Está en la página 1de 3

PUEBLO DE REYES

Pueblo de reyes, asamblea santa,


pueblo sacerdotal, pueblo de Dios,
bendice a tu Señor.

Te cantamos, oh Hijo amado del Padre,


te alabamos eterna Palabra salida de Dios.
Te cantamos, oh Hijo de la Virgen María,
te alabamos , oh Cristo, nuestro hermano, nuestro Salvador.

Te cantamos a ti , esplendor de la gloria,


te alabamos, Estrella radiante que anuncias el día.
Te cantamos, oh Luz que iluminas nuestras sombras,
te alabamos, antorcha de la nueva Jerusalén.

Te cantamos, Mesías que anunciaron los profetas,


te alabamos, oh Hijo de Abraham e Hijo de David.
Te cantamos, Mesías esperado por los pobres,
te alabamos, oh Cristo, nuestro Rey de humilde corazón.

Te cantamos, Mediador entre Dios y los hombres,


te alabamos, oh ruta viviente, camino del cielo.
Te cantamos, Sacerdote de la nueva alianza,
te alabamos, tu eres nuestra paz por la sangre de la cruz.

SALMO RESPONSOIAL
Alzaré la copa de la salvación invocando tu nombre, Señor

HACED ESTO EN MEMORIA MÍA


Haced esto en memoria mía,
repetid el gesto que hago yo,
no temáis, partid la vida como pan
y derramad vuestra sangre por amor.

Vosotros sois los míos,


os amo hasta el extremo,
mi vida hecha pedazos
está al servicio vuestro.

Vosotros sois aquellos


a quienes he servido,
yo soy el maestro,
haced también lo mismo.

Si alguno de vosotros
pretende ser primero,
De todos sea siervo
y se haga el más pequeño.

GRACIAS SEÑOR POR TUS MISERICORDIAS


Gracias Señor por tus misericordias
que me cercan en número mayor
que las arenas de los anchos mares
y que los rayos de la luz del sol

Porque yo no existía y me creaste


porque me amaste sin amarte yo
porque antes de nacer me redimiste
Gracias Señor.

Porque bastaba para redimirme


un suspiro, una lágrima de amor
y me quisiste dar toda tu sangre
Gracias, Gracias Señor.

Porque me diste a tu bendita Madre


y te dejaste abrir el corazón
para que en Él hiciese yo mi nido
Gracias, Gracias Señor.

Porque yo te dejé y tu me buscaste


porque yo desprecié tu dulce voz
y tu no despreciaste mis miserias
Gracias Señor.

Porque arrojaste todos mis pecados


en el profundo abismo de tu Amor.
Y no te quedó de ellos ni el recuerdo
Gracias Señor.

Por todas estas cosas y por tantas


que conocemos nada mas Tú y yo
y no pueden decirse con palabras
Gracias, Gracias Señor.

Qué te daré por tantos beneficios


cómo podré pagarte tanto amor
nada tengo Señor y nada puedo
más quisiera desde hoy.

Que cada instante de mi pobre vida


cada latido de mi corazón
cada palabra, cada pensamiento
cada paso que doy.

Sean como un clamor que te repita


lleno de inmensa gratitud de amor.
Gracias Señor por tus misericordias
Gracias, Gracias Señor.
HACED ESTO EN MEMORIA MIA
HACED ÉSTO EN MEMORIA MÍA
REPETID EL GETSO QUE HAGO YO
NO TEMÁIS PARTID LA VIDA COMO PAN
Y DERRAMAD VUESTRA SANGRE POR AMOR (2)

Vosotros sois los míos


os amo hasta el extremo
mi vida hecha pedazos
está al servicio vuestro.

Vosotros sois aquellos


A quienes he servido
Yo soy el Maestro
haced también lo mismo.

Si alguno de vosotros
pretende ser primero
de todos sea siervo
y se haga el más pequeño.

AVE MARIA
Ave Maria, gratia plena dominus tecum.
Benedicta tu in mulieribus et benedictus fructus ventris tui Jesús.
Sancta Maria Mater Dei, ora pro nobis pecatoribus, nunc et in hora mortis nostrae.
Amen.

COMO TE PAGARÉ

Hoy déjame cantar, el Amor que le tengo a mi viña. Me la encontré abandonada, por
ella mi vida entregué.
Hacerla mía era mi querer.

Yo mismo trabajé, sembré en ella mi Palabra. La protegí y frutos no daba, pero


siempre estuve allí y esperaba creyendo en ella.

COMO TE PAGARÉ, TODO EL BIEN QUE TU ME HAS HECHO SEÑOR. QUÉ TE


PUEDO YO DAR, TÚ CONOCES LO QUE SOY TÓMALO (2)

Tú permanece en mi, darás fruto abundante. Yo te confío todo mi pueblo, haz que esté
junto a mi, y no temas! contigo estoy.