Está en la página 1de 30

En esta edición, las citas de los textos bíblicos se hacen e la siguiente manera:primero se

escribe la abreviatura del libro (véase la lista anterior); luego se one el número del capítulo,
seguido de un punto; después de este, el número o los números que in tcan los versículos.
Cuando se citan varios versículos, una coma los separa. Cuando se hace refe encia a todo un
pasaje, un guión separa el número del versículo con que comienza la cita, d número del
versículo con que termina. Por ejemplo : Mt 1.1 significa Mateo capítulo 1, v tculo l. Mt
1.1,17 significa Mateo capítulo 1, versículos 1 y 17. Mt 1.1-17 quiere decir Mateo capítulo 1,
del versículo 1 hasta el 17. A veces, después del número que indica el versículo, aparece la
letra a (o la b). Ello quiere decir que se remite a la primera parte (letra a) o a la segunda (letra b)
del versículo de que se trata. P.e., ls 61.1-2a se refiere a lsaías capítulo 61, el versículo l y la
primera parte del2. Cuando hay varias citas seguidas, de capítulos o libros distintos, van
separadas por un punto y coma. Por ejemplo: Jn 3.16; 6.40. En los libros que solo tienen un
capítulo, el número que sigue a la abreviatura propia del libro indica, como es natural, el
versículo . P.e.: Jud 1 significa Judas versículo l.
Los números que en algunas citas del AT van entre paréntesis indican la numeración de los
versículos seguida por diversas traducciones modernas, basada en las ediciones del texto hebreo.
P.e.: Sal 3.1 (2) significa Salmo 3, versículo 1 (según otras ediciones, versículo 2). Los corchetes
-[ 1- suplen a los paréntesis cuando estos van dentro de otros paréntesis.
Cuando, después de una cita bíblica, se añade (gr.), se hace referencia a la forma griega del texto,
dife!ente de la forma hebrea. Véase, p.e., Mt 15.8-9 n., cita deIs 29.13 (gr.).

Otras abreviaturas

a.C. antes de Cristo km. kilómetro(s)


aprox. aproximadamente en la l. litro(s)
a.m. mañana Antiguo lit literalménte
AT Testamento LXX Setenta(Septuagin
cap., caps. capítulo, capítulos versión griega del AT)
ca. o c. fecha aproximada m. .metro(s)
cf. confer (=compárese,· m.d. medio día
consúltese) m.n. medianoche
cm. centímetro( S) ms.,mss. manuscrito,
de deuterocanónico manuscritos
d.C. después de Cristo Mte. Monte
ej. ejemplo n. nota
te. etcétera (=Y otros más) NT Nuevo Testamento
gramo(s) p.e. por ejemplo
p.m. en la tarde
siglo "
griego
=-·
.::eh. hebreo S.
kilogramo( s) v.,vv. versículo, versículos
En esta edición, las citas de los textos bíblicos se hacen 2e la siguiente manera: primero se
escribe la abreviatura del libro (véase la lista anterior); luego se one el número del capítulo, seguido
de un punto; después de este, el número o los números que in 1can los versículos. Cuando se citan
varios versículos, una coma los separa. Cuando se hace refe encia a todo un pasaje, un guión
separa el número del versículo con que comienza la cita, d número del versículo con que
termina. Por ejemplo: Mt 1.1 significa Mateo capítulo 1, v ículo l. Mt 1.1,17 significa Mateo
capítulo 1, versículos 1 y 17. Mt 1.1-17 quiere decir Mateo capítulo 1, del versículo 1 hasta el17.
A veces, después del número que indica el versículo, aparece la letra a (o la b). Ello quiere decir que
se remite a la primera parte (letra a) o a la segunda (letra b) del versículo de que se trata. P.e., ls
61.1-2a se refiere a lsaías capítulo 61, el versículo 1y la primera parte del 2. Cuando hay varias
citas seguidas, de capítulos o libros distintos, van separadas por un punto y coma. Por ejemplo: Jn
3.16; 6.40. En los libros que solo tienen un capítulo, el número que sigue a la abreviatura propia
del libro indica, corno es natural, el versículo. P.e.: Jud 1 significa Judas versículo l.
Los números que en algunas citas del AT van entre paréntesis indican la numeración de los
versículos seguida por diversas traducciones modernas, basada en las ediciones del texto hebreo.
P.e.: Sal 3.1 (2) significa Salmo 3, versículo 1 (según otras ediciones, versículo 2). Los corchetes
-[]-suplen a los paréntesis cuando estos van dentro de otros paréntesis.
Cuando, después de una cita bíblica, se añade (gr.), se hace referencia a la forma griega del texto,
diferente de la forma hebrea. Véa.se, p.e., Mt 15.8-9 n., cita de ls 29.13 (gr.).

Otras abreviaturas
.,
a.C. antes de Cristo km. kilómetro( s)
aprox. aproximadamente l. litro(s)
a.m. en la mañana lit literalrnénte
.AT Antiguo Testamento LXX Setenta (Septuaginta,
c;ap., caps. capítulo, capítulos versión griega del AT)
ca. o c. fecha aproximada m. .metro(s)
cf. confer (=compárese,- m.d. medio día
cónsúltese) rn.n. media noche
cm. centímetro( S) ms., rnss. manuscrito,
de deuterocanónico manuscritos
d.C. después de Cristo Mte. Monte
ej. ejemplo n. nota
etc. etcétera (=Y otros más) NT Nuevo Testamento
g. grarno(s) p.e. por ejemplo
gr. griego p.m. en la tarde
heb. hebreo S. siglo
kg. kilogramo( s) v.,vv. versículo, versículos
ÍNDICE DE TABLAS

Título . . . . . . . . . . . . . . . . Título Página


Página
Alianzas de Dios en el AT . 997
Los libros de la Biblia Hebrea y AT ..............2 Oraciones de la Biblia . . 1099
Noé. .......................31 El imperio grecomacedónico 1226
Comparación del relato bíblico del diluvio
con un relato extrabíblico 35 El mundo romano . . . . . 1228
Abraham (Abram) 43 Designaciones mesiánicas 1242
Jacob (Israel) ........ . 59 Sermones famosos de Jesús . 1247
José ............. . 77 Montes de la Biblia . . . . . 1269
El Antiguo Egipto ...... . 93 "Palabras" de Jesús en la cruz 1289
Nombres de Dios en hebreo y 99 Reino de Dios, reino de los 1297
griego . Moisés 117 cielos Milagros escogidos de 1303
............... . 131 Jesús . . 1325
Mobiliario de la tienda del encuentro 147 La resurrección de Jesús .... 1337
Sacrificios de AT . . . . . . . . . . 173 El culto sinagoga! . . . . . . . .
Fiestas judías y días sagrados . . . . Mujeres que participaron en el 1345
Milagros del éxodo y de la entrada .279 ministerio de Jesús .... 1361
a .349 Parábolas escogidas de Jesús 1373
Canaán ..... . 367 .. La Junta Suprema (o
Cananeos y filisteos. . . . . . . .435 Sanedrín) "Señales" en el 1385
David .............. . .453 evangelio según 1397
Mobiliario del templo de Salomón 477 SanJuan ...... . 1405
Elías .. . 490 Los "YO SOY" de la Biblia . . .
Eliseo .... . 504 Estratos sociales en el NT . . . 1419
Los asirios . . 545 Aspectos sobresalientes de la vida del 1437
Los babilonios 612 apóstol Pedro . . . . . . . . . . .
Ritual del 619 Resurrecciones en el NT . . . . . . 1446
templo 669 .
Los persas ... 853 Aspectos sobresalientes de la vida 1461
Mujeres famosas del del apóstol Pablo . . . . . . . . 1655
AT 895 . 1740
Cánticos de la Biblia . • 909 Partidos religiosos y políticos
Profetas de la Biblia . . en el S. l. .......... .
ElantiguoEgipto,relacionesentre Bienaventuranzas y ayes en el-NT
Egipto e Israel . . . División del día . . . . . . . . . .
Dioses falsos en la Biblia . . . . .
ÍNDICE DE MAPAS

EN EL TEXTO BIBLICO

Título
( Página

Geografía física de Palestina 6


El mundo antiguo 10
Viajes de Abraham
39
El éxodo de Egipto 109
El paso del Jordán 277
La división de las tribus
305
Reino de Saúl
357
Reino de David y
397
Salomón Los reinos de
445
Israel y Judá Elías y Eliseo
468
El imperio babilónico
506
El imperio asirio
571
El imperio persa
581
La Jerusalén del 597
AT El imperio
1222
griego
1232
Los reinos helenísticos
1234
Reino de Herodes grande
1238
Palestina en tiempos de Jesús
1326
Jerusalén en tiempos de Jesús
Primer viaje de Pablo
1444
1449
Segundo viaje de Pablo
Tercer viaje de Pablo
1454
Viaje de Pablo a Roma
1469
Expansión de la iglesia
1472
Ciudades a las que Pablo envió cartas
1474
El imperio romano
1476
Las siete iglesias 1659
PRESENTACIÓN
La presente Biblia de estudio incluye la nueva edición revisada de la traducción castellana de la
Biblia publicada con el título Dios habla hoy.
En esta traducción se ha buscado que el lector actual reciba efectivamente el mensaje que querían
comunicar los textos originales. Para ello se ha usado un lenguaje sencillo, que la generalidad de los
lectores de Hispanoamérica pueda entender. Por eso, esta traducción se llama "versión popular". Al
revisar la traducción se ha procurado que esa finalidad se cumpla de manera aún más completa.
Se trata de una Biblia de estudio, preparada con el fin de proporcionar al lectadrantes
ayudas para la comprensión del texto bíblico.
Con este propósito se ofrecen Introducciones a toda la Biblia, al Antiguo Tes ento, al Nuevo
Testamento, a ciertos grupos de libros y a cada libro en particular. En las introduccio es generales se
presentan aspectos importantes para entender el conjunto de tos libros y la situación liteli_aria, histórica,
cultural y religiosa en que nacieron. En las introducciones particulares se tocan los te propios de
cada escrito.
En las Notas, además de las referencias a otros pasajes bíblicos que ilustran el texto en cuestión,
se presentan, según lo requiera cada caso, información resumid sobre el texto usado como base de
la traducción y sus principales variantes; en ocasiones se indican otras maneras posibles de
traducirlo, se ofrecen informaciones que sirven para entender mejor la estructura literaria de un texto
y, sobre todo, se dan explicaciones acerca de términos, personas, costumbres, situaciones o alusiones
poco familiares al lector.
Las notas explicativas procuran facilitar la comprensión del texto, pero no pretenden exponer
toda la riqueza que el texto encierra, ni tratan de ofrecer su actualización o aplicación a las
circunstancias presentes.
Al final del volumen se incluye un lndice temático en el que se presentan y, si es necesario, se
explican brevemente los términos más importantes, con la referencia a los principales pasajes en que
aparecen y a las notas explic,ativas.
En diversas partes c;lel texto, y en recuadros, se ha incluido una serie de Tablas y Mapas que tienen
como propósito ofrecerle al lector una visión sintética y global de los temas de que tratan. Algunas
Tablas y Mapas a Colores están colocadas al final. Los asteriscos(*) en las referencias bíblicas indican
que esos versículos tienen notas pertinentes.
Las Tablas cronológicas proveen información histórica en forma esquemática, y las tablas
referentes al Calendario hebreo y a las Pesas, Monedas y Medidas le ofrecen sobre estos temas.
Esta Biblia de estudio ha sido preparada por biblistas de diversas confesiones cristianas y en
amplia
colaboración internacional, abrigando la esperanza de brindar al mayor número posible de personas
una ayuda objetiva y fácilmente asequible para comprender mejor la Palabra de Dios.
Queda al lector la responsabilidad de permitir que esa Palabra produzca en su corazón una
cosecha abundante (Mt 13.3-9,18-23).
de la Biblia
y de
Biblia hebrea Antiguo Testamento Biblia griega (LXX)
PentE.teuc Pentá.teuco Génesis
o Génesis Génesis Éxodo
Éx ·o Éxodo Levítico
IEo::..: Levítico Números
beros Números Deuteronomio
:Jet.:eronomio Deuteronomio Josué
jueces
Pro,/eta.s anteriores Histórico Rut
.Josué s Josué Sobre los Reinos 1-2 (1-2 Samuel)
; eces Jueces Sobre los Reinos 3-4 (1-2 Reyes)
1-2 Samuel· Rut Paralipómenos (1-2 Crónicas)
1-2 Reyes 1-2 Samuel Esdras 1 [apócrifo]
1-2 Reyes Esdras 2 (Esdras-Nehemías)
Profetas posteriores 1-2 Crónicas Ester (con fragmentos griegos)
lsaías Esdras Judit (deuterocanónico)
Jeremías Nehemías Tobit (deuterocanónico)
Ezequiel Ester Macabeos 1-2 (deuterocanónico)
Los doce Macabeos 3-4 [apócrifo]
Oseas Poéticos Salmos y Odas [Odas:
Joel Job apócrifo] Proverbios
Amós Salmos Eclesiastés
Abdías Proverbios Cantar de los cantares
Jonás Eclesiastés Job
Miqueas · Cantares Sabiduría de Salomón (deuterocanqnico)
Nahúm Sirácida (=Eclesiásticó: deuterocanónico)
Habacuc Proféticos Salmos de Salomón' [apócrifo)
Sofonías lsaías Oseas
Hageo Jeremías Amós
Zacarías Lamentaciones Miqueas
Malaquías Ezequiel Joel
Daniel Abdías
E crítos Oseas
' Joel
Salmos A.mós Habacuc
Job Ahdías Sofonías
Proverbios Jonás Hageo
Rut Miqueas Zacarías
Cantares Nahúm Malaquías
Eclesiastés Habacuc Isaías
Ester Sofonías Jeremías (incluye Lamentaciones, Baruc
Lamentaciones Hageo y Carta de Jeremías. Estos dos
Daniel Zacarías últimos son deuterocanónicos)
Esdras Malaquías Ezequiel
Nehemías Susana (=Dn 13: deuterocanónico)
1-2 Crónicas Daniel (con adiciones griegas)
Bel y el dragón
(=Dn 14: deuterocanónico)

2
LA BIBLIA
INTRODUCCIÓN GENERAL
La palabra biblia significa, en griego, "libros". La Biblia es, en realidad, una colección de libros o
scritos, de extensión, origen y contenido diversos. Tanto para el pueblo de Israel como para los
::ristianos, sin embargo, todos estos escritos tienen un valor religioso especial, lo que les da una
unidad
propia. Los dos aspectos, la diversidad y la u:Ílidad, o se contraponen sino que se complementan.
Diversos nombres
Desde tiempos antiguos, la Biblia ha recibido diferentes nombres. La manera más común entre los
judíos para referirse a los libros que son para ellos la Biblia (lo que constituye para los cristianos _el
Antiguo Testamento) es la designación de las tres grandes secciones que la forman: la Ley, los
Profetas y los Escritos. Esta designación se refleja en Le 24.44 ("la Ley de Moisés, los libros de los
profetas y los Salmos"). En esta terminología, la Ley incluye los cinco primeros libros de la Biblia
(también llamados Pentateuco); los Profetas se dividen en dos secciones: _los Profetas
anteriores, que comprendenJosué, Jueces, 1-2 Samuel y 1-2 Reyes osteriores, que
inclu>'en los libros de 1saías, Jeremías y Ezequiel, más los doce profetas menoreS; finalinente, la
tercera sección, llamada "los Escritos ", comprende los demás libros (incluido el de Daniel).
· Esta designación a veces se reducía a "la Ley y los Profetas", como se encuentra en Mt 5.17, y
aún más simplemente a "la Ley" (cf. Jn 10.34). '
Partiendo del uso del NT, ha sido común entre los cristianos referirse a toda la Biblia con el
nombre de "las Sagradas Escrituras", "la Sagrada Escritura", o simplemente "las Escrituras" o "la
Escritura" (cf. Mt 21.42; Jn 5 .39; Ro 1.2). Con frecuencia, el término "la Escritura" se refiere a un
pasaje concreto (cf. Me 12.10; Jn 19.24).
Los téi11liiios Antiguo y Nuevo Testamento, como nombres de estos escritos, solo empezaron a
usarse entre los cristiapos a fines del siglo 11 d.C., aunque tiene su base en textos como 1Co 3.14.
La palabra "testamento" designa, en este caso, la alianza o pacto entre Dios y su pueblo, y hace
referencia a la primera alianza hecha por Dios con el pueblo de Israel (cf. Ex 24.8; Sai 106.45) y a
la nueva alianza
anunciada porlos profetas y sellada con la sangre de Jesucristo (cf. Jer 31.31-34; Mt 26.28; I-Jeb 10.29).
Orden de los libros en la ·presente edición
El orden en que están colocados los libros de la Biblia no ha sido siempre el mismo, y aun
actualmente varía según las diversas tradiciones. .
En la presente edición se encuentran en primer lugar los libros de la Biblia hebrea y después los
libros cristianos o del Nuevo Testamento.
Los libros del Antiguo Testamento se distribuyen en tres grupos,
así: Los libros narrativos:
Génesis, Éxodo, Levítico, Números, Deuteronomio, Josué, Jueces, Rut, 1-2 Samuel, 1-2
Reyes, 1-2 Crónicas, Esdras, Nehemías, Ester.
Los libros poéticos y sapienciales:
Job, Salmos, Proverbios, Eclesiastés, Cantares.
Libros proféticos:
/saías, JeremíaS, Lamentaciones, Ezequiel, Daniel, Oseas, Joel, Amós, Abdías, Jonás,
Miqueas, Nahúm, Habacuc, Sofonías, Hageo, Zacarías, Mqlaquías. ·
En el Nuevo Testamento se pueden distinguir dos grupos, a
saber: Libros narrativos:
Los Evangelios (Mateo, Marcos, Lucas, Juan), los Hechos de los Apóstoles.
Cartas:
Romanos, 1-2 Corintios, Gálatas, Efesios, Filipenses, Colosenses, 1-2 Tesalonicenses, 1-2
Tímoteo, Tito, Filemón, Hebreos, Santiago, 1-2 Pedro, 1-3 Juan, Judas, Apocalipsis.
3
r..lRODUCCIÓN 4
BIBLIA

Formación de la Biblia
·on de esta colección de libros que llamamos Biblia, hay que tener en cuenta
que en los escritos • - .., Testamento se pone por escrito la experiencia religiosa del pueblo de
Israel antes de ·- .Alli se refleja la fe en el único Dios, creador del universo, quien se reveló de
manera especi2.i = historia de su pueblo : lo fue guiando con sus alianzas, su ley y sus promesas, lo
fue convmL · en un pueblo unificado por la fe en el verdadero Dios, lo sostuvo en los momentos
de abatiwie::to . desgracia, purificó su fe y le presentó continuamente sus exigencias de santidad, de
justicia •· fraternidad. Allí aparecen consignadas la historia de Israel vista a la luz de su fe, las
ens:··"'e""' Z2S de los profetas y los sabios, las oraciones individuales y comunitarias y las reflexiones
de los :?OetGS inspirados.
E ·ue.-o Testamento es la consignación escrita de la fe de la iglesia apostólica en Jesucristo,
nacido
en •empo de Herodes, quien pasó haciendo el bien, pero murió en la cruz por orden de Poncio
Pilato,
..,obemador de Judea; después de su muerte se manifestó vivo de nuevo a aquellos que él había
escogido como testigos para anunciar un mensaje de salvación universal. &tos escritos reflejan
igualmente la fe, las esperanzas, las luchas y el crecimiento de aquellas comunidades que fueron
naciendo de esa experiencia de Jesús muerto y resucitado y del Espíritu enviado a los creyentes de
toda lengua, raza y nación .
La formación de la Biblia tardó muchos siglos. En muchos casos no estamos en capacidad de decir
en qué momento se escribieron los libros que hoy la forman. En una buena parte de los casos, antes
de
escribirse, los relatos y enseñanzas se trasmitieron de manera oral, por varias y aun muchas
generacio nes. A veces intervinieron varias personas en la redacción del libro tal como hoy lo
tenemos .En algunas ocasiones, los redactores utilizaron otros escritos que no son parte de la Biblia
(cf. Nm 21.14; Jos 1O .13; Jud 14-15) En las introducciones a cada libro se darán detalles más
precisos sobre su origep..
Valor religioso de la Biblia
Aunque la Biblia es indudablemente una de las colecciones literarias más preciosas de la
humanidad, no está principalmente en esto su valor. Tanto para el pueblo de Israel como para la
iglesia cristiana, la Biblia tiene, ante todo, un valor religioso especial. & el libro sagrado por
excelencia .
La ley se presenta como una ordenación di ·na (cf. Ex 20; Sal 119); los profetas tienen la
conciencia
de estar comunicando mensajes de parte de Di (cf. Is 6; Jer 1.2; Ez 2-3); y la misma sabiduría tiene
su origen en Dios (cf. Pr 8.22-31).
&te valor aparece claramente expresado no so o en el nombre de "Sagradas Escrituras"
mencionado antes, sino en la manera como Jesús y los autores 1NT se refieren a estos escritos.
Se dice que Dios habla por medio de los profetas o de los otros libros f. Mt 1.22; 2.15; Ro 1.2; 1
Co 9.9); los profetas aparecen como aquellos por medio de los cuales "se dice" o "se anuncia"
algo, una manera hebrea de decir que es Dios quien lo dice o anuncia (cf .Mt 2.17; 3.3; 4.14); la
autoridad de las Escrituras aparece indiscutida (cf. Mt 5.17-18; Jn 10.35; Hch 23.5); las
Escrituras se relacionan especialmente con la acción del Espíritu Santo (Hch 1.16; 28.25) .

Como expresión de la convicción cristiana común acerca del origen y valor de las Escrituras, se
puede citar 2 Ti 3.15-17: "Recuerda que desde niño conoces las sagradas Escrituras, que pueden
instruirte y llevarte a la salvación por medio de la fe en Cristo Jesús. Toda Escritura está inspirada
por Dios y útil para enseñar y reprender, para corregir y educar en una vida de rectitud, para que el
hombre de Dios esté capacitado y completamente preparado para hacer toda clase de bien." Véase
igualmente 2 p 1.19-21.
La iglesia cristiana reconoció en el mensaje del evangelio el mismo valor de la Palabra de Dios y
de enseñanza autoritativa (cf. Me 16.15-16; Le 1.1-4; Jn 20.31; 1 Ts 2.13). Así no es de extrañar
que en 2 P 3.16las cartas de Pablo se mencionen a la par de "las demás Escrituras". En el curso del
siglo 11 d.C., los cristianos fueron reconociendo como libros sagrados, con valor religioso y
autoridad definitiva, todos los libros que hoy forman el NT.
& patrimonio común de todos los cristianos reconocer esta autoridad especial de la Biblia,
aceptarla como Palabra de Dios, como conjunto de libros escritos por inspiración del Espíritu
Santo, y considerarla como fuente inagptable de luz, orientación, ánimo, esperanza y estímulo para
la vida de cada persona y de las comunidades.
BffiL 5 INTRODUCCIÓN
IA

Al reconocer que los libros de la Biblia tienen origen religioso y autoridad especial, no se
niega que tengan también autores humanos, que deban considerarse como verdaderos
autores de sus escritos, tal como lo expresan ellos mismos en diversos lugares (cf. Ec 1.13;
Le 1.1-4; 1 Co 15.21; Gl6.11). Por esta razón se encuentra en la Biblia tanta variedad de
lenguas, de estilos, de géneros literarios, de concepciones culturales y de puntos de vista
teológicos.
La presente traducción
La presente traducción está hecha sobre los textos hebreos, arameos y griegos. Para
los textos hebreos y arameos se ha tomado como base el llamado "texto masorético".
Ocasionalmente, cuando a juicio de los expertos el texto masorético no se puede entender
con claridad, se ha recurrido a la ayuda de otros manuscritos o de traducciones antiguas, o
se ha intentado reconstruirlo de otra manera. Estos casos se indican en las notas. Para los
textos griegos se han tomado como base las mejores ediciones críticas disponibles
actualmente.
Esta traducción se diferencia de otras porque ha sido preparada especialmente para los
lectores de habla castellana de las Américas, usando un lenguaje sencillo y fácilmente
comprensible. No se preocupa tanto por reproducir la forma del texto original cuanto su
contenido y función comunicativa. Trata de comunicar al lector de hoy, en forma clara y
natural, lo que el texto original quiso comunicar en las circunstancias en que fue escrito.
En la transcripción de los nombres propios de personas y de lugares, se han seguido los
siguientes criterios. Cuando existe una forma ya consagrada por el uso general, esta se ha
conservado. En los otros casos, se ha adoptado una grafía que, por una parte, refleje la
forma original y, por otra, se acomode a la fonética castellana.
Edición de estudio: cómo usarla
Esta es una "edición de estudio". Quiere decir que, además de la traducción, ofrece al
lector una serie de ayudas que hacen más fácil la comp ensión del texto bíblico y
permiten estudiar más profundamente los libros y temas de la Biblia.
Las principales ayudas que se ofrecen, además de texto con sus títulos, son las siguientes:
-Introducciones generales y particulares. Dan una idea del ambiente histórico en que
nacieron los distintos libros de la Biblia y ofrecen una visión de e njunto de los diversos
grupos de libros. Cada libro tiene además una introducción propia.
-Notas explicativas que se refieren a cuestiones del texto, de la traducción, de los
aspectos literarios; explican las alusiones o referencias a personas, lugares, usos y
conceptos poco conocidos. En general, ayudan a comprender más fácilmente cada
texto. Se incluyen en ellas las referencias a otros lugares bíblicos que permiten entender
mejor un determinado texto.
-índice temático. En forma alfabética se presentan los nombres y términos bíblicos más
importan
tes con referencias a los principales lugares donde aparecen y a las notas donde se encuentra alguna
explicación. Algunos términos aparecen subdivididos, para una mejor comprensión del tema.
-Cuadros y mapas. Cuadros cronológicos; de pesas, monedas y medidas; mapas de las
religiones btblicas.
La presente edición ofrece una ayuda objetiva y sencilla a todo el que desee comprender
mejor la Biblia. No pretende defender ni atacar posiciones doctrinales particulares ni tomar
parte en controver sias teológicas . Tampoco quiere explicar toda la riqueza que el texto
encierra ni aplicarlo a las situaciones presentes.
Aunque cada lector puede usar esta Biblia de estudio de manera propia y según su
particular gusto o conveniencia, se sugieren a continuación algunas maneras de usarla,
sobre todo para el que quiera hacer un estudio más sistemático. Estos métodos pueden
usarse tanto en la lectura o estudio privados como en grupos.
(1) Estudio del ambiente en que se desarrollaron los libros de la Biblia. Para esto se
recomienda la lectura detenida de las introducciones generales.
(2) Estudio de algún libro. En este caso, es útil leer, ante todo, la introducción a ese
libro, como también la introducción al grupo de libros del que forma parte (por ejemplo, en
el AT, introducción al Pentateuco, a los libros poéticos, a los libros proféticos; en el NT, a
los evangelios, a las cartas). Luego se recomienda estudiar la estructura del libro, para lo
cual es conveniente ver el esquema propuesto y
.,
------------

\1ar Mediterr áneo

Tolemaida

Jo pe •
JUDEA

Jerusalén

Hebrón

<
• BeerseJ>a,. ,

\lusa

-\TEOS _

1edades Bíblicas Unidas 1994


IB 7
LI
A
INTRODUCCIÓN

ner en cuenta los títulos señalados. El estudio del libro puede hacerse según las
secciones en que está vidido y teniendo en cuenta las notas, tanto globales como
particulares.
(3) Estudio de un texto particular. Se recomienda ante todo ubicar cada texto en el
contexto más nplio en que se encuentra. Para esto, se debe estudiar la estructura
propuesta en la introducción al
)ro y los títulos que aparecen en esta edición. Después de la lectura del texto, hacer
uso de las notas. r1 algunos casos, como en los evangelios, puede ser útil comparar el
texto con el relato paralelo de IS otros evangelistas (estas citas se encuentran debajo
del título del pasaje).
Si en ese texto aparece un tema especialmente importante, puede complementarse
con el método guiente.
(4) Estudio de temas. Para este tipo de estucHo se aconseja buscar en el índice
temático el tema
!Seado y ver cómo está subdividido, si es el caso.Después se deben leer los textos
referidos, las notas cplicativas y los otros textos bíblicos citados en ellas.

/
\
O N3W\f S3 OfiDI NV

010fi S3 30 VI1HIH

'" <l<¡J••
....
Mar Egeo .. •
"""
El Mundo
Quitim
Antiguo (Chipre)

Mar Mediterráneo
Áreas de influencia de algunas ·
potencias antiguas (c. 1350 a.C.)
Egipto LIBIA
Imperio Hitita. l
. Imperio Babilónic? '.

o 125 250
Kilómetros

© Sociedades Bíblicas Unidas 1994

/
ANTIGUO TESTAMENTO
INTROD"UCCIÓN
(1) Antiguo Testamento (=AT) es el nombre dado por los cristianos a las escrituras sagradas del
pueblo de Israel (véase la Introducción general a la Biblia). -
(2) Esas escrituras son un conjunto de libros muy variados desde tOdo punto de vista: literario,
hlstórico, teológico.
El Antiguo Testamento como literatura
(3) El Antiguo Testamento ocupa un lugar destacado entre las literaturas antiguas y es, sin duda, el
conjunto literario más importante entre las producciones del antiguo Medio Oriente. Los egipcios, los
sumerios, los asirios y los babilonios, el pueblo ugarítico, los hititas, los persas y otros pueblos de esta
región produjeron numerosas obras literarias a través de su historia. Sin embargo, ninguna tiene la
amplitud, la variedad y el nivel artístico de la literatura bíblica, por no hablar de su valor religioso. .
(4) Como ya se ha dicho, el Antiguo Testamento es una colección de escritos de diversas épocas y
de autores diferentes.
_ (5) Literariamente, estos escritos pueden dividirse de manera muy general en prosa y poesía.

Diversas formas de
prosa
(6) Sin entrar en mayores detalles, se pueden distinguir en el ATlas siguientes clases de prosa:
-Relatos de los orígenes: que se encuentran en Gn 1-11. ·
-Relatos sobre la historia: están relacionados, de una u otra manera, con la historia del pueblo
de lsrael, comenzando desde Abraham. Se encuentra a partir de Gn 12,sobre todo en los libros
narrativos. Pueden estar centrados en algún personaje especial (Abraham, Moisés, David) o en
el pueblo en general. Dentro de este género amplio, hay muchas formas particulares, como las
genealogías (cf., por ejemplo, 1 Cr 1-9),los relatqs de los patriarcas (Gn 12-50), los relatos de
caráCter épico (como los relativos a la salida de Israel de Egipto, en el éxodo), los relatos de
carácter familiar (como el libro de Rut), las crónicas oficiales (como muchos4e los reíatos& los
libros de los' Reyes), los relatos didácticos (como el lj._bro de Jonás).
-Prosa legislativa: ocupa parte importante del Pentateuco, desde el éxodo hasta el Deuteronomio.

Diversas formas de literatura poética


(7) Igualmente, sin entrar en muchos pormenores, pueden señalarse las siguientes formas principa-
les: .
- Poesía litúrgica: Es la poesía usada principalmente en los actos de culto y consignada,
sobre
todo, en los Salmos (respecto de los diversq_s tipos de salmos, véase la Introducción a los Salmos).
A stos se pueden añadir otros textos semejantes, como el de las Lamentaciones.
-Literatura profética: Aunque la literatura profética incluye textos en prosa (cf., p.e., ls 36-39;
Ter 26-29), gran parte de los libros de los profetas tienen forma poética. Es característico de
estos
:extos el que el profeta presente su mensaje con la conciencia de tener una misión especial de
Dios.
-Literatura sapiencial: Es reflexión y enseñanza sobre la vida diaria. Puede presentar la forma de
jichos breves, en que los tem.as se van sucediendo sin ningún orden especial (libro de los
Proverbios)
) como reflexiones más amplias sobre algunos pocos temas (libro del Eclesiastés).
(8) Para entender correctamente un texto es conveniente reconocer el género literario al que
Jertenece, según su forma y su intención particular, y según las tradiciones literarias de las antiguas
;ulturas orientales, distintas de las nuestras. Así, por ejemplo, es importante observar que la
intención
)rincipal de los relatos históricos es mostrar el sentido de la historia, más que la materialidad de los
1echos. Los profetas se preocupan por recordar al pueblo las grandes verdades religiosas, mientras
que os sabios se fijan en aspectos particulares de la vida diaria.

11
ANTIGUO TESTAMENTO 12 INTRODUCCIÓ:t\

Origen de los libros del AT


(9) En cuanto al origen de los escritos bíblicos, se pueden distinguir dos tipos diferentes:
(lO) Libros con autor definido: En estos se percibe el influjo de un personaje individual, que marca
la obra con su sello personal. Tal sucede con muchos de los libros proféticos. En algunos casos, lm
escritos de los profetas se conservaron en círculos nacidos bajo su inspiración, donde se desarrolló y
amplió el mensaje original.
(11) Literatura tradicional: En ella la importancia no recae sobre el autor individual, sino
sobre el USQ de tradiciones. Estas tradiciones se conservan en el pueblo o en determinados
medios, se profundizan, se transmiten y se actualizan y adaptan a nuevas circunstancias . A este
tipo pertenece la mayor parte de la literatura narrativa, litúrgica y sapiencial.
Transmisión del texto del AT
(12) Teniendo en cuenta los usos de las épocas antiguas, se puede suponer que los libros del AT se
escribieron en rollos de pergamino o papiro (cf. Jer 36). Sin embargo, ninguno de los manuscritos
autógrafos ha llegado hasta nosotros, lo que es un hecho común a toda la literatura antigua. El texto se
ha transmitido hasta nuestros días a través de las copias hechas a mano a lo largo de muchos siglos,
hasta que el uso de la imprenta permitió hacerlas mecánicamente. /
(13) Las copias más antiguas de los textos hebreos son de alrededor del siglo I a.C., y provienen
de Qurnrán y otras localidades al occidente del Mar Muerto. Allí se ncontraron copias, algunas
bastante completas, otras muy fragmentarias, de casi todos los libros de la Biblia hebrea y de otros
escritos antiguos. En estos manuscritos se puede ver que el texto hebreo se escribía solamente con
consonantes, práctica común a varias lenguas semíticas.
(14) Los sabios judíos, sobre todo a partir de fines del siglo Id.C., se dedicaron a unificar el texto
hebreo de la Biblia y a fines del siglo V d.C. se desarrolló, principalmente en Babilonia y Tiberias, un
sistema para precisar la manera de leer el texto. De ahí resultó el llamado "texto masorético" (es decir,
el texto determinado por los masoretas, "los que transmiten la tradición"). En este sistema se indican
las vocales (añadidas como signos debajo, encima o en medio de las consonantes) y los signos de
entonación para la lectura pública.
(15) La copia más antigua de toda la Biblia hebrea proviene del siglo X d.C: (Códice de Alepo),
que refleja la tradición tiberiense. Se debe tener en cuenta que era costumbre entre los judíos no
conservar los manuscritos que ya estaban deteriorados sino destruirlos. Sin embargo, era notable el
cuidado con que se hacían y conservaban las copias de los textos bíblicos.
(16) Como de todas maneras es inevitable que al hacer las copias se introduzcan algunas faltas,
los estudiosos del texto de la Biblia disponen además de otras ayudas, como son la copia samaritana
del teuco (texto hebreo en escritura samaritana) y las versiones (traducciones) antiguas. De estas, las
--- 'pales son: las versiones griegas, entre las cuales la más importante es la llamada de los
Setenta
ginta), hecha en Alejandría (Egipto) entre los siglos III y I a.C. y que fue usada en muchos
¿ los autores del NT; las versiones parafrásticytS al arameo (llamadas Targum); las versiones
--- sobre todo la Vulgata, hecha, del hebreo, por San Jerónimo; las siríacas, coptas y otras.
Este
-- se encuentra disponible en las ediciones críticas del texto hebreo .
El medio ambiente: la tierra
(17) El territorio donde se desarrollaron los principales acontecimientos de la historia del pueblq
de Israel, después que tomó posesión de la tierra que Dios había prometido a Abraham y sus
descendientes, y de la historia de Jesús y de la primera comunidad cristiana, corresponde, en grandes
líneas, al actual estado de Israel, en la costa oriental del mar Mediterráneo.
(18) El nombre más antiguo aplicado a este territorio en los documentos bíblicos es el de "tierra
de Canaán" (Gn 11.4). Más tarde se conoció como "tierra (territorio o país) de Israel" (1 S 13.10;Ez
11.11 Mt 2.20). Los griegos y los romanos usaron el término "Palestina", derivado del nombre
"filisteo- pueblo que habitaba antiguamente la región de la costa. En tiempos romanos también se
usó el nomb de "Judea", para referirse por lo menos a una parte de ese territorio.
(19) Durante la mayor parte del periodo monárquico (931-587 a.C.), el país estuvo políticamemr
divido en dos regiones: el reino de Judá en el sur, con Jerusalén como su capital, y el reino de lsr.:;e
TRODUCCIÓN 13 ANTIGUO TESTAMENTO

lel Norte, con Samaria como capital. Con la conquista de este último reino por Asiria (721 a.C.),
se ntuó la diferencia entre las dos regiones.
(20) En tiempos del NT, este territorio aparece compuesto por cuatro grandes regiones: Judea, al
e, Perea, al oriente del río Jordán, Samaria, al norte de Judea, y Galilea, aún más al norte. Este
ritorio tiene una extensión cercana a los 25 000 km. cuadrados.
(21) Desde el punto de vista físico, se pueden distinguir en este territorio tres grandes zonas
paralelas, e se extienden de sur a norte.
(22) A lo largo del mar Mediterráneo hay una llanura baja, en cuya parte sur estaban
establecidos tiguamente los filisteos, con Gaza, Ascalón y Asdod como ciudades principales; fuera
ya del territorio isteo se encuentran ciudades como Jope (actualmente un suburbio de Tel Aviv),
Cesarea (construida tiempos romanos) y, más al norte, Haifa (de origen más reciente). Esta llanura
es interrumpida por monte Carme!lo, al norte de Cesarea, y se hace más estrecha en la parte de
Galilea.
(23) Más al oriente se encuentra la zona montañosa, que se prolonga por el sur hasta el desierto
1 Négueb y por el norte hasta las montañas del Líbano. Esta cadena montañosa se ve interrumpida
r la llanura de Jezreel (o Esdrelón), que separa a Samaria de Galilea. El punto más alto en la parte
Judea corresponde a una montaña cerca de Hebrón (1 02o-m.), al sur de Jerusalén. En Galilea la
ura máxima (1 208m.) corresponde al monte Meirón. En esta zona se encuentran las principales
1dades de Judea y Samaria y algunas de Galilea. Jerusalén está a unos 800 m..de altura sobre el
vel del mar.
(24) Más al oriente todavía se encuentra una cuenca o depresión, donde está el río Jordán, que
nace norte de Galilea, en el monte Hermón, y corre hacia el sur formando en su camino el Lago de
Galilea 1yo nivel está 212m. más bajo que el Mediterráneo) , y después de recorrer un valle de
100 km. de 1gitud, desemboca en el Mar Muerto. El nivel del Mar Muerto es 392 m. más bajo
que el del editerráneo.
(25) Al oriente de esta depresión el terreno vuelve a elevarse y alcanza alturas mayores, sobre
todo la parte norte, con el monte Hermón, el más alto de toda esta región (2 758 m.), ya fuera de
Palestina. (26).Las l uras de la costa y del norte eran en general terreno fértil, apto para la
agricultura. En
; zonas montañosas abunda la piedra y solo son parcialmente cultivables. Al oriente y al sur
!domiñan las zonas desérticas. En general, el agua no es abundante en esta región, y se utilizan
.ternas para conservar el agua de lluvia. Los textos bíblicos distinguen básicamente dos
estaciones:
rierno y verano (cf. Gn 8.22; Mt 24.20,32), que se caracterizan tanto por las temperaturas más
bajas aás altas como por la abundancia o falta de lluvias.
El ambiente histórico y cultu"ral del AT
(27) La formación del pueblo de Israel fue lenta y gradual. Ocurrió en medio de las antiguas
ilizaciones que se desarrollaron al oriente del Mediterráneo, desde Egipto hasta la región
compren a entre los ríos Tigris y Éufrates. Su existencia se remonta hasta antes del siglo X
a.C., pero inalmente estaba constituido por varias tribus que no llegaron a unificarse sino hasta
que David tbleció un estado monárquico con Jerusalén como capital. Las fuentes históricas
relativas a esa ca son muy fragmentarias, lo que nos impide conocer en todos sus detalles los
orígenes del pueblo reo.

fpoc e los patriarcas


1
28) La historia de Israel, tal como nos la narra la Biblia, fue en sus comienzos una historia
familiar.
>ezó con la partida de Abraham de Mesopotamia y con su llegada a Canaán. En Canaán nació Isaac
n, a su vez, fue padre de Jacob. Más tarde, y a causa de una hambruna que asoló a la tierra, Jacob
s hijos -los orígenes de las doce tribus- bajaron a Egipto, donde, después de una época de paz y
peridad, fueron sometidos a la esclavitud.
!9) En su viaje a Canaán, Abraham pasó por Siquem, Hai y Betel, donde construyó altares (Gn
-8); pero se estableció cerca de Hebrón al sur de Palestina, en un lugar llamado Mamré, por el
bre del dueño del bosque de encinas que allí había (Gn 13.18; 18.1; 23.19) .En ese lugar,
Abraham 'como extranjero (Gn 23.4) y adoró a Dios llamándole El Shadai (que probablemente
signifI'CI s de la montaña"). Al final de su vida, su única propiedad en la Tierra prometida fue
un
iar (Gn 23.20), en el cual él mismo fue sepultado (Gn 25.9-10).
TRODUCCIÓN 13 ANTIGUO TESTAMENTO

del Norte, con Samaria como capital. Con la conquista de este último reino- por Asiria (721 a.C.),
se
:entuó la diferencia entre las dos
regiones.
(20) En tiempos del NT, este territorio aparece compuesto por cuatro grandes regiones: Judea, al
rr, Perea, al oriente del río Jordán, Samaria, al norte de Judea, y Galilea, aún más al norte. Este
rritorio tiene una extensión cercana a los 25 000 km. cuadrados.
(21) Desde el punto de vista físico, se pueden distinguir en este territorio tres grandes zonas
paralelas, 1e se extienden de sur a norte.
(22) A lo largo del mar Mediterráneo hay una llanura baja, en cuya parte sur estaban establecidos
1tiguamentelo filisteos, con Gaza, Ascalón y Asdod _ como ciudades principales; fuera ya del
territorio listeo se encuentran ciudades como Jope (actualmente un suburbio de Tel Aviv), Cesarea
(construida 1tiempos romanos) y, más al norte, Haifa (de origen más reciente). Esta llanura es
interrumpida por monte Carmelo, al norte de Cesarea, y se hace más estrecha en la parte de Galilea.
(23) Más al oriente se encuentra la zona montañosa, que se prolonga por el sur hasta el desierto
1 Négueb y por el norte hasta las montañas del Líbano. Esta cadena montañosa se ve interrumpida
)r la llanura de Jezreel (o Esdrelón), que separa a Samaria de Galilea. El punto más alto en la parte
Judea corresponde a una montaña cerca de HebrÓn (1 020 m.), al sur de Jerusalén. En Galilea la
tura máxima (1 208m.) corresponde al monte Meirón. En esta zona se encuentran las principales
udades de Judea y Samaria y algunas de Galilea. Jerusalén está a unos 800 m..de altura sobre el
ivel del mar.
(24) Más al oriente todavía se encuentra una cuenca o depresión, donde está el río Jordán, que
nace norte de Galilea, en el monte Hermón, y corre hacia el sur formando en su camino el Lago-
de Galilea
:uyo nivel está 212 m. más bajo que el Mediterráneo), y después de recorrer un valle de 100 km. de
1ngitud, desemboca en el Mar Muerto. El nivel, del Mar Muerto es 392 m. más bajo que el del
lediterráneo.
(25) Al oriente de esta depresión el terreno vuelve a elevarse y alcanza alturas mayores, sobre
todo 1la parte norte, con el monte Hermón, el más alto de toda esta región (2 758 m.), ya fuera de
Palestina. (26)_ Las llanuras de la costa y del norte eran en general terreno fértil, apto para la
agricultura. En
s zonas montañosas abunda la piedra y solo son parcialmente cultivables. Al oriente y al sur
redominan las zonas desérticas. En general, el agua no es abundante en esta región, y se
utilizan sternas para conservar el agua de l a. Los textos bíblicos distinguen básicamente
dos estaciones: tvierno y verano (cf. Gn 8.22; Mt 24.20,32), que se caracterizan tanto por las
temperaturas más bajas más altas como por la abup.dancia o falta d lluvias.
El ambiente histórico y cultural del AT
(27) La formación del pueblo de Israel fue lenta y gradual. Ocurrió en edio de las antiguas
vilizaciones que se desarrollaron al oriente del Mediterráneo, desde Egipto hasta la región
compren ida entre los ríos Tigris y Éufrates. Su existencia se remonta hasta antes del siglo X
a.C., pero
:iginalmente estaba constituido por varias tribus que no llegaron a unificarse sino hasta que David
>tableció un estado monárquico con JeruSalén como capital. Las fuentes históricas relativas a esa
>oca son muy fragmentarias, lo que nos impide conocer en todos sus detalles los orígenes del
pueblo breo.
\
a época de lospatriarcas
(28) La historia de Israel, tal como nos la narra la Biblia, fue en sus comienzo$ una historia familiar.
mpezó cori la partida de Abraham de Mesopotamia y con su llegada a Canaán. En Canaán nació Isaac
Iien, a su vez, fue padre de J cob. Más tarde, y a causa de una hambruna que asoló a la tierra, Jacob
sus hijos -los orígeues de 1$; doce tribus- bajaron a Egipto, donde, después de una época de paz y
osperidad, fueron sometidos a la esclavitud.
(29) En su viaje a Canaán, Abraham pasó por Siquem, Hai y Betel, donde construyó altares (Gn
!.7-8); pero se estableció cerca de Hebrón al sur de Palestina, en un lugar llamado Mamré, por el
)mbre del dueño del bosque de encinas que allí había (Gn 13.18; 18.1; 23.19). En ese lugar, Abraham
vió como extranjero (Gn 23.4) y adoró a Dios llamándole El Shadai (que probablemente significa
)ios de la montaña"). Al final de su vida, su única propiedad en la Tierra prometida fue un
sepulcro miliar (Gn 23.20), en el cual él mismo fue sepultado (Gn 25.9-10).
ANTIGUO TESTAMENTO 14 INTRODUCCIÓN

(30) El patriarca Isaac aparece vinculado al desierto del Négueb (Gn 24.62) y a los alrededores de Beerseba
(Gn 26.23), en la frontera meridional de Palestina. Los relatos que se refieren a él describen muy bien lo que
era la vida seminómada en el segundo milenio a.C.: búsqueda de campos de pastoreo, asentamiento transitorio
en las cercanías de alguna ciudad fronteriza y altercados con la población local, especialmente a causa de los
pozos de agua para dar de beber al ganado (cf. Gn 26).
(31) El ciclo de Jacob es más complejo. La primera parte está consagrada a relatar los conflictos
interpersonales con su hermano Esaú, anticipando así las difíciles relaciones que habrían de existir
entre Edom, descendiente de Esaú, e Israel, heredero de Jacob. tuego relata la hui a del patriarca a la región del
río Éufrates, donde logra amasar una considerable riqueza, y cómo, gracias a su astucia, logra superar sus
conflictos con el arameo Labán. Decide regresar con su familia a la Tierra prometida, y en su desplazamiento
va ocupando las regiones del este y el oeste del Jordán. Es, precisamente al este del río, en Penuel (Gn 32.2,
30), donde Dios le cambia el nombre de Jacob por el de Israel (Gn 32.28); y es en el lado oeste, cerca de
Betel, donde el Señor se le revela, lo bendice y le renueva sus promesas (Gn 35.1-14). La historia de
Jacob.finaliza con el V-iaje que hace con su familia a Egipto, donde reside su hijo José y donde es recibido en
medio de alegrías y honores. Muere rodeado de todos sus hijos.
(32) Los patriarcas hebreos eran jefes de clanes seminómadas; se desplazaban fuera de las zonas pobladas
buscando pastos y agua para sus rebaños. En algunas ocasiones se detuvieron en antiguos santuarios
cananeos, donde recibieron revelacionés de Dios (cf. Gn 6-7; 28.10-22).
(33) Los relatos del Génesis sobre los patriarcas ofreceyY!atos históricos de inestimable valor para
conocer los orígenes del pueblo hebreo. Bajo las apariencias de una historia familiar se oculta un proceso
mucho más complejo: el surgimiento y formación de las tribus y clanes dé Israel.

El éxodo de Egipto
(34) No hay documentos que informen acerca de la situación de estas tribus en el periodo que va desde la
muerte de José hasta Moisés. Pes a ello, puede afirmarse con certeza que durante esos siglos, la situación
política y social del Cercano Oriente se modificó de manera considerable. Los egipcios tuvieron un tiempo de
prosperidad después de la derrota y expulsión de los hicsos, pueblo que había
invadido Egipto pasando por Canaán. Mientras tanto, en la costa oriental del Mediterráneo no se había
constituido ningún poder político hegemónico, de manera que ese territorio dependía de Egipto. Al nordeste
de Palestina, la Mesopotamia estaba dividida en dos partes : en el sur se encontraban los babilonios y en el
norte los asirios, dos pueblos que más tarde habrían de influir decisivamente en los destinos de Israel.
(35) Cuando la familia de Jacob llegó a Egipto, es pQ$ible que el poder haya estado en manos de
los hicsos; de ahí que los israelitas, llegados también de Canaán, hayan recibido un trato favorable (cf. Gn
47.1-12). Eso explicaría igualmente por qué algunos de ellos, como José, pudieron alcanzar tan altas
posiciones{cf. Gn 41.37-43). · 1
(36) Pero una vez que los hicsos fueron derrotados y expulsados de Egipto, los israelitas, como otros
extranjeros, fueron sometidos a opresión. Es probablemente a este cambio en la situación política al
que alude el texto bíblico, cuando dice: "Más tarde hubo un nuevo rey en Egipto, que no había conocido a
José" (Ex 1.8). Como consecuencia de ello, los israelitas fueron obligados a trabajar duramente en la
construcción de las ciudades de Pitón y Ramsés (Ex 1.11).
(37) En estas circunstancias tuvo lugar un acontecimiento que habría de quedar grabado para siempre
en la memoria de Israel: Dios llamó a un hebreo llamado Moisés, que había recibido una
educación esmerada en la corte del faraón. En su encuentro en el desiertO¡, Yahvé le reveló su nombre, que en
el texto bíblico se explica con la frase "Yo soy el que soy" (véanse Ex 3.14-15 y notas correspondientes),
y le encomendó la misión de liberar a su pueblo de la opresión.
(38) Bajo este imperativo, Moisés regresó a Egipto, de donde había tenido que huir. Allí se enfrentó a la
resistencia del faraón, quien se negaba obstinadamente a dejar salir al pueblo; Pero al fin logró su objetivo y
salió al frente de la multitud israelita camino del desierto. Al abandonar Egipto, llevaron
con ellos a muchísima gente de toda clase (Ex 12.38), que también quería liberarse de la servidumbre
egipcia. A partir de entonces, esia experiencia de liberación quedó inseparablemente unida al nombre de
Yahvé, y se convirtió én artículo fundamental de la fe de Israel (Ex 20.2; Sal 81.11; Os 13.4; E2 20.5).
.
INTRODUCCIÓN 15 ANTIGUO TESTAMENTO

(39) Según algunas cronologías bíblicas, el éxodo ocurrió en una fecha más o menos cercana al
año 1450 a.C.; sin embargo, un número cada vez más numeroso de investigadores modernos
prefieren fijarlo en el siglo Xill a.C. (1250/30 a.C.). En este caso, el faraón del_ éxodo habría sido
Ramsés II, conocido por sus monumentales proyectos de construcción.
(40) En su marcha por el desierto hacia la Tierra prometida, la experiencia fundamental del
pueblo fue la alianza o pacto del Sinaí (Ex 19). Así se estableció una relación singular entre Yahvé e
Israel, y
sus estipulaciones fundamentales quedaron consignadas en la ley promulgada por Moisés, particular
mente en el Decálogo, conocido támbién como los Diez mandamientos (Ex 20.1-17).

La conquista de Canaán y el periodo de


losjueces
(41) Luego de la muerte de Moisés (Dt 34), la conducción del pueblo pasó a manos de Josué.
Le correspondió a él llevarlo a cruzar el río Jordán y penetrar en la tierra de Canaán.
Comenzaba, con este hecho, un nuevo periodo histórico, cuya importancja habría de ser
decisiva para la constitución definitiva de la nación israelita (cf . Jos 1-3).
(42) El asentamiento en Canaán fué un proceso lento y de difícil ejecución (cf. Jue 1). En
algunas ocasiones fue necesario combatir con los pueblos enemigos (cf., p.e., Jue 4-5), aunque por
lo general se efectuó en forma pacífica y gradual. Los cananeos no fueron eliminados totalmente,
sino que en su mayoría terminaron por ser absorb,idos por el pueblo de Israel (cf. Jos 9).
(43) En el tiempo en que tuvo lugar la conquista y la toma de posesión de la tierra prometida, los
grandes imperios de Egipto y Mesopotamia habían entrado en decadencia. Canaán, por su parte,
estaba ocupado por distintas pobla ciones, en su mayoría de-raza semita. La organización política
de estos pueblos se caracterizaba por la existencia de una serie de pequeños estados que
comprendían, por lo general, una ciudad y las regiones vecinas. Estos pequeños estados habían sido
hasta entonces vasallos de Egipto. Su economía se basaba principalmente en la agricultura. Su
religión se distinguía por los ritos en honor de los dioses de la fertilidad, y entre sus divinidades
superiores estaban El, Baal, Asera y Astarté.
(44) La etapa posterior a la muerte de Josué, ll mada habitualmente "periodo de los jueces" puede
fecharse con bastante precisión entre el 1200 y el 1050 a.C. En esta época, los grupos israelitas no
tenían un gobierno central, sino que estaban distribuidos en tribus relativamente independientes. Con
esta precaria organización político-administrativa tuvieron que enfrentar frecuentes conflictos tanto
internos como externos. En esas circunstancias surgieron los "caudillos", designados
tradicionalmente con el nombre de "jueces"; En más de una ocasión, estos tuvieron que guiar al
pueblo en sus batallas contra los pueblos vecinos. El cántico de Débora, por ejemplo, celebra el
triunfo de una coalición de
grupos israelitas contra los cananeos (Jue 5). ·
(45) Por esta misma .época entraron en acción1los filisteos, que procedían de Creta y de las islas
griegas (de allí el nombre de ·pueblos del mar"). En un primer intento trataron de penetrar en
Egipto, pero cuando fueron rechazados se establecieron, hacia el 1175 a.C., en la costa sur de
Palestina. Allí formaron la famosa "Pentápolis filistea" (véase 1S 4.21b nota e). Por su poderío
militar y su monopolio del hierro (1 S 13.19-22), la presencia de est'\pueblo en la llanura costera se
convirtió en una grave amenaza para Israel.

La monarquía: Saú David,


Salomón
(46) La precaria organización política de los israelitas no podía responder a los desafíos de aquel
momento histórico. Esto los obligó .a organizarse como nación con un gobierno unificado y estable.
Surgió entonces la¡monarqu\a, que al principio enGOntró no poca resistencia (cf. 1 S 8), pero que
con el paso del tiempo logró consolidarse.
(47) Saúl fue aclamado rey después de una victoria militar (cf. 1 S 11). Al comienzo de su
reinado alcanzó otras victorias importantes , pero nunca pudo derrotar definitivamente a los filisteos.
El final de su reinado estuvo marcado por una serie de episodios trágicos (cf. 1 S 28.3-25), hasta
que murió con casi todos sus hijos en la batalla de Guilboa .
(48) La muerte de Saúl dejó el camino abierto para que David ascendiera al trono. Proclamado rey
en Hebrón por los hombres de Judá, comenzó David su reinado sobre las tribus del sur (2 S 2.1-4),
para ser posteriormente reconocido por las tribus del norte. De ese modo, Israel y Judá quedaron
unidos bajo el cetro de un solo monarca. Durante su reinado, Israel conoció un periodo de gran
esplendor:
O TESTAMENTO 16 INTRODUCCIÓN

r-.· --r....vn·algunas ciudades cananeas que hasta entonces se habían mantenido independientes,
sometió
pueblos vecinos y conquistó la ciudad de Jerusalén, convirtiéndola en centro político y religioso.
49) En su lecho de muerte, David designó a Salomón como su sucesor. El reinado de Salomón se
:::rracterizó por su incomparable magnificencia. Las relaciones comerciales le procuraron enormes
riquezas, y con ellas pudo realizar grandes construcciones, como el palacio real y el templo de
Jerusalén. En toda la historia de Israel, ningún otro rey llegó a tener tantaf'ama y prestigio como
Salomón (cf. 1 R 5-10). 1

El reino
dividido
(50) El imperio creado par ó a resquebra).arse durante el reinado de Salomón. El uso
opresivo de la mano de obra. 1:05> S211:::.ostributos destinados a proveer recursos para llevar a cabo
las grandes construcciones pro. cescontento y la rebeldía en distintas partes del reino. Las
antiguas rivalidades entre comenzaron a resurgir, y a esto se sumó la insensata actitud
de Roboam después de la · (1 R 12.1-24).Como consecuencia de toda esta
situación, la división del reino davídico -• le: las tribus del norte aclamaron a Jeroboiun,
constituyén- dolo así rey de Israel; la parte, permaneció fiel-a-Roboam, el hijo
y heredero de
Salomón, quien retuvo én.
(51) El reino de Judá de trescientos años (hasta el587 a.C.), y el·poder estuvo
siempre en manos de - "Javid. El reino del Norte, en cambio, no gozó de tanta
estabilidad. La capi z=ias ocasiones, hasta que al final se instaló en Samaria ( 1
R 16.24). Los intentos-= esables resultaron infructuosos y terminaron casi siempre
en forma violenta (cf.

(52) La destrucci . C - eh=:z :J:;:¡ asirios ocurrió en forma paulatina. Primero,


Menahem
debió pagar un pes¿!' - :luego se redujeron las fronteras del reino y el rey
pasó a ser vasallo de Asiria - - "', Samaria fue destruida y parte de la población
llevada al exilio. En el territori - - una clase gobernante extranjera.
(53) El imperio dominación en Palestina hasta que fue derrotado por
los medos y los caldeas. -= Asiria (cf. Nah 1-3) hizo que Judá, bajo el
reinado
de Josías, sintiera re -- :uperar la independencia política. Pero Josías cayó en
la batalla de Meguido,: · ; ""eino se precipitó rápidamente a la ruina. Esta culminó
cuando Nabucodon oso.:. Babilonia, sitió y conquistó Jerusalén. Las conse-
cuencias de este desastre ·da de la independenci el fin de la dinastía
davídica,
la destrucción del te .:' el destierro a Babilonia de una buena parte de la
población (2 R 25.1-:
(54) Al perder su .:--...;.....- =::n:=::::::::;:;;=. • según parece:quedó incorporada a la provincia
babilónica de Samaria. '=' -:scc:==:::::s,..¡;u¡:que a la devastación causada por el ejército
invasor se sumó el saqueo lle"i..._._ ._.--'-'- blos'vecinos, como Edom (Abd 11) y Amón (Ez
25.1-4). Y aunque la::::;:¡; :¡: pe;:maneci ó en Palestina, un núcleo considerable fue
llevado al exilio.

El exilio
(55) Los babiloni -.....,- =o:rmar familias, construir casas, cultivar huertos
(Jer 29.5-7) y consc:=:
juntos en un lugar .u..::..- .D::!:!JlOS (Ez 20.1-44). También les permitieron vivir
-- _.•..._._ _ ..:.o Quebar (Ez 3.15). Paulatinamente, se acostum
braron a la nueva si':¡:::::=::=:
ellos.
-==::zs:- giosas fueron el mayor vínculo de unión entre
(56) Por aquella -r .=:t:z:::::::::::a:a:::.I..J:::¡::== - sinag ogas, donde el pueblo oraba, leía la Ley,
cantaba los salmos . :c::::::::::m:IIL :::os. Además, un grupo de sacerdotes trabajaba
activamente con el fi ..._ _, 5agrados que constituían el patrimonio espiritual
de Israel. Entre ella> a Ezequiel, quien en su doble condición
de sacerdote y profeta := - - cía singular.
(57) En medio de s:z:.:::;::c:u:::!IIIIIIIL_mc::::z:::..: -.,_ exiliados desistieron de volver a Palestina;
otros, en cambi.o, co.:::s.:: = ;l¡;r:'.I•CIIIl::=:. " retornar a la patria .Entre estos también
había quienes no ocultaba=. por los muchos males que les había
infligido
INTRODUCCIÓN 17 ANTIGUO TESTAMENTO

(Sal 137.8-9; cf. ls 47.1-3). Estos estuvieron seguramente entre los principales animadores del
movimiento de retorno.

Retomo y
restauración
(58) La esperanza de una pronta liberación se avivó entre los deportados cuando Ciro, rey de
Anshán, emprendió su carrera de conquistador y fundador de un nuevo imperio. Apenas. ascendió al
trono de Persia (559-530 a.C.), sus cualidades de estratega y político le permitieron atravesar
rápidamente por
las siguientes tres etapas decisivas: la fundación del reino medo-persa con su capital en &batana
(553 a.C.); la conquista de casi toda el Asia Menor, que culminó con su victoria sobre el rey de Lidia
(546 a.C.); y su entrada triunfal en Babilonia, sin encontrar resistencia (539 a.C.). Así quedó
constituido el imperio persa, que dominó durante más de dos siglos el panorama político del
Cercano Oriente.
(59) En sus relaciones con los pueblos sometidos, Ciro puso en práctica una política de tolerancia
cultural y religiosa que resultó sumamente beneficiosa para los judíos. Fruto de tal actitud fue el
edicto
-del que la Biblia conserva dos versiones (Esd 1.2-4; 6.3-5)- por el que se permitió a los deportados
regresar a Palestina y reconstruir el templo de Jerusalén con la ayuda económica del imperio (538
a.C.). Además, Ciro autorizó la devolución de los objetos sagrados que Nabucodonosor había
llevado a Babilonia.
(60) El retorno a Palestina fue difícil y lento. Un primer grupo llegó a Jerusalén bajo el
mando de Sesbasar (Esd 5-11), que actuaba como funcionario de las autoridades persas.
Poco después fue reedificado el templo (520-515 a.C.) gracias a la acción conjunta de
Zorobabel y del sumo sacerdote Josué, quienes recibieron un poderoso respaldo de los profetas
Hageo y Zacarías.
(61) Pero con el paso del tiempo, la situación fue deteriorándose gradualmente. EntFe los factores
que más contribuyeron a ello hay que incluir, además de las graves dificultades económicas, las
divisiones dentro de la comunidad israelita y, muy particularmente, la hostilidad de los samaritanos.
(62) Al enterarse de las penurias que padecían sus hermanos en Palestina, Nehemías, un judío que
había llegado a ser copero del rey persa Artajerjes 1, solicitó ser-nombrado gobernador de Judá para
acudir en ayuda de su pueblo (445 a.C.). Gracias a la eficaz intervención de este gran reformador, no
solo fueron reconstruidas las murallas de Jerusalén, sino que toda la vida de la comunidad judía
t(Xperimentó una profunda reestructuración (cf. Neh 10).
(63) En este contexto se sitúa también la misión de Esdras, sacerdote y escriba que fue investido
con poderes extraordinarios por el monarca persa. Esdras debió oc)lparse no solamen!e del templo y
del esplendor del culto, sino también de reunir bajo la Ley de Dios (Esd 7.25) ·a los que habían
vuelto de Babilonia y a los que se habían quedado en el país (Esd 7.12-26). Aún no se ha podido
establecer con precisión en qué momento se llevó a cabo esta misión. Según algunos historiadores,
habría que fijarla a partir del séptimo año de Artajerjes 1 (Esd 7.7); es decir, en el 458 a.C. Otros,
en cambio, sostienen que fue en el 398 a.C. (séptimo año de Artajerjes II) o en el428 a.C.
(64) Con la reforma religiosa y moral promovida por Esdras, toda la vida del pueblo judío quedó
centrada en la Ley (la Torá), a tal punto que Israel se convirtió en "el pueblo del Libro". De ahí que
la figura de Esdras ocupe, en las tradiciones judías, un lugar comparable al de Moisés.

La época
helenística
(65) Las· conquistas de Alejandro Magno (356-323 a.C.) acabaron con el dominio persa en el
Cercano Oriente. Así quedó inaugurada la época helenística, que se_extenclió hasta el 63 a.C. La
fundación de este nuevo imperio contribuyó decisivamente a derribar las barreras entre Oriente y
Occidente, pero los sucesores de Alejandro no lograron mantener la unidad política en los•inmensos
territorios conquistados por él. Como consecuencia de estas divisiones, Palestina fue dominada
primero por los tolomeos o lágidas de Egipto, y luego por los seléucidas de Siria, dos dinastías
fundadas por dos generales de Alejandro.
(66) Durante la época helenística, el gran número de judíos de la dispersion (o diáspora) hizo
r1ecesaria la traducción de la Biblia hebrea al griego. Esta traducción respondía a )as necesidades
religiosas de las comunidades judías de habla griega. Se conoce como versión de los Setenta o
Septuaginta (LXX).
(67) En tiempos de Antíoco IV Epífanes, rey de la dinastía S)!léucida (175-163 a.C.), epntento de
nelenizar a la comunidad judía de Palestina produjo una gran división en el pueblo. Por un lado, muchos
'--

También podría gustarte