Está en la página 1de 2

4 EL MUNDO.

SÁBADO 2 DE NOVIEMBRE DE 2019

OPINIÓN i
mo es en las universidades. También en las editoriales Zambrano, me contó que su prima se quejaba amar-
LOS INTELECTUALES Y ESPAÑA y en los periódicos, los periódicos están llenos de anal-
fabetos por todas partes, y lo único que existe es el tó-
gamente, cuando estaba en Ginebra, de que con el
maestro tenían que haber vuelto 30 o 40 más.
pico. Agapito no puede publicar aquí porque es muy P.– Los conceptos de nueva y vieja política de Orte-
AGAPITO MAESTRE de derechas. Sin embargo, un día te dicen que te van a
dar el Premio Nacional de Ensayo y al día siguiente te
ga han sido utilizados para justificar la aparición de
partidos como Podemos y Cs, ¿es una manipulación?
llaman y te cuentan que Alfonso Guerra ha dicho que R.– La nueva política para Ortega es la política rea-
no, que Agapito es un anarquista, te pueden decir lo lista, el ataque al idealismo político, el ataque a la ideo-
Filósofo y escritor, tiene tras de sí una que quieran, te pueden insultar, te pueden vejar... logía, a la revolución. Esto no se entiende en una socie-
prolífica obra que lo avala como uno de P.– ¿Por qué fue atacado su libro sobre Herrera Oria? dad como la española, absolutamente ideologizada y
R.– El título del libro, El fracaso de un cristiano, sen- fanatizada, al menos sus élites intelectuales y políticas.
nuestros pensadores más relevantes. Fruto tó mal en algunos sectores de la jerarquía eclesiástica, Tanto, que no distingue entre lo privado y lo público y
pero no era nada ofensivo, todo lo contrario, lo que nos dicen cómo tenemos que leer la historia e incluso
de años de lecturas y estudio, acaba de pretendía era mostrar un fracaso objetivo de la obra, cómo tenemos que actuar en el dormitorio con nues-
publicar ‘Ortega y Gasset. El gran maestro’ de la vida y sobre todo del pensamiento de un hombre tras esposas o nuestros esposos. Lo que demanda Or-
que había traído a España la democracia cristiana, un tega en su obra son políticas realistas. Llega un mo-
(Almuzara), un ensayo que pretende hombre que se opuso frontalmente al 18 de julio y que mento en que dice que no hay política buena ni mala,
incluso con Gil Robles tuvo palabras mayores. La tesis hay mejor o peor política, porque la política es como
rescatar la figura del «filósofo ciudadano» del libro es que la democracia cristiana gira y se hace una enfermedad, tenemos que convivir con ella.
integrista y el pensamiento liberal se hace de sangre P.– ¿La aparición de los nuevos partidos ha sido per-
y recuperar su teoría de la democracia, roja y totalitario. Ese es uno de los grandes fracasos de judicial o beneficiosa para España?
el principal legado para una sociedad España, que el pensamiento de Herrera Oria, como el R.– La aparición de Podemos es triste. En un libro
de Ortega, de democracia cristiana, por un lado, y de que publiqué hace cuatro años expliqué que en un país
que necesita reconstruir su democracia. liberalismo, por otro, fracasan. Uno de los grandes de- en el que había robado tanto la izquierda como la de-
fectos de la cultura española es el de romper con nues- recha, era inevitable que surgiera. Pero además, y esa
tras tradiciones, como la ruptura que hubo entre la es la cuestión, España es un país desnacionalizado. La

«Si no hay Restauración, que dio un pensador de la talla de Mar-


celino Menéndez Pelayo y un político como Cánovas
del Castillo, y las generaciones posteriores. Tenemos
que volver a reconstruir ese hilo, esa continuidad, si no
Transición tenía que haber convertido las fuerzas de
la historia en potencias del individuo, es decir, haber
construido una nación democrática. Eso es el Estado
nacional. Si al Estado democrático le quitas la nación,

un proyecto de hay continuidad no hay historia.


P.– Esa es una de las tesis de su libro sobre Ortega...
R.– El libro de Ortega tiene varias vertientes y algu-
na complicada. En primer lugar es una teoría crítica
lo has perdido todo y, en ese sentido, el Título VIII de
la Constitución no acertó. Por eso ahora tenemos una
España deconstruida, en la que los partidos se han
convertido en agencias de colocación, donde todo el

nación española, sobre las lecturas de Ortega, que no se había hecho


nunca en España, para demostrar de dónde viene ese
odio a un gran pensador y a un filósofo al que incluso
se le acusa de ser un pensador antidemócrata. Y esto
mundo roba y además se utiliza como moneda de
cambio el particularismo nacionalista. Esto último por-
que PP y PSOE les han permitido tener esa fuerza, por
eso ¿cómo no va a surgir un partido como Ciudada-

el nacionalismo es falso. En buena medida uno de los responsables de


eso es José Gaos, uno de sus discípulos, movido más
que por una voluntad de verdad, por una voluntad de
nos? Otra cosa es que después se sepa o no gestionar
esto. Porque una cosa es decir yo defiendo la unidad
de España y otra saber cómo se hace eso. Podemos es

persistirá»
poder. Pero todos los libros que se publican después de un fracaso porque se ha entregado a la ideología na-
su muerte contra él tienen una raíz de carácter marxis- cionalista tal y como es formulada en el año 37, en ple-
ta, sacada del epílogo de un libro que está dedicado a na Guerra Civil, en Valencia, delante de Azaña, por un
Stalin como hombre de paz del mundo, el de Georg individuo llamado Pedro Bosch Gimpera, entonces
Lukács, La destrucción de la razón. Y eso se ha ido re- consejero de Justicia de la Generalidad y todavía rec-
pitiendo sistemáticamente hasta llegar a un libro que tor de la Universidad de Barcelona. Lo que dice Bosch
en un país normal no se habría permitido su publica- Gimpera es que en España habían cristalizado una se-
ción, que es El maestro en el erial [de Gregorio Mo- rie de pueblos antes de que llegaran los romanos, de
POR FERNANDO PALMERO rán]. Pero la segunda tesis del libro es más importan- hecho, la romanización, los visigodos, la época califal,
FOTO ANTONIO HEREDIA te: no se entiende la crítica de Ortega al idealismo sin
su crítica a la revolución, y en esto Ortega se adelanta
los Austrias mayores y menores, los Borbones… eran
superestructuras ideológicas que no han sido capaces
40 años a los críticos del totalitarismo. En tercer lugar, de integrar a esos pueblos. Esa es la ideología que de-
«El caso de Agapito Maestre», ha escrito Fernando Mu- he querido presentar la obra de Ortega como la de un fienden hoy la izquierda y los nacionalistas. Por eso en
ñoz en el recién publicado El escándalo Maestre (Con- demócrata radical, un filósofo ciudadano, no un filóso- la Universidad nunca se habla de españoles, los espa-
fluencias), «es un signo de la grave descomposición no fo rey, un filósofo que participa en la ciudad como uno ñoles en la historia no existen. Eso es el particularismo
sólo de la arquitectura institucional del país, sino del más, como en el discurso del año 14 en el Teatro de la nacionalista, que Fromm y Adorno definían como el
nervio académico del mismo». Se trata, explica Mu- Comedia, Vieja y nueva política, o cuando a los nueve tabú del incesto con la tierra, se ama tanto la tierra que
ñoz, de un caso único de «expropiación de una cáte- meses de llegar la República, que él había ayudado a uno quiere copular con ella. De todas formas, tan per-
dra». Ocurrió en 2002. El Tribunal Superior de Justicia traer, hace el discurso de rectificación. verso como ese nacionalismo es la negociación que se
de Andalucía suspendió la convocatoria de la cátedra P.– Pero a Ortega se le ha acusado también de guar- lleva a cabo con ellos, reflejo de que vivimos en una Es-
que Maestre llevaba ejerciendo seis años. Fue inmedia- dar silencio sobre el franquismo... paña absolutamente desnacionali-
tamente expulsado de la Universidad de Almería, un R.– Una parte importantísima zada. Y si no hay un proyecto de
martes santo, y sólo este verano ha sido oficialmente del libro es el silencio de Ortega, Z Catedrático de Filosofía, nación española, el nacionalismo
rehabilitado como catedrático. Entre medias, años de que yo defiendo frente a aquellos en Alemania fue alumno de persistirá toda la vida.
lucha por intentar hacer justicia, que no han consegui- que lo han puesto en cuestión, co- P.– ¿Hay riesgo de ruptura?
do desmoralizarlo ni, mucho menos, callarlo. mo Julián Marías. En esos años
Jürgen Habermas, con el que R.– Ya está, quien domina,
Pregunta.– ¿Qué ocurrió con su cátedra? aparecen textos importantísimos, colaboró durante años Z Es quien crea la agenda política son
Respuesta.– No me gusta mucho hablar de esto. como el Epílogo a los ingleses y el profesor en la Universidad el nacionalismo y Pedro Sánchez.
Cuando me expulsaron, fue tan duro que procuré qui- Prólogo a los franceses de La re- Complutense de Madrid, ¿Cuántas veces has oído la expre-
tarme de en medio porque me hacía daño, a mí y a mi belión de las masas, de 1937. Son escritor y ensayista, sión el Estado no existe en Catalu-
familia. Fernando Muñoz lo ha contado muy bien en textos para repensar su obra en ña en los últimos 10 años? Todavía
columnista de ‘Libertad
el libro. Es obvio que me echan porque no querían que términos políticos, como hace queda un hilo histórico porque Es-
estuviese allí y porque escribía en EL MUNDO, que Platón en su Carta VII. En esos Digital’ y de ‘El Imparcial’ y paña es un país fuerte, incluso en
durante muchos años fue la única oposición que hubo años Ortega está ya harto de colaborador de esRadio términos económicos, un país
verdaderamente en Andalucía. Unos días antes de que combatir esa tradición de los es- grande, un país que vive de iner-
rechazaran el recurso de amparo que interpuse ante el pañoles, que viene desde antes de cias, España es una gran nación
Constitucional (algo que le aceptan al 95% de los que Fernando VII, de cavar dos agujeros, ponernos a un porque tiene una gran literatura, una gran cultura, no
lo presentan) había publicado un artículo en el que cri- metro de distancia y darnos dos estacas a ver si nos ahora, ahora la cultura española está exhausta.
ticaba la interpretación que del Estado de las Autono- matamos. Él se calla porque ya está harto, pero él no P.– El independentismo catalán ha sido más eficaz
mías hacía la ponente, una ideóloga del PSOE, que se vuelve con Franco, él vuelve a España, a su patria. Y que el del País Vasco...
llama Elisa Pérez Vera. Algo tendría que ver. en el discurso del Ateneo dice muy claramente que to- R.– Muchos venimos manteniendo que el naciona-
P.– ¿Fue entonces una cuestión ideológica? dos los exiliados deberían estar en España. Rafael To- lismo catalán es más duro que el vasco. Mira dónde
R.– Donde seguramente está incardinado el integris- mero Alarcón Zambrano, primo hermano de María estamos... Barcelona nunca fue una ciudad liberal, eso
EL MUNDO. SÁBADO 2 DE NOVIEMBRE DE 2019 5

i OPINIÓN
UNA CÁTEDRA EXPROPIADA
«Me echan porque no querían que
estuviese allí y porque escribía en EL
MUNDO, que durante años fue la única
oposición que hubo en Andalucía»

ESPAÑA COMO FRACASO


«Uno de los fracasos de España es
que la democracia cristiana se hace
integrista y el pensamiento liberal se
hace de sangre roja y totalitario»

ORTEGA CUESTIONADO
«Todos los libros que se publican
después de su muerte tienen una raíz
de carácter marxista, sacada de ‘La
destrucción de la razón’, de Lukács»

ORTEGA DEMÓCRATA
«No se entiende la crítica de Ortega
al idealismo, sí su crítica a la
revolución, y en esto se adelanta 40
años a los críticos del totalitarismo»

PODEMOS
«La aparición de Podemos es triste,
pero en un país en el que había
robado tanto la izquierda como la
derecha, era inevitable que surgiera»

CIUDADANOS
«Una cosa es decir yo defiendo la
unidad de España y otra saber cómo se
hace eso, porque vivimos en un país
absolutamente desnacionalizado» Agapito
Maestre
es un gran engaño. Hay que repasar la historia y re- R.– De entrada es un acto electoralista, pero que hay (Puertollano,
NACIONALISMO CATALÁN cordar cómo Jordi Pujol se compró a los intelectua- que darle la importancia que tiene. Porque se puede 1954), en un
«Muchos venimos manteniendo que les y las editoriales. Ahora nadie se acuerda de que romper la idea de España que tenía el PCE, cuando momento de la
quien crea Planeta era un sevillano que había entra- Carrillo llega a Madrid, o incluso el Partido Socialista entrevista.
es más duro que el vasco. Mira dónde do con la camisa azul y el símbolo de Falange en Bar- de Besteiro, esa idea de nación que se puede integrar,
estamos... Barcelona nunca fue una celona en el año 39: José Manuel Lara. España es un que viene de mucho más atrás. Es lo que ha venido
ciudad liberal, eso es un engaño» país muy encanallado. ¿Qué es el encallanamiento?
Hacer de la anormalidad, normalidad.
manteniendo el PSOE durante 40 años y ahora acaba
de poner en cuestión. Pero el problema primero que
P.– ¿La sentencia del TS es síntoma de eso? tienen el PSOE y el PP es la desaparición del liberalis-
SENTENCIA DEL ‘PROCÉS’ R.– La sentencia del Supremo es un cambalache. mo. No como una ideología concreta de un partido de-
Cómo va a ser una sociedad democrática si lo que di- terminado, sino como un modo de ser español. El libe-
«Es un cambalache. Cómo va a ser una ce el poder Judicial es lo mismo que dice el poder Le- ralismo, si ha aportado algo al pensamiento político, no
sociedad democrática si el Judicial gislativo y lo que dice el poder Ejecutivo. Y además, lo solamente en España, sino en el mundo, es la posibili-
dice por unanimidad y se vende como la mejor inter- dad de convivir, no con el adversario, la posibilidad de
dice lo mismo que el poder Legislativo y pretación. Cualquier jurista dice que eso es una basu- convivir con el enemigo. Desde ese punto de vista las
el Ejecutivo. Además por unanimidad» ra, Jorge de Esteban lo ha dicho aquí. Qué vamos a políticas liberales son aquellas que te permiten pactar
discutir de la sentencia si dice que se han rebelado pe- con el enemigo. La política es la posibilidad de pactar
ro yo va a condenarlos por sedición. En España se ha- con gente que opina de modo contrario, aunque se tra-
PP-PSOE ce pasar por saber lo que es pura ideología. te de partidos muy diferentes y muy desiguales. Y eso
«Las políticas liberales son aquellas P.– ¿Es real el tópico de las dos Españas? van a tener que hacerlo.
R.– Yo no estoy de acuerdo con ese tópico, pero sí P.– ¿Qué es lo que le atrae del cine de Garci, al que
que te permiten pactar con el enemigo, que hubo un momento en que existieron. Lo bueno le ha dedicado un libro, Del sentimiento (Notorius)?
aunque sean partidos muy diferentes. que tuvo la Transición es que esas dos Españas desa- R.– Más que el cine de Garci, a mí lo que me intere-
Y eso van a tener que hacerlo» parecieron y se pensó en una tercera, que es la Espa-
ña liberal, que es la que ha fracasado, la que no ha
sa sobre todo ahora es el espectador de Garci. Sus pe-
lículas están hechas para gente que tiene una cierta
existido. Otro momento en el que desaparecen las dos sensibilidad moral (no todo el mundo puede decir que
EL CINE DE GARCI Españas es cuando Menéndez Pelayo propone a un li- ha tenido una experiencia moral), una cierta sensibi-
beral del cuño de Benito Pérez Galdós, que sigue sien- lidad estética, es decir, alguien que haya leído un libro
«Las películas de Garci están hechas do nuestro Tocqueville, para entrar en la Academia, a o visto una película y haya salido transformado, y una
para gente con una cierta sensibilidad pesar de ser de ideologías radicalmente diferentes. cierta capacidad intelectual. Por eso mi libro es un li-
P.– Sacar a Franco del Valle de los Caídos ¿es una bro de filosofía, porque el cine de Garci, como todo ar-
moral, cierta sensibilidad estética y forma de volver a esas dos Españas o simplemente un te, está basado en una estética, que aparece también
una cierta capacidad intelectual» acto con finalidad electoralista? en esta nueva película, El Crack Cero.