Está en la página 1de 11

Poder Judicial de la Nación

CAMARA COMERCIAL - SALA C

En Buenos Aires, a los seis días del mes de abril de dos mil veintiuno,
reunidos los Señores Jueces de Cámara en la Sala de Acuerdos, fueron traídos
para conocer los autos “KOWALEWSKY GRACIELA VALERIA C/
HSBC BANK ARGENTINA S.A. S/ORDINARIO”, (expediente N°
22058/2016; juzg. Nº 21, sec. Nº 41), en los que, al practicarse la
desinsaculación que ordena el artículo 268 del Código Procesal Civil y
Comercial de la Nación, resultó que la votación debía tener lugar en el
siguiente orden: Doctores Eduardo R. Machin (7) y Julia Villanueva (9).
Firman los doctores Eduardo R. Machin y Julia Villanueva por
encontrarse vacante la vocalía 8 (conf. art. 109 RJN).
Estudiados los autos la Cámara plantea la siguiente cuestión a resolver.
¿Es arreglada a derecho la sentencia apelada de fs.1060/110?
El Señor Juez de Cámara Doctor Eduardo Roberto Machin dice:
I. La sentencia apelada.
Mediante el pronunciamiento de fs. 1060/1110, el señor juez de grado
rechazó la demanda entablada por la Sra. Graciela Valeria Kowalewsky contra
el HSBC Bank Argentina S.A. a fin de obtener el cobro de la indemnización
de los daños y perjuicios -cuantificados en la suma de $1.045.600 más su
actualización- que alegó haber sufrido a causa de la apertura de su caja de
seguridad.
Para decidir del modo en que lo hizo, el magistrado invocó las razones
por las cuales consideró que la actora había incurrido en mora en el pago del
servicio -como así también en el resto de los productos contratados con la
entidad- lo cual había justificado la decisión rescisoria comunicada
fehacientemente, a su criterio, mediante carta documento.
De seguido, explicó los motivos por los que descartó que la accionada
hubiera incumplido con las obligaciones de seguridad a su cargo respecto del
Fecha de firma: 06/04/2021 contenido del cofre.
Firmado por: RAFAEL FRANCISCO BRUNO, SECRETARIO DE CÁMARA
Firmado por: EDUARDO R. MACHIN, JUEZ DE CAMARA
Firmado por: JULIA VILLANUEVA,KOWALEWSKY, GRACIELA VALERIA c/ HSBC BANK ARGENTINA S.A. s/ORDINARIO Expediente N°
JUEZ DE CAMARA 22058/2016

#29002568#285324214#20210406162517798
En tal orden de ideas, juzgó que no resultaba válido, lícito ni eficaz,
pretender que había sido burlada la actora en su buena fe, a la luz de sus
propios actos y conductas dirigidas voluntariamente en sentido contrario.
Por lo expuesto, concluyó que no había existido nexo de causalidad que
justificara la procedencia de la acción, sobre la base de presunciones que
resultan del proceder de la demandante, seguidas del desinterés en ejercitar sus
derechos en tiempo oportuno.
Entendió, por otro lado, que tampoco se había evidenciado un accionar
displicente o delictual del banco a partir de lo actuado por sus dependientes, lo
que selló a su juicio, la suerte adversa del reclamo (conf. art.377 CPCC).
Impuso las costas a la actora vencida.
II. El recurso.
La sentencia fue apelada por la actora, quien sostuvo el planteo
expresando agravios que, a su turno, fueron contestados por su adversaria.
La recurrente solicita la nulidad de la sentencia, sosteniendo que es
arbitraria, a cuyo efecto se explaya en citas doctrinarias y jurisprudenciales
destinadas a ilustrar acerca de cómo deben ser juzgadas las causas y los
agravios de índole constitucional que se derivan de los defectos que señala.
Aduce que el señor juez de primera instancia se basó -en contradicción
con lo dispuesto por las normas aplicables- en la falsa premisa de que su parte
era la “fuerte” y el banco la parte “débil”, por lo que arribó a conclusiones
erróneas.
Cuestiona la mora decretada en el pago del servicio de caja de
seguridad, en tanto sostiene que el banco demandado debió haber debitado el
concepto aludido de su cuenta corriente.
Aduce que no hubo intimación de pago, en virtud de la falta de
recepción de la carta documento enviada por el accionado, motivo por el cual
afirma que la resolución contractual fue indebida.
Fecha de firma: 06/04/2021
Firmado por: RAFAEL FRANCISCO BRUNO, SECRETARIO DE CÁMARA
Firmado por: EDUARDO R. MACHIN, JUEZ DE CAMARA
Firmado por: JULIA VILLANUEVA, JUEZ DE CAMARA

#29002568#285324214#20210406162517798
Poder Judicial de la Nación
CAMARA COMERCIAL - SALA C
Alega, en relación al acta notarial labrada en oportunidad de abrir el
cofre, que su parte anticipó que promovería la redargución de falsedad, pero
que no lo hizo debido a que el banco no acompañó el original de la misma en
tiempo oportuno.
Se queja de que se le haya cargado a su parte con los gastos de apertura
de la aludida caja, por los motivos que indica.
La apelante solicita que se admitan los daños y perjuicios reclamados, a
cuyo efecto transcribe la enumeración y detalle efectuado en el OTROSÍ
DIGO de su alegato.
Desiste de la primera ampliación de demanda por ella efectuada,
declarando que mantiene lo solicitado en la segunda de ellas.
Por último, manifiesta disconformidad con la imposición de costas, y
requiere se aplique al demandado una multa por inconducta procesal,
remitiendo en este punto, al alegato presentado.
III. La solución.
1. Como surge de la reseña que antecede, se reclamó en autos el
resarcimiento de los daños que la actora adujo haber sufrido como
consecuencia de la rescisión ilegítima del contrato de caja de seguridad que
tenía celebrado con el demandado y la posterior apertura forzada de la misma.
Antes de ingresar en el específico tratamiento de los agravios, cabe
poner de relieve que ambas partes están contestes en lo que respecta a la
relación contractual que las unió.
Ahora bien los argumentos centrales de la recurrente giran en torno a lo
siguiente: a) que la sentencia de grado es arbitraria, en tanto el a quo
consideró que la actora era la “parte fuerte” de la relación y en base a eso
sentenció; b) que no fue intimada fehaciente; c) que la apertura de su caja fue
indebida; y d) que faltan sus pertenencias que se encontraban resguardadas en
el cofre.
Fecha de firma: 06/04/2021
Firmado por: RAFAEL FRANCISCO BRUNO, SECRETARIO DE CÁMARA
Firmado por: EDUARDO R. MACHIN, JUEZ DE CAMARA
Firmado por: JULIA VILLANUEVA,KOWALEWSKY, GRACIELA VALERIA c/ HSBC BANK ARGENTINA S.A. s/ORDINARIO Expediente N°
JUEZ DE CAMARA 22058/2016

#29002568#285324214#20210406162517798
2. Comenzaré señalando que ni en la sentencia en crisis, ni en el
presente voto existen dudas con respecto a que el caso en análisis se encuentra
enmarcado bajo la órbita del derecho consumeril, pues se trata de una relación
de consumo derivada de un contrato celebrado entre la actora (consumidora en
los términos del art. 1 de la ley 24.240) y el banco accionado (proveedor según
el art. 2 de la mencionada ley).
Tal como lo sostiene la actora, su carácter de abogada no modifica la
situación de consumidora que reviste, ni mucho menos la transforma en la
parte fuerte de esa relación, menos frente a una entidad bancaria.
Ahora bien, la circunstancia de que el caso esté encuadrado en el marco
del régimen protectorio consumeril, no implica de ninguna manera que deba
mecánicamente fallarse a su favor, sin siquiera analizar si se encuentran
acreditados los presupuestos base de la acción intentada.
En ese marco, mal puede alegarse que existió arbitrariedad por el
sentenciante, cuando el mismo analizó los elementos convictivos reunidos en
la causa, desde la perspectiva de la protección del consumidor, arribando a la
conclusión desestimatoria de la acción.
Comparto esa conclusión.
2.a. En efecto, la expresión de agravios bajo análisis, no satisface las
exigencias previstas en el art. 265 del CPCCN en cuanto a su técnica recursiva
y por ello, ha de considerarse desierto el recurso interpuesto.
Es sabido que, para que el escrito de expresión de agravios cumpla su
finalidad, debe constituir una exposición jurídica que contenga un análisis
serio, razonado y crítico de la resolución apelada tendiente a demostrar que es
errónea, injusta o contraria a derecho.
Ello no ha ocurrido en el mencionado escrito, en el que se incurre en
una mera disconformidad con lo decidido. Veamos:
2.a.1. La recurrente no rebatió los argumentos por los que el anterior
sentenciante encontró configurada la mora.
Fecha de firma: 06/04/2021
Firmado por: RAFAEL FRANCISCO BRUNO, SECRETARIO DE CÁMARA
Firmado por: EDUARDO R. MACHIN, JUEZ DE CAMARA
Firmado por: JULIA VILLANUEVA, JUEZ DE CAMARA

#29002568#285324214#20210406162517798
Poder Judicial de la Nación
CAMARA COMERCIAL - SALA C
En tal sentido, insiste en que la entidad bancaria debió debitar los
conceptos por ella adeudados de su cuenta corriente, al modo que lo realizó
respecto de la suma de $2.670,35 por gastos derivados de la apertura forzada
de la caja de seguridad, a tenor de lo que surgía de la letra contractual.
Sin embargo, no se hace cargo del hecho de que, tal como se desprende
de la prueba producida y como señaló el a quo, ello era imposible debido a
que a la fecha en que se produjo la erogación en cuestión, la recurrente no sólo
no tenía fondos en su caja de ahorro ni en su cuenta corriente, sino que había
excedido el límite del descubierto autorizado por el banco.
Lo antedicho surge de los resúmenes de cuenta acompañados por el
banco demandado a fs. 222/23, los que, según se desprende del peritaje
contable (ver fs. 859/865), reflejan fielmente las operaciones celebradas en las
cuentas de titularidad de la accionante, situación financiera de la actora que se
sostuvo en el tiempo hasta, por lo menos, el mes de abril de 2015 (ver. fs.
224/259).
Si bien es cierto que el accionado debitó de su cuenta corriente los
gastos correspondientes a la apertura de la caja de seguridad antes
mencionados, ello sucedió recién en el mes de junio de 2015 (más de un año
después de que la actora incurrió en mora) cuando la Sra. Kowaleski se
presentó en el banco y retiró los objetos habidos en la caja de seguridad.
No está de más aclarar que en ese momento la actora se encontraba
dentro del límite permitido por el banco (ver. fs. 262/263 y peritaje contable a
fs. 863/863 vta.).
En suma, no sólo quedó probado que la caja de ahorros no tenía fondos
para el cobro del servicio de caja de seguridad del segundo trimestre de 2014,
sino también quedó probado que ese importe no hubiese podido debitarse de la
cuenta corriente, por las razones ya invocadas, soslayadas por la apelante en su
escrito.
Fecha de firma: 06/04/2021
Firmado por: RAFAEL FRANCISCO BRUNO, SECRETARIO DE CÁMARA
Firmado por: EDUARDO R. MACHIN, JUEZ DE CAMARA
Firmado por: JULIA VILLANUEVA,KOWALEWSKY, GRACIELA VALERIA c/ HSBC BANK ARGENTINA S.A. s/ORDINARIO Expediente N°
JUEZ DE CAMARA 22058/2016

#29002568#285324214#20210406162517798
2.a.2. La misma suerte habrá de correr el agravio en torno a la falta de
notificación fehaciente de la rescisión del contrato de caja de seguridad.
Ello por cuanto, si bien surge a fs. 307/311 que al momento de la
contratación de la caja el domicilio denunciado por la actora era Jerónimo
Salguero 1692, 3°D (tal como surge a fs. 307/311), del resto de las pruebas
rendidas en el expediente se desprende que el mismo fue modificado.
La propia demandante señala en su memorial que “…Mi domicilio y
estudio, recuerdo, es el de la calle Jerónimo Salguero 1657, piso 2,
departamento A, CABA…” (sic).
Ello también se advierte en los resúmenes y notas enviadas por la
entidad bancaria -acompañadas por la propia actora a fs. 56/83-, las cuales
estuvieron dirigidas, desde el año 2011 y hasta por lo menos junio de 2015, al
domicilio donde fue remitida la carta documento el 17.06.2014, es decir,
Jerónimo Salguero 1657 2° A- (ver fs. 111) lo cual fue ratificado por OCA a
fs. 867 y no ha merecido de manera oportuna, impugnación por parte de la
actora.
Incluso cabe destacar entre los referidos, el resumen de cuenta agregado
a fs. 71 acompañado por la Sra. Kowalesky, cuyo vencimiento operó el
18.06.2014, mismo mes y año en que se remitió la carta documento
intimatoria.
Para rebatir lo dicho, reitero, nada aportó la accionante.
Así pues, tratándose del domicilio real de la actora y del profesional
-Jerónimo Salguero 1657 2° A- no se advierte de qué manera pudo quedar
conculcado el derecho de defensa de la misma, sino que contrariamente el
mismo se encontraba resguardado, por lo que -aviso de visita mediante- la
carta documento fue apta para notificar a la actora de la intimación cursada
por el demandado.
2.a.3. También la crítica en torno al acta notarial será rechazada.
Fecha de firma: 06/04/2021
Firmado por: RAFAEL FRANCISCO BRUNO, SECRETARIO DE CÁMARA
Firmado por: EDUARDO R. MACHIN, JUEZ DE CAMARA
Firmado por: JULIA VILLANUEVA, JUEZ DE CAMARA

#29002568#285324214#20210406162517798
Poder Judicial de la Nación
CAMARA COMERCIAL - SALA C
La actora sostiene que es falso el inventario realizado por la escribana
Eliana A. Hubaide del contenido de su caja al momento de la apertura, y
sostiene que es errada la ponderación realizada por el juez de grado debido a
que el accionado no presentó, de manera oportuna, el original de la misma.
Al respecto simplemente diré que, en oportunidad de la audiencia
celebrada el 05.10.2017 tendiente a determinar los extremos conducentes para
la resolución de la controversia (ver. fs. 683/696) las partes acordaron que la
accionada debía aportar el original del acta en cuestión, ya que hasta el
momento sólo lo había hecho en copia certificada, lo que así sucedió de
acuerdo a lo que surge a fs. 705/710, motivo por el cual, no habiendo sido
impugnado el instrumento público por la vía correspondiente corresponde
estar a la plena fe del mismo conforme art. 993 Cód. Civil (ccdte. art. 296 del
CCCN).
De cuanto llevo dicho se deriva el hecho de que la apertura forzada de
la caja de seguridad fue, a diferencia de lo alegado por la recurrente, arreglada
a derecho y que el contenido de la misma fue puesto a disposición de la aquí
recurrente.
A mayor abundamiento considero relevante destacar, que la
preexistencia de los bienes denunciados como faltantes no fue siquiera
indiciariamente acreditada, destacando lo llamativo de la falta de concurrencia
por un largo lapso temporal para acceder a la misma, y la conducta adoptada
con posterioridad a tomar conocimiento de la misma.
Recordemos que la Sra. Kowaleski sostiene que los bienes faltantes
son: USD 20.000, un anillo de oro blanco y brillante, dos pulseras esclavas de
oro 18 quilates, una pulsera Swarovski con piedra azul, un cintillo de oro 18
quilates con brillante, una alianza, dos pares de aros de oro 18 quilates, una
cadena de oro 18 quilates y un reloj tipo brazalete marca Gucci en oro y con
brillantes en cuadrante.
Fecha de firma: 06/04/2021
Firmado por: RAFAEL FRANCISCO BRUNO, SECRETARIO DE CÁMARA
Firmado por: EDUARDO R. MACHIN, JUEZ DE CAMARA
Firmado por: JULIA VILLANUEVA,KOWALEWSKY, GRACIELA VALERIA c/ HSBC BANK ARGENTINA S.A. s/ORDINARIO Expediente N°
JUEZ DE CAMARA 22058/2016

#29002568#285324214#20210406162517798
Si bien de la nota de recepción de lo inventariado del 25.06.2015 surge
la firma de la actora y la leyenda “Recibí disconforme, sujeto a revisión”, se
desprende de su propio relato y de la documentación aportada, que recién el
día 05.10.2015 envió una carta documento al banco para reclamar que le
“...reintegren lo indebidamente pagado con sus intereses, así como también
los bienes faltantes y reparen los daños material y moral ocasionados…”.
Resulta cuanto menos llamativo el hecho de que el reclamo de esos
bienes -teniendo en cuenta el valor de los mismos- se haya realizado de
manera genérica recién tres meses después de la recepción del contenido de su
caja, a lo que se suma la, también según mi ver llamativa, falta de denuncia
penal por la desaparición de los mismos.
Fue recién en oportunidad de entablar la demanda, en el mes de octubre
de 2016, que informó al accionado la descripción de los objetos faltantes.
Finalmente, otro dato que sorprende es el hecho de que, tal como quedó
acreditado por el informe remitido tanto por el BCRA (ver fs. 725/730) como
por Veraz S.A. (ver fs. 755/756), desde el año 2013 en adelante, la actora
había sido informada como deudora por ocho entidades bancarias y por más de
cinco compañías pertenecientes al sector no financiero, lo que no se condice
con la situación económica y financiera de una persona que posee en el banco,
por lo menos, la suma en efectivo de USD 20.000.
El análisis de los demás agravios vertidos en torno a los supuestos
daños sufridos por la actora y aquel tendiente a la devolución de lo percibido
por gastos por la apertura indebida de la caja, por la manera en la que se
resuelve el recurso, deviene innecesario.
A lo que cabría agregar que al referido daño por el cierre de cuenta
corriente y su daño punitivo, al igual que los mencionados anteriormente,
ninguna queja en concreto formula la apelante, más allá del título.
En resumen, la expresión de agravios en estudio solamente expresa la
disconformidad con lo resuelto por el anterior sentenciante, sin hacerse cargo
Fecha de firma: 06/04/2021
Firmado por: RAFAEL FRANCISCO BRUNO, SECRETARIO DE CÁMARA
Firmado por: EDUARDO R. MACHIN, JUEZ DE CAMARA
Firmado por: JULIA VILLANUEVA, JUEZ DE CAMARA

#29002568#285324214#20210406162517798
Poder Judicial de la Nación
CAMARA COMERCIAL - SALA C
de los argumentos y conclusiones del mismo, por lo que he de proponer a mi
distinguida colega desestimar el recurso en los términos del art. 265 del
CPCC.
3. Distinta suerte correrá el agravio tendiente a que se revierta la
imposición de las costas a la actora, las que, teniendo en cuenta la actitud del
banco accionado, serán impuestas en el orden causado.
Ello por cuanto se advierte que pudo la entidad bancaria intentar
comunicarse con la actora por otros medios complementarios a los fines de
hacer saber la rescisión del contrato de caja de seguridad y su posterior
apertura, más cuando continuó prestando el servicio de cuenta corriente y caja
de ahorro.
Véase que de la documentación aportada por la Sra. Kowalesky surge
que en otras oportunidades para efectuar reclamos de deuda, el accionado
había enviado notas simples, y según lo que manifestó la actora en su demanda
y no fue negado por la accionada, también había realizado llamados
telefónicos en varias oportunidades, motivo por el cual no se entiende por qué,
teniendo constancia de la falta de recepción de la misiva mencionada, el
accionado no eligió algún otro curso de acción tendiente a anoticiar a la actora
de un suceso tan importante como la apertura de su caja de seguridad.
IV. Conclusión.
Por lo expuesto propongo al Acuerdo, estimar parcialmente el recurso
de la actora, modificando la imposición de costas e imponiéndose las mismas
en el orden causado, confirmando la sentencia recurrida en todo lo demás que
decide. Imponer las costas de Alzada en el orden causado, por las mismas
razones expuestas en el pto.3 conforme el art. 68 2° CPCCN.
Por análogas razones, la Señora Juez de Cámara, doctora Julia

Villanueva, adhiere al voto anterior.

Con lo que termina este Acuerdo, que firman ante mí los Señores
Fecha de firma: 06/04/2021
Firmado por: RAFAEL FRANCISCO BRUNO, SECRETARIO DE CÁMARA
Firmado por: EDUARDO R. MACHIN, JUEZ DE CAMARA
Firmado por: JULIA VILLANUEVA,KOWALEWSKY, GRACIELA VALERIA c/ HSBC BANK ARGENTINA S.A. s/ORDINARIO Expediente N°
JUEZ DE CAMARA 22058/2016

#29002568#285324214#20210406162517798
Jueces de Cámara doctores
JULIA VILLANUEVA

EDUARDO R. MACHIN

RAFAEL F. BRUNO
SECRETARIO DE CÁMARA

Buenos Aires, 06 de abril de 2021.

Y VISTOS:

Por los fundamentos del acuerdo que antecede se resuelve: estimar

parcialmente el recurso de la actora, modificando la imposición de costas e

imponiéndose las mismas en el orden causado, confirmando la sentencia

recurrida en todo lo demás que decide. Imponer las costas de Alzada en el

orden causado, por las mismas razones expuestas en el pto.3 conforme el art.

68 2° CPCCN.

Notifíquese por Secretaría.

Cúmplase con la comunicación ordenada por el art. 4° de la Acordada

de la Excma. Corte Suprema de Justicia de la Nación 15/13, del 21.5.2013.

Oportunamente, devuélvase al Juzgado de primera instancia.

Firman los suscriptos por encontrarse vacante la vocalía n° 8 (conf. art.

109 RJN).
JULIA VILLANUEVA
EDUARDO R. MACHIN
RAFAEL F. BRUNO
SECRETARIO DE CÁMARA
Fecha de firma: 06/04/2021
Firmado por: RAFAEL FRANCISCO BRUNO, SECRETARIO DE CÁMARA
Firmado por: EDUARDO R. MACHIN, JUEZ DE CAMARA
Firmado por: JULIA VILLANUEVA, JUEZ DE CAMARA

#29002568#285324214#20210406162517798
Poder Judicial de la Nación
CAMARA COMERCIAL - SALA C

En la misma fecha se registró la presente en el protocolo de sentencias del


sistema informático Lex 100. Conste.

RAFAEL F. BRUNO
SECRETARIO DE CÁMARA

Fecha de firma: 06/04/2021


Firmado por: RAFAEL FRANCISCO BRUNO, SECRETARIO DE CÁMARA
Firmado por: EDUARDO R. MACHIN, JUEZ DE CAMARA
Firmado por: JULIA VILLANUEVA,KOWALEWSKY, GRACIELA VALERIA c/ HSBC BANK ARGENTINA S.A. s/ORDINARIO Expediente N°
JUEZ DE CAMARA 22058/2016

#29002568#285324214#20210406162517798

También podría gustarte