
Libys Martha Zúñiga-Igarza, lmzi@facing.uho.edu.cu. Teléfono 053 24
491225.1
1
Universidad de Holguín. Holguín, Cuba.
RESUMEN
Los impactos generados por los residuos sólidos domiciliarios es una
problemática multisectorial, condicionada por un conjunto de procesos a los
que el hombre debe buscar una solución viable. Para ello se propone sobre
bases científicas una metodología que relaciona coherentemente
procedimientos, métodos y herramientas para ordenarlos en función de la
integración de su ciclo de vida con la estructura físico espacial, el uso del suelo
y la morfología de los espacios urbanos, con participación institucional y
ciudadana. Aporta herramientas como la evaluación e importancia de los
impactos sobre los componentes ambientales y el establecimiento de
indicadores de ordenamiento que permiten mejorar el estado ambiental de las
zonas urbanas, de forma planificada, ordenada y asequible para tomadores de
decisiones y gestores ambientales que responden al desarrollo económico y
social. Para su implementación se utilizaron métodos teóricos y empíricos,
incluyendo técnicas de la gestión ambiental urbana, para articular las acciones
requeridas en cada una de las etapas.
Palabras clave: residuos sólidos domiciliarios, ordenamiento territorial y
urbano, metodología.
ABSTRACT
The impacts generated by the domiciliary solid remainders are problematic
multisectorial, a conditional one by a set of processes which the man must look
for a viable solution. For it a methodology sets out on scientific bases that
relates procedures coherently, methods and tools to order them based on the
integration of its service life with the space physical structure, the use of the
ground and the morphology of the urban spaces with institutional and citizen
participation. It contributes to tools like the evaluation and importance of the
impacts on the environmental components and the environmental establishment
of ordering indicators that allow improving the environmental of the urban zones
of planned, ordered form and reasonable state for takers of decisions and
managers who respond to the economic and social development. For their
implementation theoretical and empirical methods were used, including
techniques of the urban environmental management, to articulate the actions
required in each one of the stages.
Key words: domiciliary solid remainders, territorial and urban ordering,
methodology.
15
Ciencia en su PC, №1, enero-marzo, 2016.
María Onelia Urbina-Reynaldo y Libys Martha Zúñiga-Igarza

INTRODUCCIÓN

Con el desarrollo socioeconómico de los sistemas urbanos desde el inicio de la


urbanización aparece un nuevo fenómeno a escala mundial: la contaminación,
cuestión internacional que puede llegar a afectar el equilibrio de los ciclos
biológicos de la Tierra en su conjunto, al incidir en extensas zonas del territorio
en las ciudades, el suelo urbanizado y que puede ser antropogénica, normal,
accidental, intensiva o extensiva. Estas presiones ejercidas por el ser humano
sobre el medioambiente y la consiguiente degradación ocasionada son el
resultado de los modos y tipos de relación que se han establecido para
satisfacer necesidades y aspiraciones.
El estudio de los ambientes urbanos desde la transdisciplinariedad reviste gran
importancia por la necesidad de proponer soluciones para su conservación. Se
reconoce que los impactos generados por los residuos sólidos domiciliarios son
una problemática multisectorial, condicionada por un conjunto de procesos a
los que el hombre debe buscar una solución viable.
Referencias internacionales y nacionales sobre estudios de ordenamiento
territorial han evidenciado una limitada aplicación del instrumento del ciclo de
vida a los residuos sólidos domiciliarios con enfoque geoecológico y
participativo, que tome como base las condiciones objetivas del marco
geográfico sobre el cual se va a intervenir y permita una mejor espacialidad
dentro del entorno urbano, con el uso de la teoría de los sistemas para integrar
los aspectos naturales y sociales del espacio que relacionen las variables uso
de suelo, estructura y morfología desde la totalidad urbana.
En la ciudad de Holguín se han puesto de manifiesto una serie de deficiencias,
tales como: desbalance funcional al producirse más residuos sólidos de los que
se limpian, contaminación del agua superficial y subterránea por las
disposiciones incontroladas, degradación y pérdida de biodiversidad y de
atractivos urbanos por la fragilidad o vulnerabilidad de los paisajes, al sufrir
deterioro en su calidad visual; presencia de lixiviados que afectan la
productividad de los suelos y provocan alteración de su composición físico-
química. Además, se presentan enfoques parcializados que no permiten
alcanzar una distribución espacial de los componentes del ciclo de vida de los
residuos sólidos domiciliarios para lograr la conservación del estado ambiental,

16
Ciencia en su PC, №1, enero-marzo, 2016.
María Onelia Urbina-Reynaldo y Libys Martha Zúñiga-Igarza

así como de los procesos de ocupación espacial y de transformación ambiental


predominantes en los espacios urbanos.
Por tal razón, se propone y adapta sobre bases científicas una metodología
que relaciona coherentemente procedimientos específicos, métodos y
herramientas para ordenarlos en función de la integración de su ciclo de vida
con la estructura físico espacial, el uso del suelo y la morfología de los
espacios urbanos, con participación institucional y ciudadana. Su objetivo
general es mejorar el estado ambiental del espacio urbano en su generalidad.
La misma se ajusta a las condiciones, necesidades y objetivos específicos de
cada zona urbana; debe tener, preferentemente, un carácter cíclico-iterativo
entre sus diferentes fases, con el fin de lograr una mayor eficiencia; para lo cual
cada una de estas fases se debe dimensionar adecuadamente, de acuerdo con
sus relaciones y complementariedad.

METODOLOGÍA

La metodología empleada para el desarrollo de la investigación integra la


perspectiva cuantitativa y cualitativa. Tiene un enfoque sistémico, lo que
permite realizar un análisis integrador; su objetivo es conocer la realidad del
deterioro de la imagen de la ciudad por la disposición incontrolada de residuos
sólidos domiciliarios, para revertirla. El proceso incluye el análisis de cada uno
de los indicadores, con el apoyo que aporta el Sistema de Información
Geográfica para expresar los resultados en mapas temáticos.
Fueron utilizados métodos teóricos y empíricos, incluyendo técnicas y
herramientas de la gestión ambiental urbana y otras especialidades afines. Los
teóricos permitieron revelar las relaciones esenciales del objeto de
investigación, no observables directamente, y participar en la etapa de
asimilación de hechos, fenómenos y procesos. Para ello se utilizaron el
histórico-lógico, análisis-síntesis, sistémico estructural, inductivo-deductivo y la
modelación.
Los empíricos posibilitaron revelar y explicar las características
fenomenológicas del objeto, fundamentalmente en la primera etapa de
acumulación de información y en la comprobación experimental de la hipótesis
de trabajo. Para la estructuración del estudio de caso, confección de la

17
Ciencia en su PC, №1, enero-marzo, 2016.
María Onelia Urbina-Reynaldo y Libys Martha Zúñiga-Igarza

propuesta teórico-metodológica y su posterior validación fueron utilizados el


análisis de documentos, el análisis matricial, la medición por indicadores que
incorporan datos demográficos, económicos, de provisión de servicios y de
condiciones naturales, en función de la dinámica ambiental y su interacción con
el medioambiente; la observación (no participativa) y técnicas como entrevistas,
análisis cartográfico y fichas para el diagnóstico de recursos.
La información brindada por los instrumentos aplicados resultó ser una fuente
valiosa de información empleada en el análisis. Las entrevistas fueron
realizadas a actores clave de la Dirección Municipal de Comunales y del Centro
Municipal de Higiene y Epidemiología; posibilitaron obtener datos relevantes,
tales como volúmenes generados, por cientos de cobertura del servicio, así
como las principales problemáticas existentes en la ciudad relacionadas con el
tema.
Se da solución al problema determinado, a partir de una concepción sistémica
que posibilitó el análisis holístico del área de estudio y el diagnóstico del
sistema de relaciones que se establecen entre el ciclo de vida de los residuos
sólidos domiciliarios y las variables del ordenamiento territorial, para alcanzar
mejoras en el estado ambiental de los espacios urbanos

Relación entre el ciclo de vida de los residuos sólidos domiciliarios y el


ordenamiento físico espacial urbano

Desde el origen de la vida, el ser humano ha utilizado los recursos naturales


para asegurar su supervivencia y ha depositado sus residuos en torno a los
asentamientos. Sin embargo, la diversidad y complejidad de su actividad a
través de la historia marcó las pautas y las conductas en el manejo y
disposición final de estos. Es por ello que las grandes epidemias y los
lamentables accidentes ocurridos constituyen el ejemplo más elocuente del alto
precio que debe pagar la humanidad por el mal manejo de los mismos.

El ciclo de vida de los residuos sólidos domiciliarios

La creciente conciencia con respecto a la importancia de la protección


ambiental y los posibles impactos asociados con los productos manufacturados
y consumidos han aumentado el interés por el desarrollo de métodos para
comprender mejor y tratar esos impactos. Uno de los instrumentos

18
Ciencia en su PC, №1, enero-marzo, 2016.
María Onelia Urbina-Reynaldo y Libys Martha Zúñiga-Igarza

desarrollados es el Análisis del Ciclo de Vida (NC-ISO 14040, 2009), también


conocido como balance ambiental, o análisis de la cuna a la tumba, que evalúa
los aspectos ambientales a lo largo de toda la duración de un producto desde la
adquisición de la materia prima, pasando por la producción, utilización,
tratamiento final, reciclado; hasta su disposición final.
En el caso de los residuos sólidos domiciliarios, su ciclo de vida se caracteriza
porque estudia toda la gama de materiales que son producidos y utilizados en
la sociedad. Se relaciona, además, con los impactos ambientales que pueden
ser generados por sus entradas y salidas. Presenta como etapas de análisis la
generación, almacenamiento, recogida y transportación, tratamiento y
disposición final.

Generación

Para Jaramillo y Zapata “es la acción de producir residuos sólidos a través de


procesos productivos o de consumo” (2008, p. 30). Otros autores, como Shah
(2000), citado por Quetzalli; Armijo-de Vega, Taboada-González y Xochitl
(2010); Jiménez (2002), Buenrostro (2003) y Castillo y De Medina (2014)
consideran que el proceso inicia cuando un consumidor decide que un producto
se torna no deseable y/o sin utilidad para él. Todos tienen en cuenta las
características de la población y difieren según las particularidades
poblacionales de las distintas áreas, el nivel socioeconómico y cultural, el
ingreso per cápita, los hábitos de consumo y la conciencia ecológica.
Los datos sobre generación de residuos sólidos son parámetros fundamentales
para la planificación y el diseño de la infraestructura requerida para su manejo,
y dan la posibilidad de aplicar tratamientos previos para la progresiva
disminución de los volúmenes que llegan a los sitios de disposición final. No
obstante, existen limitaciones en la identificación de las fuentes generadoras,
por lo que se carece de parámetros adecuados para su determinación.

Almacenamiento

Elemento incluido en todas las etapas, en el que se evita que materiales de


mucho valor vayan a parar a los vertederos. Permite un manejo que
proporciona mejoras ambientales reales, como la reducción de gases de efecto
invernadero, la maximización del aprovechamiento de los recursos y la

19
Ciencia en su PC, №1, enero-marzo, 2016.
María Onelia Urbina-Reynaldo y Libys Martha Zúñiga-Igarza

disminución de las tasas de residuos que llegan a los puntos de vertimiento. En


él deben considerarse la estructura de la ciudad, el tipo de crecimiento y la
urbanización existente, que dan la posibilidad de contar con áreas para la
colocación de los depósitos; de igual manera, la composición de los residuos,
el índice de generación, la frecuencia de recogida, la topografía, el esquema
vial y el tipo de edificación predominante.

Recogida y transportación

Son la parte esencial de un sistema bien organizado de saneamiento, por lo


que las dos actividades deben analizarse integradas. Tienen como objetivo
principal preservar la salud pública mediante la recolección y transportación al
sitio de tratamiento o disposición final, en forma eficiente y al menor costo, de
los residuos sólidos generados. Sus modalidades son variadas y están en
dependencia del tipo de residuos, las distancias a recorrer, la capacidad del
equipo, el estado técnico de las vías, las facilidades de acceso, penetración,
maniobrabilidad y pendientes requeridas para obtener un máximo
aprovechamiento.
Para Bonmatí “la recogida puede ser selectiva y no selectiva o en masa. La
selectiva consiste en la clasificación en origen de los componentes que pueden
ser recuperados, mediante un acondicionamiento diferente para cada uno o
grupo de ellos” (2008, p. 216). Está precedida de la clasificación por parte de
los usuarios en depósitos previamente establecidos. Tiene como ventaja la
optimización de los servicios del personal recolector y del vehículo dedicado al
transporte.
Para garantizar un nivel de organización adecuado se utilizan métodos de
recolección en función de la demanda de los servicios y el grado de
especialización de los equipos. Estos pueden ser de esquina o parada fija, de
acera, de llevar y traer o intradomiciliario y de contenedores. Todos consideran
la maniobrabilidad que los operarios de los vehículos recolectores realizan en
cada uno de los casos, en función de la colocación de los depósitos o envases
para el almacenamiento. Sin embargo, no se considera el esquema vial
predominante, el sentido del tránsito ni las facilidades de acceso.
Para la prestación del servicio de recolección se utilizan además equipos en
función de la capacidad volumétrica, la eficiencia y la frecuencia. Pueden ser
20
Ciencia en su PC, №1, enero-marzo, 2016.
María Onelia Urbina-Reynaldo y Libys Martha Zúñiga-Igarza

compactadores de carga lateral, sin mecanismos de compactación y de volteo


con media o alta eficiencia, y no convencionales, que tienen una baja
eficiencia. Aunque se clasifican en de alta tecnificación, especializados y no
convencionales se utilizan indistintantemente para cualquiera de los métodos
de recolección, sin existir una prioridad en función de las características del
área de actuación.
Uno de los factores que más influye sobre el servicio es la frecuencia de
recolección, que deberá prever que el volumen acumulado de residuos
sólidos no sea excesivo.

Tratamiento

Modificación de las características físicas, químicas o biológicas de los


residuos sólidos, con el objetivo de reducir la nocividad, controlar la agresividad
ambiental y facilitar su gestión. Inciden los volúmenes diarios, la composición,
naturaleza, normativas jurídicas y técnicas vigentes. Los tratamientos de
residuos sólidos más utilizados, según Rubio, son “los térmicos, como la
incineración, donde se reduce el volumen original de la fracción combustible de
los residuos sólidos al ser transformados en materiales inertes” (2013, p. 34).
Otro es el compostaje, donde se descompone el material orgánico presente, en
condiciones adecuadas y para ser utilizado en la agricultura. El reúso, donde el
producto retorna a la corriente económica para ser utilizado exactamente igual
a como se utilizó antes, sin cambio alguno en su forma o naturaleza; y el
reciclaje, mediante el cual algunos materiales se separan, recogen, clasifican y
almacenan para reincorporarlos como materia prima al ciclo productivo o de
consumo, ya sea en el mismo en el que fueron generados o en otro diferente.

Disposición final

Última etapa del ciclo de vida de los residuos sólidos domiciliarios. Consiste en
disponer de los que quedan después del manejo mediante métodos que
minimicen los efectos degradantes sobre el medioambiente y permitan un
efectivo control en el tiempo.
De manera general, al interrelacionar los criterios de diferentes autores y
normativas legales en función del manejo que debe darse a los componentes
de las etapas del ciclo de vida de los residuos sólidos domiciliarios, las autoras

21
Ciencia en su PC, №1, enero-marzo, 2016.
María Onelia Urbina-Reynaldo y Libys Martha Zúñiga-Igarza

consideran que en todas las etapas se producen residuos, tal como se refleja
en la figura 1, y que cada una se convierte en oportunidad o desafío para
reducir el impacto que generan.

Figura 1. Concepción del ciclo de vida de los residuos sólidos urbanos

Fuente: elaboración propia

El ordenamiento físico espacial de los residuos sólidos domiciliarios

En la actualidad el ordenamiento de los residuos sólidos domiciliarios se ha


realizado con perspectivas desde lo ambiental, lo económico y lo social; sin un
concepto definido. Las autoras, una vez realizados los análisis
correspondientes de las variables que lo conforman, consideran que es el
instrumento interdisciplinario, prospectivo, público y complejo, que permite
planificar el ciclo de vida del conjunto de materiales sólidos heterogéneos
procedentes de las actividades humanas, a través de la articulación funcional
del espacio para mejorar las condiciones de vida de la población de acuerdo
con las normativas vigentes.
Basado en la búsqueda bibliográfica realizada, puede concluirse que los
atributos para el ordenamiento de los residuos sólidos domicliarios pueden
agruparse de manera similar en tres grandes categorías: asentamientos
humanos, soporte ecológico y coherencia institucional. Los asentamientos
humanos reflejan la interacción entre el medioambiente humano y su efecto
sobre el territorio, entre los recursos naturales y el medioambiente en general.
El soporte ecológico son los principales componentes físicos del
medioambiente sobre los que actúa la cobertura de recolección, como el agua,

22
Ciencia en su PC, №1, enero-marzo, 2016.
María Onelia Urbina-Reynaldo y Libys Martha Zúñiga-Igarza

el aire, el suelo. Por su parte, la gestión institucional da cuenta del desempeño


a nivel nacional y regional.
Por tal razón, las autoras plantean que el ordenamiento de los residuos sólidos
domiciliarios debe realizarse desde el diagnóstico, que es donde se realiza la
evaluación de las propiedades del medio físico y su estado en relación con el
uso; la planificación, donde se estudian las posibles soluciones a los problemas
reconocidos en el diagnóstico y las posibles vías para la organización del
espacio geográfico, mediante la intervención en los factores naturales y
socioeconómicos; y el control, que constituye la comparación permanente entre
los resultados que se obtienen con los esperados, a través de la implementación
y monitoreo del cumplimiento de las acciones que han sido aprobadas en el plan.

RESULTADOS

Metodología para el ordenamiento de los residuos sólidos domiciliarios

Se propone una metodología para el ordenamiento de los residuos sólidos


domiciliarios como una forma de llevar a la práctica esa articulación de
concepciones desarrolladas. Su objetivo general es mejorar el estado
ambiental del espacio urbano en su generalidad, a través de la aplicación del
instrumento del ciclo de vida a los residuos sólidos domiciliarios desde las
herramientas del ordenamiento territorial: uso del suelo, estructura urbana y
morfología.
Se concibe para las zonas urbanas, en su conjunto; podrá ser aplicada a todas
las ciudades cabeceras provinciales y municipales del país que requieran de
especial atención y sólidos argumentos para tomar decisiones en esta materia.
Se ajustará a las condiciones, necesidades y objetivos específicos de cada
zona urbana y debe tener, preferentemente, un carácter cíclico-iterativo entre
sus diferentes fases, con el fin de lograr una mayor eficiencia en la elaboración
de la misma para dimensionar adecuadamente cada una, de acuerdo con sus
relaciones y complementariedad, ya que la suma de todas define el método.
Está compuesta por cuatro fases y nueve pasos (ver figura 2), que incluyen
procedimientos específicos como instrumentos de apoyo.

23
Ciencia en su PC, №1, enero-marzo, 2016.
María Onelia Urbina-Reynaldo y Libys Martha Zúñiga-Igarza

Figura 2. Metodología para el ordenamiento de los residuos sólidos


domiciliarios

Fuente: elaboración propia

De forma general se resume cada fase de acuerdo con sus objetivos y


alcances.
Fase I. Preparatoria: Como el ordenamiento de los residuos sólidos
domiciliarios demanda de una concepción que asegure enfoques ecosistémico,
estratégico, geoecológico y participativo, el gobierno local debe establecer un
responsable en dicho proceso. Para ello se deberá seleccionar una institución
capaz de integrar procesos de planificación y control en diferentes escalas
espaciales para propiciar la articulación de actores en las decisiones, en
respuesta al mejoramiento del estado ambiental. Se creará, además, un equipo
de trabajo que debe estar integrado por representantes de las entidades que
intervienen en el manejo de los residuos sólidos domiciliarios, desde una
24
Ciencia en su PC, №1, enero-marzo, 2016.
María Onelia Urbina-Reynaldo y Libys Martha Zúñiga-Igarza

perspectiva integral y complementada; este será el encargado de articular las


prioridades políticas con las expectativas sociales para el cumplimiento de la
metodología propuesta, a través de la concientización de todos los actores
involucrados.
Fase II. Diagnosticar. Su objetivo es establecer, caracterizar y jerarquizar los
residuos sólidos domiciliarios desde su ciclo de vida en un proceso de
planificación y organización de acciones de la estructura urbana en estudio. A
través de un inventario se diagnostican los recursos naturales y las condiciones
físico-ambientales de los componentes de la infraestructura urbana. Se analizan
las presiones del contexto, que dan como producto los impactos ambientales que
inciden en su conservación; en función de lo anterior se diseñan acciones
correctivas con la perspectiva de contribuir al bienestar social de la población y al
ambiental del espacio urbano.
Fase III. Planificar. Su objetivo es realizar análisis de cada una de las etapas
del ciclo de vida de los residuos sólidos domiciliarios en función del modelo de
estructuración físico espacial. Para ello se seleccionan indicadores (Tabla 1) en
función de las categorías ambientales: asentamientos humanos, soporte
ecológico y gestión institucional, que permitirán realizar los análisis
correspondientes en las etapas de su ciclo de vida.

25
Ciencia en su PC, №1, enero-marzo, 2016.
María Onelia Urbina-Reynaldo y Libys Martha Zúñiga-Igarza

Tabla 1. Indicadores para el ordenamiento de los residuos sólidos domiciliarios


Nº Categorías Atributo Indicadores
1 Asentamientos Población Número de habitantes
humanos Densidad de población Población por km2
Vivienda Cantidad de viviendas
Densidad habitacional Población por vivienda
Tasa de crecimiento Tasa/1000hab
poblacional
2 Soporte Cobertura de la Por ciento de la población que tiene
ecológico recolección acceso a la recolección (%)
Total de residuos sólidos generados
en el año (MM3)
Por ciento de residuos sólidos
domiciliarios recolectados (%, m3)
3 Gestión Coherencia Existencia de un plan de desarrollo
institucional Institucional municipal que tenga previsto el
manejo de los residuos sólidos
Gastos de inversión en el tratamiento
de los residuos sólidos domiciliarios
(MP)
Fuente: adaptados de PNUMA (2002)

Se determinarán las zonas críticas a partir del análisis del medio físico y de
cómo funciona la recogida y transportación actual. Se debe considerar el déficit
de urbanización existente, la concentración de problemas de conectividad y
accesibilidad, los mayores índices de generación, la menor frecuencia de
recogida, entre otros.
En las localidades con bajos niveles de urbanización se debe considerar que
no siempre es adecuado el uso de vehículos especializados para la
recolección, porque no en todos los casos la trama urbana permite su utilización
y máximo aprovechamiento. Con posterioridad, se proponen regulaciones para
las fases del ciclo de vida de los residuos sólidos domiciliarios, se diseña el
conjunto de acciones de regulación que deben cumplir el gobierno, las
instituciones involucradas y la ciudadanía, amparadas en normas y
regulaciones nacionales y sectoriales. Incluirán el planeamiento, organización,
aprovechamiento económico, control, educación y conocimiento sobre la
temática; también las exigencias técnicas en el diseño y el funcionamiento de
las infraestructuras que intervienen en el ciclo de vida, a partir de una mejor
26
Ciencia en su PC, №1, enero-marzo, 2016.
María Onelia Urbina-Reynaldo y Libys Martha Zúñiga-Igarza

proyección e integración de acuerdo con las posibilidades y características


peculiares de cada lugar.
Fase IV. Controlar. El objetivo de esta fase es controlar la metodología
implementada, que permite optimizar el manejo de los residuos sólidos
domiciliarios, en función de su ciclo de vida; así como evaluar los resultados de
su aplicación, medir su impacto y en función de ello realizar los cambios
pertinentes. Se evaluará el cambio de la imagen urbana mediante la aplicación,
una vez al año, de un sistema de indicadores. Corresponde al grupo de trabajo
crear los mecanismos de información necesarios para recopilarla y procesarla,
así como determinar las tendencias que se presentan en el mismo y su entorno
de aplicación, para realizar los ajustes correspondientes que permitan su
perfeccionamiento y mejora continua.
Existen limitaciones en el manejo del ciclo de vida de los residuos sólidos
domiciliarios y en su integración al sistema urbano, ya que los componentes de
cada una de sus etapas están interrelacionados. Es por ello que si se valorizan
o tratan los residuos sólidos como materias primas que disminuyen la demanda
de recursos naturales, se tendrá una visión sistémica que contribuya a cerrar el
ciclo. Esto permitirá adoptar medidas para disminuir los impactos y el
desplazamiento innecesario de cargas contaminantes dispuestas, a partir de
una correcta utilización del uso del suelo, la estructura urbana y la morfología.
Se reconoce que los impactos generados por los residuos sólidos domiciliarios
es una problemática multisectorial, condicionada por un conjunto de procesos a
los que el hombre debe buscar una solución viable. Por tanto, el estudio de los
ambientes urbanos desde la transdisciplinariedad reviste gran importancia por
la necesidad de proponer soluciones para su conservación.
La metodología parte de una concepción integral, que permite diagnosticar el
sistema de relaciones que se establecen entre el uso de suelo, la estructura y
la morfología de los espacios urbanos y los residuos sólidos domiciliarios, por
la no incorporación del ciclo de vida como herramienta en su manejo.

CONCLUSIONES

La carencia de un instrumento metodológico para el ordenamiento de los


residuos sólidos domiciliarios, así como las restricciones en el manejo de los

27
Ciencia en su PC, №1, enero-marzo, 2016.
María Onelia Urbina-Reynaldo y Libys Martha Zúñiga-Igarza

factores ambientales posibilitó proponer sobre bases científicas una


metodología que influye en las características de los recursos naturales y
ambientales; y que posibilita una contribución más activa a la sociedad al
modificar su proceso evolutivo desde una perspectiva de deterioro a una de
conservación y enriquecimiento a través de tres etapas: diagnosticar, planificar,
y controlar, que aseveran coherencia y el basamento para la solución del
problema planteado.
La metodología propuesta ayudó a la integración de un método flexible que une
los esfuerzos aislados de los actores involucrados (gobierno, instituciones y
ciudadanía) en una concepción geoecológica y participativa, pertinente para su
implantación en cualquier contexto urbano al enfocar la conservación de la
imagen urbana a través de su identidad, sobre las bases de un uso de suelo
equilibrado, económicamente factible y socialmente equitativo; lo que permite a
los decisores asegurar una gestión ambiental urbana que favorezca el
desarrollo económico local.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

Bonmatí, A. (2008). Evaluación y prevención de riesgos ambientales en


Centroamérica. Gestión y tratamiento de residuos sólidos urbanos [documento
universitario]. España: Universidad de Girona.

Buenrostro, O. (2003) Solid waste management in municipalities in Mexico: goals and


perspectives. Resources, Conservation and recycling, 39(3), 251-263.

Castillo González, E. y De Medina Salas, L. (2014). Generación y Composición de


Residuos Sólidos Domésticos en localidades urbanas pequeñas en el estado de
Veracruz, México. México: Universidad Veracruzana, Facultad de Ciencias Químicas.

Cuba. Oficina Nacional de Normalización. (2009). NC ISO 14040, 2009. Gestión


Ambiental. –Análisis del Ciclo de Vida. Principios y marco de referencia (2a ed.). La
Habana.

Jaramillo Henao, G. y Zapata Márquez, L. M. (2008). Aprovechamiento de los residuos


sólidos orgánicos en Colombia (Tesis en opción al grado de Especialista en Gestión
Ambiental). Universidad de Antioquia, Facultad de Ingeniería. Colombia.

Jiménez Cisneros, B. E. J. (2002). La Contaminación ambiental en México. México:


Limusa.

28
Ciencia en su PC, №1, enero-marzo, 2016.
María Onelia Urbina-Reynaldo y Libys Martha Zúñiga-Igarza

Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente [PNUMA] (2002).


Metodología para la elaboración de los informes GEO ciudades. Recuperado de
http://www.pnuma.org/deat1/metodologia.html

Quetzalli Aguilar, V., Armijo-De Vega, C., Taboada-González, P. y Aguilard Xochitl, M.


(2010). Potencial de recuperación de residuos sólidos domésticos dispuestos en un
relleno sanitario. Revista de ingeniería, 32, 16-27.

Rubio Sarmiento, T. M. (comp.) (2013). Producción y consumo sostenibles. La


Habana: Editorial Científico Técnica.

Recibido: junio de 2015


Aprobado: noviembre de 2015

29