Está en la página 1de 4

Historia

Seguros

ROMERO ESCACENA, UN
VETERINARIO CON ALMA
DE ARTISTA

Luis Moreno Fdez-Caparrós


Conservador del Museo de Veterinaria
lmorfer@oc.mde.es

Este verano lo he dedicado, entre quién fue este personaje. Para


otros asuntos, a leer y releer una explicarlo no voy a recurrir a las
interesante novela que me remitió tradicionales fuentes de historia
amablemente la editorial Temas de la veterinaria sino que me voy
de hoy. “El sanador de caballos”, a servir, en parte, de lo que dice
es una novela de asunto histó- Ignacio Ramos Altamira que es
rico escrita por Gonzalo Giner. periodista y pedagogo, nacido en
Narra las aventuras de Diego de Madrid y con una obra consoli-
Malagón y como éste logra al- dada en el campo musical ya que
canzar, poco a poco, la sabiduría Foto 1. José María Romero Escacena, su primer libro lanzado al mer-
hasta convertirse en un afamado el artista. cado en el 2005 fue “Historia de
albéitar de la Edad Media. Pero la guitarra y los guitarristas es-
precisamente el hecho que me este caso se ha llegado a decir de pañoles”. Él nos comenta, con
hizo reflexionar, y que es la ba- Gonzalo Giner que ya es el Noah respecto a José María Romero
se de este artículo, fue al notar Gordon español. Escacena (foto 1), que fue un
que un veterinario logra con su destacado dibujante y caricatu-
talento y su pluma el éxito edito- Vayamos ahora a lo nuestro. No rista sevillano que trabajó para
rial. Es arto frecuente comprobar es este tampoco el caso de nues- la sección musical del diario ABC
cómo nuestros compañeros que tro protagonista que encabeza el de Madrid entre 1930 y 1945,
destacan en otros terrenos pa- título del artículo, ya que fue exceptuando el periodo en el que
san a veces desapercibidos, no reconocido en vida por otros el rotativo monárquico fue in-
42 solo entre nosotros, sino ante el sectores de la sociedad. Alguno cautado por el Gobierno de la
resto de la sociedad que les hur- de nuestros habituales lectores República tras el levantamiento
ta su formación universitaria. En (los más jóvenes) se preguntarán militar de 1936. Aunque licen-
Romero Escacena, un¿Debemos
veterinario concontrolar
dejarnos alma deporartista
las grandes compañías aseguradoras?

ciado en Veterinaria, el dibujo siempre fue su gran pio dibujante ilustraría entre 1939 y 1944 muchas
pasión y desde muy joven realizó retratos de los de las críticas musicales de Sáinz de la Maza en el
personajes de la vida artística de la capital española diario ABC, retratando a los más importantes mú-
para revistas gráficas como Nuevo Mundo. En 1930 sicos de la época como Andrés Segovia, Francisco


publicó sus primeras caricaturas en ABC y en abril
de 1931 ofrece una exposición de cuarenta de sus
obras en la Casa de Andalucía de Madrid. En agosto
del año pasado Ramos Altamira recogió en el álbum
Crónicas de la Guitarra Clásica las caricaturas que
Romero Escacena realizó entre 1930 y 1944 de los Aunque licenciado en Veterinaria,
guitarristas más relevantes que actuaron en los sa- el dibujo siempre fue su gran pasión
lones y teatros de Madrid y que fueron publicadas
en las páginas musicales del diario ABC (páginas y desde muy joven realizó retratos
que se encuentran digitalizadas en el archivo de la
de los personajes de la vida artística
Biblioteca Nacional). Pero la relación del dibujan-
te con el pentagrama y la guitarra fue mucho más de la capital española para revistas
estrecha que la de inmortalizar con su primoro-
so trazo a los grandes artistas de las seis cuerdas,
gráficas como Nuevo Mundo
pues en octubre de 1944 contraería matrimonio
con la guitarrista madrileña Rosario Huidobro, hi-
ja del notable pintor Luis Huidobro, posiblemente Alfonso (fotos 3 y 4), Daniel Fortea y el inmortal
profesor de Romero Escacena en la Academia de Francisco Tárrega (foto 5), entre otros. El cuatro de
Bellas Artes. Rosario había estudiado Música con enero de 1945 publicó su última caricatura para el
Conrado del Campo en el Conservatorio de Madrid, diario madrileño, que fue la dedicada al veterano
obteniendo Premio Extraordinario, y llegaría a ser profesor del Conservatorio madrileño, Conrado del 43
auxiliar de Regino Sáinz de la Maza (foto 2) en Campo. Dentro de la historia del caricaturismo es-
la cátedra de guitarra del mismo centro. El pro- pañol ocupa ya un lugar de privilegio. Si la música
Historia
Seguros

Foto 2.- Regino Foto 3.


Sáinz de la Maza ANDRÉS
(ABC–19 de SEGOVIA
noviembre de 1931) (ABC – 19 de
noviembre de
1930)

Foto 4. ( ABC – 28
de febrero de 1934)
Foto 5.
(ABC- 20 de
diciembre de
1934)

vino de la mano de su mujer, a José María quizá le éxito en el Círculo de Bellas Artes en febrero de
vendría su atracción por la guitarra a través de su 1944. En años posteriores publicaría varios libros
hermano Baldomero Romero Escacena, médico se- y escritos sobre tauromaquia todos ellos ilustrados
villano y guitarrista no profesional, discípulo del por él mismo como Pelos o pintas del toro de lidia,
gran Maestro Tárrega. Madrid 1953, prologado por Carlos Luis de Cuenca
padre; o ¿hasta Cuando? La suerte de vara y sus con-
Romero Escacena ejerció en todos estos años la secuencias, Madrid 1962, que lo ilustró con precisas
profesión de inspector veterinario y, además de sus láminas anatómicas (foto 6). También se estrenó co-
44 caricaturas de músicos para ABC, también retrató mo articulista en Toros de España demostrando su
a los personajes más destacados de la vida médica preparación anatómica y del exterior del toro bra-
madrileña, en una colección que expuso con gran vo. Fue ésta otra de sus grandes pasiones a la que
Romero Escacena, un¿Debemos
veterinario concontrolar
dejarnos alma deporartista
las grandes compañías aseguradoras?

HIMNO A LA VETERINARIA

Defensores temerarios
de una riqueza sin par,
somos los Veterinarios
hombres de raza ejemplar.

Dispuestos siempre a la lucha


proa al norte sin cesar,
nuestra voluntad es mucha,
sin fatiga al caminar.

Pues nuestra tierra española


por su gran ganadería,


alto su pendón tremola
y es montaraz y bravía.

Somos vanguardia avanzada


También se estrenó como articulista de la salud nacional,
en Toros de España demostrando ciencia digna y ensalzada
su preparación anatómica y del por su virtud sin igual.
exterior del toro bravo Al son de este canto de amor
unidos en fuerte haz,
sin pesares ni temor
dedicó una nueva serie de caricaturas de los gran-
des toreros españoles de la época. También ilustró
llegue a nosotros la paz.
numerosas obras de veterinaria como Tecnologia
e Higiene de la Conservación del Pescado, 1959 y ¡Veterinaria, adelante
recogió con su arte las caricaturas de los 40 veteri- con esfuerzo y con tesón
narios más notables de su época, muchas de ellas en
Semblanzas Veterinarias.
no hay quien nuestro empuje
aguante,
Como dato curioso, junto a José Herroz Sorrosal pues nos sobra la razón!
compuso el Himno a la Veterinaria. El primero le
puso la letra y Romero Escacena la música. Los au- ¡Veterinaria, adelante
tores incluyeron en la cabecera la siguiente leyenda:
“Dedicado a todos los compañeros que honran a
con esfuerzo y con tesón
nuestra excelsa profesión”. no hay quien nuestro empuje
aguante!
Verán que José María Romero Escacena, además de ¡¡Arriba ese corazón!!
veterinario, tenía alma de artista, y por si alguno de
nuestros lectores se anima cuando vuelva de vaca- 45
ciones y tiene ganas de versionar el himno ahí va la ¡¡VIVA LA VETERINARIA!!
partitura.