Está en la página 1de 3

Nunca pierdas la esperanza

TEXTO: «…!OH Jehová, esperanza de Israel! todos los que te dejan serán


avergonzados; y los que se apartan de mí serán escritos en el polvo, porque
dejaron a Jehová, manantial de aguas vivas…» Jeremías 17:13
Un refrán popular que dice: “La esperanza es lo último que se pierde”, sin
embargo muchas veces es lo primero que perdemos. Hablar de la esperanza es
hablar del futuro, es hablar de los sueños que nos gustaría ver realizados en
nuestra vida.
Ejemplo Jacob, pasaron 22 a 23 cuando el volvió a ver a su hijo, pero su
esperanza estaba muerta, en alguien que estaba vivo, mientra hay vida hay
esperanza.
Anuncios
Génesis 48:11 Y dijo Israel a José: No pensaba yo ver tu rostro, y he aquí Dios me
ha hecho ver también a tu descendencia.
A Jacob que le hizo morir su esperanza?, la tunica manchada de sangre.
Que cosa han matado sus esperanzas. (Cual es la tunica ensangrentada que le
han mostrado) Jacob nunca vio su hijo muerto solo su tunica.
1. DEBEMOS INYECTAR A NUESTRA VIDAS ESPERANZA
Anuncios
En estos tiempos que vivimos todos necesitamos ser inyectados con una dosis de
esperanza, sin ella la vida se nos hace cuesta arriba, como también se nos puede
ir cuesta abajo. En algún momento de nuestra vida nos hemos hechos estas
preguntas
-¿Hay esperanza para mí?
-¿Hay esperanza para mi matrimonio?
-¿Será que a esta edad si puedo conseguir trabajo?
-¿Será que mi situación economiota si va a cambiar?
-¿Será que me va a tocar toda la vida con esta enfermedad?
-etc
2. PARA TODOS HAY ESPERANZA
A. Hay esperanza si no nos apartamos de nuestro Dios El texto inicial nos dice
que los que se apartan del Dios de la esperanza, leamos nuevamente, no
debemos apoyarnos en nuestra propia opinión la palabra nos dice:
Pro 26:12 ¿Has visto hombre sabio en su propia opinión? Más esperanza hay del
necio que de él.
Anuncios
La esperanza está dentro de nosotros y pedemos acrecentarla primeramente
confiando en Dios y en cada una de Sus promesas. Él es fiel y quiere lo mejor
para nuestra vida. No vivimos de casualidad, vivimos por Su propia voluntad
porque Él nos creó con un plan, un propósito..
3. CUANDO SE VIVE FUERA DEL PROPÓSITO DE DIOS SE PIERDE LA
ESPERANZA
A. Muchas personas al vivir sin propósito han perdido la esperanza, y esto trae
como consecuencia:
-La pérdida de sueños
-La pérdida de visión
-Se vive sin ilusión
B. Por eso hay que vivir en el propósito de Dios, así tendremos:
1.-Enfoque en nuestra vida (Sabemos para donde vamos esto nos produce
esperanza). Job 11:18 Tendrás confianza, porque hay esperanza; Mirarás
alrededor, y dormirás seguro.( Cuando tenemos confianza, es porque hay
esperanza.)
Hubo un Rey que puso su esperanza en Dios y fue prosperado en todo. 2 DE
REYES 18:5
2. Caminamos con rumbo definido (Recordemos que el Hombre de doble animo es
inconstante en todos sus caminos) Santiago 1:8
3. No hay temor ni a la muerte
Proverbios 14:32 Por su maldad será lanzado el impío Mas el justo en su muerte
tiene esperanza.
4. ¿QUÉ DEBEMOS HACER PARA CONSERVAR LA ESPERANZA EN DIOS?
A. Cambiar de actitud
“La vida es 10 e las cosas que me pasan y
90 e como reacciono ante ellas” Chuck
Una actitud positiva trae expectativas positivas y esto brinda esperanza.
B. Controlar nuestras palabras:
Que decimos, recordemos que las palabras tienen poder
1. De nuestra boca pueden salir dos clases de palabras:
– Bendición
-Maldición,
-no hay término medio.
Lo que nos decimos son semillas, que algún día gemirán a su tiempo se convierte
en realidad. Siempre debemos hablarnos a nosotros mismos como vencedores,
COMO PERSONAS QUE TENEMOS ESPERANZA ROMANOS 8:39
C. DEBEMOS SER PERSONAS DE FE
Por último para conserva nuestra esperanza debemos actuar en fe. Santiago nos
recuerda que la fe sin obras es muerta. Si no tomas acción en tu vida nada va a
suceder, tienes que moverte en dirección hacia lo que quieres alcanzar. Cada día
debes avanzar, no te detengas en la búsqueda de la felicidad, si crees debes
actuar.
Santiago 2:18 Pero alguno dirá: Tú tienes fe, y yo tengo obras. Muéstrame tu fe
sin tus obras, y yo te mostraré mi fe por mis obras.
CONCLUSIÓN:
Recordemos que mientras estamos en esta tierra necesitamos tres cosas:
-fe
-Esperanza
-Amor 1 de Corintios 13:13
1 Corintios 13:13 Y ahora permanecen la fe, la esperanza y el amor, estos tres;
pero el mayor de ellos es el amor.
La vida es un viaje donde todos los días estamos aprendiendo, y cuando aprendo
crezco, y cuando crezco maduro y disfruto la vida. Hoy es un buen día para
desarrollar esperanza, para retomar esos sueños y cumplirlos. Nunca permitas
que tu pasado determine tu futuro. No dejes que las circunstancias te detengan,
tampoco dejes que las excusas gobiernen tu vida.
Atrévete a cambiar, a soltar el pasado por un presente y un futuro mejor. Haz que
brille la esperanza en tu vida. Hoy es el mejor día para cambiar, tu futuro te está
esperando. CRISTO TE AMA Y NOSOTROS TAMBIÉN. Eclesiastés 9. 4

También podría gustarte