Está en la página 1de 5

EXPERIENCIA DE APRENDIZAJE INTEGRADA 1 | 5.

° grado

ACTIVIDAD 5

Leemos y aprendemos sobre la carta abierta


para nuestra evidencia

En la actividad anterior hemos participado en un conversatorio


sobre la importancia de promover un voto informado,
responsable y reflexivo en el contexto de los procesos electorales
de 2021.

Ahora, es importante recordar que, como evidencia de nuestros


aprendizajes, presentaremos una carta abierta. Por esta razón, en
esta actividad leeremos, interpretaremos y reflexionaremos sobre
las cartas abiertas.

Exploramos información
1. Leemos con atención la información y los apuntes de las actividades anteriores
sobre la importancia de promover un sufragio informado, responsable y reflexivo,
y las problemáticas en el marco de las Elecciones Generales 2021.

2. Ubiquemos el texto “Cartas y peticiones” que encontraremos en la sección


"Recursos para mi aprendizaje". Allí hay información sobre el concepto,
características y destinatario de la carta abierta que nos ayudará en la planificación
y su escritura.

3. Leemos el texto y anotamos las ideas centrales resumidas sobre la definición,


características y propósito de la carta abierta.

Contrastamos información
Una carta es un texto en el cual el remitente puede dirigirse a una persona, pero con
la intención de lograr el mayor número posible de lectores. Su concepto contempla
un contexto de comunicación mucho más amplio porque se dirige a una masa
importante de lectores. Normalmente una carta abierta puede ser publicada en la
prensa escrita. Por ejemplo, cuando nos acercamos a leer periódicos encontramos
una sección que contiene cartas al director o del director. El sentido de la carta
abierta es dar a conocer una situación de interés para toda la población porque su
contenido aborda un tema de actualidad o busca conectar con la opinión pública.

DIRECCIÓN DE EDUCACIÓN SECUNDARIA


Leemos y aprendemos sobre la carta abierta 5.° grado | Secundaria
para nuestra evidencia Experiencia de aprendizaje integrada 1

Un elemento importante es identificar al remitente, el nombre del autor, pues un


periódico no admitiría la publicación de una carta anónima; sin embargo, la aparición
de las nuevas tecnologías está logrando que las cartas abiertas sean difundidas por
cualquier persona mediante un foro, en un tuit o en Facebook sin necesidad de
recurrir a la prensa escrita.

Registra en tu cuaderno de trabajo

Reflexionamos y respondemos
a. ¿Cuál es el propósito comunicativo de la carta abierta?
b. ¿Qué función cumple en el abordaje de un problema de interés general?

Complementamos la información
4. Ahora, leamos un ejemplo de carta abierta: “Carta abierta por la democracia
electoral, escrita por Carlos Oliveira Valverde, estudiante de Derecho de la
Universidad de Costa Rica, documento que encontraremos en la sección en los
"Recursos para mi aprendizaje". Con esta lectura nos familiarizaremos con el tipo
de lenguaje, la organización de las ideas y los argumentos que plantea el autor
en la carta abierta.

A partir de la lectura, respondemos las siguientes preguntas:


a. ¿Cuál es tema de la carta abierta?

b. ¿Qué problema aborda?

c. ¿Cuál es la tesis o postura que plantea el autor?

d. ¿Cuáles son los argumentos más convincentes que responden al motivo de la


carta?

e. Según el texto, ¿por qué es importante mantener la unidad de lo social y


económico de un país?

f. ¿Cuál es la tesis que el autor reitera con otras palabras a las expuestas
inicialmente?

g. ¿Qué tipo de lenguaje utiliza el autor?

h. ¿Qué elementos del ejemplo de la carta abierta pueden ser tomados para nuestra
estructuración posterior?

i. ¿Los argumentos presentados por el autor cumplen con el propósito del texto?
Explicamos y fundamentamos.

Es necesario seguir profundizando nuestros conocimientos con


información de diversas fuentes por medio de la investigación
individual para tener la claridad en la escritura de la carta abierta.

2
Leemos y aprendemos sobre la carta abierta 5.° grado | Secundaria
para nuestra evidencia Experiencia de aprendizaje integrada 1

Registra en tu cuaderno de trabajo

Planteamos nuestras primeras ideas sobre la carta


abierta a partir de las siguientes preguntas:
a. ¿Cuál será el propósito comunicativo de nuestra carta abierta?
b. ¿Cómo será la estructura?
c. ¿Cuál es el problema que abordaremos?
d. ¿Cuál será el tema general que abordaremos?
e. ¿Cuáles serán las ideas secundarias?
f. ¿A quiénes estará dirigido?

Evaluamos nuestros avances


Es momento de autoevaluarnos a partir de nuestros avances y lo
que requerimos mejorar.

Coloca una "X" de acuerdo a lo que consideres. Luego, escribe las


acciones que tomarás para mejorar tus aprendizajes

Competencia: Lee diversos tipos de textos en lengua materna/segunda lengua.

Estoy en ¿Qué puedo


hacer para
Criterios de evaluación Lo logré proceso de
mejorar mis
lograrlo
aprendizajes?

Identifiqué la información
relevante y complementaria de
los textos que leí discriminando lo
irrelevante.

Inferí e interpreté el tema,


estructura, uso del lenguaje, del
vocabulario, el destinatario, la
tesis y los argumentos de una
carta abierta que leí.

Reflexioné y opiné en torno a los


elementos utilizados, estructura y
validez de los argumentos
presentados, y sobre la
organización de las ideas en los
párrafos.

3
Leemos y aprendemos sobre la carta abierta 5.° grado | Secundaria
para nuestra evidencia Experiencia de aprendizaje integrada 1

Vamos a la siguiente actividad

¡Bien, hemos culminado! En la


siguiente actividad planificaremos
la escritura de nuestra carta
abierta, para lo cual debemos
manejar la información obtenida en
esta actividad de lectura.

El contenido del presente documento tiene fines exclusivamente pedagógicos y forma parte de la estrategia de educación a distancia
gratuita que imparte el Ministerio de Educación.

4
Actividad 5 | Recurso 1 | 5.° grado

Carta abierta por la democracia electoral

Por Carlos Oliveira Valverde - Estudiante de Derecho, Universidad de Costa Rica1

En principio, las democracias modernas (participativas o representativas) buscan que venza el


ejercicio de la soberanía del pueblo. Sin embargo, si alguien vence, otro pierde, creando así dos
opuestos de vencedores y vencidos. En el clásico de la literatura El arte de la guerra, el filósofo y
estratega militar chino Sun Tzu afirmó que “cualquiera que tenga forma puede ser definido y
cualquiera que pueda ser definido puede ser vencido”. Ahora bien, la pregunta es ¿lo vencido
siempre es un alguien o también hay un algo que pierde? Así pues, en la política electoral
costarricense de las pasadas elecciones presidenciales se ha tornado borrosa la que en mi opinión
es la peor forma de enemigo, desdibujada por varias apariencias de “enemistad” que son trazadas
según quien las conciba (el populismo, el conservadurismo, el liberalismo y el progresismo; entre
otras tendencias políticas).
Así las cosas, a tan solo ocho meses de que el Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) realice la
convocatoria oficial a elecciones presidenciales de 2022, el “monstruo enemigo” sigue invisible en
la conciencia de las personas electoras, pero sobre todo en la actividad política del país.
Personalmente, considero que el verdadero enemigo de la democracia electoral costarricense es
la tajante separación de lo social y lo económico (como quien separa alma y cuerpo de un ser
vivo). Por ejemplo, ante la actual crisis sanitaria por el COVID-19, los políticos opositores al
Gobierno actual han reivindicado la necesidad de “reactivar la economía del país”, la cual es
ciertamente justa y necesaria; sin embargo, olvidan que el verdadero desarrollo del país (a
mediano y largo plazo) no se limita únicamente a la economía del país ni al fenómeno de la
productividad.
Es una falacia (de consecuencia y del hombre de paja) pensar sin ninguna duda que determinada
consigna política es ruinosa o beneficiosa por sí misma: por ejemplo, es erróneo creer que, si un
movimiento político reivindica la participación ciudadana, los derechos colectivos y los bienes
jurídico-sociales, ello es perjudicial, o bien que sea desfavorable —en sentido contrario— proteger
el ejercicio de las libertades individuales y los derechos fundamentales. Queda claro con la
experiencia histórica que cualquier extremo político resulta insuficiente por sí mismo. Por ende, ni
el socialismo es malo per se, ni el liberalismo tampoco lo es. En consecuencia, en el mundo
globalizado actual, las estrategias políticas requieren de la búsqueda de balances, reflexiones,
estudios, conciencias, diálogos y conciliaciones, que ante todo respeten los derechos humanos
(civiles, políticos, sociales, económicos y ambientales) de las personas. En conclusión, siguiendo
a Martin Luther King, mi sueño es que desde las precandidaturas y hasta el fin de la próxima
campaña electoral de 2021-2022, quien se postule al puesto presidencial sepa reunir los mejores
acuerdos de los dos mundos (de lo social y lo económico) y no se dividan los partidos políticos
entre quienes apoyan lo social y quienes buscan fortalecer la economía. Finalmente, dijo Luther
King “no saciemos nuestra sed de libertad tomando de la copa de amargura y del odio”. Por ello,
como sociedad electoral costarricense, debemos seguir el camino político de países como
Dinamarca, donde la división social-económica ha sido superada gracias a una socialdemocracia
de libre mercado (regulado).

carlos.oliveira@ucr.ac.cr

Adaptado de Elmundo.cr. Primeros en Información Política (31 de enero de 2021). Carta abierta por la democracia electoral. Recuperado el 26
de febrero de 2021 de https://bit.ly/3bd5Nhu

El contenido del presente documento tiene fines exclusivamente pedagógicos y forma parte de la estrategia de educación a distancia
gratuita que imparte el Ministerio de Educación.

DIRECCIÓN DE EDUCACIÓN SECUNDARIA