Está en la página 1de 2

Voluntad creativa, asombro y fuerza poética.

¡El universo encendido


¡Por miles de galaxias de miles de millones d estrellas!
Yo miro ese universo
Y soy el universo que se mira,
A finísima retina del universo, mirándose a sí misma,
Eso somos.

El mundo objetivo es accesible al hombre a través de la acción creativa: generamos


imágenes virtuales de las cosas, establecemos coordenadas de relación, desarrollando
estructuras mentales que recogen, abstraen, sintetizan y recrean la información dada en
nuestros sentidos.

El gato, la flor, el paisaje, son formas de realidad que concebimos como resultado de
nuestra acción creativa. Solo a través de ésta los aprehendemos, los hacemos nuestros:
producimos conocimiento.

La transmisión de conocimiento implica un proceso de relaciones en el que creamos


metáforas, imágenes contenidas en un complejo tejido de símbolos y conceptos.

Esta lógica (esencial del conocimiento) es pilar de la creación artística; la poiésis creativa
invade desde su génesis hasta la realización total el hecho estético, de ahí que para que haya
arte sea necesario que la idea de la cosa este representada, convertida en algo distinto,
dislocada, transformados sus signos por la fuerza creadora del descubrimiento, del asombro
abductivo, y la fuerza creativa de la imaginación poética.

En el hacer dancístico, los movimientos uy las estructuras son más que dislocaciones, suma
o amplificaciones de actos cotidianos o naturales. Son representaciones, síntesis que
atrapan un total corporal y anímico en un nuevo gesto donde el punto de partida es tan solo
referencial.

Cada individuo y cada sociedad crean un mundo propio que es su imagen y la vez su fuerza
de sentido. Así pues, en su singularidad encarna en un mismo acto lo social y lo individual.

“la emergencia de las formas que confieren el sentido


No son producto de las fantasías y los individuos de un colectivo social
fabricado en lo individuos que a su vea producen la sociedad.
Para que esto suceda para crear significaciones e instrucciones que le den
Sentido a la que sigue singular y permitan el rompimiento de la clausura monádica
Originaria. Se trata entones de una nueva concepción
De la relación entre psiquismo y sociedad que postula necesariamente una diferencia
Radica, entre lo que emerge como producto de múltiples interrelaciones y lo
Verdaderamente nuevo. La actividad poética fuerza creativa que reside en la
Imaginación.

El lenguaje es un hecho colectivo e individual, cuya dialéctica es recursiva y oleogramita,


en donde lo particular adquiere sentido en su correspondencia con lo general y los subjetivo
tiene expresión en las construcciones del imaginario colectivo. Aún en las formas cuyo
mundo simbólico es escrito o cerrado.

El mudo exterior impone o condiciona las formas expresivas. Afectando el terreno en el


sentido de su realización. Proporcionado la aparición de las variantes, diversificaciones
(individualizaciones del gran discurso colectivo) donde lo particular o individual son las
caras de un infinito diamante.

La fisiología humana, la herencia cultural, el ámbito geográfico, las leyes de la naturaleza,


etc., condicionan y propician de manera estricta nuestro accionar creativo. Cuando la
representación no es capaz de romper diques referenciales ésta se reduce no sólo en sus
aspectos inmediatos sino en cuanto significación total.

La capacidad de aprehensión y reformulación de los signos y símbolos comunicantes,


(imposición de lo subjetivo como acto de voluntad capaz de construir líneas alternativas
diversas para dar expresión al complejo de sensaciones pensamientos y emociones)
permiten ampliar el radio referencial y por tanto el valor significante.