Está en la página 1de 3

Factores internos y externos que afectan el aprendizaje

Comencemos hablando de los hábitos de estudio: es fundamental crear


condiciones de estudio, compromiso, apoyo de familiares y el lugar donde se
estudia. Los hábitos de estudio implican disciplina y constancia (Horario de
estudio).

Existen distractores externos e internos; entre los externos podemos


mencionar: la iluminación, ventilación, adornos, recuerdos, fotos, mobiliario,
dormitorio, la altura de la silla, radio, televisor, evitar comidas pesadas. Factores
internos: enfermedades, la visión, audición, estado general de salud, hambre,
micción, sueño, cansancio. También podemos mencionar los distractores internos
emocionales como: Novio (a) o pareja, familia, amigos, motivaciones personales.

 Los factores internos son: la concentración, que es la capacidad de la mente


para controlar, dirigir y mantener la atención; la motivación, que son un conjunto
de fuerzas que impulsan al individuo a alcanzar una meta determinada; la
observación, que se produce cuando concentramos la atención en un objeto con la
finalidad de percibir con precisión y exactitud todos sus elementos; y la memoria,
que nos ayuda a conservar los hechos durante periodos de tiempo más o menos
prolongados y reproducirlos en un momento determinado.

Los factores externos pueden ser fisiológicos, la salud, una alimentación


balanceada y el descanso son parte de este aspecto; también es importante la
relajación y el ejercicio, de manifiesto en el deporte principalmente, estos aspectos
pertenecen al factor psicológico; los factores sociológicos son la diversión o el
entretenimiento y el último factor, el comunicativo está compuesto por la
comprensión y el vocabulario que usamos.

Para que el aprendizaje sea más efectivo es necesario que nos encontremos en
un ambiente adecuado sin ruid os y sin movimiento de personas, además de una
buena ventilación, también es muy importante la iluminación que tengamos, es
mejor cuando es natural pero también puede ser artificial, debemos tener muy en
cuenta la posición que tomemos en la silla, esta tiene que ser confortable, en el
escritorio debemos tener los materiales necesarios y no tiene que haber objetos
que nos puedan distraer. La organización de nuestro tiempo es importante por los
que debemos crear un horario, que podamos seguir, pero este tiene que ser
flexible y su objeto es facilitar y ahorrar o aprovechar el tiempo al máximo.
Condiciones para el estudio: ambientales y psicofísicas
Al momento de estudiar debemos procurar tener la mejor predisposición para
hacerlo, y esto no solo se refiere a nuestras ganas, sino a los factores o
condiciones en los que estudiamos.
Condiciones Psicofísicas

Las buenas condiciones psicofísicas se realizan a través de 2 herramientas


esenciales, y su efecto positivo se ha verificado estadísticamente a través de
pruebas científicas.

Estas herramientas son la relajación y la autosugestión.


Relajación

La relajación muscular, combinada con la respiración controlada, limita los


niveles de ansiedad, mantiene el cuerpo saludable y contribuye a la lucidez
mental, ya que ayuda a crear pausas donde, además del cuerpo, se relaja la
mente, convirtiendo esos segundos de práctica en verdaderos “descansos
cerebrales”.
La relajación muscular progresiva es un instrumento para crear mejores
condiciones psicofísicas para el estudio y también propende una mejor salud. La
mejor manera de practicarla es dos o tres veces al día, y es muy fácil.

Solo busca un lugar cómodo, y relájate.


Tensa los músculos de una parte del cuerpo de 5 a 7 segundos, y luego relájalos
de 15 a 20 segundos.

Factores Ambientales

Estos inciden directamente sobre el rendimiento psicofísico, se trata de crear un


ambiente adecuado para el estudio. Los factores a considerar al momento de
crear un espacio perfecto para estudiar son:
 Lugar
 Temperatura
 Silencio
 Iluminación
 Ventilación

También podría gustarte