Está en la página 1de 15

DISEÑO DE PONTICOS 

Los pónticos son los dientes artificiales de las prótesis dentales parciales fijas que
reemplazan a los dientes naturales que faltan restaurando su función y apariencia.

Deben ser compatibles con la salud dental y la comodidad.

Una buena preparación incluye un análisis de las dimensiones definitivas de las


zonas edéntulas ancho mesiodistal, distancia oclusocervical, dimensión
bucolingual y reborde residual.

El diseño y fabricación del póntico deben ser muy precisos, no sólo para facilitar el
control del placa de la superficie tisular y de la zona que rodea los dientes pilares,
sino también para ajustarse a las condiciones oclusales ya existentes.

El diseño del póntico debe incorporar principios:


 Biología
Superficie tisular fácil de limpiar
Acceso a los dientes pilares
Sin presión sobre el reborde
 Mecánica
Rígido (para resistir la deformación)
Conectores fuertes (para evitar la fractura)
Armazón de metal-cerámica (para resistir la fractura de la porcelana)
 Estética
Creado para imitar al diente que reemplaza
Parece “surgir” del reborde edéntulo
Hay espacio suficiente para la porcelana

Funciones del Póntico 


- Restaurar la función masticatoria. 
- Reemplazar las estructuras dentarias perdidas. 
- Mejorar la estética.
- Mejorar la fonética.
Consideraciones al diseñar el Póntico 
- Higiene bucal.
- Requerimientos estéticos.
- Forma y tamaño del espacio edéntulo

Asesoramiento previo al tratamiento

En la fase de planificación del tratamiento, los modelos diagnósticos y las técnicas


de encerado pueden ser muy útiles para determinar Cuál es el diseño óptimo para
el póntico.
Espacio del póntico

Una de las funciones de la prótesis dental fija es evitar que se desplacen los
dientes adyacentes en el espacio edéntulo, si dicho movimiento ya se ha
producido, habrá que reducir el espacio disponible para el póntico, lo que complica
su fabricación.

Contorno del reborde residual

Hay que evaluar cuidadosamente la topografía y el contorno del reborde residual


edéntulo.
Un reborde bien modelado tiene una superficie regular y Lisa de encía, qué
ayuda a mantener el medio libre de placa. Su altura y ancho deberán permitir
colocar un puente que parezca emerger del reborde y que imite la apariencia de
los dientes adyacentes.
Facialmente, no debe tener la unión al frenillo y debe tener la altura adecuada
para mantener la apariencia de las papilas interdentales.

La pérdida del contorno del reborde residual hace que las troneras gingivales
queden abiertas, resultando poco estéticas (triángulos negros), que se acumule
comida y saliva durante la dicción.

Sieberr clasificó las deformidades del reborde residual en tres categorías

Defectos de clase I: Pérdida faciolingual del ancho tisular con altura normal del
reborde
Defectos de clase II: Pérdida de altura del reborde con ancho normal del reborde
Defectos de clase III: Pérdida de ambas dimensiones.

Modificación quirúrgica

El borde residual se puede aumentar con injertos de tejido pero no suele ser
recomendable a menos que se vaya a colocar un implante en la zona edentula.

Defectos de clase 1

Las técnicas de tratamiento del tejido blando son recomendables para aumentar el
ancho de los defectos de clase 1; sin embargo este tipo de defectos es poco
frecuente y no supone un problema estético.

Existe una técnica llamada técnica de roll o enrollado empleada por aumentar el
reborde del tejido blando el primer paso es una sección transversal del defecto de
clase 1 del reborde residual antes del aumento, después se elimina el epitelio de
la superficie palatina, se eleva el colgajo creando una bolsa en la superficie
vestibular y al final el colgajo se enrolla en la bolsa, aumentando el ancho del
reborde.

Defectos de clase II Y III

Hay pocas técnicas quirúrgicas para el tratamiento del tejido blando que aumenten
la altura del reborde residual de manera predecible. El injerto interposicional es
una variación de la técnica de la bolsa en la que se realiza un injerto de tejido
conjuntivo en forma de gajo en una bolsa preparada en el lado facial del reborde
residual.
El injerto onlay está diseñado para ganar altura en el reborde aunque también
aumenta el ancho siendo muy útil para tratar los defectos de la clase III.

Consiste en un injerto gingival libre y grueso tomado de zonas donantes palatinas


con grosor parcial o total. El aumento de la altura sólo puede ser igual al ancho del
injerto, la técnica se tiene que repetir varias veces para restablecer la altura
normal del borde residual.

Mantenimiento de la arquitectura gingival

El proceso alveolar se puede preservar realizando una intervención restauradora y


periodontal inmediata durante la extracción. Al acondicionar la zona de la
extracción y proporcionar una matriz para la cicatrización se pueden mantener la
estructura o bolsa gingival previa a la extracción.

La técnica más recomendable consiste en preparar los dientes Pilares antes de la


extracción. Se puede fabricar inmediatamente una prótesis dental fija provisional
para que esté lista para colocar inmediatamente.

La preservación de la bolsa depende del contorno óseo subyacente, por eso la


extracción del diente que se va a reemplazar No debe ser traumática y debe
preservar la placa facial del hueso.

La arquitectura del hueso interproximal que forma la zona de extracción es


esencial para que la forma de las papilas sea adecuada, así como los niveles
óseos faciales a la hora de prevenir el colapso alveolar.

Si los niveles óseos están afectados antes o durante la extracción se pueden


injertar las bolsas con un aloinjerto.

Inmediatamente después de la preparación de la zona de extracción, se coloca


una prótesis dental fija provisional.

La zona del tejido del póntico debe ser ovalada y según spear se debe extender
aproximadamente 2.5 mm apicalmente hacia el margen gingival facial libre de la
bolsa de extracción.

Debido a que los tejidos blandos de la bolsa comienzan a colapsarse


inmediatamente después de la extracción del diente el póntico hace que el tejido
palidezca ya que sostiene las papilas y la encía facial/ palatina.
El contorno del lado del tejido oval del pontico es crítico y debe estar a 1 milímetro
de contorno interproximal y del hueso facial para actuar de plantilla para la
cicatrización.

Es difícil mantener la higiene oral en esta zona durante el período de cicatrización


inicial, y por lo tanto la restauración provisional tiene que estar bien pulida para
minimizar la retención de placa.

Después de aproximadamente un mes de cicatrización, se vuelve a contornear el


póntico y así mejora el acceso para mantener la higiene oral al dar ente 1 y 1.5
mm de alivio al tejido. Cuando los niveles gingivales están estables en
aproximadamente 6 a 12 meses se puede fabricar la restauración final.

Clasificación de los pónticos

El diseño de los pónticos se clasifica en dos grupos


generales los que contactan con la mucosa oral y los
que no.

La Selección del póntico depende principalmente de la


estética y la higiene oral.

En la zona anterior en la que la apariencia estética es importante, el póntico se


debe adaptar bien al tejido para hacer que parezca que emerge de la encía.
En las zonas posteriores (premolares y molares inferiores) los contornos se
pueden modificar según los diseños que son menos estéticos pero que facilitan
más la higiene oral.

Diseño del póntico: Póntico sanitario o higiénico


Facilita la limpieza porque su superficie tisular se mantiene limpia de reborde
residual, permite controlar mejor la placa permitiendo pasar tiras de gasa y otros
aparatos de limpieza por debajo del póntico y limpiar frotando.
 Posición recomendada:
Inferior posterior
 Ventajas:
Buen acceso para la higiene oral
 Desventajas:
Estética pobre
Entre las desventajas se encuentra la acumulación de partículas de comida que
puede derivar en hábitos linguales molestos para el paciente
 Indicaciones:
Zonas sin exigencias estéticas, higiene oral deficiente
 contraindicaciones :
Zonas en las que la estética es importante, dimensión vertical mínima
 materiales:
Todo metal

Se ha creado una versión modificada del póntico sanitario. La porción gingival


tiene forma de arco entre los retenedores. La geometría permite aumentar el
tamaño del conector y reducir la fuerza concentrada en el póntico y los conectores,
es menos susceptible a la proliferación tisular.

Diseño del póntico: Silla de montar


Tiene una superficie cóncava que se superpone
bucolingualmente al reborde residual, imitando los
contornos y el perfil de emergencia de los dientes que
faltan a ambos lados del reborde residual

 Posición recomendada:
No recomendado
 Ventajas:
Estético
 Desventajas:
Dificulta la higiene oral
No es fácil de acceder a la superficie gingival cóncava del pontico para limpiarla
con seda dental.
Este diseño produce inflamación tisular.
 Indicaciones:
No recomendado
 contraindicaciones:
No recomendado
 Materiales:
No es pertinente

Diseño del póntico cónico


Es denominado póntico en forma de huevo, de bala o de
corazón. Es fácil de mantener limpio. Debe ser lo más convexo
posible, con un solo punto de contacto en el centro del reborde
residual.
 Posición recomendada:
Molares sin requisitos estéticos
 Ventajas:
Buen acceso para higiene oral
 Desventajas:
Estética pobre
 Indicaciones:
Zonas posteriores en las que las exigencias estéticas son mínimas
 Contraindicaciones:
Higiene oral pobre
 Materiales:
Todo metal, metal porcelana, todo resina
Recomendado para reemplazar los dientes posteriores inferiores donde la estética
es menos importante. En bordes residuales anchos, puede crear zonas de
retención de comida.

Diseño del póntico: silla de montar modificada


Combina las mejores características del diseño higiénico
y del póntico de silla de montar como la estética y la fácil
limpieza.
 posición recomendada:
Exige cumplir con los requisitos estéticos
 ventajas:
Buena estética
 desventajas:
Relativamente fácil de manipular
 indicaciones:
La mayoría de las zonas con exigencias estéticas
 contraindicaciones:
Zonas con exigencia estética mínima
 materiales:
Metal porcelana, todo resina, todo cerámica
El contacto tisular se debe parecer a la letra T, cuyos brazos verticales terminen
en la cresta del reborde
La adaptación del reborde facial es vital para que tenga un aspecto natural

Diseño del póntico: oval


Es el diseño más estético. La superficie tisular convexa se halla en una depresión
o hendidura del tejido blando con el reborde residual, lo que le da la apariencia de
un diente emergiendo literalmente de la encía.
Las técnicas de preservación de la bolsa se deben realizar en el momento de la
extracción para crear un receso tisular del que emergerá el póntico oval.
Cuando ya existe un reborde residual normalmente es necesario realizar un
aumento quirúrgico del tejido blando

 posición recomendada: Exige muchos requisitos estéticos (incisivos,


caninos y premolares superiores)
 ventajas: Estética excelente, retención de comida insignificante, fácil de
limpiar, mas resistente que silla de montar modificada,
 desventajas: Exige preparación quirúrgica no recomendable para defectos
del reborde residual
 indicaciones: Exige una estética óptima, línea de La sonrisa muy amplia
 contraindicaciones: Difícil de combinar con cirugía defectos del reborde
residual

 materiales: Metal porcelana, todo resina, todo cerámica.


La superficie tisular del póntico es convexa en todas las dimensiones y gracias a
eso se puede utilizar seda dental, sin embargo es necesario tener una higiene
dental meticulosa para evitar que se inflame el tejido, ya que hay una zona de
contacto tisular extensa.
Es necesario acudir a una cita suplementaria para lograr el resultado estético
deseado

CONSIDERACIONES BIOLÓGICAS

Los factores con una influencia específica son el contacto entre el póntico y el
reborde, la facilidad para mantenerla higiene oral y la dirección de las fuerzas
oclusales.

Contacto con el reborde


Es recomendable que haya contacto sin presión entre el póntico y los tejidos
subyacentes para evitar la inflamación y ulceración de los tejidos blandos.

Si durante la evaluación Se observa que los tejidos blandos se blanquean, habrá


que identificar la zona de presión con un elemento revelador y volver a contornear
el póntico hasta que el contacto del tejido sea pasivo.
Este contacto pasivo se tiene que dar exclusivamente en el tejido queratinizado.

Si el puente se apoya sobre la mucosa, se pueden producir úlcera debido al


movimiento normal de la mucosa en contacto con el póntico.
Consideraciones sobre higiene oral

La causa principal de irritación del reborde son las toxinas liberadas por la placa
microbiana, que se acumula entre la superficie gingival del puntico y el reborde
residual. Provocando la inflamación del tejido y la formación de cálculos.

Hay que conseguir que el paciente adopte hábitos de higiene excelentes.


Las troneras gingivales alrededor de los pónticos deben ser lo suficientemente
anchas como para poder utilizar elementos que mejoren la higiene, para evitar que
se acumule comida, pero no deben estar demasiado abiertas.
Para permitir pasar la seda por toda la superficie tisular el contacto de tejido entre
el reborde residual y el póntico debe ser pasivo.
Son muy recomendables los cepillos PROXY , los limpia pipas , la seda dental
ORAL B SUPER FLOSS y la seda dental con enhebrador.

Materiales para los pónticos

Cualquier material escogido para la fabricación de un pontico debe garantizar


buenos resultados estéticos en las zonas que así lo requieren: Biocompatibilidad
rigidez y resistencia frente a las fuerzas oclusales y longevidad.

Las prótesis fijas deben ser lo más rígidas posibles ya que cualquier flexión
durante la masticación o para función puede ejercer presión sobre las encías y
provocar fracturas en el material de revestimiento.

Fuerzas oclusales
Una manera de reducir el efecto de las fuerzas oclusales y la sobrecarga de Los
pilares es reduciendo el ancho bucolingual del puntico en aproximadamente un
30%
Normalmente se recomiendan los pónticos con anchos oclusales normales. La
excepción se da cuando el reborde alveolar residual se ha colapsado buco lingual
mente, en este caso se puede reducir el ancho del póntico disminuyendo el
contorno lingual y facilitando el control de placa.

Consideraciones mecánicas
Los problemas mecánicos pueden ser consecuencia de la selección inadecuada
de los materiales, de un mal diseño del armazón, de la mala preparación dentaria
o de mal oclusión.
Estos factores pueden producir fractura de la prótesis o el desplazamiento de los
retenedores.
Es importante evaluar las fuerzas similares que actúan sobre el póntico y diseñarlo
de acuerdo a dichas fuerzas, por ejemplo, en situaciones en las que hay fuerzas
de mucha magnitud, fabricar un póntico fuerte hecho sólo de metal.

Materiales disponibles para pónticos


Algunas prótesis dentales fijas están hechas de metal, porcelana o resina acrílica,
aunque la mayoría se hacen con una combinación de metal y metal porcelana

Pónticos de metal-porcelana
Si se realiza adecuadamente
Esta técnica ayuda a solucionar los problemas clínicos más frecuentes. Un póntico
de metal porcelana bien fabricado es fuerte, fácil de limpiar y con un espacio
natural. Sin embargo puede fracasar mecánicamente.

Principios del diseño de la armazón:

1. el armazón debe tener un revestimiento uniforme de porcelana


(aproximadamente 1.2 mm). si el grosor de la porcelana es excesivo,
el soporte resultara inadecuado lo que aumenta la probabilidad de
fractura
2. las superficies metálicas que se van a revestir deben ser lisas y sin
huecos. Las irregularidades superficiales impiden que la porcelana lo
humecte te bien creando burbujas en la interfase de metal y
porcelana, lo que reduce la fuerza de Unión y aumenta la
probabilidad de fractura.
3. Hay que redondear los ángulos marcados de la zona de
revestimiento ya que provoca concentraciones de fuerzas que
derivan en el fracaso mecánico.
4. La posición y el diseño de la unión externa del metal y porcelana
requiere una atención especial. Cualquier deformación del armazón
metálico en dicha Unión puede astillar la porcelana. Por este motivo
los contactos oclusales céntricos deben estar como mínimo a 1.5
milímetros de Unión. Hay que evaluar detalladamente los contactos
excéntricos exclusivos que pueden deformar la interfase metal
porcelana.

Pónticos revestidos con resina


Históricamente presentaba deficiencias por las que sólo se empleaban como
provisionales a largo plazo.
Sin embargo utilizar materiales poliméricos en vez de cerámicos tiene ciertas
ventajas, son más fáciles de reparar y manejar y no es necesario utilizar
aleaciones con alto punto de fusión.

Pónticos de resina compuesta reforzados con fibra

Las resinas compuestas se pueden utilizar en las prótesis parciales fijas sin
necesidad de un armazón de metal. Un armazón de polímeros de fibra o vidrio
impregnado proporciona más resistencia estructural. Las propiedades físicas de
este sistema junto con su estética y excelente adaptación marginal lo convierten
en una alternativa no metálica para las prótesis fijas, aún se desconoce su
rendimiento clínico a largo plazo.

Consideraciones estéticas
Es el paciente quién evalúa el resultado por su apariencia, especialmente cuando
se reemplazan los dientes anteriores.

Interface gingival

Un póntico estéticamente adecuado es una réplica de la forma, los contornos, el


borde incisal, las troneras gingivales e iniciales y el color de los dientes
adyacentes.
En la interface tejido-póntico suele ser más difícil imitar el diente natural. El reto
principal es compensar los cambios anatómicos que se producen tras la
extracción.
Para lograr una apariencia natural hay que prestar especial atención al contorno
de la superficie labial a medida que se acerca a la unión póntico tejido Y esto no
se consigue simplemente duplicando el contorno facial del diente que falta ya que
una vez extraído, el hueso alveolar se absorbe y/o remodela.
Para lograr la apariencia de un diente natural, el póntico debe engañar a quien la
observa haciéndole creer que está habiendo un diente natural.

Longitud incisoGingival

Es imposible conseguir un póntico de tamaño correcto simplemente duplicando el


diente original demasiado. La reabsorción del reborde hace que el póntico resulte
demasiado largo en la zona cervical.
 Una solución es moldear el póntico para imitar una corona y una raíz
normales poniendo énfasis en la Unión amelocementaria. La raíz se puede
teñir para imitar la dentina expuesta.
 Otra técnica consiste en utilizar porcelana rosa para imitar los tejidos
gingivales. Sin embargo dichos pónticos tienen mayor contacto con el tejido
y exigen un control exhaustivo de la placa para tener éxito a largo plazo.
Ancho mesiodistal
Generalmente el espacio disponible para el póntico es mayor o menor que el
ancho del diente contra lateral.
Generalmente se debe al movimiento dentinario descontrolado que se produce
cuando se extrae un diente y no se reemplaza.
Si es posible dicha discrepancia se debe corregir con un tratamiento ortodontico.
Si no es posible, se puede lograr una apariencia aceptable incorporando principios
de percepción visual en el diseño del póntico.
La discrepancia del espacio no supone tanto problema cuando se tienen que
reemplazar dientes posteriores porque, las Mitades distales no suelen ser visibles
de frente. La discrepancia De esta zona se puede solucionar duplicando la mitad
mesial visible del diente y ajustando el tamaño de la mitad distal.

Fabricación del pontico

Materiales disponibles

La mayoría de los pónticos actuales se fabrican con la técnica de metal


porcelana, que supone la mejor solución para los retos biológicos mecánicos y
estéticos que se deben afrontar al diseñar el póntico.

Póntico de metal porcelana


Eliminar la placa fácilmente, es resistente entre otras cosas al desgaste y su
estética es buena.
Su fabricación es relativamente simple, si al menos uno de los retenedores
también es de metal porcelana.

Encerado del contorno diagnóstico

Para que la estética y la resistencia sean adecuadas es necesario controlar el


grosor de la porcelana de la restauración final.
Para garantizarlo, se hace un patrón de cera hasta el contorno anatómico final.
Esto también permite evaluar la adecuación del diseño del conector y la relación
entre los conectores y la configuración propuesta para el revestimiento cerámico.

Instrumental
 quemador bunsen
 Será inlay
 Cera pegajosa
 Instrumental para encerado
 Paño de algodón
 Liquido separador troquel - cera
 Estearato de zinc o cera en polvo
 Cepillos de doble punta
 Bolas de algodón
 Manguera de nylon de malla fina

Técnica paso a paso

1. Encerar las superficies internas, proximales y axiales de los retenedores


2. Ablandar la cera inlay, darle la forma deseada y adaptarla al reborde.
Como alternativa se toma una impresión del encerado diagnóstico o de la
restauración provisional. La cera fundida ya se puede colar en dicha
impresión parar la forma inicial al póntico. También existen formas
prefabricadas para póntico que se pueden utilizar en esta fase inicial.
3. Si hay que reemplazar un diente posterior, la superficie oclusal se deja
plana, ya que la oclusión es mejor si se aplica la técnica de adición de cera.
4. Cementar el puntico hasta los retenedores y, para dar mejor estabilidad,
conectar el lado cervical directamente al modelo definitivo usando cera
pegajosa. Posteriormente encerar el póntico hasta el contorno axial y
oclusal (o incisal) adecuados.
5. Terminar los retenedores y contornear las superficies proximales y tisulares
del póntico para que el contacto con el tejido sea el adecuado. El póntico
está listo para evaluación antes de recortarlo.

Evaluación

Se evalúa la forma del patrón de cera y se corrigen las deficiencias. Hay que
prestar especial atención a los conectores , que deben tener la forma y el tamaño
correctos. Los conectores sirven de sujeción firme al pontico para que no se
separe de los retenedores durante la técnica de recortado.

Recorte
Instrumental
 Quemador bunsen
 Instrumental para encerado
 Instrumental para recorte
 Escalpelo
 Hoja de sierra de cinta
 Explorador

Técnica pasó a paso


1. Usar un explorador afilado para marcar la zona que se va a revestir con
porcelana. La unión de metal y la porcelana debe estar lo suficientemente
colocada hacia lingual para que la estética sea buena.
2. Hacer cortes profundos o surcos en el patrón de cera
3. Terminar de recortar todas las zonas y las que se tenga acceso con las
unidades conectadas y en el modelo definitivo
4. Cortar uno de los conectores de cera con la sierra fina y quitar el retenedor
aislado del modelo definitivo.
5. Terminar de recortar el retenedor y verificar que la unión de metal y
porcelana tiene un ángulo evidente de 90°
6. Rellenar y terminar los márgenes. Durante esta técnica, el póntico se
mantiene en posición con el otro retenedor
7. Al quitar el primer retenedor, retocar las zonas recortadas en la que ha
mejorado el acceso.
8. Volver a colocar el primer retenedor, volver a fijarlo al póntico, cortar el otro
conector y repetir el proceso.
9. Hacer un bebedero con las unidades y terminar de hacer las modificaciones
necesarias
10. Revestir y colar

Cuando se va a colar un conector de una prótesis fija de 3 unidades y el otro se va


a soldar, primero hay que seccionar el conector del colado para aplicar la técnica
descrita anteriormente. Hay que recortar la superficie gingival del póntico en el
Metal en vez de cera, porque el contacto tisular ayuda a estabilizar el póntico. El
acceso es difícil y es más fácil romper el conector de cera.

Preparación del metal


Instrumental
 Disco separador
 Yeso piedra de acabado para la unión cerámica
 Discos de papel (sólo para las superficies no revestidas)
 Disco de goma (solo para las superficies no revestidas)
 fresa de carburo redonda (número 6 u 8)
 unidad de abrasión por chorreado (con 25 micras de óxido de aluminio).

Técnica paso a paso

1. Recuperar los colados del revestimiento y preparar la superficie que se van


a revestir
2. Terminar la superficie gingival del póntico. No reducir demasiado la zona.

Evaluación
En la superficie gingival es necesario tener menos de 1 milímetro de porcelana
porque una vez cementada, la restauración se ve desde el lado facial en vez
desde la zona gingival. Un error frecuente en el diseño del armazón del póntico es
el exceso de porcelana en la zona gingival, qué puede provocar fractura y da una
apariencia desagradable.

Para facilitar el control de placa, la unión metal porcelana debe estar situada
lingualmente. Así, el contacto tisular se da en la porcelana y no en el metal, que
retiene más placa.
Aplicación de la porcelana

Instrumental
 Servilleta de papel
 Bandeja de vidrio
 Trozos de tejido o gasa
 Agua destilada
 Espátula de vidrio
 Instrumental serrado
 Pinzas de porcelana o hemostato.
 Cepillos de ceramista (número 2 4 o 6 )
 pincel extensor
 Cuchilla resina de cianoacrilato
 Lápiz De color
 Cinta articuladora
 Yeso piedra para Unión cerámica
 Piedras de diamante
 Disco de diamante

Técnica paso a paso

1. Preparar el metal y aplicar un opacificador.


2. Aplicar porcelana en la superficie gingival del póntico y Colocar los colados
en el modelo definitivo. Al colocar un trozo de papel adaptado al reborde
residual en el colado y humectar lo con un cepillo se evita que el polvo de la
porcelana se pegue al yeso.
3. Revestir con porcelana distribuyéndola adecuadamente en la zona cervical
en el cuerpo y las sombras incisales. El papel sirve como matriz para la
superficie gingival del póntico
4. Una vez que se ha condensado la porcelana, cortar entre las unidades con
una cuchilla fina. Así se evita que la porcelana se despegue del armazón
por culpa de la fractura durante la cocción. Es necesario aplicar una
segunda capa de porcelana para corregir cualquier deficincia causada por
las fracturas. Normalmente se realiza en las zonas proximales y gingivales
del póntico.
5. Aplicar un líquido separador de porcelana al reborde de yeso para poder
quitar directamente la porcelana gingival adicional del molde al igual que
cuando se fabrica un margen labial de porcelana.
6. Marcar el contacto tisular deseado y el contacto de la superficie gingival
para crear una superficie lo más convexa posible. El póntico listo para la
evaluación clínica y la fase de soldado, caracterización, glaseado, acabado
y Pulido.

Evaluación
La porcelana de la superficie tisular del póntico debe ser lo más Lisa posible. Los
huecos y los defectos dificultan el control de la placa y fomentan la formación de
cálculos. El armazón de metal debe estar bien Pulido, prestando especial atención
a las troneras gingivales (dónde es muy difícil eliminar la placa).

Pónticos de metal

Los pónticos hechos sólo con metal pasan por menos fases de laboratorio y por
tanto, se suelen utilizar para las prótesis fijas posteriores.
Tienen algunas desventajas como su apariencia.
El revestimiento y el colado se deben hacer con mucho cuidado porque la masa
de metal del póntico es propensa a porosidad a medida que aumenta el volumen.
Un póntico poroso retiene la placa, pierde el brillo y se corroe rápidamente.