Está en la página 1de 6

Glosario de Términos Teológicos

Antropología: Es la ciencia que analiza al hombre en el contexto cultural y social


que forma parte.

Antinomianismo: significa literalmente "anti legalismo". Niega y le otorga un


papel inferior a la importancia de la ley de Dios en la vida del creyente. Es la
contraparte de su herejía gemela, el legalismo. Los antinomianos adquieren este
fastidio por la ley de diversas maneras. Algunos creen que ya no están obligados
a guardar la ley moral de Dios porque Jesús los ha librado de esta obligación.
Insisten en que la gracia no solamente nos libra de la maldición de la ley de Dios
sino que nos libra de cualquier obligación a obedecer la ley de Dios. La gracia se
convierte así en una licencia para desobedecer.

Apostasía: Es la negación, renuncia o abjuración a la fe en una religión. La


misma palabra tiene otras significaciones: es también la salida o abandono
irregular de una orden religiosa o instituto; el acto del clérigo que prescinde
usualmente de su condición, incumpliendo sus obligaciones clericales; o, de
modo más general, el abandono de un partido para entrar en otro, o el cambio
de opinión o doctrina.

Arminianismo: Es una corriente de teología protestante enseñada por Jacobo


Arminio (ap. 1560–1609), y por otros que concordaban con él en algunos aspectos
básicos. Hace énfasis en la libertad humana, pero no en el mismo sentido del
pelagianismo. Enseña la predestinación, pero no afirma que esta sea
incondicional. Subraya la gracia de Dios, pero rechaza la idea de que la gracia es
irresistible. Declara enfáticamente que estamos espiritualmente seguros en
Cristo, pero se opone a la idea de la seguridad eterna, y afirma que los creyentes
pierden su regeneración si dejan de creer y desobedecen a Dios
deliberadamente.

Atributo Divino: Son las propiedades de la naturaleza divina, en cuanto puede


conocerlas la mente humana. Los escolásticos las denominaban «nombres
divinos»: infinidad, omnipotencia, omnisciencia, eternidad, perfección infinita,
etc. Sobre tales «nombres» de Dios surge la cuestión de qué pueden significar
realmente, al referirse a algo que es, por definición, totalmente trascendente.
La doctrina clásica escolástica de la analogía es un intento de responder a esta
cuestión.
Calvinismo: Este es uno de los tres sistemas teológicos mayores del
protestantismo. Los otros dos son el luteranismo y el arminianismo wesleyano.
Debe su nombre a su sistematizador principal, Juan Calvino (1509–64) de
Ginebra. Su pensamiento fue expuesto en la obra memorable de tres tomos
Instituciones de la religión cristiana, publicada en su forma final en 1559 (la
última de varias revisiones y ampliaciones del tratado original de un tomo,
publicado cuando Calvino tenía 27 años de edad). También sirvieron de apoyo los
Comentarios bíblicos de Calvino, y sus obras menores.

Depravación Total: Una doctrina reformada que afirma que el pecado ha


infectado todos los aspectos del ser humano, incapacitandole para cualquier bien
espiritual que puede contribuir a su salvación. No afirma que el pecador es
incapaz de buena conducta social o de devoción religiosa. Afirma también que
ninguna obra buena hecha por el pecador es aceptable por Dios porque proviene
de una fuente corrompida.

Decreto Divino: Decisión hecho por Dios en la eternidad respecto a un evento o


persona. Los decretos divinos son inmutables.

Doctrinas de la Gracia: Las doctrinas de la Reforma, especialmente las que


tienen que ver con la aplicación de la gracia divina para la salvación del hombre.

Escatología: Esta palabra se deriva de dos términos griegos: εσχατος (éscatos),


que significa “último” o “últimos acontecimientos”, y λογος (lógos), que en este
caso se interpreta como “conocimiento”. Tradicionalmente la escatología se ha
referido a la interpretación de la enseñanza bíblica concerniente a lo que
sucederá al final de la historia del mundo.

Eclesiología: Estudio de la Iglesia. Esta rama de la teología está involucrada


mayormente con las formas correctas de gobierno en la iglesia.

Gracia Común: Es un término calvinista que se refiere a la gracia que Dios otorga
universalmente con el propósito de preservar la raza humana de la
descomposición total y la autodestrucción. Comprende cualquier benevolencia y
nobleza que haya en el mundo no regenerado. Su propósito no es guiar a la
salvación, de modo que se distingue claramente de la idea calvinista de la gracia
eficaz, cuyo objetivo seguro es la salvación personal. La doctrina wesleyana de la
gracia preveniente difiere en que: (1) la gracia universal o común tiene como
objetivo no solo la preservación de la civilización, sino la salvación personal, y
(2) es eficaz solamente en los que responden y cooperan con ella.
Hermenéutica: Es la disciplina que estudia las reglas de interpretación de un
texto, y por lo tanto en el contexto teológico, la disciplina que se preocupa sobre
la interpretación bíblica.

Imputación: se deriva del griego λογιζομαι (logízomai), que significa “contar” o


“considerar”. Se imputa pecado a un hombre cuando este comete actos
pecaminosos y se imputa justicia cuando sus actos son rectos.

Justicia Contada: Se puede definir con el ejemplo de Abraham, él cree, y


después que él cree, pregunta cómo lo iban  a hacer.  Por lo regular, aprendemos
a preguntar cómo será posible el milagro y luego creemos que somos capaces de
recibirlo. Si se preguntaba el cómo, antes de creer, no sucede lo que dice el
verso 6 del capítulo 15 de génesis: Y creyó a Jehová, y le fue contado por
justicia.  Para que esto sucediera, Abraham tuvo que creer primero, y luego
preguntar el cómo. Tiene que entenderse a la luz del contexto, «fe contada por
justicia».

Justificación: Una declaración divina hecha en favor de una persona que cree en
Jesús para la salvación. Contiene dos aspectos importantes: El perdon de
pecados, y la imputación del don de la justicia de Cristo. Significa "declarado
justo", no "hecho justo".

Libre Albedrio: Es la creencia de aquellas doctrinas filosóficas según las cuales


las personas tienen el poder de elegir y tomar sus propias decisiones. También se
conoce como la libertad de la voluntad que se define diferente según las varias
ramas de la teología.

Llamamiento Eficaz: Según Williamson, en su libro La confesión de fe de


Westminster este llamado es: “A todos aquellos que Dios ha predestinado para
vida, y solamente a ellos, le agradó en su tiempo señalado y aceptado, llamarlos
eficazmente, por medio de su Palabra y Espíritu, de aquél estado de pecado y
muerte en el que están por naturaleza, al estado de gracia y salvación por medio
de Jesucristo; iluminando sus mentes espiritual y salvíficamente para entender
las cosas de Dios; quitándoles su corazón de piedra y dándoles uno de carne;
renovando sus voluntades, y determinándoles a hacer lo que es bueno por su
poder todopoderoso y acercándoles eficazmente hacia Jesucristo; pero de tal
manera que vienen muy libremente, pues, por su gracia Dios les da tal
disposición”.
Llamamiento Universal: Es la invitación universal a arrepentirse del pecado y
recibir a Cristo como único y suficiente Salvador.

Medios de Gracia: es una ordenanza de Dios por medio de la cual recibimos en


nuestra vida los beneficios del pacto, es decir, los beneficios de la redención
comprada por Jesucristo. En este sentido, la iglesia puede ser un medio de gracia
(por ejemplo, cuando en forma unida y comunitaria alaba a Dios en el culto).
También para unos, la fe es un medio de gracia, aunque para otros, es el fruto
de la gracia que obra el Espíritu Santo en el corazón de todos los elegidos.

Omnipotencia: Uno de los atributos de Dios por el cual se indica que Dios tiene
poder en su máximo grado.

Omnisciencia: Uno de los atributos tradicionales de Dios que significa que Dios lo
sabe todo.

Ontológico: Argumento que busca demostrar la existencia de Dios partiendo, no


de la existencia del mundo (cosmológico, argumento), sino más bien de la misma
idea de Dios. Su expresión clásica se encuentra en el Proslogion de Anselmo de
Canterbury (1033-1109), quien se preguntó porque el Salmo 53 declara que negar
la existencia de Dios es necedad. Según Anselmo, Dios es “lo más grande que
pueda pensarse”, o el ser perfecto. Sobre la base de esa definición, pensar que
tal ser no existe es una contradicción, puesto que cualquier ser existente sería
mayor y más perfecto que el Dios que no existe. En otras palabras, la idea misma
de la perfección y grandeza absoluta requiere la existencia, y por lo tanto el ser
perfecto ha de existir.

Ordo Salutis: describe el proceso por medio del cual la obra de salvación,
producida en Cristo, se cumple en forma subjetiva en los corazones y vidas de los
pecadores. La expresión ordo salutis aspira a describir en su orden lógico, y
también en sus interrelaciones, los varios movimientos del Espíritu Santo en la
aplicación de la obra de redención. El énfasis no se pone en lo que el hombre
hace al apropiarse la grada de Dios, sino en lo que Dios hace al aplicar esa obra.

Pacto de Gracia: Un acuerdo divino hecho con el hombre en que Dios concede la
vida y bendiciones a sus elegidos a base de su gracia solamente.

Pacto de Obras: Un acuerdo divino hecho con el hombre en que Dios promete
vida y bendiciones a base de la obediencia perfecta del hombre.
Pecado Original: Una doctrina referente a la caída del hombre en que el pecado
de Adán, con todos sus efectos, es atribuido también a sus descendientes

Pneumatología: Es un término que proviene del griego Pneuma que significa


espíritu, viento, aliento y Logos (discurso, estudio, palabra, tratado). Es parte de
la teología que se dedica a la doctrina del Espíritu Santo.

Predestinación: La doctrina de que toda la realidad es planificada por Dios antes


de la creación del mundo. En lo de la salvación, se refiere al destino eterno de
personas. La predestinación en este sentido se divide en dos partes: Elección y
Reprobación.

Preservación: Una de las Doctrinas de la Gracia. Se refiere a la obra divina en el


creyente que le preserva de caer finalmente de su estado de aceptación con Dios
como hijo.

Providencia: Un atributo de Dios. El arreglo de circunstancias para garantizar un


resultado decretado.

Redención: Significa básicamente, "Comprar otra vez". Basada en la costumbre


del Antiguo Testamento de comprar esclavos y liberarlos después, se refiere al
acto divino de "comprar" sus elegidos de la esclavitud del pecado por medio del
sacrifico de Jesús.

Reforma: Un movimiento en el décimo sexto siglo que intentó reformar la Iglesia


Católica para que ella se conforme otra vez a la Biblia. El rechazo de este
intento por la Iglesia Católica resulto en la separación de creyentes y la
formación de nuevas iglesia "protestantes".

Reprobación: El decreto divino de pasar por alto a algunos en la Elección.

Santificación: El proceso por el cual el creyente se ajusta más a la voluntad de


Dios. Es el proceso mediante el cual Dios, cooperando con el creyente mediante
la gracias hace que el pecador sea justo y por lo tanto capaz de morar en la
presencia de Dios.

Soberanía Divina: Un atributo de Dios. Su gobierno y dominio sobre todo lo que


existe.
Soteriología: Que incluye el propósito o plan de Dios en referencia a la salvación
de los hombres; la persona y obra del Redentor; la aplicación de la redención de
Cristo al pueblo de Dios, en su regeneración, justificación y santificación; y los
medios de la gracia.

Teología Federal: Un aspecto de la teología bíblica en que las consecuencias de


las acciones de un individuo recaen sobre su descendencia. A veces esta doctrina
se conoce como "Cabeza Representativa".

Universalismo: La doctrina según la cual a la postre todos serán salvos, no hay


condición final, y el infierno es sólo un estado pasajero cuya función es purificar
las almas antes de que puedan estar en presencia de Dios. Su descripción de la
consumación final frecuentemente toma la forma apocatástasis aunque una
postura universalista no involucra necesariamente un regreso al estado original
de todas las cosas, como la verdadera apocatástasis.