Está en la página 1de 5

Ejercicio de análisis de algunas formas y tradiciones en Is 42,1-9

A continuación se estudian pequeñas frases que parecen ser formas que remiten
a una tradición teológica, que fue asumida y reformulada por el Dt Is en el primer
poema del Siervo o en el contexto de todo su libro.

Mi siervo / ‫ | ַע ְב ִדי‬Mi elegido / ‫ְבּ ִח ִירי‬

Las dos palabras forman un par clásico que funcionan como conceptos paralelos.
Proceden los dos términos de la ideología real (cf. Sal 89,4; 105,6). Se utilizan para
designar a un «ministro» que fue designado para llevar adelante en el pueblo y entre los
pueblos la voluntad de su Señor.
En el Dt Is el par se utiliza para el pueblo de Israel / Jacob, solo una vez para
designar al siervo (cf. 41,8-9; 42,1; 43,20; 44,1-2; 45,4). Respecto a la designación del
siervo del Señor con este par de palabras, explica Wildberger:
“El «siervo de YHWH» (en el que hay que ver una figura individual) es, al igual
que el rey, un bāḥīr (42,1). Lo mismo que este último, también él tiene el espíritu de
YHWH (1Sm 16,13; Is 11,2). El hecho de ser siervo significa que tiene una tarea en el
mundo: él debe llevar la verdad a los pueblos, debe ser la luz de los pueblos, por medio
de él es glorificado YHWH. Quienquiera que sea este siervo de YHWH, no puede ser
casual que se le aplique, lo mismo que a Israel, los títulos de ‫ עבד‬y ‫בחיר‬. Él representa
al verdadero Israel y todo lo que sobre él se dice pone de manifiesto que la elección de
Israel no se puede separar de su misión en el mundo. Pero nuestro autor trasciende todas
las interpretaciones de la elección hechas antes de él, al señalar que el siervo de Dios
realiza su elección por medio del sufrimiento vicario…
Ser elegido significa ser tomado bajo la propia responsabilidad, pero en cuanto
siervo de YHWH entre los pueblos; es decir, no solo como realizador de la obediencia,
sino también como testimonio dado por el fracaso aparente, el sufrimiento y la
muerte.” 1
Parecería ser que este par funcionaría en el poema del siervo como descripción
propia de este sujeto. Al ser calificado de la misma manera que Israel –como siervo
elegido–, se supone que el siervo asume la misión salvífica del Israel exiliado (cf. 42, 2-
4.6-7). Misión que parece tener un destino universal (cf.42,4; 49,1-2.6; 52,15; 53;11-
12).

Luz de las gentes / ‫ְלאוֹר גּוֹיִ ם‬

Si estudiamos la metáfora de la luz 2 que aparece en Is 42,6, se ve que en su


utilización se conjuga con otra imagen: oscuridad y tiniebla (cf. 42,7).

1
DTMAT, ‫״בחר״‬, 428.
2
Para el estudio de esta pequeña frase, seguimos la propuesta de: R.CLEMENTS, “A Light to the Nations:
A Central Theme of The Book of Isaiah” en J.WATTS / P.HOUSE, Forming Prophetic Literatura,
Sheffield, JSOTsuppl., 1996, 64-69.

1
Las mismas fueron fuertemente sugeridas en Is 6-9:

− Oscuridad y tiniebla 8,22-9,1a

Is 8,22 – 9,1 Is 8,22 – 9,1


22
la tierra oteará, y sólo habrá cerrazón y ‫צוּקה‬ ֶ ‫ וְ ֶא‬22
ָ ‫ל־א ֶרץ יַ ִבּיט וְ ִהנֵּ ה ָצ ָרה וַ ֲח ֵשׁ ָכה ְמעוּף‬
negrura, lobreguez prieta y tiniebla espesa.
23
‫וַ ֲא ֵפ ָלה ְמנֻ ָדּח׃‬
Pues, ¿no hay lobreguez para quien tiene
‫מוּצק ָלהּ ָכּ ֵעת ָה ִראשׁוֹן‬ ָ ‫ ִכּי לֹא‬23
ָ ‫מוּעף ַל ֲא ֶשׁר‬
apretura? Como el tiempo primero ultrajó a la
tierra de Zabulón y a la tierra de Neftalí, así el ‫ֵה ַקל ַא ְר ָצה זְ ֻבלוּן וְ ַא ְר ָצה נַ ְפ ָתּ ִלי וְ ָה ַא ֲחרוֹן ִה ְכ ִבּיד‬
postrero honró el camino del mar, allende el ‫ֶדּ ֶרְך ַהיָּ ם ֵע ֶבר ַהיַּ ְר ֵדּן ְגּ ִליל ַהגּוֹיִ ם‬
Jordán, el distrito de los Gentiles. ‫ ָה ָעם ַהה ְֹל ִכים ַבּח ֶֹשְׁך‬9,1
9,1a
El pueblo que andaba a oscuras (BJ3)

− Luz salvífica: 9,1b

Is 9,1b Is 9,1b
vio una luz grande. Los que vivían en tierra de ‫ָראוּ אוֹר ָגּדוֹל י ְֹשׁ ֵבי ְבּ ֶא ֶרץ ַצ ְל ָמוֶ ת אוֹר נָ גַ הּ‬
sombras, una luz brilló sobre ellos. (BJ3)
‫יהם׃‬
ֶ ‫ֲע ֵל‬

La metáfora de la luz tiene un significado salvífico; aparte, provee también, una


polaridad creada por la imagen de la ceguera que aparece siempre oponiéndose a la luz.
La ceguera ocupa un lugar central en la teología isaiana (cf. 6,9-10). La luz servirá para
removerla, pues la ceguera de Israel se transforma a partir de la luz que trae un nuevo
rey salvador (cf. 9,5-6). En el primer poema del Siervo la imagen de la ceguera aparece
unida a la de la oscuridad (cf. 42,7).

Is 42,6-7 Is 42,6-7
“… luz de las gentes, para abrir los ojos ciegos, ‫ְלאוֹר גּוֹיִ ם׃‬
para sacar del calabozo al preso, de la cárcel a
‫הוֹציא ִמ ַמּ ְסגֵּ ר ַא ִסּיר ִמ ֵבּית‬
ִ ‫ִל ְפק ַֹח ֵעינַ יִ ם ִעוְ רוֹת ְל‬
los que viven en tinieblas.” (BJ3)
‫ֶכּ ֶלא י ְֹשׁ ֵבי ח ֶֹשְׁך׃‬

Dentro del contexto más amplio del libro, el significado que toma la utilización
de la imagen de la luz, como metáfora de salvación; está en vinculación directa con la
realeza y la afirmación mesiánica de la dinastía de David.

Si atendemos al contexto del primer poema del Siervo, vemos que la metáfora de
la luz, como signo de salvación que finaliza la oscuridad de la ceguera espiritual de
Israel, está elaborada también en Is 42,16. Incluso este último tema, junto con su

2
sinónimo, la sordera, se encuentra más desarrollado en 42,18-20, texto que también
depende del temprano material de Is 6-9. 3

Is 42,16-20 Is 42,16-20
16
Haré andar a los ciegos por un camino que no ַ ְ‫ ו‬16
‫הוֹל ְכ ִתּי ִעוְ ִרים ְבּ ֶד ֶרְך לֹא יָ ָדעוּ ִבּנְ ִתיבוֹת לֹא־יָ ְדעוּ‬
conocían, por senderos que no conocían les ‫וּמ ֲע ַק ִשּׁים‬
ַ ‫יהם ָלאוֹר‬
ֶ ֵ‫ַא ְד ִר ֵיכם ָא ִשׂים ַמ ְח ָשְׁך ִל ְפנ‬
encaminaré. Trocaré delante de ellos la tiniebla
‫יתם וְ לֹא ֲעזַ ְב ִתּים׃‬
ִ ‫ְל ִמישׁוֹר ֵא ֶלּה ַה ְדּ ָב ִרים ֲע ִשׂ‬
en luz, y lo tortuoso en llano. Estas cosas haré, y
17
‫ נָ סֹגוּ ָאחוֹר יֵ בֹשׁוּ ב ֶֹשׁת ַהבּ ְֹט ִחים ַבּ ָפּ ֶסל ָהא ְֹמ ִרים‬17
no las omitiré." Haceos atrás, confusos de
‫ֹלהינוּ׃ ס‬
ֵ ‫ְל ַמ ֵסּ ָכה ַא ֶתּם ֱא‬
vergüenza, los que confiáis en ídolos, los que
decís a la estatua fundida: "Vosotros sois
‫ ַה ֵח ְר ִשׁים ְשׁ ָמעוּ וְ ַה ִעוְ ִרים ַה ִבּיטוּ ִל ְראוֹת׃‬18
nuestros dioses." 18
¡Sordos, oíd! ¡Ciegos, mirad ַ ‫ ִמי ִעוֵּ ר ִכּי ִא‬19
‫ם־ע ְב ִדּי וְ ֵח ֵרשׁ ְכּ ַמ ְל ָא ִכי ֶא ְשׁ ָלח ִמי ִעוֵּ ר‬
y ved! 19
¿Quién está ciego, sino mi siervo?, ¿y ‫ִכּ ְמ ֻשׁ ָלּם וְ ִעוֵּ ר ְכּ ֶע ֶבד יְ הוָ ה׃‬
quién tan sordo como el mensajero a quien ‫קוֹח ָאזְ ַניִ ם‬ ָ ‫ ) ָר ִא‬20
ַ ‫ית( ] ָראוֹת[ ַרבּוֹת וְ לֹא ִת ְשׁמֹר ָפּ‬
envío? (¿Quién es tan ciego como el enviado y ‫וְ לֹא יִ ְשׁ ָמע׃‬
20
tan sordo como el siervo de Yahvé?) Por más
que has visto, no has hecho caso; mucho abrir
las orejas, pero no has oído. (BJ3)

El tema de la ceguera y la sordera de Israel, entendido en un sentido metafórico


y espiritual, es claramente de mucha importancia para Is 40-55 (cf. 43,8; 44,18). Las
alusiones son todas al relato del llamado vocacional de Isaías, cuando recibió su tarea
profética (cf. 6,9-10). 4
Hay otro texto del primer Isaías que recoge las dos imágenes: ceguera y sordera,
y oscuridad y tinieblas:

Is 29,18 Is 29,18
Oirán aquel día los sordos palabras de un libro, ‫וּמא ֶֹפל‬
ֵ ‫י־ס ֶפר‬
ֵ ‫יּוֹם־ההוּא ַה ֵח ְר ִשׁים ִדּ ְב ֵר‬
ַ ‫וְ ָשׁ ְמעוּ ַב‬
y desde la tiniebla y desde la oscuridad los ojos ‫וּמח ֶֹשְׁך ֵע ֵיני ִעוְ ִרים ִתּ ְר ֶאינָ ה׃‬
ֵ
de los ciegos las verán. (BJ3)

Queda claro que las imágenes se entrecruzan. El primer Is las refiere a la


negativa del pueblo a escuchar y responder al mensaje del profeta. En el Dt Is (42-43),
el desconocido profeta exílico toma las imágenes para hablar de una condición que
todavía prevalece, pero a pesar de esta, la salvación de Dios llegará pronto.

El desarrollo más llamativo de la metáfora de la luz, y por su énfasis, más


directamente conectado con las anteriores apariciones en 9,1; 42,6; 49,6; se lo ve en
60,1-3. En este pasaje del Trito Is, aparece con toda claridad la garantía primera, que

3
El tema de la ceguera y la sordera es central en el Dt Is, depende exclusivamente de la “locura de la
idolatría”. Cf. R.CLEMENTS, “Beyond Tradition history. Deutero-Isaianic Development of First Isaiah`s
Themes”, JSOT 31 (1985) 95-113. 102.
4
Cf. R.CLEMENTS, “Beyond Tradition”, 103.

3
esta luz estará al alba para Israel marcando una nueva era de salvación. La profecía está
respondiendo a Jerusalén; y nuevamente, alude a los motivos del mesianismo real de
9,1-6.

Is 60,1-3 Is 60,1-3
1 1
¡Arriba, resplandece, que ha llegado tu luz, ‫וּכבוֹד יְ הוָ ה ָע ַליִ ְך זָ ָרח׃‬
ְ ‫אוֹרְך‬
ֵ ‫אוֹרי ִכּי ָבא‬
ִ ‫קוּמי‬
ִ
y la gloria de Yahvé sobre ti ha amanecido! ‫ה־א ֶרץ וַ ֲע ָר ֶפל ְל ֻא ִמּים וְ ָע ַליִ ְך‬ ִ ‫ ִכּ‬2
ֶ ‫י־הנֵּ ה ַהח ֶֹשְׁך יְ ַכ ֶסּ‬
2
Pues mira cómo la oscuridad cubre la ‫וּכבוֹדוֹ ָע ַליִ ְך יֵ ָר ֶאה׃‬
ְ ‫יִ זְ ַרח יְ הוָ ה‬
tierra, y espesa nube a los pueblos, mas ‫וּמ ָל ִכים ְלנֹגַ הּ זַ ְר ֵחְך׃‬ ֵ ‫ וְ ָה ְלכוּ גוֹיִ ם ְל‬3
ְ ‫אוֹרְך‬
sobre ti amanece Yahvé y su gloria sobre ti
3
aparece. Caminarán las naciones a tu luz,
y los reyes al resplandor de tu alborada.
(BJ3)

Clements, el autor estudiado, ha buscado relacionar estrechamente los tres


pasajes en los que la metáfora de la luz como signo de salvación ocurre en Is (9,1; 42,6;
60,1-3). Otros textos son importantes, pero estos tres están para él, directamente
afectados. En su opinión, la razón por la cual las estrechas conexiones entre los tres
pasajes fueron pasadas por alto por los exegetas, se debió a la convencional divinización
del libro de Isaías dentro de tres colecciones de profecías separadas, en la que cada una
posee su propio contexto y carácter. 5
No estaba claro que significa para el siervo de Israel en un contexto isaiano ser
“luz de las gentes”, los resultados estaban llenos de ambigüedades e incertidumbres.
Cuando los tres pasajes se ven en conjunción el uno con el otro, se nota con mucha más
evidencia, que los motivos reales de Sion se encuentran estrechamente vinculados a la
cuestión de la luz salvífica que vence la oscura ceguera de Israel.
Viendo el libro de Isaías en este contexto más amplio, como una unidad formal y
estructurada; las naciones, ciertamente, están esperando participar en la salvación de
Israel, no simplemente como meros espectadores, sino como aquellos que se gozarán en
estos beneficios. Desde el monte Sion se dispensarán la verdad, la rectitud y la justicia a
todas las naciones, aquellas que peregrinen a Sion conocerán los caminos del Señor (cf.
2,3). Jerusalén existe para ser una ciudad de luz. Esto convierte totalmente adecuada la
rúbrica de 2,5, que un entusiasta escriba no dudó en insertar como alegre invitación a
Israel…

‫ֵבּית יַ ֲעקֹב ְלכוּ וְ נֵ ְל ָכה ְבּאוֹר יְ הוָ ה‬

5
Es similar el planteo de J.S. Croatto comentando Is 60,-3, dice: “Finalmente, la lectura global de Is 1-66
ubica estos versículos 1-3 en perspectiva, y no solo respecto de 2,2-5. El oráculo de salvación de 9,1-6 se
iniciaba (v.1) precisamente con el motivo de la luz – el vocabulario de este versículo es el mismo de 60,1-
3– y más adelante la función anunciadora de buenas nuevas del Israel-siervo iba a ser simbolizada con
“luz de las naciones” (42,6; 49,6.9). Ahora en 60,1-3 es Sión / Jerusalén la que recibe la luz de YHWH
(vv. 1-2), a cuyo resplandor marcharán pueblos y reyes (v.3).” J.S.CROATTO, Imaginar el futuro.
Estructura retórica y querigma del Tercer Isaías, Buenos Aires, Lumen, 2001, 204.

4
Yo soy YHWH / ‫ֲאנִ י יהוה‬

“Los pasajes en que Dios habla en primera persona son más frecuentes en los
discursos divinos de las narraciones patriarcales, en las secciones legales del Pentateuco
y en los discursos proféticos… El pronombre personal independiente de primera
persona singular no se emplea en los discursos divinos de forma distinta a como ocurre
en los discursos humanos semejantes. La fórmula de presentación puede abrir los
discursos de Dios en los que se hacen afirmaciones sobre el ser de Dios y su actuación
con individuos o con una comunidad… La fórmula de autopresentación revela el
nombre de Dios en relación con su acción histórica. Con ellos se interpela al hombre
para que dé una respuesta… La fórmula de autopresentación proviene del politeísmo y
está muy extendida en todo el Antiguo Oriente… Con esta referencia de la divinidad a
sus propias acciones y propiedades, la fórmula de autopresentación adquiere el carácter
de autoalabanza (en el AT en DtIs: Is 44,24; 45,7; también en palabras de juicio y
polémica).
La fórmula veterotestamentaria de autopresentación es una frase nominal
independiente, tanto en la forma breve «Yo soy YHWH» como en la fórmula completa
«Yo soy YHWH, tu/vuestro Dios». YHWH no se presenta como un desconocido, sino
que, junto con la comunicación de su nombre, hace referencia a acontecimientos
antiguos y a conocidos (Gn 15,7; 26,24; 28,13; 31,13; Ex 3,6; Os 12,10; 13,4)… La
autopresentación divina no estaba unida originalmente a la proclamación de la ley. La
fórmula breve es aquí, lo mismo que en los profetas exílicos, un resumen conciso del
poder que se atribuye Dios, atribución que se remite a las pruebas presentadas por el
mismo Dios a lo largo de la historia de Israel (sobre la fuente sacerdotal, cf. Lv 18-19
passim; sobre DtIs, cf. Is 45,21; 43,11; 45,22 y 48,12).” 6

Podemos resumir este texto citado con el siguiente enunciado:

« Yo soy YHWH » es una fórmula de auto presentación que revela el nombre de


Dios y el poder que este implica, en relación con su acción histórica a favor de Israel.

La fórmula es muy utilizada en la Escritura (195 veces), aparece en diferentes


contextos, y con géneros literarios distintos. En Dt Is se encuentra vinculada, sobre
todo, al oráculo de salvación. 7 Como signo constante a todas las apariciones de la frase,
encontramos la evocación fundamental del yahvismo: al Dios del desierto que salva y
que se revelo en el Sinaí.
Por lo tanto, en el contexto del primer poema del siervo, la fórmula funcionaría
como auto alabanza del Señor, que sirve para
- confirmar al siervo en su vocación (‫אתיָך ְב ֶצ ֶדק וְ ַא ְחזֵ ק ְבּיָ ֶדָך וְ ֶא ָצּ ְרָך‬
ִ ‫) ְק ָר‬,
- dándole certeza a su misión (‫י ְֹשׁ ֵבי ח ֶֹשְׁך‬...‫)וְ ֶא ֶתּנְ ָך ִל ְב ִרית ָעם ְלאוֹר גּוֹיִ ם‬.

6
DTMAT ‫״ אני ״‬, 331-333.
7
C. WESTERMANN, Prophetic Oracles of Salvation in The Old Testament, Louisville, Westminter
/J.K.Press, 1973, 54-56.

También podría gustarte