Está en la página 1de 4

“surrealismo doméstico” de Helga Stentzel