Está en la página 1de 5

EMPRESA SAMSUNG ELECTRONICS

Samsung es un conglomerado de empresas multinacionales con sede en Seúl, Corea del Sur. Se


trata del mayor grupo empresarial surcoreano, con numerosas filiales que abarcan negocios como
la electrónica de consumo, tecnología, finanzas, aseguradoras, construcción, biotecnología y
sector servicios.

El grupo fue fundado en 1938 por el empresario Lee Byung-chul como una compañía


de importación y exportación de productos, y posteriormente expandiría su negocio a otros
sectores. Desde entonces se ha convertido en un referente del modelo económico de grandes
conglomerados que impulsó la transformación económica de Corea del Sur. A partir de la década
de 1990 se produjo su expansión internacional a través de su rama de electrónica, en particular
en electrodomésticos, teléfonos móviles y semiconductores.

Las empresas más importantes que controla son Samsung Electronics, que en 2009 se convirtió en
la mayor empresa mundial de electrónica por ingresos, Samsung Heavy Industries, el segundo
mayor constructor naval mundial; Samsung C&T, dedicada a la construcción civil; la
aseguradora Samsung Life Insurance, y la agencia de publicidad Cheil Worldwide.

Samsung ha tenido una gran influencia en el desarrollo económico, político, mediático y cultural
de Corea del Sur. Se estima que todas sus empresas afiliadas representan la quinta parte de las
exportaciones del país, mientras que su ingreso representa el 17 % del producto interior
bruto (PIB) nacional.

MARKETING

A nivel global, Samsung establece tres indicadores clave para la gestión del marketing en cada una
de las filiales. La marca debe apuntar siempre a:

1. Tener el mayor nivel posible de conocimiento

2. Ser la marca preferida dentro de cada categoría en la que participamos

3. Ser la marca que genera mayor orgullo entre sus usuarios

Samsung l comenzó una sistemática construcción de la marca en el mundo. Ejemplos memorables


de ello son la presencia de Samsung en películas, publicidades realizadas con actores famosos o el
uso de celebridades y personas importantes.

La apuesta siempre ha sido construir una marca presente, cercana, que acompaña y aporta en el
día a día al mundo, mejorando sus vidas a través de tecnología de punta. Siempre innovando, no
solo con los productos, sino también con actividades de marketing.

Es así como, a lo largo de los años, es como estuvo presente en muchos hitos y eventos
importantes del acontecer nacional,internacional y mundial, en el deporte, la cultura, la
innovación, etc.
PRODUCCIÓN

PROCESO PRODUCTIVO

La fabricación de un smartphone es un proceso que requiere de centenares de trabajadores,


naves enormes, componentes electrónicos muy complejos y una cantidad de recursos que pocas
empresas pueden afrontar.

Gumi, Seúl y Suwon son tres ciudades dónde se alojan algunas de las grandes construcciones de
Samsung, aunque la empresa surcoreana haya decidido también buscar otros refugios como
Vietnam para abaratar costes. Por otro lado, tenemos Motorola, cuyos trabajadores residen en
Estados Unidos. A partir de las imágenes podemos ver como aunque hay diferencias, las dos
marcas tienen centenares de trabajadores a la vez, se organizan por módulos de trabajo y hay
desde ingenieros hasta personas de trabajos más manuales y mecanizados.

Uno de los aspectos que llama la atención de Gumi, es que la mayoría de sus 10.000
trabajadores suelen ser mujeres veinteañeras. Y es que Samsung ha creado una especie de
cultura donde la realización de sus dispositivos se realiza a ritmo de K-pop y cafés, pues estos
centros son una auténtica residencia para muchas personas. De echo, muchos viven allí, van al
cine allí, gimnasio…un campus en toda regla cuya cafetería tiene incluso una tostadora de café
propia.

En la fábrica de Motorola las cosas son algo distintas, muchos de sus 2500 trabajadores son
ingenieros, pues las partes mecánicas son realizadas en menor parte por mano de obra humana
y más por robots. Sin embargo la plantación de Texas es menor y el ritmo de producción de una
y otra fábrica es muy distinto. En 2012 Samsung ya producía 12 móviles cada segundo entre sus
múltiples sitios, mientras que Motorola en una plantación realiza 100.000 dispositivos a la
semana. Echen cuentas.

Ritmo de producción endiablado

La producción de estas dos fábricas, así como las de las demás marcas, están muy alejadas de un
montaje clásico. Como ya hemos dicho, se basa en pequeños grupos de trabajo responsables de
una parte concreta del dispositivo. 

Precisamente esta parte de automatización es vital para poder afrontar la demanda. Al principio
Samsung no tenía ni idea de qué tipo de pantalla era la que los usuarios deseaban, por lo que se
dedicaron a hacerlas todas y rápido.

En estas plantas se cuidan todos los detalles, como la música que suena. Escogida por psicólogos
para reducir el estrés y facilitar estar tantas horas ahí metido. Un método que los directores de
Control de calidad y testeo de todos los componentes

Volviendo al montaje en sí mismo. El control de calidad de los componentes es obligatorio para


poder pasar a la siguiente fase. En la imagen de cabecera vemos una trabajadora analizando la
calidad de la pantalla del S5. También se realiza esta comprobación con la cámara. Estos tests se
hacen de manera automatizada, pero en muchos casos como la nitidez de la pantalla o el sonido
una opinión extra humana ayuda a solucionar errores que los simples números no permiten
discernir a primera vista.

La batería es uno de los últimos componentes que se incorporan al modelo final. Comprobar que
el empaquetado es correcto y no hay ninguna fisura que pueda poner en peligro al usuario.
Adicionalmente, una vez todo el cuerpo del smartphone ha sido construido, se repasan y se
testea de nuevo el resultado final.

Con la moda de los terminales impermeables y resistentes al agua, se ha creado una parte
dedicada a ellos. Las normas IP67/58 están para ser cumplidas y solo mediante distintas pruebas
se puede determinar con suficiente validez que cumplen los requisitos para tener ese número
oficialmente.

Pruebas de resistencia, test de caídas, de temperaturas… todo tipo de experimentos se hacen


con el producto final antes que pase a una de las últimas fases, el empaquetamiento.

Empaquetado y detalles finales


En esta parte final hay varios trabajadores que evalúan el aspecto general y lo colocan
cuidadosamente en sus cajas, embalajes y demás paquetes. Estos suelen pasar a líneas
automáticas donde son las máquinas las encargadas de moverlo todo de un lugar a otro y cerrar
el paquete. Todo es automatizado excepto algunas tareas que requieren cierta delicadeza, como
la de colocar los cables y auriculares en su sitio. Los distintos terminales se organizan y se llevan
finalmente al transporte que los enviará a los distintos almacenes del mundo entero.

MISIÓN

La misión de Samsung es “ser la mejor compañía digital”.   El concepto, se basa en dos requisitos:
el primero es obviamente ser «Digital» fabricando no sólo productos digitales, sino también
productos que inspiren la integración digital de toda la compañía. El segundo es la fabricación y el
marketing con los clientes, los socios y el enfoque de mercado a fin de aportar valor a todas las
partes de la cadena de suministro, incluidos los productos, los datos y las relaciones con el cliente
a través de la Planificación de Recursos Empresariales (ERP). SAMSUNG Electronics interconectará
componentes básicos, tales como chips de memoria, sistema LSI y LCD, así como A/V,
ordenadores, dispositivos de telecomunicación, electrodomésticos y otros productos
independientes en una solución total de la era de convergencia digital.
Visión

La visión de la empresa es “Inspirar al mundo, crear el futuro”.  Pero también  se guía por una
visión singular: encabezar el movimiento de convergencia digital.
A través de la innovación tecnológica actual, se encuentra las soluciones que necesitan para dar
respuesta a los retos del mañana. La tecnología crea oportunidades para que se desarrollen las
empresas, prosperen los ciudadanos que viven en los mercados emergentes al acceder a la
economía digital, y las personas en general inventen nuevas posibilidades. Samsung está
entusiasmada con el futuro y asume el compromiso de ser un líder creativo en nuevos mercados y
convertirse en una empresa verdaderamente exitosa e imparable.

Objetivos:

Algunos de los objetivos de la empresa son:

 Desarrollar tecnologías innovadoras y procesos eficientes que creen nuevos mercados,


enriquezcan las vidas de las personas y sigan haciendo de Samsung un respetado líder del
mercado.

 Ser una de las tres principales compañías de electrónica del mundo.

 Fortalecer los ochos motores de crecimiento para los negocios de Samsung, incluyendo los
de televisión digital y de las impresoras.

 Ser una de las tres empresas primeras empresas del mundo en términos de tendencias de
nueva patente.

 Incrementar el desarrollo de los recursos humanos y la superioridad técnica con principios


de administración.

 Aumentar el efecto sinérgico de todo el sistema de administración mediante los recursos


humanos y la tecnología.

Metas:

Samsung ha trazado un plan específico para conseguir llegar a sus metas, que son las siguientes:

 Convertirse en unas de las cinco marcas más importantes del mundo.

 Alcanzar los 400.000 millones de dólares en ingresos.


CON EL ÉXITO DEL NEGOCIO DE LA ELECTRONICA, SAMSUNG HA SIDO RECONOCIDO
MUNDIALMENTE COMO UN LIDER DE LA INDUSTRIA DE LA TECNOLOGÍA Y ACTUALMENTE
CALIFICA COMO UNA MARCA MUNDIAL DENTRO DE LAS 10 PRINCIPALES.

Primer logo de Samsung


 

Década de 1960
 

Década de 1970
 

1980-1993
 

1993-2013
 

desde 2013

También podría gustarte