Está en la página 1de 3

Existe alguna franquicia para las

personas discapacitadas?
Discapacitados
Si una persona discapacitada desea importar un vehículo, tiene la posibilidad de obtener la
exención arancelaria estipulada en la Ley Nº 17.238, aunque para lograrla debe realizar una
serie de pasos previos.
Legalmente, pueden acceder a esta franquicia los trabajadores contratados o independientes y
estudiantes mayores de 18 años que se encuentren en proceso de rehabilitación y que necesiten
el auto para movilizarse.
Los interesados en este beneficio obtendrán rebaja arancelaria, siempre y cuando adquieran un
auto de un valor máximo de US$ 8.300 y una camioneta o vehículo de carga que no supere los
US$ 12.000.
El beneficio consiste en la rebaja del 50% del arancel aduanero. Sin embargo, si el origen de la
discapacidad es un accidente del trabajo, la exención arancelaria es del 100%. El porcentaje de
arancel que no se paga es asumido por el Estado.
Requisito indispensable para obtener la franquicia es que cada interesado certifique su calidad
de discapacitado. Para hacerlo debe acudir a cualquier Comisión de Medicina Preventiva e
Invalidez (Compín), organismo dependiente del Ministerio de Salud con la facultad exclusiva de
certificar la discapacidad legal. En ese lugar, médicos diagnostican el estado de cada paciente,
según parámetros previamente establecidos, luego de lo cual le entregan un certificado. Todo el
trámite es totalmente gratis.
Si la persona es evaluada por un médico particular, igualmente la información debe ser
confirmada por el Compín respectivo.
Con el Certificado del Compín, en las manos y la cédula de identidad, debe inscribirse en el
Registro Nacional de Discapacidad, trámite que se puede efectuar en cualquier oficina del
Servicio de Registro Civil e Identificación. De este modo, obtiene un padrón con una vigencia que
puede durar entre 6 meses y 6 años, este plazo se debe a que ciertas discapacidades pueden
rehabilitarse.
Cuando la persona que ya está inscrita en ese registro desee importar o comprar un auto y
utilizar la rebaja arancelaria, debe volver a ir a la Compín donde una comisión especial evalúa si
es o no apto para manejar. Si otorga el pase, señala cuáles deben ser los acondicionamientos
especiales que debe tener el vehículo, como por ejemplo si es necesario que sea automático o
que posea palancas especiales de freno o acelerador.
Cuando las personas lisiadas acrediten carecer de los recursos necesarios, por decreto, el
Presidente de la República podrá rebajar o eximir el pago del IVA, tras un informe favorable
realizado por una comisión integrada por el Presidente del Movimiento Nacional de Lisiados; la
Asistente Social Jefe de la Presidencia de la República y un representante del Ministerio de
Hacienda.
Con el informe del Compín más las fotocopias por ambos lados del padrón del Registro Nacional
de Discapacidad y de la Licencia de Conducir, más una declaración jurada que precise cuántas
veces ha accedido a este beneficio, aunque no existe ningún tope, el paso siguiente es acudir al
Ministerio de hacienda. Aquí se llena un formulario especialmente diseñado para compra de
autos con franquicia y, en un plazo de unos 30 días, el Ministerio evacua la copia autorizada de
la resolución.
El vehículo puede ser nuevo o usado, y provenir tanto del extranjero como de alguna zona franca
del país.
Con el certificado del Compín y la autorización del Ministerio de Hacienda, la persona
discapacitada debe obtener el llamado "informe de importación" que otorga el Banco Central en
un plazo de cuatro días, gestión que se realiza a través de cualquier banco comercial.
También es indispensable conseguir en cualquier empresa importadora de autos, la factura pro-
forma certificado no oficial que señala montos y características del vehículo.
Así, con todos los documentos señalados, recién se puede solicitar la franquicia, por medio de
una Agencia de Aduanas. Esta presenta al Servicio nacional de Aduanas la "declaración de
ingreso" para que permita la aplicación de la rebaja arancelaria y del descuento del IVA, según
sea el caso.
Al término de cinco años, se puede repetir el trámite e internar otra vez un vehículo con
franquicia.
Es importante consignar que quien compre un vehículo por esta vía no lo puede transferir,
vender, ni ceder, durante cinco años, desde la fecha de su ingreso o internación al país. En ese
mismo período, los discapacitados también pueden obtener descuentos en el permiso de
circulación y pagar sólo el 25% del valor del mismo.

En qué consiste?
Este beneficio consiste en una rebaja de un 50% de los aranceles que se deben cancelar
en aduana al momento de importar un vehículo adaptado para personas con discapacidad.
¿Dónde se realiza?
Este trámite se realiza en el Ministerio de Hacienda, con el Sr. Ramón Nuñez o la Sra.
Susana Segura, en Teatino 120, quinto piso.
También puede solicitar información al número de teléfono 4732093.
¿A quién está dirigido?
Especialmente para las personas con discapacidad, el fin de la importación debe ser para
ejercer su trabajo habitual, continuar con su proceso de rehabilitación o completar sus
estudios o enseñanzas que propendan a su integral rehabilitación
¿Requisitos?
- Ser persona con discapacidad, con trabajo, estudiando o en proceso de rehabilitación
- Mayor de 18 años
- Estar Inscrito (a) en el Registro Nacional de la Discapacidad
Documentos requeridos
1- Certificado de la Comisión de Medicina Preventiva e Invalidez del Servicio de Salud.
2- Certificado de inscripción vigente en el Registro Nacional de la Discapacidad.
3- Copia de la Cédula Nacional de Identidad.
4- Declaración Jurada otorgada ante Notario, en que se deja constancia del número de
veces anteriores en que se ha hecho uso de la franquicia a que se refiere este reglamento.
5- Las personas que anteriormente se hubieren acogido a la franquicia, deberán
acompañar documentos que acrediten en forma fehaciente la fecha de la última
importación de su vehículo.
6- Las personas con discapacidad que trabajen como empleados deberán acreditar dicha
calidad mediante certificado otorgado por el I.N.P. o por la A.F.P. según donde se
encuentren afiliadas.
7- Las personas con discapacidad que trabajen en forma independiente deberán acreditar
su actividad acompañando copia de la última declaración anual del Impuesto a la Renta.
8- Las personas con discapacidad que se encuentren en proceso de rehabilitación en algún
organismo del Estado o reconocido por éste, deberán acreditar dicha situación mediante
certificado otorgado por el organismo en que se encuentre en rehabilitación.
9- Las personas con discapacidad que estén estudiando en establecimientos educacionales
del Estado o reconocidos por éste deberán acreditar la condición de estudiantes mediante
certificado otorgado por el establecimiento en que se encuentre estudiando.
10- Las personas que adquieran la condición de discapacitadas como consecuencia de un
accidente del trabajo o de una enfermedad profesional, deberán acompañar copia de la
resolución de la Comisión Médica que declaró la ocurrencia del accidente del trabajo o de
la enfermedad profesional.
Costo
El costo del vehículo que importará

El 50% de los aranceles de aduana


El valor del certificado que emitirá la COMPIN