Está en la página 1de 3

acciones para la participación ciudadana

Domingo 11 de abril de 2021


Año 10 / Número 112
Prohibida su venta por separado

Malvinas
A 39 años del inicio de la Guerra, la herida permanece
abierta. En la sociedad argentina hay consenso respecto
de la lucha por recuperar la soberanía sobre las Islas. En
este suplemento, un repaso del conflicto a partir de cuatro
historias de vida y de la opinión de expertos.
2. ACCIONES | DOMINGO 11 DE ABRIL DE 2021 DOMINGO 11 DE ABRIL DE 2021 | 3. ACCIONES

EDITORIAL

Malvinas. Una herida que “Fuimos invisibilizadas, falta


contar media historia para que
amigos y en ese momento había conoci-
do a una chica, Carmen. Estaba tan ena-
morado que me quería casar”, recuerda
“Apelamos al diálogo, pero nos
encontramos con un Reino
ría que todo se terminara”, cuenta.
En el peor momento, un compañero
de Sabbagh llegó con un telegrama. Era

está abierta hace 39 años


pueda cerrar el duelo”, afirma Jorge Sabbagh, ex combatiente oriundo
Unido que sigue con su espíritu de Carmen. “No me animaba a abrirlo,

El lugar de
Alicia Reynoso, una de las 14 de Monte Grande. Ya presentado ante la colonial”, dice el secretario tenía miedo de que me estuviera recha-
enfermeras que participaron. familia de su novia, como no tenía plata de Malvinas, Daniel Filmus. zando. Cuando leí decía: ‘Compré cocina.

Las Malvinas
para comprar las alianzas, aceptó el regalo Te necesito. Argentina te necesita más. Te
de su madre: “Nos dio su anillo de casa- quiero’. Todavía conservo la carta y la leo
miento para que los fundieran y así poder casi todos los días, porque me trae esa
Por Fabián Méndez de, fue el documento que me mantuvo tener dos alianzas un poco más finitas. El pero no podía sacarme a Carmen de la ca- sensación de renacimiento. Me devolvió
Fundación Éforo cuando estuve bajo bandera”, dice Este- 7 de marzo de 1982 nos comprometimos”, beza. Desde las Islas, le mandaba cartas la fuerza para poder seguir. Cuando volví,
ban quien durante el conflicto bélico fue relata. cada vez que podía. Sin embargo, pasa- a los pocos meses, nos casamos”, comen-
de batata. Así nos alimentamos ese tiem- “Los últimos 15 días, no probé topógrafo y hoy continúa la pelea por vía Pero dar el sí no era tan fácil. “Nuestros ban los días y no me llegaban sus respues- ta Jorge, próximo a celebrar los 40 años de
“Nos encontramos en el próximo
La soberanía sobre las Islas es po, pero no teníamos agua porque una judicial para recuperar su identidad. padres nos pidieron que compráramos tas. Estaba preocupado y amargado. Pen- aquella boda.
Zoom”, decimos quienes tenemos un tema que continúa vigente en bomba había roto la planta potabilizado- bocado. Tomábamos el agua de los muebles y consiguiéramos dónde vi- saba: ¿Me estará esperando? ¿Me seguirá
conectividad. Tratamos ese espa-
la sociedad argentina. ¿Por qué ra. En un momento, tomé agua podrida y lluvia que juntábamos. Bajé 12 Amor en tiempos de guerra. “Yo vir antes de casarnos”. Pasaron solo 20 queriendo? El 1° de mayo nos tiraron 21 Cómo es la relación con el Rei-
cio como un lugar o un territorio. me agarró una infección en el estómago, kilos”, cuenta Antonio Vázquez, era un chico normal, de barrio, con pro- días desde el compromiso, cuando debió bombas y quedó todo destrozado. Tenía- no Unido. El secretario de Malvinas,
Ahí, nos vemos y vemos simultá- se desató la Guerra? ¿Cuál es la casi que no me acuerdo del viaje de vuel- yectos, ganas, me gustaba salir con mis partir a Malvinas. “Me fui el 28 de marzo, mos mucho estrés y desesperación. Que- Antártida y Atlántico Sur de la Cancille-
neamente al conjunto de partici- ta”, dice. Llegó descompuesto y con fie- veterano y empleado de AGN. ría argentina, Daniel Filmus, afirma que
pantes. Cada quien puede elegir
situación actual? Además, un bre, pasó cuatro días internado y después actualmente trabajan en la tarea para re-
el “fondo de pantalla” con el que repaso del conflicto bélico a partir pudo reencontrarse con su familia. tomar las negociaciones que se interrum-
presentarse. En ese rato que dura “Malvinas dejó una marca en mi vida, enfermera de la Fuerza Aérea y su lucha pieron en 1982 y en la identificación de los
la reunión digital, se configura un de cuatro historias de vida. fue un quiebre a los 20 años. Una ma- continua. “Hoy, peleamos contra el olvi- cuerpos de los soldados caídos. “A pesar
sentido del “aquí y ahora” que nos durez imperiosa, de un día para el otro, do”, asegura. En 1982, cuando se declaró de lo que plantea la Organización de las
escamotea la comprensión de que donde crecí, aprendí los valores de la vida, el conflicto en el Atlántico Sur les ordena- Naciones Unidas (ONU) todos los años
existen tantos “aquí y ahora” como Pasaron 39 años de la Guerra de Malvi- resultó una enseñanza que me costó ocho ron “marchar con el hospital reubicable en el Comité de Descolonización y a partir
participantes del evento. Territo- nas, pero todavía hay cicatrices, heridas años de terapia”, reflexiona Vázquez, em- a Comodoro Rivadavia para atender a de la Resolución 2065, el Reino Unido se
rio, lugar, tiempo y sentido se con- que no cierran. Sentimientos, recuerdos pleado de la Auditoría General de la Na- los heridos que traían desde las Islas”. El niega a reiniciar conversaciones respecto
funden en esta moderna tecnología y una serie de preguntas siguen vigen- ción (AGN). arribo fue posterior al bombardeo del 1° de la soberanía. Apelamos al diálogo y a la
de comunicación. tes para gran parte de los argentinos y se de mayo. Los esperaban 14 jóvenes enfer- diplomacia como único camino, pero nos
Sin embargo, hay momentos en resignifican permanentemente. ¿Cómo Invisibilizadas. Alicia Reynoso es meras. encontramos con un Reino Unido que si-
que los territorios se nos presen- se llegó al conflicto? ¿Qué consecuencias Los aviones Hércules llegaban con va- gue con su espíritu colonial, mantenien-
tan con toda la potencia de lo real. implicó? ¿Cuál es la relación actual con el rias camillas. “Venían lastimados, pero do 10 de las 17 colonias que existen en el
Eso ocurre cuando decimos “las Reino Unido? No puede obviarse que de- con un sentimiento patriótico que los ha- mundo”, plantea.
Malvinas”, así cortito. Esa tierra es trás de cada persona que participó directa cía querer volver, aún cuando no sabían “Estoy seguro de que vamos a poder re-
nuestro lugar, constituye parte de o indirectamente hay un nombre y una qué patología tenían. Ahí fuimos un poco cuperar las Islas. No hay ningún proceso
nuestra identidad. La que empeza-
mos a construir la primera vez que
historia.
“La dictadura estaba en crisis, había una
Museo de de todo: enfermeras, madres, amigas y
carteras, porque nos daban los números
de colonización que sea eterno. Nos ima-
ginamos un mundo sin colonias”, reflexio-
afirmamos, sin admitir prueba en
contrario, que “las Malvinas son
situación económica difícil, existía una
gran activación del movimiento obrero y Malvinas de teléfonos de sus casas para que avisá-
ramos que estaban bien. Nuestra presen-
na Filmus, y agrega: “Hace 188 años que
nuestra bandera no puede flamear allí”.
argentinas”. tensiones políticas internas. Con la llega- cia fue responsable, de respeto y ternura, Las Malvinas tienen un lugar en el co-
Que sean nuestro lugar compar- da de Leopoldo Galtieri hubo un cambio conteniendo a estos jóvenes que venían razón de todos los argentinos y argenti-
tido no significa que ocupen el mis- de rumbo. La Guerra se pensó como una En noviembre pasado, reabrió de un infierno. Todavía recuerdo los gri- nas, “están permanentemente en la con-
mo sitio para las personas o los go- estrategia de sobrevivencia, pero lo que sus puertas el Museo de Malvinas, tos de los soldados que pedían volver a las ciencia, no hay pueblo del país en el que
biernos. Este suplemento pretende en principio fue un salvavidas, luego se ubicado en la ex ESMA, Santiago de Islas”, rememora Reynoso. no haya una calle, una plaza que lleve el
mostrar qué significan las Malvinas volvió de plomo”, asegura el politólogo Calzadilla 1301, Ciudad de Buenos Hoy, en plena pandemia, sigue ejer- nombre de las Islas, una pintada, autos
para algunas y algunos protago- Sergio De Piero, en diálogo con Acciones. Aires. Funciona sábados y domin- ciendo como enfermera. Llena de orgu- con stickers, tatuajes y hasta llegó a las
nistas de la única guerra que libró Según su óptica, los militares “no inven- gos de 14 a 18 y quienes lo visitan llo, reclama el reconocimiento que nunca hinchadas de futbol”, advierte. Pero no
efectivamente nuestro país duran- taron Malvinas. Ya existía en la sociedad pueden encontrar todos los argu- llegó a las mujeres que participaron de la solo se trata de sentimientos: “Apuntamos
te el siglo XX. ese sentimiento. Ellos lo tomaron y lo uti- mentos geográficos de soberanía, Guerra. “Siento que fuimos invisibiliza- a defender los recursos naturales que hoy
Comprender los múltiples efec- lizaron. La derrota y la gran cantidad de incluyendo las descripciones de la das. Falta contar media historia para que el Reino Unido usurpa, como la pesca, los
tos que tuvo (y sigue teniendo) jóvenes muertos tuvo un impacto muy flora y fauna de Malvinas, su im- realmente cierre el duelo. Siempre se olvi- hidrocarburos, la proximidad estratégica
esta Guerra en quienes pusieron el fuerte y difícil de superar”. El 2 de abril de portancia geopolítica, así como los dan de nosotras como veteranas y como a la Antártida, el pasaje bioceánico entre
cuerpo hace ya 39 años tal vez nos 1982, comenzó el desembarco en las Islas, recursos naturales, renovables y pioneras de las Fuerzas Armadas que fui- el Pacífico y el Atlántico. Son 15 mil kiló-
ayude a ver que Malvinas es una bajo la orden de Galtieri, con el objetivo no renovables, que se encuentran mos. Hace 10 años que estoy en esta lu- metros cuadrados de una zona muy rica,
cuenta pendiente de rendición. de recuperarlas. Para eso, tuvieron que en el mar circundante en el Atlán- cha”, plantea. Reynoso es autora del libro un territorio 10 veces más grande que el
Para el final, un deseo: que ese enfrentarse al ejército británico, mucho tico Sur. Crónicas de un olvido. Actualmente, se Reino Unido con el PBI per cápita más
común lugar que son las Islas Mal- más preparado y mejor equipado. Luego Además, hay un recorrido histó- presenta en diferentes puntos del país el alto del mundo”, afirma.
vinas no se transforme en un lugar de 75 días de combate y con 649 bajas, Ar- rico y jurídico de la soberanía des- documental Nosotras también estuvimos,
común. Tantas vidas enterradas gentina se rindió el 14 de julio. de el período colonial (1494-1810), que cuenta lo que vivieron las enfermeras. Recuperar los lazos. “La resolución
allá, tantas otras dramáticamente Aquella rendición no significó claudi- las administraciones argentinas en 2065 de Naciones Unidas es clara, dice que
modificadas acá, nos obligan a ese car. Desde entonces, hay protagonistas Malvinas (1810-1832) y el largo re- Robo de identidad. En octubre de el acuerdo de Argentina y el Reino Unido
esfuerzo. que enfrentan cotidianamente los fantas- corrido de reclamo diplomático y 2020, Edgardo Esteban encontró su cédu- por la soberanía debe tener en cuenta los
mas del pasado. Mientras se trabaja para pacífico de soberanía una vez con- la de identidad en un remate por internet. intereses de los isleños. La Constitución
recuperar la soberanía, hay historias que sumada la usurpación británica de Actualmente, está en un litigio judicial Nacional plantea que la recuperación de
quedaron de aquella lucha por el archi- las Islas en 1833 hasta la guerra de para recuperarla. “Pasaron 39 años, cuan- la ejecución de la soberanía tiene que ser
piélago más remoto del Atlántico Sur. Malvinas en 1982. La línea de tiem- do la vi, me trajo muchos recuerdos. Estoy respetando el modo de vida de los isleños.
po fue renovada últimamente, está pidiendo que se devuelva mi identidad, Esos son dos principios rectores para Ar-
Hambre y desesperación. Antonio actualizada y sumó referencias his- que no tienen ningún derecho a ser rema- gentina: respetar sus intereses y sus mo-
Tony Vázquez estaba haciendo el Servi- tóricas. tada ni comercializada”, expresa Estaban, dos de vida”, aclara Filmus.
cio Militar. Solo dos semanas antes de su En el final del recorrido, los visi- autor del libro Iluminados por el fuego y Antes de que el conflicto bélico se desa-
baja, se desató el conflicto bélico. “Nos tantes podrán encontrar el relato actual director del Museo de Malvinas. tara, los viajes a Malvinas eran continuos:
alistaron y el 11 de abril nos enviaron a cronológico de todo lo que ocurrió “Desde el Reino Unido, aducen que no me iban y venían docentes a dar clases o chi-
todos a las Malvinas. Luego de la rendi- luego del conflicto bélico: la ela- devuelven la cédula porque dicen que en cos a estudiar a Argentina. “Recuperar
ción, estuve 15 días como prisionero”, boración del Informe Rattenbach el Museo tenemos elementos de soldados Malvinas es también recuperar eso: visitar
cuenta. Según su relato, los primeros días (oculto durante la dictadura y des- británicos vivos. Eso no es cierto. Por eso, las islas, recrear el trato con los isleños, ter-
la comida llegaba, pero después de los clasificado en 2012), así como las presenté una denuncia penal”, afirma. minar con el odio y el rencor que aún per-
bombardeos del 1° de mayo, empezó a es- vicisitudes de los excombatientes, La Convención de Ginebra establece dura con los británicos. El dolor lo vamos a
casear. “Nos comimos una vaca que pisó quienes pasaron del olvido al reco- en su artículo 15 que, a un prisionero de tener de por vida, pero tenemos que empe-
una mina y murió y seis ovejas. Me comí nocimiento. guerra no se le puede retener documen- zar a reconciliarnos”, añade Sabbagh.
23 bifes medio crudos. Los últimos 15 días Por otra parte, existe la muestra tación, dinero ni elementos personales. “El mundo donde se dio esa guerra no
estuve sin probar bocado, solo tomando “Mi foto en Malvinas”. Se trata de “Se la quedaron cuando subí al buque existe más. Hoy hay una pelea por el lide-
agua de lluvia que juntábamos. Bajé 12 una campaña de donación digi- británico Canberra. Estoy seguro, porque razgo. Argentina tiene desventajas para
kilos”, recuerda. tal, en el que cada persona puede ahí también me sacaron el rollo de fotos negociar y al Reino Unido le conviene
Luego de la rendición, los soldados ar- enviar su imagen en las Islas a mi- que llevaba. Y en Ebay (plataforma don- mantener las Islas, conservando su ima-
gentinos fueron tomados prisioneros. fotodemalvinas@gmail.com. Quie- de remataron su documento) también gen de imperio. Eso impide bastante el
“Nos metieron en unos galpones llenos de nes deseen obtener más informa- había fotos de soldados y dinero argenti- diálogo”, afirma De Piero.
comida, nosotros veníamos de estar sin ción, pueden comunicarse al (011) no”, dice. Todos estos elementos están en Actualmente, más de 134 países apoyan
comer durante 15 días e ingerimos lo que 5280-0750. poder de Harry Pitt, el pseudónimo de la el reclamo argentino en la causa Malvinas.
encontramos. Me comí media horma de persona que los compró. Mientras tanto, la deuda sigue pendiente y
queso de máquina y media lata de dulce “Quiero recuperarlo, me correspon- el sentimiento, más vigente que nunca.
4. ACCIONES | DOMINGO 11 DE ABRIL DE 2021

“El ruido de los rosarios al


golpear contra las cruces en el
cementerio de Darwin es feo,
me puso la piel de gallina”,
cuenta César Daneri.

En Monte Longdon, donde se dio el úl-


timo combate, el más sangriento que tuvo
la Guerra. Se me cruzó por la cabeza qué
les habrá pasado a los soldados.
¿Qué fue lo más extraño que te
pasó ahí?
Estuve en Monte Longdon y en Dos
Hermanas, los dos lugares de conflicto.
Al ir caminando, encontré un montón de
objetos pertenecientes a los soldados ar-
gentinos, tales como cocinas de campaña
abandonadas, borceguíes viejos, partes de
municiones. Encontré latas de gaseosas y
paquetes de fideos. Nadie lo toca. Los kel-
pers, por lo visto, no limpiaron nada. Na-
die se las lleva, están ahí.
¿Sentiste hostilidad de parte de
los isleños?
Continuamente se habla de la Guerra.
Eso los posicionó en el mundo. Hablé con
una persona que nos alquiló la camioneta
ENTREVISTA A CÉSAR DANERI El avión venía a tope porque lleva y trae para recorrer la Isla. Los kelpers dicen que
gente permanentemente. Iba una sola vez después del conflicto, Malvinas avanzó
a las Islas. Ahí hay que estar, mínimo, siete respecto de lo que era, antes no los cono-

“Me sentí un turista


días y no cuenta con gran capacidad hote- cía nadie. Mientras los kelpers avanzaron,
lera. Iba con incertidumbre, no sabía con los argentinos retrocedimos mucho. Hace
qué me iba a encontrar. Primero tuve un nueve generaciones que están ahí, no sé

en mi propia tierra”
poco de miedo, porque la azafata pidió cómo se los puede convencer de que son
que no sacáramos fotos por la ventana argentinos, más allá de que vemos a las
porque aterrizábamos en una base militar. Malvinas como argentinas. Nos quieren,
Lo primero que pensé fue a dónde llegué. pero como turistas.
¿Con quién estuviste allá? Sí me pasó de estar en un bar y ver que
Ahí me esperaba Sebastián Socodo, uno vendían una taza que de un lado tenía
de los argentinos que cuida el cementerio un mapa y en la parte de Argentina decía
de Darwin. Los siete días me moví junto “mar de mierda”. Esa palabra sí estaba
Para el 30 aniversario del comienzo de la Guerra, viajó a a él y a Carlos “Beto” Granado, el herma- escrita en español. En Puerto Argentino,
no del soldado muerto en Malvinas con el por ejemplo, hay carteles donde hablan
Malvinas a capturar imágenes. Nueve años después, repasa aquel que viajé. de la soberanía inglesa. Ese lugar es bien
viaje, cuenta experiencias y relata cómo lo trataron los isleños. ¿Pudiste hablar con Beto duran- birtánico.
te el vuelo? Cuando estás ahí, sos un turista en tu
¿Qué fue lo que más lo impactó de aquella aventura? Era un tipo muy introvertido, más bien propia tierra. Es tuyo, pero al mismo tiem-
callado. Muy buena persona. No se ex- po no. Es como el libro Casa tomada, de
presaba. Estaba un poco como yo, a la Julio Cortázar.
Fue el 30 de marzo de 2012 cuando, con Puntarenas, Chile. Ahí bajaron todos, expectativa de qué iba a pasar, con qué ¿Te cambió la mirada sobre Mal-
su equipaje y el correspondiente bolso con pasaron por la Aduana, Migraciones y nos íbamos a encontrar. Cuando fuimos a vinas haber estado ahí?
su cámara de fotos, César Daneri empren- volvieron a subir al mismo avión, exacta- Darwin, se quebró. Sí, totalmente. No es lo mismo ver una
dió viaje a las Islas Malvinas. Ese año se mente en los mismos asientos que habían ¿Qué te pasó ahí? película que haber estado ahí. Así, uno
cumplían 30 desde el inicio de la Guerra. ocupado hasta hacía un rato. El 1° de abril, fui con Beto y Sebastián. tiene la vivencia. Me llamó la atención
Fue en un vuelo de LAN, el único que llega- El 31 de marzo a las 14, llegaron a la base Ahí fue el sacudón. Había un sonido muy que los isleños dicen que no son ni argen-
ba hasta ese lugar que parece lejano. En el militar de Mount Pleasant. Es el momento puntual en medio del silencio. Eran los tinos ni británicos.
mismo avión iban periodistas de distintos exacto en que entró de lleno en Malvinas. rosarios que golpeaban contra las cruces. ¿Tenías algún vínculo previo con
medios y otros pasajeros. Para su sorpre- Su objetivo, como buen fotógrafo, era Aquel ruido, en la soledad de ese lugar Malvinas?
sa, pese al aniversario, no había ninguna claro: iba a sacar la mayor cantidad de fo- descampado, fue duro, feo. Pone la piel Yo estaba en la secundaria, no recuer-
comitiva nacional. A su lado, el hermano tos posible para retratar el lugar. De hecho, de gallina. La segunda vez que fuimos, la do más que eso. Lo que escuchaba eran
de un soldado muerto en el combate. No a partir de las imágenes que capturó, se sensación ya fue otra. los comentarios de mis compañeros. Lo
había otros familiares ni ex combatientes. editó el libro Malvinas, tan lejos, tan cerca. ¿Sentiste eso tan particular en al- cierto es que mi viaje fue una experiencia
Salieron de Ezeiza, hicieron escala en ¿Cómo fue el viaje? gún otro lado? interesante e impactante.