Está en la página 1de 13

UNIVERSIDAD FERMIN TORO

VICERECTORADO ACADÉMICO
FACULTAD DE CIENCIAS JURÍDICAS Y POLÍTICAS
ESCUELA DE DERECHO
NÚCLEO PORTUGUESA- SEDE GUANARE, VENEZUELA

Asignatura: Derecho Internacional Privado


Departamento: Derecho Civil y Patrimonial
Presentado por. Víctor M. Herrera M. c.i.: V-8.441.149.
Fecha: Septiembre 05, 2020

INFORME
Tema: La Cuestión Metodológica

¿Por qué en el Derecho Internacional Privado, la Cuestión Metodológica se


encuentra presente en todos los sistemas legislativos?

Comprender la aplicabilidad de la norma en la diversidad de legislaciones


existentes en el mundo, es el objetivo central de este informe científico,
documental, a la luz de que cada país tiene leyes internas por las cuales debe
regirse prestando especial atención al tema de territorialidad, y por consiguiente,
la conexión indefectible de este con el Derecho Material, Formal o Sustantivo
como también se le conoce a este último, las normas que disponen los derechos y
obligaciones de las personas.

La técnica de elaboración o construcción de una ley, es catalogada como un arte,


la destreza necesaria para llegar a una correcta y eficaz elaboración de la ley.

Ahora, los medios o el vehículo para el logro, para alcanzar el fin, la ley como tal,
es lo que definen como “La Cuestión Metodológica”, y en el Derecho
Internacional Privado, la Cuestión Metodológica se encuentra en todos los
sistemas legislativos.

Entonces se define la Cuestión Metodológica, lato sensu (s. l.), como el conjunto
de medios técnicos que articula una disciplina para alcanzar sus fines, pero en el
Derecho Internacional Privado, en lo sucesivo DIPr, consiste en el método, medio
o el vehículo legislativo utilizado para el logro, la ley.

En el DIPr, la Cuestión Metodológica se encuentra en todos los sistemas


legislativos, diferenciándose del Derecho Material, visto que el primero actúa de
forma indirecta porque posee un factor especial de conexión y distribución,
porque asigna competencia siempre y cuando existan conflictos de leyes, caso en
el cual la segunda (Derecho Material) no opera puesto que es más dispositiva; sin
embargo las normas de este derecho versan sobre relaciones jurídicas
internacionales de carácter privado en las cuales son sujetos las personas, bienes y
actos; además, el primero posee especiales características de conexión, factor que
falta en las normas de Derecho Material. 

“En todo curso de DIPr,…no falta una explicación de las llamadas normas de
conflicto”. Silva (2006), y el presente trabajo no es la excepción. De allí que una
Norma de Colisión o de Conflicto en el DIPr, se entiende o es aquella que permite
dar una solución al llamado «conflicto de leyes», en el entendido que cada país
tiene leyes internas  por las cuales debe regirse, justamente la finalidad que tiene
el DIPr, es dirimir conflictos de jurisdicción internacionales, en la condición
jurídica de los extranjeros.

La Cuestión Metodológica en el DIPr actúa de forma indirecta porque posee un


factor especial de conexión y distribución, asigna competencia siempre y cuando
existan conflictos de leyes. En el Derecho Material se aborda o se da respuesta al
problema planteado directamente.

En el párrafo anterior, se mencionó el factor de conexión, que en el DIPr contiene


y resuelve el problema jurídico indirectamente, a diferencia del Derecho Material
que es directa; es pertinente indicar que por Factores de Conexión se entiende que
es el elemento integrante entre la consecuencia jurídica de la norma y el derecho
aplicable, también sirven para diferenciar la norma aplicada en el Derecho
Internacional Privado y el Derecho Material.
La consecuencia jurídica de la norma determina el derecho aplicable, y siendo
más didáctico: la consecuencia de una conducta antijurídica, la comisión de un
delito cometido en Venezuela, por ejemplo, determina la aplicación de las normas
penales (adjetiva y sustantiva), entonces existe una conexión entre esa
consecuencia y la norma, y el elemento integrante de dicha conexión, es lo que
comúnmente se llama Factor de Conexión; y según una clasificación se distinguen
as:

a) Referidos a la Persona (Nacionalidad y Domicilio).


b) Referidos a los Bienes (Ubicación y Distinción entre Muebles e Inmuebles).
c) Referentes a los Actos (Forma Externa de los Mismos).
d) Referentes a los Contratos (Principio de la Autonomía de la Voluntad).
e) También pueden ser de forma acumulativa (cuando se conecta varios
ordenamientos jurídicos y todos aportan soluciones o cuando se aplica un solo
derecho a la situación planteada pero regulado la calidad por otro) y no
acumulativa (cuando la norma de conexión  indica el derecho aplicable o se le da
competencia a otras jurisdicciones pero de manera subsidiaria).

Un segundo autor Perozo (2011) es del criterio que los factores de conexión
simplemente son de dos tipos:

1)   Acumulativa:
A)   Igual: Cuando el factor de conexión, conecta con varios
ordenamientos jurídicos, los cuales dan cada uno de ellos una
solución independiente, por lo cual sólo el acuerdo de dichos
ordenamientos permite una solución definitiva.
B)   Desigual: Cuando se aplica un solo derecho a la cuestión
planteada, pero complementado por otro que regula la calidad de
máximo o mínimo al primer derecho. 
 
2)   No Acumulativa:
A)   Simple: Cuando la norma de conexión indica de una vez el
derecho aplicable, cerrando así la posibilidad de aplicar otra que
podía ser competente.
B)   Condicional: Cuando, a diferencia de la anterior, da competencia
a otras legislaciones, pero en forma subsidiaria o alternativa. 
Los principios generales de dicho derecho, en opinión de Lico (s.f.) son:

el origen o el fundamento de las normas, y participan de la idea de


principalidad, que les otorga primacía frente a las restantes fuentes del
Derecho (sic). Se fundan en el respeto de la persona humana o en la
naturaleza misma de las cosas…todo principio del Derecho (sic) lleva
consigo la necesidad de su estricta observancia.

Estos principios, en el DIPr se han consagrado mediante reglas, generadas por los
diversos conflictos que plantean los Factores de Conexión, y estas Reglas de DIPr
son las siguientes:

1) Regla de la personalidad de la ley: En principio el estado y capacidad de las


personas se determina por la ley personal del individuo, basada en la nacionalidad
o el domicilio.

2) Regla lex rei sitae: es decir, la regla conforme a la cual los derechos reales se
rigen por el ordenamiento jurídico del lugar de la localización de los bienes sobre
los cuales tales derechos recaen, se encuentra reconocida, generalmente, respecto
de los derechos sobre bienes inmuebles y muebles. La ley competente, la
jurisdicción de los bienes muebles e inmuebles se determina por la ubicación de
dichos bienes.

Artículo 2.- CPC. La jurisdicción venezolana no puede derogarse


convencionalmente en favor de una jurisdicción extranjera ni de
árbitros que resuelvan en el exterior cuando se trate de controversias
sobre bienes inmuebles situados en el territorio de la República o
sobre otras materias que interesen al orden público o a las buenas
costumbres. En todos los demás casos, se aplicarán los Tratados y
Convenciones Internacionales suscritos por Venezuela.

Así mismo el 2º párrafo del Art. 59 de CPC venezolano establece que: “La falta
de jurisdicción del Juez venezolano respecto del juez extranjero, se declarará de
oficio, en cualquier estado e instancia del proceso cuando se trate de causas que
tienen por objeto bienes inmuebles situados en el extranjero”

3) La  locus regitactum: según la cual un acto jurídico está sometido a las


condiciones de forma impuestas por la legislación vigente en el país donde fue
concluido.

Significa que los actos jurídicos están regidos por la ley del lugar en que fueron
celebrados. Es regla principal.

Loc. lat. cuyo significado es: los actos jurídicos son regidos por la ley del lugar de
su celebración. En consecuencia, cualquiera que sea la nacionalidad de
las partes y el lugar en que haya de realizarse el negocio la ley local determina
las formalidades extrínsecas de los actos jurídicos.

4) El imperio de la autonomía de la voluntad en el DIPr: “El vocablo


autonomía hace alusión al predominio de la iniciativa propia e implica la ausencia
de un mandato externo a la propia dirección hacia la cual se encamina la voluntad
individual. Rodríguez (2011), por su parte, “La noción de “voluntad” (del latín
voluntas, voluntatis) implica un acto intencional y una capacidad que guía
nuestras acciones; por ello, en tanto que acto, equivale a la libertad de hacer o de
decidir algo con pleno conocimiento”. (op.cit).

Alessandri, a su vez, sostiene que la autonomía de la voluntad consiste en: “la


libre facultad de los particulares para celebrar el contrato que les plazca y
determinar su contenido, efectos y duración”. En casos contractuales las partes
tienen una gran amplitud en la escogencia de la ley que deba regir el contrato. 

Los artículos del 1º al 10º comprenden el Capítulo I de la Ley de Derecho


Internacional Privado y establecen las disposiciones generales. El 1º contempla la
regulación jerárquica de los supuestos de hecho relacionados con los
ordenamientos jurídicos extranjeros, con un primer nivel en las normas de
Derecho Internacional Público establecidas en los tratados internacionales
vigentes, y en su defecto el DIPr venezolano, incluso le faculta el uso analógico a
falta de las anteriores, finalmente, se regirán por los principios de DIPr
generalmente aceptados.
Los artículos 2º, 3º, 4º y 5º, se refieren en términos generales a la competencia del
Derecho extranjero aplicable, y se regirá por los principios del país extranjero
respectivo, sin menoscabo de objetivos perseguidos por las normas venezolanas
de conflicto; incluyendo la aplicación del Derecho venezolano, cuando el Derecho
extranjero competente declare aplicable el nuestro. Y finalmente respecto a este
bloque de artículos, la eficacia jurídica en la República, de las situaciones
jurídicas creadas de conformidad con un Derecho extranjero.

No es vinculante que las cuestiones previas, preliminares o incidentales que surjan


sean resueltas de acuerdo con el Derecho que regula la cuestión principal. Art. 6º.

El Artículo 7º refiere la armonía en la aplicabilidad de los diversos Derechos que


puedan ser competentes; plantea así mismo la equidad en el caso concreto, cuando
surjan dificultades causadas por una aplicación simultánea.

Respecto al artículo 8º; serán excluidas las disposiciones del derecho extranjero,
cuando estás sean incompatibles con los principios del orden público venezolano.

La discrecionalidad contemplada en el Artículo 9º, faculta la no aplicación del


Derecho extranjero, siempre que el Derecho venezolano no tenga instituciones o
procedimientos análogos.

Y el Artículo 10º contempla la imperativa aplicación de Derecho venezolano


conectado con supuestos de hecho de varios ordenamientos jurídicos.

Acerca del objeto lato sensu del DIPr, consiste en los conflictos de competencia
internacionales, los conflictos de leyes internacionales, la cooperación procesal y
determinar la condición jurídica de los extranjeros. Sin embargo plantea Tálice,
citado por Aranco&Asociados que existen tres grandes corrientes en cuanto al
objeto del DIPr.:
1. Según la doctrina clásica el objeto del DIpr es el conflicto de leyes.
2. Una corriente más reciente en la evolución de esta ciencia hace de
la elaboración del derecho uniforme el objeto de la disciplina.
3. La tendencia mayoritaria actual entiende que el objeto del DIpr. es
la relación privada internacional.

El criterio particular del objeto principal del DIPr, consiste en regular, resolver los
conflictos de leyes de los supuestos de hecho que vincula a dos o más sistemas
legales de vigencias simultáneas; aunque para Carrillo Salcedo, no existe
realmente un conflicto entre los diferentes ordenamientos estatales, sino tan solo
una pluralidad de ordenamientos jurídicos con los que se halla conectada la
relación privada internacional.

El DIPr no solo dispone del Método del Conflicto de Leyes, existen además otros
métodos normativos que cumplen también un papel significativo en la regulación
de la relación privada internacional.

La doctrina moderna actual ha conducido a consagrar la existencia de un


pluralismo metodológico normativo al servicio del DIPr, el contexto vigente,
evolutivo permite comprobar la existencia de un pluralismo metodológico al
servicio de esta disciplina, donde resultan tres los métodos fundamentales
de los cuales se vale el DIPr para reglamentar la relación privada
internacional: el método de elección o de Atribución; el método de
creación o Sustancialista, conocido también como método de creación
sustancialista o método de las normas materiales; y el método Autolimitativo o
exclusivista, o método de las normas de aplicación necesaria o inmediata.

a) El Método del Conflicto de Leyes (También conocido como Método de


Elección, Conflictualista o de Atribución)

b) El Método Sustancialista o método de las normas materiales (Común a los


demás sectores del Derecho).
c) El Método Autolimitativo o Exclusivista

Corresponde seguidamente explicar los pormenores respecto de la Lex Fori y la


Lex Causae.

“La Lex fori ("ley del foro") es una locución latina ocupada en el Derecho


internacional privado, que significa "que será aplicable la ley de
la nacionalidad del juez que conoce del asunto" es decir, la ley de su Estado.
Wikipedia (2019). Por su parte, la Lex Causae, para el Diccionario prehispánico
del español jurídico (2020) es la: “Ley aplicable al fondo de una controversia o
situación privada internacional”.

“Cuando se presenta ante un juez nacional una cuestión jurídica que


contiene un elemento internacional o extranjero, surge el problema
sobre cuál es la normativa aplicable a dicho asunto. En los casos que
corresponda, el juez aplicará la lex fori, es decir su
ley o la lex causae, es decir, ley extraterritorial”. (op.cit).
La teoría de la Lex Causae, postulada por Jean Desagnet, intenta dar solución a
la ley aplicable por parte de un Juez cuando personas privadas que intervienen en
el conflicto trascienden el derecho local aplicable, por ejemplo por ser de distinta
nacionalidad o con domicilio en el extranjero.

La Lex Causae, sencillamente es la ley competente para regir la cuestión, en lugar


de la lex fori, el derecho del Juez que debe resolver el conflicto. Aplica un
reenvío, con fundamento a la Lex Causae, para la aplicación de la norma al
sistema jurídico que corresponda. Es justamente la lex fori, la del juez que decide
el asunto, la que remite a la aplicación de la lex causae.

Lo primero que hace el Juez es calificar, establecer la cualidad de la relación


jurídica, la primera resolución para determinar cuál será el derecho aplicable, que
dará lugar a que el tribunal inicie la tramitación de la causa y la revisión del fondo
de los hechos demandados. Esta calificación es análoga al primer examen que
realiza el juez cuando recibe una demanda; entra a analizar la admisibilidad del
asunto presentado.

Por ejemplo si en materia civil-familia, la norma establece que los derechos de


familia están regulados por la ley del domicilio, se calificará lo que constituye
derecho de familia por la ley local, la material, pero luego se aplicará la ley del
domicilio. La ley competente para regir la relación jurídica es la que debe
aplicarse al caso a juzgar. Es la propia lex fori o ley del juzgador la que remite a la
aplicación de la ley extranjera, y esta voluntad del legislador es la que debe
respetarse.

“No hay ley alguna tan recta, que no traten los Estados o los seres humanos de
torcerla para satisfacer sus intereses mezquinos”. Mansilla y Mejía (s.f.).

La cita que precede, sirve para introducir en qué radica el Fraude a la Ley en el
DIPr. “El Fraude a la Ley es una figura jurídica que pertenece al Derecho
Internacional Privado, es parte del sistema conflictual tradicional…”; (op.cit).
Esta figura, surge en la búsqueda y determinación del derecho aplicable, mediante
el sistema conflictual tradicional, donde habitualmente pueden presentarse
diversos problemas a los sujetos que intervienen en una relación jurídica, relativa
o absolutamente internacional; pero particularmente puede surgir el fraude a la ley
que siempre es realizado directamente por las partes en conflicto.

Existe el fraude por acción, como por omisión, son conductas delictivas y están
penadas, sin embargo la gravedad del fraude por acción es mayor debido a la
evidente mala fe del sujeto activo, quien planeo su conducta con toda conciencia,
en tanto que el fraude por omisión si bien es una conducta delictiva, está es
ocasional, no hay planeación ni mala fe sólo existe un aprovechamiento del error
para obtener un beneficio, sin embargo en ambos supuestos se causa un daño a la
víctima, por lo que es evidente la presencia de los dos elementos conocidos desde
el Derecho Romano, como el animus y el corpus.

Es conveniente responder ¿Qué es el fraude a la ley?

Es unánime la doctrina al exponer que el fraude a la ley consiste en


burlar la aplicación de una norma desfavorable y buscar y obtener que
sea otra disposición favorable la que se aplique. En otras palabras, el
fraude a la ley consiste en la conducta totalmente voluntaria realizada
con el exclusivo fin de obtener un fin ilícito a través de un medio
lícito… (op.cit).

La precitada autora, sostiene que el fraude a la ley se puede ver bajo dos aspectos:
-

DESDE LA PERSPECTIVA DEL EVASOR Es el acto doloso y


voluntario con el fin de evitar la aplicación de una ley imperativa
mediante la realización de uno o varios actos lícitos, para obtener un
resultado contrario a la norma imperativa y por lo tanto ilícito. Bajo
esta perspectiva, el Fraude a la Ley tiene la naturaleza de un acto
ilícito. –

DESDE LA PERSPECTIVA DEL ESTADO AGREDIDO, es un


medio de defensa creado por la institución estatal con el fin de
prevenir o sancionar las conductas que tiendan a burlar la aplicación
de una ley imperativa. Bajo este último enfoque, el fraude a la ley es
un medio de tutela, de protección de las normas imperativa de un
Estado soberano.

Ya para finalizar la percepción personal acerca del Orden Público Internacional,


siendo este un mecanismo de exclusión del Derecho extranjero que sería
normalmente aplicable por mandato de la norma de DIPr; pasa necesariamente por
el apego al Orden Público Interno, y posee un carácter defensivo y un
funcionamiento excepcional, en el caso del Orden Público Internacional. Es una
necesaria medida de defensa del orden moral, social y jurídico del foro, fundada
en la consideración de que, al admitir la aplicación de leyes extranjeras en un
Estado, el legislador de Derecho Internacional Privado no ha querido dar cabida
de manera absoluta, en el seno de ese Estado, a todos los sistemas legales del
mundo con prescindencia de su contenido ideológico, político o cultural.
BIBLIOGRAFÍA

Cuestión Metodológica [Resumen en línea]. “Blog Post”. Disponible:


https://n9.cl/2wxy/victorherrera[Consulta: 2020, Septiembre 02].

Derecho Internacional Privado [Resumen en línea]. “Blog Post”. Disponible:


https://n9.cl/zen6/victorherrera[Consulta: 2020, Septiembre 02].

EL DERECHO INTERNACIONAL PRIVADO [Resumen en línea]. “Blog


Post”. Disponible: https://n9.cl/kimx/victorherrera[Consulta: 2020, Septiembre
03].

EL ORDEN PÚBLICO INTERNACIONAL. [Resumen en línea]. Disponible:


https://n9.cl/dt35u/victorherrera [Consulta: 2020, Septiembre 05].

El principio de la autonomía de la voluntad y el Derecho Internacional


Privado: asimetrías en su reconocimiento y necesidad de armonización
legislativa en el Mercosur. [Resumen en línea]. Disponible:
https://n9.cl/vhnf0/victorherrera[Consulta: 2020, Septiembre 03].

Fraude a la ley: fraus legis facta. [Resumen en línea]. Disponible:


https://n9.cl/anwk/victorherrera [Consulta: 2020, Septiembre 05].

LA NORMA DE CONFLICTO EN EL DIPR. UNA EXPLICACIÓN


BREVE DESDE UN ENFOQUE LINGÛISTICO [Resumen en línea].
Disponible: https://n9.cl/tdz5/victorherrera[Consulta: 2020, Septiembre 03].

Lex causa. [Resumen en línea]. Disponible: https://n9.cl/t4qk/victorherrera


[Consulta: 2020, Septiembre 05].

Lex fori. (2019, 13 de septiembre). Wikipedia, La enciclopedia libre. Fecha de


consulta: 18:26, septiembre 5, 2020 desde https://es.wikipedia.org/w/index.php?
title=Lex_fori&oldid=119261705.

METODOS DEL DERECHO INTERNACIONAL PRIVADO. [Resumen en


línea]. Disponible: https://n9.cl/ctiq/victorherrera[Consulta: 2020, Septiembre 03].

Normas de derecho internacional privado en materia de bienes: la regla lex


rei sitae en América Latina y Colombia “Revista de Derecho Privado“[Resumen
en línea]. Disponible: https://n9.cl/qobjo/victorherrera[Consulta: 2020,
Septiembre 03].
REFERENCIAS LEGALES

CÓDIGO CIVIL DE VENEZUELA. (1982). Gaceta Oficial de la República de


Venezuela N° 2.990. (Extraordinaria), Junio23, 1982.

CÓDIGO DE PROCEDIMIENTO CIVIL VENEZOLANO. (1990). Gaceta


Oficial de la República de Venezuela N° 4.209. (Extraordinaria), Septiembre 18,
1990.

CONSTITUCIÓN DE LA REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA


(2000). Gaceta Oficial de la República de Venezuela, 5.453 (Extraordinaria),
Marzo 24, 2000.

LEY DE DERECHO INTERNACIONAL PRIVADO. Gaceta Oficial de la


República de Venezuela, 36.51, Agosto 06, 1998.

También podría gustarte