Está en la página 1de 8

TEMA 4.

ACEPTACIÓN PURA Y SIMPLE

Para dar inicio al desarrollo del presente tema, es menester explicar a


que se refiere la “Aceptación de una Herencia”. Tomando como referencia
la opinión de diferentes doctrinarios:

I. Ovello Piña Vallés (2012): para este doctrinario, la


aceptación puede concebirse como el acto jurídico o la abstención en
determinadas circunstancias en virtud del cual el llamado a suceder
manifiesta expresa o tácitamente su voluntad de adquirir la herencia
que le ha sido diferida.

Planteando un pequeño análisis de esta primera opinión doctrinaria,


percibimos que la conciben como un acto jurídico, pero, ¿Qué es un acto
jurídico? Pues en líneas generales, es toda manifestación de voluntad
destinada a producir efectos jurídicos. Es decir, la manifestación en el caso
de la aceptación, es aquella destinada a adquirir una determinada herencia
dotada de efectos jurídicos.

II. Ossorio (1984): este doctrinario, señala que la


aceptación es aquella bien sea expresa o tácita que hace el sucesor,
o heredero del causante con el objetivo de tomar para si la herencia
con los Derechos y Obligaciones que supone dicha sucesión.

Esta opinión, deja muy en claro los conocimientos que hemos


adquirido de la responsable de la Unidad Curricular Derecho de Sucesiones,
la Profesora. Abg Cándida Utrera; en cuanto a que la herencia no solo
puede verse como un conjunto de activos y beneficios para los sucesores;
sino un conjunto de pasivos que se fueron creando conforme al desarrollo de
la vida del causante.
III. Sojo Bianco (1985): su opinión es muy clara y precisa,
al establecer que la aceptación de la herencia, es la adquisición que
tiene lugar por voluntad de la ley.

A través de la opinión de este autor, notamos que la aceptación tiene


un fundamento legal en Nuestro Ordenamiento Jurídico venezolano:

 Código Civil venezolano (1982). Artículo 996. La


herencia puede aceptarse pura y simplemente o a beneficio de
inventario

IV. Domínguez Guillen (2008): siendo aun más preciso que


Sojo, establece lo siguiente. La herencia se adquiere en virtud de la
ley y se precisa con la aceptación del heredero.

Por último, en relación a esta opinión doctrinario, observamos


nuevamente como se nos quiere transmitir la fundamentación legal de la
aceptación y como esta a su vez se desarrolla con la manifestación de
voluntad que nos explica Ovello en su definición.

En fin, la aceptación de una herencia es un acto jurídico mediante el


cual, el sucesor confirma de cualquier manera su deseo de convertirse en
heredero.

Ahora bien, este tipo de aceptación puede denominarse tácita o


expresa y también presunta:

 Código Civil Venezolano (1982) Artículo 1002.

1. EXPRESA. Será expresa, cuando se tome el título o


cualidad de heredero en un instrumento público o privado.
EJEMPLO

Significa que si es expresa debe constar en un documento, y este


debe contener las solemnidades de un documento jurídico

2. TÁCITA. Cuando el heredero ejecute un acto que


suponga necesariamente la voluntad de aceptar la herencia, acto que
no tendrá derecho de ejecutar sino en libertad del heredero. Es decir,
no necesariamente la persona debe aceptar la herencia con un
documento, sino que también puede aceptarla haciendo acto material
sobre la cosa, en otras palabras, ejerciendo la posesión.

EJEMPLO

Se entiende aceptada tácitamente la herencia cuando el llamado a la


misma paga deudas de la herencia con bienes hereditarios. Otros casos
serían el cobro de créditos de la herencia, la venta de bienes hereditarios. Es
decir, la realización de actos que sólo pueden llevarse a cabo por quien
tenga la cualidad de heredero.

3. PRESUNTA: señala la serie de supuestos en los que el


legislador presume que se ha aceptado la herencia, bien por
“interpretación del comportamiento del llamado (por presunción juris et
de jure) y otros constituyen sanción a irregularidades cometidas por el
llamado”.

EJEMPLOS

 El supuesto del artículo 1.021 del Código Civil dispone un


primer caso en el que la ley presume la aceptación de la herencia, en
los siguientes términos: “Los herederos que hayan sustraído u
ocultado bienes pertenecientes a la herencia, perderán el
derecho de repudiarla y quedarán constituidos en herederos
puros y simples”.

 El Artículo 1.035 del Código Civil. “La omisión dolosa


de bienes en el inventario solemne de la herencia, que acarrea
también como sanción que el sucesor se tenga como heredero
puro y simple”.

REQUISITOS

1) La decisión que adopte el llamado en relación con


aceptar, bien sea pura y simplemente o bajo beneficio de inventario, o
renunciar a la herencia que le ha sido deferida, debe y tiene que tener
valor o eficacia erga omnes.

Erga omnes es una locución latina, que significa "respecto


de todos" o "frente a todos", utilizada en Derecho para referirse a
la aplicabilidad de una norma, un acto o un contrato.

2) El sucesor no puede pretender aceptar la institución en


relación con determinadas personas y repudiarla en lo concerniente a
otras; tampoco puede aceptar pura y simplemente frente a unos y a
beneficio de inventario respecto de otros.
3) Si han sido instituidos varios herederos, nada impide que
uno o más de ellos opten por aceptar y otro u otros decidan renunciar,
toda vez que, en el Derecho Moderno no existe la figura del heredero
forzoso o necesario, y en dicho caso de pluralidad de herederos de un
mismo causante, puede suceder que todos los que desean aceptar, lo
hagan pura y simplemente; o que todos lo hagan a beneficio de
inventario; o que algunos sean aceptantes puros y simples y los
demás, bajo dicho beneficio.
4) La indivisibilidad y el carácter absoluto del ejercicio de la
opción, obligan a que la herencia sea aceptada (pura o simplemente o
bajo beneficio de inventario) o repudiada en su totalidad, el sucesor no
puede hacerlo solo por una parte de ella, tal como lo prevé el Artículo
997 del Código Civil Venezolano.

 Artículo 997. La aceptación no puede hacerse a


término, ni condicional ni parcialmente

Este Artículo, nos permite analizar que la opción en la aceptación


es referencia, porque tiene que ser ejercida pura y simplemente: la ley
no permite hacerlo al término. La única excepción que al efecto se
admite, es el beneficio de inventario, que, hasta cierto punto, viene a
ser una condición o una reserva de la aceptación.

5) Si una misma persona ha sido instituida como sucesor


universal y también como legatario (título particular)) perfectamente
puede renunciar a la herencia y aceptar el legado, apoyándose en el
artículo 1.013 del Código Civil; como también aceptar la herencia y
repudiar el legado.

 Artículo 1.013. El que repudia la herencia se considera


como si nunca hubiera sido llamado a ella.
Sin embargo, la repudiación no quita al repudiante el derecho
de reclamar los legados dejados a su favor.

6) La aceptación o la renuncia de la herencia, efectuada en


violación de los requisitos antes mencionados, hace absolutamente
nulo o ineficaz el acto en cuestión: en consecuencia, si se trata de una
pretendida aceptación, la herencia no puede considerarse aceptada; y
si se trata de una supuesta renuncia, la herencia no puede tenerse
como renunciada; y, en uno u otro caso, continua en vigor la
correspondiente opción del sucesor, para aceptar (pura o simplemente
o a beneficio de inventario) o para repudiar la herencia de la cual se
trate.

CARACTERES

I. No puede ejercerse la aceptación a término (INICIAL O


FINAL); o a condición (SUSPENSIVA O RESOLUTORIA) ya que su
facultad está en restringirla, aceptarla o repudiarla
II. La irrevocabilidad luego que se accede a la herencia. Es
decir, se toma la cualidad de heredero de cualquier manera, luego
este no puede retractarse en vista que se ha producido la confusión
de patrimonios con todas sus consecuencias jurídicas. Además, la ley,
le confiere un lapso bastante amplio para la discusión y decisión sobre
la aceptación o el rechazo.
III. Debe estar libre de vicios del consentimiento,
específicamente violencia y dolo. Su impugnación puede hacerse
invocando estos hechos ilícitos.

 Artículo 1.010. Código Civil. La aceptación de la


herencia, no puede atacarse, a no ser que haya sido consecuencia de
violencia o dolo.
No puede tampoco, impugnarse la aceptación por causa de
lesión.
Sin embargo, en caso de descubrirse un testamento,
desconocido en el momento de la aceptación, el heredero no está
obligado a pagar los legados contenidos en aquel testamento, sino
hasta cuando el valor de la herencia, salvo siempre la legitima que
pueda debérsele

A través de este artículo se hace vital, tener conocimiento de


esos hechos tipificados en la Ley Sustantiva penal que pueden afectar
el desarrollo normal de la aceptación de una Herencia. Es decir, en
líneas generales sabemos que estos tipos penales Nacen del Código
Penal, pero que también se enmarcan en el Código Civil (Sustantivo),
para referirse a los hechos ilícitos que afectan las figuras jurídicas
privadas.

IV. Es indivisible. Se acepta toda la herencia o se renuncia a


ella, en esa misma forma. No hay término medio. Todo o nada.
V. Es absoluta. En el sentido que tiene efectos ERGA
OMNES; el heredero lo es respecto a la totalidad de las personas.
VI. Es retroactiva. Es decir. Cuando se produce la
aceptación, su efecto es retrotrae al momento en que se abrió la
sucesión.

 Artículo 1.001. Código Civil venezolano. El efecto de


la aceptación se retrotrae al momento en que se abrió la sucesión.
Sin embargo, quedan a salvo los derechos adquiridos por
terceros en virtud de convenciones a titulo oneroso hechas de buena
fe con el heredero aparente. Si este, ha enajenado de buena fe una
cosa de la herencia, solamente está obligado a restituir el precio
recibido y a ceder su acción contra el comprador que no lo hubiese
pagado todavía.
El heredero aparente de buena fe, o esta obligado a la
restitución de frutos sino desde el día en que se le haya notificado
legalmente la demanda.

También podría gustarte