Está en la página 1de 173

lOMoARcPSD|5429421

Apunte completo de Derecho Comercial I

Derecho Comercial I (Universidad Nacional del Nordeste)

StuDocu no está patrocinado ni avalado por ningún colegio o universidad.


Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)
lOMoARcPSD|5429421

DERECHO COMERCIAL I

UNIDAD 1: El Derecho Mercantil

1-Comercio.
Concepto económico:

“El comercio es una actividad humana que se traduce en la mediación entre la oferta y la demanda, con el promover,
facilitar o realizar cambios y con el propósito de obtener un lucro especifico”.

Concepto jurídico:

“En sentido jurídico, comercio es todo aquello que la ley califica de mercantil”

Elementos caracterizantes:

 Actividad humana: Solo el hombre individual o socialmente considerado es capaz de realizar esa serie de actos
progresivos y concatenados en que consiste el comercio.
 Intermediación: Porque uno o acerca a dos partes.
 Oferta y demanda: la mediación se da entre quien tiene la mercadería y quien la necesita.
 Promoción de los cambios: Se realiza por medio de la propaganda y la publicidad.
 Facilitación de los cambios: Por medio de los bancos, las transportistas y las aseguradoras.
 Realización de los cambios: Directamente, el comerciantes que compra y vende, indirectamente aquellas
personas que acercan la oferta y la demanda.
 Lucro específico: Es el elemento subjetivo que consiste en una ganancia calculada sobre la diferencia de los
valores de cambio.

El Derecho Comercial: origen y evolución histórica:

Época anterior a Roma:


-Viejo código de Ur-Namú (2050 AC). Que presenta disposiciones de préstamos, depósitos, sociedad, comisión.
-Derecho de fenicios y egipcios.
-China. Donde se conoció la contabilidad, que luego se transfiere a Occidente.
-Grecia. En el cual se avanza sobre el derecho marítimo, en base al código helénico.
Civilización Romana:
En el derecho romano no se distinguía entre el derecho comercial y el derecho civil. No existió un derecho
independiente denominado comercial. El pretor peregrino dio al derecho quiritario una flexibilidad extraordinaria para
adaptarlo a las relaciones con los extranjeros y a las necesidades jurídicas que esas relaciones exigían.
En Roma no se dieron las circunstancias ideológicas y económicas que produjeran la aparición de un derecho
mercantil. Lo que existió en Roma fue la síntesis y la perfección de instituciones relacionadas al comercio, pero que
venían de otras culturas. Pero nunca se dio un derecho diferenciado, propio de los individuos y separado del Ius Civile.
En la etapa cristiana de Roma se produce el nacimiento de cierta aristocracia mercantil, pero ello no alcanza una
valoración social por el desprecio de la aristocracia terrateniente y de la influencia del cristianismo, que condenaba la
usura y el agio.
Edad Media: Aparición del derecho comercial diferenciado:
La caída del imperio romano de occidente es un proceso que duró siglos, los pueblos barbaros penetran en lo que
queda de las ciudades y organizaciones romanas, dando comienzo a una transferencia cultural que altera las

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

condiciones de vida, hábitos y costumbres y el ordenamiento jurídico en general. Se opera un cambio en el centro de
poderes: de los países mediterráneos pasa a los francos y la actividad general se traslada al campo. El período medieval
desciende la actividad cultural, cuyo despertar se producirá en el Siglo XV y se prolongará hasta el Siglo XVIII.
En la baja edad media el comercio llega su mínima expresión ya que el tráfico mercantil disminuye. Mientras que el
imperio romano de oriente permanece con cierta organización sobre la base de las recopilaciones de Justiniano.
Los barbaros traen sus leyes y costumbres jurídicas, incorporando a ésta ultima como fuente del derecho.
Hacia el Siglo VIII luego de la decadencia y la confusión, aparece un nuevo sistema de organización, con labores, reglas
y normas propias. Nace el feudalismo, cuya base es la organización agrícola pastoril.
La inseguridad impulsará al habitante a buscar su protección en caudillos, fuertes señores que edifican castillos y
fortalezas, que tienen el don de la organización y el mando. Se organizan regiones donde existe el poder supremo del
amo y la sumisión total del vasallo. La economía es eminentemente agrícola, su control y verdadera propiedad está en
manos del señor feudal.
A partir del Siglo IX se abre en Europa una modalidad diferente: el desarrollo y progreso del sector terciario
(actividades comerciales e industriales).
En el Siglo XI empieza la era de la propiedad en Europa Central y se produce un fenómeno: la inmigración del
hombre del campo a la ciudad.
El sector primario cede su puesto al artesanado. El mercader es una nueva figura que aparece en las ciudades:
acumulan riquezas y estas le dan poder. Ese poder es el que le permitirá que exija y cree un nuevo derecho que regule
su actividad.
Los burgueses desean conquistar un nuevo orden que los beneficie, según las necesidades de la dinámica de las
transacciones, desean libertad de residencia, seguridad personal y de las mercaderías: libertad para negociar. Todo ello
se da con el tiempo, cuando se acepta la lex mercatoria, basada en usos y costumbres y normas que regulan la actividad
de grandes y pequeños mercaderes. Ese conjunto de normas de contenido jurídico es el estatuto del comerciante, que
tiene un neto matiz subjetivo y profesional.
Con los mercaderes se produce un notable desarrollo de la economía mobiliaria: se basa el nuevo derecho en el
intercambio y la intermediación de cosas muebles. Con el derecho de los mercaderes se forma el embrión del
capitalismo, cuyo efecto se notará hasta varios siglos más tarde.
Ferias y mercados: en principio los mercaderes pertenecen a una ciudad determinada y son considerados miembros
de ella. Pero además el comerciante tiene un ámbito de actuación permanente en los mercados y otro discontinuo en las
ferias.
Mercados: se venden al menudeo y la población en general asiste para surtirse. Ferias: eran reuniones periódicas donde
se concentraban grandes volúmenes de intercambio y su organización era más detallada y compleja. Las ferias eran
exclusivas para los comerciantes.
He aquí un cambio de la organización histórica del derecho comercial, del estatuto de las ciudades italianas a la del
derecho de las ferias, donde representan un papel importante, la buena fe, el honor a la palabra comercial empeñada,
los tribunales especiales y la adopción de la costumbre como fuente del derecho.
Las corporaciones: el comercio evoluciona con los mercaderes independientemente por un lado y los artesanos por
el otro, que se asocian en corporaciones para defender sus derechos.
Estas asociaciones nacen durante el régimen feudal, pasan de voluntarias y espontaneas, a ser obligatorias, al punto
de impedir el ejercicio del oficio por quien no esté autorizado por ella.
La jurisdicción: además se elaboró una jurisdicción especial para los jueces que al principio son comerciantes que dando
rápidas soluciones a las controversias por causa del comercio, apartándose de las rígidas formas del derecho civil.
Se llama cónsul a los jueces que se ocupan de estos pleitos. Aplicaban en sus sentencias los principios que informan
el derecho mercantil: la buena fe, la costumbre, la equidad, el respeto mutuo y la observancia de las reglas de las ferias y
estatutos de las corporaciones.
El cónsul prestaba juramento de que aplicaría las normas y costumbres de la corporación, estos se redactaban por
escrito y compilaban ordenadamente llamándose estatutos. Si eran aprobados por el príncipe o el magistrado supremo,
su autoridad era idéntica a la ley civil, pero aun no aprobados constituían ley comercial aplicable. Estas leyes compiladas
2

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

serían de aplicación a los comerciantes y se extendería a los individuos no comerciantes que intervienen en la materia
comercial.
La salida del periodo medieval:
Los italianos que en el Siglo XIII dominaban los mercados principales de Europa. Son hombres de despacho y gran
cultura. Pero el centro italiano es sustituido por el de Europa Central y en esa zona evoluciona el derecho comercial
hacia su nueva etapa.
Crece el poder de los reyes y señores, y a su lado crece la intervención de decisiones públicas y económicas. En el Siglo
XV Europa va a tomar posesión del mundo gracias a los descubrimientos, comenzará una nueva era de colonización y
explotación de las nuevas tierras.
El renacimiento trae nuevo desarrollo e impulso al derecho comercial. Las cruzadas y los viajes, como así también
los inventos contribuyen a considerar a este derecho como una importante rama autónoma del derecho privado.
Era contemporánea:
Luego de la revolución francesa comienzan a redactarse los primeros códigos, el primero de ellos fue el francés de
1807 o código Napoleón, el cual enumera una serie de actos a los cuales se le aplicaran las normas y jurisdicción
mercantiles. Surge la teoría del acto de comercio y se perfecciona la objetivización del derecho comercial.

Concepción subjetiva y objetiva:

En una primera etapa el derecho comercial es eminentemente subjetivo, luego pasamos a una concepción objetiva, para
luego introducirnos nuevamente en una etapa subjetiva.

Aspecto subjetivo  Tiene en cuenta en la comercialidad al sujeto que realiza el acto. Si el sujeto es comerciante se
regirá por el derecho comercial, en caso contrario no.
Aspecto objetivo  La comercialidad va del acto al sujeto. Comerciante o no comerciante, lo importante es lo que
hace.
Aspecto subjetivo  Se vuelve al subjetivismo por la aparición de la empresa organizada en masa y en serie.

Concepto del Derecho Comercial:

“Es la disciplina jurídica constituida por principios y normas que regulan la actividad comercial y las instituciones que el
comercio crea para cumplir con sus fines”
“Es una rama del derecho privado que está constituida por principios y normas reguladoras de la actividad comercial”.

Justificación de su existencia y contenido actual:

El derecho comercial nació en el Medioevo para regular primeramente el tráfico local y luego el tráfico interestadual
que se realizaba en la ferias o mercados, sobre productos agrícolas, especies, drogas y algunos productos
manufacturados. Pero con el advenimiento del capitalismo y la gran industria de los negocios provoco la aparición del
crédito y la consecuente constitución de de una serie de instrumentos o títulos de crédito que han ido paulatinamente
independizándose de las causas que le dieron origen para transformarse en valores autónomos y aptos para generar por
si nuevas operaciones.
El desarrollo del crédito trajo como consecuencia la creación de bancos y otras instituciones crediticias. La
complejidad creciente de la gran industria ha provocado el surgimiento de nuevas relaciones en el campo del trabajo y
los negocios. La actividad ha alcanzado límites insospechados. El nacimiento de nuevos tipos de sociedades que a la
vez se vinculan a intereses no comerciales pero de tal magnitud que influyen sobre la economía nacional, ha requerido
disposiciones legales adecuadas a su naturaleza.
En los años que corren puede notarse una evolución del derecho mercantil, una nueva fase de desarrollo. Se ha
observado con acierto que el derecho social se aproxima al derecho comercial antes que al derecho civil, lo que ha
3

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

generado una socialización del derecho comercial, dando como resultado nuevas técnicas legislativas en materia
comercial.
Es precisamente la conjunción del llamado derecho social con el derecho mercantil lo que va imprimiendo a este
último su fisonomía actual. La tendencia cooperativa manifestada en muchos países durante estos últimos años
determina un regreso al sistema subjetivo del ordenamiento mercantil profesional. Hoy ya se habla del derecho comercial
como “el derecho de la economía organizada, del derecho de la empresa”. La característica de la economía moderna es
la producción en masa y el desarrollo del mercado.
La intervención creciente del estado en la economía privada, con el aumento de monopolios, la creación de
empresas estaduales y la competencia a empresas privadas, y finalmente la política de planificación seguida por muchos
gobiernos, contribuyen a darle nueva fisonomía al moderno derecho mercantil.

Caracteres del derecho comercial:

El derecho comercial surge como una rama autónoma del derecho, como una categoría histórica. Esto se dio porque
las soluciones no estaban previstas en el derecho común, que no daba respuestas a las nuevas situaciones, sujetos y
hechos que se venían presentando en la realidad económica. Cuando las normas del derecho común no fueron
suficientes surgen otro tipo de normas, el derecho comercial con carácter autónomo. Entre los caracteres del derecho
comercial encontraremos:
Por un lado podemos decir que es autónomo, este es un carácter que siempre denotó el derecho comercial, puesto
que si éste nace para cubrir un hueco de la realidad, desde ese mismo momento es autónomo. Surgió con sus normas y
principios propios para regular otra faceta de la realidad económica.
Por lo otro lado es destacable su carácter de consuetudinario, ya que tiene su origen en la costumbre.
Es también un derecho progresivo, porque es cambiante, se va modificando día a día, acomodándose a los cambios
de la realidad, ya que este derecho regula el comercio que está en constante cambio y como el comercio cambia, el
derecho trata de seguir esos cambios, nunca se adelanta sino que va detrás de él. La ley comercial nunca va a estar por
delante del comercio. En la historia son rarísimos los casos y la mayoría de las veces dieron como resultado fracasos,
porque los comerciantes siguen haciendo lo que siempre hicieron, por más que la ley diga lo contrario.
Otro carácter del derecho comercial es su universalidad, ya que se tiende a su uniformidad en todo el mundo,
producto de que el comercio es un fenómeno que se da en todos los países de una manera similar y el intercambio
puede producirse entre individuos de un mismo país, como entre individuos de distintas nacionalidades.
Esta universalización se logra a través de varios medios: por un lado tenemos los procesos de integración
económica, estos no pretenden unificación, sino que se busca la armonización de las normas y de las economías de los
diversos países integrantes del bloque, a los fines de facilitar el cambio, la circulación de personas, mercaderías y
capitales.
También encontraremos acuerdos especiales sobre materias determinadas. En tercer lugar tenemos tratados y
convenios internacionales.
En todas estas formas interviene el estado para uniformar el derecho, ya sea haciendo un tratado con el otro país
(bilateral) o receptando la convención internacional como interna del país.
Pero existe otra forma de uniformar las normas del derecho comercial, en que el estado ya no interviene, sino que se
da entre los particulares.
En primer lugar se celebran contratos entre personas privadas de diferentes estados y esos contratos tienen sus
propias reglas. En segundo lugar este tipo de contratos se van haciendo similares en todo el mundo y se transforman en
costumbre, pero para uniformar esa costumbre existen asociaciones internacionales de comerciantes, totalmente
privadas, que compilan esas costumbres y la hacen reglas, que si bien no son formalmente obligatorios, lo son de
manera material. Son verdaderas normas basadas en la costumbre.
Nuestro derecho comercial es elástico, más flexible que otras disciplinas jurídicas, porque siempre se necesitaron
soluciones más agiles, mas dinámicas que solucionen dando satisfacción a los conflictos de ambas partes.

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

Es también de pocas solemnidades, en ciertos casos es muy informal y en otros es demasiado formal. Va a ser
demasiado formal cuando se usa la forma por razones de rapidez y de seguridad del tráfico. Pero en la mayoría de los
casos el derecho comercial es esencialmente informal, no es necesario recurrir a un profesional para realizar actos de
comercio.
El derecho comercial es además una rama del derecho privado, porque regla las relaciones entre particulares.
Otro carácter del derecho comercial es la dispersión o disgregación, porque engendra ciertas instituciones que
tienden a separarse de este para formar una rama autónoma dentro del derecho, para formar un nuevo sub sistema
jurídico. Esto no sucede por ejemplo con el derecho civil, porque todas sus instituciones derivan y responden a los
mismos principios generales del derecho civil. En cambio en el derecho comercial, es tan variado el campo de acción que
existen ciertas instituciones que adquieren tal importancia que logran independizarse de la rama madre.
Otro carácter es la comercialización del derecho civil, muchas instituciones del derecho comercial van pasando al
derecho civil. Hay leyes comerciales que se encuentran en el CC pero no forman parte del derecho civil, sino que siguen
siendo parte del derecho comercial, pero sirven de herramienta para el derecho civil. Por ejemplo pacto comisorio,
tarjetas de crédito, etc.

2-Relaciones con otras ramas del derecho:

Con el derecho administrativo


El derecho administrativo es de derecho público. El estado moderno interviene cada vez más en la actividad
mercantil privada para: fomentar el comercio, proteger los intereses profesionales de los comerciantes, para evitar la
especulación, proteger al consumidor y para regular el movimiento general de la economía nacional. El estado controla
con mayor rigorismo: por ejemplo La Comisión Nacional de Valores que es un ente autárquico que controla todo lo
relativo a lo cotizable en las bolsas.
También se hace una regulación de la actividad asegurativa, a través de la Superintendencia de Seguros, institución
que interviene en la redacción de pólizas.
El estado tiene a su cargo además la regulación bancaria por medio del Banco Central.
Respecto de las sociedades, el estado tiene la intervención, dependiendo del objeto y ubicación de la sociedad. Si es
nacional, Inspección General de Justicia; en el orden local por la Inspección General de Personas Jurídicas, son
organismos de carácter administrativo pero que ejercen un contralor sobre los aspectos mercantiles.

Con el derecho Constitucional:


El derecho constitucional suministra principios básicos al derecho comercial. La constitución nacional tiene
numerosas normas que se relacionan con el derecho comercial, por ejemplo la navegación de los ríos, aduanas, etc. y
otras normas que tienden a incentivar la actividad comercial.

Con el derecho internacional público:


Se vincula con el carácter universal del derecho comercial. Son muy complejas las relaciones comerciales
internacionales y por lo tanto las normas que regulan esas relaciones, sino iguales, al menos deben ser similares,
análogas.

Con el derecho internacional privado:


Rige las relaciones entre los individuos de un estado con individuos de otro estado, por ejemplo los contratos a
distancia, la ejecución de transportes internacionales, y otros fenómenos de análoga naturaleza que provocan conflictos
que deben ser resueltos por el derecho internacional.

Relaciones del derecho civil con el comercial:


Teoría de la especialidad: receptada por nuestro código.

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

Ella se funda en que el derecho especial no contradice propiamente al derecho común sino que se aparta de ciertas
categorías de personas, actos y cosas, de la esfera de la regla general, que considerada en si misma serian valederas
para someterlas a una disposición especial.
Un derecho especial es un conjunto orgánico de principios y normas aplicada a determinadas relaciones, surge
cuando las peculiaridades técnicas de las relaciones regulables exigen la implantación de principios jurídicos distintos de
los imperantes sobre las relaciones comunes. Estos principios nacen para ser aplicados a determinadas materias, pero
muchas veces ocurre que la fuerza de las cosas provoca su expansión, y de tal modo comienzan a regir fuera de su
campo permitido, extendiéndose cada vez más hasta convertirse en normas generales. El derecho especial es una
categoría histórica y no dogmatica, tiene su naturaleza propia, ninguna institución del derecho comercial se compadece
totalmente con una civil. Lo que impone la especialidad es el carácter fragmentario del derecho, que tiene que agotar
todo dentro del derecho comercial y en el orden a seguir para la aplicación de la norma y solución del caso, se toma
prestado a este criterio el art. 16 del CC al cual remite el art. 1 y 207 del C.Com.
Teoría de la autonomía:
Esta postura sostiene que para que una rama sea autónoma es necesario que tenga:
1- Doctrina (por los autores que se dedican al estudio de esta materia) y principios propios, como por ejemplo la
solidaridad, el informalismo y la preeminencia de la costumbre.
2- Fuentes y métodos propios y específicos, le da importancia a la investigación histórica, económica y política.
3- Campo o materia propia, que son los hechos, actos y relaciones inherentes a la actividad mercantil.
Esta postura puede darse en el campo teórico, pero no así en el campo práctico donde no se observa esta
autonomía.
Teoría de la excepcionalidad:
Lo común entre el derecho civil y el comercial, es un catalogo de excepciones, se basan en disposiciones del
C.Com., una en el Titulo Preliminar y en el art. 207 C.Com. Que establecen que cuando el juez no encuentra la solución
en lo comercial deber recurrir a lo civil.
Esta teoría no satisface los requerimientos de la actividad mercantil, porque el texto expreso no contenga la solución
aun existen las leyes análogas, los principios generales del derecho, los usos y costumbres y recién allí se debe recurrir
al derecho civil.

Autonomía del derecho comercial:

Etcheverry: el derecho comercial no es un derecho de especian, es un derecho que abarca un sector concreto de
actos y negocios jurídicos, como los demás.
No se subordina al derecho civil tampoco, sino que se lo ha creado para atender una realidad ingobernable por el
tradicional Ius Civile de origen romano.
Fontanarrosa: en tres sentidos puede hablarse de la autonomía de una rama del derecho:
 Didáctica: cuando el estudio de esa rama constituye una materia especial de investigación y enseñanza.
 Científica o jurídica: cuando las normas tienen a formar un sistema que si bien queda encuadrado dentro del
sistema general del derecho, presenta rasgos particulares y distintivos.
 Legislativa: cuando las leyes relativas a dicha materia son coordinadas en un cuerpo separado de normas.
En los países que, como el nuestro, mantienen la dualidad de códigos se puede afirmar la autonomía del derecho
comercial (al menos en su aspecto legislativo y didáctico).
El derecho comercial se manifiesta como rama autónoma, con ciertos principios peculiares, algunos explícitamente
manifestados y otros que surgen de la estructura general de la legislación mercantil. No solo razones científicas imponen
admitir tal autonomía, sino también motivos de orden práctico, ya que prescindir de ese criterio significaría retroceder a la
aplicación de algunas soluciones de estricto derecho civil, anticuadas e inconvenientes para los intereses del comercio.
El problema de saber si el derecho comercial es autónomo o no, se presenta con respecto a las lagunas jurídicas, es
decir, situaciones fácticas no previstas por la ley.

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

Unificación civil y comercial:

Al intentar unificar el derecho privado en un código único, no se trata de uniformar los contenidos del derecho civil y
el derecho comercial, porque si bien se trata de dos ramas del derecho privado pero lo que regulan sus normas es
distinto.
(Por ejemplo en el derecho civil nos encontramos con dos sujetos individuales realizando un contrato, o un sujeto
individual en sus relaciones de familia o sucesorios. En el derecho comercial hablamos de cosas distintas, se habla de
empresa, se habla de sujeto que trabaja en el comercio, no es un sujeto aislado ni de un acto aislado, sino que nos
referimos a una actividad que es completamente al derecho civil).
Pero existe una base común a ambos derechos, que son las obligaciones y los contratos, y es aquí donde es más
notoria la comercialización del derecho civil, y esto es lo que se pretende unificar.
En Europa, en el Siglo XX, se ha desatado un movimiento de unificación de los Códigos y a modo de ejemplo
podemos citar:
a) El Código Único de las Obligaciones suizo del año 1936 que unifica la materia obligacional y contractual, más allá de
que existen ciertas disposiciones aplicables únicamente a los comerciantes
b) El Código Civil Italiano de 1942 que no solamente unifica la materia obligacional y contractual sino que unifica toda la
materia gobernada antes por el Código Civil y gran parte del derecho comercial y del derecho agrario
Sin embargo, en Latinoamérica y específicamente en nuestro país, no ha prosperado la tendencia hacia la unificación
legislativa (en nuestro país existieron diversos proyectos que propugnaban la unificación de los Códigos civil y comercial
pero ninguno ha prosperado).
Los doctrinarios y los legislativos presentaron el proyecto de unificación de 1987 sancionado por Ley 24.032 (1991)
en materia de obligaciones y contratos fue vetado por el poder ejecutivo. Luego de vetarlo el mismo poder ejecutivo
designa una comisión para tratar la unificación.
La denominada comisión federal de la cámara de diputados de la nación elaboro a su vez, otro proyecto de
unificación sancionada el 13 de noviembre de 1993, y paso en revisión al senado.
Se elaboró otro Proyecto a instancias del Poder Ejecutivo por una Comisión creada mediante Decreto 468/92, El
texto fue remitido al Senado de la Nación con el mensaje 1662/93
En 1999 tiene lugar el proyecto de Alterini. Es evidente que el motivo que impulsaba esas iniciativas era, a pesar de
su valor incuestionable, la desactualización de muchos de sus preceptos causados por el paso del tiempo.

3-Fuentes del derecho comercial:

Formales:
1-La ley: Es decir, la Constitución, el C. Com. en sí, las leyes complementarios del C.Com, también otras normas
comerciales que vengan de disposiciones reglamentarias (Por ejemplo toda normativa que venga del BCRA, o de la
Superintendencia de Seguros o de la comisión de valores en materia de mercado de valores), la ley extrajera va a regir
solamente cuando las partes en sus contratos particulares expresen que en ese contrato se va a regir por las leyes del
país extranjero, siempre que la cosa vaya de un país a otro, o que una de las partes se encuentre en país extranjero.
2-La Jurisprudencia: Solo es fuente cuando se aplica al caso concreto.

Materiales:
3-La costumbre: Son conductas repetidas de los particulares con conciencia de su obligatoriedad. La importancia de la
costumbre como fuente del derecho mercantil radica en que este es eminentemente consuetudinario y además porque
es importante el rol que juega ante una laguna del derecho.
Entonces, ante una laguna del derecho ¿a qué vamos a recurrir?, por ejemplo se nos plantea una laguna del derecho en
materia de prenda comercial.
1° En primer lugar acudiremos al C. Com., en el ejemplo, a los artículos del código que tratan de prensa comercial;
pero ocurre que la solución puede que no esté allí, entonces recurriremos a:
7

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

2°Acudiremos a los principios generales de la institución, en el ejemplos serian los principios generales de la prenda
comercial. Pero si no puedo solucionar ni por las leyes ni por los principios generales de la institución, debemos
investigar en:
3° Leyes comerciales análogas, es un procedimiento mediante el cual se aplica una norma establecida para un caso
a otro no previsto, en razón de la igualdad o semejanza esencial que existe entre ambos. Es decir, cuando una cuestión
de hecho no se halla prevista por la ley mercantil que se refiere a una materia o institución determinada, se recurre a otra
ley mercantil regulatoria de casos semejantes o vinculados a una idea o principio superior y común a ambos. En el caso
podría ser por ejemplo la ley de prenda con registro. Pero, si la ley comercial no soluciona el caso, ni tampoco lo hicieron
el C.Com. y sus leyes complementarias ni los principios generales de la institución, entonces recurriremos a:
4°Los principios generales del derecho comercial. El derecho comercial tiene principios generales distintos al
derecho civil, por esto es autónomo, porque tenemos principios generales propios que hacen a una materia especifica,
que es la materia comercial.
Ejemplos:
-La presunción de onerosidad en los actos que realizan los comerciantes: en un acto civil hay que ver si iba a haber o
no contraprestación entre las partes, es decir, si el contrato era o no oneroso, se puede dudar acerca de la onerosidad
del acto; en el comercial no se puede dudar porque si el contrato fue complejo y ni la ley puede solucionar el problema y
las partes son comerciantes, sabernos que comercian con una finalidad, la de obtener una ganancia económica, porque
el comerciante realiza el acto de comercio como medio de vida.
-Las operaciones se realizan con cosas muebles: porque estamos trasladando de un lugar a otro, intermediando.
-La informalidad: tiene que ver con el valor para el comercio de la palabra empeñada, la buena fe, distinta que la del
código civil.
-La abreviación de los plazos de prescripción: porque el comercio tiene el carácter de prontitud o celeridad, es decir,
es ágil y dinámico y por eso necesitamos plazos más breves en los que se nos solucionen los problemas.
Si por estos principios no se puede solucionar el problema de la laguna legislativa, debemos acudir a:
5°Los usos y costumbres. Así solucionaría el problema de la laguna el que piensa al derecho comercial como una
rama autónoma, porque tenemos un Art. 1 Titulo Preliminar dentro del C.Com y un art. 217 del C.Com. que derivan a la
aplicación supletoria del derecho civil y si los leemos aisladamente no hay que molestarse en tratar de autónomo al
derecho comercial, pero no es así la realidad y es para eso que tenemos dos normativas diferentes.

Valor de la costumbre:

De lo dicho anteriormente debemos preguntarnos, cual es l valor que tiene la costumbre para el derecho comercial y
qué relación va a tener el derecho comercial con el derecho civil.
Según lo que decía el art. 17 del CC antes de la reforma de la Ley 17.711, las leyes solo podían ser modificadas por
otras leyes: entonces la costumbre no podía modificar a la ley. Esto se deroga por la 17.711, y parece ser que una
costumbre puede integrar la ley, puede interpretar la ley, puede ser realizada conforme la ley y también puede contrariar
la ley.
Existen dos clases de costumbre:
-El uso o costumbre interpretativos: que buscan interpretar lo que las partes estipulan en los contratos, y tanto que se
trata de interpretar, las partes van estableciendo en sus contrato determinadas formas de actuar y se va creando la
segunda clase de usos y costumbres:
-El uso o costumbre como fuente del derecho: Nadie discute la existencia y el valor del uso interpretativo, para lo cual
existen varias normas, como los art. 218 y 219 del C.Com. y los Art II Y V del Título Preliminar del C.Com. Entonces no
es óbice mirar solamente el art. I y 217, sino que hay que mirar todo el conjunto del código y a todas las leyes
incorporadas al C.Com. porque todo esto es materia comercial y también hay que mirar el espíritu de las leyes y sus
principios generales. Podemos decir entonces que el valor interpretativo de la costumbre es antecedente de lo que
después se hace norma. Parece ser que, según el art. II del Título Preliminar las partes en sus convenciones, además de
interpretar la ley y llenar los vacios de esta, pueden decir una cosa distinta a los que ésta expresa y el código de
8

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

comercio tuvo siempre su título preliminar, es decir que si el CC tuviera todavía la disposición derogada del art. 17 que
implicaba que las partes no podían apartarse de la ley cuando contrataban: pero en el derecho comercial el mismo
C.Com. dice que las partes pueden derogar la ley, por supuesto que siempre que no se comprometan normas de orden
público, es decir, en el marco de la autonomía de la voluntad, aquello que las partes pueden disponer.
Hay 3 funciones de la costumbre:
1° Según la Ley.
2°Integradora de la Ley.
3°Contra la Ley.
El problema en el derecho civil se planteaba con la costumbre en contra de la ley, pero para el derecho comercial
esto nunca representó un problema. Pero es un problema de interpretación, porque si en el CC se encuentra el art. 1197
que dice que la autonomía de la voluntad es ley, que partes en el contrato pueden someterse a las reglas que ellos elijan
y sujetarse a ese contrato como a la ley misma, es de notar que la regulación de contratos en un mismo sentido surge de
una costumbre y de ahí surge un derecho, aun en contra de lo que establece el derecho.
Entonces podemos decir que el derecho comercial es autónomo, pero parece que no tanto, porque existe el art. I y el
217, pero estos no deben ser interpretados en forma aislada, porque estos nos llevaría directamente al CC y por como
consecuencia a soluciones totalmente diferentes a las requeridas para el tráfico mercantil.
El C.Com. debe ser interpretado como un todo armónico. Hay que buscar los principios generales del derecho
comercial, que existen y que son distintos a los de las demás ramas del derecho, y en caso de laguna seguir el orden de
prelación que mas favorece a los intereses del comercio.
1°Ley Comercial
2°Principios generales de la institución en la cual se plantea la laguna.
3°Leyes comerciales análogas.
4°Principios generales del derecho comercial.
5°Usos y costumbres.
6°Finalmente después de ello se recurre al Código Civil.

4-El derecho comercial argentino: Evolución.

Antes de 1810 regía en nuestro país la legislación hispana, las leyes de Indias y las de Castilla, primero, y las
ordenanzas de Bilbao de 1737, después, tuvieron vigencia desde 1794, cuando se creó el Consulado de Buenos Aires.
La magistratura colonial era compleja, había jueces reales, que eran funcionarios con ciertas atribuciones judiciales,
jueces capitulares (integrantes del Cabildo), y jueces de la Real Audiencia (órgano que tenía poder equiparable al del
virrey). Este era el fuero ordinario.
También había jueces para fueros especiales: militar, eclesiástico, universitario, minero, mercantil.
En los primeros años de independencia se aplican los preceptos hispanos, salvo los que contradijeran expresamente
la nueva organización política; en cuanto al derecho comercial, algunos temas importantes hay a considerar: el Código
de Comercio español fue adoptado por algunas provincias argentinas. El uso de esa ley revela la necesidad de contar
con un ordenamiento propio.
En 1813 se crea la "matrícula de comerciantes nacionales". En 1815 se resuelve que los contratos de sociedad
deben otorgarse ante el escribano del Consulado, a fin de darles mayor justeza y seriedad técnica. En 1817 el
Reglamento manda que se observen las leyes españolas en tanto no contradigan. Pocas cosas más pueden señalarse
en materia mercantil en estos años.
La Constitución de 1853 impone al Congreso la facultad – deber, de redactar y sancionar el Código de Comercio y
una ley de bancarrotas (quiebras) y reglar el comercio marítimo y terrestre con las naciones extranjeras, y de las
provincias entre sí. Por la época Urquiza emite un decreto y nombra una comisión pero no obtiene resultados positivos.
La separación de Buenos Aires del resto del país, encuentra a Vélez como ministro de gobierno en 1856, por su iniciativa
decide emprender la obra junto al uruguayo Eduardo Acevedo. El proyecto Vélez - Acevedo se presenta en la legislatura
en el año 1857, se intenta cierta revisión, pero es ella imposible por el especial tecnicismo del trabajo. En 1859,
9

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

impulsada por Sarmiento, se logra la aprobación de las Cámaras de la provincia, sin reformas ni enmiendas. Se publica.
La flamante ley para el Estado de Buenos Aires regiría seis meses después de su promulgación. Tuvo como modelo el
Código Francés. Tenía algunas particularidades: comerciantes eran los que se inscribían en la matrícula, no se legislaba
sobre cheques, y eran incompletas las reglas sobre sociedades.
Bajo la presidencia de Bartolomé Mitre, el 12 de setiembre de 1862 se promulgó el Código de Comercio de Buenos
Aires como Código de Comercio de la Nación. No se hicieron modificaciones pero el congreso tardo tiempo en resolver.
Algunas provincias lo habían adoptado con anterioridad.
Luego de algunas reformas, prosperó la formulada por Escalante, Cevallos, Basualdo y Colombres en 1889 y que
entro en rigor en 1890, y que es más o menos lo que nos rige actualmente. Tiene la particularidad de contener una gran
cantidad de leyes complementarias que se fueron incorporando con el devenir de los tiempos.

UNIDAD 2: La materia mercantil:

1-Acto de comercio.

Numerosas han sido las tentativas para lograr una definición unitaria y general. Algunos autores se inclinan a
considerarlo como un producto de la voluntad legislativa. Otros sostienen que es un acto de interposición económica
determinada por la especulación. El sistema legal argentino, como casi todos los de América latina, contiene una lista
especial de los llamados actos de comercio. No adoptó un sistema dogmático, sino que en la compleja enumeración del
art. 8 incluye actos, operaciones y hasta organizaciones, por lo que no cabe afirmar que se trata de un sistema objetivo
exclusivamente, y menos aun si se considera la norma del art. 7. Se trata de un sistema predominantemente objetivo,
prevalencia resultante de los actos incluidos en el art. 8 y de la noción de comerciante del art. 1.
Dar un concepto de acto de comercio no se compadece con nuestro régimen legal, ya que no se puede dar un
concepto de acto de comercio que englobe a todos los supuestos contemplados en la ley. Además, tratando de de
buscar un concepto suficiente, encontraremos que dentro del concepto de acto de comercio, vamos a estar hablando no
solamente del acto, sino también de actividades, de determinadas formas de desarrollar actividades, de sujetos, de
contratos, de formas jurídicas y una gran cantidad de cosas que tampoco se pueden englobar en una sola palabra; que
el único genero que tienen es la actividad comercial.
Entonces, si decimos que el derecho comercial es el conjunto de normas que regula la actividad comercial, será
menester volver la vista hacia el sujeto que realiza la actividad comercial.
Al no poder captar una noción general de lo que es el acto de comercio y englobar en un concepto a todos los
supuestos de hecho, el C.Com. tuvo que hacer una enumeración.
Nuestro C.Com. es objetivo, para algunos autores totalmente objetivo y para otros, predominantemente objetivo,
porque hay que mirar el art. 8 que es el que define la materia comercial.
Cuando analizábamos el concepto de derecho comercial decíamos, con Fontanarrosa, que este es el conjunto de
normas que regula la materia comercial. Y que es la materia comercial? Es todo supuesto de hecho al que la ley califica
de mercantil.
Si queremos saber a qué situaciones se aplica el derecho comercial debemos mirar la materia comercial, es decir,
cuales son los supuestos de hecho a los que la ley califica de comerciales, y esto se encuentra delimitado en el art. 8 del
C.Com.
Entonces, si es uno de los actos enumerados en el art. 8 le será aplicable el C.Com. caso contrario se le aplicará la
legislación penal, civil, administrativa o la que corresponda.
No importa quien realiza el acto ni cuantas veces lo realice, si el acto se realiza y esto se hace conforme a las
características que prevé el art. 8 en algunos de sus incisos, el acto es comercial, y por ende le es aplicable el C.Com. o
ley comercial.

10

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

Pero ocurre que la enumeración que nos da el art. 8 no es taxativa, sino meramente enunciativa, en virtud del inc. 11
del art. 8 que dice “los demás actos especialmente legislados por este código”. Al parecer pueden existir otros actos que
no están enumerados pero sí están en el código.
¿Y si no están en el C.Com. y sin embargo forman parte de la actividad comercial? Pueden existir extensiones por
analogía, como por ejemplo el inc. 5 del art. 8 que nos dice “Las empresas de fábricas, comisiones, mandatos
comerciales, depósitos o transportes de mercaderías o personas por agua o por tierra”, se puede extender al transporte
aéreo.
El inc. 11 es más amplio aun de lo que parece, porque dice “los demás actos especialmente legislados por este
código”, pero ocurre que no se agota en la materia comercial en el C.Com., hay otros incorporados por leyes especiales
y por la misma costumbre comercial.
La categorización de cuáles son los actos de comercio y cuáles no, la hace el LEGISLADOR. Las partes no pueden
modificar la naturaleza de los actos, por ejemplo, no pueden decir “queremos que este matrimonio sea un acto de
comercio y por lo tanto se aplique la ley comercial”.
Por esto algunos autores niegan importancia jurídica (no didáctica) a la clasificación de actos de comercio, porque en
definitiva todos fueron establecidos por el legislador, que les dio una cierta importancia y les atribuyó el carácter de
comercial por alguna razón (ya sea porque es actividad comercial propiamente dicha o porque facilite o promueve los
cambios).
La ampliación de los actos de comercio no se hace solo, como dice Fontanarrosa, es decir, no se hace dentro de
cada inciso y considerando lo que dice cada inciso, sino que es menester aplicar las demás leyes fuera del C.Com. y las
normas introducidas por la costumbre.

Actos de comercio por conexión. Art. 5, segundo párrafo:

Decíamos que los actos de comercio son aquellos que están enumerados en el art. 8 y no importa quién los realice,
ni cuantas veces lo realice, pero el art. 5 en su segundo párrafo nos dice “Los actos de los comerciantes se presumen
siempre actos de comercio, salvo prueba en contrario”. Pero entonces, ¿Cuál es la finalidad de la enumeración del art. 8
si en el art. 5 se establece tal presunción? Ocurre, en primer lugar, que los actos del art.8 pueden ser realizados por
cualquier tipo d persona, sin que sea óbice su calidad de comerciante.
Entonces lo primero que hay que analizar es si el acto que se está realizando encuadra en algunos de los incisos del
art. 8, y luego ir al art. 5, nunca a la inversa, porque si procedemos de tal manera, diciendo que se presumen comerciales
todos los actos realizados por el comerciante, el art. 8 no tendría razón de ser.
Pero, el art. 5 ¿es verdaderamente una ampliación o no? Fontanarrosa dice que es una ampliación del art. 8, y que
viene dada por el art. 5, porque parece ser que hay ciertos actos que no están en el art. 8 pero como los realiza el
comerciante, también van a ser comerciales.
Lo importante es lo siguiente: esa presunción de que hay ampliación de los actos, nunca va a ingresar a la aplicación
de la ley comercial, solamente porque lo realiza el sujeto. En el caso de que existan estos actos, dice Fontanarrosa,
siempre la atribución de comercialidad se hará por el lado objetivo, porque se presume que son comerciales los actos
realizados por el comerciante, pero no cualquier acto, sino los actos que hacen a su actividad.
Si existe duda sobre la comercialidad de un acto, es decir, sobre si este está o no enumerado en el art. 8 en
cualquiera de sus incisos, debemos tratar de hacerlo entrar por la presunción de comercialidad del art. 5, pero no porque
el sujeto que lo realiza sea comerciante, sino porque éste lo realiza dentro de los márgenes de su actividad comercial. Es
por esto que nuestro criterio para distinguir el acto de comercio es predominantemente objetivo.
¿Hay actos de comercio subjetivos?:
Si decimos que los actos de comercio son comerciales porque los realiza un sujeto, que es el comerciante, no hay
actos de comercio subjetivos. La presunción se aplica por este lado pero siempre teniendo en cuenta la actividad que
realiza el comerciante, es decir que sea dentro de su comercio.

11

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

Todo esto sucede salvo prueba en contrario, esto fue establecido para que el comerciante no tenga que probar que
todos y cada uno de sus actos eran comerciales, entonces se presumen, porque hacen a su actividad. Si otra persona, o
el mismo comerciante dice que el acto no es comercial, pesarán sobre éste las cargas probatorias.

Actos unilateralmente comerciales o mixtos. Art. 7:

Para algunos autores estos son actos unilateralmente mercantiles, para otros el acto seria mixto. Mixto nunca es el
acto, éste es civil o comercial o penal, no puede ser mixto.
Art. 7 “Si un acto es comercial para una sola de las partes, todos los contrayentes quedan por razón de él, sujetos a
la ley mercantil, excepto disposiciones relativas a las personas de los comerciantes y salvo que de la disposición de
dicha ley resulte que no se refiere sino al comerciante para quien tiene el acto carácter de comercial”.
Si partimos de que el concepto de acto de comercio es objetivo, tenemos que mirar el acto en sí y no a la persona
que lo realiza, por eso el art. 7 comienza diciendo “Si el acto es comercial para una sola de las partes”. Es por ello que
no hay que mirar la calidad del sujeto, sino la del acto.
El art. 7 es un recurso técnico para saber cuál es la ley aplicable ante un caso de tal naturaleza, porque la ley nos
dice que cuando el acto es comercial para alguna de las partes será de aplicación el C.Com.
Entonces, cuando decimos que el acto es comercial (es decir está en el art. 8) para alguna de las partes, no es lo
mismo que decir que una de las partes es comerciante, porque comerciante es el que realiza el ejercicio de los actos de
comercio de manera habitual y profesional. Pareciera ser entonces que no todos los que realizan actos de comercio son
comerciantes.
Si una de las partes que realiza un acto de comercio, puede ser que la otra parte lo realice también como acto de
comercio, o puede ser que no. Por ejemplo: el que adquiere con intención de lucro y traspasa, realiza acto de comercio, y
esto no quiere decir que el sujeto sea comerciante. Va a ser comerciante cuando realice ese acto o cualquier otro del art.
8 en forma profesional y habitual.
Para la correcta aplicación del art. 7 y por ende se aplique la ley comercial a un acto, basta solamente que el acto
sea comercial para una de las partes.
En conclusión: del análisis armónico de los art. 8, 5 y 7, habrá acto de comercio, y por ende se aplicara la ley
comercial, cuando la ley los declara objetivamente comerciales (art. 8); también cuando los actos son alcanzados por la
presunción de comercialidad, es decir cuando tengan relación con el comercio del que los realiza (art. 5); finalmente se
aplicará la ley mercantil aun cuando ese acto comercial solo sea para una de las partes.
Excepciones:
Dijimos que se aplica la ley comercial a todo el acto, no se puede parcelar. Pero no se aplica toda la ley comercial. El
art. 7 dice que toda la ley mercantil se aplica a los contrayentes, excepto:
 Aquellas disposiciones relativas a las personas de los comerciantes.
 Las que se refieren al contratante para quien el acto tiene carácter de comercial.
Hay algunas disposiciones de la ley comercial que escapan del mismo acto de comercio y que van a ser aplicables a
aquel para quien el acto es comercial. Por ejemplo la capacidad. O van a ser aplicables solamente para aquel que es
comerciante. Por ejemplo llevar los libros de comercio. Estas disposiciones solo son aplicables al que es comerciante o
al que realiza el acto comercial.

Análisis del art. 8 del C.Com.:

Enumera un grupo homogéneo de temas mercantiles.

 Art. 8 inc. 1: “Toda adquisición a titulo oneroso de una cosa mueble o de un derecho sobre ella, para lucrar con
su enajenación, bien sea en el mismo estado en que se adquirió o después de darle otra forma de mayor o
menos valor”.
12

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

Requisitos:
 Acto de adquisición.
 A titulo oneroso.
 De una cosa mueble o de un derecho sobre ella.
 Con ánimo de lucrar con su enajenación.
-No son los actos de comercio enumerados en el art. 452 C.Com.
-La cosa adquirida puede transmitirse en el mismo estado o después de darle otra forma de mayor o menor valor.

Acto de adquisición: Comprar para vender. Según Fontanarrosa, la adquisición se refiere a derechos y supone la
incorporación de estos al patrimonio de su titular. Para Etcheverry el concepto de adquisición es amplio, solamente
limitado por el requisito de onerosidad, aunque entiende que este concepto debería revisarse porque lo definitorio en el
acto de comercio es la idea especulativa.
Onerosidad: Se entiende que existe cuando las partes asumen prestaciones reciprocas. No es necesaria que consista
en dinero, como es el caso de la permuta.
Cosa mueble: Son objeto de los actos de comercio, concepto entendido en el art. 2311 con la amplitud del art. 2312 del
CC, incluyendo los bienes inmateriales. Las operaciones sobre inmuebles, reservadas en principio al ámbito del derecho
civil, entran en la órbita del derecho comercial cuando se encuentran de algún modo vinculadas al mismo. Según
Fontanarrosa basta que la cosa sea mueble para el adquiriente.
¿Por qué no los inmuebles? En virtud del art. 452 del C.Com. y porque son regidos y reglados por el CC. No tiene razón
de ser, sino que es una postura aceptada jurisprudencialmente.
Derechos sobre la cosa: Todo tipo de derecho reales o personales sobre la cosa de contenido patrimonial.
Ánimo de lucro: Propósito directo o inmediato de obtener una ventaja o ganancia, inmediata o mediata, o evitar las
perdidas o una perdida inmediata mayor a la previsible si no se realizara la adquisición o enajenación.
Este es un elemento subjetivo, pero debe surgir objetivamente, ya que de otro modo no se podría probar. La intención de
lucrar, junto con la de enajenar, ha de existir contemporáneamente a la adquisición.
La cosa adquirida puede ser materia prima, sema-elaborada o elaborada. Entre la cosa adquirida y la transmisión debe
haber una vinculación objetiva.

 Art. 8 inc. 2: “La transmisión a la que se refiere el artículo anterior”.


Este es un acto típicamente mercantil. No necesita ser efectuado inmediatamente ni hay plazos. Transmisión esta
empleado en sentido amplio, incluye la transmisión de uso. No es necesaria la onerosidad, porque el comerciante puede
vender a menor valor.
La compra de cosa mueble transmitida que pasa a integrar un inmueble, se aplicaran las normas del CC.

 Art. 8 inc. 3: “Toda operación de cambio, banco, corretaje o remate”.


Este inciso tiene varios supuestos:
Operación de cambio: Para que exista cambio tenemos que estar hablando de monedas y por lo menos una de
ellas no debe ser de curso legal en nuestro país.
No es un mero trueque, porque hay siempre una especulación por parte de quien está realizando la operación
(cambista). Por eso Etcheverry dice que el cambio no es una permuta, sino que es una compraventa de monedas. Se
está comprando una moneda con otro de diferente valor, por eso es que existe una ganancia para el cambista.
El inciso dice que toda operación de cambio es comercial, entonces, independientemente de que esa sea la naturaleza
de la operación, de que sea una compraventa de moneda, parece que para que el cambio sea cabio, no es necesario
que exista en realidad el lucro objetivo o palpable, porque toda operación de cambio va a ser comercial, porque dice
“toda”, entonces cualquier cambio que se haga, aun sin ánimo especulativo va a ser comercial.
Esto en la teoría, porque hoy en día el cambio está regulado en la ley, leyes de materia cambiaria, reglamentaciones de
la autoridad de aplicación que es el BCRA, entonces, hoy en día no cualquiera puede realizar cambio en Argentina, para

13

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

realizar tales operaciones debe reunir una serie de condiciones, e inclusive hay una ley penal cambiaria que penaliza a
todos aquellos que escapen al esquema legal.
Pero es importante saber que cuando el inciso dice “toda”, aunque en la práctica no sea así, entran todas las
operaciones haya o no lucro en concreto, porque si se hubiera exigido que exista lucro, no hubiese hecho falta
especificar el cambio en un inciso diferente, bastando los incisos 1° y 2°, porque al decir compra de cosas muebles (en
este caso monedas) con la intención de lucrar con su enajenación, ya se estaría abarcando a este inciso por los dos
primeros. Ahora bien, en la realidad, va a ser operación de cambio aquella realizada por quien está autorizado a hacerlo
y conforme las condiciones que la reglamentación exige.
El cambio puede ser manual menudo, que se realiza cara a cara el cambio de una moneda por otra; y trayecticio, en el
que hay un espacio, no están en la misma plaza los que realizan el cambio o hay diferimiento de tiempos, entonces en
estos casos se recurre a letras, papeles de comercio, caso contrario no habría forma de darle seguridad a la operación.
Operaciones de Banco: Interviene un banco o entidad financiera autorizada por el banco central. Consiste en la
intermediación en el mercado de dinero. Las operaciones de banco pueden ser:
Operaciones activas: Aquellas en las cuales el banco es acreedor (prestamos, descuento de documentos)
Operaciones pasivas: Cuando el banco es deudor (depósitos a plazo, depósitos a la vista, cuenta corriente, caja de
ahorro)
Operaciones neutras: En las cuales el banco presta un servicio al cliente. Si bien cobra por realizar esas operaciones
no son de la esencia de la intermediación de dinero. (Caja de seguridad, debito automático).
Para Garrigues Banco es la empresa mercantil que tiene por objeto la mediación en las operaciones sobre dinero y
títulos. Al concepto de Banco se llega, pues a través de las operaciones que los bancos realizan. Pero la observación
muestra que entre las operaciones que practican los bancos hay algunas que también se realizan por quienes no son
bancos ni banqueros (concesión de préstamos, adquisición y custodia de títulos, descuento de letras, etc.).
Fontanarrosa admite que ciertas operaciones comunes de crédito adquieren carácter bancario cuando son ejecutadas
profesionalmente por una entidad organizada en forma de empresa. Ella se interpone entre la oferta y la demanda de
dinero, utilizando el crédito, en modo análogo a como el comerciante se interpone entre la oferta y la demanda de
mercancías.
Bolaffio, la define como aquella por medio de la cual alguien toma dinero a crédito con la intención de especular sobre su
disponibilidad y luego lo presta efectivamente a quien lo necesita.
Gómez Leo y Fernández citando a Arcangoli, consideran que la mercantilidad que dicha norma atribuye a las
operaciones de banca, se fundamenta en que las realiza un banco, pues la operación en sí, no tiene nada esencialmente
peculiar con relación a los contratos similares de la actividad civil o comercial, sino precisamente eso, el ser realizada por
un banco.
Halperin, citado por Etcheverry, señala que la operación de banco consiste en la intermediación en el comercio de
dinero: se recibe éste del público (depósitos) para prestarlo (préstamos, descuentos). Cuando el préstamo se realiza con
dinero propio, no hay operación bancaria. Ley de actividad financiera 21.526.
Operaciones de Corretaje: Para Fontanarrosa es una operación de mediación entre la oferta y la demanda, dirigida
a provocar el acercamiento de las partes interesadas y la contratación directa entre ellas. Es una operación auxiliar del
comercio cuyo objeto es preparar y facilitar la celebración de un contrato. El corredor se interpone entre las partes con el
fin de obtener un lucro consistente en la retribución de su actividad intermediadora. Desde que la ley no hace
distinciones, toda operación de corretaje, aunque sea relativa a la celebración de contratos civiles, es mercantil.
El corredor realiza el acto de intermediación y por esto cobra una comisión, aquí encontraos los elementos
caracterizantes del acto de comercio, que son la intermediación y el lucro.
Remate: Remate o subasta es una modalidad de venta, donde la adjudicación de bienes ajenos se realiza en público
y al mejor postor, por personas que hacen de ellos su profesión y que se denominan rematadores o martilleros. El
remate, en sí mismo, es un procedimiento para la venta.
Una vez que el postor hace una postura, en realidad no hace una oferta, sino que está aceptando la oferta que hizo el
martillero y la venta queda concluida, por eso no hay posibilidad de arrepentimiento. Es una venta que supeditada a una

14

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

condición resolutoria, esta condición es que no exista un mejor postor, pero una vez que se hizo la postura, la
compraventa está cerrada.
El acto de remate siempre va a ser comercial, mas allá de que se trate de muebles o inmuebles. El hecho de que se esté
rematando un inmueble, no tiñe al acto de civil.
Por el hecho de estar el remate en el inc.3 del art. 8, este siempre va a ser comercial. Pero lo que sucede es que los
martilleros también actúan como auxiliares de la justicia para realizar remates judiciales, que surgen de las ejecuciones;
ya que estas se hacen a través de un remate judicial, y necesariamente, para poder ejecutar se va a tener que recurrir a
un martillero, pero el acto que va tener que cumplir además con ciertos requisitos establecidos en el Cód. Procesal. La
Ley 25.028 rige la actividad de los martilleros.

 Art. 8 inc. 4: “Toda negociación sobre letras de cambio o de plaza, cheques o cualquier otro género de papel
endosable o al portador”.
Las letras de cambio nunca existieron en Argentina, pero hay una infinidad de papeles de comercio que fueron surgiendo
y que son abarcados por el carácter enunciativo de la enumeración del artículo. Este inciso abre las puertas a los
papeles de comercio del derecho comercial.
Expresa Fontanarrosa que los denominados papeles endosables o al portador son títulos de crédito cuya circulación se
opera mediante una cesión de naturaleza especial (endoso, en los documentos a la orden) o bien mediante la simple
entrega del título (en los documentos al portador).
En la letra, una persona ordena a otra para que pague a un tercero una suma de dinero. Actúan tres personas: quien
libra la orden, que se llama librador o girador, quien recibe la orden, que se llama librado o girado; el tercero que recibe el
documento, con el cual podrá exigir el girado el importe que en él figura y que se llama beneficiario o tomador.
En el cheque, hay también una orden de pago, pero la orden se dirige necesariamente a un Banco. Actúan tres
personas fundamentalmente: quien libra la orden, librador o girador; el Banco girado; el tercero tomador o beneficiario,
que recibe el documento con el cual podrá presentarse ante el Banco para exigir el importe.
Es a la orden el título que se emite a nombre de una determinada persona, con facultad expresa o implícita de transferirlo
sin intervención alguna del deudor o el emisor, y cuyo titular se individualiza mediante la posesión del documento unida a
una serie ininterrumpida de transferencias que lleguen a él, es decir, el documento es naturalmente endosable, a no ser
que se le incluya especialmente la cláusula no a la orden.
Título al portador es el que se emite sin indicación de beneficiario o tomador y cuya transmisión se opera por medio de la
tradición o entrega del título. 
La tercera clasificación es la de nominativos, los cuales expresan el nombre de la persona a favor de los cuales se los
emite, pero para cuya transferencia no basta el simple endoso, sino que es necesario documentarla en los libros del
emisor.

 Art. 8 inc. 5: “Las empresas de fabrica, comisiones, mandatos comerciales, depósitos o transportes de
mercadería o personas, por agua o por tierra”.
La ley no confiere carácter comercial a la empresa por ser tal, cualesquiera que sean sus fines, porque si ello hubiera
sido el propósito del legislador, se habría referido única y exclusivamente a las empresas, sin entrar a la enumeración de
determinadas actividades. Se refirió a ciertas organizaciones empresariales, conocidas en aquella época y sin mayor
cuidado técnico las incluye en su texto. Las empresas enumeradas son mercantiles independientemente del carácter civil
o comercial del acto que realicen.
Empresa: Es una actividad organizada. La idea de una organización se manifiesta en la vida práctica con la utilización
de medios o elementos adecuados para su desarrollo, que reciben una destinación especial que les da unidad funcional,
que en cierta forma los hace inseparables de esa misma actividad. 
Empresas de fábrica: Para Fontanarrosa la actividad de fábrica consiste en elaborar la materia prima, creando cosas o
modificando las ya existentes para acrecer su utilidad. No es elemento conceptual la adquisición previa para revender,
sino la elaboración o manipulación de la materia para el mercado general mediante una organización técnico –
económica idónea para tal objeto.
15

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

Comisiones y mandatos comerciales: Esta actividad, desplegada por medio de una organización empresaria, es
mercantil, aunque la comisión ejecutada sea civil, si existe empresa, tal forma de trabajar mercantiliza a los contratos de
comisiones civiles que se celebren. En el mandato el mandatario obra en nombre de la persona que le ha efectuado el
encargo y también por cuenta de ella. En la comisión, el comisionista, obra en nombre propio, sin mencionar a la persona
que le ha efectuado el encargo, aunque obra por su cuenta. Como consecuencia de esta distinta manera de actuar,
resultan diferentes efectos en uno y otro caso: los actos realizados por el mandatario, vinculan al tercero con el
mandante; los actos realizados por el comisionista, vinculan al tercero sólo con el comisionista. Pero el art. 7 inc. 4 no se
refiere a los actos aislados, sino a las empresas dedicadas al ejercicio de actos de comisión.
Depósito: Puede ser civil o comercial. Es mercantil cuando es realizada por una empresa, al ser comercial la
organización que realiza la actividad, ésta última también adquiere ese carácter. Art. 572 C.Com.
Empresa de transporte: Expresa Fontanarrosa que estas empresas ejercen una importantísima función auxiliar del
comercio, al realizar la tarea de facilitar la circulación material de los productos y valores. Pero para que el transporte se
configure como acto de comercio, debe ser ejercitado en forma de empresa. Un acto aislado de transporte, aun hecho
con espíritu de lucro, si no constituye una actividad compleja, no es mercantil.

 Art. 8 inc. 6: “Los seguros y las sociedades anónimas, sea cual fuere su objeto”.
Seguros: Este inciso dice “los seguros”, no dice siquiera negociación de seguros, ni acto de seguros, ni adquisición, sino
simplemente “los seguros”, entonces, todo lo que tenga que ver con seguros es siempre comercial.
Existen dos tipos de fundamentos que hacen a los seguros comerciales: el primero es el fundamento legal de que los
seguros son comerciales porque están en el art. 8 inc.6, pero existe otro fundamento que hace al seguro intrínsecamente
comercial. Habíamos dicho que el comercio objetivamente la intermediación en el cambio y en este caso la aseguradora
intermedia entre el asegurado y la masa de asegurados (los otros asegurados), ya que la aseguradora trabaja con dinero
ajeno y lo que hace es cobrar las primas a los asegurados y cuando se produce el daño a algunos de los asegurados,
entonces la aseguradora tiene que resarcirlo y es ahí donde vemos la intermediación de la aseguradora. Esta
intermediación (elemento objetivo) es acompañada con el ánimo de lucro (elemento subjetivo), entonces hay comercio.
Rige la Ley 17.418. El Contrato de Seguro: “habrá contrato de Seguro cuando el asegurador se obliga mediante una
prima o cotización a resarcir el daño o a cumplir la prestación convenida si ocurre el evento previsto”. Hay traslación de
riesgo del asegurado al abonar la prima y la traslada al asegurador.
Sociedades: Lo que determina la comercialidad es la forma societaria y no el objeto. Rige la Ley 19.550. Concepto de
Sociedad Comercial “habrá sociedad comercial cuando dos o más personas en forma organizada y conforme uno de los
tipos previstos (esto la hace comercial) para la producción o intercambio de bienes y servicios participando de los
beneficios y soportando las perdidas”.
¿Qué es lo comercial de las sociedades?: Una sociedad es un sujeto de derecho, una persona jurídica, esa sociedad
puede realizar cualquier clase de actos, mientras sean lícitos. Actualmente lo relevante para que la sociedad sea
comercial, es que ella se encuentra organizada según alguno de los tipos societarios de la ley de sociedades.
Entonces, lo que siempre va a ser comercial dentro de una sociedad va a ser todo lo que haga a su organización como
sociedad, es decir todo lo que se refiere a su constitución, funcionamiento, disolución y liquidación. Lo que hace a su
estructura u organización. Esto no quiere decir que por su organización es comercial y ella sea una sociedad comercial,
todo lo que ésta haga será comercial.

 Art. 8 inc. 7: “Los fletamentos, construcción, compra o venta de buques, aparejos, provisiones y todo lo relativo
al comercio marítimo”.
La comercialidad de este inciso está en la ley. Todos los actos relativos a la navegación marítima son comerciales,
aunque no sean realizados por una empresa, (Botero que cruza a la gente a través de un río) ni tengan fines de lucro
(Por ejemplo la navegación por placer). El derecho de la navegación se transformo en una rama especial dentro del
derecho comercial, al sancionarse la ley de navegación 24.094 que modifico al código de comercio. Por analogía queda
incluida en este inciso la navegación aérea, que no fue mencionada porque no se había desarrollado cuando se sanciono
el código.
16

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

 Art. 8 inc. 8: “Las operaciones de factores, tenedores de libros y otros empleados de los comerciantes, en
cuanto conciernen al comercio del negociante del que dependen”.
Se llama factor a la persona a quien un comerciante encarga la administración de sus negocios, o la de un
establecimiento particular. Cuando estas personas realizan operaciones relacionadas con el comercio del negociante, no
actúan a nombre personal, sino en representación del comerciante. La mayoría de la doctrina sostiene que este inciso es
redundante, porque al existir representación, el acto de comercio no se considera realizado por el factor o empleado si no
por el comerciante para quien ellos trabajan.

 Art. 8 inc. 9: “Las convenciones sobre salarios de dependientes y otros empleados de los comerciantes”.
Este inciso fue derogado porque rige la Ley 20.744 de Contrato de Trabajo. Son operaciones que pertenecen al Derecho
Laboral.

 Art. 8 inc. 10: “Las cartas de crédito, fianzas, prenda y demás accesorios de una operación comercial”.
Carta de crédito: Documento emitido por una persona a otra para que la destinataria entregue a la persona indicada en
el texto cierta cantidad de dinero. Por si solo es comercial y está incluida en el 484 del C.Com que es un contrato
especifico.
La fianza: Es comercial cuando está vinculada a un acto mercantil, garantiza el cumplimiento de una obligación. Habrá
fianza cuando el fiador se hubiere obligado accesoriamente por un tercero (deudor) y el acreedor de ese tercero
aceptase su obligación accesoria. Art. 478 C.Com.
La prenda: Es aquella por el cual el de deudor, o un tercero en su nombre, entrega al acreedor una cosa mueble en
seguridad y garantía de una operación comercial. Art. 580 C.Com.
Si el acto principal es comercial, el accesorio también lo es.

 Art. 8 inc. 11: “Los demás actos especialmente legislados por este código”.
El artículo 8 es enunciativo, por lo que deja incluido a través de este inciso, todos aquellos actos de comercio que aun no
siendo enunciados en los incisos son tratados por el Código como tales. Entre ellos: el mutuo, mandato, depósito, etc.
Halperin: sostiene que es predominantemente objetivo, por que toma en cuenta al acto y no la persona que lo realiza.

2-La Empresa.

Concepto económico:

La empresa desde el punto de vista económico, es la organización técnico-económica de los factores de producción
(capital, trabajo, recursos naturales y la tecnología).
-Decimos que es una organización técnico-económica, porque el empresario asume tanto riesgos económicos como
técnicos.
Los riesgos técnicos tienen que ver exclusivamente con el producto, por ejemplo, una falla en la maquinaria el
producto sale defectuoso.
Los riesgos económicos son aquellos que se vinculan al mercado, por ejemplo, que no tenga aceptación el producto, o
que se haya producido de manera exitosa, pero no se haya fijado un precio, pudiendo ser desventajosa su aparición en
el mercado.
Ambos riesgos forman parte de la empresa, porque al organizar y producir no se saben los resultados que puede
deparar la empresa al empresario.

Concepto jurídico:

17

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

No existe una noción jurídica univoca de empresa. Algunos autores sostienen que hay una noción de empresa en el
art. 1 de la LSC: “Habrá sociedad comercial cuando dos o más personas en forma organizada, conforme a uno de los
tipos previstos en esta ley, se obliguen a realizar aportes para aplicarlos a la producción o intercambio de bienes y
servicios, participando de los beneficios y soportando las perdidas”. La sociedad comercial no es una empresa, sino que
es una forma de organizar que tiene el empresario y a eso se refiere la ley de sociedades, y la sociedad es un sujeto de
derecho.
La ley de sociedades regula al empresario, no a la empresa, por supuesto que la idea organización se encuentra
latente en la sociedad comercial, porque se supone que esta ultima nació para apoyar a las actividades productivas y
demás, entonces la sociedad se utiliza para organizar una empresa y además el art. 1 dice “ para aplicarlos a la
producción o intercambio de bienes y servicios”.
Cuando hablamos de empresa no nos referimos a una sociedad, porque la sociedad es el sujeto que puede ser
individual o colectivo (empresario) y es en éste último caso que para su organización puede optar por algunas de las
formas societarias previstas en la ley.

Naturaleza jurídica:

Criterio subjetivo: Algunos dicen que la empresa es un sujeto, que tiene la facultad de adquirir derechos y contraer
obligaciones. Dentro de esta corriente encontramos a quienes sostienen que son sujetos que constituyen un patrimonio
de afectación destinado a los fines de la empresa y en realidad no sería una técnica de subjetivización sino de
patrimonialización.
Se tiene la idea de que la empresa es distinta del empresario. En nuestro derecho argentino la empresa no puede ser
sujeto, solamente se organiza como sociedad, pero entonces la sociedad seria el sujeto y no la empresa.
La empresa no puede ser sujeto de derecho porque para eso tendría que ser persona, y en nuestro derecho solo lo
son las personas físicas e ideales, y es la ley (el CC quien establece quien es persona) y ésta no establece la
personalidad jurídica de la empresa.

Criterio objetivo: Ven a la empresa separada del empresario, la empresa no sería sujeto sino objeto. Esta
concepción es sostenida por Halperin, Colombres y muchos de los autores clásicos.
Negri aproxima a la empresa el concepto de objeto de derecho, la que se caracterizaría por constituir un conjunto
patrimonial de bienes cuya titularidad o propiedad pertenece a una o más personas quienes asumirán el riesgo propio de
la actividad empresaria. Como objeto de derecho seria susceptible de negociación jurídica.
Críticas: Si decimos que la empresa es un objeto, que es el conjunto de bienes que necesita el empresario para
desarrollar la actividad, estamos diciendo que la empresa es lo mismo que el fondo de comercio, porque estos autores
dejan afuera todo lo concerniente al factor trabajo. Si decimos que la empresa es lo mismo que el fondo de comercio,
entonces no existiría la empresa como noción distinta del fondo de comercio.

Criterio intermedio: Hay autores, que se basan en el CC italiano, que sostienen que la empresa no es el empresario,
ni las cosas que necesita el empresario para realizar la empresa; sino que es la actividad del empresario, tanto para
organizar, como para después llevar a cabo los actos propios de la empresa.
Etcheverry afirma que sostener que la empresa es actividad, importa volver al punto de partida y desconocer lo que
se quiere definir. Es precisamente la actividad del empresario y sus colaboradores lo que ha creado la empresa, como
cosa distinta de la actividad. La actividad crea a la empresa, pero no es la empresa misma. Esa es la organización de la
actividad y además un conjunto de elementos de naturaleza variada. La actividad del empresario no puede separarse de
su persona.
Lo que dice el citado autor es que lo se trata de averiguar es qué es la actividad, entonces, no podemos decir que la
empresa es la actividad y por eso nos dice que no hay una noción que se aplique a la empresa en el ámbito jurídico.
Vítolo dice que la empresa no es el conjunto de bienes, no es el empresario, ni tampoco la actividad, sino que es el
resultado de la actividad organizada que realiza el empresario.
18

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

Fontanarrosa, sigue a los autores italianos, pero no se conforma con la concepción objetiva que dice que empresa es
fondo de comercio, sino que dice que es algo más que esto, no son los factores organizados, tampoco la actividad; sino
que es una forma especial de desarrollar la actividad, es un quid inmaterial (no es la cosa, sino el adjetivo de la cosa, es
decir que la actividad esté organizada), es la forma organizada en que se desarrolla una actividad. Entonces, para definir
a la empresa, no debemos observar la organización estática, porque ello sería observar el fondo de comercio, lo que
debemos tener en cuenta es la forma en que se realiza esa actividad, si se realiza en forma organizada hay empresa.

Organigrama empresarial:

Las organizaciones son entes complejos que requieren un ordenamiento jerárquico que especifique la función que
cada uno debe ejecutar en la empresa. Por ello la funcionalidad de ésta, recae en la buena estructuración del
organigrama, el cual indica la línea de autoridad y responsabilidad, así como también los canales de comunicación y
supervisión que acoplan las diversas partes de un componente organizacional.
El uso de los organigramas ofrece varias ventajas precisas entre las que sobresalen las siguientes:
 Puede apreciarse a simple vista la estructura general y las relaciones de trabajo en la compañía,
 Indica alguna de las peculiaridades importantes de la estructura de una compañía, sus puntos fuertes y débiles.
 Sirve como historia de los cambios, instrumentos de enseñanza y medio de información al público acerca de las
relaciones de trabajo de la compañía.
 Son apropiados para lograr que los principios de la organización operen.
 Indica a los administradores y al personal nuevo la forma como se integran a la organización.

No obstante las múltiples ventajas que ofrece el uso de los organigramas, al usarlos no se deben pasar por alto sus
principales defectos que son:
 Ellos muestran solamente las relaciones formales de autoridad dejando por fuera muchas relaciones informales
significativas y las relaciones de información.
 No señalan el grado de autoridad disponible a distintos niveles, aunque sería posible construirlo con líneas de
diferentes intensidades para indicar diferentes grados de autoridad,
 Con frecuencia indican la organización tal como debería ser o como era, más bien como es en realidad. Algunos
administradores descuidan actualizarlos, olvidando que la organización es dinámica y permiten que los
organigramas se vuelvan obsoletos.
 Puede ocasionar que el personal confunda las relaciones de autoridad con el status.

CLASES DE ORGANIGRAMAS:
a. Analíticos: suministran información detallada. Se destinan al uso de los directores, expertos y personal
del estado mayor.
b. Generales: este tipo de organigramas se limita a las unidades de mayor importancia. Se les denominan
generales por ser los más comunes.
c. Suplementarios: se utilizan para mostrar una unidad de la estructura en forma analítica o más
detallada. Son complemento de los analíticos.

3-El fondo de comercio:

Es aquello de lo que se vale el empresario para desarrollar la actividad.


Concepto de Gómez Leo: “El fondo de comercio es un conjunto de fuerzas productivas, derechos y cosas, que tanto
interior como exteriormente se presenta como un organismo, con perfecta unidad por los fines a que tienden, que no son
otros que la obtención de beneficios en el orden comercial e industrial”.
Elementos: el fondo de comercio tiene elementos estáticos y dinámicos; los estáticos a su vez en corporales e
incorporales.
19

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

Los corporales son:


-Las instalaciones: Que son todos los inmuebles y los muebles adheridos a éste, que sirven para la realización del
comercio. Según Fontanarrosa son los enseres e instrumentos que se colocan en el establecimiento con carácter de
relativa permanencia, destinados al servicio y explotación de la hacienda. Vidrieras, estanterías, tubería para la
ventilación, etc.
-Las maquinarias: Son artefactos que son indispensables para la producción. La diferencia que existe entre estos
dos elementos es que las instalaciones son inmuebles o muebles adheridos a él, en tanto que las maquinarias son
muebles, o sea que se pueden trasladar de un lugar a otro. Para Fontanarrosa son aparatos o artefactos dedicados a la
transformación o fabricación, embalaje o cualquier otro proceso que hayan de sufrir las materias primas o las
mercaderías.
-Muebles y útiles: Para el autor citado son también pertenencias del fondo de comercio, unidos a éste por su
contenido económico que más que por una adhesión física o material. Mostradores, recipientes, vehículos, herramientas,
etc.
-Mercaderías: Puede ser la materia prima con la que se va a hacer el producto que es la mercadería propiamente
dicha. Estos productos van a ser el principal objeto de la actividad comercial de la empresa, para lograr esto la empresa
va a necesitar las instalaciones, la maquinaria, los muebles y útiles. Para Fontanarrosa las mercaderías son cosas cuya
venta o comercialización constituye el objeto de explotación del establecimiento. Las materias primas son sustancias que
se utilizan para la elaboración o preparación de las mercaderías. Las mercaderías y materias primas no son cosas
afectadas de modo más o menos estable al servicio del establecimiento, sino que su destino es servir al mercado
mediante su venta u otro medio de utilización por los terceros, pero no obstante ello, la ley las considera elementos del
fondo de comercio, porque cuando la naturaleza de la actividad desarrollada por el establecimiento exige que ellas
existan, constituyen la base de la explotación.

Los elementos incorporales son:


-El nombre: Es el nombre del establecimiento o fondo comercial; a éste hay que diferenciarlo del nombre del
empresario, por más que puedan llegar a coincidir; el nombre de la persona, como derecho personalísimo, tiene todas
las características que le impone el CC, por ejemplo nadie puede vender su nombre, en cambio el nombre comercial es
transferible. No debe ser necesariamente un nombre de fantasía.
También es menester distinguir el nombre de la sociedad que puede ser distinto del nombre del establecimiento. La
sociedad es el sujeto de derecho y esta tiene su nombre.
Fontanarrosa: El nombre comercial debe ser distinguido cuidadosamente del nombre civil de las personas. El nombre
civil es un atributo de la personalidad, es un bien jurídico de carácter personalísimo, no patrimonial, y como atributo de la
persona humana es necesario, irrenunciable, inalienable, e imprescriptible. El nombre comercial es el nombre bajo el
cual el comerciante actúa en el mundo del tráfico mercantil y goza de crédito, y con lo cual adquiere los derechos y
asume las obligaciones atinentes a su empresa. Puede ocurrir que un comerciante decida emplear como nombre
comercial su nombre civil, dicho nombre no pierde, a los efectos del tráfico mercantil, su calidad de naturaleza
patrimonial y por ende es renunciable, transferible, prescriptible y está sometido a la legislación mercantil.
-La enseña: Esta puede ser el mismo nombre comercial; nada más que cuando hablamos de enseña nos estamos
refiriendo al signo distintivo (al cartel que está afuera) que identifica al establecimiento. Se forma por lo general con
palabras o con figuras, o con ambas a la vez, y esa misma forma de expresar la enseña aparece en los membretes el
negocio.
Según Fontanarrosa, se suelen exigir 4 requisitos para el uso de la enseña:
 Esta debe ser veraz, o sea que no debe contener enunciaciones o indicaciones capaces de engañar al
público.
 Debe ser lícita, no podrá contener expresiones ni dibujos inmorales o contrarios a las buenas costumbres.
 Debe ser original, no debe contener palabras que por su generalidad o imprecisión no cumplan con su
función de identificar el producto.
20

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

 Debe ser novedosa, no debe repetir expresiones, dibujos o denominaciones ya empleadas en otro
establecimiento del mismo ramo.
-Modelos y dibujos industriales: Todo esto se registra porque está protegido por la ley de marcas, no solamente la
marca del producto, sino también todo lo que identifica al comercio. Incluso se registran los colores con los que están
identificados los fondos de comercio.
Para Fontanarrosa se consideran dibujos y modelos industriales aquellos aptos para dar a los productos industriales
una fisonomía o individualidad particular, ya sea por la forma, sea por especial combinación de líneas, de colores o de
otros elementos. Ellos caracterizan e individualizan los productos, no atendiendo a patrones o formalidades técnicas,
sino respondiendo a criterios estéticos.
Según Gómez Leo, se puede definir al dibujo como toda combinación de líneas, colores y formas, con individualidad
propia que aumenta su encanto, sin cambiar su destino ni acrecentar su utilidad; y al modelo, como toda combinación de
la misma naturaleza, pero no sobre una figura plana, sino con actividades y relieves, que ocupan un lugar en el espacio
-Marca: Estamos hablando aquí no ya del establecimiento, sino del producto. Identifica al producto con su fabricante.
Existe una ley de marcas que protege al titular de la marca, que lo inscriba en el Registro Nacional de Marcas. Así como
le da protección a la marca referida al producto, también le da protección al nombre comercial y se puede registrar
también el nombre comercial e impedir que otro lo use, por lo menos dentro del mismo ramo.
La ley 22.362 de marcas, protege al titular de la marca. El que tiene registrada una marca a su nombre, tiene un
derecho de oposición a que otro utilice esa marca durante un cierto periodo.
Se puede explotar una marca sin necesidad de inscribir, pero si se desea conservar la marca y que nadie las más la
utilice, hay que registrarla, porque el registro da la posibilidad de oponerse al uso de esa marca y el titular pasa a tener el
derecho exclusivo.
El Registro Nacional de Marcas es nacional y es una diferencia con la registración de sociedades comerciales o del
mismo comerciante, ya que estos deben inscribirse en la jurisdicción que les corresponde, porque tal registro es local.
Gómez Leo dice que la marca es el signo que permite distinguir el origen de la mercadería, del producto o del
servicio que el establecimiento ofrezca o preste.
Para el comerciante o el industrial, la marca es un colector de clientela, y por lo tanto, fuente de riqueza; para el
consumidor, una garantía de proveniencia, y por ende, de la calidad del producto, las mercaderías o servicios. La
protección del derecho de marca beneficia a su titular y al público en general y constituye un medio para estimula el
desarrollo de las actividades económicas. La marca hace que un producto tenga una determinada calidad y eso tiene un
valor económico.
-Patentes: Para poder tener derecho a la explotación de alguna invención, para poder vender el “saber hacer” la
cosa, es necesario patentar, y por un tiempo determinado se va a tener la exclusividad para explotar la fabricación del
producto. Un invento es una novedad en un momento y después de ya no es más una novedad.
Gómez Leo reconoce un derecho exclusivo de propiedad, pero limitado en un tiempo. Esta limitación constituye el
arbitrio práctico con que la CN ha resuelto la colisión del interés privado del inventor o descubridor y el interés público en
la libre utilización de los descubrimientos y de los inventos.
Fontanarrosa: el art. 3 de la ley 111 considera como “descubrimiento o invenciones nuevas: los nuevos productos
industriales, los nuevos medios y la nueva aplicación de medios conocidos para la obtención de un resultado o de un
producto industrial”. El derecho reconocido a la explotación exclusiva, que puede ser denominado “patentes de
invención”, expedidas por la Oficina de Patentes, de acuerdo con el procedimiento establecido en la ley mencionada.
Las patentes son personales (Se otorgan a favor del inventor) pero asimismo, son transferibles mediante el
cumplimiento de las formalidades legales.
-Distinciones honoríficas: Son premios, medallas, diplomas u otras recompensas, otorgadas al establecimiento, y
no son transmisibles con el fondo de comercio las recompensas y distinciones meramente individuales otorgadas al
comerciante personalmente y no al establecimiento por sus productos o mercaderías.
-El derecho al local: Hemos dicho que todo lo referido al inmueble no es materia comercial, pero un fondo de
comercio debe estar situado en algún lugar del espacio, entonces forma parte del fondo de comercio el derecho al local,
no el inmueble en sí.
21

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

Si la misma persona que decide transferir el fondo de comercio es el titular del inmueble y quiere hacer un contrato
de locación al adquiriente y que éste permanezca en el lugar, no existe problema.
El problema se plantea cuando hay un contrato de locación del local en el que funciona el fondo de comercio y el que
esta alquilando tiene el contrato vigente y transfiere el fondo de comercio; en ese caso el adquiriente tendrá que
conseguir otro local o tendrá que bajar el precio de la venta. Porque el que adquiere tiene el derecho a colocar su fondo
de comercio en algún local y además el adquiriente compra el fondo de comercio con una ubicación y esa ubicación
implica clientela y otras cosas importantes que hacen al fondo de comercio.
Entonces, lo que forma parte del fondo de comercio es el derecho al local, no al inmueble, si se compra un fondo de
comercio, al inmueble se lo adquirirá de acuerdo a las normas civiles y al fondo de comercio de acuerdo a las normas
comerciales.
Si alguien quiere comprar un fondo de comercio es porque éste tiene ciertas cualidades y esas cualidades no están
dadas por un solo elemento, ni porque tenga una marca, ni por aspectos aislados, ese fondo siempre tiene un conjunto
de cosas: por el nombre que tiene, por las cosas que vende, por la forma que está organizado, etc.
Si no se establece en el contrato que el local no se transfiere como parte del fondo de comercio, se debe interpretar
ese contrato como que sí se transfiere dicho local.

Elemento dinámico del fondo:


-La clientela: La fama, la nombradía y todo lo que hace al fondo de comercio sea como es, no lo que es. La
ubicación, la propaganda que hace, el tipo de productos que tiene, el tipo de marcas que vende, los precios, ciertas
comodidades que le ofrece al público.
Los elementos estáticos pueden o no estar en el fondo de comercio, deben estar en alguna medida, pero elemento
dinámico debe estar y hace mas a una cualidad que un elemento del fondo de comercio.
El verdadero elemento dinámico es la clientela, porque toda esa fama, esa nombradía, esas cualidades especiales
que tiene que ese conjunto de cosas, todo eso que hace el fondo sea como es y que atrae a la clientela.
Para Fontanarrosa la clientela está representada por el conjunto más o menos coherente y más o menos homogéneo
de personas o entidades que comercian con un establecimiento. Estas personas concurren al fondo de comercio y
contratan con este, puede ser habitualmente, pero esto no es óbice al tema; lo que importa es que compre, que contrate.
Si nos ponemos del lado del que quiere vender un fondo de comercio, veremos que lo que vamos a decir al posible
adquiriente, es cuanto se factura por semana, y si eso es periódico y coherente durante todas las etapas del año, como
fluctúan las ventas, y por ende la clientela en el fondo de comercio. Es decir, lo que se factura y allí se refleja la clientela,
porque se puede ver quien compra, que compra, y cuanto compran. En base a ello el posible adquirente evaluará si va a
tener ganancias o no la explotación de ese fondo de comercio.
Este elemento dinámico genera atracción de la clientela, que es toda esa masa de personas que pasa por la caja,
que compra, se hace cliente, que aunque no sea regular del fondo de comercio, le permitió a este obtener una
ganancia.
El elemento que analizamos nunca puede faltar en un fondo de comercio, y es el que le da un valor extra, porque
todos los elementos estáticos separados tienen un valor y se pueden transferir en una manera separada del fondo de
comercio; ahora, si se transfiere la clientela, se está transfiriendo el fondo de comercio, porque no es lo mismo transferir
todos los elementos estáticos del fondo de comercio que transferirlos organizados y funcionando exitosamente, que es lo
que demuestra la clientela.
-El valor llave: No es un elemento del fondo de comercio, porque este solo interesa al momento de trasferir el fondo,
ahí solamente interesa saber cuánto cuesta la clientela. Antes solo interesa la facturación a los efectos de la ganancia
particular. Entonces, el valor llave no es un elemento del fondo de comercio, porque hay fondos de comercio que nacen y
mueren en las manos del mismo dueño, nunca se transfieren, y dado ello, nunca se indagaría sobre el valor llave y esto
no obsta a que sea un fondo de comercio.
Es la capacidad del fondo de comercio, por su composición y por el impulso dado a su organización, de producir
económicamente y brindar beneficios al empresario. Es la capacidad de producir ganancias superiores a las normales
que viene como consecuencia de que este se encuentre organizado, funcione correctamente y tenga una clientela.
22

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

Naturaleza jurídica del fondo de comercio:

Teoría atomista:

Esta teoría dice que todos los elementos se encontraban yuxtapuestos o aglutinados en una perfecta unidad de
manera que no se puede hablar de una unidad de fondo de comercio, sino en la transferencia de cada elemento en
forma independiente.
Critica: Esta postura para nuestro derecho no funciona porque no hay para ella la universalidad prevista en nuestro
sistema jurídico.

Teoría de la personalidad jurídica:

Considera al fondo de comercio como una suerte de sujeto que es el titular de derechos, con vida y créditos propios,
frente al cual el propietario aparece como un servidor.
Critica: esta teoría repugna al derecho argentino porque solo son sujetos de derecho las personas individuales o
colectivas (físicas o jurídicas). Ellos son sujetos de derecho y nunca se puede dar a una cosa el carácter de sujeto.

Teoría del patrimonio de afectación:

Es un patrimonio independiente afectado a un destino especial, pero en nuestro derecho no hay patrimonios de
afectación, ya que cada sujeto tiene un solo patrimonio.

Universalidad de hecho y de derecho:

El fondo de comercio es una universalidad, pero no es una universalidad de derecho, porque el derecho no lo dice y
para ser una universalidad de derecho la ley tendría que declararla tal.
Entonces debemos afirmas que es una universalidad de hecho, porque el que reúne todos los elementos que forman
el fondo de comercio y decide regirlos de una manera especial es su titular, o sea su dueño que es el que forma la
universalidad, como quiere, le conviene y sea de su agrado.
Si el fondo de comercio fuera una universalidad de derecho, si la ley se hubiera ocupado de decirlo, al transferir el
fondo de comercio también se pudo haber incluido como elementos al crédito y las deudas, referidas al fondo. Pero la ley
no lo hizo, por lo tanto, todos los créditos y las deudas son personales, exclusivos de su titular. La responsabilidad por
los actos jurídicos en el sistema jurídico argentino, todavía recae en los sujetos, por lo tanto los créditos y las deudas
siguen perteneciendo al titular del fondo de comercio. Salvo que en el contrato se estipule lo contrario y haya habido una
cesión de derecho y/o deudas que se regirán por el CC.
Los créditos y deudas, por más que se refieran al fondo, no se transfieren con este porque no son elementos del
fondo, los créditos y las deudas siguen perteneciendo al particular. Si se los quiere transferir, además de la transferencia
se deberá hacer una cesión de derechos y/o deudas, con la debida aceptación del acreedor.
Todo esto sucede porque el fondo de comercio es una universalidad de hecho, la ley no dice que sea una
universalidad de derecho, porque si lo dijera, al transferir el fondo con él todos los derechos y obligaciones contractuales
en virtud de este; pero si dijera esto, iría contra el sistema jurídico argentino.

Transferencia del fondo de comercio:

23

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

Un fondo de comercio puede transferirse por cualquier tipo de acto jurídico. Existe una ley de orden público (las
partes no pueden dejar de lado las disposiciones ni hacer primar su voluntad), la ley 11.867, que refiere a la transferencia
del fondo de comercio, pero no a todas las transacciones, sino a las que se realizan a titulo oneroso o gratuito, pero entre
vivos. El régimen sucesorio se encarga de la transmisión mortis causa.
El fondo de comercio tiene acreedores, si el titular del fondo de comercio lo transfiere, estos pierden su garantía,
porque el patrimonio es la prenda común de los acreedores, y al salir el fondo del patrimonio de su titular, se disminuye
(o se pierde en algunos casos) la garantía para los acreedores.
Ante esta situación en el año 1932 los legisladores sancionaron la ley de transferencia de comercio, para proteger de
alguna forma a los acreedores a través de un sistema de publicidad especial.
1° Hay que publicar durante 5 días en el boletín oficial y en un diario de la zona, edictos en los que conste la
enajenación. Porque el convenio en el que consta la transferencia del fondo es previo a la publicación, se publica la
venta, no que se está por vender.
2° Los acreedores tienen 10 días para que efectúen su oposición a la transferencia del precio obtenido por la venta
del fondo de comercio del comprador al vendedor, sin antes haber satisfecho su crédito (no a la venta en sí, porque aquí
rige el principio de la autonomía de la voluntad).
3° Esa suma de dinero debe retenerse por 20 días, para que los acreedores puedan embargarla. Vencidos estos 20
días si nadie reclama el efectivo, el vendedor cobra.
4° Pasado este plazo hay 10 días para firmar el instrumento definitivo y para proceder a la publicación, mediante la
inscripción en el Registro Público de Comercio.
A partir de ahí cesan las responsabilidades de las partes.
En estos casos hablamos de los acreedores del fondo de comercio, los que no son del fondo de comercio pueden
embargar también, pero los que lo son exclusivamente tienen preferencia para el cobro de lo embargado.
Además de este mecanismo, los acreedores son protegidos por la ley, poniendo un límite a la autonomía de la
voluntad de las partes, restringiendo el precio que se fija, que no puede ser inferior al pasivo (al volumen de deudas que
tenga el titular del fondo), en realidad el valor de deudas confesadas por el acreedor, por eso es que abre la publicidad
para los demás acreedores no confesados, siempre y cuando acrediten la calidad de tales.
La transferencia del fondo de comercio debe ser registrada para seguridad y protección de los derechos de terceros.
Art. 12 de la ley 11.867.

Diferencia entre empresa y fondo de comercio:

La empresa: La empresa es una organización para producir bienes o servicios, pero no es un sujeto de derecho por
eso la empresa necesita siempre de un titular que la organiza denominado empresario, que puede ser una persona física
o jurídica.
El concepto de empresa es un concepto económico y solo a través de su titular adquiere esta significación jurídica.

El fondo de comercio: El fondo de comercio es un conjunto de bienes materiales e inmateriales que forman parte
del patrimonio y giro del negocio, afectados a la actividad que desarrolla un empresario en particular. Constituye una faz
estática de empresa mercantil y no es un sujeto de derecho.

4-Registro Público de Comercio:

Concepto:

Es la oficina del estado encargada de llevar la matricula de los comerciante y de inscribir los documentos cuya
posibilidad es exigida por la ley mercantil.

24

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

Al decir que un comerciante se inscribe en la matricula, lo que estamos afirmando es que éste se inscribe en el
Registro Público de Comercio.
Existen dos sistemas, uno como entidad que depende del Poder Judicial, y otro que depende de un órgano de
carácter administrativo.
Organización:

 Jurisdiccional:
1. Exactitud: Los datos deben coincidir con lo expresado en los documentos originales que se
inscriben.
2. Legalidad: Las anotaciones deberán estar de acuerdo con las prescripciones legales vigentes, es
decir:
a. Admisibilidad jurídica de la inscripción.
b. Competencia del registro.
c. Habilitación del solicitante para la inscripción, su identidad personal, capacidad jurídica y de
hecho, y la legitimación para actuar.
d. La forma de la inscripción, la legalidad y perfección de los títulos.

 Administrativa: Cumple materialmente con la rúbrica, registración, formación del legajo, inscripciones de
medidas cautelares y archivos.

Según el C.Com. el Registro Público de Comercio debe estar a cargo de un organismo Judicial. El código establece
este sistema principalmente por la garantía de imparcialidad que ofrece un juez para inscribir situaciones de hecho, ya
que este no tiene interés de ninguna índole, además porque dentro del mismo ámbito judicial podrían resolverse ciertas
oposiciones de las partes, etc.
El RPC tiene un alcance local, por lo tanto corresponde a las provincias determinar a qué tribunal atribuir el registro.
En el registro, además de inscribir a los comerciantes, deben inscribirse las sociedades.
En Corrientes, mediante un decreto de la intervención, las funciones propias del Registro Público de Comercio, que
antes estaba en sede judicial pasaron a ser un organismo administrativo que se llama Inspección General de Personas
Jurídicas.

Función y facultades:

La principal función que tiene el registro es inscribir para dar publicidad.


En el registro se inscriben:
 La matricula del comerciante.
 La matricula de los auxiliares del comercio.
 Ciertos actos o documentos enumerados en el art. 36.

Art. 36 “Pertenece al Registro Público de Comercio la inscripción de los siguientes documentos:


1. Las convenciones matrimoniales que se otorguen por los comerciantes o tengan otorgadas al tiempo de dedicarse
al comercio, así como las escrituras que se celebren en caso de restitución de dote, y los títulos de adquisición de bienes
dotales;
2. Las sentencias de divorcio o separación de bienes y las liquidaciones practicadas para determinar las especies o
cantidades que el marido deba entregar a su mujer divorciada o separada de bienes;
3. Las escrituras de sociedad mercantil, cualquiera que sea su objeto, exceptuándose las de sociedades en
participación;
4. Los poderes que se otorguen por los comerciantes a factores o dependientes, para dirigir o administrar sus
negocios mercantiles, y las revocaciones de los mismos;
25

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

5. Las autorizaciones concedidas a las mujeres casadas y menores de edad, lo mismo que su revocación; y en
general, todos los documentos cuyo registro se ordena especialmente en este Código”.

Tanto las convenciones matrimoniales como las sentencias de divorcio o separación de bienes deben ser registradas
porque afectan el patrimonio del comerciante y deben darse a publicidad.
Además de los actos y sujetos mencionados en el artículo citado, se inscriben otros actos y sujetos enunciados en
otras disposiciones del C.Com. y leyes especiales.
El principal efecto de la inscripción, excepto con respecto a las sociedades, es dar publicidad a los actos allí
registrados; es un efecto declarativo, para que ese acto pueda ser oponible a terceros.
Con respecto a las sociedades, la ley de sociedades comerciales va más allá del mero efecto declarativo. En el art. 7
de la LSC se establece con respecto a la inscripción un efecto jurídico especial para las sociedades inscriptas, porque las
considera regularmente constituidas de acuerdo a algunos de los tipos previstos, entonces con la inscripción de las
sociedades en el RPC, el único efecto que produce no es el dar publicidad, como en los otros casos, sino que su efecto
principal es el de la regularidad, con esto se da a la inscripción un carácter integrativo, del acto realizado (no constituido)
porque la sociedad está constituida desde que tiene contrato, lo que ocurre es cuando ella se inscribe, se vuelve regular.

Rubrica de los libros de comercio: Otra función importante que tiene el RPC es la rúbrica de los libros de comercio.
Los libros de comercio no se inscriben sino que se rubrican, esto es foliarlos, se les pone un sello o una marca en la
parte superior de cada hoja de los libros.
Así como el registro rubrica los libros, también este organismo va a autorizas al comerciante a llevar los libros de una
forma mecanizada.
Aportes de las sociedades comerciales en especie: El registro deberá además supervisar, antes de que se
inscriba la sociedad, la valuación de los aportes en especie que se dispongan en las sociedades.
Anotación de embargos e inhibiciones: El registro puede también anotar embargos, inhibiciones referidas a
acciones de sociedades, ya que son medidas cautelares que se disponen respecto de bienes que son las acciones de la
sociedad.
El embardo de los bienes o cosas de las sociedades no se anota en el RPC, sino que se lo hace en los respectivos
registros.

Otros organismos vinculados con la materia mercantil:

El de asociaciones. Registro de los agentes de bolsa.

Organismos de contralor:

Si el registro público se organiza como una entidad que depende del Poder Judicial será controlada por el mismo y
estará a cargo de un secretario responsable de la exactitud y legalidad de sus asientos.
Si el registro público se organiza como una entidad que depende de un órgano administrativo, será controlado por la
Inspección Nacional de Justicia.

Inspección General de Justicia (Ley 22.315 y Resoluciones generales de la IGJ).

Art. 3. La Inspección General de Justicia tiene a su cargo las funciones atribuidas por la legislación pertinente al
Registro Público de Comercio, y la fiscalización de las sociedades por acciones excepto la de las sometidas a la
Comisión Nacional de Valores, de las constituidas en el extranjero que hagan ejercicio habitual en el país de actos
comprendidos en su objeto social, establezcan sucursales, asiento o cualquier otra especie de representación
permanente, de las sociedades que realizan operaciones de capitalización y ahorro, de las asociaciones civiles y de las
fundaciones.
26

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

Art. 4. En ejercicio de sus funciones registrales, la Inspección General de Justicia:


1. Organiza y lleva el Registro Público de Comercio;
2. Inscribe en la matrícula a los comerciantes y auxiliares de comercio y toma razón de los actos y documentos que
corresponda según la legislación comercial;
3. Inscribe los contratos de sociedad comercial y sus modificaciones, y la disolución y liquidación de ésta. Se
inscriben en forma automática las modificaciones de los estatutos, disolución y liquidación de sociedades
sometidas a la fiscalización de la Comisión Nacional de Valores;
4. Lleva el Registro Nacional de Sociedades por Acciones;
5. Lleva el Registro Nacional de Sociedades Extranjeras;
6. Lleva los registros nacionales de asociaciones y de fundaciones.

Funciones de fiscalización:

La Inspección general de Justicia para fiscalizar tiene las siguientes facultades:


 Requerir información y todo documento que estime necesario.
 Realizar investigaciones e inspecciones, a cuyo efecto podrá examinar los libros y documentos de las
sociedades, pedir informes a sus autoridades responsables, personal y a terceros.
 Formular denuncias ante las autoridades judiciales, administrativas y judiciales, cuando los hechos que
conociera puedan dar lugar al ejercicio de la acción pública.
 Solicitar a los agentes fiscales el ejercicio de las acciones judiciales pertinentes, en los casos de violación o
incumplimiento de las disposiciones en las que esté interesado el orden público.
 Hacer cumplir sus decisiones para lo cual puede requerir al juez civil o comercial competente:
a. El auxilio de la fuerza pública
b. El allanamiento de domicilios y la clausura de locales
c. El secuestro de libros y documentación
d. Declarar ineficaces actos administrativos sometidos a su fiscalización.

Por Decreto Nacional 1493/82: se establecen otras Funciones regístrales y de Fiscalización:


 Disponer la utilización de formularios y proponer la adopción de modelos de contratos y estatutos y estados
contables.
 Establecer normas sobre contabilidad, valuación, inversiones, confección de estados contables y memorias.
 Exigir declaraciones juradas.
 Expedir certificados y testimonios relacionados con las actuaciones que tramitan por ante dicho organismo.
 Percibir tasa por los distintos servicios que presta.
 Dictar normas reglamentarias para el ejercicio del poder de policía respecto de los comerciantes y de los
auxiliares de comercio

UNIDAD 3: Sujetos de las relaciones mercantiles:

1-El comerciante individual. Concepto.

Como nuestro C. Com. es preponderamente objetivo, empezamos el análisis de la materia comercial por el art. 8 que
enumera los actos de comercio, luego recién analizaremos el art. 1 que define al comerciante, realizar este análisis en la
forma inversa podría llevarnos a pensar en un criterio subjetivo para definir al comercio como objeto de estudio del
derecho comercial.

27

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

Para saber quién es el comerciante debemos el art. 1 del C. Com., que nos dice: “ La ley declara comerciante a todos
los individuos que, teniendo capacidad legal para contratar, ejercen de cuenta propia actos de comercio, haciendo de
ello su profesión habitual”.
Aquí ya no vamos a tener la misma óptica que al analizar los actos de comercio y vamos a realizar el análisis
mirando al sujeto capaz que realiza, por cuenta propia, la actividad comercial, de forma habitual y profesional.
No cualquier acto de comercio confiere al que lo realiza la calidad de comerciante, por más que lo haga en forma
habitual o profesional. Por ejemplo, el art. 8 inc.4. Si tengo una chequera y todos los días realizo pagos con cheques, no
por eso soy comerciante. Yo ejerzo por cuenta propia actos de comercio de manera habitual, pero esos actos de
comercio no tienen la naturaleza intrínseca para convertir al sujeto que lo realiza en comerciante.
Entonces, los actos de comercio que deben ser realizados por cuenta propia y en forma profesional y habitual por el
comerciante, para ser considerado tal, son los actos de comercio que son naturalmente mercantiles, los que tienen que
ver con los elementos objetivos y subjetivos del comercio: la intermediación y el lucro.

 Significado del término individuo: el artículo dice “individuo”, refiriéndose a la persona física, dejando fuera a las
personas jurídicas. Cuando la ley habla de sociedades no dice sociedades comerciantes, sino sociedades comerciales.
Ambos tipos de personas pueden ser comerciantes, porque cuando una sociedad realiza actos de comercio por
cuenta propia y hace de ello su profesión habitual, es comerciante, pero la comercialidad no le deviene a la sociedad por
el hecho de ser comerciante, sino por encuadrar en algunos de los tipos de la ley.
 Capacidad comercial: El art. 9. habla del principio general: “Es hábil para ejercer el comercio toda persona que
según las leyes comunes, tiene la libre administración de sus bienes”.
En general, todas las incapacidades y capacidades especiales previstas para las mujeres y para los menores de 18
años en el código de comercio original, han quedado sin efecto como consecuencia de diversas y sucesivas leyes
capacitantes, como la 11.357 y la 17.711, siendo la última la 26.579 que, dispuso la mayoría de edad a los 18 años con
plenos efectos civiles y comerciales. En su mérito, han sido derogados expresamente los arts. 10, 11 y 12 y han perdido
aplicación las reglas de los arts. 13 a 21 del código de comercio.
No pueden ejercer el comercio por que la actividad que desarrollan es incompatible con la función que desempeñan
1° Las corporaciones eclesiásticas.
2° Los clérigos de cualquier orden mientras conserven ese estado.
3° Las magistrados civiles y jueces en el territorio donde ejercen su autoridad y jurisdicción con título permanente.
Si bien estas personas no pueden ejercer el comercio, pueden dar dinero a interés, siempre que no hagan de ello su
profesión habitual y también pueden ser accionistas de una sociedad comercial siempre que no participen de la gerencia.
Están prohibidos por incapacidad legal:
1° Los interdictos es decir; los condenados a mas de 3 años de prisión, los ebrios, los drogadictos y los disminuidos
en sus facultades, cuando el juez considere que puede perjudicar a su persona o patrimonio. Los pródigos ya que
pueden exponer a su familia a la pérdida del patrimonio.
2° Los quebrados que no hayan obtenido rehabilitación, salvo las limitaciones del Art. 1575.

A.-Los menores de edad tienen incapacidad de derecho para iniciar, ni aún por medio de sus representantes, el
ejercicio del comercio, pero pueden continuar el comercio que hubieren recibido por herencia, legado o donación sin que
ello los convierta en comerciantes plenos.
B.-Los menores de edad, aunque estén emancipados por matrimonio con dispensa, o sean poseedores de título
profesional, no pueden ser comerciantes, factores, administradores de hacienda comercial, directores o gerentes de
sociedades comerciales, ni martilleros ni corredores.
C.-Tales menores pueden, por sus representantes o por sí según el caso, realizar actos aislados de comercio para
los que solo se requiere la capacidad civil, como es la constitución o integración de sociedades comerciales, las que
deben ser con responsabilidad limitada si se trata del caso del art. 28 de la ley 19.550.

28

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

 Significado de la expresión “de cuenta propia”: En realidad no es tanto de cuenta de propia, sino en nombre
propio, porque al actuar en nombre propio está comprometiendo su propia responsabilidad, frente a aquel con el que
actúa, por más que actúe en su propio interés o en el de otro, o sea, por cuenta ajena.
Entonces, para que sea comerciante, el sujeto tiene que realizar actos de comercio en nombre propio
comprometiendo su propia responsabilidad.
 “Haciendo de ellos su profesión habitual”: No es lo mismo habitual que profesional. Profesional tiene que ver con
que ese oficio, esa actividad que se desarrolla, sea el medio de vida del que lo realiza. No se puede ser comerciante
realizando actos de comercio aislados y la manera repetida de y constante de realizarlos, constituye su habitualidad. El
código de comercio exige ambos caracteres.

Matricula. ¿Cómo se adquiere la calidad de comerciante?

Se adquiere única y exclusivamente mediante la realización de los actos de comercio. Una de las obligaciones que
tiene el comerciante es la de inscribirse en la matricula, pero el comerciante no es comerciante por el mero hecho de
inscribirse, ya que puede nunca haberse inscripto y ser comerciante, así como puede dejar de ser comerciante y
conservar la inscripción, aunque en este último caso van a seguir pesando sobre este los efectos jurídicos que tiene la
inscripción.
El ser comerciante es una cuestión de hecho que requiere prueba, acreditación de que se realizan actos de
comercio. Esta prueba puede ser producida por cualquier medio, excepto la prueba confesional que para adquirir
entidad debe ser acompañada por otros medios de prueba.
La inscripción no es constitutiva de carácter de comerciante de una persona, sino que es meramente declarativa y
produce los efectos de hacer gozar al los comerciantes inscriptos de ciertos privilegios sobre los que no lo están. La
inscripción en la matricula es facultativa para el comerciante individual. La matriculación solo crea la presunción de la
calidad de comerciante y brinda una ventaja: la posibilidad de utilizar los libros de comercio como medio de prueba en un
juicio.
Para la inscripción en la matricula, el interesado debe solicitar su inscripción en el registro público de comercio,
presentado una petición que contengan los siguientes datos:
- Nombre, estado y nacionalidad del comerciante.
- Ramo al que se dedica el negocio.
- Domicilio del establecimiento.
- Nombre del factor o empleado que esté a cargo del establecimiento. Cumplido los requisitos, se inscribirá la
matricula en el RPC.

2-Obligaciones de los comerciantes.

Las obligaciones que tienen los comerciantes están enumeradas en el art. 33 del C. Com., pero lo que allí están
enumeradas no son obligaciones en el sentido técnico de la palabra y el comerciante tiene una gran variedad de
obligaciones que no están enumeradas en ese artículo, pero de igual manera tal enumeración sirve como guía.
Decimos que las enumeradas no son verdaderas obligaciones (excepto la obligación de rendir cuentas, porque esta
obligación puede ser exigible por el que mando a realizar la gestión), sino que son cargas, porque no son exigibles, nadie
puede compeler a su cumplimiento, pero además porque su incumplimiento no trae aparejada ninguna sanción jurídica,
cosa que siempre ocurre con las obligaciones. Si el comerciante no cumple con esas cargas, lo que ocurre es que éste
pierde ciertos beneficios o ventajas que sí hubiera podido utilizar si cumplía con tales cargas.
Art. 33 C.Com.: “Los que profesan el comercio contraen por el mismo hecho la obligación de someterse a todos los
actos y formas establecidos en la ley mercantil. Entre esos actos se cuentan:

29

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

1- La inscripción en un registro público, tanto de la matrícula como de los documentos que según la ley exigen ese
requisito;
2- La obligación de seguir un orden uniforme de contabilidad y de tener los libros necesarios a tal fin;
3- La conservación de la correspondencia que tenga relación con el giro del comerciante, así como la de todos los libros
de la contabilidad;
4- La obligación de rendir cuentas en los términos de la ley”.
Con respecto a la matriculación ya hicimos referencia en el punto anterior. En relación con la contabilidad y teneduría
de los libros el art. 43 del C.Com. obliga al comerciante llevar cuenta y razón de sus operaciones, es decir, su
contabilidad, bajo determinadas modalidades. Esta modalidad se lleva en interés del propio comerciante, del que
contrata con éste y del Estado, este ultimo porque tiene interés en cobrar los impuesto.
Dicha contabilidad debe ser organizada, y llevar los libros que la ley exige. Sistema de los libros de contabilidad en el
C.Com.: contabilidad mercantil organizada sobre una base contable uniforme, de las que resulta un cuadro verídico de
sus negocios y una justificación clara de todos y cada uno de los actos susceptibles de registración contable.

Libros de comercio:
Libro diario
Indispensables
Inventario y balances
Libros de comercio Obligatorios

  Facultativos

Art. 44 del C. Com.:


“Los comerciantes, además de los que en forma especial impongan este código u otras leyes, deben
indispensablemente llevar los siguientes libros:
1. Diario
2. Inventarios y Balances.
Sin perjuicios de ello el comerciante deberá llevar, los libros registrados y la documentación contable que
correspondan a una adecuada integración de un sistema de contabilidad y que le exijan la importancia y la naturaleza de
sus actividades de modo que de la contabilidad y documentación resulten con claridad los actos de su gestión y su
situación patrimonial”.

Libros indispensables: Deben llevarlos todos los comerciantes.


Libros obligatorios: Deberá llevar además otros libros, cuando así lo exija la importancia y naturaleza de su
actividad. El código no dice cuales son, esto es tarea de las ciencias contables y técnicas contables. Por ejemplo los
martilleros deben llevar un libro de entradas, uno de salida y uno de cuentas de su gestión, todo esto establecido en la
ley.
Libros facultativos: Son los libros que el comerciante puede o no llevar.

Libros indispensables:

 Libro diario: En él se asientan todas las operaciones, los bienes que ingresan y egresan en orden cronológico,
día a día. Pero se pueden englobar siempre que no superen los treinta días, según lo establece la ley de
sociedades. Las anotaciones deben ser detalladas y en orden cronológico.
 Libro de inventario y balances: El libro de inventario contiene la descripción detallada del activo (crédito,
dinero) como el pasivo (deudas) del comerciante. Para que sea realmente un inventario, dentro del concepto
contable, la descripción detallada debe tener el valor que corresponde a cada uno de los bienes. Los contadores
30

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

suelen tomar el valor de mercado, el valor de costo, etc., que debe ser mantenido en todos los asientos. El valor que
se toma es el valor unitario. El inventario debe ser realizado al inicio de las operaciones o giro, y debe actualizarse
cada vez que se realizare un balance.
El balance debe ser realizado dentro de los tres primeros meses del cierre del ejercicio, que se refiere al año que se
establece como periodo para contar las operaciones realizadas, que puede coincidir o no con el año calendario. Una
vez cumplido el ejercicio, dentro de los tres meses siguientes se debe realizar un balance. Nunca se va a poder
realizar un balance si previamente no se realiza un inventario, ya que ambas operaciones están relacionadas.
El balance es el reflejo del estado patrimonial y financiero de la vida de la empresa en un momento dado. El balance
es el resumen o síntesis del inventario pero en éste ya se utilizan valores globales.
En el balance debe coincidir con lo asentado en el inventario, pero en el balance pueden aparecer otras cuentas que
no están detalladas en el inventario pero que hacen al propio giro, como sería el caso de las reservas que hiciere el
comerciante, o el capital social en el caso de una sociedad, amortización, etc.
El libro de inventario y balance se complementa con otro estado contable que se denomina cuadro demostrativo de
ganancias y pérdidas o estado de resultado, establecido en el art. 52 del C.Com.
El balance podrá ser positivo o negativo, dependiendo de la existencia de ganancias o pérdidas. Para determinar
donde estuvo la ganancia o cual fue el motivo de la perdida, necesitamos el estado de resultado.
El libro de inventario y balances consta entonces de tres etapas del estado contable.

Requisitos y formalidades de los libros de comercio:

El código establece ciertos requisitos formales que deben seguirse en la manera de llevar los asientos. Hay dos tipos
de requisitos: extrínsecos e intrínsecos.

 Requisitos extrínsecos Art. 53:


“Los libros que sean indispensables conforme las reglas de este Código, estarán encuadernados y foliados, en cuya
forma los presentará cada comerciante al Tribunal de Comercio de su domicilio para que se los individualice en la forma
que determine el respectivo tribunal superior y se ponga en ellos nota datada y firmada del destino del libro, del nombre
de aquél a quien pertenezca y del número de hojas que contenga. En los pueblos donde no haya Tribunal de Comercio
se cumplirán estas formalidades por el Juez de Paz”.
Estos requisitos se refieren a que los libros deben llevarse en forma correlativa, los asientos deben seguir un orden
cronológico, el libro debe ser encuadernado, foliado y rubricado (individualizado por la firma del secretario, actualmente
ya no es un tribunal sino una autoridad administrativa la que está a cargo del registro).
Este es el régimen del C.Com. Pero en la actualidad la ley de sociedades modifica este régimen y permite a las
sociedades comerciales a que algunos libros, no todos, puedan ser llevados por medios mecánicos, siempre y cuando la
autoridad del RPC lo autorice. Como esto es permitido a las sociedades, no existe impedimento para que el comerciante
lo pueda realizar de la misma manera que las sociedades, siempre que tengan la autorización correspondiente.

 Requisitos intrínsecos. Art. 54


“Se prohíbe:
1- Alterar en los asientos el orden progresivo de las fechas y operaciones con que deben hacerse, según lo
prescripto en el artículo 45.
2- Dejar blancos ni huecos, pues todas sus partidas se han de suceder unas a otras, sin que entre ellas quede lugar
para intercalaciones ni adiciones.
3- Hacer interlineaciones, raspaduras ni enmiendas, sino que todas las equivocaciones y omisiones que se cometan
se han de salvar por medio de un nuevo asiento hecho en la fecha en que se advierta la omisión o el error;
4-Tachar asiento alguno.
5- Mutilar alguna parte del libro, arrancar alguna hoja o alterar la encuadernación y foliación”.

31

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

En el caso de haber algún error debe hacerse un contraasiento porque no puede hacer raspados, enmiendas ni
interlineados, los libros deben ser llevados en idioma nacional (Art. 66), no puede arrancarse alguna hoja o alterar la
encuadernación o foliación, etc.

Valor probatorio de los libros de comercio:

¿Cómo prueba el libro con respecto a lo que dice el comerciante? En principio, lo que dice el libro va a probar en
contra del comerciante, porque si probara a favor, como presupuesto inicial, sería muy fácil preconstituir la prueba.
Entonces, el principio que rige es que el asiento del libro es principio de prueba en contra del comerciante que lo
presenta.
Pero este principio tiene excepciones: cuando estamos en el supuesto del art. 63, o sea, que se trate de un juicio
entre comerciantes (presupuesto subjetivo) y por el hecho de su comercio (presupuesto objetivo), podrán probar a favor
del comerciante.
Supuestos:
 Si el comerciante “A” tiene los libros y los exhibe en el juicio y el comerciante “B” no los lleva, o no lleva en
regular forma (Por ejemplo solo tiene el libro diario y no el de inventario y balances), o los lleva perfectamente
pero nos los exhibe. En todos estos casos valen los libros de “A” porque en la exhibición parcial, si no se
presentan los libros, se va a juzgar el litigio por los libros del adversario que lleve los libros en regular forma, que
harán plena prueba. En el ejemplo si “A” presenta sus libros llevados en legal forma y en ellos consta que “B” es
deudor de “A”, “B” será considerado deudor de este último, ya que “B” no presento sus libros.
 Si tanto “A” como “B” tiene sus libros y los llevan en regular forma y los exhiben en juicio, pero a uno de los dos
le falta el asiento. Lo que aparece en el debe de “A”, debería aparece en el haber de “B”, pero el asiento no
aparece en los libros de “B”, en ese caso, el juez no puede darle el valor de plena prueba a los libros de “A”,
porque este puede estar inventando la operación en la que aparecería como acreedor y asentarla en sus libros.
En este caso, puede valer como prueba, pero siempre que exista otra prueba que respalde el asiento, como
ser los documentos respaldatorios, o la misma prueba confesional (ya que se si este no asiste a la confesional
tiene confesión ficta) que puede ser otro medio de prueba que acompañe a los libros, corroborando lo que en
ellos dice.
 Cuando ambas partes presenten sus libros, en legal forma y los asientos de “A” y “B” son contradictorios, el juez
no puede tomar como prueba ninguno de los libros y debe desechar la prueba de los libros y juzgará por el
merito de las otras probanzas que se presenten.

A B Conclusión
Presenta los libros en legal y Los libros de A hacen plena
No presenta.
regular forma. prueba
Valdrán los libros como prueba
Presenta un libro con un Presenta el libro con un asiento
si se acompaña otro medio de
asiento distinto. distinto.
prueba
Presenta los libros en legal y Presenta los libros en legal y Se desechan los libros como
regular forma. regular forma. prueba

La prueba de los libros de comercio, se rinde en el expediente a través de las pericias realizadas por los contadores
públicos. El perito debe dictaminar en un informe cual de los libros es que debe valer como medio de prueba.
Previamente en el ofrecimiento de este tipo de prueba, la parte peticionante debe manifestar sobre cuáles son los puntos
sobre los que debe pronunciarse el perito., o sea que se le está parcializando el objeto del dictamen, puesto que la
exhibición en estos casos es parcial.

32

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

¿Sirven los libros de comercio como medio de prueba en los juicios entre un comerciante y alguien que no reviste tal
calidad o entre comerciantes pero que no sea por el hecho del comerciante? En estos casos los libros no van a tener
efecto de plena prueba, lo que van a tener es un principio de prueba, o sea que se prueba con el libro pero
acompañado con otras pruebas. No puede tener el mismo efecto que entre comerciantes o por un hecho que no sea del
comercio, porque a la contraparte no se le puede exigir llevar los libros. Es una de las excepciones del art. 7 C.Com.

Exhibición de los libros.

La exhibición puede ser parcial o general.


 Exhibición parcial: Siempre que halemos de fuerza probatoria de los libros en juicio, nos estamos refiriendo a la
exhibición parcial. La exhibición parcial, que tiene como finalidad demostrar un hecho que está en controversia,
debe realizarse al juez porque será él quien deba resolver la cuestión. Se exhibe solamente los asientos que se
refieren al tema en litigio. Por ejemplo que exista un contrato de compraventa para una de las partes y la otra
niega la existencia de dicho contrato, entonces puede presentarse el libro de comercio como prueba en juicio. Se
analizan únicamente los asientos que tienen que ver con ese negocio realizado entre las partes. El juez no podrá
exigir tener conocimiento, y menos aun la otra parte, de todos los asientos del libro, por ello la exhibición es
parcial.
 Exhibición general: En la exhibición general se muestra toda la contabilidad, todos los libros con su respectiva
documentación respaldatoria. Solamente procederá la exhibición general en los casos taxativamente
enumerados por el código en el artículo 58, que establece: “La exhibición general de los libros de los
comerciantes sólo puede decretarse a instancias de parte de los juicios de sucesión, comunión o sociedad,
administración o gestión mercantil por cuenta ajena y en caso de liquidación o quiebra”. En estos casos existe un
derecho a exigir la exhibición total de la contabilidad y no es óbice la existencia de un juicio.

Exhibición General Exhibición Parcial


Procede únicamente en los casos establecidos en Procede en todos los casos en que se pida su
el art. 58. producción como medio de prueba en un juicio.

Se exhibe toda la contabilidad, o sea, todos los Se exhibe solamente el asiento que es objeto de la
libros más su documentación respaldatoria. controversia.
La exhibición se hace al interesado, o sea a quien Se hace la exhibición al juez.
quiera tener conocimiento de los mismos y se
encuentre legitimado según el art.
En el caso en que aquel que tenga los libros se En este tipo de exhibición no se puede exigir al
niegue a exhibirlos a quien tiene derecho, el sujeto
que tenga los libros que se realice la exhibición, ni
legitimado puede recurrir al juez para requerir susiquiera es necesario, porque la exhibición parcial
exhibición y éste puede compelerá la exhibición y constituye una carga, que le otorga el beneficio de
exigir con el auxilio de la fuerza de publica, que se
poder usar la contabilidad que lleva y utilizarla
exhiban los libros. como medio de prueba en juicio, si no lo presenta
será juzgado por los libros del adversario, que sí
los presentó.
La exhibición general se realiza siempre a pedido En la exhibición parcial también va a ser a pedido
de parte. de parte y va a ser ofrecida como prueba en juicio,
y pedida en la producción. También puede ser
solicitada como medida de mejor proveer, en el
caso de que se haya ofrecido y que por cualquier
causa no se haya podido producir. Esta es una

33

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

cuestión procesal bastante opinable.

Principios con los que debe ser llevada la contabilidad:

El C.Com. en su artículo 43 establece “Todo comerciante está obligado a llevar cuenta y razón de sus operaciones y
a tener una contabilidad mercantil organizada sobre una base contable uniforme y de la que resulte un cuadro verídico
de sus negocios y una justificación clara de todos y cada uno de los actos susceptibles de registración contable. Las
constancias contables deben complementarse con la documentación respectiva”.
Exige que el comerciante lleve una contabilidad mercantil organizada, ellos significa seguir las pautas que determina
el código. Los asientos y registros contables deben ser organizados en considerando una base contable que sea
uniforme, veraz y clara.
La ley no impone al comerciante cual va a ser el sistema que va a adoptar, puede adoptar el que le resulte más
idóneo que otro, pero siempre siguiendo los principios consagrados en el código.
Principio de uniformidad: Se refiere a que el método elegido se mantenga. El método que generalmente se utiliza,
siguiendo las reglas generales de la contabilidad, es el sistema de partida doble (activo y pasivo). Se debe seguir
también el mismo criterio de valuación, como por ejemplo si se toma el valor de costo, continuar con ese valor, o si se
toma el valor de amortización continuar con tal valor, porque de otra manera no se va a poder obtener el resultado de la
explotación comercial, que es lo que el comerciante desea conocer a través de los asientos.
Principio de veracidad: Significa que se deben asentar negocios realmente realizados, operaciones reales, el
comerciante no debe fraguar nada, ni a su favor ni en su contra. Este principio se complementa con la obligación de
acompañar la documentación respaldatoria de los asientos para que el asiento sea veraz. El asiento debe estar
respaldado por la documentación pertinente.
Principio de claridad: Se refiere a que cualquier que tenga que leer el libro lo entienda.

3-Derechos del comerciante: libertad de comercio y concurrencia:

Durante las últimas décadas se evidenció a nivel mundial la gran importancia que posee el derecho de la
competencia como medio para procurar una justa asignación de recursos e incentivar la oferta de bienes y servicios; de
hecho desde 1990 más de 60 países han adoptado, fortalecido o manifestado su interés por sancionar una ley de
defensa de la competencia o antimonopolio. Como se sabe, la libre concurrencia mercantil estimula la innovación y la
eficiencia, constituyéndose en presupuesto esencial de la economía moderna.
Sin embargo, en nuestro país desde siempre han existido sectores que por razones estructurales o financieras se
mantuvieron marginados de la libre competencia. En este sentido, el proceso de liberalización del mercado de las
telecomunicaciones, produjo un gran impacto en la posibilidad de competencia efectiva entre el operador histórico y los
nuevos competidores, quienes -como en cualquier lugar del mundo- procuran ofrecer competitivamente sus servicios de
telecomunicaciones y de valor agregado.
La competencia aparece como lógica consecuencia de la libertad de comercio consagrada constitucionalmente. Todo
comerciante tiene derecho a competir con otros en la obtención de clientes, mercado, así como en la obtención de
mayores beneficios. No obstante ello debe respetar los requisitos impuestos por el principio de lealtad y la necesidad de
gozar de los mismos derechos que los otros comerciantes.

Competencia concepto:

Señala Rippe que la competencia ha sido definida como una competición o lucha entre varias personas para la
adquisición de un bien limitado, que no está disponible para todos o no lo está en la medida necesaria para satisfacer las
necesidades de cada uno.
34

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

Competencia, en general, significa coincidencia o concurrencia en el deseo de conseguir una misma cosa: el uno
aspira a alcanzar lo mismo que otro y al mismo tiempo que este. Cuando el objetivo que se persigue es económico,
estamos dentro de la competencia mercantil, la cual puede definirse como la actuación independiente de varias
empresas para conseguir cada una de ellas en el mercado el mayor número de contratos con una misma clientela,
ofreciendo los precios, las calidades o las condiciones contractuales más favorables.
Dice Rippe que al no existir un número límite de personas en condiciones de ejercer una misma actividad, se
asegura a todas por igual el libre acceso al mercado. El número de personas que pueden entrar en la explotación de tal o
cual actividad es ilimitada, y nadie, ninguna persona dentro del campo de la libre concurrencia puede oponerse a que
otra explote la misma actividad.
Rippe señala cuales son los elementos de la concurrencia:
1- Pluralidad de sujetos económicos.
2- Que operan contemporáneamente.
3- Ofrecen productos o servicios homogéneos o sucedáneos sobre el mismo mercado, con el fin de atraer para
sí la clientela.

Obstáculos naturales a la competencia.

Cuando se habla de tutela o de protección de la libertad de competencia, se hace referencia a disposiciones dirigidas
a eliminar, o al menos atenuar, obstáculos artificiales al libre juego de la competencia. En la economía de mercado
existen obstáculos que se oponen a la libertad e igualdad económica que podríamos denominar connaturales al propio
sistema , por ejemplo, la necesidad de disponer de grandes sumas de capital para acometer determinadas actividades, el
tamaño cada vez mayor de ciertas empresas, el coste creciente de la tecnología, la indispensable ampliación de los
mercados, etc., constituyendo condiciones naturales y esenciales de la economía moderna, crean por sí mismos barreras
para que algunos competidores puedan ingresar o permanecer en el mercado por no reunir tales requisitos o
circunstancias, con lo que dicen Broseta Pont – Martínez, podrían interpretarse como obstáculos a la libertad de
competencia.

Obstáculos artificiales a la competencia.

Son obstáculos artificiales a la libertad de competencia, los que no surgen de la propia estructura del mercado, sino
que son creados o impuestos voluntariamente por los propios competidores para – por diversos medios y
procedimientos- eliminar, falsear, limitar o restringir entre ellos la competencia imperfecta o practicable, normalmente en
beneficio propio y en perjuicio de los demás competidores y de los consumidores (Por ejemplo los convenios entre
empresarios para la fijación de precios o reparto de mercados, los abusos de posición de dominio del monopolista, etc. ).
A la luz de lo anterior, por tutela y defensa de la libertad de competencia debemos entender la tendencia dirigida a
prevenir y, en su caso, a reprimir y a sancionar los abusos que constituyen los obstáculos artificiales voluntariamente
creados por los empresarios que son perjudiciales para el ordenado desarrollo de la competencia practicable o
imperfecta en el mercado.
La concurrencia en esa necesidad de superar al adversario puede dar lugar a procedimientos deshonestos,
perjudicando al consumidor y a la moralidad del comercio.
.
Régimen legal:

La ley 22.262 de defensa de la competencia para casos en los que se denuncian prácticas que interfieren con el
funcionamiento competitivo de los mercados.
Art.1 “Están prohibidos y serán sancionados de conformidad con las normas de la presente ley, los actos o
conductas relacionados con la producción e intercambio de bienes o servicios, que limiten, restrinjan o distorsionen la

35

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

competencia o que constituyan abuso de una posición dominante en un mercado, de modo que pueda resultar perjuicio
para el interés económico general”.
Se incluye allí la figura del abuso de posición dominante, que tiene en cuenta que determinadas conductas
anticompetitivas pueden ser consecuencia de decisiones unilaterales fundadas en la posición adquirida en un mercado
determinado. Es la situación que se da, por ejemplo, en los llamados monopolios naturales, los que sin ser por sí mismos
punibles pueden dar lugar a abusos sancionables.
Ley de defensa del consumidor 24.240. La Argentina tiene ley de defensa de la competencia, pero no de
competencia desleal.

Competencia prohibida. Competencia ilícita y competencia desleal:

La libre competencia exige la aplicación de normas que impidan la distorsión de esa libertad de mercado.
La competencia desleal comercial consiste en el empleo de medios incorrectos para el tráfico mercantil con el fin de
influir en los consumidores, o afectar la producción o capacidad de producción de un competidor.
La competencia prohibida se cumple cuando se infringen las normas relacionadas con las siguientes situaciones.
1- Exclusividad que la ley otorga a ciertas actividades.
2- Condiciones para el ejercicio de ciertos oficios que exige la ley.
3- La prohibición especial concebida a favor de alguna empresa.
4- Las practicas de promoción y publicidad comercial e industrial.
Competencia anticontractual: la restricción a la libertad puede provenir de una clausula contractual.
Competencia desleal: es en general una conducta reprochable o deshonesta de un tercero respecto de un
comerciante. No es un acto contra derecho, sino un abuso de derecho.

4-Agentes auxiliares del comercio:

El comerciante no trabaja solo, sino que tiene ciertos auxiliares. Algunos son autónomos y otros son coordinados
(según la clasificación de Fontanarrosa), algunos de los autónomos son comerciantes, es decir que ejercen por cuenta
propia actos de comercio en forma habitual y profesional, como es el caso del rematador y el caso del corredor.
Los agentes auxiliares del comercio pueden clasificarse en
1-Subordinados: Se encuentran en relación de dependencia laboral con el comerciante, y pueden ser:
- Internos: Desarrollan su actividad dentro del establecimiento o en la misma plaza que el comerciante. (Factor,
Dependiente, Empleado).
- Externos: Desarrollan su actividad fuera del establecimiento o de la plaza del comerciante (Viajante de Comercio).
2-Autónomos: Carecen de dependencia laboral con el comerciante (Corredor, Comisionista, Martillero, Despachante de
Aduanas; Agente de Bolsa).

Subordinados internos:
 Factores:
Es un subordinado del comerciante que tiene un mandato general y permanente en todo lo que tenga relación con el
giro del negocio. Por ejemplo, imaginemos un comerciante que tiene un negocio con sucursales en todos los puntos del
país, entonces este para regentear dichas sucursales, pone un gerente en cada sucursal. Ese gerente es el factor.
El artículo 132 del C.Com. dice que “es factor la persona a la cual el comerciante le encarga la administración de todo
o de una parte de sus negocios y esa representación se plasma en un poder que debe inscribirse en el Registro Público
de Comercio” (dentro de un plazo de 15 días para ser oponible a 3º). Si el poder no está inscripto, la jurisprudencia se
basa en la “Teoría de la Apariencia”, es decir, cuando el factor actúa a vista y conciencia del principal, los terceros
legítimamente pueden entender que está facultado para ello y su actuación compromete al principal. Este poder es
amplio, general de administración, desde el punto de vista comercial.
36

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

El factor administra el negocio por cuenta del principal y en nombre del principal, todo lo que recibe obliga al principal,
o sea que es un mandatario que tiene un poder general y permanente, su mandato es general porque lo habilita a
realizar todos los actos que se refieren a la administración de ese establecimiento, no hace falta que se le esté
autorizando uno por uno los actos que puede realizar, al instituirlo como factor se entiende que éste está autorizado para
realizar todos los actos que sean necesarios para su desenvolvimiento como tal.
Las facultades que tiene el factor dentro de la empresa se pueden limitar en el mandato, pero la facultad que nunca se
puede limitar es la de contratar.
Es además permanente, porque no se instituye factor a una persona para realizar actos aislados, sino para el
despliegue de una actividad que se desarrolla en el tiempo.
La personería de un factor no se interrumpe por la muerte del propietario, mientras no se le revoquen los poderes;
pero sí por la enajenación que aquél haga del establecimiento
Los factores observarán, con respecto al establecimiento que administren, las mismas reglas de contabilidad que se
han prescripto generalmente para los comerciantes.
Capacidad: Debe tener capacidad para ejercer el comercio. Pero el factor no es comerciante aunque tenga capacidad
para ejercer el comercio, porque los actos que realiza los hace por cuenta ajena. La relación entre el factor y el principal
o comerciante se llama “Contrato Institorio”.

 Dependientes:
Aquí rige en pleno el régimen laboral, pero se le puede dar al dependiente algunas facultades, algunas
autorizaciones para realizar actos dentro del establecimiento para optimizar recursos humanos y demás, pero jamás es
factor, ya que no va a obligar al principal frente a terceros, con respecto a la actividad propia del giro de los negocios.

 Empleados u obreros:
En principio los empleados no están facultados para contratar en nombre del comerciante. Sin embargo, el
comerciante puede facultarlos a través de una autorización expresa que especifique las operaciones que pueden
realizar. Dicha autorización debe ser inscripta en el RPC.

Subordinado externo:
 Viajante de comercio:
Desarrolla su actividad fuera de la plaza del principal. Es el empleado que promueve y facilita la conclusión de
negocios, fuera del establecimiento del comerciante y mediante una remuneración.
Hay una ley especial que regula a los viajantes de comercio, y esta dispone que en caso de despido del viajante
además de la indemnización se le debe dar un porcentaje sobre las ventas efectuadas que se traduce en comisión.

Autónomos:
 Corredores:
El régimen legal de estos sujetos está regulado por la Ley 25.028 que derogó algunos y modifico otros artículos del
C.Com. estos son sujetos que intermedian entre la oferta y la demanda, acercando a las partes y permitiendo que éstas
concluyan el contrato. La intermediación consiste en acercar a las partes. La actividad de corretaje es siempre comercial,
independientemente del acto que realicen las partes en razón del corretaje, entonces, puede haber corretaje en materia
de inmueble, que es lo que realizan las inmobiliarias, aunque se declaran como comisionistas.
Requisitos:
La ley 25.028 modifico el régimen anterior, porque éste establecía que había que rendir un examen ante alguna
Cámara Civil y Comercial de laguna jurisdicción, al cabo de lo cual, la Cámara Expedia un certificado de que estos
sujetos eran Corredores y mediante este certificado los corredores debían inscribirse en el RPC del lugar donde fueran a
ejercer su actividad; además debía hacerse una información sumaria con testigos de que el aspirante a corredor conocía
la actividad de la plaza donde a actuar y prestaba juramento.

37

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

Hoy en día esto se modificó, porque se le dio rango al corretaje (y al martillero) de carrera universitaria, entonces
según el art. 32 de la ley 20.266, reformada por la 25.028:
“Para ser corredor se requieren las siguientes condiciones habilitantes:
a) Ser mayor de edad y no estar comprendido en ninguna de las inhabilidades del artículo 2º.
b) Poseer título universitario expedido o revalidado en la República, con arreglo a las reglamentaciones vigentes y
que al efecto se dicten”.
Derechos:
a) Cobrar una remuneración por los negocios en los que intervenga, conforme a los aranceles aplicables en la
jurisdicción; a falta de ellos, de acuerdo de partes o de uso, se le determinará judicialmente; salvo pacto contrario, surge
el derecho a su percepción desde que las partes concluyan el negocio mediado.
La remuneración se debe aunque la operación no se realice por culpa de una de las partes, o cuando iniciada la
negociación por el corredor, el comitente encargare la conclusión a otra persona o la concluyere por sí mismo.
Interviniendo un solo corredor, éste tendrá derecho a percibir retribución de cada una de las partes; si interviene más
de un corredor, cada uno sólo tendrá derecho a exigir remuneración a su comitente; la compartirán quienes intervengan
por una misma parte.
b) Percibir del comitente el reintegro de los gastos convenidos y realizados, salvo pacto o uso contrario.
Obligaciones:
a) Los corredores deben llevar asiento exacto y cronológico de todas las operaciones que realicen, transcribiendo
sus datos esenciales en un libro de registro, rubricado por el Registro Público de Comercio o por el órgano a cargo del
gobierno de la matrícula en la jurisdicción.
b) Comprobar la identidad de las personas entre quienes se tratan los negocios en los que interviene y su capacidad
legal para celebrarlos.
c) Deberá comprobar, además, la existencia de los instrumentos de los que resulte el título invocado por el
enajenante; cuando se trate de bienes registrables, recabará la certificación del Registro Público correspondiente sobre
la inscripción del dominio, gravámenes, embargos, restricciones y anotaciones que reconozcan aquéllos, así como las
inhibiciones o interdicciones que afecten al transmitente.
d) Convenir por escrito con el legitimado para disponer del bien los gastos y la forma de satisfacerlos, las condiciones
de la operación en la que intervendrá y demás instrucciones relativas al negocio; se deberá dejar expresa constancia en
los casos en que el corredor quede autorizado para suscribir el instrumento que documenta la operación o realizar otros
actos de ejecución del contrato en nombre de aquél.
e) Proponer los negocios con la exactitud, precisión y claridad necesarias para la formación del acuerdo de
voluntades, comunicando a las partes las circunstancias conocidas por él que puedan influir sobre la conclusión de la
operación en particular, las relativas al objeto y al precio de mercado;
f) Guardar secreto de lo concerniente a las operaciones en las que intervenga: sólo en virtud del mandato de
autoridad competente, podrá atestiguar sobre las mismas.
g) Asistir la entrega de los bienes transmitidos con su intervención, si alguna de las partes lo exigiere.
h) En las negociaciones de mercaderías hechas sobre muestras, deberá identificarlas y conservarlas hasta el
momento de la entrega o mientras subsista la posibilidad de discusión, sobre la calidad de las mercaderías.
i) Entregar a las partes una lista firmada, con la identificación de los papeles en cuya negociación intervenga.
j) En los contratos otorgados por escrito, en instrumento privado, debe hallarse presente en el momento de la firma y
dejar en su texto constancia firmada de su intervención, recogiendo un ejemplar que conservará bajo su responsabilidad.
En los que no requieran la forma escrita, deberá entregar a las partes una minuta de la operación, según las constancias
del Libro de Registro.

 Martilleros:
Están regulados por la ley 20.266, modificada por la 25.028. Los martilleros son las personas que en forma
profesional y habitual realizan actos de remate, o sea, intermedian en la venta de bienes de terceros, realizada en
subasta pública, a viva voz, al mejor postor.
38

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

La actividad del martillero es la de realizar actos de remate. El remate es una venta pública de bienes determinados
(tanto muebles como inmuebles), pertenecientes a terceras personas, realizada a viva voz y al mejor postor.
El remate se realiza de la siguiente manera:
1- El martillero propone las condiciones de la enajenación.
2- Recibe las posturas de los asistentes al acto.
3- Debe adjudicar ese bien mediante el golpe de martillo.
Deben darse todas estas condiciones para que el remate sea válido.
Requisitos: Ser mayor de edad. No estar inhabilitado para ser martillero. Tener título universitario de martillero.
Inscribirse en la matricula de martilleros. Constituir una garantía real o personal y la orden del organismo que tiene a su
cargo el control de la matrícula, cuya clase y monto serán determinados por éste con carácter general; y constituir
domicilio en la jurisdicción donde quiere ser martillero (no es necesario que este domiciliado por más de un año).
Inscripción en la matricula:
Aquí se plantea una importante diferencia con el comerciante, porque la inscripción tanto del martillero como del
corredor es obligatoria, aunque en la práctica los corredores no suelen inscribirse. Pero si se aplicara la ley, el corredor
que no se inscriba no tendría derecho a percibir comisión, pero esto se fue morigerando a través de la jurisprudencia
porque se prestaba a abuso, ya que se requerían los servicios del corredor y, después de celebrado el contrato él
acercaba a las partes, se negaban a pagarle al corredor, porque éste no se hallaba inscripto. A partir de allí se empezó a
legitimar al corredor a cobrar comisión, aunque no se hallare inscripto.
Los martilleros en la vida real si se inscriben, ya que no pueden ejercer la profesión sin tener matricula, además el
remate realizado por un martillero que no está inscripto es nulo.
Sistemas:
Holandés: Se comienza con una postura y se va bajando el precio.
Inglés: Se comienza con una base y se va subiendo el precio.
Argentino: Se parece bastante al ingles, pero con una diferencia que consiste en que en nuestro sistema el
martillero es el que hace la oferta, al hacerse el pregón en el que se dan las condiciones del bien y se realiza con todas
las características que debe tener una oferta. La postura que hace el público es una aceptación a la oferta que hizo el
martillero. En cambio en sistema ingles, la oferta parte del asistente (postor) y la aceptación la hace el martillero con la
bajada del martillo. En nuestro sistema la adjudicación se da con la bajada del martillo, pero el consentimiento de la
compraventa se logro antes, cuando el postor hizo su postura y este postor no se puede arrepentir de tal postura (si se
arrepiente será pasible de las sanciones del incumplimiento contractual, pues el contrato ya está concluido).
Se entiende entonces, que en el derecho argentino que la venta en el remate tiene implícita una condición
resolutoria, o sea que cuando se acepta, se hace bajo condición resolutoria, de que no exista una postura mejor pero la
aceptación ya está hecha.
Libros que debe llevar:
De acuerdo con las exigencias del C. Com. deberá llevar los siguientes libros:
Diario de entradas
a) Diario de entradas, donde asentarán los bienes que recibieren para su venta, con indicación de las
especificaciones necesarias para su debida identificación: el nombre y apellido de quien confiere el encargo, por cuenta
de quién han de ser vendidos y las condiciones de su enajenación;
Diario de salidas
b) Diario de salidas, en el que se mencionarán día por día las ventas, indicando por cuenta de quién se han
efectuado, quién ha resultado comprador, precio y condiciones de pago y demás especificaciones que se estimen
necesarias;
De cuentas de gestión
c) De cuentas de gestión, que documente las realizadas entre el martillero y cada uno de sus comitentes.

Derechos:

39

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

1-Cobrar una Comisión: La comisión se determinará sobre la base del precio efectivamente obtenido. Si la venta no
se llevare a cabo, la comisión se determinará sobre la base del bien a rematar, salvo que hubiere convenio con el
vendedor, en cuyo caso se estará a éste. A falta de base se estará al valor de plaza en la época prevista para el remate.
En los casos en que iniciada la tramitación del remate, el martillero no lo llevare a cabo por causas que no le fueren
imputables, la comisión la fija el juez de acuerdo con la importancia del trabajo realizado y los gastos que hubiere
efectuado. La comisión es debida por quien entregó el bien. Si no se lleva a cabo el remate por culpa de alguien en
especial, ésta persona se debe hacer cargo de la comisión.
2-Percibir del vendedor, el reintegro de los gastos del remate.
Obligaciones
a) Llevar los libros que se establecen en el capítulo VIII;
b) Comprobar la existencia de los títulos invocados por el legitimado para disponer del bien a rematar. En el caso de
remate de inmuebles, deberán también constatar las condiciones de dominio de los mismos;
c) Convenir por escrito con el legitimado para disponer del bien, los gastos del remate y la forma de satisfacerlos,
condiciones de venta, lugar de remate, modalidades del pago del precio y demás instrucciones relativas al acto,
debiéndose dejar expresa constancia en los casos en que el martillero queda autorizado para suscribir el instrumento
que documenta la venta en nombre de aquél.
d) Anunciar los remates con la publicidad necesaria.
e) Realizar el remate en la fecha, hora y lugar señalados, colocando en lugar visible una bandera roja con su nombre
y matricula, y en su caso, el nombre, denominación o razón social de la sociedad a que pertenezcan.
f) Explicar en voz alta, antes de comenzar el remate, en idioma nacional y con precisión y claridad los caracteres,
condiciones legales, cualidades del bien y gravámenes que pesaren sobre el mismo.
g) Aceptar la postura solamente cuando se efectuare de viva voz; de lo contrario la misma será ineficaz.
h) Suscribir con los contratantes y previa comprobación de identidad, el instrumento que documenta la venta, en el
que constaran los derechos y obligaciones de las partes, 3 ejemplares y deberá ser debidamente sellado, quedando uno
de ellos en poder del martillero. Cuando se trate de bienes muebles cuya posesión sea dada al comprador en el mismo
acto, bastará el recibo respectivo.
i) Exigir y percibir del adquirente, en dinero efectivo, el importe de la seña a cuenta del precio , en la proporción fijada
en la publicidad, y otorgar los recibos correspondientes.
j) Efectuar la rendición de cuentas documentada y entregar el saldo resultante dentro del plazo de cinco días, salvo
convención en contrario, incurriendo en pérdida de la comisión en caso de no hacerlo.
k) Conservar, si correspondiere, las muestras, certificados e informes relativos a los bienes que remate hasta el
momento de la transmisión definitiva del dominio.
l) En general, cumplimentar las demás obligaciones establecidas por las leyes y reglamentaciones vigentes.
Prohibiciones:
Practicar descuentos en las comisiones arancelarias, realizar negocios con los bienes del comitente, permitir remates
a su nombre por personas no matriculadas, aceptar ofertas bajo sobre, etc.

 Agentes de bolsa:
Es quien en forma exclusiva participa en la compra y venta de acciones de las llamadas sociedades anónimas
abiertas, que son aquellas que cotizan en bolsa. También interviene en la compra y venta de títulos públicos, sean
nacionales o extranjeros.
El agente cobra una comisión y debe llevar un registro de las operaciones que efectúa y tiene el deber de guardar
secreto de su labor.
Requisitos:
La 17.811 es la que regula los requisitos que se necesitan para ser agente de bolsa:
1- Ser accionista del mercado de valores (las acciones de cada mercado son limitadas, aquí en Bs. As. el promedio
de cada acción de la Bolsa de Comercio es de U$S 500.000) El grueso de los agentes de bolsa son personas físicas.
2- Acreditar solvencia moral y económica.
40

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

3- Ser mayor de edad.


4- Acreditar conocimientos específicos en la materia (estos conocimientos no se logran con un examen sino con el
ejercicio efectivo de la actividad).
5- Ser socio de la bolsa en que va a trabajar.
6- Deben llevar un libro muy similar al libro de cuentas que llevan los martilleros más los obligatorios.
UNIDAD 4: Régimen contractual mercantil.

1-Generalidades de los contratos comerciales

Noción de contrato:

“Hay contrato cuando varias personas se ponen de acuerdo sobre una declaración de voluntad común destinada a
reglar sus derechos”, es el concepto de contrato que encontramos en el art. 1137 del CC. Es el resultado de un acuerdo
acerca de una declaración de voluntad común de las partes intervinientes.
El contrato será civil o comercial según la naturaleza del acto que lo motiva. La separación entre ambas categorías
no es simplemente didáctica, pues los contratos comerciales en nuestro derecho positivo presentan rasgos particulares:
en ellos se presume la solidaridad, la prescripción es más breve, tienen algunos medios probatorios propios, llevan
implícita la condición resolutoria, etc.
Son aplicables a los contratos comerciales, sin otras excepciones que las que contiene el C.Com., las disposiciones
del CC sobre concepto y clasificación de los contratos, su perfeccionamiento, capacidad para celebrarlos, objeto, forma,
prueba y efectos.
Los contratos comerciales han ido ampliado su escenario y su número, con formas y tipos no previstos aun por la
legislación positiva: ellos toman la situación económica que sirven a su propia fisonomía y rasgos característicos.
Tenemos así, contratos comerciales nominados e innominados, y estos últimos son también utilizados en las
prácticas civiles, de modo tal que, la mayoría de las convenciones ejercidas, son hoy día de naturaleza comercial.

Formación de los contratos: propuesta y aceptación.

El contrato es el acuerdo de voluntad común, sin embargo para que ese contrato pueda celebrarse, la voluntad debe
manifestarse por ofertas o propuestas de una de las partes y aceptarse por la otra.
La voluntad del que inicia un trato contractual debe exteriorizarse mediante una manifestación llamada oferta o
propuesta, y la voluntad de aquel a quien va dirigida dicha oferta debe a su vez exteriorizarse, mediante otra
manifestación llamada aceptación.
Es decir, que en el proceso constitutivo de los contratos encontramos tres etapas principales:
Invitación a ofrecer: Solicitación hecha a una o varias personas para que estas se hagan oferentes de un contrato.
Oferta o propuesta contractual: Acto mediante el cual una de las eventuales partes del futuro contrato comunica a
la otra su intención de celebrar con ella un negocio determinado en sus detalles esenciales con miras a obtener su
aceptación. La propuesta debe ser completa, hecha a persona o personas determinadas, sobre un contrato determinado.
La aceptación: Quien recibe una propuesta de contrato puede reaccionar ante ella de diversas maneras: 1-Ante
todo, puede guardar silencio y abstenerse de responder. 2-Responder negativamente. 3-Puede respondes modificando
los términos de la propuesta recibida. 4-Puede contestar manifestando su conformidad con el contenido de la propuesta.

Perfeccionamiento del contrato. Contratos entre presentes y entre ausentes.

El consentimiento puede manifestarse por ofertas o propuestas y aceptaciones, ya sean entre presentes o bien entre
ausentes.
Entre presentes rige el art. 1151 del CC: la oferta o propuesta hecha verbalmente no se juzgara aceptada si no fuese
inmediatamente.
41

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

Entre ausentes se requiere que transcurra el tiempo necesario para que llegue la respuesta por correo de retorno, y
durante esa espera el proponente estará ligado. El contrato entre ausentes, aunque no en forma absoluta, supone dos
requisitos: el tiempo y el espacio.
En el caso de contratantes a través de fax u ordenadores conectados a líneas telefónicas por medio de módems,
entendemos que los medios mecánicos consignados, solo constituyen el vehículo de las declaraciones de voluntad y que
si existe un intervalo de tiempo entre la emisión de la oferta y su aceptación el contrato debe considerarse entre ausente.

Teorías:

En los casos en que la oferta y la aceptación no se dan sin solución de continuidad sino que media cierto tiempo,
también llamados entre ausentes el problema que se plantea es el de determinar el momento a partir del cual debe
considerarse concluido el contrato. Las teorías desarrolladas sobre el punto son cuatro:
1- Teoría de la declaración: sostiene que una vez recibida la oferta, la mera manifestación del aceptante es
suficiente para tener por concluido el contrato, aunque de ella solo tenga conocimiento el aceptante.
2- Teoría de la expedición: sostiene que el contrato queda concluido cuando el aceptante expide, envía la
aceptación al oferente. El sello de la expedición o despacho de la carta de aceptación prueba el momento de
conclusión del contrato.
3- Teoría de la recepción: esta doctrina sostiene que la conclusión del contrato se produce cuando la carta de
aceptación es recibida por el oferente, aun cuando de este mensaje el oferente no tenga conocimiento.
4- Teoría de la información o del conocimiento: sostiene que el conocimiento queda concluido cuando el
oferente toma conocimiento de la aceptación de la otra parte.
La mayoría de la doctrina nacional sostiene que el sistema vigente es el de la expedición, y que la regla general está
dada por el art. 1154 que expresa: “la aceptación hace solo perfecto el contrato desde que ella se hubiere mandado al
proponente”.
El sistema de la expedición rige en los casos de muerte o incapacidad del aceptante (art. 1149 del código civil).
Ahora bien el sistema de la expedición tiene excepciones en que se aplica el sistema de la información, así cuando el
oferente fallece o pierde su capacidad antes de tener conocimiento de la aceptación de la otra parte, caso en el cual se
produce la caducidad de la oferta (art. 1149 del código civil) y cuando el aceptante de la oferta retracta su aceptación y
esta se produce antes de que la aceptación haya llegado a conocimiento del proponente (art. 1155 del código civil).

La buena fe contractual:

En el derecho romano existió una distinción entre: a) contrato que engendraban obligaciones precisas y
determinadas a los cuales los contratantes quedaban obligados a cumplirlas, b) contratos calificados de buena fe, que
obligaban no solamente a lo pactado sino también a lo exigible a personas justas. En el derecho moderno esta distinción
desapareció porque todos los contratos son de buena fe.
La doctrina y la jurisprudencia consideran a la buena fe como un deber inherente a las relaciones entre los hombres
e incluidos en los extremos que constituyen el acto jurídico.
La buena fe contractual o negocial se caracteriza por aspectos positivos, consistentes en un deber de
comportamiento con los demás. La buena fe debe ser entendida con relación a los tres momentos establecidos en el art.
1198 del CC, en el momento de la celebración, la interpretación y en la ejecución. La celebración hace referencia a la
lealtad en el trato, la interpretación como criterio hermenéutico y la ejecución como contralor del comportamiento integro
de las partes.
La expresión buena fe es el correcto equilibrio entre los intereses opuestos de los sujetos de la obligación. Además la
ley no ampara el ejercicio abusivo de los derechos.

Contrato plurilateral:

42

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

Lo que determina este tipo de contratos es:


1- La posibilidad de que intervengan más de dos partes: En estos contratos las prestaciones no son reciprocas,
sino que todas ellas tienden concordantemente a la realización de un objeto común, cada parte adquiere
derechos y obligaciones no con respecto de la otra sino con respecto de todas las demás.
2- Son contratos abiertos: Cualquier sujeto puede integrar o adherirse al contrato, los adherentes ulteriores no
son considerados como terceros sino como partes del mismo.
3- No tiene que haber una equivalencia entre prestaciones y contraprestaciones.
4- Hay atipicidad de las prestaciones de las partes.
5- El tener por finalidad organizar grupos o categorías: Sociedades, sindicatos, etc. que mantiene una
existencia más o menos duradera en la colectividad de asociados.

Contrato tipo: Es el esquema concreto del contrato, de manera que las partes no tienen que agregar nada más que su
firma. Adhesiones o modificaciones pueden hacerse pero son indispensables para que pueda haber lugar a estipulación
del contrato. El contrato tipo determina un contenido uniforme de toda una serie de más o menos numerosa de contratos
individuales.

Contrato de adhesión: El contenido resulta predeterminado por las partes, en tanto que la otra u otras no tienen
alternativa más que aceptarlo como ha sido redactado.

Contrato preliminar: Es aquel mediante el cual una de las partes, o bien las dos, se obligan a celebrar en un momento
ulterior otro contrato que por contraste suele llamarse definitivo y cuyo contenido ha quedado determinado desde luego
por el preliminar. Existen dos clases de contratos preliminares. Unilateral y bilateral. Este contrato requiere, que el
contrato preliminar tenga una existencia precaria, pues se extingue con el definitivo. Determina el tipo y los elementos
esenciales del contrato definitivo.

Contratos normativos: Cuando las partes en previsión de una pluralidad de relaciones jurídicas a constituirse entre
ellas, determinan previamente, por lo menos en parte, la disciplina jurídica a la cual quedaran sometidas en el caso y en
la medida en que dichas relaciones se constituyan efectivamente. En otras palabras es un contrato que contiene las
normas que habrán de regir la eventual estipulación de futuros contratos.
Este contrato necesita una existencia duradera porque condicionan a todos los que la celebren durante su vigencia. No
es esencial o indispensable determinar los elementos esenciales, lo que puede hacerse en el momento de la formación.
Si bien tiene un carácter preparatorio, tiene una función propia y distinta que consiste en la unificación y coordinación del
régimen normativo.

Prueba de los contratos comerciales:

En materia mercantil, hay medios de prueba específicos, por ejemplo pruebas resultantes de los libros de comercio.
Esos medios de prueba son tanto para probar obligaciones como contratos. En el art. 208 del C.Com. se enumeran, en
forma enunciativa, los medios de prueba admitidos en sede mercantil. Si bien esta enumeración admite otros medios de
prueba, estos deben ajustarse en su apreciación a las reglas de la sana crítica y a las garantías de veracidad y
autenticidad.
Así el art. 208 del C.Com. dice que los contratos comerciales pueden justificarse por:
 Instrumento público:
Nos remitimos a lo establecido en el CC, en virtud del art. 207 del C.Com. “ El derecho civil, en cuanto no esté
modificado por este código, es aplicable a las materias y negocios comerciales” . Y el art. 1 del Título Preliminar del
C.Com. “En los casos que no estén especialmente regidos por este código, se aplicarán las disposiciones del CC”.

43

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

Es de aplicación por ser una materia especial no excepcional los art. 1190 y 979 del CC. El primero coincide en
admitir al instrumento público y el segundo hacen plena fe respecto de todo lo establecido en el instrumento y tiene
plena fuerza probatoria, art. 980. Estos instrumentos solo pueden ser argüidos por querella de redargución de
falsedad.
 Nota de los corredores y certificaciones extraídas de sus libros:
El corredor es un intermediario entre la oferta y la demanda, no representa a nadie, es un comerciante, pero la
ley lo legisla separadamente porque debe cumplir ciertos requisitos.
El corredor no es un oficial público, sucede que por su posición imparcial, se presupone que va a realizar el
negocio con absoluta imparcialidad, ya no que no representa a nadie. En el CC art. 979 inc. 3, lo incluye como
instrumento, pero esto no es así en materia comercial.
Debe dejarse al juez la suficiente amplitud en función de la sana crítica, para que establezca el verdadero valor
de la prueba en el caso concreto.
 Por documentos privados firmados:
Según el art. 1102 del CC, la firma de las partes es esencial para los documentos privados, salvo excepciones,
pero en materia mercantil, la obligación puede ser asumida por una persona que firma y otra que se obliga. El que
firma a ruego es el que lo hace a pedido y nombre del que resulta obligado. Para que se produzca el efecto de que
la firma de una persona obligue a otra persona, se debe probar: la autenticidad, la autorización que ha dado una
persona a otra para que ésta firme por aquella en su nombre. La firma a ruego es algo característico en materia
comercial, no con tanta frecuencia en materia civil.
 Por correspondencia epistolar y telegráfica:
Las ventajas de uno, no la tiene la otra: la carta tiene ventaja sobre el telegrama porque es más fácil tener
certeza sobre la intención de los contratos, y el telegrama tiene a su vez ventaja sobre la carta, de la fecha cierta. La
carta tiene firma autentica, el telegrama no. Son dos medios de prueba con valor distinto.
 Por los libros de los comerciantes y facturas aceptadas:
La factura aceptada se refiere a la factura simple (objeto, precio y nombre). La factura aceptada es el documento
que contiene la descripción de la mercadería y la aceptación del comprador. Esta puede ser expresa: cuando este
devuelve firmada al comprador. Tacita: cuando deja transcurrir el termino sin remitir al comprador (10 días).
 Por confesión de parte y por juramento:
Es un medio de prueba común tratado a remisión por el derecho civil.
La confesión es el acto consistente en una declaración formulada por quien es parte en un proceso, sobre
hechos personales de su conocimiento, que pueden ser desfavorables para el confesante o favorables para la otra
parte.
La confesión por juramento, es decir, la hecha en juicio, hace plena prueba.
 Por testigos:
La prueba de testigos está sujeta a un tope en cuanto a la cantidad, tratándose de asuntos de mayor cuantía, la
prueba testimonial solo será admitida existiendo principio de prueba por escrito. Se considera principio de prueba
por escrito a cualquier documento público o privado que emana del adversario, de su autor o de parte interesada en
la contestación o que tendría interés si viviera.
 Son admisibles las presunciones, conforme las reglas del presente titulo.
Esta enumeración es enunciativa por dos razones:
1- Porque esta enunciación debe complementarse con las disposiciones del CC, por expresa remisión del art.
207 y el art. 1 del título preliminar.
2- Porque tampoco pueden dejarse de lado los medios de prueba admitidos por la legislación de cada provincia.
Las obligaciones y contratos se prueban por los medios del art. 208, complementando con la legislación civil
y la legislación provincial correspondiente.

Interpretación:

44

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

No se requiere interpretación cuando las partes coinciden en la voluntad. Se interpreta cuando a pesar de la
intención común las partes no coinciden o concuerdan en lo mismo y esta interpretación está a cargo de un árbitro o un
juez.

Partimos de los principios del código civil:

Obligatoriedad del Contrato (art. 1197), los contratos se celebran para ser cumplidos (pacta sunt servanda);
Art. 1198 CC “Los contratos deben celebrarse, interpretarse y ejecutarse de buena fe, y de acuerdo con lo que
verosímilmente las partes entendieron o pudieron entender, obrando con cuidado y previsión”.

1º Regla: Interpretación Subjetiva: El Código da pautas de interpretación en el artículo 218 inciso 1, 2, 4. Si el


interpretador logra desentrañar el sentido del contrato, la tarea está cumplida.
Art. 218: “Siendo necesario interpretar la cláusula de un contrato, servirán para la interpretación las bases siguientes:
1- Debe buscarse más bien la intención común de las partes en el sentido literal de los términos.
2- Las cláusulas equívocas o ambiguas deben interpretarse por medio de los términos claros y precisos
empleados en otra parte del mismo escrito, no dar tanto el significado que en general les pudiera
convenir, cuanto el que corresponda por el contexto general.
3- Las cláusulas susceptibles de dos sentidos, resultando de uno la validez, y del otro la nulidad del
acto, deben entenderse en el primero. Si ambos dieran la validez debe tomarse la que más
convenga a la naturaleza del contrato y la regla de la equidad.
4- Debe tomarse en cuenta las actuaciones posteriores de las partes siguientes al contrato.
5- La onerosidad de los actos de comercio (nunca se presumen gratuitos).
6- Usos y costumbres del lugar de ejecución (prevalecerán sobre cualquier inteligencia en contrario que
se pretenda dar a las palabras).
7- A favor del deudor (en los casos dudosos, las cláusulas ambiguas deben interpretarse siempre a
favor del deudor, en el sentido de su liberación).

2º Regla: Interpretación Objetiva: Si por la interpretación subjetiva el interpretador no lograre dar con el sentido del
contrato, se recurrirá a la interpretación objetiva. El Código hace referencia a la misma en el Título Preliminar Regla 2
y 5 y en los artículos 217, 219 y 220.
Regla 2: “En las materias en que las convenciones particulares pueden derogar la ley, la naturaleza de los actos
autoriza al juez a indagar si es de la esencia del acto referirse a la costumbre, para dar a los contratos y a los hechos
el efecto que deben tener, según la voluntad presunta de las partes.”
Regla 5: “Las costumbres mercantiles pueden servir de regla para determinar el sentido de las palabras o frases
técnicas del comercio, y para interpretar los actos o convenciones mercantiles.”
Artículo 217: “Las palabras de los contratos y convenciones deben entenderse en el sentido que les da el uso
general, aunque el obligado pretenda que las ha entendido de otro modo.”
Artículo 219: “Si se emitiese en la redacción de un contrato alguna cláusula necesaria para su ejecución, y los
interesados no estuviesen conformes en cuanto al verdadero sentido del compromiso, se presume que se han
sujetado a lo que es de uso y práctica en tales casos entre los comerciantes en el lugar de la ejecución del contrato.”
Artículo 220: “Cuando en el contrato se hubiese usado para designar la moneda, el peso o medida, de términos
genéricos que puedan aplicarse a valores o cantidades diferentes, se entenderá hecha la obligación en aquella
especie de moneda, peso o medida que esté en uso en los contratos de igual naturaleza.”
3º Regla: Interpretación Integradora: Si por la interpretación objetiva el interpretador no lograre dar con el sentido
del contrato, se recurrirá a la interpretación integradora. En este caso el juez debe completar o integrar el contrato
con las normas supletorias previstas en la ley.

45

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

4º Regla: Interpretación en contra del autor de la cláusula: Si por la interpretación integradora el interpretador no
lograre dar con el sentido del contrato, se recurrirá a la interpretación en contra del autor de la cláusula. La regla es
que ante la duda en el sentido de la cláusula o en la cláusula misma, siempre será en contra del predisponerte (o sea
contra el que redactó las condiciones).
5º Regla: Favor Debitoris: Si por la interpretación en contra del autor de la cláusula el interpretador no lograre dar
con el sentido del contrato, se recurrirá al favor debitoris. El principio es que en caso de duda se debe estar siempre
por la liberación del deudor.

Fecha cierta:

Art. 1034. “Los instrumentos privados, aun después de reconocidos, no prueban contra terceros o contra los
sucesores a título singular, la verdad de la fecha expresada en ellos”.
Art. 1035. “Aunque se halle reconocido un instrumento privado, su fecha cierta en relación a los sucesores
singulares de los partes o a terceros, será:
1° La de su exhibición en juicio o en cualquiera repartición pública para cualquier fin, si allí quedase archivado.
2° La de su reconocimiento ante un escribano y dos testigos que lo firmaren.
3° La de su transcripción en cualquier registro público.
4° La del fallecimiento de la parte que lo firmó, o del de la que lo escribió, o del que firmó como testigo”
La doctrina discute si estas normas se aplican en materia comercial:
1. Fernández y Gómez Leo, sostienen que no se aplican porque la fecha de los contratos comerciales puede
ser probada por otros medios.
2. Castillo, dice que los documentos tienen la fecha expresada en ellos y el que alega su falsedad deberá
probarla.
3. Malarriaga, por su parte, dice que siempre debe probarse la fecha, aun en los casos del art. 1035.
4. Fontanarrosa dice que la fecha cierta rige en materia comercial, pero con una diferencia sustancial, que se ella
se puede probar por cualquier medio de prueba además los artículos 1034 y 1035, incluido el libro de comercio. Esta
postura es la correcta.

Doble ejemplar:

La regla general del art. 1021 del CC dice “Los actos, sin embargo, que contengan convenciones perfectamente
bilaterales deben ser redactados en tantos originales como partes haya con un interés distinto”.
Este principio no se aplica en materia mercantil.
El silencio del código debe interpretarse modificando el CC y en consecuencia el requisito del doble ejemplar es inútil
o contraproducente en materia comercial.
Las razones de la no exigibilidad del doble ejemplar o tantas copias como partes haya es por:
1- Razón de orden legal.
2- Razón de orden práctico: por la agilidad que requiere la actividad mercantil.

Resolución:

El art. 216 del C.Com., que Borda tomó textualmente y lo plasmó en el Art. 1204 del Código Civil, consta de 2
partes:

A. Facultad resolutoria implícita: La facultad resolutoria implícita implica que:


46

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

1- En los contratos con prestaciones recíprocas.


2- En caso de que uno de los contratantes no cumpla con las obligaciones a su cargo.
3- Se entiende implícita la facultad del cocontratante para resolver el contrato, es decir, que esta facultad puede ser
ejercida, sin importar si se encuentra o no plasmada en el contrato, por configurar un elemento natural de este tipo
de contratos, de manera tal que, en estos casos, el acreedor puede intimar al incumplidor, de manera categórica y
fehaciente, al cumplimiento:
 En un plazo de, por lo menos, 15 días, salvo que:
-Los usos y costumbres o un pacto expreso establezcan un plazo menor.
-Se trate de un supuesto de plazo esencial.
 Bajo apercibimiento resolutorio, de manera tal que:
-Ante el cumplimiento en el término previsto, el contrato no se resuelve, pero, eventualmente, el incumplidor
deberá resarcir los daños y perjuicios ocasionados por el incumplimiento de la obligación.
-Ante el incumplimiento en el término previsto, el contrato se resuelve automáticamente, con derecho para el
acreedor por los daños y perjuicios ocasionados por el incumplimiento definitivo de la obligación.
4- Sin embargo, en los contratos en los que se haya cumplido parte de las prestaciones, éstas quedan firmes y
producen los efectos correspondientes, aunque, en realidad, la doctrina y la jurisprudencia sostienen que para que
la parte de la prestación cumplida quede firme las prestaciones deben ser equivalentes y divisibles

B. Pacto comisorio expreso: El pacto comisorio expreso es un elemento accidental que las partes pueden
incorporar en cualquier contrato, y se da cuando las partes expresamente convienen en el contrato que si una de las
partes no cumple con la obligación a su cargo, en cuyo caso, la parte que ha cumplido:
a) Puede resolver el contrato, sin previa intimación de cumplimiento, aunque, para que haya certeza y seguridad
jurídica, debe notificar fehacientemente a la contraparte su voluntad de resolver, y, a partir de este momento, es
cuando la resolución produce sus efectos.
b) O puede demandar el cumplimiento de la obligación.
c) Aclarando que, en ambos casos, tiene, además, el derecho a reclamar la indemnización correspondiente por los
daños y perjuicios ocasionados.

C. IUS VARIANDI: El ius variandi se encuentra plasmado en la última parte del Art.216 del Código de Comercio
y consiste en que si la parte que ha cumplido demanda el cumplimiento de la obligación, y, de manera
sobreviniente, pierde el interés de que esa obligación sea cumplida, puede reclamar la resolución del contrato, pero
si reclama la resolución del contrato no puede, de manera sobreviniente, demandar el cumplimiento de la obligación,
y, esta disposición, tiende a que haya certeza y seguridad jurídica.

2-Compraventa comercial. Concepto. Art 450 C.Com.:

“Contrato por el cual una persona (vendedor), sea o no propietaria o poseedora de la cosa, se obliga a entregarla o a
hacerla adquirir en propiedad a otra persona (comprador) que se obliga por su parte a pagar un precio convenido, y la
compra para revenderla o alquilar su uso”.

Elementos comunes:
Capacidad: La del vendedor, capacidad para disponer de sus bienes; la del comprador, capacidad para obligarse.
Consentimiento: Que el comprador quiera adquirir la propiedad de la cosa y que el vendedor quiera transmitírsela y
recibir por ella el precio convenido.

Elementos específicos:
47

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

La cosa: La compraventa mercantil puede recaer sobre cualquier cosa que tenga valor. La excepción es de las
cosas que la ley prohíbe en razón de la persona que intervenga o de la misma cosa.
Solo pueden comprender las cosas muebles, y estas deben ser determinadas o determinables. No es necesario que
la cosa exista en el momento de perfeccionarse el contrato: puede tratarse de cosa futura.
Art. 451 “Sólo se considera mercantil la compraventa de cosas muebles, para revenderlas por mayor o menor, bien
sea en la misma forma que se compraron o en otra diferente, o para alquilar su uso, comprendiéndose la moneda
metálica, títulos de fondos públicos, acciones de compañías y papeles de crédito comerciales”.
Precio: Debe ser en dinero, serio (móvil, no irrisorio y no simulado) y cierto, pero no es indispensable que se
determine por las partes en el momento del contrato en una suma precisa de dinero. Si hubo varios precios, prevalece el
de término medio.
En principio el precio es el que se haya pactado en el contrato. Si no se hubiera pactado un precio, se debe estar a
los precios de plaza y dice el Código que si hubiera varios precios de plaza hay que establecer el promedio entre ellos y
eventualmente puede dejarse librado al arbitrio de un 3º. Si este 3º no pudiere o no quisiere fijar el precio el contrato
quedara sin efecto salvo pacto en contrario.
El principio general dice que el pago del precio es contra entrega de la cosa. Pero cuando se entrega la cosa y no se
reclama el precio, esto implica la concesión de un plazo de 10 días para abonarlo y de no hacerlo se produce la mora, la
cual es automática. Salvo que se haya pactado la venta a plazo.
Objeto: Es la transferencia de la propiedad que se opera por la tradición: hay tradición cuando una de las partes
entrega voluntariamente a la otra una cosa y ésta la recibe.

Caracteres:

 Típico (está tipificado en el Código).


 Consensual (se perfecciona por el consentimiento de las partes).
 Bilateral (se requieren dos partes).
 Oneroso (hay dinero de por medio).
 Conmutativo (existen ventajas para las partes).

Obligaciones del vendedor

a) Entregar la cosa vendida. La tradición de la cosa en el lugar pactado, sino en el lugar donde está la cosa al
hacerse la venta. La entrega puede ser real o simbólica. Por ejemplo entregar las llaves de un almacén o tienda
(simbólica), la caja donde está la mercadería (real).
Salvo pacto en contra las cosas deben ser entregadas dentro de las 24 horas de vendidas, si no cumple el
comprador puede pedir la rescisión o exigir el cumplimiento mas los daños. Salvo que exista un accidente sin culpa del
vendedor, en ese caso éste sólo devuelve el precio recibido. Es el vendedor quien debe probar la entrega.
b) Entregar una cosa igual en especie y cantidad si la cosa se pierde o deteriora por culpa del vendedor.
c) Responder por los vicios ocultos de la cosa.
d) Entregar factura de las cosas vendidas y recibo del precio.

Derechos del vendedor:

a) Exigir el pago del precio en el plazo acordado o si no fuere al contado.


b) Si es al contado el pago se hace donde se entrega la cosa, y si es a plazo en el domicilio del comprador.
c) Si no le pagan el precio puede pedir la resolución o el cumplimiento del contrato.

Obligaciones del comprador:

48

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

1- Pagar el precio en el lugar, plazo y forma convenida.


2- Recibir la cosa comprada

Derechos del comprador:

1- Retener el pago del precio cuando le quieren entregar algo distinto a lo comprado, o sin los accesorios, o de
distinta variedad o especie a la estipulada, o por partes cuando las cosas se venden por junto.
2- Examinar las cosas.
3- Negarse a recibir lo comprado cuando no es lo estipulado.
4- Optar por exigir la resolución o el cumplimiento del contrato

Régimen legal:

El contrato de compraventa tiene una doble legislación: está legislado en el código civil y también en el código de
comercio.
El código civil establece un régimen general o común, aplicable a la compra venta civil y también a la compra venta
comercial. Y el código de comercio establece un régimen especial, aplicable solo a la compraventa comercial. Es por ello
que al contrato de compraventa comercial se le aplican las normas del código de comercio, pero para aquello que no
esté previsto en su articulado, se aplicaran las normas de compra venta del código civil.

Tradición simbólica:

Sirve para completar el carácter consensual del contrato de compraventa. No hace al perfeccionamiento del contrato,
sino a la ejecución del mismo.
Esencialmente se opera la tradición cuando el vendedor pone al comprador en la posibilidad de disponer como
dueño de la cosa vendida.
La tradición puede ser real o simbólica. Es real cuando se pone en posesión material de la cosa. Es simbólica
cuando no se está en posesión material de la cosa, pero se puede disponer jurídicamente de ella.
En el art. 463 se enumeran los supuestos de tradición simbólica.

Inc. 1 “La entrega de las llaves del almacén, tienda o caja en que se hallare la mercancía u objeto vendido”.
Este es un caso de tradición real y no simbólica, porque al tener la llave, puede disponer de ella no solo material sino
jurídicamente.

Inc. 2 “El hecho de poner el comprador su marca en los efectos comprados en presencia del vendedor o con su
consentimiento”.
Es también un supuesto de tradición real, porque al permitirle que coloque su marca, es un signo evidente del acto
posesorio.
Hay tradición real cuando la marca se pone como signo de dominio y no cuando se pone simplemente para
individualizar la mercadería. Sin embargo toda marca presupone que es como signo de posesión. El que diga que es
como signo de individualización debe probarlo.

Inc. 3 “La entrega o recibo de la factura sin oposición inmediata del comprador”.
Es un supuesto de tradición simbólica, porque no está en posesión material de la cosa pero puede disponer de la
misma, ya que se le entregó la factura.

49

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

Inc. 4 “La cláusula: por cuenta, puesta en el conocimiento o carta de porte, no siendo reclamada por el
comprador dentro de veinticuatro horas, o por el segundo correo”.
Cuando se realiza el transporte por tierra, el documento que acredita el transporte de las cosas se lama carta de
porte cuando se realiza por agua se llama conocimiento. Este documento se refiere a documentos representativos que
representen la propiedad.

Inc. 5”La declaración o asiento en el libro o despacho de las oficinas públicas a favor del comprador, de acuerdo
de ambas partes”.
Se refiere a los asientos en las aduanas. Cuando la transferencia queda asentada en el libro de aduanas, ello opera
como tradición simbólica.

Cosas incluidas:

Artículo 451: “Sólo se considera mercantil la compra-venta de cosas muebles, para revenderlas por mayor o menor,
bien sea en la misma forma que se compraron o en otra diferente, o para alquilar su uso, comprendiéndose la moneda
metálica, títulos de fondos públicos, acciones de compañías y papeles de crédito comerciales”.

Cosas excluidas:

Artículo 452: No se consideran mercantiles:


1. Las compras de bienes raíces y muebles accesorios. Sin embargo, serán comerciales las compras de cosas
accesorias al comercio, para prepararlo o facilitarlo, aunque sean accesorias a un bien raíz.
2. Los de objetos destinados al consumo del comprador, o de la persona por cuyo encargo se haga la adquisición.
3. Las ventas que hacen los labradores y hacendados de los frutos de sus cosechas y ganados.
4. Las que hacen los propietarios y cualquier clase de persona, de los frutos y efectos que perciban por razón de
renta, donación, salario, emolumento u otro cualquier título remuneratorio o gratuito.
5. La reventa que hace cualquiera persona del resto de los acopios que hizo para su consumo particular. Sin
embargo, si fuere mayor cantidad la que vende que la que hubiese consumido, se presume que obró en la
compra con ánimo de vender y se reputan mercantiles la compra y la venta.

Solo se considera mercantil la compraventa de cosas muebles. Según el art. 452 del C.Com. no son mercantiles:
1-La compra de bienes raíces: Es civil. Tampoco los muebles accesorios por accesión física. Los muebles por accesión
moral pueden llegar a ser mercantiles cuando tengan una doble accesoriedad. Cuando sirvan para facilitar o preparar el
comercio, en cuyo caso quedan comprendidos dentro de la legislación mercantil.
2-Las compras de objetos destinados al consumo del comprador o de la persona por cuyo encargo se haga la
adquisición: Está excluido porque se adquiere la cosa (es decir que hay un antecedente pero le falta consecuente,
porque para que sea mercantil debe adquirirse con el objeto de volver a vender).
3-Las ventas que hacen los labradores y hacendados de los frutos de sus cosechas y ganados: No es comercial
porque le falta el antecedente, la adquisición a titulo oneroso, pero puede entrar dentro de la materia mercantil cuando ha
sido sujeto a una elaboración, que ya entra en el concepto de empresa.
4-Las que hacen los propietarios y cualquier clase de persona, de los frutos y efectos que perciban en razón de
renta, dotación, salario, emolumento u otro cualquier titulo remuneratorio o gratuito: Se trata de una venta de
frutos civiles. Si se venden, les falta la adquisición previa a titulo oneroso, es decir que falta el antecedente para ser
mercantiles.
5-La reventa que hace cualquiera persona del resto de los acopios que hizo para su consumo particular. Sin
embargo, si fuere mayor cantidad la que vende que la que hubiese consumido, se presume que obró en la
50

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

compra con ánimo de vender y se reputan mercantiles la compra y la venta: Es decir que puede suceder que, una
compra que efectuó para el consumo, pero por una circunstancia ajena se revenda, no es comercial porque lo que
interesa es la intención inicial; pero cuando es mas lo que se vende que lo que se consumió, se presume que la venta y
compra hecha anteriormente son comerciales.

Venta de cosa ajena

A diferencia de lo que dispone el artículo 1329 C.C. en el cual la venta de cosa ajena no es válida, el C. Com.
establece que la compraventa de cosa ajena es válida, según lo establece el art. 453 C.Com.
Por lo demás, el Art. 1330 C.C., permite la consolidación de la venta de cosa ajena, cuando el propietario la ratifica o
cuando el vendedor resulta ulteriormente sucesor universal o singular del propietario de la cosa vendida.
Art. 453: “La compraventa de cosa ajena es válida. El vendedor está obligado a su entrega o, en su defecto, a
abonar daños y perjuicios, siempre que el comprador ignorase que la cosa es ajena. Si el comprador, al celebrar el
contrato, sabe que la cosa es ajena, la compraventa será nula. La promesa de venta de cosa ajena será válida. El
vendedor estará obligado a adquirirla y entregarla al comprador so pena de daños y perjuicios”.
Este artículo tiene dos supuestos:
 La venta de cosa ajena: La cual es nula en el CC y valida en el comercial, siempre y cuando esa compra haya
mediado buena fe por parte del comprador. Si este sabe que la cosa es ajena la compraventa será nula. Esto
trae como consecuencia que el vendedor deba adquirirla para poder entregarla al comprador o bien poder
resolverse el contrato por incumplimiento del vendedor o reclamación de daños y perjuicios por el comprador.
 Promesa de venta de cosa ajena: A diferencia del punto anterior ambas partes saben que la cosa es ajena,
acá simplemente lo que se le realiza es una obligación por parte del vendedor de adquirir la cosa de un tercero,
para luego dársela al comprador y formalizar la venta.

Señal o arras:

Art. 475 C.Com “Las cantidades que con el nombre de señal o arras se suelen entregar en las ventas, se entiende
siempre que lo han sido por cuenta del precio y en signo de ratificación del contrato, sin que pueda ninguna de las partes
retractarse, perdiendo las arras. Cuando el vendedor y el comprador convengan en que, mediante la pérdida de las arras
o cantidad anticipada, les sea lícito arrepentirse y dejar de cumplir lo contratado, deberán expresarlo así por cláusula
especial del contrato”.
En el derecho civil la seña tiene otro mecanismo, quien entrega tiene una garantía del cumplimiento de un contrato y
si deja de cumplirlo solo pierde la suma entregada y la otra parte no puede obligarlo al cumplimiento ni reclamarle una
cantidad mayor como indemnización de perjuicios sufridos. Si el que no cumple es la parte que recibió el arras o seña
debe restituir el doble de lo recibido.
El establecimiento de la seña autoriza a las partes a no cumplir el contrato sin otra responsabilidad que la perdida de
la suma fija que se considera una estimación previa de perjuicios y las arras constituyen una pena.
En materia comercial la diferencia es que la ley establece que toda seña se entiende entregada a cuenta de precio.
No da la posibilidad de retractarse y si cualquier parte pretende hacerlo será considerado incumplimiento del contrato y
dará lugar a todos los mecanismos previstos para reclamar los daños y perjuicios ocasionados.

Compraventa internacional.

Clausulas usuales:

1) EWX (en fábrica): Significa que el vendedor entrega cuando pone las mercaderías a disposición del comprador en
el establecimiento del vendedor o en otro lugar convenido, sin despacharlas para la exportación ni cargarlas en el
vehículo receptor.
51

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

2) La cláusula CIF: Esta cláusula, formada con las iniciales de las palabras inglesas cost, insurance, freight, y que es
la más usada en las ventas internacionales modernas, significa que en el precio convenido se incluye: 1) el costo de los
efectos; 2) el valor del seguro; 3) los gastos por fletes del transporte de ellos, hasta el punto de destino.
3) Cláusula CF: (costo y flete) esta es una cláusula similar a la CIF, con la excepción de que el precio no incluye el
pago de la prima de seguros, que la debe pagar el comprador.
Esta cláusula es la más usada por nuestras importaciones, pues en ella los seguros son contratados en nuestro
país.
4) Cláusula FOB: Es una cláusula formada con las iniciales de la expresión inglesa Free on Board, que significa
franco a bordo. En la compraventa que incluya esta cláusula el vendedor se obliga a poner las mercaderías sobre buque,
corriendo por su cuenta todos los gastos y operaciones de carga; el precio incluye los gastos señalados. Efectuado el
embarque, se consideran las mercaderías entregadas al comprador, y los riesgos de trasporte, así como el pago de flete,
son a su cargo.
5) Cláusula FAS: El vendedor debe entregar la mercadería al costado del navío, al alcance de las grúas del buque y
no a bordo (desde ese momento se tiene por operada la tradición, corriendo solo con los gastos hasta el momento de ser
elevada al).
6) FCA: Significa que el vendedor entrega las mercaderías despachadas para la exportación al transportista
propuesto por el comprador en el lugar acordado. Si la entrega tiene lugar en los locales del vendedor este es
responsable de la carga, caso contrario no será responsable.

Crédito documentario:

Se denomina "crédito documentario" al conjunto de negocios jurídicos por los cuales un banco se obliga a pagar el
importe de una compraventa a distancia, por cuenta del comprador, sólo cuando el vendedor le proporcione
determinados documentos, y el comprador se obliga a devolver ese importe más la comisión respectiva a cambio de la
entrega de la documentación referida.
En el artículo 2 de las "Reglas y Usos Uniformes sobre Créditos Documentarios", se establece la definición
siguiente: "Todo convenio, cualquiera sea su denominación o designación, por medio del cual un banco (banco emisor)
obrando por solicitud y de conformidad con las instrucciones de un cliente (el ordenante del crédito):
a) Debe hacer un pago a un tercero (el beneficiario) o a su orden, o a pagar, o aceptar letras de cambio giradas por
el beneficiario.
b) Autoriza a otro banco para que efectúe el pago o para que pague, acepte o negocie tales letras de cambio, contra
la entrega de los documentos exigidos, siempre y cuando se cumplan los términos y condiciones del crédito".
El crédito documentario funciona como una mecánica ideada para asegurarles a ambas partes de una compraventa
a distancia, el cumplimiento de sus respectivas obligaciones. La seguridad respecto del cobro del precio, se obtiene a
través de la participación de un banco con sede en el lugar donde se encuentra el vendedor. La seguridad respecto de la
remesa de la mercadería adquirida, se obtiene a través de la entrega al banco de los documentos de embarque
correspondientes. La obtención del crédito documentario y de la confirmación cumple con una función económica,
porque facilita las operaciones de compraventa, por la seguridad de pago que se acuerda al vendedor y por cuanto el
comprador sabe que el pago se efectuará sólo cuando la mercadería se haya efectivamente embargado en un medio de
transporte y que los bienes comprados que se le envían están con la documentación en regla y suficientemente
asegurados.
Los bancos en esta operativa, fundamentalmente, prestan servicios pero, además, celebran negocios de crédito,
prestando su firma para la seguridad de las relaciones comerciales internacionales. Complementariamente, los bancos
pueden prestar asistencia financiera tanto al comprador como al vendedor de la relación jurídica básica, adelantando el
banco emisor al comprador los fondos requeridos para pagar el precio y anticipando el banco negociador al vendedor el
importe del crédito documentario o de las letras aceptadas.
El crédito documentario, entonces, no es un único negocio jurídico con pluralidad de partes sino diversos negocios
vinculados entre sí por una misma finalidad económica: asegurar a un vendedor el cobro de su crédito sobre el precio de
52

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

la mercancía, mediante la asunción por un banco de la obligación de pagar el precio. Cada uno de los contratos tiene
una causa diferente pero todos tienen una misma finalidad económica.

Clases de crédito documentarios:

Simple o revocable: Es una forma de crédito cuya utilización es prácticamente nula, porque su característica es la
revocabilidad sin causa, por lo que no habría seguridad jurídica.
Irrevocable: Es el más usado. La característica es que una vez que el banco notificador ha puesto en conocimiento
al vendedor exportador que tiene un crédito abierto a su favor, éste ya no puede ser revocado.
Irrevocable confirmado: Se caracteriza porque en los anteriores el banco notificador solo debe notificar, en esta
clase, el banco notificador asume por sí la obligación de hacer efectivo el crédito, o sea que ya confirma la obligación
asumida por el banco confirmante.

Cláusula Verde y Cláusula Roja: Modalidades de la operación:

La cláusula roja: Es la condición que se establece en la carta de crédito y permite al vendedor que “con la sola
promesa” de presentar los documentos él ya puede demandar el pago del crédito documentario en un plazo
determinado. Si no lo consigue deberá devolver lo percibido.
La cláusula verde: Es la condición que se establece en la carta de crédito que permite al vendedor poder demandar
el pago del crédito documentario con “la presentación” de un documento determinado sin necesidad de presentar otros.

3-Mandato comercial:

El Art. 221 del C.Com. Menciona al mandato comercial: “Es un contrato por el cual una persona se obliga a
administrar uno o varios negocios lícitos de comercio, que otra le encomienda”.
El mandatario actúa en nombre y por cuenta ajena. El mandato va a ser comercial cuando los actos que se realicen
sean actos de comercio.

Diferencia entre el Mandato Civil y el Mandato Comercial:

En lo comercial el mandato se presume oneroso (quien pretenda la gratuidad, carga con la prueba). En lo civil puede
ser oneroso. En lo comercial el objeto son actos de comercio. En lo civil el objeto son actos jurídicos.

Elementos personales:

El mandante, que es quien encarga el servicio o actividad (tiene que tener capacidad de administración o disposición
según sea el mandato que dé).
El mandatario, quien es el que realiza por cuenta y en interés de aquel (tiene que tener capacidad para contratar).

Caracteres:

 Es consensual: El contrato se perfecciona con la manifestación de voluntad del mandatario y del mandante.
 No formal: No está sujeto a ninguna formalidad en particular y queda concluido con el simple acuerdo de partes.
 Nominado: Mencionado en las leyes mercantiles;
 Típico: Reúne condiciones que caracteriza
 Oneroso: Existe una presunción de onerosidad en estos tipos de contratos.
 Es conmutativo: Las partes saben las ventajas y desventajas que les traerá aparejado la ejecución del contrato.
53

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

Régimen legal: Se encuentra regulado en el Libro Segundo de los Contratos de Comercio, Titulo 2: del Mandato y las
Comisiones o Consignaciones, artículos 221 y 222 del Código de Comercio.

Obligaciones del Mandatario:

 Cumplir las órdenes e instrucciones del mandante, en defecto de estas o en la imposibilidad de recibirlas en tiempo
oportuno o si estuviese autorizado para obrar a su arbitrio u ocurriese un suceso imprevisto, podrá ejecutar los actos,
obrando como si lo haría en un negocio propio y de acuerdo con las costumbres y usos habituales del comercio.
 Si tuviese fondos disponibles del mandante, debe emplearlos a los fines correspondientes, so pena de responder por
los daños y perjuicios que de esa falta resultase.
 Debe indemnizar al mandante de los daños y perjuicios que le ocasione por la inejecución total o parcial del mandato
 Debe rendir cuentas al mandante una vez finalizado el contrato de mandato.
 Debe poner en conocimiento del mandante los hechos que por su naturaleza puedan influir para revocar el mandato.
 Debe entregar la cosa que hubiese recibido en razón del cumplimiento del mandato.

Obligaciones del Mandante:

 Respecto de terceros, se obliga por los actos realizados por su mandatario, realizados dentro de los límites del
mandato o poder conferido.
 Frente al mandatario, debe indemnizar al mandatario por los daños y perjuicios ocasionados por el vicio o defecto de
la cosa comprendida en el mandato, aunque aquel lo ignorase.
 Anticipar al mandatario, si lo pidiese, el dinero necesario para la ejecución del mandato.
 Rembolsar al mandatario los gastos y anticipos efectuados, con intereses.
 Abonar la retribución estipulada, en su defecto, la que fuese de uso en el lugar de ejecución del mandato.

Cesa el mandato por:

 Cumplimiento del negocio.


 Expiración del término.
 Revocación del mandato.
 Renuncia del mandatario.
 Fallecimiento del mandatario o del mandante.
 Incapacidad del mandatario o del mandante.
 Quiebra del mandante o del mandatario.
 Imposibilidad del cumplimiento del objeto.
 Acuerdo de partes.
 Resolución del contrato.

Comisión:

Art. 222 C.Com: “Contrato por el cual una parte llamada comitente encarga a otra llamada comisionista la realización
de actos de comercio determinado, pero actuando el comisionista a nombre propio”.

Elementos necesarios:

-Actuación en nombre propio por el comisionista: él se responsabiliza frente a terceros.

54

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

-Negocios individualmente determinados.


-Que realice negocios comerciales.

Caracteres:

 Bilateral.
 Oneroso.
 Consensual.
 Conmutativo.
 Nominado.
 Típico.
 No Formal.
 De Tracto Sucesivo.

Régimen legal:

Se encuentra regulado en el libro I título I capítulo I Art 8 Inc. 5


También en el Libro II título II Art 222 y capitulo II.

Obligaciones del comisionista. Las principales obligaciones del comisionista son:

 Respetar las instrucciones recibidas del comitente.


 Comunicar puntualmente a su comitente todas las noticias convenientes sobre las negociaciones que puso a su cargo
y rendir cuentas detalladas y documentadas.
 Cumplir con las obligaciones fiscales, siendo responsable de sus contravenciones, lo que es consecuencia de que
actúa a nombre propio.
 El comisionista tiene prohibido adquirir para sí los efectos cuya enajenación le haya sido encargada.

Obligaciones del comitente: Las principales obligaciones del comitente son:

 Retribuir al comisionista por la tarea.


 Pagar al comisionista los gastos en que hubiera incurrido para cumplir su cometido, así como los perjuicios que la
gestión le hubiera ocasionado.
 La comisión concluye con la rendición de cuentas aprobada.

Diferencia con el mandato comercial:

1- El comisionista si bien actúa por cuenta del comitente, lo hace en nombre propio y no en el de aquel, como el
mandatario.
2- La comisión solo puede referirse a negocios individualmente determinados, el mandato en cambio, puede ser
especial o general.
3- En el mandato hay representación y la relación de derecho se establece entre mandate y tercero, perteneciendo
ajena a la misma el mandatario. En la comisión por el contrario, no hay representación: el negocio se realiza entre el
comisionista y el tercero, por eso no existe relación de derecho entre este y el comitente.

4-Depósito mercantil:

55

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

“Habrá deposito cuando una de las partes (depositario), guarde una cosa que la otra parte (depositante) le confíe,
restituyéndole la misma cosa en idénticas condiciones luego de transcurrido un plazo”.
Según el artículo 572 “Se considera comercial el depósito que se hace con un comerciante o por cuenta de un
comerciante, y que tiene por objeto o que nace de un acto de comercio”.

Caracteres:

 Es Real: Ya que no se juzgara concluido, sino con la entrega de la cosa. Antes de la entrega de la cosa no hay
contrato. La doctrina acepta la posibilidad de realizar una promesa de depósito, pero no se suele otorgar a la misma
fuerza vinculante que pueda permitir a uno de los contratantes exigir al otro la entrega de la cosa prometida en depósito.
Alguna doctrina entiende que se puede reclamar por parte de afectado, una indemnización deriva de de los daños y
perjuicios sufridos por el incumplimiento de la promesa efectuada.
 No formal: Rige la autonomía de la voluntad, no requiriendo para su validez de ninguna forma taxativa.
 Bilateral: Genera obligaciones para ambas partes.
 Oneroso.
 De ejecución continuada: Las obligaciones generadas para este son de carácter permanente y se cumplen a lo
largo de la ejecución del contrato.
 Nominado y típico: Puesto que se encuentra regulado en el Código de Comercio.

Clases

Existen distintas clases de depósito, pudiendo agruparlos en: a) convencional o no convencional, b) voluntario o
necesario.
A su vez el voluntario puede ser regular o irregular.-
Pasemos a ver cada caso en concreto.
a) Convencional:
El convencional, es sencillo, es el que resulta del acuerdo de las partes, llamadas depositante y depositario.-
b) No convencional:
El no convencional se refiere a los que no surgen del acuerdo de las partes, pudiendo resultar, por ende de un orden
de un juez (depósito judicial), el depósito en las cajas de los bancos, etc.
c) Voluntario:
El voluntario, es cuando depende de la elección del depositante.
d) Necesario:
El necesario es cuando se realiza en ocasión de algún desastre, como incendio, ruina, naufragio, o de los efectos
introducidos en las casas destinadas a recibir viajeros.
e) Regular:
El regular, por cierto, es un depósito voluntario.
Tiene cuatro casos, a saber:
1. Cuando la cosa dada en depósito es una cosa mueble no fungible aunque el depositante hubiere concedido
su uso o inmuebles.
2. Dinero o cantidad de cosas consumibles, si el depositante las entregó en saco o caja cerrada y no entregó
las llaves, o fuere un bulto sellado o con algún signo que lo distinga.
3. El caso de título de crédito o cantidad de cosas consumibles que se autorice su cobranza.
4. Título de un derecho real que no sea dinero.
f) Irregular:
El depósito irregular, también es voluntario y sólo contempla dos casos:
1. Dinero o cosas consumibles, o se las entregue sin las restricciones del depósito regular.
2. Cuando fueren títulos de crédito u otro título que se autorice la cobranza.
56

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

Régimen legal.

El C.Com lo legisla en 3 partes:


- libro I cap. I Art 8 Inc. 5 (empresa de depósito).
- libro I título IV cap. III Art 123 a 131 (de los barraqueros y administradores de casas de depósitos).
- libro II titulo 8 Art 572 a 579 (del depósito comercial).

Certificados de depósitos:

El certificado de depósito es el título valor a la orden que representa el derecho sobre la mercadería depositada en
un almacén general de depósito. En este sentido, quien posee este título valor es considerado titular o propietario de
dicha mercadería.
La entidad facultada para emitir el certificado de depósito es el almacén general de depósito, el mismo que procederá
a emitirlo una vez recepcionada en depósito las mercaderías o productos.

Warrants:

El warrant es un título valor a la orden que, al igual que el certificado de depósito, también representa derechos
reales sobre las mercaderías depositadas.
La diferencia radica en que el warrant representa un derecho real de prenda a favor del tenedor de dicho título valor,
mientras que la propiedad de las mercaderías corresponde al tenedor del certificado de depósito. Es decir, el warrant
convierte a su tenedor en acreedor prendario de la mercadería o productos en depósito, mientras que el certificado de
depósito convierte a su titular en propietario de dichas mercaderías.
El warrant es emitido por el almacén general de depósito a solicitud del depositante, expresando información idéntica
al certificado de depósito. Asimismo, constituye el instrumento que servirá de garantía para que una entidad financiera o
cualquier inversor otorguen financiamiento al depositante o a un tercero endosatario titular del warrant.

5-Mutuo comercial:

A esta figura lo define el CC al decir “Habrá mutuo o empréstito de consumo, cuando una parte entregue a la otra
una cantidad de cosas que esta última está autorizada a consumir, devolviéndole en tiempo convenido, igual cantidad de
cosas de la misma especie y calidad”.
El art. 558 del C.Com. lo regula: “El mutuo o préstamo está sujeto a las leyes mercantiles, cuando la cosa prestada
puede ser considerada género comercial, o destinada a uso comercial, y tiene lugar entre comerciantes, o teniendo por
lo menos el deudor esa calidad”.
Este artículo refiere a la comercialidad del mutuo. En este caso el código se aparta del criterio objetivo dándole
trascendencia a la calidad del sujeto para determinar el carácter comercial del acto.

Elementos:

- Mutuante (o prestamista).
- Mutuario
- El objeto del mutuo deben ser cosas consumibles o fungibles. la cosa entregada es de uso o género comercial

Caracteres:

57

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

 Real: Se perfecciona con la entrega de la cosa.


 Unilateral o bilateral: Los bilaterales generan obligaciones para ambas partes y los unilaterales solo generan
obligaciones para una sola de las partes. La mayoría de la doctrina sostiene que es unilateral, porque una vez que
entrega la cosa el mutuante, se libera de toda obligación.
 Conmutativo: Ya que ambas partes saben las ventaja y desventajas que le trae aparejada la ejecución del contrato.
 No formal: Porque en principio puede celebrarse incluso verbalmente, pero debemos tener presente que no podrá
probarse, sino por instrumento público o privado de fecha cierta.
 Gratuito u Oneroso. El contrato es gratuito cuando las partes no han pactado respecto de la restitución del pago de
intereses por parte del mutuario. Contrariamente, es oneroso.
 De ejecución diferida: La restitución que el mutuante debe realizar respecto del mutuante, no se supone simultánea
al momento de la entrega de la cosa.
El objeto del mutuo deben ser cosas consumibles o fungibles. Las cosas consumibles son aquellas que perecen con
su uso por lo cual el mutuario solo puede devolver otra de la misma especie y calidad. Si bien la mayoría de los contratos
de mutuo tiene por objeto al dinero, pueden tener como objeto cualquier otra cosa fungible (Ej. Recibo en mutuo 2 bolsas
de semillas, las uso y devuelvo otras 2 bolsas de la misma calidad).

Régimen legal

LIBRO II - DE LOS CONTRATOS DEL COMERCIO Título VII Del préstamo y de los réditos o intereses arts. 558 a 571.

Intereses:

El interés es el precio que se paga por el uso de fondos prestables, en las obligaciones de dar sumas de dinero no
es más que el precio del tiempo, correspondiente al periodo en el cual el acreedor se ha visto privado de sus acreencia,
pues, económicamente, el capital es un acto productivo de bienes de renta, y los intereses que el rinde sirven para
determinar el importe o estimación por su uso.

Clases de intereses:

Por su origen, pueden ser:

1. Convencionales: Son fijados por acuerdo de partes en los contratos.


2. Legales: Son estipulados por la legislación.
3. Judiciales: Son fijados por el juez.

Por su finalidad, pueden ser:

1. Compensatorios: Este tipo de intereses tienen fuente convencional. Se paga este tipo de intereses para tratar de
suplir, compensar, al mutuante que se vio privado de utilizar el capital durante ese tiempo. Son ajenos a toda idea de
responsabilidad.
2. Moratorios: Su fuente es legal (o convencional, si las partes lo pactan). Son aquellos que se establecen en razón de
la mora del mutuario por los daños que esta ha causado al mutuante. Derivan del incumplimiento de la obligación por
parte del deudor. Deben calcularse según el valor de la cosa prestada, al tiempo y en el lugar que la cosa debe ser
devuelta. Si el tiempo y el lugar no se han determinado el pago debe hacerse al precio del tiempo y del lugar donde se
hizo el préstamo.
3. Punitorios: Su origen es convencional. Estos intereses se establecen en el contrato para evitar el incumplimiento, se
imponen a una tasa elevadísima, entonces el mutuario va a querer restituir la cosa dada en mutuo, porque sabe que sino
58

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

además del moratorio le corre el punitorio (es un cláusula disuasiva). Tienen un efecto sancionatorio adicional sobre el
incumplimiento y se encuentran relacionada porcentualmente con el monto de la obligación y la tasa aplicada a los
intereses moratorios.
4. Sancionatorio: Su fuente es judicial. Estos intereses no tienen una vinculación directa con la obligación en sí, ni con
la obligación incumplida. El fundamento para su aplicación tiene que ver con la inconducta dentro del juicio. Se habla de
malicia procesal, dilatamiento malicioso del pago de la obligación.

Anatocismo:

Consiste en el pago de intereses sobre los intereses.


Art. 569 C.Com “Los intereses vencidos pueden producir intereses, por demanda judicial o por una convención
especial, en el caso de demanda, es necesario que los intereses se adeuden a lo menos por un año. Producen
igualmente intereses los saldos líquidos de las negociaciones concluidas al fin de cada año”.
Esta disposición era una de las diferencias que teníamos con las disposiciones del código Civil, ya que el anatocismo
se permitía solo en el derecho comercial y no en el derecho civil, pero como se modifican los articulo 622 y 623 con la ley
23.928 de convertibilidad, se permite en el derecho civil el anatocismo pactado en forma expresa en el contrato.

UNIDAD 5: Contratos comerciales en particular.

1-Contrato de transporte:

Conjuntamente con la compraventa y el seguro, son los contratos básicos de la materia mercantil. No tanto por la
importancia teórica, sino por la trascendencia práctica. Transporte y compraventa van casi siempre unidos. El transporte
no crea valores, pero agrega valores por el traslado de un lugar a otro.
El transporte es un hecho: la traslación por sí o por otro. Pero a lo que nosotros nos interesa es cuándo ese hecho
genera consecuencias jurídicas.
El transporte aislado no se considera mercantil aunque fuera oneroso, porque carece de organización.
“El contrato de transporte, es aquel por el cual el transportador se obliga a trasladar de un lugar a otro, personas o
cosas que se le ha entregado para tal fin, mediante el pago de un precio convenido y en el segundo caso, entregándolas
en el destino a quien vayan dirigidas, asumiendo los riesgos inherentes a tal actividad.”

Caracteres:

 Nominado: Porque si bien no está legislado en el C.Com., dentro del título de los contratos tiene una reglamentación
especifica aplicable al contrato de transporte.
 Bilateral: Pues impone obligaciones recíprocas.
 Oneroso: Porque la prestación de una de las partes se realiza en miras de la contraprestación de la otra parte.
 Consensual: Se perfecciona con el simple acuerdo de partes. Algunos autores, teniendo en cuenta el art. 170,
consideran que es un contrato real, pero ello no es así, ya que en algunos casos, las obligaciones de las partes pueden
principiar antes de la entrega de la mercadería.
 De ejecución continuada: Puesto que una de las obligaciones fundamentales del transportador, es la de conducir a
las personas o cosas de un lugar a otro, no concluye hasta la entrega definitiva de cosas o personas.
 Generalmente de Adhesión: Porque por lo general las condiciones ya están dispuestas, aunque puede no ser así
cuando se trata de transporte donde no hay competencia.
 Es no solemne: Puede celebrarse aun de forma verbal.

59

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

 De derecho privado: Aunque las disposiciones sean de orden público.


 Conmutativo: Debido a las prestaciones reciprocas que están establecidas equivalentemente desde el inicio del
contrato.

Comercialidad:

Es comercial el transporte cuando es realizado en forma de empresa, no cuando es oneroso. Aun el transporte
interesado, aunque no sea a titulo oneroso, va a ser comercial si se realiza en forma de empresa. Por ejemplo el policía
que sube al colectivo y no paga el boleto.
Se ha planteado la cuestión de saber si el contrato de transporte es solo comercial desde el punto de vista legal o
también racional. Se dice que es comercial:
 Desde el punto de vista legal por las disposiciones ya citadas (Art.8 inc. 5, Art. 87 inc. 5 y Art. 162 y ss.).
 Desde el punto de vista racional porque tiene dos requisitos fundamentales que son: la intermediación y el lucro.
Como requisitos esenciales para que el transporte sea considerado comercial, se puede mencionar al
desplazamiento y conducción. Si faltan algunos de estos elementos, no se considera al transporte comercial.

Elementos esenciales del contrato:

A) Capacidad para contratar: No hay ninguna norma específica el respecto, rigiendo así el Art. 1160 del CC, salvo
que en el transporte de pasajeros, los menores impúberes que contratan para sí, donde quedan habilitados al
efecto, fundamentalmente se justifica ello en la autorización tacita de los padres contemplada por Art. 283 CC.
B) Consentimiento: Puede ser expreso o tácito: este último tiene lugar cuando el pasajero asciende al vehículo
con asentimiento del conductor, donde queda perfeccionado el contrato, lo que adquiere relevancia, por ejemplo,
en caso de sufrir algún accidente el pasajero a bordo del colectivo, la responsabilidad es contractual.
Generalmente en el transporte de pasajeros, el acuerdo se verifica mediante la emisión de un boleto, pero puede
suceder que se emita un vez que el pasajero se encuentra a bordo, de modo que la documentación del contrato
de transporte, es posterior al perfeccionamiento del mismo. Lo mismo puede suceder respecto al transporte de
cosas.
C) Empresa de transporte: La presencia o no de una empresa, determina el carácter civil o comercial del contrato
de transporte, atento a lo que dispone el Art. 8 inc. 5 del C.Com.
D) El objeto del transporte: Está constituido por las cosas o las personas transportadas. En el transporte de
pasajeros el equipaje es accesorio, en tanto que hasta un determinado limite de peso y tamaño, se transporta
gratuitamente, como un derecho del pasajero, donde el transportista asume también la obligación de trasladar el
equipaje sin daño a destino, siendo aplicable a él las normas concernientes al transporte de cosas, y en especial
el Art. 173.
E) Precio del transporte: El pasaje, flete, porte o tarifa es el precio que abona el pasajero o cargador al
transportista como su correlativa obligación esencial. El precio es la causa del contrato para el transportista, en
tanto que el transporte lo es para la otra parte. En cuanto a la oportunidad del pago, la ley nada dice al respecto,
de modo que podrá ser antes o después del traslado, aunque en el transporte de pasajeros, prevalece el pago
anterior al mismo.

Transporte de Cosas: Obligaciones de las partes:

Hay que considerar tres etapas:

1. Primera etapa: En la formación del contrato.


2. Segunda etapa: En la ejecución del transporte.
3. Tercera etapa: En el lugar de entrega de la carga;
60

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

1. En la formación del contrato:


El cargador:
1. Tiene la obligación de llevar la carga al lugar de la empresa porteadora, en los días hábiles y dentro de los horarios
establecidos.
2. Hasta la entrega de la carga al porteador, el cargador es responsable de su custodia y los riesgos corren por su
exclusiva cuenta.
3. Pagar el flete y gastos a su cargo si no se convino que serán asumidos por el destinatario.

El porteador:
1. Recibir todas las cosas que se le entreguen para el transporte, pudiendo rechazar solamente aquellas que no reúnen
las condiciones exigidos por leyes y reglamentos.
2. Custodiar los efectos que le fueron entregados para el transporte.
3. Entregar al cargador la carta de porte (si lo solicita).

Durante la ejecución del contrato:


El cargador:
1. Indemnizar al transportador por los daños ocasionados a los vehículos o instalaciones por obra de la carga misma,
no obstante el buen aspecto exterior del embalaje.
2. Reintegrar al portador los gastos efectuados por este para la buena conservación de la carga.
3. Si existe culpa concurrente, la responsabilidad se distribuye en proporción a la culpa que se atribuya.

El porteador:
1. Recibidos los efectos por el cargador, debe custodiarlos, asumiendo la responsabilidad por daños y pérdidas,
excepto caso fortuito o fuerza mayor. Este compromiso persiste hasta la entrega al destinatario.
2. Efectuar el traslado en el plazo determinado por la convención, la ley o los reglamentos.
3. Efectuar los traslados por el camino convenido. La falta de mención de ruta autoriza al porteador a elegirla él,
debiendo tomar la más segura y habitual.

El artículo 191 del Codito de Comercio establece: “El cargador o el legitimo tenedor de la carta de porte, puede variar
la consignación de los efectos, y el conductor o comisionista de transporte está obligado a cumplir la nueva orden, si la
recibiera antes de hecha o exigida la entrega en el lugar estipulado, teniendo derecho en tal caso de exigir la devolución
de la primera guía y la redacción de otra nueva. Sin embargo, si la variación de destino de la carga, exigiese variación de
camino, o que se pase más adelante del punto designado para la entrega en la carta de porte, se fijara de común
acuerdo el nuevo porte o flete. Si no se acordaren, cumple el porteador con verificar la entrega en el lugar designado en
el primer contrato”.

En el lugar de entrega de la cosa:


El destinatario:
1. Debe averiguar si la cosa ha llegado a destino.
2. Presentarse en el local del transportador en la estación, en la fecha en que se pone la carga a su disposición, a fin de
retirarla.
3. Pagar el flete, si estuviese impago.

El porteador:
1. Si la carta de porte es nominativa, deberá dar aviso al destinatario de la llegada de la carga. Si es al portador o a la
orden, deberá consignar la fecha de llegada por un medio que haga pública esta circunstancia.
2. Deberá entregar la carga en el punto de destino,
61

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

3. Debe efectuar la entrega de la carga a la persona indicada, a cuyo efecto, deberá asegurarse que la entrega se
efectué al verdadero propietario o destinatario. (por ejemplo exigiendo el DNI del destinatario).
4. No hallándose el consignatario en el domicilio indicado en la carta de porte o rehusándose a recibir los efectos, el
conductor reclamará el depósito judicial, a disposición del cargador o remitente, sin perjuicio del derecho del tercero.
(Art. 194)

Transporte de Personas:
Derechos del transportista:
1. Percibir el precio del transporte o pasaje.
2. Exigir el cumplimiento de todas las obligaciones de colaboración a cargo del pasajero especialmente las condiciones
establecidas contractualmente.
3. Eventualmente exigir el reembolso de gastos que necesariamente haya debido realizar para evitar daños o averías
en los efectos transportados como equipaje no acompañado.

Obligaciones del transportista:


1. Organizarse para el transporte.
2. Transportar al pasajero sano y salvo a destino.
3. Transportar y custodiar el equipaje y efectos personales del pasajero.
4. Asegurar sus riesgos y los de las personas y cargas que transporten, comprendiendo los riesgos de 3º: tal obligación
alcanza a todo el servicio público de transporte automotor por caminos.

Derechos del pasajero:


1. Ser transportado sano y salvo a destino.
2. Que se transporte y custodie su equipaje y efectos personales con derecho accesorio del anterior.
3. Que se brinde servicio acorde a las condiciones contractuales y reglamentarias establecidas, como las impuestas por
los usos y costumbres, y la buena fe en la relación.
4. Que se asegure su riesgo personal y el de sus pertenencias o equipaje.

Obligaciones del pasajero:


1. Pagar el pasaje, de todos modos, el incumplimiento de esta obligación, no le quita carácter de pasajero ni los
derecho que como tal le corresponden, mientras sea transportado en forma regular y ostensible (en tal sentido se
entenderá aquel transporte realizado con conocimiento del transportista, y no hecho como “polizón”). Ante la falta de
pago, el transportista podrá exigir el pago, y en su defecto negarse a transportar al pasajero, haciéndolo descender del
vehículo.
2. Cumplir las condiciones establecidas para ser transportado y las que impone la buena fe que implican no dificultar
con su acción u omisión la prestación del servicio.

Ámbito de regulación:

Este contrato no está legislado en el Código de Comercio junto con los otros contratos. Lo menciona el artículo 8 inc.
5 al hablar de empresas de transportes por agua o por tierra de personas y cosas. También en el articulo 87 inc.5, al
enumerar a los auxiliares de comercio, al decir “los acarreadores, porteadores y empresarios del transporte”, y además,
esta tratado en detalle a partir del articulo 162 bajo el titulo “de los acarreadores, porteadores o empresarios del
transporte”.
Pese a estar legislado dentro de los auxiliares del comercio, se refiere al contrato de transporte.
Estas disposiciones no son las únicas referidas al contrato de transporte terrestre, sino que están complementadas
por disposiciones de carácter nacional, provincial o municipal, como la ley 2.873 de ferrocarriles y su decreto

62

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

complementario y la ley 12.346 que crea la Comisión Nacional de Coordinación del Transporte y que rige el transporte
nacional por carretera. A su vez, estas leyes nacionales se complementan con otras de carácter provincial.

Régimen legal:

El código lo trata en el libro I título I capítulo I Art 8 Inc. 5


Libro I título IV Art 87 Inc. 5 capitulo V De los acarreadores, porteadores o empresarios de transportes

Aspectos especiales:
La Carta de Porte:

Es el instrumento legal del transporte terrestre de mercaderías. Si bien no es esencial para la validez del contrato
tiene un gran valor probatorio.
La carta de porte es un documento de carácter facultativo, es decir que el perfeccionamiento del contrato es
independiente de que se extienda o no la carta de porte, pero las partes pueden exigirla.
Art. 165. “Tanto el cargador como el acarreador, pueden exigirse mutuamente una carta de porte, datada y firmada, que
contendrá:
1. Los nombres y domicilios del dueño de los efectos, o cargador, el del acarreador o comisionista de transportes,
el de la persona a quien o a cuya orden se han de entregar los efectos, si la carta no fuese al portador, y el lugar
donde debe hacerse la entrega.
2. La designación de los efectos, su calidad genérica, peso, medida o número de los bultos, sus marcas o signos
exteriores, clase, y si estuvieran embalados, la calidad del embalaje.
3. El flete convenido, y si está o no pagado.
4. El plazo dentro del cual deba verificarse la entrega.
5. Todas las demás circunstancias que hayan entrado en el convenio.

Es un papel de comercio. Circulación:

A los efectos de proveer su posible circulación, esto es, la transferencia de la carta de porte y con ella la titularidad
formal del derecho, la ley posibilita que sea concebida a la orden, al portador o nominativa.
En el supuesto de que la carta de porte sea concebida a la orden, bastara el simple endoso del cargador para
trasferir la titularidad de las mercaderías, en el supuesto de que sea concebida al portador, bastara la simple tradición
para producir igual efecto.
En el supuesto de que fuese concebida en forma nominativa, no será posible transmitir la mercadería por las dos
vías anteriormente mencionadas, (endoso o tradición), sino que será necesario recurrir a la “cesión de derechos”
regulada en el Código Civil.
Entre lo dispuesto por los artículos 167 (titulo legal del contrato), y el 166, (…, a la orden o al portador), configuran a
la carta de porte como un titulo circulatorio o “titulo de crédito” invistiendo al portador (legitimo tenedor) como el
legitimado para disponer de las mercaderías, es decir, que asume la calidad formal de propietario.

Es el titulo legal del contrato: Es un elemento probatorio, todo lo que las partes se reclamen en virtud del contrato,
lo van a dirimir en base a la carta de porte, ya sea la obligación de transportar y entregar, como así también la obligación
de pagar el flete.

Es el titulo representativo de las mercaderías: Ello significa que la carta de porte permite la transmisión de la
mercadería.
No pueden oponerse al tercero portador de buena fe, enunciaciones contenidas en la carta de porte.

63

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

Carta de Porte: Prueba:

El artículo 167 del Código de Comercio establece:


“La carta de porte es el titulo legal del contrato entre el cargador y el acarreador, y por su contenido se decidirán
todas las contestaciones que ocurran con motivo del transporte de los efectos, sin admitirse más excepciones en
contrario que la falsedad o error involuntario en su redacción”.
Si no hubiere carta de porte, o ella fuere atacada por alguna de las causas mencionadas en el párrafo anterior, se
estará al resultado de las pruebas que presente cada parte en apoyo de sus respectivas pretensiones, pero el cargador
tendrá que probar ante todo, la entrega de los efectos al porteador, en caso de que este lo negare.
Solo podrá probarse el valor, según la apariencia exterior de los efectos”.

Clase de transporte

Transporte de cosas

El contrato en que una de las partes (el porteador) se obliga mediante el pago de una retribución (porte o flete) a
llevar de un punto a otro, en caso de o encargar la ejecución a un tercero (dependiente suyo o relacionado con el) las
cosas que a tal fin le sean entregadas y ponerlas a disposición de la persona a la cual van dirigidas (destinatario).

Elementos personales o subjetivos:

El contrato de transporte se formaliza pura y exclusivamente entre dos partes: el que entrega la mercadería que es el
cargador y el que conduce que es el acarreador, porteador o transportador.
El cargador entrega la mercadería al transportador para que este a su vez entregue a la persona a la cual va dirigida,
que es el destinatario. Pero este no es parte del contrato que se formaliza entre el cargador y el porteador, sino que se
hace parte cuando se presenta a retirar la mercadería, en este momento deja de ser parte, ocupando su lugar el
destinatario.
Puede suceder que el cargador y el destinatario sea una misma persona, en este caso, el contrato se formaliza entre
cargador y transportador.
También podría aparecer una cuarta persona que es el comisionista de transporte, se da el caso de que el cargador
encargue a una persona que entregue la mercadería al transportador. Es un intermediario entre cargador y porteador; a
su vez puede suceder que haya un intermediario en el lugar de destino, entre el transportador y destinatario.

Elementos objetivos:

Tratándose de transporte de cosas, deben haber cosas ajenas, estén o no en el comercio, y los elementos son:
 Cosa: La cosa puede ser incluso ajena, no siendo necesario que sea el dueño quien las entrega para su
traslado. Además debe ser una cosa que al margen de estar en el comercio, pueda ser desplazada.
 Flete: Cuando se trata de transporte de cosas, el precio convenido se llama flete y es fijado de común acuerdo
entre las partes. Cuando se trata de transporte de personas se llama pasaje. Cuando es fijado por el estado se
llama tarifa.

Eximición de Responsabilidad:

El porteador, no es responsable, salvo pacto en contrario que debe constar en la carta de porte: Por vicio propio de
las mercaderías o efectos. Por caso fortuito. Por fuerza mayor.
Limitación de la responsabilidad por:

64

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

a. Merma: Hay mercaderías que por sí solas disminuyen su peso o volumen, por lo que esta prefijada cual es
la merma.
b. Cuando se transporta dinero o cosas de valor y no se lo declara: Entonces el porteador responderá
acorde al seguro que se estableció en la carta de porte y no por el valor de lo transportado.
Responsabilidad del Transportista de Cosas:
a. Retardo, deterioro, extravió de la carga.
b. Se exime por fuerza mayor, vicios de la cosa, hechos del cargador (hace mal la carga), hechos del
destinatario.

Transporte de personas:

El código de comercio contiene un solo artículo especifico para el transporte de personas, el Art. 184, que establece
la responsabilidad objetiva del transportista respecto de la persona del pasajero, imponiéndole la obligación de seguridad
para el caso de lesiones o muerte de este. A su vez la situación del equipaje y efectos personales, se encuentra
contemplada por el Art. 173, estableciendo los límites de la responsabilidad del transportista, donde hace aplicables al
respecto las normas del transporte de cosas.

Responsabilidad del transportista:

Art. 184 C.Com.: “En caso de muerte o lesión de un viajero, acaecida durante el transporte en ferrocarril, la empresa
estará obligada al pleno resarcimiento de daños y perjuicios, no obstante cualquier pacto en contrario, a menos que
pruebe que el accidente provino de fuerza mayor o sucedió por culpa de la víctima o un 3º por quien la empresa no es
civilmente responsable”
Se hace extensiva esta responsabilidad a todo transporte terrestre, tanto automotor, como ferrocarril.

2-Contratos de garantías comerciales:

Fianza comercial:

Es una institución jurídica por la cual un tercero (fiador) se constituye en garante, sin afectación de bienes
determinados, es decir, con todo el patrimonio, en tanto prenda común de sus acreedores, de la obligación contraída o a
contraer por el deudor afianzado.

Elementos:

1. Sujetos:
 Fiador: Es quién garantiza el pago de la deuda contraída por un tercero.
 Acreedor: Es quien acepta el ofrecimiento o el compromiso que contrae el fiador.
 Deudor: Es ajeno al contrato de fianza.
2. Objeto: Para que una fianza se considere mercantil basta que tenga, por objeto asegurar el cumplimiento de un acto
o contrato de comercio, aunque el fiador no sea comerciante.
3. Forma y prueba: La fianza es un contrato no formal y, por lo tanto, puede contraerse en cualquier forma: verbalmente
o por escrito, por documento privado o por escritura pública; pero si fuese negada en juicio, sólo podrá ser probada por
escrito.

Caracteres:
65

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

 Unilateral: Solamente crea obligaciones para el fiador.


 Consensual: Se perfecciona por el acuerdo de las partes (fiador y acreedor).
 Gratuito: Porque por la prestación que eventualmente debe cumplir el fiador, la otra parte del contrato -el
acreedor- no debe ninguna contraprestación. El hecho de que el deudor principal retribuya o pague algo al fiador no
influye en el carácter de gratuito del contrato. Para las partes del contrato -fiador y acreedor- el contrato es gratuito.
 No formal: No está sujeto a forma alguna, pudiendo hacerse verbalmente o por escrito, pero a pesar de la
amplitud probatoria, no es posible presumirla debiendo existir por lo menos un principio de prueba por escrito.
 Accesorio: Porque su existencia depende de la existencia de una obligación principal a la cual se afianza. Como
'lo accesorio sigue la suerte de lo principal', si la obligación afianzada es nula, anulable, inexistente o se extinguió, lo
mismo ocurrirá con la fianza.
 Típico.

Comercialidad:

La comercialidad la determina el objeto. Art. 478 “Para que una fianza se considere mercantil, basta que tenga por
objeto asegurar el cumplimiento de un acto o contrato de comercio, aunque el fiador no sea comerciante”.
La comercialidad de la fianza trae dos consecuencias:
La legislación aplicable: Primero toda la legislación especial sobre fianza dadas por el C.Com. hasta agotar el tema
con los usos y costumbres comerciales y recién ante dicho vacio se completará con las disposiciones de la fianza del
CC.
Solidaridad del fiador: Viene del hecho de ser garantía de una obligación o contrato comercial, donde el fiador o
fiadores responderán siempre solidariamente, como el deudor principal, sin poder invocar el beneficio de de excusión,
solo puede exigir al acreedor que justifique que hay interpelado al deudor principal. Conserva el derecho de señalar los
bienes del deudor si estuviesen libres para que sean embargados en primer término.

Derechos y obligaciones de las partes:

Según el artículo 481 del Código de Comercio: “Si el fiador fuere ejecutado con preferencia al deudor principal, podrá
ofrecer embargo de los bienes de este, si estuviesen libres, pero si contra ellos apareciese embrago no fuesen
suficiente, correrá la ejecución contra los bienes propios del fiador, hasta el efectivo pago del ejecutante.”

Debemos tener presente:

 Que el fiador responde solidariamente.


 No puede invocar el beneficio de excusión y división.
 Si puede pedir al acreedor que justifique que ha interpelado judicialmente al deudor (acción por cobro de deuda).
 Si el fiador paga el crédito adeudado, tiene derecho a subrogarse a los derechos del acreedor y cobrar lo que
pago al deudor principal.
 Respecto de la sustitución del fiador, el acreedor tiene derecho a solicitar la sustitución del fiador cuando este
sea insolvente, excepto cuando el fiador haya sido dado por él, es decir, el acreedor indico quien debía ser el fiador.

El fiador tiene derecho a solicitar su liberación, antes de que se haya saldado la deuda, en cuatro supuestos:

1- Cuando es reconvenido judicialmente para el pago de la deuda.


2- Cuando el deudor empieza a disparar sus bienes o se le forma un concurso preventivo.

66

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

3- Cuando ha pasado 5 años del otorgamiento de la fianza, si fue contraiga por un tiempo indefinido, (siempre
que no sea onerosa).
4- Si la deuda se hace exigible por el vencimiento del plazo estipulado.
Tratándose de concurso preventivo, si el deudor llega a un acuerdo con los acreedores, no se extingue la fianza, ni
la obligación de los deudores solidarios

Regulación jurídica

La encontramos libro I título I capítulo I en el Art 8 Inc. 10 como accesoria de una operación comercial
Libro segundo de los contratos de comercio título V- de las fianzas y cartas de créditos, capitulo 1 de las fianzas. Del Art
478 hasta el 483.

-Prenda comercial:

Artículo 580 del C.Com: “El contrato de prenda comercial es aquel por el cual el deudor o un tercero a su nombre,
entrega al acreedor una cosa mueble en seguridad o garantía de una obligación comercial”.

Elementos

Sujetos: Para constituir prenda se debe ser propietario de la cosa dada en prenda (artículo 2.313 del CC),
Capacidad: Deudor: capacidad para enajenar (disponer). Acreedor: capacidad para contratar (administrar).
Objeto
 Bienes muebles (incluido dinero).
 Mercancías.
 Titulo de deuda pública.
 Acciones.
 Papeles de comercio.

Comercialidad:

El Código adopta un criterio netamente objetivo para la determinación de la comercialidad de la prenda. Dado su
carácter accesorio, toma en cuenta únicamente el carácter de la obligación garantizada. La prenda que garantiza una
obligación civil, es civil, aunque se constituya entre comerciante y tenga por objeto papeles de comercio. Será comercial
cuando garantice el cumplimiento de una obligación comercial.

Caracteres:

 Real: Solo queda concluido con la entrega de la cosa; ella puede ser real o simbólica. También puede efectuarse
la entrega por intervención de titulo; cuando el actor tenía las cosas en su poder con anterioridad a la constitución de la
prenda por otro título,
 Unilateral: Su nacimiento solo engendra obligación para el acreedor de restituir la cosa.
 Accesoria: Depende del contrato del cual emana la obligación principal garantizada.
 A título oneroso: La ventaja que procura es concedida por una prestación.

67

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

 No formal: Basta entre las partes la entrega de la cosa, si bien, para ser oponible a terceros la ley exige
documento escrito (Art. 581 del Código de Comercio).
 Indivisible: Porque garantiza la totalidad de la deuda y para cancelarla se debe pagar en su totalidad.
 Sólo pueden prendarse las cosas muebles, y no se puede establecer un derecho de prenda sin el nacimiento, al
menos simultáneo de un crédito válido. Siempre se constituye en seguridad de una deuda.

Obligaciones que pueden ser garantizadas:

La prenda garantiza el crédito, los intereses y las expensas hechas, necesarias para la conservación de la prenda,
aunque esta pereciese después y los gastos útiles o mejoras siempre que aumenten el valor de la cosa y hasta el monto
de dicha plusvalía y los gastos de ejecución.

Derecho del Acreedor Prendario:

 Retener la cosa pignorada : Este derecho se mantiene hasta obtener el pago total de su crédito, siendo
indispensable el mantenimiento de la tenencia de la cosa para la subsistencia del derecho de prenda. Este derecho de
retención se extiende inclusive, hasta ser pagada de cualquier otro crédito posterior contra el mismo deudor originario
con posterioridad a la constitución de la prenda, pero exigible antes del pago de la obligación garantizada con prenda.
Esto se conoce como prenda tacita.
 Percibir los frutos e intereses de la cosa prendada : El acreedor puede imputar los frutos de la cosa a los intereses
de la deuda, si los hubiera o al capital en caso de no haberlos.
 Servirse de la cosa: Solo goza de este derecho si el deudor presta su consentimiento al respecto, de lo contrario
carece de este derecho.
 Ser reembolsado de los gastos: Tiene derecho al reembolso de todos los gastos necesarios para la conservación
de la cosa, como las mejoras realizadas que hayan aumentado el valor de la cosa.
 Exigir otra cosa de igual valor : Si por no ser de propiedad del deudor, el acreedor prendario ha debido restituir la
cosa a su verdadero dueño, puede exigir del deudor la entrega de otra cosa de igual valor para garantizar su crédito.
 Venta de la cosa prendada (ejecución): El acreedor tiene potestad de hacer vender la cosa pignorada al momento
del vencimiento de la deuda que se garantizo, con la finalidad de cobrar su crédito con el producido de dicha venta. Esta
venta, en materia comercial puede efectuarse extra-judicialmente (Art. 585 del Código de Comercio); a diferencia de lo
que ocurre en materia civil donde debe necesariamente acudirse a la justicia (articulo 3224 del CC).
Vendida la cosa el acreedor debe rendir cuentas y de existir un saldo, debe entregarlo al deudor. El acreedor, por
distintos motivos, puede elegir la venta judicial del mismo.
Esta venta forzada puede por vía judicial (aquí hay un proceso judicial, en el cual una vez que haya sentencia, se
hace efectiva a través del remate de los bienes), o extrajudicialmente por remate público (que no es judicial) y que se
anuncio debidamente con 10 días de anticipación, requisitos que no se exigen en el supuesto de venta de títulos públicos
y acciones, las que se efectivizan por medio de corredor al precio de la obligación garantizada

Obligaciones del acreedor prendario.

 Respecto de la retención de la cosa : La no retención de la cosa pignorada, por sí o por intermedio de un tercero
designado por las partes, extingue la prenda y el derecho de preferencia sobre el precio de su venta.
 Indemnizar perjuicios: El acreedor debe mantener y conservar la cosa prendada en las mismas e idénticas
condiciones en las que la recibió, debiendo responder por los daños y perjuicios que sufriera la misma como
consecuencia de su culpa o negligencia.

68

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

 Actos conservatorios: El acreedor pignoraticio debe realizar todos aquellos actos conservatorios de la cosa o
derecho dado en prenda, respondiendo por cualquier omisión que pueda causar un menoscabo al crédito contenido en
el titulo prendado, sin que corresponda exigirle poderes generales o especiales (Art. 587 del C.Com.).
 Abstención del uso o abuso de la cosa : El acreedor pignoraticio debe abstenerse al uso de la cosa dada en
prenda sin el consentimiento del deudor. Si fuese autorizado debe servirse de ella dentro de los límites de la autorización
concedida.
 Devolver la cosa: El acreedor prendario debe devolver la cosa con sus accesorios y accesiones a aquél de quien la
recibió, cuando por extinción de la obligación garantizada se extinga la prenda. También deberá devolver los frutos de la
cosa que hubiere conservado en especie y rendir cuentas al deudor de la suma que hubiere percibido en concepto de
intereses o venta de frutos.

Derechos del constituyente de la prenda:

 Controlar si el acreedor conserva la cosa en buen estado, pudiendo en caso de que así no lo hiciera, pedir el
secuestro de la misma y su depósito a un tercero.
 Ser indemnizado de la pérdida o deterioro de la cosa dada en prenda, cuando fuera por culpa o negligencia del
deudor.
 Vender la cosa o gravarla con nuevas prendas de grado inferior.
 Exigir la restitución de la cosa una vez cancelada la obligación garantizada.
 En caso de venta tiene derecho a los excedentes.

Obligaciones del constituyente de la prenda:

 Responder de la evicción de la cosa pignorada.


 Si se debió entregar la cosa primitivamente prendada a su verdadero dueño, debe entregar otra cosa de igual
valor.
 Pagar al acreedor los gastos de conservación y las mejoras que hubieran aumentado el valor de la cosa dada en
prenda.
 Indemnizar al acreedor por los daños que este hubiera sufrido por causas imputables a la cosa dada en prenda.

Ejecución:

La venta judicial de la cosa es una consecuencia del carácter patrimonial de la obligación garantizada, con la
finalidad de satisfacerse con el equivalente por el producido de ella.
Los modos de venta pueden ser:
Extrajudicial: El art. 585 autoriza al acreedor a proceder a la venta de la cosa pignorada en remate público y
anunciado con 10 días de anticipación; esto es sin perjuicio de que las partes convengan una forma especial de
enajenación. Si no hay fecha establecida, el acreedor puede pedirla cuando crea conveniente, sin estar obligado a
indemnizar al deudor por el perjuicio que le puede ocasionar la diferencia del precio, es decir, entre el obtenido y el que
se hubiese conseguido de venderse inmediatamente después de vencer la obligación. Vendida la cosa el acreedor hará
la liquidación entregando el saldo al deudor si lo hubiere. Pero por el saldo insoluto, el acreedor carece de preferencia.
Si la cosa prendada consistiese en títulos de renta, acciones de compañías u otros papeles de comercio negociables
en bolsa o mercados públicos, podrá hacerse la venta por medio de corredor, al precio de cotización al día siguiente del
vencimiento.
Se trata de una ejecución directa.
Judicial: El acreedor, si lo considera conveniente a sus intereses, puede accionar judicialmente.

69

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

Régimen legal

El Código de Comercio, al legislar sobre la prenda, se limita a introducir algunas modificaciones a las disposiciones
del Código Civil, para facilitar la constitución de la prenda y su realización en caso de incumplimiento, ajustándola a las
necesidades del comercio; tales disposiciones resultan aplicables en los puntos no regulados o previstos por aquel,
siempre que no sean incompatibles con sus prescripciones.
Libro I título I capítulo I Art 8 Inc. 10
Libro II - de los contratos del comercio titulo IX de la prenda Art 580 al 588

Prenda con registro

Definición: “Es un derecho real constituido a favor de ciertos acreedores mediante la inscripción registral, para
garantizar cualquier tipo de obligación, recae sobre cosas muebles del deudor o un tercero, que están en poder de estos”

Caracteres:

 Unilateral.
 Oneroso.
 Consensual.
 Convencional: Solo puede tener nacimiento en un contrato.
 Mobiliario: Solo puede recaer sobre bienes muebles o papeles de comercio.
 Accesorio: De una obligación principal.
 Formal Solemne: porque se constituye la prenda por suscripción en instrumento publico o por formularios que el
mismo registro da a las partes y con la inscripción en el Registro Nacional de Créditos Prendarios (a diferencia del
Registro Público de Comercio que es provincial);
 Indivisible: Cada uno de los bienes pignorados y cada parte de ellos están afectados en garantía de toda la
deuda y de cada parte de ella. La indivisibilidad es de la naturaleza y no de la esencia de la prenda con registro.
 Publica: Publicidad que se hace respectiva mediante la inscripción en el registro creado por ley.

Clases de Prenda:

1-Prenda común: (con desplazamiento), Cuando el bien dado en garantía es entregado físicamente al acreedor o a un
tercero que debe guardarlo (depositario). (Ej. casa de empeños).

2-Prenda con registro: (sin desplazamiento). La cosa prendada no se desplaza, queda en manos del deudor, pero el
contrato debe ser inscripto en un registro. En la prenda con registro, el deudor no entrega la cosa, la afecta para
conseguir un crédito, la afecta al cumplimiento de una obligación. El acreedor conserva como garantía un instrumento, un
certificado expedido por un organismo del estado declarándolo acreedor de esa deuda. La ventaja de la prenda con
registro radica, en que el deudor al conservar la cosa prendada, puede continuar utilizándola en su actividad comercial.
Esta clase de prenda está regulada en el decreto ley 15.348/46, en la ley 12.962 y en el decreto 897/95 a su vez la
prenda con registro puede ser:
1) Fija: Se da cuando se constituye sobre bienes muebles o semovientes, patentes de invención, marca de fábrica
o de comercio, los frutos o productos aunque estén pendientes o se hallen en pie, siendo indiferente que esos
bienes tengan el carácter de inmuebles por destino, es decir inmuebles por accesión (por ejemplo maquinarias
instaladas, y si el inmueble está hipotecado, debe pedirse la autorización al acreedor hipotecario, porque
constituiremos una prenda sobre una parte de él, sobre lo que esta adherido al suelo).El artículo 11, inc. d

70

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

menciona en forma expresa el fondo de comercio, menos su mercadería. También puede venderse aquí la cosa
prendada y seguirá subsistiendo la prenda. Cuando desaparecen los prendados el privilegio también
desaparece. La individualización de los bienes será lo mas especifica posible.
2) La prenda flotante: Se constituye sobre mercaderías y materias primas en general, pertenecientes a un
establecimiento comercial o industrial. Este tipo de prenda afecta las cosas originariamente prendadas y las que
resulten de su transformación, tanto como las que se adquieran para reemplazarlas; y no restringe la
disponibilidad de todas ellas, a los efectos de la garantía. Es decir, el dueño de las mercaderías puede
venderlas, pero deberá reemplazar por otra mercadería igual. La garantía flotante es condicional y suspensiva,
que flota sobre el patrimonio del deudor sin ser tocado, mientas no suceda uno de los hechos previstos y
determinados por la ley (incumplimiento), llegado ese momento la garantía desciende sobre el patrimonio del
deudor.

Derechos y Obligaciones:
El Acreedor Prendario tiene derecho:

 A inspeccionar los bienes prendados; puede obligar al deudor a que le informe en forma periódica.
 A solicitar el secuestro del bien prendado en caso de negativa del deudor a que el acreedor inspeccione los
bienes o cuando haya un uso indebido de los bienes prendados (hay peligro de perder el asiento de privilegio o exista
una notable desvalorización del bien prendado), también puede solicitar el embargo.
 Tiene derecho a ceder el contrato de prenda.
 A oponerse a la constitución de una nueva prenda.
 A solicitar la ejecución prendaría en caso de incumplimiento.
 Acción persecutoria: contra el actual poseedor en caso de venta de cosa prendada como libre.

El Deudor Prendario tiene:

Derecho de usar y gozar de la cosa: Conforme a su destino, aunque ese uso deteriore la cosa.
Derecho a percibir los frutos.
No puede: Transmitir su derecho de propiedad a terceros sin pagar previamente la deuda garantizada o sin que medie
consentimiento expreso del acreedor, salvo que el adquirente se haga cargo de la deuda, continuando la prenda en las
mismas condiciones en que se constituyo, incluida la responsabilidad del enajenante y se notifique al acreedor por
telegrama colacionado y se anote la transferencia en el registro.

Régimen legal

Primero surgió por un decreto ley Nº 15.348 y luego con la ley Nº 12.962 fue incorporado al Código de Comercio.
Surgió para fomentar los créditos agrícolas, se otorgan créditos a los productores agropecuarios permitiéndole a
estos conservar la cosa prendada, por ejemplo para trabajar (un tractor o maquinarias), y con la producción y venta,
luego pagar el crédito; posteriormente se extendió a la ganadería, a la industria manufacturera y luego a las actividades
económicas en general.
En el año 1995 se modifica la ley, antes había restricciones en cuando a los bienes que podía gravarse y los sujetos
que podían ser acreedores prendarios, hoy en día por la ampliación del crédito, estos límites desaparecen y puede
gravar cualquier sujeto.
Antes del decreto 897, la ley le permitía a algunos pocos ser acreedores de este tipo de prenda, actualmente puede
ser constituida a favor de cualquier persona física o jurídica, tenga o no domicilio en el país
Se elimina la exigencia del plazo de 180 días para constituir prenda con registro flotante de la ley anterior.
Esta clase de prenda está regulada en el decreto ley 15.348/46, en la ley 12.962 y en el decreto 897/95.

71

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

EJECUCION PRENDARIA: ley 15348/46:

Ante el incumplimiento de la obligación principal, corresponde la realización de todas las cosas prendadas, para
cancelar el crédito, más costas extrajudiciales y judiciales e intereses. El acreedor prendario tiene un privilegio especial,
esto es, preferencia respecto de cualquier otro acreedor.
Si la suma de lo producido de la venta de las cosas no cubre la suma de lo adeudado, el acreedor prendario pasa a
ser un acreedor común (quirografario), respecto del saldo, sin privilegio de ninguna naturaleza.
La ley de prenda, para la realización de las cosas dadas en prenda establece dos procedimientos, uno para el caso
de que el acreedor sea el Estado, sus reparticiones autárquicas, un banco o una entidad financiera, autorizadas por el
Banco Central, como también una institución bancaria financiera internacional, y otro procedimiento para los acreedores
en general.-
En el primer supuesto, las instituciones oficiales y los bancos están autorizados a vender extrajudicialmente las
cosas como si se tratara del contrato de prenda común o clásica.
Todos los restantes acreedores deben iniciar acción ejecutiva se debe dar intervención al juez, “órgano
jurisdiccional por excelencia”, así los dispone el artículo 36, que prevé: “Es nula toda convención establecida en el
contrato prendario que permita al acreedor apropiarse de la cosa prendada “fuera del remate judicial” o que importe una
renuncia del deudor a los tramites de la ejecución en caso de falta de pago, salvo que se trate de una institución oficial o
un banco.
El contrato de prenda debidamente constituido y registrado, procesalmente hablando, constituye un “titulo ejecutivo
hábil”, constituye un titulo suficiente para iniciar la acción judicial.
El artículo 26 prevé: “El certificado de prenda da acción para cobrar el crédito, intereses, gastos y costas. La
acción es ejecutiva y la venta de bienes se tramitará por procedimiento sumarísimo, verbal y actuado. No se requiere
protesto previo ni reconocimiento de la firma del certificado, ni de las convenciones anexas.”
En definitiva, la ejecución prendaria se tramitara según el procedimiento que fijen los Códigos Procesales de cada
provincia.
La ejecución debe iniciarse mediante la correspondiente demanda (acción ejecutiva), acompañada indefectiblemente
del certificado prendario, que constituye el titulo ejecutivo.
Si conjuntamente con la prenda se han suscripto pagares prendarios, estos deberán acompañarse también.
Respecto de la competencia, el juez competente es el del lugar convenido para pagar el crédito, o el del lugar donde
según el contrato se encuentran las cosas o se encontraban las cosas prendadas, o el del domicilio del deudor, queda a
opción del ejecutante elegir el lugar donde iniciara la demanda, pero es obligatorio que la acción se inicie o dilucide en el
Fuero Comercial.
Respecto del despacho de la ejecución y la intimación de pago, el artículo 29 establece que “presentada la
demanda con el certificado, se despachara mandamiento de embargo y ejecución como en el juicio ejecutivo, el embargo
se notificara al encargado del registro y a las oficinas que perciban patentes o ejerciten control sobre los bienes
prendados”.
La intimación al pago no es diligencia esencial. En el mismo decreto en que se dicten las medidas anteriores, se
citara de remate al deudor, notificándole que si no opone excepción legítima en el término de 3 días perentorios, se
llevara adelante la ejecución y se ordenara la venta de la prenda.
En la intimación al pago se incluye una cantidad proporcional (20% aproximadamente) que fija el juez para
responder por intereses y costas, sobre el crédito adeudado.
En la providencia inicial de la ejecución el juez además, debe ordenar o deberá ordenar “el secuestro de los
bienes objeto de la prenda”. Es norma aceptada jurisprudencialmente.

Únicas excepciones admisibles que el deudor puede oponer para evitar la ejecución:

 Incompetencia de jurisdicción.
 Falta de personería del demandante, del demandado o en su representante.
72

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

 Renuncia del crédito o del privilegio prendario por parte del acreedor.
 Pago.
 Caducidad de la inscripción.
 Nulidad del contrato de prenda.
Si se oponen excepciones que no son las indicadas anteriormente, serán desestimadas de inmediato, sin perjuicio de
la acción ordinaria que puede iniciar el demandado.
El término para que el juez resuelva las excepciones interpuestas es de 3 días, haciendo lugar a ellas y rechazando
la ejecución o desestimándolas y mandando llevar a delante la ejecución ordenando la venta de los bienes en la forma
establecida.
Esta resolución es apelable dentro del término de 2 días en relación y al solo efecto devolutivo.

Respecto de la subasta:

Esta se anunciara con 10 días de anticipación “mediante edictos que se publicaran 3 veces”. Cuando en el contrato
no se haya convenido que el acreedor tiene la facultad de proponer a la persona que realizara la subasta, el juez
designará para esto a un rematador. Para la designación se preferirá a los que estén domiciliados en el lugar donde se
realizara la subasta o en las cercanías. La base de la venta será el importe del crédito garantizado con la prenda.

Respecto de la liquidación sobre el producto de la venta de los bienes afectados, el orden de preferencia será el
siguiente:

1) Pago de los gastos de justicia y conservación.


2) Pago de impuestos fiscales que graven los bienes dados en prenda;
3) Pago de arrendamiento del predio, si el deudor no fuere propietario del mismo, en los términos del artículo 42. Si
el arrendamiento se hubiere estipulado en especie, el locador tendrá derecho a que la sea entregado en esa
forma.
4) Pago del capital más intereses adeudados por el préstamo garantido.
5) Pago de salarios y sueldos y gastos de recolección, trilla y desgranado que se deban con anterioridad al
contrato, (siempre que el Código Civil le reconozca tal privilegio).

Respecto del saldo insoluto: el artículo 37 prevé: “En la misma ejecución prendaria, se harán los tramites tendentes a
cobrar el saldo de la obligación no satisfecho con el precio de la cosa prendada”

El artículo 41 de la ley prevé la “acción rei persecutoria” que tiene el acreedor, al expresar.: “En caso de venta de
la cosa prendada como libre, aunque fuera a titulo oneroso, tendrá el acreedor derecho a ejercer acción persecutoria
contra el actual poseedor, sin perjuicio de las acciones penales contra el vendedor, que prevé el artículo 44. (Ver artículo
172 de Código Penal).

UNIDAD 6: Contratos de seguro.

Concepto:

“Hay contrato de seguro cuando el asegurador se obliga mediante una prima o cotización, a resarcir un daño o cumplir
la prestación convenida si ocurre el evento previsto”. (Articulo 1 ley 17.418).

Origen:

73

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

La economía y el derecho antiguo no conocieron el seguro a prima fija. En Roma, la fidejussio indemnitatis, el
nauticum facnus, la pecuniaria trajecticia, eran instituciones próximas.
En la Edad Media, las zuildas eran instituciones de asistencia, en las cuales las primas no estaban en relación con las
prestaciones.
El seguro nació en las ciudades italianas del Medioevo, bajo la forma de préstamo gratuito y luego como venta por
precio a pagarse si la cosa no llegaba a destino. Apareció en el siglo XV con el seguro marítimo; los primeros
documentos conocidos son italianos y las primeras normas legislativas surgieron en Pisa, Florencia y Génova.
Evolución:

El contrato de seguro como tal, no surge hasta el principio del siglo XIV, pero, en épocas anteriores sus elementos ya
eran conocidos, en el Talmud y en el Código de Hammurabi.
En Oriente, Grecia y Roma, se encuentran asociaciones que mediante la contribución de sus miembros enfrentaban
las perdidas por la destrucción de naves y muerte de animales, gastos funerarios o derivados de actividades militares.
El fenómeno asociativo con fines de asistencia, se generaliza en las “guildas anglosajonas”, las comunidades de
ciudadanos y de miembros de la iglesia. Todo estos eran fenómenos de asistencia reciprocas, no seguros.
En Italia nace “el seguro a prima”, fueron los ciudadanos de Florencia y Génova y más tarde en Venecia, las que se
dedicaron principalmente al comercio del seguro. De allí pasa a las ciudades de España y Francia y luego a las ciudades
teutónicas y de los países bajos.
A poco más de un siglo, “el seguro marítimo” adquiere autonomía propia y estructura casi modernas, es decir que se
incorporan las figuras del “asegurador, asegurado, póliza, riesgo, prima e interés”. A su vez van apareciendo diversos
tipos de seguros.
En la segunda mitad del siglo XVIII ya perfeccionado el seguro marítimo, se desarrolla el seguro terrestre y la empresa
aseguradora. El periodo se extiende hasta fines del siglo XVII.
En Londres nace por primera vez el seguro de incendios y en Gambling en 1774 se declara lícito el seguro de vida. Allí
surge la empresa aseguradora moderna.
Bruck reconoce tres periodos:
1. Desde sus orígenes hasta mediados del siglo XV, en se echan las bases de la institución.
2. Hasta comienzos del siglo XVIII, en donde aparecen, al lado del derecho consuetudinario, las disposiciones
legales, se crean los fundamentos y se establece la primera tabla de mortalidad de Halley.
3. El tercer periodo, desde comienzos del siglo XVIII hasta nuestros días. Se caracteriza por la codificación del
derecho de los seguros.

Caracteres:

 Es Consensual
 Bilateral: Porque la obligación de uno tiene razón de ser en la obligación de la otra.
 Oneroso: Porque el asegurador asume sus obligaciones mediante el pago de una prima o cotización.
 Aleatorio: La obligación del asegurador (resarcir el daño o cumplir con la prestación convenida), depende de que
ocurra o no un determinado hecho que va a ser previsto en el contrato. Lo que ocurre es que no sabe si va a cumplir o
no, o por lo menos no sabe cuándo va a cumplir con la obligación convenida.
 Es de tracto sucesivo: Porque tiene una obligación en el tiempo, se establece para durar.
 Es formal: Tiene ciertas formalidades, el titulo legal del contrato es la “póliza de seguros”, que es un contrato que
tiene contenido predispuesto, que están hechos en formularios, o sea que son todas iguales, y tienen el control de una
autoridad estatal que es la que supervisa todo el mercado de seguro, esta autoridad es “La Superintendencia de Seguros
de la Nación”.
 Es un contrato de adhesión: Según la ley, la propuesta la hace el asegurado y la aceptación la realiza el
asegurador. En la realidad, esto no se da así, porque el asegurador puede hacer muy poco ya que va a poder hacer en la

74

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

medida que la superintendencia lo autorice, o sea que tampoco va a poder aceptar mas allá de lo que él esté autorizado
a aceptar, entonces, en realidad, la aseguradora redacta las condiciones, eso es aprobado por la Superintendencia,
entonces la otra característica que existe en este contrato es que se trata de un contrato de adhesión . (Respecto de la
forma de lograr el consentimiento).

Comercialidad:

Es comercial porque tenemos “intermediación y lucro”. El sujeto que intermedia es el asegurador y los hace entre la
masa de asegurados que pagan regularmente las primas (con el cual se forman los fondos con los que se hacen frente a
las indemnizaciones) y el asegurado que sufre un daño y que requiere la indemnización”.
Por supuesto, también es comercial porque está en la ley, en el articulo 8 inc.6 y en leyes especiales sobre seguros.

Elementos generales:

1. Sujetos:

Aquí encontramos al asegurado y al asegurador que son las personas sobre las cuales recaen los derechos y
obligaciones:
Respecto del asegurador: De acuerdo al artículo 2° de la Ley 20.091 sólo pueden realizar operaciones de seguros:
a) Las sociedades anónimas, cooperativas y de seguros mutuos.
b) Las sucursales o agencias de sociedades extranjeras de los tipos indicados en el inciso anterior.
c) Los organismos y entes oficiales o mixtos, nacionales, provinciales o municipales.
Para poder operar deben estar previamente autorizados por la Superintendencia de Seguros de la Nación (Art. 2° Ley
20.091).
Respecto del asegurado: Este es el titular del interés asegurado y titular de todos los derechos, obligaciones y
cargas de la relación. En este caso, puede suceder que quien contrate con el asegurador no sea el titular del interés
asegurado, configurándose así, “un seguro por cuenta ajena”.
También puede suceder que en el caso de que se contrate un seguro de vida, el asegurado puede ser el destinatario
de la prestación (seguro de supervivencia), o puede suceder que contrate un seguro para el caso de su muerte,
apareciendo entonces y sin ser parte del contrato, la figura del beneficiario, (asegurado, asegurador y beneficiario).

2. Consentimiento:

Al ser un contrato de buena fe, los es para las dos partes. El asegurador tiene que estar cerciorado del verdadero
estado de riesgo, al cual puede llegar por dos caminos:
-Declaración espontanea del asegurado: Donde este pone en ella lo que cree que puede tener importancia, según
su leal saber y entender.
-Formulario: La compañía de seguros le formula las preguntas al asegurado, que este debe responder.
Según la ley pueden utilizarse indistintamente cualquiera de las dos. Esta información no es una declaración de
conocimiento, su fin es aportar ese conocimiento al asegurador.

Reticencia y falsa:

Art. 5: “Toda declaración falsa o toda reticencia de circunstancias conocidas del asegurado, aun hecha de buena
fe, que a juicio de peritos hubiese impedido el contrato o modificado sus condiciones, si el asegurador hubiese sido
cerciorado del verdadero estado de las cosas, hace nulo el seguro”.
Analicemos sus términos:

75

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

a) Toda declaración falsa o toda reticencia: La noción es amplia, re refiere a la declaración (por afirmación o por
omisión), que no presenta al asegurador un cuadro veraz de las circunstancias.
b) Aun hecha de buena fe: La ley no requiere dolo o fraude, basta la mera omisión, pero debe tratarse de
circunstancia conocida (o que exista culpa en no conocer): es decir que el error en el asegurador debe provenir
de dolo o culpa del asegurado, y por consiguiente es indiferente el error del asegurador si no media ese dolo o
culpa del asegurado.
c) Hubiera impedido el contrato o modificado sus condiciones: Es indiferente que la circunstancia no influya en
el siniestro o su extensión, porque el vicio es de formación del contrato, es vicio de voluntad del asegurador.
d) Si el asegurador hubiese sido cerciorado del verdadero estado de riesgo: Es una declaración de
conocimiento, por lo que este conocimiento que el asegurador adquiere oportunamente, por cualquier vía, le
impide alegar la nulidad, e idénticamente si se declara satisfecho con una información incompleta (por su culpa
no adquiere conocimiento), o debía conocer el verdadero estado de riesgo (por su profesión o naturaleza del
bien), etc.

3. Objeto del contrato de seguro:

El fin perseguido con el seguro es la traslación de un riesgo a un tercero (el asegurador), para que sus
consecuencias eventuales graviten sobre éste, que las asume mediante el pago de una prima o cotización, siempre que
exista un interés asegurable (Art. 1 y 2 LS). El riesgo que se traslada no es el que afecta al asegurado (robo, incendio,
etc.), sino las eventuales consecuencias dañosas.
El contrato puede tener por objeto toda clase de riesgos, incluso la frustración del lucro esperado, si así se convino
expresamente. El art. 3 de la LS indica que si al momento de la celebración del contrato, el riesgo es inexistente, dicho
contrato será nulo.
El objeto del contrato no puede resultar de operaciones ilícitas: es mera aplicación de los principios generales del
derecho. Art. 953 CC.

4. Causa:

Es el interés. Todo interés legítimo en la no materialización de un riesgo, que sea susceptible de valoración
económica, puede ser causa de un contrato de seguros. Pueden asegurarse las personas y los bienes de
lícito comercio en cuya conservación tenga el beneficiario un interés pecuniario legítimo (Art. 11, Ley del Contrato de
Seguro).

Elementos específicos:

1. Interés asegurable:

Se entiende por tal la relación lícita de valor económico sobre un bien. Cuando esta relación se halla amenazada por
un riesgo, es un interés asegurable.
El interés asegurable tiene extraordinaria importancia porque constituye el objeto del contrato, su existencia es
esencial para legitimar el contrato e impedir que degenere en una apuesta: es la medida de la indemnización. Debe
determinarse de manera precisa y enunciarse en la póliza (Art. 11 parr. 2°).
Pueden existir varios intereses sobre un bien. El bien puede pertenecer a varios interesados o varias personas
pueden tener distintas clases de intereses sobre él. Si varias personas son titulares del mismo interés, cada una puede
asegurar su parte, o la totalidad de todos, o su parte a nombre propio y por los demás en su nombre y cuenta.
Los intereses pueden ser neutrales, es decir, que no se opongan ni excluyan, que uno sea indiferente para el otro,
como es el caso de la existencia simultanea de los pertinentes a derechos reales.
76

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

No existen interés eventuales (inciertos, condicionados, dudosos, suspensos): el interés corresponde a uno o a otro,
pero pertenece a alguien, y esta pertenencia indicará quien es el perjudicado del siniestro.
La noción de interés expuesta es subjetiva. El contrato de seguro considera este interés o relación con el bien en
cuanto exista la posibilidad de su disminución o desaparición, por un hecho preciso que pueda afectarla, es decir, que se
asegura el interés amenazado, porque si no existe este peligro, no existe el riesgo que debe asumir el asegurador.
Dado ello, el interés asegurable depende de tres elementos:
 Un bien.
 La relación jurídica con éste.
 Su exposición a un riesgo determinado.

2. Riesgo:

Es una eventualidad prevista en el contrato. La noción de eventualidad excluye la certidumbre y la imposibilidad, pero
no excluye la voluntad, siempre que el acontecimiento no dependa inevitable y exclusivamente de ella.
Para que un riesgo sea asegurable, sus caracteres son la incertidumbre (posibilidad de que ocurra), que sea en el
futuro y que no dependa de la voluntad de las partes. El riesgo asegurable puede referirse a daños o pérdidas a una
cosa, a afectaciones futuras (lucro cesante) o hechos que generen responsabilidades (pasivo accidental) o a la seguridad
física de las personas.
Si el riesgo disminuye durante la vigencia de la cobertura, el asegurado tiene derecho a la reducción de la prima. Si
el riesgo se agrava, el asegurado debe comunicarlo al asegurador antes de la agravación si la misma es producida por él
e inmediatamente después de conocerla si no es producida por él.

Característica del Riesgo:

 Debe tratarse de un hecho lícito.


 Debe ser más o menos frecuente.
 Tiene que ser objetivo, es decir, que no dependa de la voluntad del asegurado o del asegurador el
acontecimiento del daño.
 La incertidumbre, es la característica más importante, porque los demás elementos interesan al asegurador,
desde el punto de vista de la técnica del seguro. Así el asegurador tratara de no tomar los seguros en la misma zona,
sabiendo que varias personas pueden estar amenazadas por un mismo riesgo, si lo acepta, el asegurador deberá
dispersar los riesgos con otros riesgos menores de otras zonas, de manera que le sea redituable la técnica del seguro,
para ello utiliza análisis estadísticos para saber, por ejemplo, cuando ocurren los siniestros, si hay más o menos robos en
ciertas zonas, etc.

3. Prima:

El precio del seguro es la prima o cotización, que constituye la remuneración del asegurador por las obligaciones que
asume, es decir, la contraprestación del asegurado. Se denomina prima en los seguros comerciales y cotización en los
seguros mutuales.
La prima se determina por cinco factores fundamentales:
1. Por el riesgo asumido.
2. Por el plazo según por el cual se asume ese riesgo.
3. Por el monto del valor asegurado.
4. Por la tasa del interés.
5. Esta prima debe ser incrementada con los gastos administrativos y beneficio calculado por el asegurador, con lo
que se obtiene la prima bruta o cargada, que es la que paga el asegurado.

77

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

Las primas así determinadas integran las tarifas, que deben ser aprobadas por la autoridad de control.
La prima puede ser fija, esto es, que si el resultado comercial de la explotación es deficitario, el asegurado no debe
pagar precio suplementario: el déficit debe ser afrontado por el asegurador, quien debe satisfacerlo con su propio capital
y reservas. Puede ser variables, en cuyo caso debe realizar contribuciones suplementarias.
En principio es invariable, pero puede modificarse por: pactos de variación por inflación, por variación del riesgo, por
disposición de la autoridad de control.
Determinación:

-Riesgo.
-Suma asegurada. Prima neta
-Tiempo o duración.
-Tasa de interés. Prima bruta.
A esto le sumamos:
-Gastos de administración.
-Beneficio que se espera obtener.

Están obligados a pagar la prima

-El asegurado en los seguros por cuenta propia;


-El tomador en los seguros por cuenta ajena, pero en este último caso el asegurador también puede cobrarle al
asegurado en caso de insolvencia del tomador y compensar la eventual prestación que se adeuden.
-Cualquier tercero puede pagar las primas y el asegurador no puede rechazarlo. Aun en caso de oposición del
asegurado.
-En los seguros de vida el único tercero que puede pagar la prima: Es el tercero beneficiario a titulo oneroso
-Debe hacerse el pago de la prima al asegurador o al productor del seguro que tenga el mandato o esté en posesión
del recibo.
-Si el pago de la primera prima o prima única no se efectúa oportunamente el asegurador no será responsable por el
siniestro ocurrido antes del pago.
-La entrega de la póliza sin la percepción de la prima hace presumir la concesión de crédito para su pago.

Lugar de pago:

Artículo 26 de la Ley de Contrato de Seguros. Si en la póliza no se determina ningún lugar para el pago de la prima,
se entenderá que éste ha de hacerse en el domicilio del tomador.
En los contratos de seguro por cuenta ajena la empresa de seguros puede reclamar dicho pago al asegurado o al
beneficiario, cuando el tomador no hubiese pagado la prima en el plazo estipulado para ello.
En los seguros contratados en beneficio de terceros, la empresa de seguros tendrá derecho de compensar la prima
con la prestación debida al asegurado o al beneficiario.
En los seguros de daño la empresa de seguros no puede rechazar el pago de la prima por un tercero a menos que
exista oposición del asegurado.

Consecuencia del no pago de la prima:

Artículo 27 de la Ley de Contrato de Seguros. Si la prima no ha sido pagada en la fecha en que es exigible, la
empresa de seguros tiene derecho a resolver el contrato o a exigir el pago de la prima debida con fundamento en la
póliza.

Período del seguro:


78

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

Artículo 28 de la Ley de Contrato de Seguros. Por período de seguro se entiende el lapso para el cual ha sido
calculada la unidad prima. En caso de que no se haya especificado y no pueda determinarse de acuerdo reglamento
actuarial, se presume que la prima cubre el período de un (1) año.

Plazo de gracia:

Artículo 29 de la Ley de Contrato de Seguros. Si el contrato prevé un plazo de gracia, los riesgos son a cargo de la
empresa de seguro durante dicho plazo. Ocurrido un siniestro en ese período, el asegurador debe indemnizarlo y
descontar del monto a pagar de la prima correspondiente. En este caso, el monto a descontar será la prima completa por
el mismo período de la cobertura anterior.

Mora en el pago:

La mora es automática. Sus efectos son la no garantía del riesgo con distintas consecuencias para el contrato según
las clausulas:
a. La superintendencia de seguros dispuso incluir en las pólizas clausulas de caducidad automática por mora en el
pago.
b. También es usual la clausula de postergación de la garantía hasta el pago de la prima
c. Termino de gracia generalmente de un mes, por el cual se mantiene vigente el contrato y la garantía por este
periodo. Es usual en los seguros de personas.
A la suspensión de la garantía le corresponde la rehabilitación de contrato que se produce con el pago de la prima
adeudada más los intereses correspondientes. Con el efecto de que surtirá eficacia desde el día siguiente al del pago.
La rehabilitación para el asegurado presenta la nota de que sería menos onerosa que contraer un nuevo seguro,
para el asegurador la conservación del contrato de seguro.
Además la mora en el pago, tiene los siguientes efectos:
a. Se devengan intereses
b. El asegurado ya no puede pretender que el asegurador acuda a su domicilio a cobrar, a partir de la mora debe
acudir al domicilio del asegurador.

2-Formacion del contrato: Propuesta y aceptación.

Según la ley, la propuesta la hace el asegurado y la aceptación la realiza el asegurador. En la realidad, esto no se da
así, porque el asegurador puede hacer muy poco ya que va a poder hacer en la medida que la superintendencia lo
autorice, o sea que tampoco va a poder aceptar mas allá de lo que él esté autorizado a aceptar, entonces, en realidad, la
aseguradora redacta las condiciones, eso es aprobado por la Superintendencia, entonces la otra característica que existe
en este contrato es que se trata de un contrato de adhesión.
El contrato lo celebra el predisponente (asegurador) con cada adherente individual (asegurado), pero en base a
condiciones generales uniformes, aplicables a todos y cada uno de los futuros contratos que celebre.
La técnica negocial de la predisposición contractual consiste en que el asegurable adhiera en bloque a las
condiciones generales de póliza, o no contrate. De allí que el contrato de seguro sea contrato por adhesión a condiciones
generales ó a cláusulas predispuestas.
La ley 24.240 protege a los consumidores de las cláusulas abusivas de los contratos de adhesión, y el contrato de
seguro es caracterizado como un contrato de adhesión.

Propuesta:

79

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

La propuesta del contrato de seguro cualquiera sea su forma, no obliga al asegurado ni al asegurador. La propuesta
puede supeditarse al previo conocimiento de las condiciones generales.
Si hay una aceptación hecha por el asegurado, debe tratarse de una manifestación positiva de voluntad. No existe
término para expedirse y si guarda silencio hay rechazo de la oferta.
Si el texto de esta póliza difiere del contenido de la propuesta, la diferencia se considerará aprobada por el
asegurado si no reclama dentro de un mes de haber recibido la póliza, el asegurado puede impugnarla en el término de
un mes, no obstante considerar vigente el contrato en lo restante.

Prueba:

Según el Art. 11 el contrato de seguro solo puede probarse por escrito, sin embargo todos los demás medios de
prueba serán admitidos, si hay principio de prueba por escrito.

La póliza:

Constituye el medio de prueba por excelencia del contrato de seguro. Hasta la emisión de la póliza y a fin de evitar
que el asegurado carezca de instrumentación, se puede utilizar “el certificado provisorio de cobertura”, el cual, además,
es prueba suficiente del contrato.
El certificado de cobertura es un documento que expide el asegurador, describiendo, al menos, todos los elementos
de todo seguro, describiendo “el interés asegurado, el riesgo, la prima y la prestación del asegurador”.
El asegurador debe entregar al tomador una póliza debidamente firmada, con redacción clara. La misma debe
contener:
 Nombre y domicilio de las partes.
 El interés o la persona asegurada.
 Los riesgos asumidos.
 El monto y el plazo desde el cual ellos se asumen.
 La prima o cotización.
 La suma asegurada.
 Las condiciones generales del contrato.
Por resolución de la Superintendencia también debe incluirse el nombre y matrícula del productor asesor de seguros
y más recientemente el importe de la comisión que percibe.
Cuando se contrata con varios aseguradores puede emitirse una póliza única. La póliza constituye el principal medio
de prueba por escrito.
Respecto de las condiciones generales, son aquellas predispuestas por el asegurador, en forma uniforme para todos
los contratos y predispuestas en el texto de las pólizas.
Respecto de las condiciones particulares, son aquellas que son elaboradas de cómo un acuerdo entre el asegurado y
el asegurador, son las cláusulas manuscritas y no predispuestas al adverso del contrato

Modalidades de Emisión:

La póliza puede ser emitida “al portador, a la orden o nominativamente”, salvo los seguros de personas que solo
pueden ser emitidas en forma nominativa. (Art 13 párr. 4 LS).
Las pólizas a la orden y al portador pueden transferirse por la simple entrega (al portador) o por endoso (a la orden),
y el asegurador se libera si cumple sus prestaciones respecto del portador o endosatario.
El asegurador puede oponer las defensas, respeto del nuevo asegurado, que podría haber opuesto contra el anterior,
referente al contrato de seguro, salvo la falta de pago de la prima si la deuda no resulta de la misma póliza (art 13 párr. 1
LS).

80

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

En caso que una póliza al portador o a la orden sea robada, perdida o destruida, puede acordarse su reemplazo
mediante garantía suficientemente. (Art. 13 párr. 3 LS).
Las pólizas nominativas se transfiere por cesión de derechos y el cambio de titularidad debe ser notificado al
asegurador, de acuerdo a lo establecido en el articulo 82 LS.
La ley de seguros prevé la posibilidad de obtener duplicados de los presupuestos y pólizas.

3-Modalidades de contratación:

Individual:

El seguro puede celebrarse por el propio titular del interés asegurado o puede celebrarse por un tercero para
amparar el interés de otro.

Seguro por cuenta ajena:

Cuando el tercero contrata seguro por prestación del titular del interés, como efecto de esa representación el contrato
surte directamente sus efectos entre asegurado y asegurador, pero para juzgar la reticencia se tomaran en cuenta el
conocimiento y conducta del representado y representante.
Cuando se celebra el contrato por cuenta ajena, así debe declararse, de lo contrario se presume que ha sido
celebrado por cuenta propia.
En esta modalidad de contratación aparece la persona del “tomador” que es quien contrata el seguro, el cual se
distingue del asegurado que es el titular del interés.
No se da la contratación por cuenta ajena, cuando es tomado por el representante, gestor de negocios, ni tampoco
en el seguro contratado sobre un bien ajeno pero a nombre y por interés propio. (Seguros de responsabilidad civil
contratados por depositarios).

En el seguro por cuenta ajena hay una triple relación:

 Tomador – Asegurador.
 Asegurado – Asegurador.
 Tomador – Asegurado.
El tomador es quien contrata el seguro con el asegurador y en principio, es titular de todas las obligaciones y cargas
derivadas del contrato.
Respecto de las declaración de los riesgos, debe ser efectuada por el tomador del seguro, “aunque para juzgar la
reticencia se considerara la conducta del asegurado y el conocimiento del tomador y asegurado, salvo que el contrato
por cuenta ajena se haya celebrado sin el consentimiento del asegurado y al momento de la concertación se haya hecho
conocer al asegurador que se celebraba por cuenta ajena (Art. 10, 21 y 26 LS).

La prima

Es debida por el tomador, pero si este cae en insolvencia, el asegurador puede exigir también la prima al asegurado
y compensarla con la eventual prestación que adeude (art.27 LS).
Asimismo y dado su carácter de titular del interés, el asegurado puede pagar la prima para evitar la suspensión de la
cobertura y eventual rescisión.

Si el tomador posee la póliza:

81

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

El tomador puede ejercer los derechos derivados del contrato, aunque este ejercicio es limitado, “ya que para el
cobro de la indemnización” el asegurador puede exigir que el tomador acredite el consentimiento de asegurado, salvo
que el tomador haya celebrado el contrato en cumplimiento de un mandato o en cumplimiento de una obligación legal.
El asegurado solo puede ejercer los derechos derivados del contrato si posee la póliza o tiene el consentimiento del
tomador. Las cargas también recaen, en definitiva, sobre la persona del asegurado, que es el titular del derecho. Puede
ejercer todo tipo de acciones conservatorias.
El tomador “tiene derecho de retención sobre la póliza”, y “no está obligado a entregarla al asegurado, o al sindico
liquidador del concurso de este, hasta tanto se le reembolse lo que haya pagado en razón del contrato.

Seguro colectivo:

Tercero beneficiario:
Art. 153. En el caso de contratación de seguro colectivo sobre la vida o de accidentes personales en interés exclusivo
de los integrantes del grupo, éstos o sus beneficiarios tienen un derecho propio contra el asegurador desde que ocurre el
evento previsto.
Comienzo del derecho eventual:
Art. 154. El contrato fijará las condiciones de incorporación al grupo asegurado que se producirá cuando aquellas se
cumplan.
Examen médico propio:
Si se exige examen médico previo, la incorporación queda supeditada a esa revisación. Esta se efectuará por el
asegurador dentro de los quince días de la respectiva comunicación.
Pérdida del derecho eventual por separación:
Art. 155. Quienes dejan de pertenecer definitivamente al grupo asegurado, quedan excluidos del seguro desde ese
momento, salvo pacto en contrario.
Exclusión del tomador como beneficiario:
Art. 156. El contratante del seguro colectivo puede ser beneficiario del mismo, si integra el grupo y por los accidentes
que sufra personalmente, sin perjuicio de lo dispuesto por el artículo 120.
También puede ser beneficiario el contratante cuando tiene un interés económico lícito respecto de la vida o salud de
los integrantes de grupo, en la medida del perjuicio concreto.

Pluralidad de seguros:

Existe pluralidad de seguros cuando se cubre inmediatamente el mismo interés, contra el mismo riesgo, con distintos
aseguradores. En relación a la extensión de la garantía, pueden constituir: 1) seguro total, si cada contrato constituye
infraseguro, o 2) doble seguro.
Se caracteriza por:
a) Identidad del interés asegurado.
b) Identidad de riesgo.
c) Distintos aseguradores.
d) Vigencia contemporánea de los contratos.
Es licita y llena una función necesaria, que es la de repartir los riesgos cuando exceden del plan financiero de un solo
asegurador.
Los contratos son independientes, porque entre los distintos aseguradores no existe vínculo jurídico. Mas es
frecuente que los aseguradores elijan a uno de entre ellos para que actúe en representación de todos.
Pueden tomar la forma de coseguro, cuando los distintos aseguradores concurren cubriendo cada uno una
cuotaparte.
Cada asegurador responde en proporción al monto asegurado, hasta el total de la indemnización debida, de manera
que el asegurado no puede pretender una indemnización superior al daño efectivamente sufrido.
82

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

El asegurado no puede aumentar la responsabilidad de alguno o algunos de los aseguradores, rescindiendo el


contrato anterior, ni exonerando de responsabilidad.
El asegurado debe informar a los distintos aseguradores los contratos celebrados, bajo pena de caducidad, salvo
pacto en contrario. El interés del asegurador en ese informe, radica en que la contratación puede agravar el azar moral.

Doble seguro:

Se dice que hay doble seguro cuando la suma total asegurada de varios contratos de seguro, o pluralidad de
seguros, excede el valor asegurable. Aparentemente es análogo al sobreseguro, pero su diferencia estriba en que, en el
sobreseguro no reconoce ningún interés asegurable como fundamento, en tanto que en el doble seguro, cada una de las
pólizas reconoce como fundamento un interés asegurable.
El contrato de seguro es nulo si se celebró con la intención de enriquecerse ilícitamente. Si el asegurador no conocía
esa intención tiene derecho a la prima por el período transcurrido hasta que adquiere el conocimiento.

Coseguro:

Es una modalidad de división del capital asegurado de un riesgo donde cada asegurador, salvo pacto en contrario, es
responsable en forma independiente frente al asegurado de su parte del riesgo. No hay vinculación jurídica entre los
aseguradores que no son solidarios entre sí. Se emite una sola póliza a través de la entidad piloto que tiene mandato de
las demás. El coseguro es siempre conocido y aceptado por el asegurado porque figura en la póliza.

4-Obligaciones y cargas del asegurado y asegurador:

Obligaciones del asegurado:

Pago de la prima. Es la principal obligación del asegurado, en el sentido que puede serle exigido coactivamente.
Debe pagarse al Asegurador o a persona autorizada, en el domicilio del Asegurador o en el lugar convenido por las
partes.
La prima se debe desde la celebración del contrato, pero no es exigible sino desde la entrega de la póliza (salvo que se
haya expedido un certificado provisorio o nota de cobertura).

Las cargas legales: Nacen de la ley.

1) No alterar el estado del riesgo o si lo hace comunicarlo al asegurador.


2) Abonar el costo del seguro en tiempo y forma.
3) Denunciar el siniestro en tiempo y forma.
4) Proveer la información y/o documentación necesaria referente al siniestro.
5) No efectuar cambios en la cosa dañada.
6) Cumplir con la obligación de salvamento.
7) No reconocer responsabilidad ante terceros.

Cargas convencionales.

Se establecen en el contrato y responden a razones de prevención del crédito y a disminuir los efectos negativos del
siniestro. Las partes pueden convenir la caducidad por el incumplimiento de éstas, pero sujetándolas a las condiciones
que establece el art.36.

83

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

Obligaciones del asegurador:

1) La principal obligación del asegurador es la de indemnizar al asegurado o beneficiario del seguro si


ocurre el evento previsto. Además tiene la obligación de prepararse técnica y económicamente para afrontar la
responsabilidad que nazca del contrato.
2) Debe entregar la póliza.
3) Debe pronunciarse sobre la aceptación de la cobertura dentro de los 30 días de haber sido notificado del
siniestro.
4) Abonar la suma asegurada en caso de aceptación.
5) El asegurador no asume cargas, solo asume obligaciones jurídicas.

UNIDAD 7: Seguros en particular:

1-Seguros de daños patrimoniales:

Son aquellos en los cuales la prestación del asegurador se vincula por el daño concreto sufrido por el asegurado, se
aplica rigurosamente el principio de no enriquecimiento del asegurado.
La indemnización es al daño como la suma asegurada al interés asegurable.

Caracteres:

Es Resarcitorio: Esto quiere decir que la prestación del asegurador va a estar en función del daño efectivamente
sufrido por el interés asegurado, siempre que no medie culpa o dolo. Salvo pacto en contrario. (Se aplica la regla
proporcional).

Clasificación:

Admite dos tipos de clasificación, que no son excluyentes entre sí:


 Por el objeto: El interés asegurable puede recaer sobre un bien determinado, sobre un derecho determinado o
un bien o derivado de un bien o sobre el patrimonio.
 Por la clase de interés asegurable: Sobre el interés del capital o sobre el interés de la ganancia.

Los seguros de daños patrimoniales recaen sobre varias ramas, pero la ley se limita a regular los más importantes en
la práctica argentina:
1. Seguros de incendios: Que es el seguro tipo para un riesgo especifico de una cosa inmovilizada, por lo que sus
principios se extienden a otros seguros. Es aquel por el cual el asegurador se obliga, dentro de los límites del
contrato y la ley, a indemnizar el daño producido por el fuego en el bien o bienes del asegurado.
2. Seguro de agricultura: Pueden referirse a cualquier riesgo que pueda dañar la explotación en determinada
etapa o momento. La ley reglamenta el de granizo, por el cual asumen los daños causados exclusivamente por
el granizo a frutos y productos. Sus normas se aplican a los daños causados por la helada.

84

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

3. Seguro de robo: El asegurador se obliga, dentro de los límites establecidos en la ley y en el contrato, a
indemnizar los daños derivados de la sustracción ilegítima por parte de terceros de las cosas aseguradas. La
cobertura comprende el daño causado por la comisión del delito en cualquiera de sus formas.
4. Seguro de transporte: El asegurador puede asumir cualquier riesgo a que estén expuestos los vehículos de
transporte, las mercaderías o la responsabilidad del transportador.

Según Melij dentro de los seguros de daños, se distinguen dos grandes ramas, que si bien tienen principios
comunes, se diferencian por las normas regulatorias de su desarrollo:
1. Seguro de daños de cosas: Es un seguro para las consecuencias perjudiciales que un hecho provoca en el
patrimonio del asegurado.
2. Seguro de responsabilidad: Se caracterizan por constituir una rama de los seguros de daños patrimoniales,
que ofrece una cobertura del riesgo de ser un sujeto pasivo de deuda hacia una tercera persona, emergente de
una responsabilidad de carácter civil.
En esta clase de seguros, el asegurador ofrece una cobertura que permite al asegurado liberarse
económicamente de los reclamos y pretensiones de terceros que tienen como fuente una responsabilidad civil,
sea de naturaleza contractual o extracontractual.
La finalidad que se persigue es evitar toda lesión directa al patrimonio del asegurado, originada por las
consecuencias civiles de su responsabilidad. Este tipo de seguro se caracteriza por la existencia de una tercera
persona, distinta del asegurado y del asegurador que no es parte en el contrato de seguro.

Seguros de incendios:

Cabe decir que existe incendio, cuando una cosa no destinada a consumirse por un fuego, es dañado por este o por
el calor de un fuego hostil.
Con esta definición se excluye el daño causado por un fuego no hostil (Por el accidente ocasionado por el uso diario
del fuego no hostil).
El fuego no hostil es, pues, el encendido para satisfacer las necesidad del usuario, que no es capaz de extenderse
por su propia fuerza. El riesgo que cubre es aquel donde el fuego es hostil.
Los hechos equiparados son:
 Explosión: La explosión por sí sola, que es la producida por la explosión de una gran fuerza, provocada por la
transformación de una cosa al estado gaseoso.
 Rayos: Se debe indemnizar el daño causado por el rayo mismo, y con más razón por el incendio causado por un
rayo.

Daño indemnizable:

Art. 85. El asegurador indemnizara el daño causado a los bienes por la acción directa o indirecta del fuego, por las
medidas para extinguirlo, las de demolición, de evacuación, u otras análogas. La indemnización también debe cubrir los
bienes asegurados que se extravíen durante el incendio.

Terremoto, explosión o rayo:

Art. 86. El asegurador no responde por el daño si el incendio o la explosión son causados por terremoto. Los daños
causados por explosión o rayo quedan equiparados a los de incendio.

85

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

Montos de resarcimiento:

Art. 87. El monto del resarcimiento debido por el asegurador se determina:


a) Para los edificios, por su valor a la época del siniestro, salvo cuando se convenga la reconstrucción.
b) Para las mercaderías producidas por el mismo asegurado, según el costo de fabricación; para otras mercaderías, por
el precio de adquisición. En ambos casos tales valores no pueden ser superiores al precio de venta al tiempo del
siniestro.
c) Para los animales por el valor que tenían al tiempo del siniestro; para materias primas, frutos cosechados, y otros
productos naturales, según los precios medios en el día del siniestro.
d) Para el moblaje y menaje del hogar y otros objetos de uso, herramientas y máquinas, por su valor al tiempo del
siniestro. Sin embargo, podrá convenirse que se indemnizará según su valor de reposición.

Lucro esperado:

Art. 88. Cuando en el seguro de incendio se incluye el resarcimiento del lucro cesante no se puede convenir su valor.
Cuando respecto del mismo bien se asegura el daño emergente con un asegurador, y con otro asegurador por el lucro
cesante u otro interés especial expuesto al mismo riesgo, el asegurado debe notificarles sin demora los diversos
contratos.

Garantía de reconstrucción:

Art. 89. Cuando se conviene la reconstrucción o reposición del bien dañado, el asegurador tiene derecho a exigir que
la indemnización se destine realmente a ese objeto y a requerir garantías suficientes.

Riesgos excluidos:

Las pólizas excluyen de la cobertura el incendio causado por:


 Guerra civil o internacional: Por riesgo de guerra se entiende el estado de hecho efectivo, aunque no proceda
ninguna declaración formal o se realice por alguna fuerza no reconocida, si que sean suficientes los actos de
hostilidad. Están incluidos los actos de los cuales la guerra ha sido ocasión, aunque lo causen amigos o civiles.
 Motín o tumulto: El artículo 71 los excluye salvo pacto en contrario. Lo que la ley prevé es la violencia desatada
por la multitud, que en su actuación desordenada comete desmanes, en la imposibilidad momentánea del poder
público de dominarla, sea para lograr los fines que persigue o como mera actuación de violencia, con o sin
intención de dañar.

Seguro de agricultura:

Los seguros de agricultura pueden referirse a cualquier riesgo que pueda dañar la explotación en determinada etapa
o momento. En el país solo se practica los de granizo y helada. El riesgo es el fenómeno climático. Los daños a
indemnizar son exclusivamente causados en los frutos y productos asegurados, aun cuando ocurran otros fenómenos
meteorológicos. Es un seguro de ganancia esperada, porque se indemniza una cosecha no madura, que quizás nunca
hubiera madurado.

Siniestro y daño indemnizable:

El siniestro es la caída de la piedra. Es menester que exista una siembra, no destruida por otras causas al tiempo del
siniestro. Si ha sido perjudicada por otros fenómenos, se individualizará el causado directamente por el granizo.

86

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

Se indemniza el valor que tendría el producto sin el siniestro conforme al desarrollo y a la deducción de los gastos
que habrían sido necesarios para la recolección, teniendo en cuenta el estado del cultivo al tiempo del siniestro.
Cualquiera de las partes puede solicitar la postergación de la determinación del daño, hasta después de la cosecha,
salvo pacto en contrario. Los precios se determinarán por las cotizaciones si el daño es total, o por el precio obtenido por
el producto de la parte no perjudicada, si es parcial.
Cuando en un periodo de seguro se producen más de un siniestro, los daños se estiman en conjunto, como un solo
daño, deduciéndose lo pagado por los siniestros previos. Más cuando el contrato es polianual, el pago hecho en un año
no afecta cuando se debe por daño acaecido en año anterior.
Al seguro de helada se le aplican las mismas normas que para el granizo, analizadas anteriormente.

Seguro de robo:

La ley no regula específicamente el seguro de robo. La ley penal y las pólizas en uso definen el robo como el
apoderamiento ilegitimo con fuerza en las cosas o violencia física en las personas, antes, durante o después de cometido
el robo.
En caso de que se trate de un comercio asegurado se suelen imponer ciertas cargas o medidas de prevención, y en
lo que se refiere al salvamento, se requiere la mayor colaboración posible con las autoridades judiciales y policiales para
la aprehensión de los autores y recuperación de las cosas robadas.
Los daños indemnizables incluyen el valor de los bienes sustraídos y los causados para consumar el robo o su
tentativa. Cuando se trate de joyas u otros bienes valiosos es usual la póliza tasada.
El asegurador se libera si obtiene la restitución del bien en el plazo que fija la póliza: transcurrido el término, la
pérdida se considera definitiva y el asegurado transfiere sus derechos al asegurador en la medida de la indemnización
pagada.
Las pólizas usuales cubren, dentro del capítulo de robo, los siguientes riesgos:
1. Robo ocurrido en actividades comerciales, industriales y civiles.
2. Robo en viviendas particulares.
3. Robo de valores en caja fuerte.
4. Robo de valores en tránsito.
5. Robo de alhajas, pieles y objetos diversos.
6. Fidelidad de empleados.

Indemnización:

En el seguro de robo La indemnización del asegurador comprenderá: 1º) El valor del interés asegurado cuando el
objeto asegurado, efectivamente, sea sustraído y no fuera hallado en el plazo señalado en el contrato. 2º) El daño que la
comisión del delito, en cualquiera de sus formas, causare en el objeto asegurado.

Seguro de transporte:

Es un seguro combinado por el que se amparan diversos intereses asegurables del tomador:
1) Daños a los vehículos de transporte empleados por cualquier riesgo, incluido el incendio, choque, etc.
2) Responsabilidad del transportador hacia el cargador o pasajero y los daños a terceros.
Está sujeto a un régimen legal complejo. Esta complejidad de los riesgos incluidos hace que el contrato se halle
sometidos a normas especiales (art. 121) además de peculiares, por los riesgos específicos (por ej. incendio,
responsabilidad civil, etc.).

87

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

La ley distingue los «riesgos de transporte por tierra» para los cuales el seguro se rige por las normas de la ley y en
subsidio por las del seguro marítimo. En cambio, cuando se trata de los «riesgos de transporte por ríos y
aguas interiores» se aplicarán las disposiciones de los seguros marítimos con las modificaciones que resultan de los arts.
121 y sgtes.
El plazo puede fijarse por viaje o por tiempo, en este caso comprenderá un número indeterminado de transportes que
no precisarán a medida que se contraten (seguro flotante, declaración de alimento) hasta un monto máximo en cada
viaje. Si se contratara por viaje normalmente no será de abono, pero puede serlo. En ambos casos el aseguradores
responsable por los daños que sufra «si la prolongación del viaje o el transporte obedece a un siniestro cubierto por el
seguro» (art. 123).
En esta materia se permite el abandono que es una institución típica del seguro marítimo por la cual el
asegurado transfiere el bien al asegurador y recibe la indemnización que le corresponde por el siniestro total.
El asegurador (según el art. 66) no indemnizará por los daños y pérdida producidos por el vicio propio de la
mercadería, excepto cuando el daño obedece a una demora causada por un siniestro cubierto. Si el vicio propio sólo
agravó el daño, sólo se libera en la medida de la agravación, salvo pacto en contrario. El daño producido por vicio propio
puede incluirse en la cobertura por pacto expreso.
Cuando el seguro se refiere a los pasajeros, si lo contrata el transportador se tratará de un seguro de responsabilidad
civil; si lo contrata el pasajero, se tratará de un seguro de accidentes personales.

2-Seguro de responsabilidad civil:

En este seguro el asegurador se obliga a mantener indemne al asegurado por cuanto deba a un tercero, en razón de
la responsabilidad prevista en el contrato, a consecuencia de un hecho acaecido en el plazo convenido.
El interés asegurado versa sobre el patrimonio del asegurado y la prestación del asegurador consiste en la liberación
del asegurado de las pretensiones o reclamaciones de los terceros, por la prestación de asistencia jurídica y la liberación
del patrimonio del asegurado de las obligaciones impuestas por la satisfacción, reconocimiento o fijación de las
pretensiones de los terceros.
Comprende también la responsabilidad contractual, como en el caso de accidentes de trabajo. Difiere del seguro de
daño patrimonial sobre bienes, por la naturaleza del riesgo, por su objeto y por el momento en que se produce el
siniestro.
A) Mientras en el seguro de bienes el riesgo es natural, en el de responsabilidad civil es legal.
B) La responsabilidad se aplica a todo el patrimonio y no a los hechos o fenómenos que afectan a bienes
determinados.
C) El siniestro en el seguro de responsabilidad civil se produce con la reclamación del tercero, el hecho generador no
es contemporáneo al siniestro, mientras que en los demás seguros, generalmente, el riesgo se realiza al mismo tiempo
que se concreta el daño.

 Riesgo: 

La responsabilidad civil incluye todos los casos donde es comprometida la conducta culposa del tomador, la
conducta dolosa o culposa de sus dependientes o de las personas por las que es responsable civilmente. Queda
excluida la responsabilidad penal pero no las consecuencias civiles del hecho punible.

Valor asegurable: 

Cubre todo el patrimonio contra la responsabilidad eventual hacia un tercero. Su límite no resulta en relación al valor
de una cosa o bien determinado, sino por la fijación de cierta suma y su restricción a la responsabilidad derivada de
ciertos hechos (por ej., por el empleo de un automotor).
88

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

Pluralidad de seguros: 

Plantea algunos problemas en este seguro. Si bien para el pago de indemnización el art. 67 elimina los problemas,
éstos subsisten para otras obligaciones accesorias como puede ser el ejercicio de la dirección del proceso (en cuy ocaso
parece la solución confiarlo al primer asegurador, sin perjuicio de comunicar a los otros aseguradores la promoción de la
causa) y la prohibición de transar (art. 116) pues sólo podrá allanarse con el consentimiento de todos los aseguradores.
En este seguro en lo que hace al estado del riesgo, se entiende que no deben producirse variaciones anormales no
genéricamente previsibles al momento de celebrar el contrato, sean acciones u omisiones. La circunstancia de que este
seguro cubra los actos culposos del asegurado y sus dependientes no afecta las reglas de la agravación del riesgo. Si la
causa que provocó el siniestro pertenecía al estado del riesgo y surge a consecuencia de una agravación de estado de
riesgo por el hecho del asegurado, el asegurador no es responsable (por ej. siniestro debido a rotura de frenos y ésta
debida a la culpa del asegurado).
La carga de informar el siniestro debe ajustarse a las modalidades de este seguro y la noción de siniestro. Debe
distinguirse la denuncia del hecho del que nace eventualmente la responsabilidad, que debe hacerse dentro del tercer
día y con cumplimiento de algunas formalidades complementarias, según la especie de responsabilidad de que se trate
(así en el seguro de responsabilidad por automotores la denuncia se hará con un plano de individualización del lugar,
indicación de testigos y demás daños del hecho); y la denuncia del siniestro que es la reclamación o proporción de la
demanda, con comunicación al asegurador de todos los documentos que se acompañan, hecha en tiempo hábil para que
el asegurador pueda asumir la dirección del proceso.
Existe prohibición de reconocer la propia responsabilidad por cuanto importaría una agravación del siniestro.

Obligaciones del asegurador:

 Dirección del proceso.


 El pago de los gastos y costas judiciales.
 El cumplimiento por él de la condenación judicial en la parte a su cargo.
 Entrega de los fondos para el cumplimiento de la transacción que se celebre.

Situación de la víctima del daño: goza de doble amparo:


a) Su crédito tiene privilegio sobre la suma asegurada y sus accesorias con preferencia sobre lo asegurado y
cualquier acreedor de éste aún en caso de quiebra.
b) El art. 118 autoriza a la víctima a citar en garantía al asegurador en la causa que promueve contra el
responsable del daño. En realidad no sería una citación en garantía sino una acción directa la que está sujeta a
los siguientes requisitos:
 El asegurador puede ser citado a juicio hasta que la causa se abra a prueba, hasta que el auto de prueba quede
firme.
 Para hacer efectiva la citación la demanda debe estar promovida ante el juez del hecho o del domicilio del
asegurador.
 El asegurador no puede oponer a la víctima defensas nacidas del contrato con posterioridad al siniestro. Sin
perjuicio de que el asegurador repite del asegurado cuanto pague a la víctima en desmedro de su liberación
respecto del asegurado.
 La sentencia que se dicte en estas condiciones hará cosa juzgada respecto del asegurador quien no puede
oponer más defensas que las señaladas ni aún en la ejecución de sentencia.

89

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

Si existiera pluralidad de damnificados, la indemnización debida por el asegurador se distribuirá a prorrata. Si se


promueven varias acciones se acumularán los proceso que serán entendidos por el juez que previno (el que primero
intervino).

Cargas del asegurado:

 El asegurado debe denunciar el hecho del que nace su eventual responsabilidad en el término de tres días de
producido, si es conocido por él o debía conocerlo; o desde la reclamación del tercero, si antes no lo conocía.
 Dará noticia inmediata al asegurador cuando el tercero haga valer judicialmente su derecho.
 El asegurado no puede reconocer su responsabilidad ni celebrar transacción sin anuencia del asegurador
 Dejar la dirección del proceso al asegurador: Como una carga complementaria podemos mencionar que, por lo
general, se exige el otorgamiento de poderes a favor del profesional que indique el asegurador, el suministro de
probanzas y el cumplimiento de actos procesales que las normas procesales pongan el cabeza del asegurado.

Citación en garantía:
Es un recurso de carácter procesal que posibilita al asegurado y al damnificado “traer al proceso al asegurador”
hasta que se reciba la causa a prueba. En tal caso debe interponer la demanda ante el juez del lugar hecho o domicilio
del asegurador.
El asegurador se integra a la litis puesto que constituye una carga generalmente establecida en las pólizas, que el
asegurado debe dejar la dirección del proceso al asegurador y en caso de no cumplirse y el asegurado asuma la defensa
en el proceso con sus propios letrados, sus honorarios quedaran a su exclusivo cargo.
La sentencia hace cosa juzgada respecto de ambos. Y será ejecutable contra el asegurador en la medida del seguro.
En este juicio o en la ejecución de la sentencia el asegurador no podrá oponer las defensas nacidas después del
siniestro.
Art. 119. Si existe pluralidad de damnificados, la indemnización debida por el asegurador se distribuirá a prorrata.
Cuando se promuevan dos o más acciones, se acumularan los diversos procesos para ser resueltos por el juez que
previno.

3-Seguro de personas:

Seguros de personas son los que garantizan el pago de un capital o de una renta cuando se produce un hecho que
afecta la existencia, salud o vigor del asegurad: generalmente terminan en el pago de dinero; pero las prestaciones (que
pueden ser en especie: asistencia médica, provisión de prótesis, medicamentos, etc.) esta subordinados a hechos
atinentes directamente a la persona del asegurado. La ley los legisla en los arts. 128 a 156.

Caracteres:

 No tienen carácter resarcitorio: Por ello no procede la subrogación. Además no se puede mensurar el valor de
la vida humana.
 No existe un interés asegurable, sino un interés legitimo.
 El alea es idéntico al alea de los seguros sobre la vida.

Clases:
1. Seguros de vida:

90

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

Existe seguro de vida cuando el capital o renta que el asegurador se obliga a pagar y la prima que recibe del
estipulante están calculados sobre la duración de la vida humana.

Modalidades del seguro de vida:

El seguro de vida para el caso de muerte:

Es aquel en el cual la prestación del asegurador depende de la muerte del asegurado.


El seguro de vida puede ser contratado:
 De vida entera u ordinario de vida: Es aquel que tiene vigencia hasta la muerte del asegurado, periodo durante el
cual se abonan las primas.
 De vida entera, en pagos limitados: Este es igual al anterior, aunque las primas solo se pagan durante un
periodo de tiempo determinado y convenido.
 Temporario o a Término: Ampara el riesgo de muerte producido durante el periodo asegurado. La prima se
puede abonar al contratar la póliza o en forma periódica.

Seguros en caso de vida:

En estos seguros la entidad aseguradora abona al asegurado el importe del seguro, siempre que viva al vencimiento
de un determinado periodo de tiempo.
También puede convenirse el pago de una renta periódica mientras viva el asegurado, a partir de una fecha
establecida de antemano.

Seguros mixtos:
Constituyen una combinación de los seguros de muerte y de vida. Por lo tanto, el importe del seguro se paga a los
beneficiarios si el asegurado muere antes de vencer el contrato, y se le entrega a él si sobrevive a esa fecha.

En los contratos de seguros de vida puede contratarse:

Sobre la vida del propio contratante o la vida de un tercero (Art. 128 parr.1). Para el caso de que se contrate sobre la
vida de un tercero, se requiere “el consentimiento escrito del tercero” o de su representante en caso de que fuera un
incapaz. En este tipo de contrato está prohibido el seguro para el caso de muerte de “interdictos” y “de menores de 14
años”. (Art 123 parr. 3).
Podemos decir que la nueva ley 26.579 deroga los límites impuestos por el art. 128, párr. 3º, de la ley 17.418
respecto de quiénes pueden ser designados como beneficiarios en un seguro de vida contratado por una persona de 18
años de edad. Es decir que ahora pueden designar cualquier beneficiario.

Art. 130. Transcurridos tres años desde la celebración del contrato, el asegurador no puede invocar la reticencia, excepto
cuando fuere dolosa.
Denuncia inexacta de la edad
Art. 131. La denuncia inexacta de la edad sólo autoriza la rescisión por el asegurador, cuando la verdadera edad exceda
los límites establecidos en su práctica comercial para asumir el riesgo.
Edad mayor
Cuando la edad real sea mayor, el capital asegurado se reducirá conforme con aquélla y la prima pagada.
Edad menor
Cuando la edad real sea menor que la denunciada el asegurador debe restituir la reserva matemática constituida con el
excedente de prima pagada y reajustar las primas futuras.
Agravación del riesgo
91

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

Art. 132. Sólo se debe denunciar la agravación del riesgo que obedezca a motivos específicamente previstos en el
contrato.
Cambio de profesión
Art. 133. Los cambios de profesión o de actividad del asegurado autorizan la rescisión cuando agravan el riesgo de modo
tal que de existir a la celebración, el asegurador no habría concluido el contrato.
Si de haber existido ese cambio al tiempo de la celebración el asegurador hubiera concluido el contrato por una prima
mayor, la suma asegurada se reducirá en proporción a la prima pagada.
Rescisión
Art. 134. El asegurado puede rescindir el contrato sin limitación alguna después del primer período de seguro. El contrato
se juzgará rescindido si no se paga la prima en los términos convenidos.
Pago por tercero
El tercero beneficiario a título oneroso, se halla facultado para pagar la prima.

Beneficiario

Seguro de vida en beneficio de un tercero. La LS tiene disposiciones específicas para los seguros de vida para el
caso de muerte del asegurado.
 El tercero beneficiario tiene que estar determinado en el contrato o ser determinable al momento de ocasionarse el
siniestro (Art. 143 parr 1 LS).
 La estipulación puede ser a titulo oneroso o gratuito.
 El beneficiario tiene un derecho propio que nace del contrato como consecuencia de la estipulación que hace a su
favor y este derecho lo adquirirá al momento de la muerte del asegurado.
 El asegurado puede revocar libremente la designación del tercero beneficiario, salvo que la designación haya sido a
titulo oneroso.
 En el supuesto que se designen a varias personas como beneficiario sin determinar la cuota parte que le
corresponden a cada uno de ellos, se entiende que el beneficio es por partes iguales,
 Si se designan a los herederos como beneficiarios, se entiende que son aquellos que por ley suceden al contratante, si
no hubiese otorgado testamento, si otorgo testamento, se entienden por designados a los herederos instituidos. Si no se
designa la cuota parte que le corresponde a los herederos, el beneficio se distribuirá conforme a la cuota hereditaria.
 Si se designan como beneficiarios a los hijos, se entiende a los concebidos y a los sobrevivientes al tiempo de ocurrido
el evento imprevisto.
 En el supuesto de que el contratante no designe beneficiario o por cualquier causa la designación se haga ineficaz o
quede sin efecto, se entiende que designo a los herederos.

2. Seguro de accidentes personales:

Cubre las lesiones qué sufra en su integridad física el asegurado como consecuencia de la acción súbita y violenta
de un agente externo ajeno a la voluntad.

Reducción de las consecuencias:


Art. 150. El asegurado en cuanto le sea posible, debe impedir o reducir las consecuencias del siniestro, y observar las
instrucciones del asegurador al respecto, en cuanto sean razonables.
Peritaje:
Art. 151. Cuando el siniestro o sus consecuencias se deben establecer por peritos, el dictamen de éstos no es obligatorio
si se aparta evidentemente de la real situación de hecho o del procedimiento pactado. Anulado el peritaje la verificación
de aquellos extremos se hará judicialmente.
Dolo o culpa grave del asegurado o beneficiario:

92

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

Art. 152. El asegurador se libera si el asegurado o el beneficiario provocan el accidente dolosamente o por culpa grave o
lo sufre en empresa criminal.

Beneficiario:

La designación será por escrito y es válida aunque se notifique al asegurador después del evento previsto. Si un
beneficiario hubiese fallecido antes o al mismo tiempo que el asegurado su beneficio acrecerá el de los demás
beneficiarios, si los hay, en las proporciones de sus propias asignaciones. Se aplica lo relativo al seguro de vida.

4-Regimenes especiales:

Seguro de retiro:

Es un instrumento de ahorro que le permite cubrir diversos objetivos de tipo previsional. A partir de un aporte mínimo
de acuerdo a sus expectativas y necesidades, usted va acumulando fondos en una cuenta a su nombre que le permitirá
cumplir con los objetivos planificados.
 Complemento Jubilatorio.
 Renta para el ama de casa.
 Asegurar el estudio de los hijos.
 Rentas para la jubilación anticipada, etc.

Beneficios impositivos:

Los fondos acumulados en nuestra cuenta son deducibles de la base imponible del Impuesto a las Ganancias en la
proporción establecida por ley. Asimismo, nuestros fondos no son gravados por Bienes Personales.

Monto de la cobertura:

El monto de la cobertura deberá estar de acuerdo con las necesidades particulares de cada uno, de nuestras
expectativas y todo, deberá ser tenido en cuenta nuestro estándar de vida que deseemos continuar.

Seguro de caución:

Es una garantía de carácter accesorio a un contrato u obligación legal previa, que permite a bajo costo satisfacer las
exigencias de una operatividad comercial cada vez más frecuente. Su naturaleza es de carácter afianzador.
Es un contrato Trilateral, donde las partes que intervienen son:
a) Quien otorga la ejecución de la obra o entrega el suministro o solicita se presenten ofertas para efectuarlo, es el
Asegurado, también llamado Comitente o Beneficiario.
b) Quien se presenta como oferente para cotizar y ejecutar la obra o entrega del suministro cuando aún no ha sido
adjudicado es el Proponente, o luego de adjudicado el Tomador o Contratista.
c) Quien garantiza el pago de dinero en caso de incumplimientos contractuales es el Asegurador.
La vigencia de la póliza de seguro continua hasta que esta sea devuelta por el Asegurado al Contratista y este a su
vez al asegurador. Está ligada a la obligación del contrato principal. Habitualmente se factura en forma trimestral.
El Siniestro queda configurado ante el incumplimiento contractual (son las obligaciones pactadas en el contrato
principal).
93

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

El Asegurador abona la suma afianzada y luego repite contra el Tomador.

Seguro de accidentes laborales (ART):

El Seguro de Riesgos del Trabajo fue sancionado mediante la Ley 24.557, Ley de Riesgo de Trabajo en Septiembre
de 1995.
Los empleadores, tanto personas físicas como empresas, están obligados a afiliarse a alguna Aseguradora de
Riesgo de Trabajo (ART), presentando junto con la Solicitud de Afiliación, los Estatutos (en el caso de Sociedades) o
Fotocopia de DNI en el caso de Unipersonales, Formulario F-460, Inscripción ante la AFIP y el listado del personal con
sus respectivos N° de CUIL y Fechas de Nacimiento.
La vigencia del contrato es por tiempo indefinido, salvo decisión de cambio del cliente, pudiendo ejercer dicho
derecho una vez por año. El costo del seguro está compuesto por una Alícuota Fija y otra Variable. La Fija se debe
considerar por cada empleado y la Variable se aplica sobre el total de la Masa Salarial Bruta. Aparte hay que agregar
otro importe fijo de $0.60 correspondiente al FFE (Fondo de Fines Específicos).

La cobertura está comprendida por:

Reintegro de jornales caídos: A partir del día 11 de incapacidad temporal del empleado la ART debe cubrir el
salario hasta el alta definitiva.
Prevención de Riesgos: Las ART deben inspeccionar las medidas de seguridad e higiene que cumplen las
empresas y elaboran planes de mejoramiento de las condiciones bajo las normativas vigentes, hasta que alcancen con
las obligaciones legales.
Reparación de daños derivados del trabajo: El artículo 6 de la ley expresa que considera "accidente de trabajo" a
todo acontecimiento súbito y violento ocurrido por el trabajo o en el trayecto entre el domicilio y el lugar de trabajo.
Por lo tanto se cubre: Accidentes de trabajo, Accidentes in Itinere, Enfermedades profesionales.
Situaciones no cubiertas: Dolo del trabajador, Enfermedades inculpables, Enfermedades profesionales o
accidentes causados por fuerza mayor externa al trabajo.

UNIDAD 8: Contratos modernos. Falta.

UNIDAD 9: Derecho Societario:

1-Sociedades comerciales:

Art. 1 “Habrá sociedad comercial cuando dos o más personas en forma organizada, conforme a uno de los tipos
societarios previstos en esta ley se obliguen a realizar aportes para aplicarlos a la producción o intercambio de bienes o
servicios participando de los beneficios y soportando las perdidas”.

Requisitos para su existencia:

 Pluralidad de partes: El art. 1 nos dice “dos o más personas”, pero debe entenderse como partes al centro de
interés jurídicos comunes que pueden estar constituidos por una o varias personas.
 Tipicidad: Consiste en la disciplina legislativa particular impuesta a las sociedades, disciplina que permite diferenciar
unas de otras a través de ciertos requisitos esenciales que le son propios.
 Organización: La palabra organización tiene un triple significado. Por un lado se refiere a la necesidad de que exista
una regulación que determine el régimen de los diversos órganos societarios y los derechos y obligaciones de los socios.
94

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

En segundo lugar se refiere a la necesidad de que las aportaciones se realicen para una explotación común,
coordinándose los bienes y esfuerzos en un sentido unitario, en procura de un fin único. En un tercer aspecto implica una
relación con la idea económica de empresa que constituye la actividad normal de las sociedades mercantiles, aunque no
exclusivamente.
 Aportes: Es un requisito esencial para la constitución de una sociedad que cada uno de los socios se obligue a
efectuar aportes, consiste en una obligación de dar o de hacer.
 Producción o intercambio de bienes o servicios: Producir es crear nuevas utilidades y estas utilidades se
obtienen no solo mediante la creación de nuevas cosas, sino también mediante el disfrute de una cualidad nueva.
 Participar en los beneficios y soportar las perdidas: Deben establecerse en los instrumentos de constitución de la
sociedad, las reglas para disfrutar las utilidades y soportar las perdidas y en caso de silencio, será en proporción a los
aportes.

Naturaleza jurídica:

1- Definición pro naturaleza contractual del acto constitutivo societario : Se presenta con un negocia jurídico y
como organismo que entra en relación con terceros. Implica un contrato plurilateral de organización.
2- Doctrina Contractualista: Cuya posición tuvieron todos los códigos del S. XIX a partir del francés de 1807 hasta
la sanción de la 19.550. Para nuestra legislación era simplemente un contrato, porque reposa sobre la voluntad de los
socios, es bilateral, oneroso (aportes), consensual (los requisitos de forma y prueba no se exigen bajo pena de nulidad),
y conmutativo.
3- Teoría Anticontractualista: Teoría de la Institución : Es de Haurior. Básicamente dice que el acto constitutivo
de la sociedad origina una institución (sujeto de derecho con voluntad y personalidad para manejar intereses), es decir,
un organismo que tiene por fin la realización de un interés intermedio entre el individuo y el de la sociedad, implica la
existencia de un principio de autoridad necesario para el cumplimiento del fin.
4- Teoría Transpersonalista: Un sector de la doctrina alemana califica el negocio constitutivo de acto complejo en
el cual varias personas animadas por un interés común, funden sus voluntades, perdiendo su individualidad para integrar
una voluntad unitaria.

Asociación:

En un sentido lato es un género comprensivo de varias especies, entre ellas las sociedades. En un sentido propio,
está referido a las entidades que tiene por objeto principal el bien común.
Podemos definirla como “Toda unión voluntaria de personas que de un modo organizado y más o menos estable
ponen sus esfuerzos o bienes en común, estando el gobierno y la administración en poder de los asociados en forma
directa o bien indirectamente través de quienes ellos designen”.
Decimos una unión voluntaria porque es de su esencia la libre adhesión de los integrantes y no hace referencia a la
presencia física ya que lo que caracteriza a la asociación es el vínculo.
Para diferenciar la asociación de las sociedades se ha puesto énfasis en destacar la finalidad desinteresada o
altruista de las asociaciones.
Las sociedades persiguen la obtención de lucro para repartirse entre los socios, constituyendo este el fin principal
para sus integrantes. La asociación puede o no procurar el lucro, pero este nunca será destinado a ser repartido entre los
socios, sino que constituirá un medio para que la asociación preste servicios de diversa índole a sus asociados o
terceros. El lucro constituye un medio y no un fin.

Cooperativas:

La ley 20.337 no se expide acerca de su naturaleza jurídica. Se limita a decir que son entidades. Tiene caracteres
propios de las sociedades y de las asociaciones.
95

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

Cabe señalar que en la constitución e inscripción de las cooperativas no interviene el RPC, sino el Instituto Nacional
de Acción Cooperativa.
Las cooperativas y las sociedades presentan como elemento en común que en ambas el participante persigue un fin
económico, pero la diferencia profunda radica en que en la cooperativa adquiere relevancia que el particular procura
conseguir esa ventaja en el ejercicio de su actividad individual, mientras que en la sociedad trata de lograrlo a través de
su participación en el lucro conseguido por el ente.
Presenta los siguientes caracteres:
1. Tiene capital variable y duración ilimitada.
2. No ponen límites estatutarios al número de asociados ni al capital.
3. Conceden un solo voto a los asociados.
4. Reconocen un interés limitado a las cuotas sociales. Si es que el estatuto lo permite.
5. Cuentan con un mínimo de 10 asociados, salvo excepciones.
6. Distribuyen los excedentes en proporción a al uso de los servicios sociales.
7. No tienen como fin principal ni accesorio la propaganda de ideas políticas, religiosas, de nacionalidad, religión o
raza, ni imponen condiciones de admisión referidas a ellas.
8. Fomentan la educación cooperativa.
9. Prestan sus servicios a asociados y no asociados.
10. Limitan la responsabilidad de los asociados al momento de las cuotas sociales.

Régimen legal:

En nuestro país el tema de las cooperativas está expresamente legislado en la ley 20.337 de 1973, que en ciento
veinte artículos y uno de forma, reglamenta, desde su naturaleza hasta su fiscalización y liquidación. Rigen también,
supletoriamente, las disposiciones del Capítulo ll, Sección V, de la ley 19.550 de sociedades comerciales, pero sólo en
cuanto se concilien con la naturaleza de la ley y de las cooperativas. Recordemos que el artículo 372 de la ley 19.550
establece la aplicación supletoria de sus normas a las cooperativas.
Esa misma ley 20.337 establece que las cooperativas son asociaciones fundadas en el esfuerzo propio y la ayuda
mutua, para organizar y prestar servicios, disposición que no obsta a la existencia de cooperativas de servicios, y que se
complementa, dentro del mismo cuerpo normativo, con la determinación de lo que es acto cooperativo.

Diferencia de la sociedad con la empresa y el fondo de comercio:

Con la empresa: La sociedad es un sujeto de derecho, la empresa es una organización para producir bienes o
servicios, pero no es un sujeto de derecho por eso la empresa necesita siempre de un titular que puede ser una persona
física o jurídica. El concepto de empresa es un concepto económico y solo a través de su titular adquiere esta
significación jurídica.

Con el fondo de comercio: El fondo de comercio es un conjunto de bienes de un establecimiento comercial, afectados
a la actividad que desarrolla un empresario en particular. Constituye una faz estática de empresa mercantil y no es un
sujeto de derecho. (Es una universalidad de hecho).

2-Personalidad de las sociedades:

El art. 2 de la ley 19.550 dispone “la sociedad es un sujeto de derecho con el alcance fijado por la ley”.
El art. 33 del CC dice que las sociedades comerciales son personas jurídicas privadas y en el art. 2 de la ley no
repite la formula sino que la declara sujeto de derecho con el alcance fijado por la ley. El art. 2 no agrega ni modifica
nada al art. 33 del CC. Sujeto de derecho solo puede ser la persona. Se trata de términos sinónimos. Entre la expresión
96

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

“sujeto de derecho” y “persona jurídica” hay una relación de género a especie, de donde resulta que esta ley ha venido a
confirmar el género sin haber alterado la especie dentro de la cual ha colocado el CC a las sociedades mercantiles.

Teorías:

Para explicar la condición de persona atribuida a los entes en especial, a los considerados necesarios, se han
pasado de concepciones naturalistas, fundamentalmente apoyadas en datos extrajurídicos, a las normativistas, que
atribuyen al ordenamiento jurídico la facultad de definir la noción de persona, relegando el dato extrajurídico la facultad
de definir la noción de persona, a mera causa histórico social de la sanción de la norma y a elementos a considerar para
su funcionamiento.
El concepto jurídico de persona que se predica del hombre individual es el mismo que se aplica a los entes
colectivos.
El reconocimiento por el derecho de la personalidad del ente societario sirve de recurso técnico instrumental que
permite a la pluralidad de socios actuar como unidad en el mundo jurídico.
La generalidad de la doctrina, al igual que la jurisprudencia, admitió desde antiguo la personalidad de las sociedades.
La autonomía patrimonial presupone esa personalidad, porque da capacidad para adquirir derechos y contraer
obligaciones independientemente del patrimonio y personalidad de los socios que lo integran.
La personalidad es conceptualmente única. En nuestro derecho esta personalidad se adquiere por dos
procedimientos: 1- Autonomía administrativa, 2- Autonomía legal o vez inscripta en el RPC.
Esta personalidad se reconoce por ley cuando se ha cumplido el proceso constitutivo prefijado por ley, proceso que
condiciona el reconocimiento de la personalidad. De no cumplirse con este proceso se crea una sociedad irregular.

Abuso y desestimación de la personalidad jurídica de las sociedades:

Teoría del Velo Societario (o de la “penetración”). Hemos dicho que la sociedad es una persona distinta de los
socios que la integran y, por ende, tiene un patrimonio propio, independiente del patrimonio de los socios.
Pero en aquellos casos en que la sociedad ha sido utilizada -como una pantalla, como un velo- para violar la ley o la
buena fe, o para frustrar derechos de terceros o para obtener fines ajenos a la sociedad, el juez puede “romper el velo”
de esa sociedad, dejar de lado la personalidad y “penetrar” en la realidad, atribuyendo a las personas que actúan detrás
de la sociedad, responsabilidad solidaria por los actos antijurídicos.
La teoría del Velo Societario proviene de la doctrina del “Disgregard of the legal entity” del derecho anglosajón y está
plasmada en el Art. 54 de la Ley 19.550 que establece la desestimación de la personalidad de la sociedad en los
siguientes casos:
a) Cuando los actos de la sociedad encubran la obtención de fines extra- societarios: es decir cuando algún acto de
la sociedad este orientado a un fin que no sea la producción o intercambio de bienes o servicios.
b) Cuando la actuación de la sociedad sea un recurso para violar la ley, el orden público o la buena fe: abarca
cualquier acto de la sociedad que tenga por objeto transgredir una ley o burlar la buena fe de terceros o de algún socio.
c) Cuando la actuación de la sociedad sea un medio para frustrar derechos de terceros.

Aspectos procesales:

En nuestro derecho nacional los supuestos de desestimación fueron de aplicación pretoriana, hay dos casos líderes
“Swift-Deltec” y Parke Davis, que fueron seguidos por diversos tribunales del país. En ambos casos resolvió la Corte
Suprema de Justicia de la Nación admitiendo la desestimación.
En el primero de ellos, confirmó el fallo por el cual se extendía la falencia a otras sociedades del mismo grupo
económico por entender que existía subordinación de la voluntad y abuso de la personalidad, pues todas las empresas
respondían a una voluntad común. En el argumento que utilizó la Corte para confirmar el fallo sostuvo que “El régimen de
la personalidad no puede utilizarse en contra de los intereses superiores de la sociedad ni de los derechos de los
97

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

terceros”, y en el otro caso sostuvo que existía una total subordinación entre ambas sociedades y si bien ello no suprimía
la personalidad jurídica de la sociedad dependiente, tampoco anula su capacidad tributaria.
En ambos fallos, la desestimación se fundó en los principios de la simulación ilícita, y el abuso del derecho en tanto y
en cuanto al estar viciada la causa final del negocio societario debía “descorrerse el velo de la personalidad”, dando
primacía a la realidad subyacente detrás de la personalidad societaria.

3-Elementos generales de los contratos y específicos del contrato:

 Elementos generales: 1-Capacidad. 2-Consentimiento. 3-Objeto. 4-Causa. 5-Forma.


 Elementos específicos: 1-Pluralidad de personas. 2-Tipicidad. 3-Organización. 4-Aportes. 5-Fin societario. 6-
Participacion en las ganancias y soportación de las pérdidas.

Elementos generales:

1-Capacidad:

Se rige en principio por las normas del derecho civil, modificado por la ley 26.579
A partir de los 18 años todos los individuos que no se encuentren incapacitados, inhabilitados o cuya situación sea
incompatible con la participación en la sociedad en cuestión, podrán constituir sin restricciones sociedades comerciales
de cualquier tipo social.
También podrán hacerlo los menores emancipados por matrimonio, siempre que se trate de tipos sociales que limiten
la responsabilidad personal de los socios. Richard y Muiño opinan que la prohibición de afianzar obligaciones les veda la
posibilidad de que estos menores puedan constituir sociedades de responsabilidad solidaria e ilimitada ya que se asimila
a ésta con el carácter de una fianza. Finalmente, los menores emancipados pueden desempeñarse como
administradores societarios, así como aquellos que trabajen o sean profesionales, en el marco de su respectivo trabajo o
profesión.
Menores que hayan recibido por herencia un establecimiento mercantil, asumen responsabilidad limitada.
Capacidad de los cónyuges para participar en sociedades comerciales: Está regida por el art.27 de la ley 19.550 que
dispone que los esposos sólo pueden integrar entre sí sociedades por acciones y de responsabilidad limitada.

2-Consentimiento:

Atento a la naturaleza del contrato, re requiere el consentimiento de las partes. Sus requisitos son:
1. Debe ser real y efectivo: No hay sociedad si no coinciden las voluntades o la sociedad es simulada o la
suscripción es ficticia.
2. Debe estar exento de vicio: No obstante en nuestro derecho existen sociedades obligatorias.

3-Objeto:

1. Físicamente posible: Si la imposibilidad es preexistente y absoluta, la sociedad es nula, en cambio, si es


sobreviniente, es causa de disolución.
2. Licito: Las sociedades que tengan objeto ilícito son nulas de nulidad absoluta. Los terceros de buena fe pueden
alegar contra los socios la existencia de la sociedad, sin que éstos puedan oponer la nulidad. Los socios no
pueden alegar la existencia de la sociedad, ni aun para demandar a terceros o para reclamar la restitución de los
aportes, la división de ganancias o la contribución a las perdidas.
3. Preciso y determinado: La ley dispone que sea enunciado con claridad y exactitud, definiéndolo en términos que
excluyan ambigüedad y fijen limites.

98

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

4-Causa:

La causa es la finalidad que tuvieron en mira quienes constituyeron la sociedad, es decir la obtención de ganancias.

5-Forma:

El art.4 establece que el contrato por el cual se constituya la sociedad o se modifique, se otorgará por instrumento
público o privado. La constitución de la sociedad típica, se prueba con el acto constitutivo debidamente inscripto, y
publicado en su caso.
Este sistema de formas de la ley es en general ad solemnitaten, la inobservancia de ellas impide el nacimiento de la
sociedad.

Elementos específicos:

 Pluralidad de partes: El art. 1 nos dice “dos o más personas”, pero debe entenderse como partes al centro de
interés jurídicos comunes que pueden estar constituidos por una o varias personas.
 Tipicidad: Consiste en la disciplina legislativa particular impuesta a las sociedades, disciplina que permite diferenciar
unas de otras a través de ciertos requisitos esenciales que le son propios.
 Organización: La palabra organización tiene un triple significado. Por un lado se refiere a la necesidad de que exista
una regulación que determine el régimen de los diversos órganos societarios y los derechos y obligaciones de los socios.
En segundo lugar se refiere a la necesidad de que las aportaciones se realicen para una explotación común,
coordinándose los bienes y esfuerzos en un sentido unitario, en procura de un fin único. En un tercer aspecto implica una
relación con la idea económica de empresa que constituye la actividad normal de las sociedades mercantiles, aunque no
exclusivamente.
 Aportes: Es un requisito esencial para la constitución de una sociedad que cada uno de los socios se obligue a
efectuar aportes, consiste en una obligación de dar o de hacer.
 Producción o intercambio de bienes o servicios: Producir es crear nuevas utilidades y estas utilidades se
obtienen no solo mediante la creación de nuevas cosas, sino también mediante el disfrute de una cualidad nueva.
 Participar en los beneficios y soportar las perdidas: Deben establecerse en los instrumentos de constitución de la
sociedad, las reglas para disfrutar las utilidades y soportar las perdidas y en caso de silencio, será en proporción a los
aportes.
 Affectio societatis: En definitiva, la affectio societatis, es la predisposición de los integrantes de la sociedad de
actuar en forma coordinada para obtener el fin perseguido con la constitución de la misma, postergando los intereses
personales en aras del beneficio común.

Nacionalidad de las sociedades: posturas doctrinarias.


La doctrina y legislación mundial se han divido en 2 posturas:

Teorías que admiten la nacionalidad:

Buscan por lo general que a las sociedades se les aplique la ley de su nacionalidad, (a una sociedad inglesa que
actúa en argentina se le debe aplicar la ley de Inglaterra). ¿Y cómo se determina la nacionalidad de la sociedad? Existen
diferentes sub-teorías para asignarle nacionalidad a las sociedades.
a) Nacionalidad de los socios: Si los socios son ingleses la nacionalidad es inglesa.
b) Lugar de constitución: Si la sociedad se constituye en Inglaterra será inglesa.
c) Lugar de la sede social: Si la sociedad tiene su sede social en Inglaterra será inglesa.
d) Centro principal de explotación: Si la sociedad desarrolla la mayor parte de su actividad económica será inglesa.

99

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

Teorías que niegan la nacionalidad:

Buscan por lo general, que a las sociedades se les aplique la ley del lugar de actuación, o del lugar donde constituyo
domicilio (Ej. Una sociedad constituida con capitales ingleses que actúa en argentina, se le debe aplicar la ley argentina).

Doctrina de Irigoyen:

La doctrina argentina basada en la del canciller Bernardo Irigoyen expuesta en 1875 y formulada al desestimar una
protesta del gobierno inglés referida al cierre de la sucursal del Banco de Londres de la ciudad de Rosario y
procesamiento de su gerente, dispuesta por el gobierno de la provincia de Santa Fe, es coincidente en sostener que las
sociedades no tienen nacionalidad, pues su actuación no presupone vinculación política alguna entre un ciudadano y el
Estado, habida cuenta que el contrato de sociedad sólo crea entre sus integrantes un vínculo jurídico de base
económica.

Postura adoptada por nuestra legislación:

La ley 19.550 no atribuye nacionalidad a las sociedades. Solo distingue entre sociedades constituidas en nuestro
país y sociedades constituidas en el extranjero. Estas últimas están reguladas por la ley 19.550 con el fin de establecer
en que mediadas se aplican nuestras leyes cuando estas sociedades (constituidas en el extranjero) actúan en nuestro
país.

Sociedades constituidas en el extranjero:

Si una sociedad constituida en el extranjero actúa en nuestro país, la ley 19.550 establece que en todas las
cuestiones relacionada a su existencia y forma (capacidad, requisitos de constitución, etc.), no se aplicaran las leyes
argentinas sino las leyes del país en que fue constituida. (Ej. Nuestra ley exige como requisito de constitución la inclusión
del monto del capital social en el contrato constitutivo. Si una sociedad fue constituida en un país donde no se exige este
requisito igual podrá actuar en nuestro país ya que con respecto a la forma no se le aplicaran las leyes argentinas, si no
las del lugar de su constitución.)
Formas de actuar.

1. Realizar actos aislados y estar en juicio : Para realizar actos aislados o estar en juicio en nuestro país, las
sociedades constituidas en el extranjero no necesitan realizar ningún trámite o inscribirse.
2. Realizar su actividad en forma habitual : Para el ejercicio habitual de actos comprendidos en su objeto social,
establecer sucursal o cualquier otra representación permanente, deben:
a) Acreditar su existencia de acuerdo con las leyes de su país.
b) Fijar un domicilio en nuestro país.
c) Justificar la decisión de crear la sucursal.
d) Designar un representante y determinar el capital asignado a la sucursal.
e) Inscribirse en el registro público de comercio.
3. Tipo desconocido: El Art 118 se aplicara a la sociedad constituida en otro estado bajo un tipo desconocido por
las leyes de la republica. Corresponde al juez de la inscripción determinar las formalidades a cumplir en cada
caso, con sujeción al criterio del máximo rigor previsto en la presente ley.
4. Contabilidad: Es obligatorio para dicha sociedad llevar en la republica contabilidad separada y someterse al
contralor que corresponda al tipo social.

100

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

5. Representantes: Responsabilidades. El representante de sociedad constituida en el extranjero contrae las misma


responsabilidades que para los administradores prevé esta ley y en los supuestos de sociedades de tipos no
reglamentados, las de los directores de sociedad anónima.
6. Emplazamiento en juicio. El emplazamiento a una sociedad constituida en el extranjero puede cumplirse en la
republica.
a) Originándose en un acto aislado, en la persona del apoderado que intervino en el acto o contrato que motive
el litigio
b) Si existiere sucursal, asiento o cualquier otra especie de representación, en la persona del representante.
7. Constitución de sociedad. Art 123.Para constituir sociedad en la República, deberán previamente acreditar ante
el juez del Registro que se han constituido de acuerdo con las leyes de sus países respectivos e inscribir su
contrato social, reformas y demás documentación habilitante, así como la relativa a sus representantes legales,
en el registro Público de Comercio y en el registro Nacional de Sociedades por Acciones en su caso.
8. Sociedad con domicilio o principal objeto en la República: Art.124. La sociedad constituida en el extranjero que
tenga su sede en la República o su principal objeto esté destinado a cumplirse en la misma, será considerada
como sociedad local a los efectos del cumplimiento de las formalidades de constitución o de su reforma y
contralor de funcionamiento.

4-Constitucion de la sociedad:

Formalidades:

Ley 19.550. Art 4: “El contrato por el cual se constituya o modifique una sociedad, se otorgará por instrumento público
o privado”. En cuanto a la sociedad anónima, el Art 165 ordena que se constituya por instrumento público.

Procedimiento:

Luego debe publicarse en el boletín oficial un edicto que contenga un resumen del contrato constitutivo. Este
requisito solo es exigido en las sociedades por acciones SCA, SA y en las SRL
Para que una sociedad sea considerada regular, su contrato constitutivo debe ser inscripto en el RPC. En Capital
Federal el RPC está a cargo de la inspección general de justicia.

Contenido del acto constitutivo:

El art. 11 establece los requisitos que, en general, debe contener el acto constitutivo de una sociedad comercial, sin
perjuicio de ciertos requisitos exigidos para determinados tipos societarios.
Los requisitos generales son:
1. El nombre, edad, estado civil, nacionalidad, profesión, domicilio y número de documento de identidad de los
socios.
2. La razón social o la denominación, y el domicilio de la sociedad.
Si en el contrato constare solamente el domicilio, la dirección de su sede deberá inscribirse mediante petición por
separado suscripta por el órgano de administración. Se tendrán por válidas y vinculantes para la sociedad todas las
notificaciones efectuadas en la sede inscripta.
3. La designación de su objeto, que debe ser preciso y determinado
4. El capital social, que deberá ser expresado en moneda argentina, y la mención del aporte de cada socio
5. El plazo de duración, que debe ser determinado.
6. La organización de la administración de su fiscalización y de las reuniones de socios

101

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

7. Las reglas para distribuir las utilidades y soportar las pérdidas. En caso de silencio, será en proporción de los
aportes. Si se prevé sólo la forma de distribución de utilidades, se aplicará para soportar las pérdidas y
viceversa.
8. Las cláusulas necesarias para que puedan establecerse con precisión los derechos y obligaciones de los socios
entre sí y respecto de terceros.
9. Las cláusulas atinentes al funcionamiento, disolución y liquidación de la sociedad

Registración: publicación e inscripción.

Art. 5 “El contrato constitutivo o modificatorio se inscribirá en el Registro Público de Comercio del domicilio social, en
el término y condiciones de los artículos 36 y 39 del Código de Comercio. La inscripción se hará previa ratificación de los
otorgantes ante el Juez que la disponga, excepto cuando se extienda por instrumento público, o las firmas sean
autenticadas por escribano público u otro funcionario competente”.
Reglamento: “Si en el contrato se previese un reglamento, este se inscribirá con idénticos recaudos. Las mismas
inscripciones se efectuaran en RPC correspondiente a la sucursal”.
Las inscripciones ante el RPC son, en general, declarativas (para su oponibilidad frente a terceros) y no constitutivas.
No purgan ni confirman los vicios que pueda tener el acto sometido a inscripción.
Se inscriben ante el RPC: el acto constitutivo de la sociedad, las posteriores modificaciones al contrato o al estatuto,
la designación de administradores o síndicos, la transformación, la fusión, etc.
El reglamento es un conjunto de disposiciones cuya finalidad es regular el funcionamiento de los órganos de la
sociedad, en lo que no esté previsto en el contrato social o estatuto, ni por la ley. Puede también reglamentar el ejercicio
de los derechos de los socios. El contenido del reglamento lo determina el órgano deliberativo (reunión de socios en
asamblea) y debe ser inscripto en el RPC para su oponibilidad frente a terceros. Los reglamentos no pueden contradecir
la ley, ni el estatuto.

Publicación:

La publicidad se hará en el diario de publicaciones legales de la jurisdicción que corresponda. La publicidad y la


inscripción (aspectos formales) tienen por objeto hacer posible la oposición de terceros.

Legajo:

Art. 9: “En los Registros, ordenada la inscripción, se formará un legajo para cada sociedad, con los duplicados de las
diversas tomas de razón y demás documentación relativa a la misma, cuya consulta será pública”.
Tratándose de SRL o SA deben incorporarse a su respectivo legajo también una copia de los balances, de los
estados de resultados de los ejercicios y de notas, informaciones complementarias y cuadros anexos. La consulta del
legajo de cada sociedad será publicada.
El legajo se forma a partir de la primera inscripción social, con copia de la misma, glosando la documentación
presentada en el expediente. Esto permite una mayor facilidad de consulta con referencia a los antecedentes registrales
de la sociedad y sus sucesivas modificaciones.

Control administrativo y judicial:

Art. 6 “El Juez debe comprobar el cumplimiento de todos los requisitos legales y fiscales. En su caso dispondrá la
toma de razón y la previa publicación que corresponda”.
El control judicial, según la doctrina, no sanea los vicios de constitución de la sociedad.

Fiscalización externa o estatal. Caracteres:


102

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

La ley ha impuesto un régimen de fiscalización externa, a cargo de la Inspección General de Justicia (en la Capital
Federal), cuyos alcances difieren según la clase de sociedad.
Si se trata de sociedades comprendidas en el art. 299 están sometidas, además del control de legalidad en el acto
constitucional, a la fiscalización permanente por parte de la autoridad de control de su domicilio, durante su
funcionamiento, disolución y liquidación.
Si por el contrario la SA no se encontrara dentro de esta primera categoría, su fiscalización estatal se limitará al
contrato constitutivo, sus reformas y valuación de sus aportes en especie, sin embargo la autoridad de contralor podrá
ejercer funciones de vigilancia:
1. Cuando lo soliciten los accionistas que representen el 10% del capital o lo requiera cualquier síndico.
2. Cuando lo considere necesario, según resolución fundada, en resguardo del interés público.

Funciones y facultades de la autoridad de control:

En el ejercicio de sus funciones, la autoridad de control está facultada para solicitar al juez del domicilio de la
sociedad:
1. La suspensión de las resoluciones de sus órganos, si ellas fueran contrarias a la ley, al estatuto o al reglamento.
2. La intervención judicial de la administración, cuando:
a) Haga oferta pública o debentures.
b) Realice operaciones de capitalización, ahorro o en cualquier forma requiera dinero o valores al público
con promesa de prestaciones o beneficios futuros, y en el supuesto del Art 301 Inc. 2. “ Cuando lo considere
necesario según resolución fundada en resguardo del interés público”.
En todos los casos la intervención tendrá por objeto remediar las causas que la motivaron, y si no fuere ello posible,
podrá pedir judicialmente la disolución y liquidación de la sociedad.
3. La disolución y liquidación cuando se produjere algunas de las causales de disolución previstas por el art. 94 (a
excepción de los inc. 1, 6, 7 y 10).
También Art 302 La autoridad de control, en caso de violación de la ley, del estatuto o del reglamento, puede aplicar
sanciones de:
1º) Apercibimiento
2º) Apercibimiento con publicación
3º) Multas a la sociedad, sus directores y síndicos en proporción al capital social y a la gravedad de la falta cometida.

Otros organismos de control:

La Comisión Nacional de Valores:

Es el organismo oficial que se encarga de la promoción, supervisión y control de los mercados de valores de todo el
país, la CNV es un organismo autárquico actuante en la órbita de la Secretaría de Finanzas del Ministerio de Economía y
Producción.
Dirección: La dirección de la CNV está a cargo de un Directorio compuesto de cinco miembros designados por el
Poder Ejecutivo Nacional. Duran siete años en el ejercicio de sus cargos y son reelegibles. Deben ser personas de
notoria idoneidad en la materia, por sus antecedentes o actividades profesionales.
Funciones:
La Comisión Nacional de Valores tiene las siguientes funciones:
a) Autorizar la oferta pública de títulos valores.
b) Asesorar al Poder Ejecutivo Nacional sobre los pedidos de autorización para funcionar que efectúen las bolsas de
comercio, y los mercados de valores.
c) Llevar el índice general de los agentes de bolsa inscriptos en los mercados de valores.
103

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

d) Llevar el registro de las personas físicas y jurídicas autorizadas para efectuar oferta pública de títulos valores y
establecer las normas a que deben ajustarse aquellas y quienes actúan por cuenta de ellas.
e) Aprobar los reglamentos de las bolsas de comercio relacionados con la oferta pública de títulos valores, y los de
los mercados de valores.
f) Fiscalizar el cumplimiento de las normas legales, estatutarias y reglamentarias en lo referente al ámbito de
aplicación de la presente ley.
g) Solicitar al Poder Ejecutivo Nacional, el retiro de la autorización para funcionar acordada a las bolsas de comercio
cuyos estatutos prevean la cotización de títulos valores y a los mercados de valores, cuando dichas instituciones no
cumplan las funciones que le asigna esta ley.
h) Declarar irregulares e ineficaces a los efectos administrativos los actos sometidos a su fiscalización, cuando sean
contrarios a la ley, a las reglamentaciones dictadas por la Comisión Nacional de Valores, al estatuto o a los reglamentos

Mercado de Valores:

El Mercado de Valores es el que está formado por aquellos mercados en los que se emiten valores de renta fija y
renta variable, tanto a medio como a largo plazo: mercado primario y mercados secundarios oficiales, distinguiéndose
dentro de estos últimos la Bolsa de Valores, los mercados de Deuda Pública representada por anotaciones en cuenta y
otros mercados de ámbito estatal en los que también se emiten valores representados mediante anotaciones en cuenta.
El Mercado de Valores resulta ser un elemento esencial para la financiación eficiente del Estado y para el incremento
de las posibilidades de ahorro. Este mercado se subdivide en:
Mercado de Valores Primario: Es aquel en el que se colocan por primera vez los títulos que se emiten, ofreciendo al
público, nuevos activos financieros, se le llama también "mercado de nuevas emisiones". Es cuando una empresa
necesita capital y emite valores, ya sea en forma de acciones, bonos u obligaciones de cualquier tipo, ofreciéndoselas a
los interesados en las Bolsas de Valores.
Mercado de Valores Secundario: Es el que los propietarios de nuevos activos, los intercambian con nuevos
compradores. Este Mercado está formado por las negociaciones que se realizan con títulos que se han emitido y
colocado previamente, siendo como una prolongación del Mercado de Valores Primario. Estas negociaciones se realizan,
habitualmente, en las Bolsas de Valores.
También pueden formarse mercados secundarios para la venta de bienes diferentes a los valores y títulos
financieros.

Bolsas de comercio:

Son instituciones organizadas con el fin de realizar organizaciones mercantiles indirectas, dentro de un marco de
seguridad, certeza y legalidad, cumplido por intermediarios mediante determinados mecanismos jurídicos, que obedecen
a determinadas normas técnicas, con vencimientos uniformes y protegidas por un medio de ejecución forzada.

UNIDAD 10:

1-Sociedades no constituidas regularmente:

La constitución de una sociedad irregular o de hecho produce el nacimiento de un sujeto de derecho distinto de los
socios que la integran.
La sociedad de hecho o irregular, está dotada de de todos los atributos inherentes a la sociedad: capacidad,
patrimonio, nombre o razón social, aptitud para ser titular de relaciones jurídicas y ser parte en un proceso judicial. En
estas sociedades debemos atenernos a su objeto para determinar su comercialidad.
104

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

Las sociedades de hecho carecen de instrumentación y los socios han prestado su consentimiento en forma verbal a
los fines de realizar una actividad determinada, que se traduce en la formación del capital social con el aporte de cada
uno de los integrantes, quienes participaran en los beneficios y perdidas.
En la sociedad irregular, los integrantes suscribieron un contrato social, adoptando uno de los tipos previstos por la
ley de sociedades comerciales, que se encuentra ajustado en el artículo 11, pero adolece de vicios de forma, por omisión
de registración prevista en el artículo 7 del mismo cuerpo legal.
Durante el periodo comprendido entre la firma del acta constitutiva y la inscripción en el RPC, la sociedad se
encuentra en “formación”. Tal estado jurídico no está regulado específicamente por la ley de sociedades comerciales y
resulta de aplicación analógica de la preceptiva atinente a la sociedad irregular.

Caracteres:
Regularización:

Art. 22: “La regularización se produce por la adopción de uno de los tipos previstos en esta ley. No se disuelve la
sociedad irregular o de hecho, continuando la sociedad regularizada en los derechos y obligaciones de aquella; tampoco
se modifica la responsabilidad anterior de los socios.
Cualquiera de los socios podrá requerir la regularización comunicándolo a todos los socios en forma fehaciente. La
resolución se adoptará por mayoría de socios, debiendo otorgarse el pertinente instrumento, cumplirse las formalidades
del tipo y solicitarse la inscripción registral dentro de los sesenta (60) días de recibida la última comunicación. No lograda
la mayoría o no solicitada en término la inscripción, cualquier socio puede provocar la disolución desde la fecha de la
resolución social denegatoria o desde el vencimiento del plazo, sin que los demás consocios puedan requerir
nuevamente la regularización”
La regularización de la sociedad, consiste en adoptar uno de los tipos sociales previstos en la ley e inscribir ante el
RPC, previo cumplimiento de los requisitos de inscripción y publicidad.
El proceso se inicia con una comunicación fehaciente que cursa uno cualquiera de los socios a los restantes, quienes
deberán reunirse, resolver por mayoría la regularización adoptando un tipo social, otorgar el instrumento respectivo y
solicitar la inscripción registral dentro del plazo de 60 días corridos desde la última notificación.
No lograda la mayoría, o no solicitada la inscripción dentro del referido plazo, cualquier socio puede provocar la
disolución de la sociedad.

Disolución:

Art. 22 párr. 2: “Cualquiera de los socios de la sociedad no constituida regularmente puede exigir la disolución. Esta
se producirá a la fecha en que el socio notifique fehacientemente tal decisión a todos los consocios salvo que la mayoría
de éstos resuelva regularizarla dentro del décimo día y, con cumplimiento de las formalidades correspondientes al tipo,
se solicite su inscripción dentro de los sesenta (60) días, computándose ambos plazos desde la última notificación”.
Para disolver la sociedad basta una notificación fehaciente (carta documento, telegrama, etc.), dirigida a los restantes
consocios y no una demanda judicial; la cual solo será necesaria si estos niegan la existencia de la sociedad o continúan
desarrollando el giro ordinario de los negocios sociales.
La falta de concurrencia o el alejamiento de los socios de la sede social o de la administración, no suple la
comunicación expresamente dispuesta por el artículo 22, en tanto no es una contingencia fáctica, sino jurídica.
Respecto de terceros, para que la disolución sea oponible, debe ser inscripta en el RPC. Hasta que ello suceda, el
socio disolvente queda obligado por los actos u operaciones que los restantes socios hicieran al margen del tramite
liquidatorio.
Respecto del socio que pidió la disolución o los que no quisieron la regularización, estos tienen derecho a una suma
de dinero equivalente al valor de su parte. En el caso de inexistencia de operaciones pendientes, el o los socios
participan de los beneficios o soportan perdidas, en todos los casos la sociedad puede retener la parte del socio hasta
concluir sus operaciones.
105

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

2-Nulidades societarias: diferentes supuestos.

Distinguimos en primer lugar la nulidad que afecte el vínculo de alguno de los socios y la nulidad por violación u
omisión en el acto constitutivo de los actos esenciales, lo cual producirá la invalidez del mismo como negocio
constitutivo, poniendo fin a la existencia.

Nulidad en razón del vínculo:

Art. 16: “La nulidad o anulación que afecte el vínculo de alguno de los socios no producirá la nulidad, anulación o
resolución del contrato, salvo que la participación o la prestación de ese socio deba considerarse esencial, habida cuenta
de las circunstancias.
Cuando se trate de una sociedad de dos socios, el vicio de la voluntad hará anulable el contrato. Si tuviese más de
dos socios, será anulable cuando los vicios afecten la voluntad de los socios a los que pertenezcan la mayoría del
capital”.
El principio general es que si se declara nulo el vínculo de uno de los socios, la sociedad sigue en pie con los
restantes, la nulidad del vínculo puede provenir de la incapacidad del socio (demencia) o de un vicio en su voluntad
(violencia, dolo, etc.).
Excepciones:
Sin embargo existen algunos casos en que la nulidad del vínculo provoca la nulidad del contrato.
 Participación o prestación esencial : si la participación de ese socio o su aporte era esencial, entonces la nulidad
de su vinculo provoca la nulidad del contrato (ej., si se constituye una sociedad dedicada a exhibiciones de futbol, con
Maradona como socio y su aporte consiste en jugar al futbol, la nulidad de su vinculo ocasiona la nulidad de la sociedad).
 Sociedad de 2 socios: En caso de que la sociedad solo cuente con 2 socios, el vicio en la voluntad de uno de ellos
hace anulable el contrato.
 Mayoría de capital: El contrato también será anulable cuando los vicios afecten la voluntad de socios a los que
pertenezca la mayoría del capital.
 Sociedad entre cónyuges: Los esposos solo pueden integrar entre sí sociedades por acciones y de responsabilidad
limitad. Si llegaran a ser socios en otro tipo de sociedad y no modifican dicha situación en el plazo de 6 meses, la
sociedad no podrá continuar con los demás socios. Será nula y deberá liquidarse.

Nulidades en razón del objeto:

 Falta de pluralidad de partes: Si es inicial la sociedad no se constituye, cuando es sobreviniente, es causal de


disolución.

 Nulidades de los actos jurídicos en general: Cuando se procede con simulación o fraude, los actos jurídicos son
nulos. Esta es una presunción de la ley.

 Nulidad por objeto ilícito: Art. 18: “Las sociedades que tengan objeto ilícito son nulas de nulidad absoluta. Los
terceros de buena fe pueden alegar contra los socios la existencia de la sociedad, sin que éstos puedan oponer la
nulidad. Los socios no pueden alegar la existencia de la sociedad, ni aún para demandar a terceros o para reclamar la
restitución de los aportes, la división de ganancias o la contribución a las pérdidas.
Liquidación.
Declarada la nulidad, se procederá la liquidación por quien designe el juez.
Realizado el activo y cancelado el pasivo social y los perjuicios causados, el remanente ingresará al patrimonio estatal
para el fomento de la educación común de la jurisdicción respectiva”.

106

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

Las sociedades que tengan objeto ilícito son nulas de nulidad absoluta, por ejemplo, trafico de drogas, trata de
personas, contrabando de animales, etc.
La liquidación procede de la siguiente manera:
a) Si el activo no alcanza para cancelar el pasivo, los socios deberán responder ilimitada y solidariamente por las
deudas y por los daños ocasionados.
b) Si luego de la liquidación existiera un remanente, este pasara a ser propiedad del estado, para fomentar la
educación.
-Los socios no pueden alegar la existencia de la sociedad para demandar a terceros, ni para exigir la división de
ganancias ni la contribución a las perdidas.
-Los terceros de buena fe pueden alegar contra los socios la existencia de la sociedad, sin que esto puedan oponer
la nulidad.
-Los terceros de mala fe (aquellos que conocían el objeto ilícito) no pueden demandar ni a los socios ni a la sociedad.

 Nulidad por objeto licito, pero con actividad ilícita: Art. 19: “Cuando la sociedad de objeto lícito realizare
actividades ilícitas, se procederá a su disolución y liquidación a pedido de parte o de oficio, aplicándose las normas
dispuestas en el artículo 18. Los socios que acrediten su buena fe quedarán excluidos de lo dispuesto en los párrafos
3ro. y 4to. del artículo anterior”.
La ley no habla aquí de nulidad del contrato porque este no está viciado, sino que consiste en una desnaturalización
de su objeto.
Su objeto es licito pero llevan a cabo actividades ilícitas (Por ejemplo, una sociedad cuyo objeto sea la compra venta
de indumentaria deportiva, pero consiguen la indumentaria robándola).
Las consecuencias de este tipo de sociedades son las mismas que en las sociedades de objeto ilícito, aunque existe
una diferencia, aquellos socios que acrediten su buena fe (Quienes no tenían conocimiento de la actividad ilícita):
- Quedaran excluido de la responsabilidad ilimitada y solidaria y
- Tendrán derecho a cobrar su cuota liquidatoria, en caso de que luego de la liquidación existe un remanente.

 Nulidad por objeto prohibido en razón del tipo: Art. 20: “Las sociedades que tengan un objeto prohibido en razón
del tipo, son nulas de nulidad absoluta. Se les aplicará el artículo 18, excepto en cuanto a la distribución del remanente la
liquidación, que se ajustará a lo dispuesto en la Sección XIII”.
Sociedades cuyo objeto es prohibido debido al tipo social que adoptaron (Por ejemplo, solo las SA pueden tener
como objeto actividades bancarias), por la tanto si una sociedad colectiva determinara en su contrato social, que su
objeto es realizar actividades bancarias, será considerada una sociedad de objeto prohibido.
Las sociedades de objeto prohibido en razón del tipo serán nulas de nulidad absoluta y las consecuencias son las
mismas que para las sociedades de objeto ilícito, la única diferencia es que todos los socios tienen derechos a su cuota
liquidatoria (si existiere remanente), sin necesidad de acreditar su buena fe.

 Nulidad por objeto imposible: Se disuelve por consecución del objeto para el cual se formó o por la imposibilidad
sobreviniente de lograrlo.

 Nulidad por atipicidad: El art.17 primera parte dice “Es nula la constitución de una sociedad de los tipos no
autorizados por la ley “. La ley aquí se aparta del principio de libertad contractual que permite a las partes regular sus
intereses recurriendo a los contratos innominados.
La única excepción a este principio se da en las sociedades de hecho, es decir, no instrumentadas, las que al
margen de hallarse de todo tipo, el art. 21 no las declara nulas, sino sociedades irregulares.

 Omisión de requisitos esenciales: El Art 17 de la ley, establece que la omisión de cualquier requisito esencial no
tipificante hace anulable el contrato, pero podrá subsanarse hasta su impugnación judicial.

107

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

Tipificantes: Son los que deben figurar en el contrato constitutivo de toda sociedad (Por ejemplo nombre societario,
designación del objeto social, fijación de capital social, etc.) la ausencia de algunos de estos requisitos produce la nulidad
del contrato. Esta nulidad es insanable e inconfirmable.

Estipulaciones nulas:

La ley 19.550 establece que serán nulas de nulidad absolutas, las cláusulas del contrato social o del estatuto que
establezcan, por ejemplo, lo siguiente:
1. Que uno o varios socios reciban todos los beneficios.
2. Que uno o varios socios sean excluidos de todos los beneficios.
3. Que uno o varios socios sean liberado de contribuir a las perdidas.
4. Que aseguren a un socio su capital o las ganancias eventuales.
5. Que todas las ganancias pertenezcan al socio sobreviviente.
6. Que permitan la determinación de un precio para la adquisición de la parte de un socio por otro, que se aparte
notablemente de su valor real.
Constituye un derecho inherente a la calidad de socio participar en los beneficios de la sociedad, como constituye
una carga inherente a dicha calidad soportar en la medida que corresponda a cada tipo de sociedad.
De aparecer alguna cláusula de este tipo en el contrato social, será nula la cláusula y no el contrato ni la sociedad.

Estado de socio: Derechos y obligaciones.

Es la persona que adquiere derechos y contrae obligaciones frente a la sociedad y ante los demás socios, que le dan
el status de integrante en determinada persona de existencia ideal constituida como sociedad.
Se critica la terminología de estado de socio, ya que estado (status) es una cualidad jurídica que se adquiere en
razón de pertenecer a una organización social obligatoria (familia, estado) de lo que derivan derechos subjetivos y
deberes establecidos por la ley, con prescindencia de la voluntad del individuo; así el status inseparable de la persona,
es intransferible, irrenunciable e imprescriptible.
Se prefiere usar “condición de socio” o “calidad de socio”, ya que el socio asuma una cantidad de derechos y
deberes, algunos establecidos por ley, es renunciable, derivados de formar parte de esa organización que es la
sociedad. Además la calidad de socio es voluntaria y no impuesta por la ley. Los deberes y derechos resultantes de esa
calidad son transferibles, prescriptibles y la mayoría de los ellos renunciables o por lo menos modificables por la voluntad
de los interesados.
Derechos políticos:

 Derecho de información y control de los negocios sociales : Derecho del socio de tener acceso a la
documentación, a los libros a la contabilidad etc. Y controlar así la gestión de los administradores. Varía según el tipo
social: es más directo en las sociedades de interés y más indirecto en las sociedades anónimas (a través del síndico
o del consejo de vigilancia).
 Derecho de impugnación de las decisiones sociales : Cuando el socio ve que su patrimonio y sus ganancias se
ven amenazadas.
 Derecho de receso: Cuando el socio impugna, propone otra idea y aún así no se la aceptan, viéndose disconforme,
puede desvincularse de la sociedad
 Derecho de voto: Permite a los socios participar en la toma de decisiones.
 Derecho de preferencia: Este derecho asegura a todos los socios o accionistas la posibilidad de mantener el
mismo porcentaje en la participación social mientras exista la sociedad. Es por ello que en caso de aumento del
capital, cada socio tendrá derecho a suscribir en integrar nuevos aportes en la misma proporción que posee.
 Derecho de acrecer: Es el derecho que tienen los socios de suscribir e integrar el aumento de capital, en la parte
correspondiente al socio que ha decidido no suscribir en dicho aumento de capital.
108

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

Obligaciones políticas:

 Acatamiento a la ley, a las reglas contractuales y a las decisiones sociales (salvo derecho a receso).
 Limitación del derecho de voz en las reuniones sociales
 Deber de administración: En las sociedades de personas, si el contrato social no organiza el régimen de
administración, todos los socios están obligados a administrar la sociedad. Esto no se aplica ni a las SRL (por que la
administración está siempre a cargo de la gerencia), ni a las sociedades por acciones (porque está a cargo del
directorio).
 Deber de lealtad: Se conoce como affectio societatis consiste en la predisposición de los socios de orientar sus
conductas a favor de los intereses de la sociedad y no de los suyos propios.
 Responsabilidad por las decisiones sociales irregulares.
 Aceptación de la modificación de reglas contractuales.

Derechos patrimoniales:

 Derecho al dividendo: Es el derecho de los socios de percibir una parte de las ganancias de la sociedad al final de
cada ejercicio.
 Derecho a la cuota liquidatoria: Cuando se disuelve la sociedad comienza la etapa liquidatoria, durante lo cual se
venden los bienes que componen el activo social y se pagan las deudas. Si posteriormente hubiese un excedente se
distribuirá entre los socios la cuota liquidatoria, en proporción a las tenencias societarias de cada uno.
 Derecho a la formación de reservas: Consiste en el ahorro de la sociedad.
 Tiene derechos resarcitorios.

Obligaciones patrimoniales:

 Integrar los aportes comprometidos: Cada socio debe integrar los aportes que se haya obligado a realizar en el
plazo estipulado. De lo contrario incurrirá en mora automática y la sociedad podrá exigirle judicialmente el aporte o
excluirlo de la sociedad.
 Contribuir en las pérdidas: Debemos distinguir:
a) En las sociedades de personas: los socios responden en forma ilimitada, solidaria y subsidiaria por las pérdidas
de la sociedad.
b) En las SRL y las sociedades por acciones: los socios o accionistas también contribuyen a soportar las pérdidas
pero solo responderán con lo que hayan aportado a la sociedad (responsabilidad limitada).

4-Organos de la sociedad:

El órgano es aquella estructura normativa que determina cuando y de qué manera la voluntad o el hecho de un
individuo o varios serán Imputados, en sus efectos, a un grupo de individuos vinculados en un orden jurídico especial.
Cuando más compleja sea la organización aparecerán órganos necesarios para su desenvolvimiento.
El órgano de administración:
Es la persona o grupo de personas físicas que por disposición de la ley y de los estatutos están autorizado a
manifestar la voluntad del ente y desarrollar la actividad necesaria para la consecución de esos fines, en otras palabras,
los administradores declaran y ejecutan la voluntad de la sociedad.
Representación:

109

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

Es el medio por el cual la sociedad se manifiesta frente a terceros (actuación externa de la sociedad). El
representante actúa frente a terceros en nombre de la sociedad, de modo que los derechos y obligaciones emergentes
de dicha actuación se imputan directamente a la sociedad.

Teoría del órgano:

Sostiene que tanto la administración como la representación son órganos de la sociedad, y son parte integrante de
ella. Los administradores y representantes no son mandatarios de la sociedad, sino sus funcionarios, por lo que es la
sociedad misma la que actúa frente a terceros, mediante la actuación de una persona física.

Régimen adoptado por nuestra ley:

Art 58: “El administrador o el representante que de acuerdo con el contrato o por disposición de la ley tenga la
representación de la sociedad, obliga a ésta por todos los actos que no sean notoriamente extraños al objeto social. Este
régimen se aplica aun en infracción de la organización plural, si se tratare de obligaciones contraídas mediante títulos
valores, por contratos entre ausentes, de adhesión o concluidos mediante formularios, salvo cuando el tercero tuviere
conocimiento efectivo de que el acto se celebra en infracción de la representación plural.
Eficacia interna de las limitaciones.
Estas facultades legales de los administradores o representantes respecto de los terceros no afectan la validez
interna de las restricciones contractuales y la responsabilidad por su infracción”.
Las disposiciones el art. 58 responde a las necesidades del tráfico mercantil, la seguridad jurídica y la tutela del
crédito, representada por la necesaria protección de los terceros de buena fe.
La disposición del mencionado artículo, al establecer que el administrador obliga a la sociedad por todos los actos
que no sean “notoriamente extraños” al objeto social, está alejándose de la teoría del “ultra vires”, adoptando un criterio
de amplitud y flexibilidad, en una línea tendiente a dar plena capacidad a dicho representante para acentuar la
responsabilidad jurídica que debe presidir la actuación de la sociedad, responsabilizándola frente a terceros por dicho
actuar y dejando a cargo de la propia sociedad el acreditar que dicho acto no le es oponible.

Responsabilidad:

Art. 59: “Los administradores y los representantes de la sociedad deben obrar con lealtad y con la diligencia de un
buen hombre de negocios. Los que faltaren a sus obligaciones son responsables, ilimitada y solidariamente, por los
daños y perjuicios que resultaren de su acción u omisión”.
Este artículo señala una pauta de conducta para la actuación de los administradores y representantes de la sociedad.
Los administradores deben en consecuencia, al obrar con lealtad, postergar sus intereses personales, evitando
actuar en competencia, salvo consentimiento de los restantes socios.
Mascheroni y Muguillo consideran que la norma legal avanza fijando pautas de conducta que deberán ajustar su
actuar los administradores y representantes, que reflejan y armonizan los principios genéricos (Art. 1198 y 1724 CC), que
imponen no solo actuar de buena fe, sino poniendo en los negocios sociales el mismo cuidado y diligencia que pondrían
en los suyos.
El obrar con lealtad y con diligencia de un buen hombre de negocio implica ser leal con el administrado, honesto con
los fondos a su cargo, diligente en el tiempo y las cosas, y prudente en el manejo de la cosa común, sin que ello importe
prescindir del necesario riesgo que lleva implícita la propia actividad mercantil y que debe constituir el contrapeso del
análisis del obrar del administrador.
La apreciación de la lealtad y diligencia puesta en el administrador o administradores deberá adecuarse a las
circunstancias de las personas, tiempo y lugar, teniendo en cuenta que los deberes del administrador se complementan
con el deber de fidelidad, consistente en que no se debe dar preferencia a los intereses propios en detrimento de los de
la sociedad.
110

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

Características generales de cada tipo societario y en sociedades no constituidas no regularmente:

La ley regula la administración de los diversos tipos societarios. Desde este punto de vista se puede clasificar a las
sociedades en 2 grandes grupos:

A- Sociedades con auto-organicismo: En que los socios tienen derecho a la administración por su calidad de tales,
salvo que renuncien a favor de uno de ellos o de un tercero.
 En la sociedad colectiva: El contrato regulará el régimen de administración. En su defecto administrará
cualquiera de los socios indistintamente.
 En la sociedad en comandita simple: La administración y representación de la sociedad es ejercida por los
socios comanditados o terceros que se designen, y se aplicarán las normas sobre administración de las
sociedades colectivas.
 Sociedad de capital e industria : La representación y administración de la sociedad podrá ejercerse por
cualquiera de los socios, conforme a lo dispuesto en la Sección I del presente capítulo.
 Sociedad accidental o en participación: Si el contrato no determina el contralor de la administración por los
socios, se aplicarán las normas establecidas para los socios comanditarios.
 En las de hecho e irregulares : La representación es obligar a la sociedad por terceros, y la administración es
gestionar el patrimonio social, esa es la función del órgano de administración.

B- Sociedad con organismo diferenciado: En la que la administración no está directamente en manos de todos los
socios, si no a cargo de órganos específicos.
 SRL: La administración y representación de la sociedad corresponde a uno o más gerentes, socios o no,
designados por tiempo determinado o indeterminado en el contrato constitutivo o posteriormente. Podrá elegirse
suplentes para casos de vacancia. Gerencia plural. Si la gerencia es plural, el contrato podrá establecer las
funciones que a cada gerente compete en la administración o imponer la administración conjunta o colegiada. En
caso de silencio se entiende que puede realizar indistintamente cualquier acto de administración.
 SA: .La administración está a cargo de un directorio compuesto de uno o más directores designados por la
asamblea de accionistas o el consejo de vigilancia, en su caso. En las sociedades anónimas del artículo 299 se
integrará por lo menos con tres directores. Si se faculta a la asamblea de accionistas para determinar el número
de directores, el estatuto especificará el número mínimo y máximo permitido.

4-Documentacion y contabilidad:

Memoria:

Es un documento a través del cual los administradores informan, de manera veraz, sincera y completa, a los socios o
accionistas sobre la situación presente y futura de la sociedad, detallando las operaciones realizadas o en vías de
realización y las variaciones de los estados contables con relación a los anteriores.
La memoria del ejercicio debe contener:
 Las razones de las variaciones significativas que sufre el activo y el pasivo.
 Una explicación adecuada sobre los gastos y las ganancias extraordinarias y su origen.
 Las razones por las cuales se propone la constitución de reservas, etc.

Balance:

111

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

El balance es un cuadro sintético en el que se expresa el estado económico de una empresa y los resultados de su
explotación en un momento determinado, y puede ser clasificado de la siguiente manera:
A. Los balances generales.
B. Los balances especiales, que son aquellos que se elaboran en determinadas oportunidades, como por ejemplo,
ante la transformación, fusión y escisión de la sociedad.
C. Los balances de liquidación.
D. Los balances de comprobación, que son requeridos a la sindicatura para comprobar la legalidad de los actos de
la sociedad.
E. Los balances consolidados, que permiten agrupar la información correspondiente a grupos de sociedades, y son
requeridos a las sociedades con carácter controlante.

La presentación de los balances está sometida a las siguientes pautas:

a) Debe distinguir el activo corriente del activo no corriente y el pasivo corriente del pasivo no corriente:
 Los activos corrientes son todos los bienes o recursos que yo voy a convertir en dinero durante el ejercicio
siguiente.
 Los activos no corrientes son todos los bienes o recursos que yo no voy a convertir en dinero durante el ejercicio
siguiente.
 Los pasivos corrientes son todas aquellas deudas que tengo que pagar en el próximo ejercicio.
 Los pasivos no corrientes son todas aquellas deudas que no tengo que pagar en el próximo ejercicio (aunque sí
en otros ejercicios)
b) Debe mostrar los derechos y las obligaciones de la sociedad, indicando si están documentados o garantizados.
c) Debe mostrar por separado el activo y el pasivo en moneda extranjera en los rubros que correspondan.
d) No debe compensar las distintas partidas entre sí (Art. 63 LSC).

Estado de resultado:

El estado de resultados registra los ingresos y los gastos de una sociedad en un período determinado, y, del
resultado, que consiste, justamente, en la diferencia entre dichos ingresos y dichos gastos, depende la posibilidad de
distribución de dividendos entre los socios o accionistas, y el monto de las remuneraciones de los administradores.
La presentación de los estados de resultados está sometida a las siguientes pautas:
a) Debe distinguir la ganancia o la pérdida proveniente de las operaciones ordinarias y extraordinarias de la sociedad,
determinando la ganancia o pérdida neta del ejercicio, a la que se debe adicionar o deducir las derivadas de ejercicios
anteriores.
b) No debe compensar las distintas partidas entre sí (Art. 64 LSC)

5-Intervencion judicial:

La ley 19.550 utiliza la denominación “intervención judicial” en el sentido lato, pues abarca desde un mero veedor
hasta la designación de uno o varios administradores que reemplazarán en sus funciones a los órganos naturales de
administración de la sociedad.
Art. 113. Procedencia: “Cuando el o los administradores de la sociedad realicen actos o incurran en omisiones que la
pongan en peligro grave, procederá la intervención judicial como medida cautelar con los recaudos establecidos en esta
Sección, sin perjuicio de aplicar las normas específicas para los distintos tipos de sociedad”.

Requisitos:

112

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

1. Es una medida cautelar, es provisoria y revocable, excluyendo la posibilidad de cosa juzgada, pues significa un
anticipo a la garantía jurisdiccional que se dispensará en el juicio ordinario.
2. No procede como medida preventiva, sino que debe promoverse juntamente con la demanda de remoción del
administrador. No hay un juicio de intervención judicial de una sociedad, sino que consiste en un incidente
planteado como accesorio dentro del juicio de remoción judicial del administrador. Puede ocurrir que en la
sentencia que se dicte en el principal se resuelva la no remoción del administrador.
3. Solo puede pedirla un socio, por eso corresponde negar tal petición al tercero aunque sea acreedor de la
sociedad o acreedor de un socio, o al cesionario de un socio.
4. El peticionante primero debe tratar de lograr que sea la asamblea de socios la que resuelva destituir al
administrador y en caso de no lograr ese pronunciamiento procede la acción judicial de remoción, y dentro de
ella el pedido de intervención.
5. Solo procede en caso de grave peligro para la sociedad.
6. Es de carácter excepcional. El juez observará con carácter restrictivo el pedido de intervención.
7. El peticionante debe prestar contracautela.

Clases:

Según el art. 115 la intervención puede consistir en la designación de un mero veedor (por lo general en las SA
desempeña la función de un mero informante al juez) de uno o varios coadministradores (deben actuar conjuntamente
con los administradores) o de uno o varios administradores (reemplazan y desplazan a los administradores).

UNIDAD 11:

1-Transformación:

Art. 74: “Hay transformación cuando una sociedad adopta otro de los tipos previstos. No se disuelve la sociedad ni se
alteran sus derechos y obligaciones”.
La transformación es la operación jurídica mediante la cual una sociedad comercial abandona su tipo primitivo para
adoptar otro cualquiera de los tipos previstos por la ley.
Cuando hablamos de transformación, no hacemos referencia a dos sociedades, a una que se disuelve o se extingue
y otra que nace, respecto de cuyas obligaciones produce novación.
Por el contrario, se trata de la misma sociedad –sujeto de derecho- que resuelve continuar su giro pero sujetándose a
las normas –formales y materiales- que regulan otro de los tipos revistos en la ley y que adopta como propio. Hay una
continuación de la persona jurídica, sometida ahora a nuevas normas propias del tipo adoptado, previo cumplimiento de
los requisitos exigidos.
La transformación supone la existencia de un sujeto de derecho, estructurado bajo uno de los tipos previstos por la
ley. De manera tal que no pueden ser objeto de transformación las sociedades irregulares y de hecho (estas se
“regularizan”), las sociedades en liquidación (se suponen “disueltas”) ni las sociedades accidentales o en participación
(no son sujeto de derecho), las asociaciones y fundaciones (no responden a los tipos previstos por la ley), el comerciante
individual (no es sociedad), ni tampoco las uniones transitorias de empresas (tampoco son sujetos de derecho).

Requisitos:

Están establecidos en el art. 77, ellos son:


1. Acuerdo unánime de los socios, salvo pacto en contrario a lo dispuesto para algunos tipos societarios.
2. Confección de un balance especial, cerrado a una fecha que no exceda de un (1) mes a la del acuerdo de
transformación y puesto a disposición de los socios en la sede social con no menos de quince (15) días de
113

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

anticipación a dicho acuerdo. Se requieren las mismas mayorías establecidas para la aprobación de los balances
de ejercicio
3. Otorgamiento del acto que instrumente la transformación por los órganos competentes de la sociedad que se
transforme y la concurrencia de los nuevos otorgantes, con constancia de los socios que se retiren, capital que
representan y cumplimiento de las formalidades del nuevo tipo societario adoptado.
4. Publicación por un (1) día en el diario de publicaciones legales que corresponda a la sede social y sus
sucursales. El aviso deberá contener:
a) Fecha de la resolución social que aprobó la transformación.
b) Fecha del instrumento de transformación.
c) La razón social o denominación social anterior y la adoptada debiendo de ésta resultar indubitable su
identidad con la sociedad que se transforma.
d) Los socios que se retiran o incorporan y el capital que representan.
e) Cuando la transformación afecte los datos a que se refiere el artículo 10 apartado a), puntos 4 a 10, la
publicación deberá determinarlo.
5. La inscripción del instrumento con copia del balance firmado en el Registro Público de Comercio y demás
registros que correspondan por el tipo de sociedad, por la naturaleza de los bienes que integran el patrimonio y
sus gravámenes. Estas inscripciones deben ser ordenadas y ejecutadas por el Juez o autoridad a cargo del
Registro Público de Comercio, cumplida la publicidad a que se refiere el apartado 4.
Responsabilidad:

Art. 75: “La transformación no modifica la responsabilidad solidaria e ilimitada anterior de los socios, aun cuando se
trate de obligaciones que deban cumplirse con posterioridad a la adopción del nuevo tipo, salvo que los acreedores lo
consientan expresamente”.
Subsisten las obligaciones sociales contraídas con anterioridad y el régimen de responsabilidad de los socios
respecto de las mismas, el que debe mantenerse de acuerdo al tipo social vigente al tiempo de asumirlas. Dicha
responsabilidad se mantiene aun cuando se trate de obligaciones no vencidas o exigibles, salvo que los acreedores lo
consientan expresamente (que es a quienes pretende proteger la norma, manteniendo la responsabilidad solidaria e
ilimitada de los socios, respecto de las obligaciones contraídas bajo el régimen del anterior tipo social).
Art. 76: “Si en razón de la transformación existen socios que asumen responsabilidad ilimitada, ésta no se extiende a
las obligaciones sociales anteriores a la transformación salvo que la acepten expresamente”.
Esta norma prevé el supuesto inverso al art. 75, es decir socios que tenían responsabilidad limitada (SRL. Art. 46 SA
Art. 163) y que luego de la transformación los hace solidaria e ilimitadamente responsables por las deudas contraídas
con posterioridad a la misma.
La única posibilidad que los socios asuman responsabilidad solidaria e ilimitada respecto de las deudas contraídas
bajo el régimen anterior, es que éstos la acepten y asuman expresamente.

Receso:

Art 78: “En los supuestos en que no se exija unanimidad, los socios que han votado en contra y los ausentes tienen
derecho de receso, sin que éste afecte su responsabilidad hacia los terceros por las obligaciones contraídas hasta que la
transformación se inscriba en el Registro Público de Comercio.
El derecho debe ejercerse dentro de los quince (15) días del acuerdo social, salvo que el contrato fije un plazo
distinto y lo dispuesto para algunos tipos societarios.
El reembolso de las partes de los socios recedentes se hará sobre la base del balance de transformación.
La sociedad, los socios con responsabilidad ilimitada y los administradores garantizan solidaria e ilimitadamente a los
socios recedentes por las obligaciones sociales contraídas desde el ejercicio del receso hasta su inscripción”.
El derecho de receso permite al socio que voto en sentido contrario a lo resuelto o que estuvo ausente, a retirarse de
la sociedad, con el pago de su participación.
114

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

En la SRL pueden ejercer el derecho solo los socios que votaron en contra. No pueden receder los que se
abstuvieron y los ausentes. El plazo para su ejercicio es de 5 días, el que puede ampliarse pero no reducirse.
En las SA pueden ejercer el derecho de receso los socios que votaron en contra y los ausentes, no así lo que se
abstuvieron. El plazo es de 5 días para los que votaron en contra y 15 días para los ausentes.
Los requisitos para ejercer el derecho de receso son:
1. Que no se requiera unanimidad (lega o estatutaria) para la toma de decisión de transformación.
2. Que se ejerza dentro de los plazos estipulados (legales o contractuales). Se tratan de plazos de fondo, se
cuentan corridos y son de caducidad.

Preferencia de los socios:

Art 79: “La transformación no afecta las preferencias de los socios salvo pacto en contrario”.

Rescisión del acuerdo de transformación:

Art 80: “El acuerdo social de transformación puede ser dejado sin efecto por acuerdo unánime de los socios salvo
pacto en contrario y lo dispuesto para algunos tipos societarios, mientras ésta no se haya inscripto. Si medió publicación,
debe efectuarse una nueva publicación al solo efecto de anunciar la rescisión”.

Caducidad del procedimiento transformación:

Art. 81: “El acuerdo de transformación caduca si a los tres (3) meses de haberse celebrado no se inscribió el
respectivo instrumento en el Registro Público de Comercio, salvo que el plazo resultare excedido por el normal
cumplimiento de los trámites ante la autoridad que debe intervenir o disponer la inscripción.
En caso de haberse publicado, deberá efectuarse una nueva publicación al solo efecto de anunciar la caducidad de
la transformación.
Los administradores son responsables solidaria e ilimitadamente por los perjuicios derivados del incumplimiento de la
inscripción o de la publicación”.

Fusión:

Art. 82: “Hay fusión cuando dos o más sociedades se disuelven sin liquidarse, para constituir una nueva, o cuando
una ya existente incorpora a una u otras, que sin liquidarse son disueltas”.
Desde un punto de vista económico, la fusión de sociedades es una modalidad de uniones de empresas. Desde un
punto de vista jurídico, significa un acuerdo entre dos o más sociedades con alcances y efectos muy particulares.
El artículo contempla dos clases:
1. La fusión propiamente dicha: En la que dos o más sociedades se disuelven sin liquidarse, para constituir una
nueva sociedad. Aquí se crea un nuevo sujeto de derecho. La nueva sociedad constituida adquiere la totalidad
de los derechos y obligaciones de las dos sociedades disueltas.
2. Fusión por absorción: Es cuando sociedad “incorporante” (sin disolverse ni liquidarse) adquiere los derechos y
obligaciones de una o más sociedades “incorporadas” (que se disuelve sin liquidarse). Los socios o accionistas
de las incorporadas reciben –por el valor neto transferido- participaciones sociales (acciones, cuotas, etc.) de la
“incorporante”.

Efectos:

“La nueva sociedad o la incorporante adquiere la titularidad de los derechos y obligaciones de las sociedades
disueltas, produciéndose la transferencia total de sus respectivos patrimonios al inscribirse en el Registro Público de
115

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

Comercio el acuerdo definitivo de la fusión y el contrato o estatuto de la nueva sociedad, o el aumento de capital que
hubiere tenido que efectuar la incorporante”.
Es decir, la trasferencia de los respectivos patrimonios (derechos y obligaciones) se produce:
 En el caso de fusión propiamente dicha, al inscribirse en el RPC el acuerdo definitivo de fusión y el estatuto de la
nueva sociedad.
 En el caso de fusión por absorción, al inscribirse en el RPC, el aumento de capital que debió hacer la
incorporante al absorber el patrimonio de la incorporada.

Requisitos y procedimiento:

1° El primer paso consiste en el compromiso previo de fusión, otorgado por los representantes de ambas
sociedades el cual deberá contener:
a) La exposición de los motivos y finalidad de la fusión
b) Los balances especiales de cada sociedad, los cuales deben ser cerrados a una misma fecha que no será
anterior a 3 meses a la firma del compromiso y confeccionado sobre bases homogéneas e idénticos criterios de
valuación.
c) La relación de cambio de las participaciones sociales, cuotas o acciones, mediante la cual los socios podrán
conocer cuál será su participación en la nueva sociedad o en la incorporante.
d) El proyecto de contrato o estatuto de la nueva sociedad o las modificaciones al contrato de la absorbente.
e) Las limitaciones que las sociedades convengan durante el lapso que transcurra hasta la efectiva inscripción del
acto de fusión en el Registro.
A. Resoluciones sociales: La aprobación del compromiso previo de fusión, de los balances especiales por las
sociedades participantes en la fusión con los requisitos necesarios para la modificación del contrato social o estatuto.
B. Debe darse publicidad: Del acto a los acreedores de todas las sociedad intervinientes, para que puedan ejercer su
derecho de oposición, mediante un aviso de 3 días en el diario de publicaciones legales y en uno de los diarios de mayor
circulación general de Republica, el cual deberá contener:
a) Razón social o denominación, sede social o los datos de inscripción en el Registro de cada una de las
sociedades.
b) El capital social de la nueva sociedad o el aumento del capital de la incorporante.
c) La valuación del activo y del pasivo de las sociedades fusionantes, con indicación de la fecha a que se refiere.
d) Razón social o denominación, tipo y domicilio acordado por la sociedad a constituirse.
e) Fecha del compromiso previo y de las resoluciones sociales que lo aprobaron.
2° Dentro de los 15 días de la última publicación de aviso, los acreedores de fecha anterior pueden oponerse a la
fusión. Las oposiciones no impiden la prosecución de las operaciones de fusión pero el acuerdo definitivo no podrá
otorgarse hasta 20 días después del vencimiento del plazo antes indicado, a fin de que los oponentes que no fueren
desinteresados o debidamente garantizados por las fusionantes puedan obtener embargo judicial.
3° No existiendo acreedores oponentes o transcurridos el plazo de 20 días, los representantes se encuentran en
condiciones de otorgar el acuerdo definitivo de fusión, el que contendrá:
a) Las resoluciones sociales aprobatorias de la fusión.
b) La nomina de los socios que hayan ejercido el derecho de receso y capital que representen en cada sociedad.
c) La nomina de los acreedores que habiéndose opuesto hubieran sido garantizado y de los que hubieran obtenido
el embargo judicial.
d) La agregación de los balances especiales y de un balance consolidado.
4° Finalmente y suscripto el acuerdo definitivo Este debe inscribirse en el Registro, momento a partir del cual la
fusión resulta oponible para la sociedad, sus integrantes y frente a terceros. Desde el acuerdo definitivo, salvo que se
haya pactado lo contrario en el acuerdo previo, la administración y representación de las sociedades fusionantes
disueltas estará a cargo de los administradores de la sociedad fusionaria o incorporante.

116

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

Derecho de receso y preferencia de los socios:

1. El derecho de receso debe ser ejercitado por los socios que votaron en contra de la aprobación de compromiso
de fusión dentro de los 15 días de la respectiva asamblea o reunión que haya aprobado dicho instrumento.
2. No corresponde el derecho de receso para los accionistas de la sociedad incorporante, ni es admisible tal
derecho en las sociedades que hacen oferta pública de sus acciones o se hallan autorizadas para la cotización
de las mismas. Podrán si ejercer el derecho si la inscripción bajo dichos regímenes fuera desistida o denegada.

Revocación:

Art. 86: “El compromiso previo de fusión puede ser dejado sin efecto por cualquiera de las partes, si no se han
obtenido todas las resoluciones sociales aprobatorias en el término de tres (3) meses. A su vez las resoluciones sociales
aprobatorias pueden ser revocadas, mientras no se haya otorgado el acuerdo definitivo, con recaudos iguales a los
establecidos para su celebración y siempre que no causen perjuicios a las sociedades, los socios y los terceros”.
Puede revocarse, dejando sin efecto la voluntad social expresada:
a) El compromiso previo: Por cualquiera de las sociedades en forma unilateral, si en el plazo de tres meses no
se han obtenido las resoluciones aprobatorias del mismo.
b) La resolución social que aprobó el compromiso previo. Los requisitos de esta revocación son: que la misma
se adopte por las mismas mayorías que son necesarias para la modificación del estatuto o contrato social,
que no se haya otorgado el instrumento definitivo, que no se causen perjuicios a las sociedades, los socios y
terceros.

Rescisión: justos motivos.

Art. 87: “Cualquiera de las sociedades interesadas puede demandar la rescisión del acuerdo definitivo de fusión por
justos motivos hasta el momento de su inscripción registral.
La demanda deberá interponerse en la jurisdicción que corresponda al lugar en que se celebró el acuerdo”.

Escisión:

La escisión ocurre cuando una sociedad destina una parte de su patrimonio para integrar el capital de otra ya
existente o bien para constituir una nueva sociedad.
La escisión importa para la sociedad una reducción proporcional de su capital. La diferencia con la fusión, radica que
en la escisión no se produce la disolución de ninguna sociedad, sino solo la reducción de su capital.
Art. 88: “Hay escisión cuando:
1. Una sociedad sin disolverse destina parte de su patrimonio para fusionarse con sociedades existentes o para
participar con ellas en la creación de una nueva sociedad. Escisión propiamente dicha.
2. Una sociedad sin disolverse destina parte de su patrimonio para constituir una o varias sociedades nuevas.
Escision-fusion.
3. Una sociedad se disuelve sin liquidarse para constituir con la totalidad de su patrimonio nuevas sociedades.
Escision-division.
Requisitos de la escisión:

La escisión exige el cumplimiento de los siguientes requisitos:


1. Resolución aprobatoria de la escisión, del contrato o estatuto de la sociedad escisionaria, de la reforma del
contrato o estatuto de la escindente en su caso y del balance especial que debe confeccionarse a tal efecto, el cual

117

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

no podrá se anterior a 3 meses de la resolución social. La Ley remite, para el ejercicio del derecho de receso y para
las preferencias a lo establecido por los arts. 78 y 79.
2. La resolución aprobatoria debe incluir la atribución de las partes sociales o acciones de la sociedad escisionaria a
los socios de la escindente, en proporción a sus participaciones en aquélla, las que se cancelaran en caso de
reducción del capital.
3. La publicación de un aviso por 3 días en el diario de publicaciones legales y en uno de los diarios de mayor
circulación, el que deberá contener:
a) La razón social o denominación, sede social y los datos de inscripción en el Registro de la sociedad
escindente.
b) La valuación del activo y pasivo de la sociedad escindente con indicación de la fecha a cual se
refieren.
c) La valuación del activo y pasivo que componen el patrimonio destinado a la sociedad escisionaria, la
razón social o denominación, tipo y domicilio que tendrá.
4. Los acreedores tendrán derecho de oposición de acuerdo al régimen de fusión. Vencidos los plazos
correspondientes, se otorgarán los instrumentos de constitución de la sociedad escisionaria y de modificación de la
sociedad escindente, practicándose las inscripciones registrales.
Cuando se trate de escisión-fusión se aplicarán las disposiciones de los artículos 83 a 87.

2-Participaciones societarias. Régimen legal.

Sociedades por acciones: Incapacidad.

Art 30: “Las sociedades anónimas y en comandita por acciones solo pueden formar parte de sociedades por
acciones”.
En general la doctrina considera válida esta disposición, avalada en razones de orden público como es evitar que por
medio de participaciones de sociedades no fiscalizadas, los entes societarios eludan la normativa de los artículos 299 y
301.
También podemos justificar esta norma al observar el inconveniente que ocasionaría a los socios tener relación con
otro tipo de sociedades con responsabilidad ilimitada, en atención a la extensión de la quiebra.

Participaciones en otra sociedad: Limitaciones.

Art 31: “Ninguna sociedad excepto aquellas cuyo objeto sea exclusivamente financiero o de inversión puede tomar o
mantener participación en otra u otras sociedades por un monto superior a sus reservas libres y a la mitad de su capital y
de las reservas legales. Se exceptúa el caso en que el exceso en la participación resultare del pago de dividendos en
acciones o por la capitalización de reservas.
Quedan excluidas de estas limitaciones las entidades reguladas por la Ley N 18.061. El Poder Ejecutivo Nacional
podrá autorizar en casos concretos el apartamiento de los límites previstos.
Las participaciones, sea en partes de interés, cuotas o acciones, que excedan de dicho monto deberán ser
enajenadas dentro de los seis (6) meses siguientes a la fecha de aprobación del balance general del que resulte que el
límite ha sido superado. Esta constatación deberá ser comunicada a la sociedad participada dentro del plazo de diez (10)
días de la aprobación del referido balance general. El incumplimiento en la enajenación del excedente produce la pérdida
de los derechos de voto y a las utilidades que correspondan a esas participaciones en exceso hasta que se cumpla con
ella”.
El legislador ha tenido en cuenta en el artículo 31, la protección del objeto social, evitando que por medio de un
sistema de participaciones, este fuera burlado, en desmedro de la sociedad y los terceros.

118

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

Participaciones recíprocas: Nulidad.

Art 32: “Es nula la constitución de sociedades o el aumento de su capital mediante participaciones recíprocas, aún
por persona interpuesta. La infracción a esta prohibición hará responsable en forma ilimitada y solidaria a los fundadores,
administradores, directores y síndicos. Dentro del término de tres (3) meses deberá procederse a la reducción del capital
indebidamente integrado, quedando la sociedad en caso contrario, disuelta de pleno derecho.
Tampoco puede una sociedad controlada participar en la controlante ni en sociedad controlada por esta por un monto
superior, según balance, ni de sus reservas, excluida la legal.
Los legisladores de la ley fundamentaron su prohibición:
 Principalmente debe protegerse el capital social si se requiere tutelar los intereses que convergen en las
sociedades tipificadas.
 Las participaciones reciprocas no son sino una forma típica del aguamiento del capital y en consecuencia de
la desvirtuacion de su intangibilidad.
 Se tiende a evitar que por medio de cruzamientos se practiquen reintegros de capital o reservas legales, en
contradicción con la economía de la ley.
 La prohibición se impuso con carácter riguroso, a fin de no posibilitar ninguna clase de maniobras.

Holding:

Sociedad cuyo principal objeto resulta de adquirir tantas acciones en otra u otras compañías como para darle la
necesaria mayoría o el poder de control operativo en estas, y así formar con propósitos prácticos una organización en
cadena sin afectar la identidad de cada eslabón.
Clases:
1. Holdings puros: La sociedad se constituye con ese propósito, ósea ejercer el Holding.
2. Holdings impuros: Cuando no ha sido constituida esencialmente con ese fin, es decir que el objeto financiero
coexiste con otras actividades comerciales e industriales.
En nuestro país no hay legislación específica. Es aplicable la ley de defensa de la competencia cuando las
actividades del holding llegan a configurar conductas o figuras delictivas previstas en la ley.

Pool:

En lugar de formarse grupos de sociedades o de accionistas se hacen acuerdos tendientes a dominar una rama de la
industria, del comercio o actividades afines y complementarias.
Son formas de coalición monopolistas mediante la división del mercado o de la producción entre las personas
participantes. Cada una de ella conserva su propia individualidad.
Procedimientos usados:
1. Distribución de los mercados por zonas entre las empresas.
2. Limitación de la producción mediante asignación de cuotas.
3. Realización en común de ciertos servicios.
4. Fijación de precios mínimos.
El cartells suele organizar un comité integrado por representantes de la empresa asociada para ejercer control.

Trust:

Es una institución por el cual se transfieren ciertos bienes de la empresa a un tercero, quienes los administran en
beneficio de quien se desprendió de su propiedad. El administrador adquiere el poder de decisión sobre el patrimonio
que se le confío. Ejerce la dirección y fija la política a seguir, según su criterio.

119

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

Cuando tienen forma de consorcio los accionistas de diversas sociedades entregan sus acciones a los
administradores o fiduciarios para que estos ejerzan todos sus derechos sociales con sujeción a los acuerdos
celebrados entre aquellos, de tal manera que frente a las diversas sociedades vinculadas y a los terceros, el fiduciario
aparecerá como verdadero titular de los derechos sociales.
Los verdaderos titulares por su parte, acreditan su calidad de tales mediante ciertos certificados que son negociables,
pueden elegir fideicomisarios para controlar la actuación de los fiduciarios y cobrar los dividendos.
Se la entiende como la asociación de capitales, coligados con el propósito de ejercer un monopolio de hechos en el
mercado suprimiendo la competencia.
Se la utiliza para dominar el mercado e imponer precios y condiciones de ventas, constituyen una negación de la
libertad económica, al acaparar una serie de productos, como medios para arruinar a los pequeños capitalistas y de
concluir o terminar con la pequeña industria.

Monopolio:

Se considera como monopolio la existencia de una empresa (productora o comercializadora), que goza de una
posición dominante en el mercado de un producto, bien, recurso específico y diferenciado, y que por lo general es única
oferente o una de pocas oferentes existentes, circunstancia que le permite controlar los diferentes aspectos del mercado
a que tiene acceso por su especial condición frente al consumidor y a los otros posibles oferentes.
La existencia del monopolio se ve favorecida cuando en un determinado mercado no existen productos sustitutivos,
que permitan reemplazar el bien o servicio que se encuentra monopolizado, y mientras ese producto sea la única
alternativa para la satisfacción de una necesidad de la sociedad, el monopolio persistirá.

Competencia desleal. Ley 22.262.

Art. 1: “Están prohibidos y serán sancionados de conformidad con las normas de la presente ley, los actos o
conductas relacionados con la producción e intercambio de bienes o servicios, que limiten, restrinjan o distorsionen la
competencia o que constituyan abuso de una posición dominante en un mercado, de modo que pueda resultar perjuicio
para el interés económico general”.
Art. 2: “A los efectos de esta ley se entiende:
a) Que una persona goza de una posición dominante en un mercado cuando para un determinado tipo de producto o
servicio es la única oferente o demandante dentro del mercado nacional o, cuando sin ser la única, no está expuesta a
una competencia sustancial.
b) Que dos o más personas gozan de posición dominante en un mercado cuando para un determinado tipo de
producto o servicio no existe competencia efectiva entre ellas, o sustancial por parte de terceros, en todo el mercado
nacional o en una parte de él”.
El estado por medio de sus órganos competentes establece las reglas imperativas a las que deben ajustarse los
operadores económicos, tanto en la organización de su estructura jurídica como en su actividad negocial, bajo el
apercibimiento de sufrir las penalidades pertinentes. Estas normas disciplinan la actuación de aquellos dentro de los
criterios de política económica adoptada por el poder público.

Competencia desleal:

La competencia desleal comercial consiste en el empleo de medios incorrectos para el tráfico mercantil con el fin de
influir a los consumidores o afectar la producción o capacidad de producción de un competidor.
Los medios a través de los cuales se realiza la competencia desleal son:
 Publicidad emulativa y difamatoria, denigrante, referida a un competidor o categoría de competidores.
 Violación de secretos de producción de la competencia.
 Desvío de empleado.
120

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

 Cooperación en la violación de contratos.


 Imitación servil de productos.
La ley 22.262 tiene por finalidad la protección de la libre concurrencia y evitar la actividad monopolista y oligopólica
que es la base fundamental de la economía de mercado que caracteriza nuestro régimen económico. El destinatario
final de la tutela que brinda la ley es en definitiva el consumidor.

3-Resolucion parcial:

Es la extinción del vínculo contractual respecto de uno o más socios que pierden su condición de tales, si afectar la
existencia de la sociedad como contrato y como sujeto de derecho, pero implica una disminución del capital.
La resolución parcial es aplicable casi exclusivamente en aquellas sociedades donde tiene importancia la
personalidad del socio. No tendría sentido aplicarla en Sociedades Anónimas, ya que en estas lo importante es la
inversión realizada por los accionistas y no la personalidad de cada uno de ellos.
La resolución parcial es la antítesis de la disolución y constituye un medio eficaz para evitarlo.

Clases:

Los casos de resolución parcial básicamente son tres:


1. La muerte.
2. La exclusión.
3. El retiro voluntario.
Art 89: “Los socios pueden prever en el contrato constitutivo causales de resolución parcial y de disolución no
previstas en esta ley”.

Renuncia del socio:

La ley de sociedades no trae disposiciones sobre renuncia del socio, por lo que cabe remitirse a los principios
generales y estar a lo establecido en el contrato para ejercer este derecho.
El retiro de un socio ha de instrumentarse del mismo modo que se exige para cualquier reforma del contrato de la
sociedad, debiendo inscribirse en el RPC y publicarse para que sea oponible a terceros.

Muerte de un socio:

Art 90: “En las sociedades colectivas, en comandita simple, de capital e industria y en participación, la muerte de un
socio resuelve parcialmente el contrato.
En las sociedades colectivas y en comandita simple, es lícito pactar que la sociedad continúe con sus herederos.
Dicho pacto obliga a éstos sin necesidad de un nuevo contrato, pero pueden ellos condicionar su incorporación a la
transformación de su parte en comanditaria”.
Sociedades colectivas, sociedades en comandita simple, sociedades de capital e industria y en las accidentales y en
participación: se debe cuantificar y pagar la participación del causante a sus herederos, quienes no se incorporan a la
sociedad (salvo pacto en contrario).
En la SRL la muerte del socio no produce la resolución parcial, y se aplica la norma del art. 155.
En las SA la muerte de un socio no produce la resolución parcial, por lo tanto el vinculo mantenido con el causante
continuará con sus herederos (salvo que el estatuto prevea que no lo mismos no se incorporarán, en cuyo caso las
acciones que correspondían al causante serán adquiridas por los restantes accionistas o por la sociedad, y se pagará su
valor a los herederos.

Exclusión de socios:
121

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

Art 91: “Cualquier socio en las sociedades mencionadas en el artículo anterior, en los de responsabilidad limitada y
los comanditados de las de en comandita por acciones, puede ser excluido si mediare justa causa. Es nulo el pacto en
contrario.
Justa causa.
Habrá justa causa cuando el socio incurra en grave incumplimiento de sus obligaciones. También existirá en los
supuestos de incapacidad, inhabilitación, declaración en quiebra o concurso civil, salvo en las sociedades de
responsabilidad limitada.
Extinción del derecho.
El derecho de exclusión se extingue si no es ejercido en el término de noventa (90) días siguientes a la fecha en la
que se conoció el hecho justificativo de la separación.
Acción de exclusión.
Si la exclusión la decide la sociedad, la acción será ejercida por su representante o por quien los restantes socios
designen si la exclusión se refiere a los administradores. En ambos supuestos puede disponerse judicialmente la
suspensión provisoria de los derechos del socio cuya exclusión se persigue.
Si la exclusión es ejercida individualmente por uno de los socios, se sustanciará con citación de todos los socios”.
(Este artículo no se aplica a las SA ni en las comanditas por acciones respecto de los socios comanditarios).
La exclusión del socio no la hace efectiva la sociedad ni los restantes socios, sino que la misma requiere
interposición de una demanda judicial de exclusión y se exige “justa causa” (siendo nula toda disposición en contrario)
cuya verificación de existencia quedará supeditada a la decisión del magistrado.

Exclusión en sociedad de dos socios:

Art. 93: “En las sociedades de dos socios procede la exclusión de uno de ellos cuando hubiere justa causa, con los
efectos del artículo 92; el socio inocente asume el activo y pasivo sociales, sin perjuicio de la aplicación del (artículo 94,
inciso 8 Por reducción a uno del número de socios, siempre que no se incorporen nuevos socios en el término de tres
(3) meses. En este lapso el socio único será responsable ilimitada y solidariamente por las obligaciones sociales
contraídas)”.

Disolución:

Consiste en el acto o hecho jurídico que previsto en la ley o el contrato con tales efectos, detiene la existencia normal
de la sociedad y abre su proceso liquidatorio, para llegar a la extinción de la sociedad como contrato y como persona
jurídica.

Causales:

La disolución, abre el camino a la liquidación de la sociedad, pero no importa el cese repentino de sus actividades ni
la extinción de la personalidad jurídica, que debe mantenerse precisamente a los fines liquidatorios.
Art. 94: Son causales de disolución:
1- La decisión de los socios.
2- La expiración del término.
3- El cumplimiento de la condición a la cual subordino su existencia.
4- La consecución del objeto por el cual se formo o por la imposibilidad sobreviniente de lograrlo.
5- La pérdida del capital social (En el caso de pérdida del capital social, la disolución no se produce si los socios
acuerdan su reintegro total o parcial del mismo o su aumento.).
6- La declaración de quiebra.
7- La fusión.
122

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

8- Por reducción a uno del número de socios, siempre que no se incorporen nuevos socios en el término de tres
(3) meses. En este lapso el socio único será responsable ilimitada y solidariamente por las obligaciones
sociales contraídas.
9- Por sanción firme de cancelación de oferta pública o de la cotización de sus acciones. La disolución podrá
quedar sin efecto por resolución de asamblea extraordinaria reunida dentro de los sesenta (60) días, de
acuerdo con el artículo 244, cuarto párrafo.
10- Por resolución firme de retiro de la autorización para funcionar cuando leyes especiales la impusieren en razón
del objeto.
La enumeración prevista por el art. 94, no es de manera alguna taxativa, ya que en el propio art. 89 ha tenido en
cuenta la posibilidad de que los socios prevean otras causales de disolución.

Efectos:

La disolución implica el paso automático al procedimiento liquidatorio y surte efectos frente a la sociedad y sus socios
desde que tuvo lugar su causa generadora, por lo que los administradores responden desde ese momento por los actos
exorbitantes al trámite liquidatorio. Por el contrario, frente a terceros, solo surte efectos desde su inscripción registral,
previa publicación en su caso, salvo vencimiento de duración en las sociedades regularmente constituidas.

Prorroga. Requisitos. Reconducción:

Art. 95: “La prórroga de la sociedad requiere acuerdo unánime de los socios, salvo pacto en contrario y lo dispuesto
para las sociedades por acciones de responsabilidad limitada.
La prórroga deberá resolverse y la inscripción solicitarse antes del vencimiento del plazo de duración de la sociedad.
Reconducción.
Con sujeción a los requisitos del primer párrafo puede acordarse la reconducción mientras no se haya inscripto el
nombramiento del liquidador, sin perjuicio del mantenimiento de las responsabilidades dispuestas por el artículo 99.
Todo ulterior acuerdo de reconducción debe adoptarse por unanimidad, sin distinción de tipos”.
El contrato social o el estatuto deben prever el plazo de vigencia de la sociedad. Antes de producirse el vencimiento
del plazo, los socios pueden resolver ampliando el plazo de vigencia de la sociedad.
La decisión debe tomarse con el quórum y la mayoría exigido para cada tipo social, pudiendo los socios disidentes
ejercer el derecho de receso.
Importante es que la prorroga (que implica la modificación del contrato social o el estatuto) y el inicio del trámite de
inscripción correspondiente debe presentarse antes de producirse el vencimiento contractual. De esta manera se evitará
la disolución y ello con independencia del tiempo que tome la inscripción, lo que bien puede terminarse tiempo después
de haber vencido el plazo contractual ahora modificado.
Producido el vencimiento del plazo sin haber resuelto la prorroga o resuelta sin que se haya iniciado el trámite
respectivo, la sociedad se disuelve y solo podrá ser reconducida o reactivada.
Reconducir significa que la misma sociedad continuará con su giro social y tiene por efecto revertir o dejar sin efecto
hacia futuro, los efectos de la disolución acaecida; retomando los derechos, obligaciones y responsabilidades propias del
tipo social de que se trate.
En cuanto a las mayorías, rigen las necesarias para modificar el contrato social o estatuto, y siempre y cuando no se
haya inscripto el nombramiento del liquidador. Si la reconducción se decide una vez inscripto el liquidador, dicho acuerdo
solo podrá adoptarse si existe unanimidad, sin distinción de tipos sociales. La reconducción puede resolverse hasta la
cancelación de la inscripción en el RPC.
El instituto de la reconducción se aplica ante “la disolución” de la sociedad, con independencia de si responde a una
causal diferente del vencimiento del plazo, en tanto la misma permita la aplicación del instituto.

Liquidación:
123

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

Es el procedimiento mediante el cual los liquidadores deberán vender los bienes que componen el activo social,
pagar las deudas, así como los gastos de liquidación, para posteriormente, y en caso de resultar saldo favorable,
reembolsar el capital oportunamente aportado por los socios y distribuir entre ellos su remanente.

Designación de liquidador.

Art.102: “La liquidación de la sociedad está a cargo del órgano de administración, salvo casos especiales o
estipulación en contrario.
En su defecto el liquidador o liquidadores serán nombrados por mayoría de votos dentro de los treinta (30) días de
haber entrado la sociedad en estado de liquidación. No designados los liquidadores o si éstos no desempeñaren el
cargo, cualquier socio puede solicitar al juez el nombramiento omitido o nueva elección.
Inscripción.
El nombramiento del liquidador debe inscribirse en el Registro Público de Comercio.
Remoción.
Los liquidadores pueden ser removidos por las mismas mayorías requeridas para designarlos. Cualquier socio, o el
síndico en su caso, puede demandar la remoción judicial por justa causa”.
La designación del liquidador podrá ser: legal, contractual, por los socios o con intervención judicial.

Facultades:

Art 105: “Los liquidadores ejercen la representación de la sociedad. Están facultados para celebrar todos los actos
necesarios para la realización del activo y cancelación del pasivo
1. Debe confeccionar un inventario y balance dentro de los 30 días de asumir el cargo.
2. Debe confeccionar balances anuales, si la liquidación se prolonga por más de 1 año.
3. Debe informar trimestralmente a los socios sobre la marcha de la liquidación.

Instrucciones de los socios. Se hallan sujetos a las instrucciones de los socios, impartidas según el tipo de
sociedad, so pena de incurrir en responsabilidad por los daños y perjuicios causados por el incumplimiento.
Actuación. Actuarán empleando la acción social o denominación de la sociedad con el aditamento "en liquidación".
Su omisión lo hará ilimitada y solidariamente responsable por los daños y perjuicios”.

Contribuciones debidas:

Art.106: “Cuando los fondos sociales fueran insuficientes para satisfacer las deudas, los liquidadores están obligados
a exigir de los socios las contribuciones debidas de acuerdo con el tipo de sociedad o del contrato constitutivo”.

Obligaciones y responsabilidades:

Art.108: “Las obligaciones y la responsabilidad de los liquidadores se rigen por las disposiciones establecidas para
los administradores, en todo cuanto no esté dispuesto en esta Sección”.

Balance final y distribución:

Art.109: “Extinguido el pasivo social, los liquidadores confeccionarán el balance final y el proyecto de distribución:
reembolsarán las partes de capital y, salvo disposición en contrario del contrato, el excedente se distribuirá en proporción
a la participación de cada socio en las ganancias”.

124

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

Cancelación de la Inscripción.

Art. 112: “Terminada la liquidación se cancelará la inscripción del contrato social en el Registro Público de Comercio
Conservación de libros y papeles.
En defecto de acuerdo de los socios el Juez de Registro decidirá quién conservará los libros y demás documentos
sociales”.
Con la cancelación de la inscripción termina el proceso liquidatorio y se extingue la persona jurídica. Terminada la
liquidación se cancela la inscripción como contrato social en el RPC, lo que por similitud con las personas físicas
equivale a su acta de defunción.

4-Contratos de colaboración empresaria.

Caracterización.

Art 367: “Las sociedades constituidas en la República y los empresarios individuales domiciliados en ella pueden,
mediante un contrato de agrupación, establecer una organización común con la finalidad de facilitar o desarrollar
determinadas fases de la actividad empresarial de sus miembros o de perfeccionar o incrementar el resultado de tales
actividades.
No constituyen sociedades ni son sujetos de derecho. Los contratos, derechos y obligaciones vinculados con su
actividad se rigen por lo dispuesto en los artículos 371 y 373.
Las sociedades constituidas en el extranjero podrán integrar agrupaciones previo cumplimiento de lo dispuesto por el
artículo 118, tercer párrafo.

Finalidad.

1. No puede perseguir fines de lucro. Las ventajas económicas que genere su actividad deben recaer directamente
en el patrimonio de las empresas agrupadas o consorciadas.
2. La agrupación no puede ejercer funciones de dirección sobre la actividad de sus miembros.
3. Duran 10 años, pudiendo prorrogarse antes de su vencimiento por decisión unánime de los socios.
4. La dirección y administración debe estar a cargo de una o más personas físicas designadas en el contrato o
posteriormente por resolución de los participantes, siendo de aplicación el artículo 221 del Código de Comercio.
5. En caso de ser varios los administradores y si nada se dijera en el contrato, se entiende que pueden actuar
indistintamente.
6. Las resoluciones se adoptan por mayoría de los votos de los participantes, salvo disposición en contrario.
7. La responsabilidad será ilimitada y solidaria respecto de terceros.
8. La disolución se produce por: incapacidad, muerte, quiebra, etc., de un participante, a menos que el contrato
prevea que los demás participantes decidan por unanimidad su continuación.
9. Sin perjuicio de lo establecido en el contrato, cualquier participante puede ser excluido, por decisión unánime,
cuando contravenga habitualmente sus obligaciones o perturbe el funcionamiento de la agrupación.

Consorcios y uniones temporales:

Cuando hablamos de consorcios y uniones temporales no siempre tenemos claridad respecto a lo que diferencia una
organización de la otra. Y es que el tratamiento contable, tributario y laboral del consorcio y de la unión temporal, son
iguales, no hay diferencia entre ellos.
Tanto un consorcio como una unión temporal, resultan de la unión de dos o más personas naturales o jurídicas que
conjuntamente presentan una propuesta o desarrollan una actividad o negocio, sin que esa unión o colaboración

125

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

constituyan una entidad jurídica, sino que en ambos casos, los miembros del consorcio o de la unión temporal mantienen
su independencia, su autonomía en todos los sentidos.
Pero hay una sutil e importante diferencia entre el consorcio y la unión temporal, y es la que define el grado de
responsabilidad de los miembros que los componen.
En el consorcio, todos los consorciados responden solidariamente por los incumplimientos y perjuicios que causaren
a terceros.
En la unión temporal, cada integrante responde a prorrata de su participación, y ninguno es solidario por las
responsabilidad que le corresponde a otro integrante según su participación, lo que hace que los intereses individuales
de cada integrante estén mucho más protegidos que en el consorcio.
En lo demás aspectos relacionados con los consorcios y uniones temporales, el tratamiento que se debe dar es
exactamente igual, incluso hasta en la forma de constitución, puesto que los dos se pueden constituir con un
simple documento privado.

UNIDAD 12:

1-Sociedades colectivas:

La ley 19.550 no define a la sociedad colectiva.


La sociedad colectiva es caracterizada en el Art 125 como aquella en que los socios contraen responsabilidad
subsidiaria, ilimitada y solidaria por las obligaciones sociales. Siendo inoponible a terceros el pacto en contrario.
Tres son sus notas características:
1. Su fuerte acento personal.
2. La responsabilidad de los socios asumida en forma solidaria e ilimitada, aunque subsidiaria.
3. La división del capital social en partes de interés.
Debe entenderse que los socios no responden juntamente con la sociedad, como lo hacen los integrantes de de las
sociedades irregulares o de hecho, sino que gozan del beneficio de excusión y que consiste en exigir a los acreedores de
la sociedad, que ejecuten prioritariamente los bienes sociales, antes de enderezar su acción contra cualquiera de los
socios.

Instrumentación:

El contrato constitutivo debe ajustarse a los siguientes requisitos de fondo y forma:

Son requisitos de forma:

1. Redactarse por instrumento público o privado. Cualquiera sea el monto del capital y naturaleza de los bienes
aportados Art 4 y 38. La instrumentación por acto privado es licita, cualquiera que se la naturaleza del bien que
integre el aporte de alguno o algunos de los socios así sea un inmueble u otro bien que deba transferirse por
instrumento publico u otras formalidades.
2. La inscripción del contrato constitutivo en el registro público de comercio, conforme al Art 7 de la ley. Esta
inscripción es constitutiva.
Si el acto constitutivo se otorgó por instrumento privado requiere la previa autenticación de las firmas que los
suscriben, excepto cuando sean autenticadas por escribano público u otro funcionario competente.
El Art. 39 da eficacia retroactiva a la inscripción a la fecha del contrato, si se presenta en término.

Requisitos de fondo:

126

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

Son requisitos de fondo, los establecidos en el Art. 11, complementados por los arts. 125 y SS.
El instrumento de constitución debe contener, sin perjuicio de lo establecido para ciertos tipos de sociedad:
1. El nombre, edad, estado civil, nacionalidad, profesión, domicilio y número de documento de identidad de los
socios.
2. La razón social o la denominación, y el domicilio de la sociedad.
3. La designación de su objeto, que debe ser preciso y determinado.
4. El capital social, que deberá ser expresado en moneda argentina, y la mención del aporte de cada socio.
5. El plazo de duración, que debe ser determinado.
6. La organización de la administración de su fiscalización y de las reuniones de socios.
7. Las reglas para distribuir las utilidades y soportar las pérdidas.
8. Las cláusulas necesarias para que puedan establecerse con precisión los derechos y obligaciones de los socios
entre sí y respecto de terceros.
9. Las cláusulas atinentes al funcionamiento, disolución y liquidación de la sociedad.

Caracteres:

 Intuito personae: Se constituye tomando en cuenta la calidad personal de todos los socios.
 Auto-organicismo en metería de administración, resolución y fiscalización.
 Posibilidad de llevar razón social o denominación.
 La responsabilidad es solidaria, ilimitada y subsidiaria.
 Es partes de interés: Es el aporte de cada uno de los socios en el capital de la sociedad colectiva. Presenta los
siguientes caracteres:
1- Desigualdad: Las partes de interés de cada socio pueden ser de distinto monto.
2- Derechos que otorga.
3- No circulan: Las partes de interés no son susceptibles de circular, si pudiera hacerlo, su transferencia
convertiría en fungible la persona del socio e importaría la sustitución de un socio por otro.
4- No pueden, ser enajenadas ni aún mediante ejecución judicial.
5- Embargabilidad: Si bien la parte del socio no puede ser ejecutada puede ser embargada con los
alcances que le otorga al Art. 51.

Denominación:

Art 126: “La denominación social se integra con las palabras "sociedad colectiva" o su abreviatura.
Si actúa bajo una razón social, ésta se formará con el nombre de alguno, algunos o todos los socios. Contendrá las
palabras "y compañía" o su abreviatura si en ella no figuren los nombres de todos los socios.
Modificación.
Cuando se modifique la razón social, se aclarará esta circunstancia en su empleo de tal manera que resulte
indubitable la identidad de la sociedad.
Sanción.
La violación de este artículo hará al firmante responsable solidariamente con la sociedad por las obligaciones así
contraídas”.
La ley de sociedades permite la utilización de la razón social o la denominación societaria: en este último caso, la
exigencia de integrarla con la palabra “sociedad colectiva” o su abreviatura “SC”.
En caso de que se utilice la razón social y no conformarla con el nombre de todos los socios, ella se deberá integrar
con las palabras “y compañía” o su abreviatura “y Cía.”.

Responsabilidad de los socios:

127

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

Según el art. 125 Los socios contraen responsabilidad subsidiaria, ilimitada y solidaria, por las obligaciones sociales.
El pacto en contrario no es oponible a terceros.
Ilimitada: Responden con todo su patrimonio.
Solidaria: Se puede ejecutar a uno de los socios por el todo.
Subsidiaria: Gozan del beneficio de excusión y por lo tanto, los acreedores deben ejecutar primero los bienes de la
sociedad y después los bienes particulares de los socios.
La sociedad colectiva es más rigurosa en materia de responsabilidad pues es el único tipo societario en que todos los
socios responden con su patrimonio por deudas sociales, sin beneficio de división entre ellos.

Alcances:

 El acreedor debe demandar a la sociedad y no a los socios: Los socios no están solidariamente obligados
con la sociedad, sino que la solidaridad es entre ellos una vez excutidos inútilmente los bienes sociales.
 El acreedor de la sociedad no puede demandar a los socios personalmente: La responsabilidad de los
socios es subsidiaria.

Administración: facultades.

En la sociedad colectiva la administración puede estar a cargo de socios o terceros. Aquellos que cumplan con la
función de administradores, serán también representantes de la sociedad.
1- Silencio del contrato: Art 127. Si el contrato no regula un régimen concreto de administración, todos los socios
y en forma indistinta tienen derecho a administrarla y representarla.
2- Administración indistinta. Art 128. Si se encarga la administración a varios de los socios sin determinar sus
funciones, ni expresar que uno no podrá obrar sin el otro, se entiende que pueden realizar indistintamente
cualquier acto de administración.
3- Administración conjunta. Art 128. Si se ha estipulado que nada puede hacer un administrador sin el otro,
ninguno de ellos puede obrar individualmente, en tal supuesto la sociedad no es responsable por las
obligaciones contraídas por uno solo.

Designación:

Puede hacerse en el contrato constitutivo o en acto posterior, pero debe inscribirse junto con el contrato, en el
registro público de comercio.

Remoción:

Art. 129: “El administrador, socio o no, aun designado en el contrato social, puede ser removido por decisión de
mayoría en cualquier tiempo sin invocación de causa, salvo pacto en contrario.
Cuando el contrato requiera justa causa, conservará su cargo hasta la sentencia judicial, si negare la existencia de
aquella, salvo su separación provisional por aplicación de la Sección XIV del Capítulo I. Cualquier socio puede reclamarla
judicialmente con invocación de justa causa. Los socios disconformes con la remoción del administrador cuyo
nombramiento fue condición expresa de la constitución de la sociedad, tienen derecho de receso”.
Del presente artículo sacamos las siguientes conclusiones:
1- Se admite la administración a cargo de un tercero no socio, eliminando cualquier duda al respecto.
2- Estamos en presencia del principio general que para estos casos emana de la ley de sociedades, es decir, el de
la revocabilidad “ad nunc” del administrador, sin expresión de fundamentación aunque se requiere la adopción
por simple mayoría en la reunión de socios y existiendo causa, podrá cualquier socio solicitar la remoción del
administrador.
128

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

3- Al no definirse qué es justa causa queda librado a la apreciación judicial. Al requerirse justa causa para la
remoción, los socios solo pueden resolver la acción de promoción pero no el alejamiento al cargo cuando el
administrador niegue los cargos imputados. Va de suyo que el administrador carece de voto en la reunión en que
se resuelve la necesidad de proveer dicha acción.

Renuncia:
Art. 130: “El administrador, aunque fuere socio, puede renunciar en cualquier tiempo, salvo pacto en contrario, pero
responde de los perjuicios que ocasione si la renuncia fuere dolosa o intempestiva”.
El administrador puede renunciar sin expresión de causa debiendo cuidar que la misma no afecte a la sociedad,
siendo responsable por eventuales daños y perjuicios, por lo expuesto, la misma no puede ser dolosa, maliciosa o
intempestiva.
La renuncia debe publicarse e inscribirse ante el organismo de contralor.

Cesión de cuotas:

Aun cuando la cuota parte social es un bien incorporado al patrimonio individual del socio, este no goza de la libertad
de cederlo a un tercero: a este efecto se requiere el consentimiento de todos los consocios. Es una consecuencia del
carácter intuito personae de este tipo de sociedad

Mayorías:

Art. 131: “Toda modificación del contrato, incluso la transferencia de la parte a otro socio, requiere el consentimiento
de todos los socios, salvo pacto en contrario”.
Art. 132: “Por mayoría se entiende, en esta Sección, la mayoría absoluta de capital, excepto que el contrato fije un
régimen distinto. Ya sea en porcentaje de capital necesario para resolver, o bien cualquier otro régimen, siempre que
respete el derecho que tienen todos los socios a intervenir en las resoluciones de esa naturaleza”.
El artículo se refiere al capital social de la sociedad y no al presente en la reunión. La mayoría absoluta es el 50%
más un voto (no confundir con la mitad mas uno).

2-Sociedades en comandita simple:

La ley de sociedades no define a este tipo societario. El Art 134 determina que La Sociedad en Comandita Simple se
caracteriza por tener dos categorías de socios: los comanditados y los comanditarios.
Es una especie de sociedad por interés o de “personas”, toda vez que la parte de los socios comanditados (parte de
interés), como las cuotas de capital de los socios comanditarios, es normalmente transmisible, salvo pacto en contrario.

Caracteres:

1- Existencia de dos categorías de socios, comanditados y comanditarios cuya diferencia radica en el régimen de
responsabilidad de cada uno.
2- El o los socios comanditados responden por las obligaciones sociales como los socios de las sociedades
colectivas, es decir en forma solidaria e ilimitada aunque subsidiaria.
3- Los socios comanditarios, sólo responden con el capital que se obliguen a aportar.
4- El capital social en que participen los socios comanditarios no se divide en acciones ni se presenta en títulos
circulatorios, a diferencia de su homónima por acciones.
5- La administración y representación sólo puede ser ejercida por los socios comanditados o terceros que se
designen.
129

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

Constitución:

Rigen para la constitución los mismos requisitos formales que para las Sociedades Colectivas.

Clases de socios y responsabilidades:

Puede observarse 2 clases de socios, comanditarios y comanditados. Ambas clases de socios tienen derechos y
obligaciones, pero existen derechos que la ley reconoce a los comanditados pero no a los comanditarios.
 El o los socios comanditados responden por las obligaciones sociales como los socios de la sociedad colectiva
(ilimitada, solidaria y subsidiariamente).
Responsabilidad: Personal, ilimitada y solidaria.
Aportes: Obligaciones de dar (excluidas prestaciones de industrias o trabajo personal a cargo de los mismos).
 El o los socios comanditarios sólo responden con el capital que se obligaron a aportar (responsabilidad limitada
al capital suscripto). Salvo que transgreda la prohibición de intervenir en la administración:
Si su intervención es en un acto aislado, la responsabilidad se extenderá a aquellos actos en los que ha
intervenido.
Si su intervención es habitual, su responsabilidad se extenderá aun a los actos en que no hubiera intervenido.
La sanción consiste en tomarlo responsable solidaria e ilimitadamente.
Aportes: Todo tipo de aportes de dar o hacer, en propiedad, uso o goce. Ello basado en su responsabilidad.

Administración:

Art. 136: “La administración y representación de la sociedad es ejercida por los socios comanditados o terceros que
se designen, y se aplicarán las normas sobre administración de las sociedades colectivas…”
La administración y representación es ejercida por los socios comanditados o terceros que se designen y se
aplicarán, en caso de administración plural, las normas sobre administración de las sociedades colectivas.
El legislador ha prohibido al socio comanditario intervenir en la administración y representación, bajo pena de ser
responsable ilimitada y solidariamente por las obligaciones sociales. Bajo las mismas penalidades, se les ha prohibido
ser mandatarios de la sociedad.
La prohibición no se extiende al examen, inspección, vigilancia, verificación, opinión o consejo, respecto de la gestión
societaria.
En caso de quiebra, muerte, incapacidad o inhabilitación de todos los socios comanditados, el socio comanditario
puede realizar los actos urgentes que requiera la gestión de los negocios, mientras se regulariza la situación planteada,
sin incurrir en responsabilidad ilimitada y solidaria. La sociedad se disuelve si no se regulariza la situación o transforma
en el término de 3 meses.

Reuniones sociales:

El gobierno de la sociedad es ejercida por los socios, quienes pueden adoptar resoluciones que se refieren a la
marcha de los negocios sociales, nombramiento y remoción de administradores, reforma del contrato social o disolución
anticipada de la sociedad.
En la sociedad en comandita simple, la ley no exige la organización de asambleas para la adopción de resoluciones,
de modo que cabe remitirse a lo que el contrato prevea, atento a lo expuesto en el art. 11 inc., según el cual el
instrumento constitutivo debe establecer la organización de las reuniones sociales.
El socio comanditario tiene el mismo derecho que el socio comanditado para intervenir y votar las decisiones que se
refieren a la marcha de la sociedad y modificación del contrato social, salvo cuando se trate de actos que importen violar
las prohibiciones impuestas por la ley a esa clase de socios.
130

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

Los socios votan en proporción a sus respectivas partes de capital, aunque el contrato puede establecer un modo
distinto, como podría ser un voto por socio.

Mayorías:

Son de aplicación los arts. 131 y 32.


-Socios comanditados: Toda modificación de contrato o transferencia de parte a otro socio requiere el consentimiento
de todos los socios, salvo pacto en contrario.
Las demás decisiones son por mayoría absoluta.
-Socios comanditarios: Los comanditarios pueden votar para designación de administradores y aprobación de
estados contables.

3-Sociedad de capital e industria:

La ley no la define. Podemos definirla como aquella en la cual dos o más personas, integrando dos categorías
inconfundibles de socios, los capitalistas (con responsabilidad subsidiaria, ilimitada y solidaria) y los industriales (que
responden solo hasta la concurrencia de las ganancias no percibidas, es decir, hasta la efectiva distribución de
utilidades, momento a partir del cual no corresponde exigir su distribución, salvo dolo o fraude), y apoyándose en el
elemento “intuito personae” como sustento de su calidad personalista, se obligan a realizar aportes consistentes en
obligaciones de dar (socios capitalistas) y de hacer (socios industriales) para aplicarlos a la producción o intercambio de
bienes y servicios, participando de los beneficios y soportando las perdidas.

Instrumentación:

Esta sociedad puede constituirse por instrumento público o privado. El acto constitutivo debe cumplirse con los
requisitos exigidos por el Art. 11 de la ley 19.550. La sociedad debe inscribirse en el Registro público de Comercio. No
necesita publicarse.

Caracteres:

Se caracterizan por la existencia de dos tipos de socios, diferenciados en el régimen de responsabilidad y


principalmente por la naturaleza de las aportaciones efectuadas. Así a los socios capitalistas les está permitido sólo
efectuar prestaciones de dar, mientras que los industriales sólo aportan su industria u obligaciones de hacer.
1- Son sociedades auto-organicistas.
2- Puede tener razón social o denominación.
3- Son sociedades intuito personae.
4- El capital se divide en partes de interés.
5- Son sujeto de derecho.

Tipos de socios y responsabilidad:

 Socio capitalista:
-Responsabilidad: subsidiaria, solidaria e ilimitada por las obligaciones sociales, a las cuales se le extiende la
quiebra de la sociedad.
-Aporte: dinero o bienes en especie, pudiendo aportarse en forma complementaria su trabajo personal, siempre y
cuando exista otro socio que aporte exclusivamente su trabajo.
 Socio industrial:
131

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

-Responsabilidad: responden hasta la concurrencia de la ganancia no percibida.


-Aportes: exclusivamente trabajo persona. El aporte del socio industrial puede consistir en actividades manuales,
intelectuales, artísticas, científicas, profesionales, artesanales, o simple trabajo material.

Administración:

Art. 143: “La representación y administración de la sociedad podrá ejercerse por cualquiera de los socios…”.
La administración y representación podrá ser ejercida por cualquiera de los socios, resultando aplicable las normas
que al respecto rigen en las sociedades colectivas.
Si el socio industrial no ejerciere la administración, la quiebra, muerte, incapacidad o inhabilitación de todos los
administradores habilita a aquel a realizar los actos urgentes que se requieran para la gestión de los negocios, mientras
se regulariza la situación, sin incurrir en responsabilidad solidaria e ilimitada. No obstante, sociedad se disuelve si no se
regulariza o transforma en el término de 3 meses.

Distribución de beneficios:

El contrato debe fijar la participación en los beneficios y las reglas para su distribución. El Art 11 inc. 7 y en caso de
silencio las ganancias se distribuirán en relación de los aportes.
Para el caso del socio industrial, teniendo en cuenta las características especiales de su aporte, dicha norma general
del Art. 11 Inc. 7 resulta insuficiente; por ello el Art. 144 dispone que cuando el contrato no establezca la parte que ha de
corresponder al socio industrial en las ganancias, ésta se fijara judicialmente.

Reuniones sociales. Mayorías:

Para la adopción de resoluciones se aplica el mismo régimen que establece el Art. 131 y 132 para la sociedad
colectiva.
En caso de modificación del contrato, incluido la transferencia de la parte a otro socio, requiere el consentimiento de
todos los socios, salvo pacto en contrario.
Las demás resoluciones, se adoptarán por mayoría; entendiéndose por tal, a la mayoría absoluta de capital,
computándose el voto del socio industrial igual al del capitalista de menor aporte salvo estipulación en contrario. De lo
contrario, será equivalente al de su consocio.

4-Sociedad accidental o en participación:

La ley no la conceptualiza. El art. 361 expresa: "Su objeto es la realización de una o más operaciones determinadas
y transitorias, a cumplirse mediante aportaciones comunes y a nombre personal del socio gestor. No es sujeto de
derecho y carece de denominación social; no está sometida a requisito de forma ni se inscribe en el Registro Público de
Comercio. Su prueba se rige por las normas de prueba de los contratos”.
Dentro de nuestro régimen legal solo se permite constituir válidamente una sociedad en participación, cuando es
accidental, con lo cual resulta que nuestra ley viene a prohibir la sociedad en participación de tipo permanente.
Según Farina son figuras conceptualmente diferentes:
Hay sociedad en participación, cuando dos o más personas, mediante aportes destinados a constituir un fondo
común, en virtud de acuerdo privado que no trascienda a terceros, encomienda a uno de ellos llamado socio gestor, la
aplicación del fondo común a una actividad económica para dividirse entre sí las ganancias o soportar las pérdidas que
resulten.
Hay sociedad accidental, cuando se constituye para una o más operaciones determinadas y transitorias, de tal modo
que concluidas dichas operaciones la sociedad se disuelve. Conceptualmente, la sociedad accidental no necesita ser
oculta o en participación.
132

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

Caracteres:

La ley 19.550 la considera una “sociedad anómala”, debido a que presenta caracteres especiales que la diferencian
de las demás sociedades:
1- La sociedad accidental no es sujeto de derecho y carece de personalidad jurídica. Por eso, quien contrata con
los terceros no es la sociedad, sino el socio gestor a título personal.
2- Al carecer de personalidad jurídica, la Sociedad Accidental no tiene patrimonio social. Los aportes realizados
por los socios no están a nombre de la sociedad, sino a nombre del socio gestor.
3- No tiene denominación ni razón social.
4- No está sometida a requisitos de forma en su constitución, ni debe inscribirse en el Registro Público de
Comercio,
5- A falta de disposiciones especiales, son aplicables las reglas de la Sociedad Colectiva.
Debido a los caracteres que presenta la Sociedad Accidental, parte de la doctrina le ha negado el carácter de
sociedad, considerándola un contrato que da origen a una asociación o un contrato de colaboración entre los socios.

Personalidad jurídica:

La sociedad accidental no es sujeto de derecho y carece de personalidad jurídica. Por eso, quien contrata con los
terceros no es la sociedad, sino el socio gestor a título personal.

Relaciones de los socios entre sí y con terceros:

Art. 362: “Los terceros adquieren derechos y asumen obligaciones sólo respecto del socio gestor. La responsabilidad
de éste es ilimitada. Si actúa más de un gestor, ellos serán solidariamente responsables.
Socios no gestores.
El socio que no actúe con los terceros no tiene acción contra éstos”.
Hay en este tipo social dos clases de socios:
-El socio gestor, que tendrá a su cargo la administración de la sociedad y del negocio, cargando con la obligación de
rendir cuentas de su actuación y del negocio común.
-El socio participe, que no interviene en la administración, efectúa su aporte en cabeza del socio gestor y permanece
oculto frente a terceros.
Art. 363: “Cuando el socio gestor hace conocer los nombres de los socios con su consentimiento, éstos quedan
obligados ilimitada y solidariamente hacia los terceros”.
El socio gestor contrata y se obliga a su propio nombre. Por ello, se impone la actuación a nombre personal del socio
gestor en caso de exteriorización. Los socios no gestores son solidaria e ilimitadamente responsables hacia terceros,
cuando el socio gestor hizo conocer sus nombres con su consentimiento.

Administración:

Art. 364: “Si el contrato no determina el contralor de la administración por los socios, se aplicarán las normas
establecidas para los socios comanditarios.
Rendición de cuentas.
En cualquier caso, el socio tiene derecho a la rendición de cuentas de la gestión”
Le corresponde al socio gestor. No procede la remoción ad nutum del gestor ni su renuncia, ya que importan al
incumplimiento del contrato y la imposibilidad de su continuación.

Responsabilidad del socio gestor:


133

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

Debe actuar ante terceros a su nombre personal, le está prohibido invocar representación alguna de la sociedad o a
los otros socios, pero cuando en su actuación hace conocer los nombres de los socios con su consentimiento, estos
quedan obligados ilimitada y solidariamente.
El socio gestor asume la responsabilidad ilimitada y compromete todos los bienes que ha recibido en concepto de
aportes en propiedad, más la totalidad de su patrimonio particular.
Si actúa más de un gestor, ellos serán solidariamente responsables.

Liquidación:

La liquidación se hará por el socio gestor, quien debe rendir cuentas de sus resultados a los socios no gestores.

UNIDAD 13:

1-Sociedad de Responsabilidad Limitada:

La ley no define a la sociedad de responsabilidad limitada, solo da su caracterización en el Art. 146, pero dicha
caracterización es insuficiente.
La mayoría de la doctrina sostiene que la SRL es un tipo intermedio ya que presenta algunas características de las
sociedades de personas (por ejemplo cierta injerencia activa de los socios en la sociedad) y otras características de las
sociedades por acciones (por ejemplo la limitación de la responsabilidad de los socios).
Otro de sus elementos diferenciadores es que su capital se divide en cuotas, no representables en títulos
negociables y cuya transferencia se opera mediante el mecanismo de la cesión de derechos.

Caracteres:

La doctrina ha calificado a las SRL como una sociedad de carácter mixto, en el sentido de que si bien la personalidad
del socio no es esencial para su constitución, como en la colectiva, tampoco es indiferente como sucede en las SA.
1- El capital se divide en cuotas de igual valor.
2- Los socios limitan su responsabilidad de la integración de las que suscriban, adquieran, sin perjuicio de la garantía
a que se refiere el artículo 150.
3- El número de socios no excederá de cincuenta.
4- La administración y representación está a cargo de una gerencia, que puede ser unipersonal o plural, integrada
por socios o terceros.
5- Todos los socios garantizan ilimitada y solidariamente a los terceros la integración de los aportes en dinero, así
como la efectividad y valor asignado a los aportes en especie.
6- Las cuotas no pueden ser cedidas sin el acuerdo de los otros socios.

Derecho supletorio aplicable: Corresponde aplicar supletoriamente las normas establecidas para las SA.

Régimen de control:

Art. 158: “Puede establecerse un órgano de fiscalización, sindicatura o consejo de vigilancia, que se regirá por las
disposiciones del contrato.
Fiscalización obligatoria.
La sindicatura o el consejo de vigilancia son obligatorios en la sociedad cuyo capital alcance el importe fijado por el
artículo 299, inciso 2).
134

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

Normas supletorias.
Tanto a la fiscalización optativa como a la obligatoria se aplican supletoriamente las reglas de la sociedad anónima. Las
atribuciones y deberes de éstos órganos no podrán ser menores que los establecidos para tal sociedad, cuando es
obligatoria”.
 Fiscalización optativa: Puede ser ejercida en forma individual por cada uno de los socios o puede implementarse
un órgano de fiscalización: sindicatura (art. 284) o consejo de vigilancia (art. 280).
 Fiscalización obligatoria: La sindicatura o consejo de vigilancia son obligatorios en la sociedad cuyo capital
alcance el importe fijado en el art. 299 inc. 2, es decir, $10.000.000.

2-Capital social:

El capital actúa como una cifra de retención de valores del activo, en garantía de los acreedores y de los mismos
socios.
La ley 19.550 no exige un capital mínimo para la constitución, esto significa que los fundadores pueden establecer
cualquier cifra como capital. Si este es irrisorio (grotesco, burlesco) se estará ante la imposibilidad de cumplir con el
objeto y entonces la sociedad será nula por tal motivo, pues le estará faltando un requisito esencial. El capital social está
compuesto por cuotas.
La ley tampoco establece un capital máximo.

Caracteres:

1. Las cuotas son iguales: Todas ellas poseen el mismo valor, representando idéntica parte alícuota del capital
social y que atribuyen en la misma medida idénticos derechos. Tendrán un valor de diez pesos o sus múltiplos.
2. Las cuotas son acumulables, un mismo socio puede ser titular de varias.
3. La indivisibilidad de las cuotas presupone que no pueden dividirse en partes de valor inferior.
4. Las cuotas se identifican parcialmente con las acciones y todo lo que ellas representan para el capital social.
5. Cada una otorga derecho a un voto, no pudiendo haber cuotas “sin derecho a voto”.
6. A su integración se limita la responsabilidad del socio.
7. No están representadas cartularmente y su titularidad resulta del contrato social.

Suscripción e integración:

Art. 149: “El capital debe suscribirse íntegramente en el acto de constitución de la sociedad.
Aportes en dinero.
Los aportes en dinero deben integrarse en un veinticinco por ciento (25 %), como mínimo y completarse en un plazo
de dos (2) años. Su cumplimiento se acreditará al tiempo de ordenarse la inscripción en el Registro Público de Comercio,
con el comprobante de su depósito en un banco oficial.
Aportes en especie.
Los aportes en especie deben integrarse totalmente y su valor se justificará conforme al artículo 51. Si los socios
optan por realizar valuación por pericia judicial, cesa la responsabilidad por la valuación que les impone el artículo 150”.
No se establece un capital social mínimo (como en las SA), tampoco uno máximo. No obstante, el capital social debe
ser suficiente y permitir el cumplimiento del objeto social.
Al constituirse la sociedad, los socios deben suscribir la totalidad del capital social, lo que significa la adquisición de
todas las cuotas que representen ese capital y el compromiso de realizar –en contraprestación- su integración. El capital
social debe permanecer suscripto en su totalidad durante la vigencia del ente, motivo por el cual todo aumento de capital
debe ser suscripto también en su integridad. La suscripción de cuotas otorga al suscriptor la calidad de socio, en los
términos del contrato.
El aporte puede ser en dinero o de bienes.
135

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

En el primer caso la integración será del 100% al momento de la inscripción. Sin embargo, el contrato social podrá
establecer que la integración de cada socio sea –como mínimo legal- del 25% y que el 75% restante sea integrado
dentro de un plazo que no podrá exceder de 2 años. La integración del capital se acredita ante el RPC, como requisito
previo a la inscripción del contrato social, mediante la presentación de la boleta de depósito, efectuado en un banco
habilitado a tales fines. Inscripta la sociedad, el depósito es devuelto.
En relación con el plazo de dos años, se cuenta desde la fecha que disponga el contrato, en su defecto, desde la
fecha de su inscripción ante el RPC.
Si se tratara del aporte de bienes, estos deben ser determinados, susceptibles de ejecución forzada y en propiedad.
Asimismo la integración debe ser del 100% al momento de la constitución (no admiten integraciones parciales). Para la
transferencia de la propiedad de los bienes habrá que estar a la naturaleza de los mismos.
Si hubiera integración en dinero y bienes, puede establecerse que la primera se haga en un 25% y la segunda,
necesariamente en un 100%.
Los aportes en bienes deben ser valuados, de manera de verificar que coincidan con el monto que representan las
cuotas suscriptas. La valuación se puede hacer:
1. Por los socios, en el contrato social, indicando los antecedentes justificativos de la misma, es decir los
criterios tenidos en cuenta para realizar la valuación. En este caso los socios son responsables solidarios e
ilimitados frente a terceros, por el valor asignado, en caso de insolvencia o quiebra de la sociedad y por un
periodo de 5 años de haberse realizado el aporte.
2. Por peritos designados por el juez de la inscripción, en cuyo caso los acreedores no podrán impugnar la
misma (liberando a los socios de responsabilidad) sin perjuicio que lo puede hacer el socio afectado por la
misma.

División en cuotas y el valor de las mismas:

Art. 148: “Las cuotas sociales tendrán igual valor, el que será de pesos diez ($ 10) o sus múltiplos”.

Garantía de los aportes:

Art. 150: “Los socios garantizan solidaria e ilimitadamente a los terceros la integración de los aportes.
Sobrevaluación de aportes en especie.
La sobrevaluación de los aportes en especie, al tiempo de la constitución o del aumento de capital, hará solidaria e
ilimitadamente responsables a los socios frente a los terceros por el plazo del artículo 51, último párrafo…”
En el primer párrafo se prevé la responsabilidad solidaria e ilimitada de los socios frente a terceros, garantizando la
integración efectiva de los aportes comprometidos (efectivo o bienes), pero hasta el valor de las mismas, no mas allá. De
manera que no son responsables solidarios por los daños y perjuicios que el incumplimiento del aporte haya generado.
En este caso la responsabilidad será individual de quien incumplió el aporte.
En el segundo párrafo, se establece la responsabilidad solidaria e ilimitada de los socios por sobrevaluación de los
aportes en especie, por un plazo de 5 años de realizados. Esta responsabilidad cesa si la valuación fue por peritos.

Cuotas suplementarias:

Art. 151: “El contrato constitutivo puede autorizar cuotas suplementarias de capital, exigibles solamente por la
sociedad, total o parcialmente, mediante acuerdo de socios que representen más de la mitad del capital social.
Integración.
Los socios estarán obligados a integrarlas una vez que la decisión social haya sido publicada e inscripta.
Proporcionalidad.
Deben ser proporcionadas al número de cuotas de que cada socio sea titular en el momento en que se acuerde
hacerlas efectivas. Figurarán en el balance a partir de la inscripción”.
136

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

Las cuotas suplementarias tienen como función permitir a la sociedad aumentar su capital social para satisfacer su
evolución comercial, sin tener que adoptar las resoluciones mediante las mayorías dispuestas para tal modificación del
contrato. Esto resulta viable en los casos en que el contrato autoriza las cuotas suplementarias de capital.
Cuando esto no prevea el régimen de mayorías para las resoluciones sociales, se requiere –a falta de regulación- el
voto de ¾ partes del capital social, sin embargo, podrá aumentarse el capital por medio de aquellas cuotas, mediante un
acuerdo que represente más de la mitad del capital social, siempre que se contemple en el contrato.
El art. 151 establece que el contrato constitutivo puede autorizar cuotas suplementarias de capital, exigibles
solamente por la sociedad total o parcialmente, mediante acuerdo de socios que representen más de la mitad del capital
social.

Reservas:

Art. 70: “Las sociedades de responsabilidad limitada y las sociedades por acciones, deben efectuar una reserva no
menor del cinco por ciento (5 %) de las ganancias realizadas y líquidas que arroje el estado de resultados del ejercicio,
hasta alcanzar el veinte por ciento (20 %) del capital social.
Cuando esta reserva quede disminuida por cualquier razón, no pueden distribuirse ganancias hasta su reintegro…”.

3-Cesion de cuotas:

Art. 152: “Las cuotas son libremente transmisibles, salvo disposición contraria del contrato.
La transmisión de la cuota tiene efecto frente a la sociedad desde que el cedente o el adquirente entreguen a la
gerencia un ejemplar o copia del título de la cesión o transferencia, con autentificación de las firmas si obra en
instrumento privado.
La sociedad o el socio solo podrán excluir por justa causa al socio así incorporado, procediendo con arreglo a lo
dispuesto por el artículo 91, sin que en este caso sea de aplicación la salvedad que establece su párrafo segundo.
La transmisión de las cuotas es oponible a los terceros desde su inscripción en el Registro Público de Comercio, la
que puede ser requerida por la sociedad; también podrán peticionarla el cedente o el adquirente exhibiendo el título de la
transferencia y constancia fehaciente de su comunicación a la gerencia”.

Limitaciones a la transmisibilidad de las cuotas:

Art. 153: “El contrato de sociedad puede limitar la transmisibilidad de las cuotas, pero no prohibirla.
Son lícitas las cláusulas que requieran la conformidad mayoritaria o unánime de los socios o que confieran un
derecho de preferencia a los socios o a la sociedad si ésta adquiere las cuotas con utilidades o reservas disponibles o
reduce su capital.
Para la validez de estas cláusulas el contrato debe establecer los procedimientos a que se sujetará el otorgamiento
de la conformidad o el ejercicio de la opción de compra, pero el plazo para notificar la decisión al socio que se propone
ceder no podrá exceder de treinta (30) días desde que éste comunicó a gerencia el nombre del interesado y el precio. A
su vencimiento se tendrá por acordada la conformidad y por no ejercitada la preferencia…”.
El contrato social puede limitar la transmisibilidad de las cuotas, estableciendo (como requisito de validez) el
procedimiento a que se someterá el procedimiento de conformidad, pero no prohibirlas (sea en forma expresa o al
establecer un mecanismo de restricción que en los hechos represente una restricción).
La restricción puede referirse tanto a la cesión de todas o parte de las cuotas de un socio, y cuando la cesión se
quiera realizar a terceros o a otros socios o a cualquiera de ellos. La restricción puede figurar en el contrato, desde su
acto constitutivo o por una modificación posterior, debidamente inscripta.
El artículo prevé dos formas de restricción (la enumeración no es taxativa):
1. Que la cesión requiera la conformidad mayoritaria o unánime de los socios. En este caso, el cedente deberá
notificar a la gerencia su intención de ceder, indicando el nombre del interesado, el precio y demás condiciones que
137

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

permitan a los requeridos manifestarse por la conformidad o la oposición fundada en justa causa. La gerencia debe
requerir a los restantes socios, la toma de una resolución social. Los socios deben resolver dentro del plazo fijado en
el contrato o el máximo legal de 30 días de notificada a la gerencia la intención de ceder. El contrato deberá fijar cual
es la mayoría requerida. Si no se adopta la resolución dentro de ese plazo se configura la conformidad tacita y el
cedente podrá transferir sin restricción alguna. La oposición de los restantes socios deberá ser por justa causa. Si le
fuera negada la conformidad para la cesión el que propone ceder podrá recurrir ante el juez quien, con audiencia de
la sociedad, autorizará la cesión si no existe justa causa para la oposición. Si existe, se sustanciará el proceso
jurisdiccional.
2. Clausulas que confieren un derecho de preferencia para la adquisición de las cuotas en los mismos términos
económicos, a favor de los restantes socios o a la sociedad. En esta caso, el interesado en transferir debe comunicar
si intención a la gerencia, quien lo informará a los restantes socios, quienes dentro del plazo de 30 días deben
manifestar si ejercen su derecho de adquisición preferente. Si dos o más socios quieren ejercer simultáneamente el
derecho de preferencia, lo harán en la forma que convengan, o en su defecto, en la cantidad que les permita
mantener a cada uno de ellos, el mismo porcentaje dentro del capital social. La sociedad está en las mismas
condiciones que los socios. Vencido el plazo sin que ninguno de los socios haya ejercido el derecho de preferencia,
podrá transferirlas sin inconveniente.
Otras alternativas, son que la cesión esté condicionada a la conformidad de la gerencia, a la cualidad del cesionario,
que solo se pueda ceder a título gratuito entre los socios y no a terceros, que la cesión no esté restringida para los
herederos de los socios pero si a terceros, etc.

Ejecución forzada:

“En la ejecución forzada de cuotas limitadas en su transmisibilidad, la resolución que disponga la subasta será
notificada a la sociedad con no menos de quince (15) días de anticipación a la fecha del remate. Si en dicho lapso el
acreedor, el deudor y la sociedad no llegan a un acuerdo sobre la venta de la cuota, se realizará su subasta. Pero el juez
no la adjudicará si dentro de los diez (10) días la sociedad presenta un adquirente o ella o los socios ejercitan la opción
de compra por el mismo precio, depositando su importe”.
Respecto de la ejecución forzada, recordar que el procedimiento establecido se aplica en caso que el contrato haya
previsto restricciones para la transferencia de cuotas y no en caso que ésta sea libre.

Acciones judiciales:

Art. 154: “Cuando al tiempo de ejercitar el derecho de preferencia los socios o la sociedad impugnen el precio de las
cuotas, deberán expresar el que consideren ajustado a la realidad. En este caso, salvo que el contrato prevea otras
reglas para la solución del diferendo, la determinación del precio resultará de una pericia judicial; pero los impugnantes
no estarán obligados a pagar uno mayor que el de la cesión propuesta, ni el cedente a cobrar uno menor que el ofrecido
por los que ejercitaron la opción. Las costas del procedimiento estarán a cargo de la parte que pretendió el precio más
distante del fijado por la tasación judicial.
Denegada la conformidad para la cesión de cuotas que tienen limitada su transmisibilidad, el que se propone ceder
podrá ocurrir ante el juez quien, con audiencia de la sociedad, autorizará la cesión si no existe justa causa de oposición.
Esta declaración judicial importará también la caducidad del derecho de preferencia de la sociedad y de los socios que
se opusieron respecto de la cuota de este cedente”.

Copropiedad de cuotas, derechos reales y medidas precautorias:

Art. 156: “Cuando exista copropiedad de cuota social se aplicará el artículo 209.
Derechos reales y medidas precautorias.

138

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

La constitución y cancelación de usufructo, prenda, embargo u otras medidas precautorias sobre cuotas, se
inscribirán en el Registro Público de Comercio. Se aplicará lo dispuesto en los artículos 218 y 219”.
Cuando exista copropiedad de cuota social se aplicará el artículo 209 (fiscalización estatal permanente). La ley
admite la copropiedad de cuotas, pero como las cuotas de la SRL son indivisibles, los copropietarios deberán unificar la
representación para ejercer los derechos y cumplir con las obligaciones sociales.
El embargo de cuotas se inscribirá en el RPC, la inhibición no es necesaria.

Incorporación de los herederos:

Art. 155: “Si el contrato previera la incorporación de los herederos del socio, el pacto será obligatorio para éstos y
para los socios. Su incorporación se hará efectiva cuando acrediten su calidad; en el ínterin actuará en su representación
el administrador de la sucesión.
Las limitaciones a la transmisibilidad de las cuotas serán, en estos casos inoponibles a las cesiones que los
herederos realicen dentro de los tres (3) meses de su incorporación. Pero la sociedad o los socios podrán ejercer opción
de compra por el mismo precio, dentro de los quince (15) días de haberse comunicado a la gerencia el propósito de
ceder la que deberá ponerla en conocimiento de los socios en forma inmediata y por medio fehaciente”.

4-Administracion de la sociedad. Gerencia.

Art. 157: “La administración y representación de la sociedad corresponde a uno o más gerentes, socios o no,
designados por tiempo determinado o indeterminado en el contrato constitutivo o posteriormente. Podrá elegirse
suplentes para casos de vacancia.
Gerencia plural.
Si la gerencia es plural, el contrato podrá establecer las funciones que a cada gerente compete en la administración o
imponer la administración conjunta o colegiada. En caso de silencio se entiende que puede realizar indistintamente
cualquier acto de administración.
Derechos y obligaciones.
Los gerentes tienen los mismos derechos, obligaciones, prohibiciones e incompatibilidades que los directores de la
sociedad anónima. No pueden participar por cuenta propia o ajena, en actos que importen competir con la sociedad,
salvo autorización expresa y unánime de los socios.
Responsabilidad.
Los gerentes serán responsables individual o solidariamente, según la organización de la gerencia y la
reglamentación de su funcionamiento establecidas en el contrato. Si una pluralidad de gerentes participó en los mismos
hechos generadores de responsabilidad, el Juez puede fijar la parte que a cada uno corresponde en la reparación de los
perjuicios, atendiendo a su actuación personal. Son de aplicación las disposiciones relativas a la responsabilidad de los
directores cuando la gerencia fuere colegiada.
Revocabilidad.
No puede limitarse la revocabilidad, excepto cuando la designación fuere condición expresa de la constitución de la
sociedad. En este caso se aplicará el artículo 129, segunda parte, y los socios disconformes tendrán derecho de receso”.
La gerencia es el órgano necesario y permanente, ejercida por uno o más gerentes que administran la sociedad, lo
que significa que toman decisiones y ejecutan actos vinculados con los negocios ordinarios y el cumplimiento del objeto
social. También representa legalmente a la sociedad frente a terceros, adquiriendo derechos para la sociedad y
coligándola con su firma, dentro de los límites del art. 58.
La designación de los gerentes se hace en el acto constitutivo o eventualmente por elección posterior que hagan los
socios. Es requisito para ser gerente:
1. Persona física, civilmente capaz.
2. No estar encuadrado dentro de los supuestos del art. 264 (fallidos, declarados en quiebra, penados, etc.).
La calidad de socio no es requisito para ser gerente, y la cesión de las cuotas no implica la transferencia del cargo.
139

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

La duración en el cargo de gerente puede ser determinada (por el contrato o por los socios) o indeterminada para
toda la vigencia del contrato social (a diferencia del directorio que el plazo es de 3 ejercicios) o hasta tanto el gerente
renuncie, fallezca, sea removido, etc.
La designación del gerente se inscribe en el RPC, previa publicación de edictos.
La remoción del gerente es libre (no requiere justa causa) y se decide por las mayorías del art. 160. La excepción a
esta regla es que el gerente haya sido designado como condición expresa de algún o algunos socios para la constitución
de la sociedad, en cuto caso se aplicará lo dispuesto por el art. 129, y se necesitará justa causa, pudiendo el gerente –si
rechaza la misma- continuar en el cargo hasta la sentencia judicial, salvo que se ordene en el proceso la separación
provisional mientras se resuelve el caso.
La renuncia al cargo de gerente puede ser presentada en cualquiera momento, sin necesidad de justa causa, sin
perjuicio de responsabilidad que le pudiera corresponder en caso que resultare intempestiva y con causare un daño a la
sociedad.

En cuanto a la organización, la gerencia puede ser:


1. Unipersonal: Un solo gerente ejerce la administración y representación social.
2. Plural: Si el contrato nada dice o si así lo establece expresamente, la actuación de los gerentes es indistinta; por
el contrario, el contrato puede establecer las funciones que a cada gerente le corresponde en la administración;
puede establecer la actuación conjunta; eventualmente el contrato podrá organizar la gerencia plural como órgano
colegiado, en cuto caso se aplican las disposiciones del directorio de las sociedades anónimas (presidencia,
reuniones periódicas, etc.), debiendo el contrato reglamentar su constitución y funcionamiento. En todos los casos, se
puede elegir suplentes para el caso de vacancia.
Los gerentes tienen los mismos derechos y obligaciones que los directores de las sociedades anónimas (art. 255 a
279). En materia de responsabilidad resultan aplicables los artículos 58 y 59. La responsabilidad de los gerentes
dependerá de la forma de organización de la gerencia. Si es unipersonal no hay dudas. Si es plural, hay que distinguir:
 Indistinta o conjunta: Son solidariamente responsables, pero si una pluralidad de gerentes participaron en los
mismos hechos generadores de responsabilidad, el juez puede fijar la parte que a cada uno corresponde –individual o
solidaria- en la reparación de los perjuicios, atendiendo a su actuación personal y a la organización de la gerencia y la
reglamentación de su funcionamiento establecido en el contrato, siendo el régimen de directores de sociedades
anónimas.
 Colegiada: Se aplican las disposiciones de relativas a los directores de sociedades anónimas. Art. 274.

Fiscalización interna:

Art. 158: “Puede establecerse un órgano de fiscalización, sindicatura o consejo de vigilancia, que se regirá por las
disposiciones del contrato.
Fiscalización obligatoria.
La sindicatura o el consejo de vigilancia son obligatorios en la sociedad cuyo capital alcance el importe fijado por el
artículo 299, inciso 2).
Normas supletorias.
Tanto a la fiscalización optativa como a la obligatoria se aplican supletoriamente las reglas de la sociedad anónima.
Las atribuciones y deberes de éstos órganos no podrán ser menores que los establecidos para tal sociedad, cuando es
obligatoria”.
 Fiscalización optativa: Puede ser ejercida de forma individual por cada uno de los socios (art. 55) o puede
implementarse un órgano de fiscalización: sindicatura (art. 284) o consejo de vigilancia (art.280).
 Fiscalización obligatoria: La sindicatura o el consejo de vigilancia son obligatorias en la sociedad cuyo capital
alcance el importe fijado por el art. 299 inc. 2, es decir, $10.000.000.

Normas supletorias:
140

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

Tanto a la fiscalización optativa como a la obligatoria se aplican supletoriamente las reglas de la sociedad anónima.
Las atribuciones y deberes de éstos órganos no podrán ser menores que los establecidos para tal sociedad, cuando es
obligatoria.

5-Resoluciones sociales:

Art. 159: “El contrato dispondrá sobre la forma de deliberar y tomar acuerdos sociales. En su defecto son válidas las
resoluciones sociales que se adopten por el voto de los socios, comunicando a la gerencia a través de cualquier
procedimiento que garantice su autenticidad, dentro de los Diez (10) días de habérseles cursado consulta simultánea a
través de un medio fehaciente; o las que resultan de declaración escrita en la que todos los socios expresan el sentido
de su voto.
Asambleas.
En las sociedades cuyo capital alcance el importe fijado por el artículo 299, inciso 2) los socios reunidos en asamblea
resolverán sobre los estados contables de ejercicio, para cuya consideración serán convocados dentro de los Cuatro (4)
meses de su cierre.
Esta asamblea se sujetará a las normas previstas para la sociedad anónima, reemplazándose el medio de
convocarlas por la citación notificada personalmente o por otro medio fehaciente.
Domicilio de los socios.
Toda comunicación o citación a los socios debe dirigirse al domicilio expresado en el instrumento de constitución,
salvo que se haya notificado su cambio a la gerencia”.
En cuanto a la forma de tomar decisiones, hay tres opciones:
1. La que fije el contrato: generalmente consiste en una reunión de socios, que delibera y resuelve mediante un
sistema de emisión de votos, estableciéndose la forma de convocatoria, lugar de celebración, etc. Esta reunión de
socios resulta obligatoria y se denomina asamblea de socios cuando el capital social de la sociedad de
responsabilidad limitada alcanza los $10.000.000, y se consideran los estados contables y de ejercicio.
2. Sistema de consulta: donde la gerencia cursa una consulta a los socios –por cualquier medio fehaciente-,
quienes deben responder dentro de los 10 días (o el mayor que fije el contrato) de recibida la consulta. El voto no
puede ser condicionado, siempre será por la afirmativa, la negativa o la abstención, la falta de contestación o la
contestación extemporánea, se considera abstención.
3. Sistema de declaración escrita: lo esencial es que requiere la firma de todos los socios, del acta que se labre,
para la decisión se considere válidamente tomada.

Mayorías:

Art. 160: “El contrato establecerá las reglas aplicables a las resoluciones que tengan por objeto su modificación. La
mayoría debe representar como mínimo más de la mitad del capital social.
En defecto de regulación contractual se requiere el voto de las Tres Cuartas (3/4) partes del capital social.
Si un solo socio representare el voto mayoritario, se necesitará además, el voto del otro.
La transformación, la fusión, la escisión, la prórroga, la reconducción, la transferencia de domicilio al extranjero, el
cambio fundamental del objeto y todo acuerdo que incremente las obligaciones sociales o la responsabilidad de los
socios que votaron en contra, otorga a éstos derecho de receso conforme a lo dispuesto por el artículo 245.
Los socios ausentes o los que votaron contra el aumento de capital tienen derecho a suscribir cuotas
proporcionalmente a su participación social. Si no lo asumen, podrán acrecerlos otros socios y, en su defecto,
incorporarse nuevos socios.

141

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

Las resoluciones sociales que no conciernan a la modificación del contrato, la designación y la revocación de
gerentes o síndicos, se adoptarán por mayoría del capital presente en la asamblea o participe en el acuerdo, salvo que el
contrato exija una mayoría superior”.

Resoluciones que modifican el contrato social:

La mayoría necesaria la determina el contrato social, la que debe representar como mínimo más de la mitad del
capital social. En defecto de regulación contractual se requiere el voto de las ¾ partes del capital social. Si un solo socio
representare el voto mayoritario, se necesitará, además, el voto favorable del otro.
En este supuesto el cómputo se hace sobre todo el capital social, presente o no en la reunión.

Resoluciones que no modifican el contrato social, nombramiento y remoción de gerentes y síndicos:

En este caso se requiere como mínimo (salvo que el contrato establezca una mayoría superior) más de la mitad del
capital social presente en la reunión.
Los socios pueden ejercer el derecho de receso en los supuestos establecidos en la norma.
Respecto del aumento de capital, la decisión que lo adopta implica un incremento en las obligaciones asumidas
originariamente por los socios, sin embargo la norma en estudio no les otorga la posibilidad de ejercer el derecho de
receso, sino la de suscribir el capital social en proporción a su participación social.

Actas:

Art. 162: “Las resoluciones sociales que no se adopten en asamblea constarán también en el libro exigido por el
artículo 73, mediante actas que serán confeccionadas y firmadas por los gerentes dentro del quinto día de concluido el
acuerdo.
En el acta deberán constar las respuestas dadas por los socios y su sentido a los efectos del cómputo de los votos.
Los documentos en que consten las respuestas deberán conservarse por Tres (3) año”.
Se debe dejar constancia de las resoluciones que se adopten en un libro de actas, rubricado por el RPC.
El libro no lo tienen que firmar todos los socios que votaron, sino solo el gerente, a cuyos fines tiene un plazo de
perentorio de 5 días del acuerdo, dejando constancia del sentido del voto de cada socio, cualquiera sea el sistema
adoptado: reunión, consulta o declaración escrita. Los socios pueden pedir copia de los mismos.

UNIDAD 14:

1-Sociedad anónima: Caracteres específicos.

1. Su capital social se representa en acciones y los socios limitan su responsabilidad a la integración de las
acciones suscriptas.
2. Las acciones se representan en títulos libremente negociables.
3. Sus órganos se encuentran totalmente diferenciados y específicamente reglamentados por la ley. Su gobierno
corresponde a la asamblea de accionistas, su administración al directorio y su representación al presidente del
directorio, finalmente la fiscalización esta otorgada a un órgano permanente y específico, que puede ser la
sindicatura o el consejo de vigilancia.
142

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

4. Es una sociedad de capital o intuite rei: se manifiesta en la fácil transmisibilidad de la calidad de socio.
5. Carece de razón social solo puede tener denominación.

Otros caracteres:
Requisitos de forma:
 Constitución por instrumento público.
 Conformidad de la autoridad administrativa de fiscalización permanente.
 Publicidad e inscripción en el RPC, ordenada por el juez del registro.
Requisitos de fondo:
 Capital y su representación por acciones negociables.
 Administración de la sociedad por un directorio.
 Decisión de los socios en asamblea.
 Fiscalización de la administración, sea por la sindicatura o por el consejo de vigilancia, sea por ambos.

Importancia social y económica:

La importancia de las SA, radica en que sirven como instrumento de concentración de capitales para la realización de
empresas de gran envergadura y, por tal motivo, son necesarias para el desarrollo de la economía capitalista
Las SA comienzan a surgir en la edad moderna por:
 La necesidad de que los socios limiten su responsabilidad (cosa que no sucedía en las sociedades
colectivas.
 La necesidad de que los socios participen en mayor medida en las decisiones de la sociedad.
Los primeros antecedentes de la SA los encontramos en las Compañías de Indias, de 1602.
Ante la irrestricta limitación de responsabilidad de los accionistas, cualquier emprendimiento mercantil por pequeño
que sea, se realiza a través de este tipo de sociedades, pensadas y legisladas para la gran empresa. Es mal utilizada
porque puede constituir un formidable instrumento de fraude y perjuicios para terceros. Al ser accesible el mínimo de
capital exigido para este tipo, se contribuye a la proliferación de sociedades Infra capitalizadas y a su natural y trágica
consecuencia que es, el abarrotamiento de compañías en bancarrota y de pasivos insatisfechos. Otro factor importante
es la irrisoria suma que se exige como garantía por parte de los miembros del directorio al asumir sus funciones,
permitiendo a los administradores que actúen con desparpajo y desapego a la lealtad y diligencia que deben observar
como administradores de patrimonio ajeno.
El fortalecimiento de los derechos de los accionistas y las correspondientes sanciones que deben adoptarse contra
quienes desvirtúan y abusan del tipo, contribuirían a una mayor credibilidad en las sociedades anónimas y el desarrollo
de nuestra economía.

Controles estatales: fundamentos.

La sociedad anónima ha ido observando una relación cambiante con el Estado, lo cual configura tres sistemas
distintos: a) El de privilegio; b) El de autorización; c) El de la reglamentación legal.
El primero constituye una categoría histórica pues ya no tiene aplicación en el derecho contemporáneo. Los otros dos
sistemas si bien reflejan el resultado de una evolución histórica, coexisten actualmente en el derecho comparado;
aunque el sistema reglamentarista en la mayoría de los países, constituyendo una excepción en los países que aún
continúan aferrados el régimen do la autorización.
a) El régimen del privilegio: Es llamado así por cuanto en sus orígenes la SA nacía en virtud de un privilegio
concedido por el Estado, y por consiguiente, como institución de derecho público.

143

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

b) Luego se pasa al sistema de la autorización: Según este sistema tanto la creación como los estatutos de la
sociedad necesitan una autorización expresa del Estado y las sociedades que reciben esta concesión quedan sometidas
a fiscalización permanente del Estado.
e) El tercer sistema es el de la reglamentación legal: La constitución de la sociedad no se subordina ya a la
autorización del Estado sino que es libre aunque sujeta a la reglamentación establecida por la ley. Es por eso que el
Estado a tal efecto dicta disposiciones a cuya observancia queda condicionada la creación de la sociedad y se considera
a la sociedad como no regularmente constituida cuando no cumple los requisitos.

Reglamentación especial en razón del objeto:

Las SA se clasifican en:


1. Privadas y con participación estatal mayoritaria.
2. Abiertas y cerradas:
 Las SA abiertas son aquellas que están autorizadas para hacer oferta pública de sus acciones:
 Tienen un control estatal permanente que se suma al control interno que ejerce el órgano de
fiscalización obligatorio.
 Su funcionamiento lo controla la Comisión Nacional de Valores.
 Las SA cerradas son aquellas cuyas acciones no se venden a través del mecanismo de la oferta pública
de valores:
 No tienen control para su funcionamiento.
 Sus acciones se adquieren por compraventa privada.
3. Creadas por acto único o por suscripción pública.

2-Constitución: Distintas formas.

La ley de sociedades prevé dos procedimientos para de constitución: Art. 165: “La sociedad se constituye por
instrumento público y por acto único o por suscripción pública”.
El art. 4 de la LS encuentra una excepción en el art. 165, que impone el recaudo del instrumento público para el acto
constitutivo de las sociedades anónimas, formalidad extensiva a las sociedades en comandadita por acciones.
La modificación del estatuto puede hacerse por instrumento privado, salvo que en el contrato constitutivo se exija que
las modificaciones también deban hacerse por escritura pública.
La constitución puede realizarse por acto único, en donde los constituyentes y fundadores acuerdan en el mismo acto
la constitución societaria por suscripción pública, o la segunda, de poca utilización, que es la suscripción por oferta
pública, con programa previo y escalonado.
Es decir que los sistemas son: por acto único por instrumento público o por suscripción pública.

1. Por acto único:

Art. 166: “Si se constituye por acto único, el instrumento de constitución contendrá los requisitos del artículo 11 y los
siguientes:
Capital.
1º) Respecto del capital social: la naturaleza, clases, modalidades de emisión y demás características de las
acciones, y en su caso, su régimen de aumento;
Suscripción e integración del capital.
2) La suscripción del capital, el monto y la forma de integración y, si corresponde, el plazo para el pago del saldo
adeudado, el que no puede exceder de dos (2) años.
Elección de directores y síndicos.
144

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

3) La elección de los integrantes de los órganos de administración y de fiscalización, fijándose el término de duración
en los cargos.
Todos los firmantes del contrato constitutivo se consideran fundadores”.
Esta es la forma más usual en la que se constituye este tipo de sociedades. El instrumento de constitución debe
contener los requisitos indispensables, que son:

Contenido del instrumento constitutivo:

El instrumento constitutivo, en este caso debe ser celebrado por escritura pública, deberá contener entre otros temas:
- El nombre, edad, estado civil, nacionalidad, profesión, domicilio y número de documento de identidad de los
socios.
- La razón social –o denominación- y el domicilio de la sociedad. Si en el contrato constare solamente el domicilio
(jurisdicción), la dirección deberá inscribirse mediante petición por separado suscripta por el órgano de
administración. Se tendrán por validas y vinculantes para la sociedad todas las notificaciones efectuadas en la
sede inscripta.
- La designación de su objeto, que debe ser preciso y determinado.
- El capital social, que deberá ser expresado en moneda argentina, y la mención del aporte de cada socio. Deberá
contemplar la naturaleza, clases, modalidades de emisión, derechos que otorgan y demás características de las
acciones y, en su caso, su régimen de aumento. Se deberán considerar las cuestiones relativas a la suscripción
e integración del capital (monto y forma de integración y, de corresponder, el plazo para integrar el saldo
adeudado, el que no puede exceder de dos años).
- El plazo de duración, que debe ser determinado.
- La organización de la administración, de su fiscalización y de las reuniones sociales, con el término de duración
de los cargos.
- Las reglas para distribuir las ganancias y soportar las perdidas. En caso de silencio, será en proporción de los
aportes. Si se prevé solo la forma de distribución de las utilidades, se aplicará para soportar las perdidas, y
viceversa.
- Las clausulas necesarias para que puedan establecerse con precisión los derechos y obligaciones de los socios
entre si y respecto de terceros.
- Las clausulas atinentes al funcionamiento, disolución y liquidación de la sociedad.
La sociedad sólo se considera regularmente constituida con su inscripción en el RPC u organismo que cumpla su
función.

Acreditación de la integración de capital:

El capital debe suscribirse en forma integra en el acto de constitución de la sociedad.


Aportes en dinero: Los aportes en dinero deben integrarse en un 25% como mínimo, y completarse en un plazo de 2
años. Su cumplimiento se acreditará al tiempo de ordenarse la inscripción en el RPC, con el comprobante de su depósito
en un banco oficial.
Aportes en especie: Los aportes en especie deben integrarse totalmente y su valor se justificará indicando en el
contrato los antecedentes justificativos de su valuación. Los socios podrán optar por la valuación de pericia judicial o por
peritos de plaza.
En las sociedades anónimas y en comandita por acciones, la valuación debe ser aprobada por el RPC.

Publicación:

145

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

Las sociedades anónimas deben publicar por un día en el diario de publicaciones legales correspondiente, un aviso
que deberá contener:
1. Nombre, edad, nacionalidad, profesión, estado civil, domicilio, número de documento de identidad de los socios.
2. Fecha de instrumento de constitución.
3. La razón social o denominación de la sociedad.
4. Domicilio de la sociedad.
5. Objeto social.
6. Composición de los órganos de administración y fiscalización, nombres de sus miembros y, en su caso, duración
de los cargos.
7. Organización de la representación social.
8. Fecha de cierre del ejercicio.

2. Constitución por suscripción pública: (o escalonada)

Esta forma casi no se utiliza en la práctica. En este caso, los interesados en crear la sociedad (llamados
“promotores”, que luego pueden convertirse en accionistas o no) recurren al público para reunir el capital necesario.
Para ello, redactan un programa de fundación (efectuado por instrumento público o privado) en el cual establecen las
bases de la futura sociedad y designan un banco que actuara como intermediario en la colocación de las acciones entre
el público. El Banco deberá celebrar los contratos de suscripción con los interesados, cobrando por ello, una comisión.
Una vez suscriptas las acciones, se celebrará la asamblea constitutiva (deberá celebrarse en un plazo no mayor a 2
meses desde el vencimiento del periodo de suscripción) para fijar las pautas de funcionamiento de la sociedad.
Finalmente se publicará e inscribirá el contrato constitutivo en el RPC, dando nacimiento a la sociedad.

Recursos contra las decisiones administrativas:

Art. 169: “Las resoluciones administrativas del artículo 167 así como las que se dicten en la constitución por
suscripción pública, son recurribles ante el Tribunal de apelación que conoce de los recursos contra las decisiones del
juez de Registro. La apelación se interpondrá fundada, dentro del quinto día de notificada la resolución administrativa y
las actuaciones se elevarán en los cinco (5) días posteriores”.

4-Capital social: Suscripción e integración.

Suscripción total. Capital mínimo:

Art. 186: “l capital debe suscribirse totalmente al tiempo de la celebración del contrato constitutivo. No podrá ser
inferior a $12.000. Este monto podrá ser actualizado por el Poder Ejecutivo, cada vez que lo estime necesario.
Terminología.
En esta Sección, "capital social" y "capital suscripto" se emplean indistintamente.
Contrato de suscripción.
En los casos de aumentos de capital por suscripción, el contrato deberá extenderse en doble ejemplar y contener:
1. El nombre, edad, estado civil, nacionalidad, profesión, domicilio y número de documento de identidad del
suscriptor o datos de individualización y de registro o de autorización tratándose de personas jurídicas.
2. La cantidad, valor nominal, clase y características de las acciones suscriptas.
3. El precio de cada acción y del total suscripto; la forma y las condiciones de pago.
4. Los aportes en especie se individualizarán con precisión. En los supuestos que para la determinación del aporte
sea necesario un inventario, éste quedará depositado en la sede social para su consulta por los accionistas. En
todos los casos el valor definitivo debe resultar de la oportuna aplicación del artículo 53.
146

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

Se exige –a diferencia de las otras sociedades- un capital social mínimo que, a la fecha, es de $12.000.
Sin perjuicio de ello, el órgano contralor puede exigir que el capital se incremente en función del objeto social o
también para evitar una infra capitalización originaria.
Al momento de de constituirse la sociedad el capital debe estar totalmente suscripto.

Integración mínima en efectivo. Aportes no dinerarios.

Art. 187: “La integración en dinero efectivo no podrá ser menor al veinticinco por ciento (25 %) de la suscripción: su
cumplimiento se justificará al tiempo de ordenarse la inscripción con el comprobante de su depósito en un banco oficial,
cumplida la cual, quedará liberado.
Aportes no dinerarios.
Los aportes no dinerarios deben integrarse totalmente. Solo pueden consistir en obligaciones de dar y su
cumplimiento se justificará al tiempo de solicitar la conformidad del artículo 167”.
La integración consiste en transmitir la propiedad de los aportes comprometidos al suscribir el capital social.
La integración puede ser en dinero o en especie. En el primer caso, el estatuto puede prever que cada accionista
integre –como mínimo- el 25% del capital suscripto y remanente, dentro de un plazo máximo de dos años, a contar
desde la inscripción en el RPC. Si nada prevé el estatuto, la integración en dinero deber ser del 100% del capital
suscripto. La integración del 25% se realiza mediante un deposito en entidad bancaria autorizada y el comprobante ante
el RPC, quien ordenará su entrega a la sociedad, una vez inscripta la misma.
En el segundo caso, aporte de bienes, la integración debe ser siempre del 100%, lo que debe ser acreditado al
tiempo de presentar el estatuto ante la autoridad de contralor.

Bienes aportables:

Art. 38: “Los aportes pueden consistir en obligaciones de dar o de hacer, salvo para los tipos de sociedad en lo que
se exige que consistan en obligaciones de dar.
Forma de aporte.
El cumplimiento del aporte deberá ajustarse a los requisitos impuestos por las leyes de acuerdo a la distinta
naturaleza de los bienes.
Inscripción preventiva.
Cuando para la transferencia del aporte se requiera la inscripción en un registro, ésta se hará preventivamente a
nombre de la sociedad en formación”.
Art. 39: “En las sociedades de responsabilidad limitada y por acciones, el aporte debe ser de bienes determinados,
susceptibles de ejecución forzada.
Según cual fuera la naturaleza de los bienes que se aportan, la transferencia de los mismos deberá ajustarse a las
normas especificas que lo regulan: Inmuebles (escritura + inscripción), muebles (tradición + titulo), bienes registrables
(titulo + tradición + registro), derechos (contrato de cesión), títulos (entrega o cesión + endoso), fondo de comercio (ley
11.687), etc.
Desde el acto constitutivo y la inscripción de la sociedad ante el RPC, existe un periodo durante el cual, el bien
registral se aporta en propiedad queda fuera del patrimonio personal del socio –ajeno a sus acreedores- e inscripto en
forma preventiva a nombre de la sociedad en formación, a la espera de su inscripción en el RPC, para su posterior
registración definitiva.

Valuación:

Los aportes en especie deben integrarse totalmente y su valor se justificará indicando en el contrato los antecedentes
justificativos de la valuación.

147

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

Los socios podrán optar por realizar la valuación por pericia judicial (o podrá ser reemplazada por informes de
reparticiones estatales o bancos oficiales, a juicio del registro), o bien de acuerdo a los precios establecidos en plaza.
En las sociedades anónimas y en comandita por acciones, la valuación debe ser aprobada por la Autoridad de
Aplicación, es decir el RPC.
Se debe tener en cuenta que se admitirán los aportes cuando se efectúen por un valor inferior a su valuación, pero
se exigirá la integración de la diferencia. El aportante tendrá derecho de solicitar reducción del aporte al valor resultante
de la valuación, siempre que se cuente con socios que representen ¾ del capital, no computado el interesado, y acepten
esa reducción.

Aumento de capital:

Art. 188: “El estatuto puede prever el aumento del capital social hasta su quíntuplo. Se decidirá por la asamblea sin
requerirse nueva conformidad administrativa. Sin perjuicio de lo establecido en el artículo 202, la asamblea solo podrá
delegar en el directorio la época de la emisión, forma y condiciones de pago. La resolución de la asamblea se publicará e
inscribirá.
En las sociedades anónimas autorizadas a hacer oferta pública de sus acciones, la asamblea puede aumentar el
capital sin límite alguno ni necesidad de modificar el estatuto. El directorio podrá efectuar la emisión por delegación de la
asamblea, en una o más veces, dentro de los dos (2) años a contar desde la fecha de su celebración”.
La modificación del capital salvo para las sociedades que cotizan en bolsa (abiertas) importan siempre reforma de
estatutos. El estatuto puede prever el aumento del capital social hasta su quíntuplo y, en ese caso, la decisión social
correspondiente puede ser adoptada por asamblea ordinaria (234, 19.550) y en este caso, los accionistas disconformes
carecen de receso. En las sociedades anónimas autorizadas a hacer oferta pública de sus acciones (cerradas), la
asamblea puede aumentar el capital social sin límite alguno ni necesidad de modificar el estatuto.
Todo aumento del capital social requiere un procedimiento complejo, donde intervienen todos los órganos de la
sociedad. El directorio solo resuelve la necesidad de aumentar el capital social, sugiriendo a la asamblea de accionistas
el monto del mismo y justificando su necesidad, este será el órgano encargado de resolver el aumento o no del capital
(órgano de gobierno), si el aumento no supera el quíntuplo de su valor será en asamblea ordinaria, de lo contraria en
asamblea extraordinaria.
El aumento del capital social no siempre requiere nuevos aportes o desembolsos dinerarios por parte de los socios o
accionistas, pues el incremento del capital puede producirse por capitalización de cuentas de balance.
Luego de decidido el aumento del capital por la asamblea de accionistas, viene la etapa de ejecución, la cual tiene
variantes, según como el aumento haya sido efectuado:
a- Si el aumento fue mediante la capitalización de fondos del balance, los accionistas recibirán directamente las
acciones sin desembolsar un solo peso.
b- Si el aumento es mediante nuevos desembolsos, la asamblea puede delegar en el directorio la época de la
emisión de las nuevas acciones, así como la forma y condiciones de pago de las mismas por parte de los
accionistas (máximo 2 años).
Como el aumento de capital no perjudica a terceros (todo lo contrario), la 19550 solo incluye normas de protección a
los accionistas en este procedimiento:
a- Si se capitalizan cuentas del balance, el directorio debe respetar la proporción accionaria de cada accionista
(189, 19550).
b- Si es aumento de capital con efectivo desembolso, cuentan con el derecho de preferencia para conservar su
proporción en el capital social. Si el accionista no puede o no quiere realizar nuevos desembolsos dinerarios
puede ejercer derecho de receso -245, 19550- (si el aumento supera el quíntuplo del capital social y está
previsto en el estatuto).
La decisión asamblearia que aumenta el capital social finalmente debe ser inscripta en el RPC para su oponibilidad a
terceros. En las relaciones intersocietarias la decisión asamblearia que aumento el capital es plenamente oponible desde
la clausura de la asamblea.
148

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

Disminución del capital:

A diferencia de lo que ocurre con el aumento, la disminución compromete el interés de los terceros, pues reduce la
garantía que la cifra les ofrece. Ello justifica que cuando la sociedad resuelve reducir voluntariamente el capital, los
acreedores sociales cuenten con el derecho de oposición, con lo cual la reducción sólo podrá llevarse a cabo si tales
acreedores son desestimados o suficientemente garantizados. Este derecho de los acreedores no podrá ser ejercido
cuando la reducción se opere por amortización de acciones integradas y se realice con ganancias o reservas libres, ya
que en tal caso no se afecta el capital.
La reducción debe ser siempre resuelta por la asamblea extraordinaria, y si esta es voluntaria debe mediar informe
fundado del síndico.
La reducción puede ser efectuada por incurrir la sociedad en pérdidas, a los fines de restablecer el equilibrio entre
capital y patrimonio, siendo obligatoria si las pérdidas insumen las reservas y el 50% del capital.

Reservas: clases.

Art. 70: “Las sociedades de responsabilidad limitada y las sociedades por acciones, deben efectuar una reserva no
menor del cinco por ciento (5 %) de las ganancias realizadas y líquidas que arroje el estado de resultados del ejercicio,
hasta alcanzar el veinte por ciento (20 %) del capital social.
Cuando esta reserva quede disminuida por cualquier razón, no pueden distribuirse ganancias hasta su reintegro.
Otras reservas.
En cualquier tipo de sociedad podrán constituirse otras reservas que las legales, siempre que las mismas sean
razonables y respondan a una prudente administración. En las sociedades por acciones la decisión para la constitución
de estas reservas se adoptará conforme al artículo 244, última parte, cuando su monto exceda del capital y de las
reservas legales: en las sociedades de responsabilidad limitada, requiere la mayoría necesaria para la modificación del
contrato”.
Está prevista la formación de la reserva obligatoria y las reservas facultativas, representando ganancias reservadas
para cubrir pérdidas que puedan disminuir, en su caso, el capital social futuro.
Las SRL y las sociedades por acciones, deben efectuar una reserva no menor al 5% de las ganancias (realizadas y
liquidas) que surja del estado de resultados del ejercicio, hasta llegar al 20% del capital social; cuando quede disminuida
por alguna razón, no pueden distribuirse utilidades hasta su reintegro.
Las restantes reservas, podrán constituirse en cualquier tipo de sociedad, a condición de que sean razonables y
correspondan a una prudente administración.
Se especifica que en las sociedades por acciones y cuando su monto exceda el capital y las reservas legales, se
exige el quórum de mayorías agravadas que corresponde a la denominada asamblea extraordinaria de supuestos
especiales.
Suscripción preferente: Régimen legal.

Art. 194: “Las acciones ordinarias, sean de voto simple o plural, otorgan a su titular el derecho preferente a la
suscripción de nuevas acciones de la misma clase en proporción a las que posea, excepto en el caso del artículo 216,
último párrafo; también otorgan derecho a acrecer en proporción a las acciones que haya suscripto en cada oportunidad.
Cuando con la conformidad de las distintas clases de acciones expresadas en la forma establecida en el artículo 250,
no se mantenga la proporcionalidad entre ellas, sus titulares se considerarán integrantes de una sola clase para el
ejercicio del derecho de preferencia.
Ofrecimiento a los accionistas.
La sociedad hará el ofrecimiento a los accionistas mediante avisos por tres (3) días en el diario de publicaciones
legales y además en uno de los diarios de mayor circulación general en toda la República cuando se tratare de
sociedades comprendidas en el artículo 299.
149

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

Plazo de ejercicio.
Los accionistas podrán ejercer su derecho de opción dentro de los treinta (30) días siguientes al de la última
publicación, si los estatutos no establecieran un plazo mayor.
Tratándose de sociedades que hagan oferta pública, la asamblea extraordinaria, podrá reducir este plazo hasta un
mínimo de diez días, tanto para sus acciones como para debentures convertibles en acciones.
Debentures convertibles en acciones.
Los accionistas tendrán también derecho preferente a la suscripción de debentures convertibles en acciones.
Limitación. Extensión.
Los derechos que este artículo reconoce no pueden ser suprimidos o condicionados, salvo lo dispuesto en el artículo
197, y pueden ser extendidos por el estatuto o resolución de la asamblea que disponga la emisión a las acciones
preferidas”
El fundamento del derecho de suscripción preferente es la necesidad de conceder al accionista la posibilidad de
conservar en la sociedad la misma proporción entre el importe nominal de sus acciones y el capital social (orden público).
El derecho de acrecer (Art.194) tiene su fundamento en la preservación del elenco original de los socios. Consiste el
derecho de acrecer en la posibilidad que tienen todos aquellos accionistas que han ejercido el derecho de preferencia de
suscribir a prorrata las acciones no suscriptas por otros accionistas, incrementando de esa manera su participación
accionaria.
Para garantizar el ejercicio de esos derechos esta el siguiente procedimiento (Art.194):
a- La sociedad hará el ofrecimiento a los accionistas en avisos por 3 días en un diario legal y uno de los de mayor
publicación del país.
b- Los accionistas pueden ejercer su derecho de opción en los 30 días siguientes a la última publicación.
c- Los suscriptores deben celebrar con la sociedad emisora un contrato de suscripción.
El derecho de preferencia puede ser suspendido o limitado pero excepcionalmente y con carácter restrictivo, solo
valido ante determinadas necesidades financieras de la sociedad. La sociedad no puede privar al accionista de su
derecho de preferencia, salvo los casos previstos por el 197, su violación autoriza al accionista a:
a- La acción de nulidad del acuerdo asambleario que dispuso el aumento del capital social, si la violación del
derecho de preferencia surge en ese acto.
b- Exigir judicialmente la cancelación de las suscripciones que le hubiesen correspondido, pero si por tratarse de
acciones entregadas a terceros de buena fe no puede proceder la cancelación prevista, la sociedad y los
directores solidariamente deben indemnizarle los daños (min: triple del valor nominal de las acciones que hubiera
podido suscribir. Art.194).

5-Acciones:

Art. 207: “Las acciones serán siempre de igual valor, expresado en moneda argentina.
Diversas clases.
El estatuto puede prever diversas clases con derechos diferentes; dentro de cada clase conferirán los mismos
derechos. Es nula toda disposición en contrario”.
La división del capital en acciones es requisito esencial tipificante de las SA. La acción fija la participación del titular
en la sociedad y establece a partir de la suscripción una situación que presupone una compleja trama de facultades,
derechos, cargas y obligaciones del socio respecto de la sociedad y viceversa. El estado de socio se adquiere desde el
momento en que se suscriben las acciones, independientemente de la entrega de los títulos al accionista. Siempre tienen
el mismo valor aunque pueden tener distintos derechos, puede haber distintas clases o categorías de acciones pero
dentro de cada una de estas los derechos deben ser siempre idénticos.
No se impone la necesidad de emitir títulos accionarios, el estatuto puede autorizar que todas o alguna clase de
acciones no se representen en títulos, “acciones escriturales” cuya emisión, transferencia, gravámenes y constitución de
derechos reales sobre las mismas debe ser llevadas a nombre de sus titulares por la sociedad emisora por bancos
comerciales o de inversión o cajas de valores autorizados.
150

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

Para acreditar el carácter de titular de acciones escriturales, se prevé que la sociedad, entidad bancaria o caja de
valores deben entregar al accionista el comprobante de la apertura de su cuenta y de todo movimiento que se inscriba en
ella. Además todo accionista tiene derecho a una constancia del saldo de su cuenta.

Formas y clases: Las acciones pueden clasificarse, según el criterio a utilizar:

1. Por la forma de transmisión:


Si bien existen distintas clases, en la actualidad sólo pueden emitirse acciones “nominativas no endosables” y
“escriturales”:
 Acciones al portador: Se extienden sin indicar un beneficiario y pueden ser transmitidas por la simple entrega
(Actualmente están derogadas).
 Acciones nominativas endosables: Se extienden a nombre de una persona determinada y pueden ser
transmitidas por endoso. (Actualmente están derogadas).
 Acciones nominativas no endosables: se extienden a nombre de una persona determinada (nominativas) y
sólo pueden transmitirse por contrato de cesión.
 Acciones escriturales: Estas acciones no están representadas por títulos, para acreditar su titularidad hay
que inscribirlas en un “Registro de acciones escriturales” que debe llevar la sociedad. Su transmisión, por
contrato de cesión, también debe inscribirse en dicho libro.

2. Por los derechos políticos o económicos que otorgan:


 Acciones ordinarias: Cada acción da derecho a un voto y no otorga preferencias patrimoniales (cada accionista
participa en las utilidades en proporción a su aporte).
 Acciones privilegiadas: Otorgan un privilegio político porque dan derecho a más de un voto (cada acción
puede otorgar hasta 5 votos).
 Acciones preferidas: Otorgan una ventaja patrimonial que puede consistir en una participación adicional en las
utilidades, o en la cuota liquidatoria, etc.
El privilegio político es incompatible con las preferencias patrimoniales.

Naturaleza jurídica:

Podemos señalar dos posturas:


 La que sostiene de un titulo valor: Argumentan que la expresión títulos valores es un término genérico
comprensivo de una serie de documentos con características comunes que pueden clasificarse en tres especies
(títulos de créditos, corporativos y representativos de mercaderías), todos ellos presentan como rasgo común
que son documentos constitutivos, dispositivos y legitimantes. En cuando al derecho que emerge del título se le
atribuye el carácter de literal y autónomo.
 Quienes sostienen que si bien si se trata de un titulo legitimante, no reviste la calidad de titulo valor: Son
condiciones de esenciales de tales títulos la literalidad y abstracción. Se diferencia de los títulos valores por:
- Los títulos valores incorporan un derecho que colocan en al poseedor en la condición de acreedor, en
tanto que la acción otorga la calidad jurídica de socio.
- El titulo otorga un derecho a una prestación determinada, y su tenedor debe desprenderse del documento
entregándolo a quien cumple con dicha prestación. En cambio la acción, siendo atributiva de la calidad de
socio es un documento destinado a durar tantos años como sea la existencia de la sociedad, es necesaria
su tenencia para el ejercicio de una serie de derechos.

Transmisibilidad: Limitaciones.

151

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

Art. 217: “La transmisión de las acciones es libre. El estatuto puede limitar la transmisibilidad de las acciones
nominativas o escriturales, sin que pueda importar la prohibición de su transferencia.
La limitación deberá constar en el título o en las inscripciones en cuenta, sus comprobantes y estados respectivos”.
Las acciones al portador siempre son de libre transmisibilidad.
En principio son libremente transmisibles y el estatuto solo puede limitar la transferencia de las acciones nominativas
o escriturales, pero no la prohibición de su transferencia. Las cláusulas de limitación puede referirse a actos entre vivos o
mortis causa (la jurisprudencia ha aceptado la posibilidad de que las sociedades puedan oponerse a la personalidad del
cesionario “cláusulas de agrado” o establecer un derecho de preferencia por los socios, etc.). En las SA (a diferencia de
las SRL) la ley no ha establecido ningún régimen para reglamentar los derechos de preferencia o de agrado.
La transferencia de las acciones nominativas se perfecciona con la entrega material del título, la anotación de la
misma en el registro de acciones de la sociedad emisora y la inscripción en el respectivo titulo. Son requisitos formales
de carácter constitutivo.
En el caso de las escriturales, la sociedad emisora o entidad que lleve el registro cursara aviso al titular de la cuenta
en que se efectúe un debito por transmisión de acciones, dentro de los 10 días de inscripto.
La transferencia de acciones nominativas requiere del consentimiento del cónyuge del cedente (son bienes.
registrables). El cedente que no completo la integración de las acciones responde ilimitada y solidariamente por los
pagos debidos a los cesionarios.

Adquisición preferente de acciones:

Las acciones preferentes conceden particulares ventajas patrimoniales en relación a los derechos otorgados por las
acciones ordinarias. Esta ventaja puede consistir en una participación adicional en las ganancias, en preferencia sobre la
cuota de liquidación, o en el derecho a un dividendo preferido, sea éste en base a un porcentaje respecto del total de las
ganancias o consistente en un monto fijo por sobre el valor nominal de los títulos. Este último puede ser acumulativo o
no, según su percepción pueda trasladarse a ejercicios posteriores acumulando lo que no se ha percibido en ejercicios
que no registraron ganancias así en cambio, se limita las ganancias de cada ejercicio.

Libros de registro de acciones:

Art. 213: “Se llevará un libro de registro de acciones con las formalidades de los libros de comercio, de libre consulta
por los accionistas, en el que se asentará:
1. Clases de acciones, derechos y obligaciones que comporten.
2. Estado de integración, con indicación del nombre del suscriptor.
3. Si son al portador, los números; si son nominativas, las sucesivas transferencias con detalle de fechas e
individualización de los adquirentes.
4. Los derechos reales que gravan las acciones nominativas.
5. La conversión de los títulos, con los datos que correspondan a los nuevos.
6. Cualquier otra mención que derive de la situación jurídica de las acciones y de sus modificaciones”.

En el Art. 7 del decreto 83/86 se establecen otras inscripciones que deben efectuarse en el registro:
a) Transferencias de acciones y constitución sobre ellas de derechos reales.
b) Comunicación del acreedor prendado de haber procedido a la venta de las acciones en ejercicio de la facultad
que le acuerda el artículo 585 del Código de Comercio.
c) Orden judicial que disponga con respecto a las acciones la transferencia, constitución de derechos reales o
medidas cautelares.

152

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

En los supuestos previstos en los incisos a) y b) la inscripción deberá ser solicitada personalmente o a través de un
medio fehaciente, por el accionista o acreedor registrado, o por su mandatario o por el agente de bolsa o de mercado
abierto que hubiere intervenido en la operación.
Cuando la solicitud de inscripción no se realizare en la forma indicada precedentemente, la firma del accionista o
acreedor deberá estar certificada en forma judicial, notarial o bancaria”.
La finalidad del libro de registro de acciones es dar publicidad y oponibilidad de:
 La calidad de accionista.
 Las sucesivas transmisiones.
 Los derechos reales (usufructo y prenda) que graven las acciones nominativas.
 Cualquier otra mención que derive de la situación jurídica de las acciones y sus modificaciones.
El libro lo lleva la propia sociedad, es de libre consulta para los socios, debe permanecer en la sede social y es el
directorio quien resuelve –previa comunicación que se le haya hecho- las vicisitudes referidas a los titulares o la
situación jurídica de las acciones.
Para ser considerado accionista frente a la sociedad y terceros, es necesario ser titular de la acción que figure
inscripto ante dicho registro, de manera que la inscripción será constitutiva. Sin embarga, se debate actualmente
respecto de la oponibilidad de la calidad de accionista frente a la sociedad, cuando es el mismo directorio quien,
debidamente notificado, se muestra renuente a realizar el asiento en el libro, privando intencionalmente, de esta manera,
que el accionista pueda ser reconocido como tal y ejercer los derechos que le asisten.

Indivisibilidad. Condominio:

Art. 209: “Las acciones son indivisibles.


Si existe copropiedad se aplican las reglas del condominio. La sociedad puede exigir la unificación de la
representación para ejercer los derechos y cumplir las obligaciones sociales”.
Que sea indivisible significa que los derechos que correspondan a cada acción no pueden ser fraccionados entre
distintos titulares. Así, dos titulares de una misma acción, no pueden ejercer medio voto cada uno, o con el único voto
que tienen, emitir dos posiciones antagónicas, o no se puede transferir determinado porcentaje de una acción y que
cedente y cesionario ejerzan individual y aisladamente derechos parciales.
En el caso de que dos o más personas sean titulares simultáneos de una o más acciones, se aplicaran las reglas del
condominio, debiendo los copropietarios designar un representante para ejercer los derechos y cumplir las obligaciones,
que confiere la acción sujeta a condominio.

Usufructo de acciones. Derecho de usufructo:

Art. 218: “La calidad de socio corresponde al nudo propietario.


El usufructuario tiene derecho a percibir las ganancias obtenidas durante el usufructo. Este derecho no incluye las
ganancias pasadas a reserva o capitalizadas, pero comprende las correspondientes a las acciones entregadas por la
capitalización.
Usufructuarios sucesivos.
El dividendo se percibirá por el tenedor del título en el momento del pago; si hubiere distintos usufructuarios se
distribuirá a prorrata de la duración de sus derechos.
Derechos del nudo propietario.
El ejercicio de los demás derechos derivados de la calidad de socio, inclusive la participación de los resultados de la
liquidación, corresponde al nudo propietario, salvo pacto en contrario y el usufructo legal.
Acciones no integradas.
Cuando las acciones no estuvieren totalmente integradas, el usufructuario para conservar sus derechos debe
efectuar los pagos que correspondan, sin perjuicio de repetirlos del nudo propietario”

153

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

En materia de usufructo la ley de sociedades establece su inscripción en el RPC o, según el caso, en el Registro de
Accionistas.
El titular o propietario de la acción goza de todos los derechos inherentes a la calidad de socio, tanto políticos como
patrimoniales, con excepción de de la percepción de dividendos, que quedan en cabeza del usufructuario.
El nudo propietario de las acciones es titular de todas las facultades inherentes a su condición de socio, reteniendo
para sí los derechos de voto, receso, de opción preferente, información, impugnación, participación en la liquidación
social y la percepción de las ganancias pasadas a reserva durante el usufructo, resultando estos últimos dos derechos
transmisibles al usufructuario mediante convención expresa entre ellos.

Prenda:

Art. 219: “En caso de constitución de prenda o de embargo judicial, los derechos corresponden al propietario de las
acciones.
Obligación del acreedor.
En tales situaciones, el titular del derecho real o embargo queda obligado a facilitar el ejercicio de los derechos del
propietario mediante el depósito de las acciones o por otro procedimiento que garantice sus derechos. El propietario
soportará los gastos consiguientes”.
La prenda confiere al acreedor prendario los siguientes derechos:
a) Atribución de los dividendos que se distribuyan y demás derechos patrimoniales que correspondan a la acción
gravada, conforme al contrato.
b) Respecto del derecho de voto, la ley ha resuello a favor del titular; el acreedor prendario está obligado a facilitar el
ejercicio del derecho, debiendo el propietario soportar los gastos.
e) Queda incluida la opción de suscribir nuevas acciones por el derecho preferencial sobre nuevas emisiones: es un
derecho que corresponde al deudor.

Adquisición de acciones por la sociedad:

Art. 220: “La sociedad puede adquirir acciones que emitió, sólo en las siguientes condiciones:
1º) Para cancelarlas y previo acuerdo de reducción del capital;
2º) Excepcionalmente, con ganancias realizadas y líquidas o reservas libres, cuando estuvieren completamente
integradas y para evitar un daño grave, lo que será justificado en la próxima asamblea ordinaria;
3º) Para integrar el haber de un establecimiento que adquiere o de una sociedad que incorpore”.
Tres supuestos:
1. La primera, dentro del proceso de reducción de capital, como consecuencia del mismo y para cancelarlas.
2. La segunda es para evitar un daño grave a la sociedad, lo que deberá ser analizado en cada caso particular,
justificando y aprobado en la próxima asamblea. En este caso no hay reducción de capital. Además del peligro grave, las
acciones deben adquirirse con ganancias realizadas y liquidas, o reservas libres que resulten de un balance aprobado y
debidamente confeccionado, de manera de no afectar a los acreedores. Asimismo, las acciones que se adquieran, deben
estar totalmente integradas.
3. La tercera, refiere al supuesto en que una sociedad (absorbente) incorpora por fusión a otra sociedad dentro de
cuyo patrimonio figuran acciones emitidas por la propia incorporante.

Amortización:

Es un proceso de escaso uso en la práctica. Es cuando la sociedad cancela total o parcialmente las acciones en las
que se divide su capital social, para adecuarlo al patrimonio de la empresa. No es una reducción del capital social, solo
puede llevarse a cabo mediante ganancias liquidas y para cancelar las acciones y no para volver a ponerlas en
circulación. El estatuto puede autorizarlo, siempre y cuando cumplan los siguientes requisitos:
154

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

a) Resolución previa de la asamblea, que fije un justo precio.


b) Si se practica sorteo, ante escribano.
c) Si la amortización fuera parcial, se asentara en los títulos o en las cuentas de las acciones escriturales.
¿Por qué una sociedad querría amortizar sus acciones?: Porque si lo hace, evitará tener que pagar la cuota de
liquidación que le corresponde a esas acciones, durante el proceso liquidatorio.
Si la amortización es total, las acciones se reemplazarán con bonos de goce.

Sindicación de las acciones. Naturaleza.

Ascarelli, define al convenio de sindicación como aquel mediante el cual los accionistas se obligan recíprocamente a
votar en un mismo sentido o se obligan a entregar las acciones a un gerente de confianza común con mandato
irrevocable, para que lleve a cavo la actuación acordada por los accionistas sindicados.
Halperín los define como los pactos cuyo propósito es mantener a un grupo en el gobierno de la sociedad.
Naturaleza
 Convenio colectivo concertado por accionistas de una sociedad anónima.
 Tiene por objeto influir en la dirección de la sociedad.
 Podrá efectuarse por instrumento público o privado (o sin instrumentar), con conocimiento o no de la sociedad y
podrá designarse o no mandatario.
 Normalmente condicionada la negociación de las acciones.
La doctrina en general niega validez a estos convenios cuando:
a) Sean contrarios a los estatutos sociales.
b) No acepten los principios generales del derecho en materia contractual.
c) Cuando impliquen abuso del derecho.

Dividendos:

Art. 224: “La distribución de dividendos o el pago de interés a los accionistas son lícitos sólo si resultan de ganancias
realizadas y líquidas correspondientes a un balance de ejercicio regularmente confeccionado y aprobado.
Dividendos anticipados.
Está prohibido distribuir intereses o dividendos anticipados o provisionales o resultantes de balances especiales,
excepto en las sociedades comprendidas en el artículo 299.
En todos estos casos los directores, los miembros del consejo de vigilancia y síndicos son responsables ilimitada y
solidariamente por tales pagos y distribuciones”.
El derecho a percibir dividendos no es absoluto y está condicionado a la existencia de ganancias realizadas (que
sean verdaderas, fruto de un negocio y no de ajustes contables o que se trate de ganancias ficticias) y liquidas (que
estén disponibles, que no sean eventuales) resultantes de un balance confeccionado de acuerdo a la ley y el estatuto, y
aprobado por la asamblea.
La distribución de dividendos anticipados o provisorios generará responsabilidad solidaria e ilimitada (frente a la
sociedad y a los accionistas) de los directores, miembros del consejo de vigilancia y síndicos.

Bonos:

Los bonos son títulos que emiten las sociedades, distintos de las acciones, otorgan a sus titulares el derecho de
participar exclusivamente en las utilidades sociales, que se autorizan a emitir en determinados supuestos.
Se clasifican de la siguiente manera:
1. Bonos de goce: Se otorgan a los titulares de acciones amortizadas, dan derecho a la participación en las
ganancias y en el producido en la liquidación.

155

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

2. Los bonos de participación: Se emiten a favor de los accionistas por prestaciones que no consistan en
aportes de capital. Dan derecho solo a la participación en las ganancias del ejercicio.
La modificación de las condiciones de los bonos requiere la conformidad de titulares de la mayoría absoluta de los
bonos de esa clase.

UNIDAD 15:

1-Organos de la sociedad anónima:

Directorio:

Art. 255: “La administración está a cargo de un directorio compuesto de uno o más directores designados por la
asamblea de accionistas o el consejo de vigilancia, en su caso. En las sociedades anónimas del artículo 299 se integrará
por lo menos con tres directores.
Si se faculta a la asamblea de accionistas para determinar el número de directores, el estatuto especificará el número
mínimo y máximo permitido”.
El directorio es un órgano necesario y permanente de la sociedad, que ejercen funciones de amplias de
administración dentro de la faz interna y de representación social frente a terceros, con las facultades y limitaciones
previstas por la ley, el reglamento, el estatuto y las resoluciones de la asamblea de accionistas.
Aquí la administración esta escindida de la representación la cual corresponde al presidente del directorio o
vicepresidente en caso de ausencia, igual por vía estatutaria se le puede dar también a uno o más directores.
Dentro de su rol de órgano de administración, el directorio toma decisiones vinculadas al cumplimiento del objeto
social, a la finalidad del ente (producir e intercambiar bienes o servicios) y a la subsistencia y desarrollo de la “empresa”.
El directorio delibera, toma decisiones y las ejecuta. También ejecuta las resoluciones adoptadas por el órgano de
gobierno (Asamblea).
Este órgano está integrado por uno o más directores –accionistas o no- de entre los cuales se elige al presidente del
directorio que ejercerá la representación de la sociedad. Los directores son electos por la asamblea de accionistas o por
el consejo de vigilancia. Los directores deben aceptar el cargo, en forma expresa o tacita.
El directorio puede ser unipersonal (administración y representación convergen en una misma persona) o
pluripersonal (dos o más), pero tratándose de sociedades comprendidas en el art. 299 debe integrarse necesariamente y
por lo menos, con tres directores. El estatuto puede prever que el directorio sea unipersonal o plural, siempre que
delegue en la asamblea la posibilidad de determinar su mayor o menor número dentro de la cantidad que posibilita el
estatuto y por decisión asamblearia.
La elección de los integrantes del directorio debe publicarse e inscribirse en el RPC. La declaración es declarativa
(no constitutiva) y hace a su oponibilidad frente a terceros.

Caracteres:

 Es esencial: No puede ser sustituido por ningún otro y sus facultades no pueden ser cercenadas
estatutariamente.
 Es tipificante: No se concibe una SA sin el órgano del directorio.
 Es permanente: Actúa durante la vida de la sociedad.
 Es personal e indelegable su cargo.

Funciones:

Tienen funciones de administración en el sentido amplio es decir, dirección, gestión y explotación (gestión interna).
156

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

Es un órgano de administración o poder ejecutivo encargado de ejecutar la voluntad social formada en la asamblea
general de la gestión de la empresa, y de la representación de la sociedad frente a terceros con los que establecen, en
nombre de una serie de relaciones dirigidas directa o indirectamente a la consecución del objeto y el fin de la sociedad.
De los artículos surge una dependencia respecto de la asamblea y una relación de control.

Elección: Distintos casos.

El principio general establecido por la ley consiste en su designación por la mayoría absoluta en el seno de la
asamblea ordinaria, con la complementación del voto acumulativo.
Sin embargo, la ley establece también otros procedimientos:
1. Elección por categoría o clase de acciones : Cuando existan diversas clases de acciones el estatuto puede
prever que cada una de ellas elija uno o más directores, a cuyo efecto reglamentará la elección. La remoción se
hará por la asamblea de accionistas de la clase, salvo los casos de los, artículo 264 y 276.
2. Por parte del consejo de vigilancia: Siempre y cuando el estatuto confiera a este órgano expresamente esa
función, en cuyo caso la remoción deberá ser efectuada por la asamblea.
3. Elección por acumulación de votos: Art 263. Los accionistas tienen derecho a elegir hasta un tercio (1/3) de
las vacantes a llenar en el directorio por el sistema de voto acumulativo.

Procedimiento del ejercicio del voto acumulativo:

1) Tres días hábiles antes de Asamblea los que quieran usar voto acumulativo lo notifican. El accionista debe
individualizar las acciones con que se ejerce ese derecho. Cumplido ese requisito aunque sea un solo accionista
todos pueden utilizar el voto acumulativo. Según Nissen no tiene sentido individualizar porque no están más las
al portador.
2) La sociedad informa las notificaciones a los accionistas que lo soliciten y en el seno de la Asamblea se les avisa
que todos pueden votar acumulativamente.
3) Antes de votar se informa el número de votos que corresponde a cada accionista.
4) Cada accionista que vote acumulativamente le corresponde un número de votos igual al que resulte de
multiplicar los que normalmente le hubieren correspondido por el número de vacantes. Podrá distribuirlos en un
número de candidatos que no exceda del tercio de las vacantes a llenar.
5) Los que voten por el sistema ordinario y los que voten por el acumulativo compiten en la elección del tercio de
las vacantes, aplicándose a los dos tercios restantes el sistema ordinario. Los que voten común lo hacen por la
totalidad de las vacantes a cubrir, otorgando a cada uno de los candidatos todos los votos que les corresponden.
6) Ninguno podrá votar dividiendo sus acciones una parte acumulativa y otra ordinaria.
7) Todos pueden cambiar de opinión sobre cómo votar antes de la emisión del voto.
8) El resultado de la votación se computa por persona Solo se consideraran electos los votados por el sistema
ordinario si reúnen la mayoría absoluta de los votos presentes, y los candidatos votados acumulativamente que
obtengan más votos, superando a los obtenidos por el sistema ordinario hasta completar el 1/3.
9) En caso de empate entre dos votados por el mismo sistema se hace una nueva votación con los accionistas de
ESE sistema. En caso de empate entre candidatos acumulativos en la nueva no votan los que ya obtuvieron la
elección de su candidato.
No se puede derogar este derecho en el estatuto, salvo se haya optado por sistema de elección por clases. Por ende
se prohíbe la renovación parcial del directorio si impide el ejercicio de este derecho.
Bajar el número de directores a uno o dos para evitar que un accionista ejerza el derecho es nulo de nulidad
absoluta. Es nula también la suma de los votos ordinarios y acumulativos cuando recaen sobre la misma persona, quien
vota en el mismo sentido que la mayoría carece del derecho de multiplicar sus votos que es prerrogativa de la minoría (si
no la protegen).

157

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

Revocación:

La designación del director es sólo revocable por la asamblea. Sin embargo cualquier socio puede demandar la
remoción por vía judicial, pero para ello es necesario que previamente lleve la cuestión al ámbito interno de la sociedad,
denunciando la presunta mala administración e invocando las causas.
La promoción de acción de remoción contra directores, síndicos o miembros del consejo de vigilancia, no exige la
acreditación de daños y perjuicios sufridos por la sociedad, salvo que se acumule a ella la acción de responsabilidad.
La decisión asamblearia o judicial que remueve por justa causa a un director implica automáticamente el cese de sus
funciones como gerente, atento que la lealtad y diligencia es requisito indispensable para el cumplimiento de tales
funciones.
- Cuando es designado por categoría de acciones la remoción debe hacerla la asamblea de accionistas de la clase
que lo designo.
- Cuando se lo designo por sistema de acumulación la remoción debe incluir la totalidad de los directores.
Remoción. Art 262
La remoción se hará por la asamblea de accionistas de la clase, salvo los casos de los artículos 264 y 276
Remoción del inhabilitado.
Art 265. El directorio, o en su defecto el síndico, por propia iniciativa o a pedido fundado de cualquier accionista, debe
convocar a asamblea ordinaria para la remoción del director o gerente incluido en el artículo 264, que se celebrará dentro
de los cuarenta (40) días de solicitada. Denegada la remoción, cualquier accionista, director o síndico, puede requerirla
judicialmente.

Renuncia de los directores:

Art. 259: “El directorio deberá aceptar la renuncia del director, en la primera reunión que celebre después de
presentada siempre que no afectare su funcionamiento regular y no fuere dolosa o intempestiva, lo que deberá constar
en el acta pertinente. De lo contrario, el renunciante debe continuar en funciones hasta tanto la próxima asamblea se
pronuncie”.
La renuncia debe ser presentada ante el directorio, en forma expresa e inequívoca, no necesita ser fundada.
Recibida la misma el directorio debe considerarla en su próxima reunión o en anterior reunión convocada a pedido del
director renunciante o de cualquier otro. La regla es que la renuncia debe ser aceptada, salvo que la misma afectare el
funcionamiento regular del órgano, o si fuere dolosa, o intempestiva. El director, en cualquier caso, debe permanecer en
el cargo hasta que la misma sea aceptada, sea por el directorio, o por la asamblea que se convoque al efecto. La
asamblea debe aceptar la renuncia y elegir un nuevo director.
La renuncia surtirá efectos frente a la sociedad y socios desde que ésta fue aceptada; frente a terceros desde su
inscripción en el RPC (sea de la renuncia o de la designación de su reemplazante). Si el directorio fuera unipersonal, el
único director debe convocar a la asamblea ordinaria, para presentar su renuncia ante ella y que sea tratada en
consecuencia.
La aceptación de la renuncia no implica la aprobación de la gestión o la extinción de la eventual responsabilidad del
renunciante.
En caso de que el directorio omita aceptar o tratar la renuncia del director, éste tiene legitimación para inscribir su
renuncia según el procedimiento que establece el art. 155 de la RG IGJ.

Reemplazo de los directores:

Art. 258: “El estatuto podrá establecer la elección de suplentes para subsanar la falta de los directores por cualquier
causa. Esta previsión es obligatoria en las sociedades que prescinden de sindicatura.
En caso de vacancia, los síndicos designarán el reemplazante hasta la reunión de la próxima asamblea, si el estatuto
no prevé otra forma de nombramiento”.
158

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

Si la sociedad no está comprendida dentro de las del art. 299 y prescindió de la sindicatura, la elección de directores
suplementes es obligatoria. Por el contrario, si tiene sindicatura, la elección de suplementes no es obligatoria ya que en
caso de vacancia será el síndico quien designará al director reemplazante hasta la reunión de la próxima asamblea,
salvo que el estatuto prevea otra forma de nombramiento.
En caso de que se prevea la elección de suplementes, estos pueden ser en igual, menor o superior número de los
directores titulares. Es conveniente que se establezca el orden en que realizaran los reemplazos, también se pueden
determinar los suplementes para cada director. Los directores suplementes deben ser aptos para ser directores titulares
y prestar garantía.
Debe dejarse constancia de la asunción del director suplemente como titular. El director suplemente permanecerá en
el cargo hasta el cese de la causal que determinó la ausencia o impedimento del director titular, o si es definitiva,
permanecerá en el cargo hasta cumplir el tiempo que le restaba al director suplido, salvo que el contrato establezca otra
cosa.

Prohibiciones:

Art. 264: “No pueden ser directores ni gerentes:


1º) Quienes no pueden ejercer el comercio;
2º) Los fallidos por quiebra culpable o fraudulenta hasta diez (10) años después de su rehabilitación, los fallidos por
quiebra casual o los concursados hasta cinco (5) años después de su rehabilitación; los directores y administradores de
sociedad cuya conducta se calificare de culpable o fraudulenta, hasta diez (10) años después de su rehabilitación.
3º) Los condenados con accesoria de inhabilitación de ejercer cargos públicos; los condenados por hurto, robo,
defraudación, cohecho, emisión de cheques sin fondos y delitos contra la fe pública; los condenados por delitos
cometidos en la constitución, funcionamiento y liquidación de sociedades. En todos los casos hasta después de diez (10)
años de cumplida la condena;
4º) Los funcionarios de la administración pública cuyo desempeño se relacione con el objeto de la sociedad, hasta
dos (2) años del cese de sus funciones”.
Prohibición de contratar con la sociedad.
Art.271: “El director puede celebrar con la sociedad los contratos que sean de la actividad en que éste opere y
siempre que se concierten en las condiciones del mercado.
Los contratos que no reúnan los requisitos del párrafo anterior sólo podrán celebrarse previa aprobación del
directorio o conformidad de la sindicatura si no existiese quórum. De estas operaciones deberá darse cuenta a la
asamblea.
Si desaprobase los contratos celebrados, los directores o la sindicatura en su caso, serán responsables
solidariamente por los daños y perjuicios irrogados a la sociedad.
Los contratos celebrados en violación de lo dispuesto en el párrafo segundo y que no fueren ratificados por la
asamblea son nulos, sin perjuicio de la responsabilidad prevista en el párrafo tercero”
Interés contrario.
Art. 272: “Cuando el director tuviere un interés contrario al de la sociedad, deberá hacerlo saber al directorio y a los
síndicos y abstenerse de intervenir en la deliberación, so pena de incurrir en la responsabilidad del artículo 59”.
Actividades en competencia.
Art. 273: “El director no puede participar por cuenta propia o de terceros, en actividades en competencia con la
sociedad, salvo autorización expresa de la asamblea, so pena de incurrir en la responsabilidad del artículo 59”

Responsabilidad de los directores:

Responden solidaria e ilimitadamente hacia la sociedad, accionistas y terceros por el mal desempeño de sus
funciones. La responsabilidad de los integrantes del directorio, surge así como una responsabilidad coexistente o
complementaria a la de la sociedad.
159

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

Sin perjuicio de lo dispuesto en el párrafo anterior, la imputación de responsabilidad se hará atendiendo a la


actuación individual cuando se hubieren asignado funciones en forma personal de acuerdo con lo establecido en el
estatuto, el reglamento o decisión asamblearia. La decisión de la asamblea y la designación de las personas que han de
desempeñar las funciones deben ser inscriptas el Registro Público de Comercio como requisito para la aplicación de lo
dispuesto en este párrafo.

Eximentes:

Queda exento de responsabilidad el director que participó en la deliberación o resolución o que la conoció, si deja
constancia escrita de su protesta y diera noticia al síndico antes que su responsabilidad se denuncie al directorio, al
síndico, a la asamblea, a la autoridad competente, o se ejerza la acción judicial.

Extinción de responsabilidad:

La responsabilidad de los directores y gerentes respecto de la sociedad, se extingue por aprobación de su gestión o
por renuncia expresa o transacción, resuelta por la asamblea, si esa responsabilidad no es por violación de la ley, del
estatuto o reglamento o si no media oposición del cinco por ciento (5 %) del capital social, por lo menos. La extinción es
ineficaz en caso de liquidación coactiva o concursal.

Acciones contra los directores:

Sociales (276 y 277): Corresponde a la sociedad, previa resolución de la asamblea de accionistas, que puede ser
adoptada aunque no conste en el orden del día si es consecuencia de la resolución del asunto incluido en éste. Esta
resolución produce la remoción y obliga a su reemplazo. También la puede iniciar cualquier accionista que se hubiera
opuesto a la aprobación de la gestión de los directores imputados de mal desempeño.
Individual: A accionistas o terceros (279). Son acciones encaminadas a defender el patrimonio personal de aquellos
por las inconductas de los directores. La jurisprudencia lo restringió al resarcimiento de los daños “directos” sufridos por
los accionistas y no el ocasionado al valor de las acciones q tiene (error para Nissen).
Las dos requieren: infracción, perjuicio patrimonial real y efectivo y relación de causalidad entre inconducta y daño.
Diferencias: La acción social beneficia solo a la cía. La individual el tercero o accionista no actúa en representación
de la sociedad, sino en interés particular. Por ende en cuanto a tasa de justicia y honorarios la social es de monto
indeterminado.
Si la acción social no fuera iniciada por la sociedad en 3 meses desde el acuerdo, cualquier accionista puede
promoverla.
En caso de quiebra de la sociedad, la acción puede ser ejercida por el representante del concurso o, por los
acreedores individuales. Las acciones sociales de responsabilidad contra los directores prescriben a los 3 años.

Funcionamiento del Directorio

Es colegiado. Se debe reunir cada tres meses (salvo estatuto mas reuniones y las pedidas por directores al quinto
día de ser pedidas por el presidente).
El directorio determina el contenido de la voluntad de la sociedad. El presidente solo declara y ejecuta las decisiones
del directorio si actúa sin apoyo del directorio lo pueden remover.
Se encarga entre otras cosas de la delegación de funciones (poderes), venta de bienes registrables, operaciones que
exceden el giro habitual, convocar asambleas de accionistas, designar gerentes e integrantes del comité, otorgar
licencias a los directores, contratar profesionales etc.
El estatuto debe reglamentar su constitución y funcionamiento. Quórum no menos que mayoría absoluta.

160

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

Las decisiones del directorio son impugnables de nulidad si la ley, estatuto o reglamento, afecten interés social o
aprueben acuerdos que beneficie solo al grupo de control.
Están legitimados para demandar la nulidad, accionistas, directores en desacuerdo y los integrantes del órgano de
fiscalización. Prescribe a los tres meses.

Comité ejecutivo:

Art. 269: “El estatuto puede organizar un comité ejecutivo integrados por directores que tengan a su cargo
únicamente la gestión de los negocios ordinarios. El directorio vigilará la actuación de ese comité ejecutivo y ejercerá las
demás atribuciones legales y estatuarias que le correspondan.
Responsabilidad.
Esta organización no modifica las obligaciones y responsabilidades de los directores”.
Se encuentra integrado por directores. Tiene a su cargo únicamente la gestión de los negocios ordinarios de la
sociedad. Requiere cláusula estatutaria.
Fundamento: agilizar la toma de decisiones en operaciones cotidianas y en relaciones internas (gobierno del
personal, contabilidad, situación impositiva etc.). El Directorio designa a los integrantes y debe vigilar y controlarlos.
Como el comité está compuesto por directores, y por ello que en nada se modifica su las obligaciones y
responsabilidades.

Gerentes:

Art. 270: “El directorio puede designar gerentes generales o especiales, sean directores o no, revocables libremente,
en quienes puede delegar las funciones ejecutivas de la administración. Responden ante la sociedad y los terceros por el
desempeño de su cargo en la misma extensión y forma que los directores. Su designación no excluye la responsabilidad
de los directores”.
El directorio puede designar gerentes generales o especiales, sean o no directores, revocables libremente por el
directorio en quienes se pueden delegar las funciones ejecutivas de la administración. Ellos responden ante la sociedad y
terceros por su desempeño igual que los directores (quienes también responden por los gerentes).
Las facultades del gerente son de administración ordinaria pero no de administración extraordinaria ni de disposición
sin atribución para contratar a nombre de la sociedad salvo poder especial.

2-Fiscalizacion interna: Naturaleza jurídica.

El órgano de fiscalización privada o interna de la SA puede ser el consejo de vigilancia o la sindicatura, o el consejo
de vigilancia y la sindicatura:
 El órgano de control privado o interno, en principio, puede estar o no, de manera tal que:
- Si está, los accionistas no pueden ejercer un control individual y su derecho de información se canaliza a través
del mismo.
- Si falta:
 Rige el control individual de los socios plasmado en el Art. 55 de la LSC, según el cual éstos pueden
examinar los libros y papeles sociales y pedirle a los administradores los informes que estimen pertinentes.
 La sindicatura es reemplazada por una auditoría anual contratada por el consejo de vigilancia, y su informe
sobre los estados contables se somete a consideración de la asamblea, lo cual evidencia la necesidad de que
los accionistas gocen de un informe técnico, profesional e independiente sobre los estados contables
elaborados por los directores y tomen conocimiento serio de la gestión de los mismos y de la situación
económica y financiera de la sociedad
Sin embargo, en las SA incluidas en el Art. 299 de la LSC, es obligatoria la existencia de la sindicatura

161

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

Sindicatura:

Art. 284: “Está a cargo de uno o más síndicos designados por la asamblea de accionistas. Se elegirá igual número de
síndicos suplentes.
Cuando la sociedad estuviere comprendida en el artículo 299 —excepto su inciso 2.)— la sindicatura debe ser
colegiada en número impar.
Cada acción dará en todos los casos derechos a un sólo voto para la elección y remoción de los síndicos, sin
perjuicio de la aplicación del artículo 288.
Es nula cualquier cláusula en contrario.
Prescindencia.
Las sociedades que no estén comprendidas en ninguno de los supuestos a que se refiere el artículo 299, podrán
prescindir de la sindicatura cuando así esté previsto en el estatuto. En tal caso los socios poseen el derecho de contralor
que confiere el artículo 55. Cuando por aumento de capital resultare excedido el monto indicado la asamblea que así lo
resolviere debe designar síndico, sin que sea necesaria reforma de estatuto”.
La fiscalización privada está a cargo de uno o más síndicos designados por la asamblea que también elegirá a los
suplentes. (284).
Las SA que no están en el 299 pueden prescindir de él (optativo). Si no lo tienen los socios tienen derecho de control
del art. 55. Pero si al aumentar el capital social quedan en el 299 se debe designar síndico sin tener que reformar el
contrato social.

Elección y remoción:

Mayoría absoluta de los presentes. Cada acción tiene un voto y no hay voto múltiple. Accionistas tiene derecho a
integrarlo cuando fuere plural no menos de 3, a través del ejercicio del voto acumulativo.
Si hay diversas clases de acciones pueden autorizar a que cada una corresponda a la elección de uno o más
síndicos.
El estatuto debe poner el término por el cual son elegidos, no más de tres ejercicios aunque pueden ser reelegidos.
Deben permanecer en el cargo hasta ser reemplazados.
Por vacancia o inhabilitación, se reemplaza por el suplente. Si el suplente no puede el directorio convoca Asamblea
general para designar uno.

Requisitos para desempeñarse como síndico

1) Ser abogado o Contador Público, con título habilitante o sociedad civil legalmente constituida integrada solo por
estos profesionales con contrato con responsabilidad solidaria.
2) Tener domicilio real en el país.
No pueden ser: los inhabilitados para ser directores: los directos, gerentes y empleados de la sociedad, o de otra y
los cónyuges, parientes en línea recta ni colateral hasta el cuarto grado etc.
Si aunque sea uno de la sociedad civil tiene esa inhabilitación se reemplaza por suplente.
Producida una causal de impedimento el síndico debe cesar e informar al directorio dentro de 10 días para convocar
al suplente.
Problema en cuanto a prohibiciones: Cuando son al mismo tiempo contadores de la empresa y auditores o
contadores certificantes de los es contables del directorio. Doctrina acepta esto para reducir costos. Según Nissen
insostenible ya que el art. 286 que prohíbe a los síndicos ser “empleados” de la sociedad, justamente para la
independencia del órgano de contralor. Finalmente la misma persona que produce los estados contables los certifica
revisando su propia labor.
Los síndicos tampoco pueden competir con sociedad que fiscalizan ni tener intereses en ella.
162

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

Atribuciones y deberes de la sindicatura

El cargo del síndico es indelegable.


Art.294. derechos y deberes de la Sindicatura:
1. Fiscalizar la administración de la sociedad: Examinar libros y documentos. (cada 3 meses por lo menos).
2. Verificar disponibilidades y títulos valores, las obligaciones y su cumplimiento y solicitar al directorio la confección
de balances de comprobación.
3. Asistir con voz pero sin voto a reuniones de directorio, comité ejecutivo y asamblea (así conoce los negocios
sociales y puede asumir su responsabilidad solidaria con los directores por las omisiones o hechos).
4. Controlar constitución y subsistencia de la garantía de los directores y recabar medidas para corregir
irregularidades.
5. Presentar a Asamblea ordinaria informe escritos sobre la situación económica, dictaminando sobre memoria,
balance, inventario y de resultados.
6. Suministrar a accionistas que representen no menos del 2% del capital social información. De esa manera
reemplaza a los accionistas en su derecho de información sobre la marcha de los negocios. Ese límite del 2% no
es exigible cuando el accionista necesita la información para ejercer el derecho al voto, por ejemplo, asamblea
ordinaria que consideran balances y estados contables. Ahí ellos si le pueden pedir directamente al directorio la
información. Incumplir el deber de informar además de causal de remoción autoriza al accionista a pedir
judicialmente esos informes.
7. Convocar a asamblea extraordinaria cuando crea necesario y ordinaria o especial cuando omita hacerlo el
directorio.
8. Hacer incluir en el orden del día de la asamblea los puntos que considere necesarios.
9. Vigilar que los órganos sociales den cumplimiento a la ley, estatuto, reglamento y decisiones asamblearias.
Control de legalidad en el funcionamiento de la sociedad.
10. Fiscalizar la liquidación.
11. Investigar denuncias formuladas por no menos del 2% del capital social. Convocar a asamblea si la urgencia de
la cuestión así lo requiere porque el directorio no le da el tratamiento adecuado.
Este también es un derecho del accionista de exigir adecuación de actuación de órganos sociales a la ley y estatuto
haciendo las denuncias en caso de infracción. Para Nissen no debería estar el límite del 2%.
Hay mas obligaciones: Hacer informe sobre conveniencia de la reducción del capital social, impugnar decisiones de
la asamblea que sean contrarias a la ley, estatuto o reglamento, convocar a asamblea cuando un director incurre en una
prohibición o inhabilitación, o exigir intervención de autoridad de control.
Solicitar intervención judicial: La ley no dice nada. La jurisprudencia aceptó en casos muy excepcionales, como la
vacancia total del directorio.

Duración. Revocabilidad:

Art. 287: “El estatuto precisará el término por el cual son elegidos para el cargo, que no puede exceder de tres
ejercicios, no obstante, permanecerán en el mismo hasta ser reemplazados. Podrán ser reelegidos.
Revocabilidad.
Su designación es revocable solamente por la asamblea de accionistas, que podrá disponerla sin causa siempre que
no medie oposición del cinco por ciento (5 %) del capital social.
Es nula cualquier cláusula contraria a las disposiciones de este artículo”.
El plazo máximo es de tres ejercicios (no se cuentan por años calendarios) y debe estar establecido en el estatuto.
Los síndicos pueden ser reelegidos y vencido el plazo permanecerán en el cargo –ejerciendo sus funciones- hasta
ser reemplazados, continuando el régimen de responsabilidad por el cumplimiento de sus obligaciones.

163

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

La remoción será decidida por la asamblea ordinaria de accionistas –mayoría absoluta de votos presentes que
puedan emitirse en la respectiva decisión, salvo que el estatuto exija uno mayor- o por la asamblea de acciones que lo
eligió. Cada acción corresponderá a un voto.
La remoción no requiere expresar causa, siempre que no exista oposición de accionistas que representen el 5% del
capital social. En este caso, la remoción deberá ser fundada y con justa causa.
La oposición del 5% se constituye como mecanismo de protección de la minoría, la que de esta manera puede evitar
que la mayoría, arbitrariamente y sin necesidad de expresar causa alguna, pueda remover a los síndicos y designar
nuevos a su conveniencia.

Vacancia:

Art. 291: “En caso de vacancia, temporal o definitiva, o de sobrevenir una causal de inhabilitación para el cargo, el
síndico será reemplazado por el suplente que corresponda.
De no ser posible la actuación del suplente, el directorio convocará de inmediato a una asamblea general o de la
clase en su caso, a fin de hacer las designaciones hasta completar el período.
Producida una causal de impedimento durante el desempeño del cargo, el síndico debe cesar de inmediato en sus
funciones e informar al directorio dentro del término de diez (10) días”.

Responsabilidad:

Ilimitadamente y solidariamente responsables por incumplimientos de las obligaciones, el estatuto y reglamento y su


responsabilidad se hace efectiva por decisión de la Asamblea quien también lo removerá.
Son también solidariamente responsables con los directores por hechos u omisiones de éstos, si el daño no se
hubiese producido si hubieran actuado conforme a la ley, reglamento, estatuto, o decisiones asamblearias.
La responsabilidad es así para que cumplan bien su función de control del directorio.
Los síndicos disidentes no se eximen de responsabilidad por haber votado en contario, ya que en tal caso deben
actuar individualmente en el ejercicio de sus obligaciones y derechos.

Consejo de vigilancia:

Art. 280: “El estatuto podrá organizar un consejo de vigilancia, integrado por tres a quince accionistas designados por
la asamblea conforme a los artículos 262 o 263, reelegibles y libremente revocables. Cuando el estatuto prevea el
consejo de vigilancia, los artículos 262 y 263 no se aplicarán en la elección de directores si éstos deben ser elegidos por
aquél”.
Art. 281: Organización. “El estatuto reglamentará la organización y funcionamiento del consejo de vigilancia.
Atribuciones y deberes.
Son funciones del consejo de vigilancia:
a) Fiscalizar la gestión del directorio. Puede examinar la contabilidad social, los bienes sociales, realizar arqueos de
caja, sea directamente o por peritos que designe; recabar informes sobre contratos celebrados o en trámite de
celebración, aun cuando no excedan de las atribuciones del directorio. Por lo menos trimestralmente, el directorio
presentará al consejo informe escrito acerca de la gestión social;
b) Convocará la asamblea cuando estime conveniente o lo requieran accionistas conforme al artículo 236;
c) Sin perjuicio de la aplicación del artículo 58, el estatuto puede prever que determinadas clases de actos o
contratos no podrán celebrarse sin su aprobación. Denegada ésta, el directorio podrá someterlo a la decisión de la
asamblea;
d) La elección de los integrantes del directorio, cuando lo establezca el estatuto, sin perjuicio de su revocabilidad por
la asamblea. En este caso la remuneración será fija y la duración en el cargo podrá extenderse a cinco (5) años;

164

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

e) Presentar a la asamblea sus observaciones sobre la memoria del directorio y los estados contables sometidos a
consideración de la misma;
f) Designar una o más comisiones para investigar o examinar cuestiones o denuncias de accionistas o para vigilar la
ejecución de sus decisiones;
g) Las demás funciones y facultades atribuidas en esta ley a los síndicos”.
Órgano de fiscalización colegiado, no profesional, integrado por 3-15 accionistas, cuya existencia debe estar prevista
en el estatuto que deberá reglamentar su organización y funcionamiento. Serán designados por asambleas especiales de
accionistas de cada clase (si hay distintas clases de acciones) sino por asamblea general ordinaria, donde el voto
acumulativo es obligatorio.
La designación es revocable pero tanto ella como el nombramiento debe inscribirse.
Se rige en subsidio por las normas del Directorio (renuncia, remuneración, prohibiciones, no competir,
responsabilidad, etc.).

Atribuciones y deberes del consejo:


1) Fiscalizar la gestión del directorio: Examinar contabilidad, bienes, arqueos de caja, recabar informes sobre
contratos. Trimestralmente el Directorio le da informe de la gestión social.
2) Convocar Asamblea cuando quiera o cuando el 5% del capital social se lo pida.
3) Aprobar determinados actos del directorio (si esta en estatuto). Si no aprueba el directorio pide asamblea de
accionistas. Igual la sociedad no puede oponer esa desaprobación a terceros.
4) Elegir a los miembros del directorio cuando lo establezca el estatuto, sin perjuicio de su revocabilidad por la
Asamblea. La remuneración de los directores será fija y la duración en el cargo puede ser hasta 5 años.
5) Presentar a Asamblea sus observaciones sobre la memoria del directorio (estados contables).
6) Designar comisiones para investigar cuestiones o denuncias o vigilar la ejecución de sus decisiones.
7) Las demás funciones q aeda el 294 a los síndicos.
Los consejeros disidentes en número no menor del tercio pueden convocar asamblea.
El consejo puede coexistir con la sindicatura.
Art. 283: Cuando el estatuto organice consejo de vigilancia, podrá prescindirse de la sindicatura quien será
reemplazada por una auditoria anual contratada por el consejo y su informe sobre los estados contables lo analizará una
asamblea. Esto es así porque es importante que los accionistas tengan un informe técnico profesional e independiente
estados contables.

Responsabilidad y acciones judiciales.

Según dispone el Art 280, al consejo de vigilancia son de aplicación los Art 274 a 279 que regulan el régimen de
responsabilidad de los directores y acciones judiciales.

3-Asambleas:

Es la reunión de accionistas convocadas conforme a la ley y a los estatutos para resolver las cuestiones previstas en
ellas o los asuntos indicados en la convocación.

Características:

- Es un órgano social, el órgano de gobierno de la sociedad.

165

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

- Deben cumplimentarse como requisito ineludible, los recaudos de convocación, deliberación y votación, que la
ley y el estatuto prescriban. La decisión asamblearia es la voluntad pronta y no delegada de la sociedad.
- Es un órgano no permanente. A diferencia del directorio, no funciona durante toda la existencia de la sociedad,
sino que sus decisiones son consecuencia de una previa convocación efectuada por quienes la ley legitima para
hacerlo, seguida de una deliberación y votación por parte de los accionistas.
- Sus facultades son indelegables, es decir, que la competencia que le es no puede ser suplida por decisiones de
otros órganos de la sociedad.

Convocatoria:

Art. 236: “Las asambleas ordinarias y extraordinarias serán convocadas por el directorio o el síndico en los casos
previstos por la ley, o cuando cualquiera de ellos lo juzgue necesario o cuando sean requeridas por accionistas que
representan por lo menos el cinco por ciento (5 %) del capital social, si los estatutos no fijaran una representación menor.
En este último supuesto la petición indicará los temas a tratar y el directorio o el síndico convocará la asamblea para
que se celebre en el plazo máximo de cuarenta (40) días de recibida la solicitud.
Si el directorio o el síndico omite hacerlo, la convocatoria podrá hacerse por la autoridad de contralor o judicialmente.

Convocatoria.

Art. 237: “Las asambleas serán convocadas por publicaciones durante cinco (5) días, con diez (10) de anticipación,
por lo menos y no más de treinta (30), en el diario de publicaciones legales. Además, para las sociedades a que se
refiere el artículo 299, en uno de los diarios de mayor circulación general de la República. Deberá mencionarse el
carácter de la asamblea, fecha, hora y lugar de reunión, orden del día, y los recaudos especiales exigidos por el estatuto
para la concurrencia de los accionistas.
Asamblea en segunda convocatoria.
La asamblea en segunda convocatoria por haber fracasado la primera deberá celebrarse dentro de los treinta (30)
días siguientes, y las publicaciones se harán por tres (3) días con ocho (8) de anticipación como mínimo. El estatuto
puede autorizar ambas convocatorias simultáneamente, excepto para las sociedades que hacen oferta pública de sus
acciones, en las que esta facultad queda limitada a la asamblea ordinaria.
En el supuesto de convocatorias simultáneas, si la asamblea fuere citada para celebrarse el mismo día deberá serlo
con un intervalo no inferior a una (1) hora de la fijada para la primera.
Asamblea unánime.
La asamblea podrá celebrarse sin publicación de la convocatoria cuando se reúnan accionistas que representen la
totalidad del capital social y las decisiones que se adopten por unanimidad de las acciones con derecho a voto”

Asamblea ordinaria:

Art. 234: “Corresponde a la asamblea ordinaria considerar y resolver los siguientes asuntos:
1. Balance general, estado de los resultados, distribución de ganancias, memoria e informe del síndico y toda otra
medida relativa a la gestión de la sociedad que le competa resolver conforme a la ley y el estatuto o que
sometan a su decisión el directorio, el consejo de vigilancia o los síndicos.
2. Designación y remoción de directores y síndicos miembros del consejo de vigilancia y fijación de su retribución.
3. Responsabilidad de los directores y síndicos y miembros del consejo de vigilancia.
4. Aumentos del capital conforme al artículo 188.
Para considerar los puntos 1) y 2) será convocada dentro de los cuatro (4) meses del cierre del ejercicio”.

Asamblea extraordinaria:

166

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

Art. 235: “Corresponden a la asamblea extraordinaria todos los asuntos que no sean de competencia de la asamblea
ordinaria, la modificación del estatuto y en especial:
1. Aumento de capital, salvo el supuesto del artículo 188. Sólo podrá delegar en el directorio la época de la
emisión, forma y condiciones de pago.
2. Reducción y reintegro del capital.
3. Rescate, reembolso y amortización de acciones.
4. Fusión, transformación y disolución de la sociedad; nombramiento, remoción y retribución de los liquidadores;
escisión; consideración de las cuentas y de los demás asuntos relacionados con la gestión de éstos en la
liquidación social, que deban ser objeto de resolución aprobatoria de carácter definitivo.
5. Limitación o suspensión del derecho de preferencia en la suscripción de nuevas acciones conforme al artículo
197.
6. Emisión de debentures y su conversión en acciones.
7. Emisión de bonos.

Asamblea ordinaria. Quórum. Mayoría.

Art. 243: “La constitución de la asamblea ordinaria en primera convocatoria, requiere la presencia de accionistas que
representen la mayoría de las acciones con derecho a voto.
Segunda convocatoria.
En la segunda convocatoria la asamblea se considerará constituida cualquiera sea el número de esas acciones
presentes.
Mayoría.
Las resoluciones en ambos casos serán tomadas por mayoría absoluta de los votos presentes que puedan emitirse
en la respectiva decisión, salvo cuando el estatuto exija mayor número”

Asamblea extraordinaria. Quórum. Mayoría.

Art.244: “La asamblea extraordinaria se reúne en primera convocatoria con la presencia de accionistas que
representen el sesenta por ciento (60 %) de las acciones con derecho a voto, si el estatuto no exige quórum mayor.
Segunda convocatoria.
En la segunda convocatoria se requiere la concurrencia de accionistas que representen el treinta por ciento (30 %)
de las acciones con derecho a voto, salvo que el estatuto fije quórum mayor o menor.
Mayoría.
Las resoluciones en ambos casos serán tomadas por mayoría absoluta de los votos presentes que puedan emitirse
en la respectiva decisión, salvo cuando el estatuto exija mayor número”.

Supuestos especiales:

Cuando se tratare de la transformación, prórroga o reconducción, excepto en las sociedades que hacen oferta
pública o cotización de sus acciones; de la disolución anticipada de la sociedad; de la transferencia del domicilio al
extranjero, del cambio fundamental del objeto y de la reintegración total o parcial del capital, tanto en la primera cuanto
en segunda convocatoria, las resoluciones se adoptarán por el voto favorable de la mayoría de acciones con derecho a
voto, sin aplicarse la pluralidad de voto. Esta disposición se aplicará para decidir la fusión y la escisión, salvo respecto de
la sociedad incorporante que se regirá por las normas sobre aumento de capital.

Derecho de receso:

167

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

Art. 245: “Los accionistas disconformes con las modificaciones incluidas en el último párrafo del artículo anterior,
salvo en el caso de disolución anticipada y en el de los accionistas de la sociedad incorporante en fusión y en la escisión,
pueden separarse de la sociedad con reembolso del valor de sus acciones. También podrán separarse en los pasos de
aumentos de capital que competan a la asamblea extraordinaria y que impliquen desembolso para el socio, de retiro
voluntario de la oferta pública o de la cotización de las acciones y de continuación de la sociedad en el supuesto del
artículo 94 inciso 9)”.

Casos que contempla la ley. Requisitos.


Transformación.
 La ley ha otorgado a los recedentes el plazo de 15 días, para el ejercicio del derecho, a computarse desde el
acuerdo que aprobara ese auto, término que puede ser modificado por vía contractual o estatutaria, en más o menos.
 El derecho de separación no afecta la responsabilidad de los socios recedentes hacia los terceros para las
obligaciones contraídas hasta que la transformación sea inscripta en el registro.
 En cuanto al reembolso de las partes de los socios recedentes, al mismo se hará sobre la base del balance de
transformación.

Prorroga de la Sociedad.
 La decisión de los socios de prorrogar el plazo de duración de la sociedad, afecta al accionista, que habiendo tenido
en cuenta el término de vida de aquella, ha votado negativamente.
 El reembolso se efectivizara a valores del último balance aprobado.

Reconducción del Contrato Social.


Igual que para la prorroga.

Cambio fundamental del objeto.


 La ley autoriza al accionista a receder cuando el órgano de gobierno resuelva alterar las actividades sociales, para
cuya realización fue constituida la sociedad, pero exige que ese cambio sea fundamental, es decir, que se sustituyan
concretamente las actividades del ente.
 Puede efectuarse cuando: - se sustituya la actividad por otra diferente -tiene lugar la ampliación del objeto

Reintegro total o parcial del capital.


 De decidirse en asamblea extraordinaria el reintegro del capital, el accionista queda obligado a efectuar nuevos
aportes para recomponer el capital social, sin recibir por ello nuevas acciones que aumenten el número de las que ya
poseía.

Transferencia del domicilio al extranjero.


 Esto implica no solo someter a la sociedad a una legislación diferente, sino aislar al socio o separarlo de su
participación societaria.

Fusión:  La ley admite el ejercicio del derecho de receso para los accionistas de ambas sociedades en el supuesto de
llevarse a cabo la fusión propiamente dicha, y los socios de la sociedad incorporada tratándose de fisión por absorción.

Retiro de la cotización y oferta pública por voluntad societaria o por sanción del órgano de contralor.
 Ya que esa alternativa dificulta la transferencia de las acciones de que son titulares los accionistas, por lo que la ley
les acuerda el derecho de receso, evitando que el solo continúe sin expectativas en cuanto a la circulación fluida de los
títulos, conforme al precio del mercado.

168

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

 En el caso de que la sanción del organismo de contralor sea la que obliga a la sociedad al retiro de la oferta, el solo
puede receder en el caso de que la sociedad no se disuelva.

Aumento del capital social.


 La ley 22.903 admite expresamente el derecho de receso en el caso de resolverse el aumento del capital social, pero
lo subordina a los siguientes requisitos: 1) que dicho aumento de capital social debe ser resuelto por asamblea
extraordinaria de accionistas y b) que dicho aumento implique nuevos desembolsos para el accionista.

El agotamiento del quíntuplo como causal del derecho de receso.


 EL Art. 188 establece la posibilidad de prever el aumento del capital social hasta el quíntuplo de su valor, y en
consecuencia, hasta que no se agote el mismo, cualquier aumento de capital social resuelto dentro de esos márgenes no
debe dar lugar al derecho de receso.
 La inadmisibilidad del derecho de receso cesa cuando ha quedado agotado dicho quíntuplo, de manera tal que
cualquier aumento posterior del capital social da lugar al mismo

Retiro voluntario
- Puede ser ejercida en cualquier tiempo, y que el reembolso de la participación del socio retirado se calcula a su valor
real. -Es una hipótesis de resolución parcial del contrato.

Impugnación de la decisión asamblearia. Requisitos:

Art. 251: “Toda resolución de la asamblea adoptada en violación de la ley, el estatuto o el reglamento, puede ser
impugnada de nulidad por los accionistas que no hubieren votado favorablemente en la respectiva decisión y por los
ausentes que acrediten la calidad de accionistas a la fecha de la decisión impugnada. Los accionistas que votaron
favorablemente pueden impugnarla si su voto es anulable por vicio de la voluntad.
También pueden impugnarla los directores, síndicos, miembros del consejo de vigilancia o la autoridad de contralor”

Acción judicial:

La acción se promoverá, contra la sociedad, por ante el juez de su domicilio, dentro de los tres meses de clausurada
la asamblea. El plazo se cuenta a partir del día en que se ha clausurado la asamblea.
Este es relativo pues, si se ha fraguado una asamblea unánime, y por ende no ha habido publicación de edictos, el
accionista que concurrió no ha tenido modo de saber que dicha supuesta asamblea se celebró, ni ha llegado a saber el
acta respectiva. Entendemos que en estos casos, es decir cuando no ha existido convocatoria hecha en formas legal, el
plazo debe contarse a partir del día en que el accionista toma conocimiento del acta.

Revocación de la resolución impugnada:

Una asamblea posterior podrá revocar el acuerdo impugnado. Esta resolución surtirá efecto desde entonces y no
procederá la iniciación o la continuación del proceso de impugnación. Subsistirá la responsabilidad por los efectos
producidos o que sean su consecuencia directa.

Responsabilidad de los accionistas:

Art 254: “Los accionistas que votaran favorablemente las resoluciones que se declaren nulas, responden ilimitada y
solidariamente de las consecuencias de las mismas, sin perjuicio de la responsabilidad que corresponda a los directores,
síndicos e integrantes del consejo de vigilancia”.

169

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

Nulidad de la asamblea:

Son causales de nulidad.


1. Vicios en la convocatoria o de la constitución de la asamblea
2. Carencia de competencia: pronunciarse sobre materias que incumben a los otros órganos.
3. Vicios en las causas o contenido de la decisión, violaciones legales o estatuarias que afecta los derechos de
los accionistas.
4. Vicios de deliberación: afecta el procedimiento legal obligatorio para llegar a la decisión.

4-Sociedad anónima con capital estatal mayoritario:

Las SA con participación estatal mayoritario son aquellas en que el Estado, es propietario en forma individual o
conjunta de acciones que representen por lo menos el 51% del capital social y sean suficientes para prevalecer en las
asambleas ordinarias y extraordinarias.
Quedan también comprendidas en esta categoría, aquellas sociedades en las cuales los requisitos se reúnan con
posterioridad a su constitución, siempre que una asamblea especialmente convocada al efecto así lo determine y no
mediare oposición expresa de algún accionista.

Por ser un subtipo de las SA, estas sociedades se gobiernan por las mismas normas previstas para aquellas, a
excepción de las siguientes:
1- Se aplican las prohibiciones e incompatibilidades establecidas en el art. 264, a excepción del inc. 4,
permitiéndose el desempeño del cargo de director a los funcionarios públicos cuya actuación se relaciones con
el objeto de la sociedad.
2- El estatuto puede prever la designación por la minoría de uno o más directores y de uno o más síndicos.
Cuando el capital en manos privadas alcance el 20%, tendrán representación proporcional en el directorio y
elegirán por lo menos a uno de los síndicos, sin necesidad de aplicarse el mecanismo de voto acumulativo,
pero en tal caso no podrán ser síndicos ni directores o integrantes del consejo de vigilancia por el capital
privado los funcionarios públicos.
3- No se aplica a los directores e integrantes del consejo de vigilancia los límites de remuneración previstos por el
art. 261, por estar desempeñando una función pública.
Las normas específicas de este tipo de sociedades dejan de aplicarse cuando se alteren los requisitos de tipicidad
previstos por el art. 308.
Art. 308: “Quedan comprendidas en esta Sección las sociedades anónimas que se constituyan cuando el Estado
nacional, los estados provinciales, los municipios, los organismos estatales legalmente autorizados al efecto, o las
sociedades anónimas sujetas a este régimen sean propietarias en forma individual o conjunta de acciones que
representen por lo menos el Cincuenta y uno por ciento (51 %) del capital social y que sean suficientes para prevalecer
en las asambleas ordinarias y extraordinarias”.

5-Sociedad en comandita por acciones:

Concepto:

Es el tipo de sociedad en la que el o los socios comanditados responden por las obligaciones sociales como los
socios de la sociedad colectiva; el o los socios comanditarios limitan su responsabilidad al capital que suscriben.
Sólo los aportes de los comanditarios se representan por acciones.

Caracteres:

170

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

- Es una sociedad de capital “intuito reí”, es una sociedad donde no interesa la personalidad de los socios, sino el capital
que ellos aportan.
- En esta sociedad hay dos clases de socios, que se distinguen según el tipo de responsabilidad, los socios
comanditados y comanditarios.
- El socio comanditado tiene una responsabilidad solidaria subsidiaria e ilimitada. EI socio comanditario tiene una
responsabilidad limitada al aporte que suscribe a la sociedad.
- En la parte comanditaria, el capital se divide en acciones y en la parte comanditada en partes de interés.
- Esta sociedad es una mezcla de todas.

Normas aplicables:

Son aplicables a la sociedad en comandita por acciones las normas de la S.A. y supletoriamente las de la sociedad
en comandita simples.

Capital:

Al haber un vacío legal en cuanto a los aportes, habrá que dirigirse a la norma general (Art.39 En las sociedades de
responsabilidad limitada y por acciones, el aporte debe ser de bienes determinados, susceptibles de ejecución forzada.)
Otros opinan que dada la existencia de dos clases de socios, en los que cada uno tiene un tipo distinto de
responsabilidad, habría que asimilar a la en comandita simple entonces permitirle al socio comanditado también hacer
aportes que no sean solo de dar en uso y goce, sino también de hacer. Para el socio comanditario no hay duda del
aporte que tiene que es siempre de dar.

Administración:

Art. 318: “La administración podrá ser unipersonal, y será ejercida por socio comanditado o tercero, quienes durarán
en sus cargos el tiempo que fije el estatuto sin las limitaciones del artículo 257.
Remoción del socio administrador.
Art. 319: “La remoción del administrador se ajustará al artículo 129 (cuando lo decida la mayoría), pero el socio
comanditario podrá pedirla judicialmente, con justa causa, cuando represente no menos del Cinco por ciento (5 %) del
capital.
El socio comanditado removido de la administración tendrá derecho a retirarse de la sociedad o a transformarse en
comanditario.
Acefalía de la administración.
Art. 320: “Cuando la administración no pueda funcionar, deberá ser reorganizada en el término de Tres (3) meses”.
Administrador provisorio.
El síndico nombrará para este período un administrador provisorio, para el cumplimiento de los actos ordinarios de la
administración, quien actuará con los terceros con aclaración de su calidad. En estas condiciones, el administrador
provisorio no asume la responsabilidad del socio comanditado.

Organización: asamblea y fiscalización:

Art. 321: “La asamblea se integra con socios de ambas categorías. Las partes de interés de los comanditados se
considerarán divididas en fracciones del mismo valor de las acciones a los efectos del quórum y del voto. Cualquier
cantidad menor no se computará a ninguno de esos efectos”.
Es una sociedad que tiene órganos diferenciados pero también tiene particularidades.
1. Asamblea: Se le aplica el régimen de la SA en todo lo que sea compatible.
2. Sindico: Con todas las funciones que el sindico desempeña.
171

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)


lOMoARcPSD|5429421

Cesión de la parte social:

La cesión por parte del socio comanditado requiere la conformidad de la asamblea.

172

Descargado por Soley patricia (psoley7@gmail.com)

También podría gustarte