Está en la página 1de 3

INTRODUCCIÓN

La Libertad, el primer principio que fundamenta los derechos humanos y los compromisos
de nuestra sociedad, su dinámica teórica y práctica, y cómo debe ser asimilada en la vida de
cada uno de nosotros. Esta es el principio que ha movido los procesos de construcción y
desarrollo de la historia. La libertad humana se desarrolla cuando el individuo trabaja, vive
y toma decisiones. No aparece de la nada, generada espontáneamente, como un accidente
en la existencia y la vida humana, sino que el hombre la desarrolla con su vida y en sus
decisiones.

El hombre vive libremente porque se conoce, porque sabe abrazar su existencia y


comprometerse por amor en proyectos en relación con los demás. La libertad es un
principio humano, el principio con el que se construye la vida y del que ningún hombre
puede prescindir para realizarse y ser feliz. Ningún hombre es libre en detrimento de su
naturaleza o dejando a un lado su capacidad volitiva. El hombre libre está en el mundo y lo
construye. El esclavo abandona su propia existencia a la deriva del desconocimiento y del
devenir, desperdiciando toda su naturaleza y sus posibilidades.

Aunque la libertad es propia de cada individuo cuando conoce y toma decisiones, esta es un
reto para la sociedad. Asegurar que cada individuo tenga los medios necesarios para
realizarse y ser generativo, impedir que alguno sea víctima de violencia o discriminaciones
injustas y promover la realización de todas las personas es un compromiso de la sociedad
con su propia felicidad y realización. Cuidar la libertad de cada individuo es un deber
social, y un compromiso para la libertad de cada uno de los seres humanos que
compartimos la vida y las relaciones.
LA LIBERTAD

El vocablo libertad proviene del latín libertas, libertatis (franqueza, permiso); es la facultad
natural del hombre para actuar a voluntad sin restricciones, respetando su propia conciencia
y el deber ser, para alcanzar su plena realización. Es la posibilidad que tenemos para decidir
por nosotros mismo cómo actuar en las diferentes situaciones que se nos presentan en la
vida. El que es libre elige entre determinadas opciones las que le parecen mejores o más
convenientes, tanto para su bienestar como para el de los demás, o el de la sociedad en
general.

Libertad indica que se trata de la capacidad que posee la conciencia para obrar y pensar de
acuerdo con la voluntad de individuo. Asimismo otra acepción de lo que significa el
término es la que la define como una condición en la que una persona no se encuentra
en cautiverio o prisionero, es decir que no está bajo el sometimiento de otras personas.

Otro concepto de esta palabra es aquel que indica la facultad que tienen las personas de un
determinado estado, para actuar conforme a su voluntad y dentro de los márgenes de la ley.

Por otro lado, lo que representa, está también ligado a conceptos como la franqueza y la
confianza, en especial en su forma plural cuyo significado es “familiaridad osada”.

Se trata simplemente de un valor bastante amplio, el cual está incluido dentro de los
denominados valores de la sociedad, los religiosos, democráticos y los valores humanos.
Por tal motivo es que la libertad es estudiada y analizada desde diferentes ramas de
la ciencia, como es el caso de la ética, religión, filosofía, moral, etc.

La libertad de un individuo, así como su preservación, respaldo y límites son de gran


importancia, por tal motivo está incluida dentro de los derechos humanos, los cuales tienen
calidad de inalienables y que únicamente se afectan cuando la autonomía de otra persona es
agredida. Este valor debe ser ejercido desde la individualidad, cada uno con responsabilidad
moral y respeto. Hay que aclarar que no solo se trata de realizar cualquier acción sin que las
consecuencias importen, ya que por el contrario ésta se refiere a saber cómo utilizar las
habilidades que cada persona tiene.
CONCLUSIÓN

Tras una amplia lectura del contenido trabajado sobre la libertad podemos concluir que esta
es uno de los principios fundantes de la Declaración universal de los derechos humanos,
sobre los que nuestra sociedad se construye. Junto con la fraternidad y la igualdad
constituye el espíritu que da sentido y vida a estos derechos. Los derechos humanos son
también un fruto de la libertad y de la historia de la humanidad. Por eso, como fruto de la
libertad, solo tienen sentido en comunidad, en relación con los demás.

El concepto de libertad ha sido entendido y usado de diferentes maneras, y referido a


variados contextos en las distintas épocas y concepciones. Así, por ejemplo, se ha dicho
que consiste en la posibilidad de autodeterminación, en la ausencia de interferencia, en el
acto voluntario, etc. También se ha hablado de la libertad en relación con la psicología, la
moral, la sociedad, la persona.

Hoy en día se puede decir que las personas viven de forma libre por dos hechos que son
muy comunes en la actualidad, en primer lugar se debe mencionar que en los países
democráticos, los ciudadanos tienen el derecho a elegir quienes serán sus gobernantes, esto
aparte de disfrutar de otros derechos humanos, los cuales son considerados como
fundamentales y que deben ser protegidos en todos los países, algunos ejemplos pueden ser
la libertad de expresión, derecho a tener un juicio justo, derecho a la vida, etc.

Para entender la libertad en sus implicaciones y en los compromisos colectivos que plantea,
primero hay que entenderla en la vida del ser humano, del individuo, en su dinámica y su
estructura interna, su forma de ser en la existencia humana. Partiendo de la libertad de cada
uno podremos hablar de la libertad de todos.