Tratado de paz entre España y Estados Unidos (1898

)
Art. 1.° España renuncia a todo derecho de soberanía y propiedad sobre Cuba. En atención a que dicha isla, cuando sea evacuada por España, va a ser ocupada por los Estados Unidos, éstos, mientras dure su ocupación, tomarán sobre sí y cumplirán las obligaciones que, por el hecho de ocuparla, les impone el derecho internacional para la protección de vidas y haciendas. Art. 2.° España cede a los Estados Unidos la isla de Puerto Rico y las demás que están ahora bajo su soberanía en las Indias Occidentales, y la isla de Guam en el archipiélago de las Marianas o Ladrones. Art. 3.° España cede a los Estados Unidos el archipiélago conocido por las Islas Filipinas [...]. Los Estados Unidos pagarán a España la suma de veinte millones de dólares(20.000.000) dentro de los tres meses después del canje de ratificaciones del presente Tratado. Art. 6.° España, al ser firmado el presente tratado, pondrá en libertad a todos los prisioneros de guerra y a todos los detenidos o presos por delitos políticos a consecuencia de las insurrecciones en Cuba y en Filipinas, y de la guerra con los Estados Unidos. Recíprocamente, los Estados Unidos pondrán en libertad a todos los prisioneros de guerra hechos por las fuerzas americanas, y gestionarán la libertad de todos los prisioneros españoles en poder de los insurrectos de Cuba y Filipinas [...].
M.ª Victoria LÓPEZ - CORDÓN y José Urbano MARTÍNEZ, Análisis y comentarios de textos históricos.II. Edad Moderna y Contemporánea, Madrid, Alhambra, 1978, pp. 305-306.

CLASIFICACIÓN DEL TEXTO Es un fragmento del inicio del Tratado de Paz firmado entre España y Estados Unidos de América (el tratado de la Paz de París) en 1898 y por el cual España reconoce la pérdida de prácticamente las últimas colonias que le quedaban Cuba, Puerto Rico, Filipinas y Guam. Al ser un Tratado internacional es un texto articulado de naturaleza político-jurídica, y puesto que está extraído directamente de su fuente de origen es una fuente primaria. El autor y destinatario son colectivos, ya que ha sido firmado por un conjunto de personas que representan dipomáticamente a las Naciones implicadas en la guerra precedente hispanonorteamericana, y el destinatario son la Nación española, las antiguas colonias y los Estados Unidos, así como el resto de los Estados al informarles de la modificación de la soberanía de una serie de territorios. El texto se sitúa tras la guerra que se libró entre España y Estados Unidos en 1898, durante el proceso de independencia cubana, en la Regencia de María Cristina (infancia de Alfonso XIII). A nivel internacional, durante la etapa del imperialismo, proceso colonizador de territorios fundamentalmente africanos y asiáticos - aquí también vemos americanos- por parte de, entre otros, Gran Bretaña, Francia, Italia, Bélgica y dos potencias extraeuropeas, Japón y Estados Unidos. ANÁLISIS En el artículo 1 España renuncia a su soberanía sobre Cuba, cediendo sin embargo el protectorado de la isla a Estados Unidos, por lo que esta se encargará de mantener la protección del pueblo y los intereses económicos de los cubanos y estadounidenses.

En el artículo 2 España cede a Estados Unidos la soberanía de la islas de Puerto Rico, en el Caribe, y de Guam (parte del archipiélago de las Marianas), en el Pacífico. En el artículo 3 España cede a Estados Unidos el archipiélago de las Filipinas, a cambio del pago de 20 millones de dólares. En el artículo 6 España y Estados Unidos acuerda mutuamente la liberación de todos sus presos de guerra, así como los presos políticos de la lucha por la independencia entre Cuba y España. Se informa de la gestión norteamericana en favor de los prisioneros españoles en manos cubanas. CONTEXTO Tras la Paz de Zanjón de 1878, que puso fin a la Guerra de los Diez años, los cubanos esperaban una serie de reformas dirigidas a la abolición de la esclavitud, la libertad de comercio, la representación en Cortes españolas y en el gobierno de la isla. Ante el incumplimiento de estas promesas, en Cuba se formaron dos grandes partidos, el Partido autonomista y la Unión constitucional: el partido autonomista estaba integrado por cubanos mientras que el unionista lo formaban colonos que controlaban la economía y política en Cuba. La ineficacia de la administración para introducir reformas y la oposición de los intereses económicos españoles en la isla causaron que el independentismo ganara poco a poco posiciones al autonomismo. En 1893 José Marti fundó el Partido Revolucionario Cubano, cuyo objetivo era claramente la independencia, apoyada por Estados Unidos. Estados Unidos era el que más comerciaba con la isla, y al imponerse en 1891 el “arancel Cánovas” por parte de España, que consistía en elevar los impuestos de los productos importados que no procediesen de la Península, esto afectó gravemente a Estados Unidos, el cual se enfureció con España (en especial la prensa amarilla). El 24 de febrero de 1895, con el Grito de Baire, se inicia un levantamiento generalizado contra el dominio español, dando lugar a la guerra de Cuba 1895-1898 con España. Debido al gran interés de Estados Unidos por Cuba, McKinley(presidente americano) apoyó a los insurectos con armas. Cánovas del Castillo (presidente del consejo de ministros español), envió un ejército al mando del general Martinez Campos, y mas tarde al de Valeriano Weyler, aunque no consiguieron éxitos ninguno de los dos ya que el terreno no era el adecuado (selva) ni contaban con los medio adecuados.Weyler además inició una fuerte represión que lo hizo muy impopular. En 1897, tras el asesinato de Cánovas, se inició una estretegia de conciliación con los insurrectos: se decreto la autonomía de Cuba, sufragio universal y otros derechos; sin embargo ya era demasiado tarde para aceptar tratos, Cuba continuó con la guerra. En 1896 se produjo otra revolución paralela a la cubana en las islas Filipinas. La colonia tenía débil presencia militar y los intereses económicos eran menores (producción de tabaco). En estas islas el independentismo había ido cobrando fuerza desde la formación de la Liga Filipina, fundada por José Rizal en 1892. Rizal es ajusticiado y la insurrección se paraliza. En 1898 Estados Unidos acusó a España de hundir el acorazado norteamericano Maine, que se encontraba de visita en La Habana,con una carga explosiva. Tras el presunto atentado (las últimas investigaciones hablan de accidente) mandaron un ultimátum a España para que

desalojara el ejército de Cuba, y aunque el gobierno español sabía que estaba en inferioridad no pudo aceptarlo ya que su honor estaba en juego. La guerra fue muy breve, la diferencia de armamento era abismal, y Estados Unidos no tardó en derrotar a las tropas españolas. Una escuadra española fue derrotada en la batalla de Santiago al enfrentarse a la poderosa armada española y otra fue derrotada en Filipinas en la batalla de Cavite. Tras el corto enfrentamiento ambos países firmaron la Paz de París en 1898. VALORACIÓN DEL DOCUMENTO Se trata de un texto objetivo, ya que recoge los acuerdos diplomáticos entre Estados Unidos y España para poner fin a la guerra que les enfrentaba. Dada la rápida derrota española, el acuerdo es claramente favorable a los intereses norteamericanos. Además de perder Cuba, España cede también a Estados Unidos, Filipinas, Puerto Rico y Guam. El resto de las Islas Marianas, las Carolinas y Palaos, que tambien pertenecían al Estado Español, son vendidas en 1899 a Alemania, debido a su lejanía e imposibilidad de defenderlas. Más tarde estas islas serían conquistadas por otra potencia emergente, Japón, que extendería su dominio por Asia y el Pacífico. Además es un texto importante porque tiene consecuencias sobre España, sobre las antiguas colonias y sobre Estados Unidos Las repercusiones del Tratado en España no fueron económicas: la situación ya estaba mal y la pérdida de las colonias no afectó en demasía al capital del país (destacar la reforma de Hacienda); tampoco el comercio sufrió demasiado. La mayor repercusión fue ideológica y moral: España había sido uno de los imperios más poderosos de Europa y del mundo y tras las últimas pérdidas se había convertido en una “vieja gloria”, un país abatido y derrotado por una nación emergente que ni siquiera pertenecía a las tradicionales grandes potencias europeas. En definitiva, una humillación. Todo esto influyó en los españoles, que empezaron a darse cuenta de la mala situación que atravesaba. En respuesta a esta situación, nacieron dos corrientes ideológicas importantes: la generación del 98, corriente literaria, y el regeneracionismo, más objetiva y científica. Ambas corrientes criticaban el estado de España y aportaban ideas para mejorarlo. Tras estas derrotas y pérdidas España se descolgaría de los demás países imperialistas, aunque intentó buscar nuevos campos de acción (Norte de Marruecos). Las repercusiones en Cuba no fueron buenas. Se había logrado echar a los españoles de la isla, pero a cambio tenían a los norteamericanos encima. Al finalizar la guerra, EEUU quitó sus tropas de Cuba (1902) pero introdujo varias modificaciones que le favorecían: tenía derecho a explotar las minas cubanas, Cuba no podía firmar tratados con otras potencias y sobre todo, EEUU creó la Enmienda Platt a cambio de su independencia en 1902, que les permitía intervenir en el gobierno cubano cuando hiciera falta. Cuba seguiría siendo prácticamente un protectorado estadounidense hasta los años cincuenta, cuando triunfará la revolución comunista encabezada por Fidel Castro. Filipinas no notó demasiados cambios: en busca de su libertad se enfrentó a los Estados Unidos en una nueva guerra, sumiendo al pais en una pésima situación. No consiguieron su independencia hasta 1946.

Como contraste a las pérdidas económicas, territoriales y demográficas para España por la guerra, Estados Unidos no solo apenas tuvo bajas (en la batalla naval de Santiago, Estados Unidos sólo perdió un hombre, que murió al caer por las escaleras del barco mientras bajaba a cubierta), sino que consiguió aumentar su influencia en la zona del Caribe y del Pacífico. Estados Unidos vivió una época de imperialismo, gracias a las adquisiciones de colonias tras la guerra contra España y otros territorios que conquistó en el océano Pacífico (Hawai), aunque más adelante habrá de enfrentarse a otra potencia ascendente en la zona, Japón. Estados Unidos se alza como una nueva potencia a la altura de Gran Bretaña; esto sumado a su gran poder económico y político fueron las principales causas de que al siglo XX se le conozca como “el siglo de Estados Unidos”.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful