Está en la página 1de 38

Termorregulación y Ejercicio

Profe Manu González


Que es Termorregulación?
• Es el equilibrio dinámico (homeostasis) entre los factores
que incrementan y los que disminuyen la temperatura
corporal para mantenerla equilibrada con el medio externo.
• El organismo humano es termogénico como consecuencia
de su metabolismo.
• Para sostener este equilibrio se sincronizan respuestas
nerviosas, endócrinas y vasculares para el ajuste fisiológico
necesario.
• La temperatura corporal «normal» es de 37°C con una
amplitud de -10°C y +5°C. pero ante pequeñas variaciones
se inicia la coordinación de respuestas homeostaticas que
tiende a equilibrar el valor de referencia:
Balance Térmico
HIPOTÁLAMO
• El hipotálamo aloja al
centro coordinador central
de la regulación de la
temperatura. Este grupo de
neuronas especializadas
actúa como un
«termostato» que hace
ajustes termorreguladores
de manera continua cuando
existen desviaciones
respecto de una norma de
temperatura, y suele
establecerse y regularse en
forma cuidadosa en cerca
de 37° C ± 1° C.
REGULACIÓN HIPOTALÁMICA DE LA
TEMPERATURA
• El hipotálamo genera respuestas relacionadas con una
acumulación o una pérdida de calor para proteger al
organismo.
• Existen dos vías que activan a los mecanismos de regulación
del calor corporal:
1. Receptores térmicos en la piel envían información al centro
de control central.
2. Los cambios en la temperatura de la sangre que irriga al
hipotálamo estimulan en forma directa esa área.
EQUILIBRIO TERMICO
Equilibrio Térmico
Ganancia Perdida
• Actividad muscular • Radiación
 Contracción muscular • Convección
voluntaria
• Conducción
 Tiriteo
• Evaporación

• Producción y secreción
hormonal
GANANCIA Y MANTENIMIENTO DE
CALOR
Actividad Muscular
• El tiriteo genera calor metabólico, pero la actividad
física aporta la mayor contribución en la defensa contra
el frío. Durante el movimiento, el metabolismo
energético mantiene una temperatura central
constante en un aire frío.
• El tiriteo sigue presentándose durante la actividad
vigorosa si la temperatura central permanece baja.
• Cuando el metabolismo disminuye durante la actividad
física (p. ej., por fatiga), el tiriteo aislado puede no
impedir una declinación de la temperatura central.
ADAPTACIÓN VASCULAR
• La estimulación de los receptores cutáneos de
frío provoca constricción de los vasos sanguíneos
periféricos, lo que de inmediato disminuye el
flujo de sangre caliente hacia la superficie más
fría del organismo, aumentando el flujo de sangre
a la región central evitando la perdida de calor.
• Por ejemplo, el flujo sanguíneo cutáneo es en
promedio de 250 ml × min en un ambiente
térmico neutral; no obstante, cuando existe una
tensión intensa por frío, este flujo disminuye al
mínimo.
PRODUCCIÓN HORMONAL
• Dos hormonas «calorígenas» de la médula
suprarrenal, la adrenalina y la noradrenalina,
incrementan la producción de calor durante la
exposición al frío.
• La tensión por frío prolongada también
estimula la liberación de tiroxina (T3)la
hormona tiroidea que incrementa el
metabolismo en reposo.
MECANISMOS DE PÉRDIDA DE
CALOR
Pérdida de calor por Radiación
• Los cuerpos humanos emiten de manera continua ondas de
calor electromagnéticas o energía radiante. El cuerpo humano
suele permanecer más caliente que el ambiente, lo que hace
que el intercambio neto de energía calorífica radiante se
desplace por el aire hacia objetos sólidos más fríos que se
encuentran en el medio. Esta forma de transferencia de calor
no requiere contacto molecular entre los objetos;
• Una persona puede permanecer caliente al absorber energía
de calor radiante a partir de la luz solar directa o por su reflejo
en la nieve, la arena o el agua, incluso en temperaturas
ambientales inferiores a las del congelamiento.
Pérdida de calor por Conducción
• El intercambio de calor por conducción implica una
transferencia directa del calor de una molécula a otra por
mediación de un líquido, un sólido o un gas. En el torrente
sanguíneo transporta la mayor parte del calor corporal hacia
la superficie
• La pérdida de calor por conducción implica entonces a
moléculas de aire caliente y a las superficies más frías que
entran en contacto con la piel. La tasa de pérdida de calor por
conducción depende de dos factores:
1. Gradiente de temperatura entre la piel y las superficies
circundantes.
2. Características térmicas de las superficies.
Pérdida de calor por Convección
Cuando el aire (o el agua)
más frío remplaza de manera
continua al aire más caliente
que circunda al cuerpo en un
día con brisa, en una
habitación con un ventilador
o al correr, la pérdida de
calor se incrementa por
efecto de la sustitución
continua de la zona de
aislamiento mediante
convección.
Pérdida de
calor por
Convección

• Por ejemplo, las corrientes de aire a 6,4 km × h son casi dos


veces más efectivas para lograr un enfriamiento corporal que
las corrientes que viajan a 1,6 km × h. El efecto de
enfriamiento del flujo del aire constituye la base del índice de
sensación..
• La convección también ejerce un efecto sobre el equilibrio
térmico en el agua, puesto que el organismo pierde calor con
más rapidez al nadar que al permanecer sin movimiento
Pérdida de calor por Evaporación
• El agua que se evapora de las vías respiratorias y la superficie
de la piel transfiere calor al ambiente de manera continua.
Cada litro de agua que se evapora extrae 580 kcal del
organismo, mismas que son transferidas al ambiente.
• La evaporación de sudor a partir de la piel ejerce un efecto de
enfriamiento. A su vez, la piel refrescada enfría la sangre que
deriva de los tejidos interiores y llega a la superficie. Además
de la pérdida de calor mediante la evaporación del sudor,
cada día cerca de 350 ml de traspiración insensible escapan
por la piel y se evaporan hacia el ambiente. De igual manera,
aproximadamente 300 ml de agua se evaporan a diario a
partir de las membranas mucosas húmedas de las vías
respiratorias. Esto se evidencia por la formación de «vaho» en
el clima frío.
Pérdida de calor por evaporación en
temperaturas ambientales altas
• La evaporación constituye la principal defensa contra el
sobrecalentamiento. Conforme se incrementa la temperatura
ambiental, la conducción, la convección y la radiación pierden
eficiencia para facilitar la pérdida de calor del organismo.
• Cuando la temperatura ambiental excede la corporal, el
cuerpo gana calor por medio de estos tres mecanismos.
• La evaporación del sudor a partir de la piel y de las vías
respiratorias constituye el único medio para la disipación del
calor. Por lo general, los incrementos en la temperatura
ambiental inducen aumentos proporcionales en la tasa de
sudoración.
Pérdida de calor en ambientes con
humedad alta
• Tres factores influyen sobre la cantidad total de
sudor que se evapora a partir de la piel y las
superficies pulmonares:

1. Superficie expuesta al ambiente.


2. Temperatura y humedad relativa del aire
ambiental.
3. Corrientes de convección de aire en torno al
organismo.
Pérdida de calor en ambientes con
humedad alta

• La humedad relativa constituye el factor más importante


para determinar la eficiencia de la pérdida de calor por
evaporación. La humedad relativa alude a la proporción de
agua que tiene el aire ambiental a una temperatura
específica Cuando existe una gran humedad, la evaporación
disminuye en gran medida incluso si se forman grandes
cantidades de gotas de sudor en la piel y finalmente
resbalan. Esta forma de sudoración representa una pérdida
inútil de agua que puede generar deshidratación y
sobrecalentamiento.
Pérdida de calor en ambientes con
humedad alta
• En los atletas que compiten en deportes de intensidad
moderada o alta que exceden una duración de 30 min en
ambientes con temperatura superior a 35° C y humedad
relativa de 60% puede presentarse una elevación peligrosa de
la temperatura corporal.
• Secarse la piel con una toalla de manera continua mientras
existe sudoración, práctica en que incurren algunos jugadores
de tenis entre juegos y sets, impide el enfriamiento mediante
evaporación. Es la evaporación y no el sudor la que enfría la
piel. Los individuos pueden tolerar temperaturas ambientales
un tanto altas siempre y cuando la humedad relativa
permanezca baja.
Respuestas cardiovasculares
Estrés Térmico, rendimiento e
hidratación
• Comparación de
la respuesta
térmica en
ejercicio de
resistencia con
diferentes
condiciones de
hidratación
durante el
ejercicio.
ACTIVIDAD FÍSICA EN EL CALOR
Una fracción importante de la 1. Disminución del volumen
pérdida de agua por plasmático.
sudoración deriva del plasma 2. Reducción del flujo sanguíneo
sanguíneo, la capacidad cutáneo para una temperatura
circulatoria muestra una central determinada.
disminución progresiva al 3. Disminución del volumen latido.
tiempo que se incrementa la
pérdida de sudor. La pérdida 4. Incremento casi compensatorio
hídrica coincide con los cinco de la frecuencia cardíaca.
factores siguientes: 5. Deterioro general de la
eficiencia circulatoria y
termorreguladora durante el
ejercicio.
REGULACIÓN
TÉRMICA EN
NIÑOS Y
NIÑAS
• Existe una preocupación en la practica de
actividades físicas en niños y niñas sobre todo
en climas cálidos por la menor capacidad de
disipación de calor por evaporación en
comparación con adultos.
• Sera una condición de facilitación de mayor
posibilidades de padecer alguna patología por
estrés térmico.
• Producto de una mejor relación entre la masa
corporal y superficie corporal comparados con
los adultos, los niños dependen mucho mas
de la conducción, convección y radiación para
perder calor, por eso es durante el ejercicio
donde la evaporación es el mecanismo mas
sensible la disipación de calor disminuye en
relación a los adultos.
• Las glándulas sudoríparas de los niños sudan
mas lentamente en relación con los adultos
por lo tanto se aclimatan mas lentamente al
ejercicio en climas cálidos.
• Por lo expuesto es vital extremar los cuidados
de exposición a climas cálidos y practicas de
actividades físicas en niños y niñas.
Cuidar el equilibrio hídrico!!!
Equilibrio Hídrico
• La restitución hídrica debe concentrarse en el
mantenimiento del volumen plasmático, de tal
forma que la circulación y la sudoración
progresen en niveles óptimos.
• La ingesta de líquido durante la actividad física
incrementa el flujo sanguíneo hacia la piel
para lograr un enfriamiento más efectivo,
independientemente de cualquier cambio del
volumen plasmático.
Consumo hídrico
durante la actividad física
• Meta de prehidratación: comenzar la actividad con
euhidratación y con concentraciones normales de electrolitos
plasmáticos. Iniciarla, por lo menos varias horas antes de la
actividad, para permitir la absorción del líquido y un gasto
urinario que permitan recuperar los niveles normales.
• Meta de consumo hídrico durante la actividad: impedir la
deshidratación excesiva (>2% de pérdida del peso corporal por
déficit de agua) y los cambios excesivos del equilibrio
electrolítico. Durante la actividad, el consumo de bebidas que
contienen electrolitos y carbohidratos.

American College of Sports Medicine Position Stand. Exercise and fluid


replacement. Med Sci Sports Exerc 2007;39:377.
Hiperhidratación
• El consumo de agua «extra» (hiperhidratación) antes de la
ejercitación en el calor confiere protección termorreguladora,
retrasa la hipohidratación durante el ejercicio, incrementa la
sudoración y genera un incremento más discreto de la
temperatura central en el estrés por calor incompensable,
cuando el enfriamiento por evaporación es insuficiente para
mantener el equilibrio térmico.
• Tres alternativas prácticas para promover la hiperhidratación
aguda previa al ejercicio:
1. Consumir por lo menos 500 ml de agua antes de irse a
dormir la noche previa a la ejercitación en el calor.
2. Consumir otros 500 ml al despertar.
3. Consumir de 400 ml a 600 mml adicionales de agua fría 20
min antes de la práctica del ejercicio.
Optimización de la hidratación
• ANTES DE LA ACTIVIDAD
 Beber entre 510 ml y 600 ml 2 h o 3 h antes de la actividad.
 Consumir otros 210 ml a 300 ml después del
calentamiento (10 min a 15 min antes de realizar ejercicio).
• DURANTE LA ACTIVIDAD
 Beber entre 840 ml a 1 200 ml cada hora de practica (210
ml a 300 ml cada 10 min a 15 min).
• POSTERIOR A LA ACTIVIDAD
 Restituir con rapidez las pérdidas hídricas (sudor y orina)
durante las 2 h siguientes a la actividad, para mejorar la
recuperación mediante el consumo de 600 ml a 720 ml por
cada 450 g de peso perdidos por sudoración.
Trastornos por calor
• Calambres por calor
• Sincope
• Agotamiento
• Golpe de calor