Está en la página 1de 3

LIBROSS

Un libro (del latín liber, libri) es una obra impresa, manuscrita o pintada en una serie de hojas de papel,
pergamino, vitela u otro material, unidas por un lado (es decir, encuadernadas) y protegidas con tapas,
también llamadas cubiertas. Un libro puede tratar sobre cualquier tema.

Según la definición de la Unesco,1 un libro debe poseer veinticinco hojas mínimo (49 páginas), pues de
veinticuatro hojas o menos sería un folleto; y de una hasta cuatro páginas se consideran hojas sueltas
(en una o dos hojas).

L Block Still life with books.jpg

También se llama «libro» a una obra de gran extensión publicada en varias unidades independientes,
llamados tomos o volúmenes. Otras veces se llama también «libro» a cada una de las partes de una
obra, aunque físicamente se publiquen todas en un mismo volumen (ejemplo: Libros de la Biblia).

No obstante, esta definición no queda circunscrita al mundo impreso o de los soportes físicos, dada la
aparición y auge de los nuevos formatos documentales y especialmente de la World Wide Web. El libro
digital o libro electrónico, conocido como e-book, está viendo incrementado su uso en el mundo del libro
y en la práctica profesional bibliotecaria y documental. Además, el libro también puede encontrarse en
formato audio, en cuyo caso se denomina audiolibro.

Qué es un Libro:

Un libro es una obra compuesta por un conjunto de hojas de papel o de otro material, encuadernadas y
protegidas con una tapa o cubierta, que forman un volumen. La palabra, como tal, proviene del latín
liber, libri.

Los libros, para ser considerados como tales, deben poseer por lo menos 49 páginas, pues de lo
contrario, si posee menos de 48 y más de cinco, será tenido por folleto, mientras que si tiene menos de
cinco se le considerará hojas sueltas.

A lo largo de la historia, los libros han pasado de ser pergaminos manuscritos o pintados, a ser
volúmenes impresos gracias a la invención de la imprenta por Johannes Gutenberg, alrededor de 1440.
Actualmente, además, el libro está experimentando una revolución en el paso al formato digital, lo que
hoy se conoce como libro electrónico, o en su adaptación al formato sonoro, cuando se trata de
audiolibros para no videntes.

Los libros pueden tratar sobre cualquier tema o materia: ciencia, literatura, ficción, lengua, biografía,
etc., o tener diferentes propósitos, así, puede haber libros de estudio o de texto, de referencia o
consulta, de contabilidad o de estilo, entre otros.

En este sentido, el libro ha sido para la humanidad sumamente importante, pues es el instrumento por
excelencia para preservar y trasmitir conocimientos, creencias y cultura, tanto a través del tiempo como
del espacio.

Por su parte, como libro también se denomina una obra de gran extensión publicada por volúmenes o
tomos. Asimismo, puede designarse como libro cada una de las partes en que se divide una obra, aun
estando en el mismo volumen, como ocurre, por ejemplo, con la Biblia.

Partes del libro

Los libros están conformados por distintas partes, cada una de las cuales tiene un propósito y una
función diferente, bien de tipo informativo o práctico, o dentro de la misma obra. Algunas de ellas, como
las de tipo decorativo, pueden ser prescindibles, por lo tanto, no siempre tienen los libros las mismas
partes.

Sobrecubierta: es un envoltorio de papel o cartulina que protege la cubierta del libro. No todos los libros
la tienen.

Cubierta: constituye el aspecto externo del libro, se extiende por la cubierta, el lomo y la contracubierta.

Lomo: en él se ponen los datos de título, número o tomo, autor y logotipo de la editorial.

Guardas: son las hojas que unen las tapas con el resto del libro.

Hojas de cortesía o de respeto: son hojas en blanco que se encuentran al principio y al final del libro.

Anteportada o portadilla: está antes de la portada; en ella va el título del libro.

Contraportada: es la página par posterior a la portadilla, que generalmente está en blanco.

Página de derechos de propiedad o de créditos: está al reverso de la portada; en ella van contenidos los
datos de propiedad literaria o copyright, editor, fechas de las ediciones, reimpresiones, depósito legal,
título original (para traducciones), créditos, etc.

Portada: es donde se encuentran los datos del libro, como título y nombre del autor.

Página: cada una de las hojas, con anverso y reverso, que se encuentran numeradas.

Cuerpo de la obra: conjunto de las hojas que constituyen el texto de la obra en sí. La obra, a su vez,
puede contener todas o algunas de las siguientes partes: presentación, dedicatoria, epígrafe, prólogo o
introducción, índice, capítulos o partes, bibliografía, colofón y epílogo.

Biografía: en ocasiones se destina una página del libro para la biografía del autor.

Funda externa: forro que se pone a algunos libros para conservarlos.

Importancia de los libros

por Tes Nehuén

Hablar de la importancia de los libros nos obliga a pensar en la relevancia que tiene la comprensión
lectora en nuestro desarrollo intelectual y emocional. La creatividad, la inteligencia y la capacidad de
comunicación sólo son posibles si se las estimula; para ello existen los ejercicios de comprensión lectora
en los que los libros cumplen un papel primordial.

Al leer podemos transportarnos a otra realidad, sentirnos parte de algo más grande que nosotros
mismos, vivir experiencias sensoriales únicas, imposibles de experimentar de otro modo. Por eso, leer es
atreverse a sentir cosas que atraviesan los márgenes de nuestro propio entorno.

La relación con los libros debe comenzar mucho antes del aprendizaje del lenguaje escrito; debe
fomentarse desde el nacimiento a través del contacto con estos artilugios y la lectura de historias que
fomenten el contacto sensorial de la criatura con el mundo. Es decir, los libros, al igual que los juguetes,
son sumamente útiles para el desarrollo cognoscitivo y sensorial de los niños.

También podría gustarte