Está en la página 1de 17

LICENCIATURA EN ADMINISTRACION DE EMPRESAS

COMERCIO INTERNACIONAL I

ASESOR: LAE. TERESA ARELLANO MARTINEZ

MARIA GUADALUPE NIEVES GUTIERREZ

MATRICULA: O000008641

25 DE MARZO DEL 2021

“INVESTIGACION BIBLIOGRAFICA”

ACTIVIDAD A.A.3
EL TRUEQUE

RESUMEN

El presente artículo se refiere al trueque como un sistema de comercialización que ha existido desde la
aparición de las civilizaciones primitivas tanto nómadas como sedentarias, que han utilizado como
mecanismo de subsistencia el intercambio de productos y que ha sido la base para los actuales sistemas
de comercialización que utilizan el dinero a cambio de bienes o servicios. Es importante entender los
elementos que forman parte del proceso comercial: oferta, demanda, mercado, canal y producto, iniciado
en las plazas de los pueblos ancestrales y que se denominó cambeo o trueque y que permitió una
convivencia armónica entre aborígenes y comunidades.

PALABRAS CLAVE: Comercialización; Trueque; Producto; Intercambio; Sistema de comercialización;


Ancestral.

El trueque nació por la necesidad de tener lo que se requiere o cambiar algo por lo que ya se tenía, esto
ha sido de gran utilidad para el mundo, tanto que se comenzó a desarrollar a nivel empresarial mediante
el intercambio, consiguiendo así productos en tiempos de dificultad para una empresa, también, se ha
podido apreciar que se da a nivel de Gobiernos, ya que a través del cambalache se pueden obtener
alimentos y bienes para los diferentes países que lo realizan ya sea de una manera secreta o pública con
los países desarrollados (Boza et al., 2015; Castañeda et al., 2015).
El objetivo principal del trueque es el de obtener una demasía, es decir, ganar al momento de cambiar un
producto por otro, lo que es lo mismo, que el bien o servicio que se obtiene tenga un valor mayor del
entregado (Darolt, Lamine, Brandenburg, Faggion & Abreu, 2016; Muñoz et al., 2016; Pellini, 2015),
además, es una forma muy antigua, que ha pasado de generación en generación, por lo que está presente
en el mundo, de importancia a nivel empresarial en Europa, ya que, por ejemplo, producto al efecto de la
Segunda Guerra Mundial, se vio obligada a utilizar este medio, mientras que Estados Unidos ya lo concebía
como medio comercial. En otros países como Ecuador, Tailandia, Uruguay y Malasia se incorporó al
petróleo como medio de comercio internacional, llegando a obtener intercambio con otros países
(Echavarri, 2003; Saavedra, Mila y Tapia, 2013).

El trueque empresarial se ha destacado por tener tres beneficios: el intercambio de productos propios, el
ahorro de dinero y la ganancia de clientes, siendo esta la más importante en cada empresa, además,
existen otras ventajas como el incremento de ventas, el mejoramiento de la productividad, facilidad de
encontrar nuevos canales comerciales y todo esto sin movimientos económicos, ya que las empresas
prefieren el canje y no la compra y venta de productos o servicios (Jiménez, 2014; Santana, 2011).

CONCLUSIONES

El trueque como sistema de comercialización ancestral, contribuye al intercambio equitativo de bienes y/o
servicios fundamentalmente en comunidades indígenas y campesinas.
Los sistemas de comercialización mantienen una evolución permanente que ayuda a las comunidades al
desarrollo constante, y para ello se creó el trueque, uno de los métodos de comercialización usado hasta la
actualidad, que ha dado beneficios económicos y financieros a todas las personas que lo aplican.

En México el trueque se desarrolló de forma acertada hasta convertirse en uno de los principales sistemas
de comercialización, con el avance de los pueblos, surgieron alternativas comerciales que inciden
directamente sobre este proceso de intercambio y su vigencia en la sociedad.

EL INTERCAMBIO DE BIENES Y SERVICIOS

RESUMEN

Los bienes y servicios son el resultado de los esfuerzos humanos para satisfacer las necesidades y deseos
de las personas. La producción económica se divide en bienes físicos y servicios intangibles. Los bienes son
objetos que pueden ser vistos y tocados, tales como libros, plumas, sal, zapatos, sombreros, y carpetas.
Los servicios son realizados por otras personas, tales como doctores, jardineros, dentistas, peluqueros o
camareros. Se asume que el consumo de bienes y servicios provee de utilidad (satisfacción) al
consumidor.

PALABRAS CLAVE: Bienes, precios, actividad económica, manufactura


El intercambio comercial es una acción muy frecuente en la sociedad. Es la acción mediante la que dos
agentes económicos se intercambian bienes o servicios, a cambio de una contraprestación. Dicha
contraprestación puede ser monetaria (dinero) o en especie (bien o servicio).

Al conjunto de intercambios se le denomina comercio, pues integra toda la relación de intercambios que se
producen en el planeta.

La globalización ha provocado que los intercambios comerciales en el mundo puedan realizarse a lo largo y
ancho del mundo.

¿Qué son los bienes y servicios? Los bienes y servicios económicos son aquellos generados en las distintas
actividades económicas con el fin de suplir una necesidad o un deseo. Se comercian en el mercado y sus
precios son definidos por la oferta y la demanda, a una mayor oferta el precio del bien disminuye y a una
mayor demanda aumenta.

Dependiendo de con quién se realicen los intercambios, el intercambio comercial puede ser de un tipo u
otro. Es decir, existen diversos tipos de intercambio comercial, partiendo su clasificación de los agentes
económicos que participan en dicho intercambio.

Así, los tipos de intercambio que existen son:

 Comercio exterior: Aquel que se realiza con terceros países, en el exterior, donde no existe una
residencia común.
 Comercio interior: Aquel que se realiza entre agentes económicos que residen en el mismo territorio.
A su vez, al comercio exterior habría que añadirle los dos tipos de intercambio que existen, los cuales se
presentan muy frecuentemente en la economía.

Estos intercambios son:

 Exportaciones: Aquellos bienes y servicios que se envían al exterior, para comerciarse en otros
países. En otras palabras, lo que se vende a otros países para consumirlo o comercializarlo en otros
países.
 Importaciones: Aquellos bienes y servicios que se traen, se importan, del exterior, para ser
consumidos y comercializados en el territorio de origen. En otras palabras, los bienes que son
comprados a terceros países para traer a un determinado territorio.

Por otro lado, y dependiendo de la vía, dicho intercambio puede clasificarse en los distintos tipos:

 Intercambio terrestre: Aquel que se realiza por tierra.


 intercambio marítimo: Intercambios que se producen por mar.
 Comercio electrónico: Aquel que se comercia en internet.
 Intercambio aéreo: Aquel que se transporta en aviones, por vía aérea.
 Intercambio fluvial: Aquel que se transporta mediante ríos y derivados.
CONCLUSION

Con el avance de los transporte, los intercambios comerciales se han vuelto una acción cada vez más
frecuente a escala global. Estamos hablando de que un determinado bien o servicio puede estar hoy en
España, mientras que al día siguiente ya se encuentra en Colombia. Esto es un fenómeno provocado por la
globalización y los efectos de esta en la economía. Es decir, gracias a la globalización, existe un flujo de
comercio más intenso, a la vez que se puede comerciar con cualquier lugar del mundo.

LA TRIANGULACION DEL COMERCIO

RESUMEN

La operación triangular consiste en dos compraventas sucesivas entre un proveedor, un intermediario y un


comprador final, con la particularidad de que cada uno de ellos está en un país diferente, y que el producto
se transporta directamente del país del proveedor al país del comprador final.

Palabras clave: cooperación, política exterior, triangulación, reventa internacional.

Para poner un ejemplo de operaciones triangulares, imaginemos que la empresa A produce camisetas en
China y las vende a un proveedor B con sede en Italia, que posteriormente las vende a la empresa C
situada en Francia para comercializarlas. Estas camisetas se transportaran directamente, por vía aérea o
marítima, desde China a Francia sin pasar por Italia.

Las operaciones triangulares se clasifican en intracomunitarias y operaciones triangulares


extracomunitarias. Las primeras son aquellas que se realizan entre países miembros de la Unión Europea,
mientras que las segundas, las operaciones triangulares extracomunitarias, son las que se efectúan entre
países, uno o dos de los cuales son de fuera de la comunidad europea.

Dentro de las operaciones extracomunitarias encontramos otra subdivisión:

 Las operaciones triangulares mixtas: aquellas en las que el fabricante o comprador no pertenecen a
la UE pero el resto de implicados sí.
 Las operaciones triangulares puras: el fabricante y el comprador son de fuera de la Unión y la
empresa intermediaria del territorio común.

Es importante aclarar que si la mercancía, antes de ser transportada a su destino, se envía a una zona
aduanera exenta de IVA, como por ejemplo, una zona franca para su almacenaje o etiquetaje, ya no se
considera una operación triangular.

CONCLUSION
La investigación realizada determinó que una economía basada en la triangulación comercial, y no en la
producción de bienes y servicios, sin lugar a dudas genera graves problemas estructurales y legales en su
interior, con altas consecuencias de informalidad, contrabando, y retroceso productivo. No obstante, una
estrategia de reexportación acompañada de políticas económicas de desarrollo sostenible sí está llamada a
ser analizada y proyectada en consenso en foros multilaterales, y observatorios internacionales, para
afrontar las problemáticas o distorsiones que acarrea el diálogo triangular, y sobre todo para detectar
posibles formas de aumentar las exportaciones y las inversiones intrarregionales, la transferencia de
know-how, los negocios sostenibles, las ventajas competitivas, y las alianzas estratégicas (Brañas et al,
2008).

LA CAPITALIZACION DE DEUDA

RESUMEN

La capitalización de deuda consiste en la transformación de la deuda de una empresa en capital social, de


manera que el pasivo de una empresa se transforma en patrimonio de ésta. En otras palabras, los
acreedores financieros de las empresas se convierten en socios de la compañía cambio de la cancelación
de sus créditos, es decir, pasan de ser parte del problema para ser parte de la solución.

Palabras clave: Alternativa, empresa. Deuda, liquidez


La capitalización de deuda de una empresa es una alternativa que permite a la empresa alcanzar el
equilibro patrimonial en sus cuentas y, por ende, una alternativa factible para evitar la entrada de una
empresa en concurso de acreedores permitiendo su continuidad, con las nefastas consecuencias que ello
conlleva.

La capitalización de deuda consiste en la transformación de la deuda de una empresa en capital social, de


manera que el pasivo de una empresa se transforma en patrimonio de ésta. En otras palabras, los
acreedores financieros de las empresas se convierten en socios de la compañíaa cambio de la cancelación
de sus créditos, es decir, pasan de ser parte del problema para ser parte de la solución. En efecto, aunque
este tipo de operaciones no supone la entrada de fresh money en la compañía, la capitalización de deuda o
bail in implica el reequilibrio de las cuentas de una empresas al eliminar el pasivo a corto plazo de una
empresa, que es el presupuesto objetivo de la Ley Concursal para determinar la situación de insolvencia
de una compañía. Como hemos anunciado al principio, esta posibilidad es idónea para aquellas empresas
solventes pero que pasan por dificultades financieras o situaciones de iliquidez transitoria, esto es, para
empresas con un alto ratio de endeudamiento pero que pueden desarrollar con éxito su actividad
económica y comercial y ser rentable a sus socios en el medio plazo.

Efectivamente, este tipo de operaciones tienen como principales protagonistas a las entidades financieras
ya que normalmente son los titulares de la mayoría de la deuda de una empresa con problemas de
solvencia. En este contexto, el canje de deuda por acciones puede ser atractivo para los bancos quienes
pueden eludir la obligación de dotación de las provisiones a la que están obligadas y que tanto afecta a su
cuenta de resultado.

Obviamente, para que este tipo de operaciones se materialicen, las empresas tienen que ofrecer a las
entidades financieras un paquete de acciones cuyo valor nominal sea superior a la deuda que puede
quedar finalmente impagada, acompañado de un plan de viabilidad sólido. De esta manera, únicamente es
necesario poner de acuerdo a este porcentaje del pasivo de una empresa y cuyos efectos podrán
extenderse al resto de entidades bancarias, siempre y cuando no dispongan de privilegios en su crédito.

CONCLUSION

la capitalización de la deuda de una empresa es una alternativa perfecta para empresas que, a pesar de
su alto grado de endeudamiento, tienen vocación de continuidad, siendo útil para dar una salida
satisfactoria a los créditos de las entidades bancarias y para permitir la rentabilidad a los socios de la
compañía.

LAS MAQUILADORAS

RESUMEN
La hipótesis central de este trabajo es que se está conformando un tipo distinto de empresas maquiladoras
o de cuarta generación. Es necesario estudiar no sólo las actividades internas de la empresa sino también
la naturaleza y forma de la conectividad intra e inter-empresa. La evolución de las distintas generaciones
puede ser esquematizada como el proceso evolutivo siguiente: trabajo manual ® trabajo racional ®
trabajo creativo ® trabajo inmaterial de coordinación. Por esta razón, y por la emergencia de nuevas
capacidades de coordinación dentro de la población de maquiladoras, se convierte en imperativo la
construcción de una nueva generación de maquiladoras.

Palabras clave: Maquiladoras, Aprendizaje tecnológico, Coordinación, México

Diversos estudios han mostrado que la maquiladora está constituida por un conjunto heterogéneo de
actividades económicas con distinta complejidad, nivel productivo e integración local. A partir de este
conocimiento, y con el afán de desmitificar a la maquila como un conjunto únicamente de empresas
tradicionales de ensamble con trabajadores de baja calificación y bajos salarios, es que se propuso en
1995 una tipología para entender no sólo las maquiladoras sino las trayectorias de empresas del modelo
de industrialización para la exportación en el norte de México (Alonso y Carrillo, 1996; Carrillo y Hualde,
1996).

El análisis de un conjunto exclusivamente de maquiladoras fue útil porque permitió tener un parámetro
para contrastarlas con las empresas surgidas bajo el modelo de sustitución de importaciones. Pero dado
que prácticamente la mayoría de la gran empresa en México hoy en día es exportadora (directa o
indirecta) y que las fronteras entre maquilas y no-maquilas son cada vez más difusas4 (Dussel, 2003), es
que el concepto de «maquila» está perdiendo rápidamente su poder explicativo –particularmente al querer
describir y tipificar un establecimiento industrial. Consecuentemente, clasificar a todas las plantas bajo una
misma forma productiva, laboral, tecnológica o ecológica es una tarea de alcance limitado.5

La construcción de tipologías de empresas maquiladoras no sólo ha sido una fuente de riqueza empírica,
sino también ha desencadenado estrategias de política. Dicotomías construidas como empresas
tradicionales y modernas (Mertens y Palomares, 1988), viejas y nuevas (Gereffi, 1991), de escasa o
avanzada tecnología (González-Aréchiga et al., 1989), mostraron en los ochenta la existencia de al menos
dos grandes segmentos de maquiladoras. P.A. Wilson (1992) propuso que las maquiladoras podían ser de
tres tipos de acuerdo con el «modelo productivo»: ensamble tradicional, manufactura y «posfordistas».
Por su parte Alonso y Carrillo (1996) y Carrillo y Hualde (1996) desarrollaron el concepto de las tres
generaciones de maquiladoras, no para analizar la diversidad fabril dentro de la mal denominada
«industria maquiladora», sino para comprender las trayectorias de aprendizaje bajo un modelo de
industrialización muy dinámico en la década de los noventa.

Con base en lo que se consideró la característica central del modelo de maquila, el uso intensivo de mano
de obra, se logró distinguir tres generaciones de empresas: las de primera generación o «basadas en
intensificación del trabajo manual»; las de segunda generación o «basadas en la racionalización del
trabajo» y las de tercera generación o «basadas en competencias intensivas en conocimiento». Por
generación se entendió un tipo ideal de empresas con rasgos comunes y con tendencia a predominar
durante un período específico. Sin embargo, se definió desde el principio que en un mismo período se
encontraban distintas generaciones de empresas e, incluso, dentro de un mismo establecimiento (proceso
de hibridación). Por tanto, el concepto de generaciones que se utiliza no está haciendo referencia a etapas
y sustitución de una generación por otra, sino a la combinación de generaciones en un mismo período,
pero con predominio de una generación sobre la otra, no en términos cuantitativos (de número de plantas
por ejemplo) sino de manejo de la cadena del valor.6 El concepto de generaciones no se definió en su
sentido tradicional de un grupo que sustituye a otro, sino que se refería al aprendizaje logrado gracias a la
evolución de las capacidades desarrolladas por empresas particulares a partir de trayectorias tecnológicas
y organizacionales específicas.

La hipótesis central de este trabajo es, por tanto, la conformación de un nuevo tipo de empresas
maquiladoras: una posible cuarta generación.7 La caracterización de la primera, segunda y tercera
generación se presenta en el Cuadro 1.

Las generaciones de empresas maquiladoras en México están asociadas no sólo con momentos
importantes del desarrollo industrial-empresarial en el nivel global sino con el desarrollo de estrategias y
políticas industriales nacionales:

La fase del ensamble («maquila o ensamble en México») corresponde ya sea a la nueva división
internacional del trabajo o al production sharing (el ciclo de vida del producto), donde la política prioritaria
fue la atracción de inversión extranjera directa (IED) a la frontera norte con el fin de generar empleos en
forma masiva (Frobel, et al. 1981).
Por su parte, la fase de la manufactura («hecho en México») con fuerte ingrediente de racionalización del
trabajo a través de los nuevos modelos organizacionales corresponde a la implantación del «sistema de
producción japonés» mayormente conocido como lean production.8 La política industrial se concentró en
seguir atrayendo IED, pero ahora buscando que fuera más intensiva en capital, tecnología y capacitación.
Se fomenta la certificación de los procesos de calidad de las empresas y se logra agilizar y simplificar la
entrada y operación de las empresas.

La fase del diseño («creado en México») corresponde a la tendencia global de concentrar las actividades de
diseño y desarrollo cercanas a la manufactura, esto con el fin de sincronizar manufactura e investigación, y
reducir tiempos y costos de proyectos de nuevos productos. El desarrollo de ingeniería implica generar
mayor valor agregado localmente, fortalecer las capacidades productivas de las firmas y fortalecer la
vinculación con las universidades, tecnológicos y centros técnicos de educación media superior. La política
industrial estuvo de alguna manera ausente y supeditada a los acuerdos comerciales alcanzados en el
Tratado de Libre Comercio de las Américas (Tlcan) (entrevista con E. Mier y Therán, director del Fondo
Tijuana, 2002). En particular se buscó estimular los agrupamientos industriales (conocidos como clusters)
a partir de la integración intra-firma y del desarrollo de proveedores locales; especialmente relevante fue
la iniciativa de promover y consolidar los comités de vinculación local entre asociaciones de empresas y
centros de educación.

La política industrial (o al menos su ideología, concretada en sus programas) ha ido avanzando


paralelamente con el desarrollo industrial al pasar de una estrategia de industrialización por sustitución de
importaciones a otra, primero de promoción de exportaciones, luego de manufactura en México con el fin
de alcanzar world class manufacture, y finalmente de desarrollo en México a partir del diseño y desarrollo
de productos.

CONCLUSIONES

Es conveniente recalcar que el concepto de generaciones de empresas refiere más a un ámbito de análisis
cualitativo (aunque también medible) que a uno cuantitativo. Lo que se busca aquí no es saber cuántas
plantas maquiladoras pertenecen a qué generación, sino los cambios que suponen frente a otras formas de
organización y estrategias de las firmas, así como determinar las potencialidades que se abren bajo las
nuevas formas de operación y gestión. Las diferencias por sector, tamaño del corporativo y origen del
capital, no vistas en este trabajo, son también relevantes para explicar la heterogeneidad del sector
exportador en México.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

Abramovich, A. y Vásquez, G. (2007). Experiencias de la economía social y solidaria en la Argentina.


Estudios fronterizos, 8 (15).

Boza, S., Cortés, M. y Guzmán, F. (2015). Caracterización de pequeños empresarios agrícolas beneficiarios
de programas de desarrollo local en la Región Metropolitana, Chile. Idesia (Arica), 33(1), 135-142.
Cattáneo, C. y Lipshitz, H. (2008). Criterios para solucionar problemas de comercialización de productos
agropecuarios en pequeña escala. Serie Documentos de Capacitación, 3.

Cano, D. F. (2013). La modalidad de trueque en el comercio internacional de hidrocarburos

También podría gustarte