Está en la página 1de 5

ANALISIS COMPETITIVO

Ayuda a identificar las fortalezas y debilidades de la misma empresa, así


como las oportunidades y amenazas que existen dentro del sector
comercial. Este análisis es la base para diseñarte la Estrategia apropiada
para lograr tus objetivos deseados.
Para ello deberemos conocer lo siguiente:
 Los cambios probables que pueda adoptar tu competidor.
 La probable respuesta del competidor a los posibles movimientos
estratégicos que la empresa decida iniciar.
 La reacción de los competidores ante posibles cambios que puedan
ocurrir en el sector
Para la realización de los distintos procesos de planificación
estratégica, debemos centrarnos a su vez en lo siguiente
 Análisis de situación del mercado externo.
 Análisis del cuadro macroeconómico.
 Situación y evolución de los segmentos de mercado.
 Competidores por segmento y sus participaciones de mercado.
 Cambios producidos por la demanda.
 Canales de distribución existentes, importancia de los mismos.
 Análisis de la situación interna de la empresa.
 Diagnóstico de situación.

Pasos para realizar un análisis competitivo

 Haz una lista de tu competencia


Que incluya a todas las empresas que podrían ser percibidas como
competidores y que clasifican bajo la misma categoría del producto o
servicio que tu ofreces. Elige a tus competidores para analizarlos en
términos de objetivos basados en el cliente, en términos del problema que
se esté tratando de resolver, al igual que la categoría de producto que
deseas construir. Estos tres factores influirán en el tipo de perfil de
competidores a seleccionar para tu análisis, ya que existen tantas empresas
que sería casi imposible analizarlas todas. Por lo tanto, debes elegir
empresas que representen la categoría, el cliente o el producto correcto que
estas intentando investigar.
 Divídela entre dos grupos: competencia actual & competencia
aspirante
La competencia actual, como su nombre lo indica, incluye a los
competidores de tu misma categoría. Por otro lado, la lista de la
competencia aspirante debe incluir a aquellas marcas con las cuales anhelas
competir (ej. marcas más grandes que la tuya y con una trayectoria y
reputación en la industria).

 Identifica similitudes y diferencias


Ahora es el momento de analizar cómo cada competidor individual se
representa a sí mismo, desde su lema hasta los colores de su marca. Puedes
ser tan detallado o general como quieras en esta etapa. Solo recuerda que tu
objetivo es identificar similitudes y diferencias, así que utiliza cualquier
método que te ayude a lograrlo. Por ejemplo, puedes hacer una lista
completa de características para estudiar a tu competencia, como:
Visión, misión, valores, fortalezas y debilidades, similitudes, diferencias,
amenazas, promesa de marca, productos y servicios, etc.
Naturalmente, cuanto más detallado sea, podrás clasificar mejor a tu
competencia. Incluso si ejecutas un análisis de alto nivel, notarás
tendencias particulares en la forma en que tus competidores hacen las
cosas, como identidades visuales similares o lemas. Al identificar tal
información valiosa de constantes podrás obtener la oportunidad de crear
algo innovador para posicionar mejor a tu marca en la industria.

 Articula tu propia identidad


A medida que identifiques tu posición en el mercado, deberás encontrar un
equilibrio entre: imitar cosas que las marcas, con las que aspiras competir,
están haciendo (por ejemplo, competir en valor) y evitar las cosas que las
marcas con las que no quieres competir están haciendo (por ejemplo,
competir en precio). El desafío es hacer esto mientras mantienes tu
originalidad y autenticidad dentro del mercado.
 Descubre tu dicho
Con una idea general de los atributos de cada marca, toma nota y comienza
a visualizar tu posición con un gráfico cartesiano. (Este ejercicio te ayuda a
“ver” realmente dónde te encuentras en el espectro).

 Determina tu objetivo
Con base en tus descubrimientos en los puntos anteriores, comienza por
identificar lo que funciona para tu negocio y lo que no. Encuesta a tus
clientes, empleados, gerencia ejecutiva, proveedores, personal de atención
al cliente, etc. Al adquirir un conocimiento general de lo que le gusta y no a
tus clientes y de la posición actual de tu empresa, podrás definir mejor tus
metas y objetivos de marca. Una vez tengas claridad en estos puntos,
determina tu objetivo basado en la respuesta a la pregunta de por qué tus
clientes deben escoger tu producto en lugar de la competencia.

Cómo llevar a cabo tu análisis competitivo


1.- Identifica a tus diez competidores principales
Todas las empresas tienen estos temidos competidores, esos que no importa
lo que hagan, porque siempre están ahí copiando sus ideas o robando
clientes potenciales. No importa si eres una empresa local, nacional o
internacional, es probable que alguien de tu equipo de ventas pueda
ayudarte a identificar a tus principales competidores y también a definir las
principales diferencias con tu negocio.
Ten en cuenta que si eres una empresa nacional estarás compitiendo con
cientos o miles de empresas que van detrás del mismo grupo de clientes
potenciales que tú.
2. – Analiza y compara el contenido de tu competencia
Una vez que hayas identificado a tu competencia, puedes empezar tu
análisis y profundizar un poco más para comprender mejor qué tipo de
estrategia de contenido están usando.
Analizar este contenido puede ayudarte a determinar qué oportunidades
tienes para ayudar a superar a tu competencia. ¿En qué tipo de contenido se
centran tus competidores? Un blog, casos de estudio, contenido premium,
videos… hay muchas opciones
3. Analiza su estructura de SEO
Hasta el momento tu competencia tiene el mismo tipo de contenido, lo
actualiza con la misma frecuencia y tienen una calidad impresionante.
Entonces ¿En qué se diferencia realmente de ti?

4. Analiza su integración en las redes sociales.


La presencia de una empresa en las redes sociales es cada vez más
importante y cada negocio una las redes de una manera diferente. Las redes
sociales son una gran manera para que las empresas interactúen con
usuarios y fans.

5. Identifica áreas de mejora

Toma nota de toda esta información general e identifica las áreas en


particular que necesitan mejoras en tu negocio. Seguro que encuentras más
de un punto que puedes mejorar con respecto a alguno de tus competidores
en áreas de creación de contenido, optimización de motores de búsqueda y
presencia en las redes sociales. Además, también te puede ayudar a
establecer la estrategia de tu presencia con respecto a tu público objetivo,
ya sean compradores, clientes potenciales, lectores, suscriptores o usuarios
de tus redes sociales

MÉTODOS DEL ANÁLISIS COMPETITIVO Y DE LA INDUSTRIA


cada empresa difiere ampliamente en sus características económicas, sus
situaciones competitivas y sus expectativas de utilidades futuras. esto
implica el examen de los negocios de una empresa en el contexto de su
entorno. el análisis competitivo y de la industria pretende desarrollar
respuestas a siete preguntas:
PREGUNTA 1. ¿CUÁLES SON LAS CARACTERÍSTICAS
ECONÓMICAS DOMINANTES EN LA INDUSTRIA?
los factores que hay que considerar al hacer un perfil de las características
económicas de una industria son bastante similares
El volumen general y el índice de crecimiento de mercado, el ritmo de
cambio tecnológico, las fronteras geográficas del mercado, el número y los
volúmenes de compradores y vendedores, el grado de afectación de los
costos por las economías y los tipos de distribución que se emplean para
tener acceso a los compradores
PREGUNTA 2. ¿CÓMO ES LA COMPETENCIA Y QUE TAN
PODEROSA ES CADA UNA DE LAS FUERZAS COMPETITIVAS DE
LA INDUSTRIA?