Está en la página 1de 5

Clasificación de los juicios:

1- Según su cantidad:

Entendemos por cantidad del juicio la mayor o menor extensión en que se toma el
concepto sujeto en este juicio. En razón a la cantidad los juicios se dividen en universales,
particulares y singulares.

a) Juicios universales:

Cuando el concepto-sujeto es un término común tomado universalmente en toda su


extensión, lo cual se denota por la palabra todo o ninguno. Por ejemplo: “todo hombre es
racional”. O “ninguna criatura es infinita”.

b) Juicios particulares:

Cuando el concepto-sujeto se toma solo en partes de su extensión, lo que


expresamos por la voz “algunos”, como cuando decimos: “algunos hombres son sabios”.

c) Juicios singulares:

Cuando el concepto sujeto se toma en su mínima expresión es decir, cuando el


sujeto es un término singular; por ejemplo: “Sócrates fue filosofo”.

2- Por su cualidad:

Todos los juicios tienen la cualidad esencial de ser: afirmativos, negativos e


infinitos.

a) Juicios afirmativos:

Cuando hay conveniencia entre el sujeto y el predicado el juicio es afirmativo. Por


ejemplo: la tierra es un planeta.

* Afirmativas toto-totales:

Cuando tanto el concepto-sujeto como el concepto-predicado se toman en toda su


extensión. p. e.: todos los triángulos tienen tres lados.
* Afirmativas toto-parciales:

Aquí el concepto-sujeto se toma en toda su extensión, pero el concepto-predicado


no se toma en toda su extensión. Por ejemplo: “Todos los hombres son mamíferos”, que
equivale a decir “todos los hombres son algunos mamíferos”.

* Afirmativas partí-totales:

Aquí el sujeto es tomado solo en una parte de su extensión y el predicado en toda su


extensión. p. e.: “Alguna figura es cuadrilátera”, que equivale a decir: “Alguna figura es
todo cuadrilátera”.

* Afirmativas partí-parciales:

Aquí tanto el sujeto como el predicado son ambos particulares. Por ejemplo:
“Algunos equiláteros son triángulos”, que equivale a decir “Algunos equiláteros son
algunos triángulos”.

b) Juicios negativos:

Cuando el concepto-predicado no conviene al concepto-sujeto. P.e.: la tierra no es


un satélite.

* Negativas toto-totales:

Aquí el concepto es excluido en toda la extensión del predicado. Ej.: “Ningún


cuadrado es triangulo”, que equivale a decir: “Ningún cuadrado es ningún triangulo”.

* Negativas toto-parciales:

Aquí el concepto-sujeto que está tomado en toda su extensión es excluido de una


parte solamente de la extensión del predicado. Por ejemplo: “Ningún pintor es
mercantilista”, que equivale a decir “Ningún pintor es algún mercantilista”.
* Negativas partí-parciales:

Aquí una parte de la extensión del concepto-sujeto está excluida de una parte de la
extensión del concepto-predicado. Por ejemplo: “Algún cuadrilátero no es paralelogramo”,
que equivale a decir: “Algún cuadrilátero no es alguna figura paralelograma”.

* Negativas partí-totales:

Aquí sola parte del concepto-sujeto está excluida de la extensión del concepto-
predicado. Por ejemplo: “Algún cuadrilátero no es ningún paralelogramo”.

c) Juicios infinitos:

Son aquellos juicios en los que no se dice del sujeto lo que es, sino lo que no es.
Kant señala que no deben confundirse con los juicios negativos, ya que los negativos
afectan siempre a la copula, mientras que los infinitos solo afectan el predicado .p.e: “El
alma no es mortal” aquí estamos ante un juicio negativo, en cambio si decimos “El alma no
es mortal” si estamos en presencia de un juicio infinito. A este respecto Fingermann nos
dice: “se han formulado muchas críticas al juicio infinito. Se ha hecho notar especialmente
que puede ser reducido al juicio afirmativo, puesto que si decimos “el alma no es mortal”
que equivale a afirmar “el alma es inmortal” “se trata de un juicio afirmativo”.

3- Por la relación:

Se llama relación de los juicios, el modo o la manera en que se efectúa el carácter


aseverativo del juicio, es la prioridad que tiene de enunciar con o sin ninguna restricción, y
pueden ser de tres clases:

a) Juicios categóricos:

Cuando el carácter aseverativo no está sometido a ninguna condición. Por ejemplo:


yo mañana iré a clase.
b) Juicios hipotéticos:

Cuando la aseveración del juicio está sometida a una condición. Por ejemplo: Si
mañana llueve entonces no iré a clase. Su forma típica es la expresión “Si…………
entonces……….”

c) Juicios disyuntivos:

Son los que enuncian una alternativa entre dos o más posibilidades, en ellos
encontraremos la partícula “o” u otro equivalente. Por ejemplo: este cuadrilátero es
rectángulo o paralelogramo “. “Este triángulo es equilátero o isósceles o escaleno”.

4- Por la modalidad:

El concepto de modalidad está referido a la intensidad con que la copula ejerce su


afirmación, la relación entonces será fuerte o débil. Hay tres clases de juicios por la
modalidad.

a) Juicios asertoricos:

Son aquellos que enuncian una relación entre el concepto-sujeto y el concepto-


predicado de hecho, con validez efectiva, es decir aquí el concepto-predicado conviene al
concepto-sujeto. Su fórmula es “S es P”. p.e.: El samán es un árbol

b) Juicios apodícticos:

Son los que enuncian una relación entre el concepto-sujeto y el concepto-predicado,


necesaria, forzosa, es decir lo que se asegura o niega tiene que ser así y no puede ser de otro
modo. Su fórmula es “S debe ser P” .por ejemplo: 2+2=4 ; es decir todo los axiomas
matemáticos.

c) Juicios problemáticos:

Son los que enuncian una relación entre el concepto-sujeto y el concepto-predicado


como posible, probable o dudosa. Su fórmula es “S puede ser P” .p.e.: la indulgencia puede
ser dañina.