Está en la página 1de 3

ENSAYO

LA MORAL, DERECHO Y CONSTUMBRE


EN LA CONSTITUCION DE 1991

ELIANA MARGARITA GUAL GAMEZ

“No es posible negar la relación entre la moral y el derecho.  Y menos desconocer que las
normas jurídicas en algunos casos tienen en cuenta la moral vigente, para deducir
consecuencias sobre la validez de un acto jurídico. Hay siempre una moral social, que es la
que prevalece en cada pueblo en su propia circunstancia. Entendida así, la moral no es
individual: lo individual es la valoración que cada uno hace de sus actos en relación con la
moral social.”[ CITATION MGP94 \l 9226 ].

La expresión “fuentes del Derecho”, es utilizada en diversos escenarios del conocimiento.


Entre ellos se destacan el filosófico, que entiende por tal, la facultad inmanente del hombre
de estructurar su propia existencia, reduciendo las fuentes del derecho al espíritu humano.

La costumbre, elemento imprescindible de la cultura de un pueblo, inclusive, tejido


conjuntivo necesario para la Constitución de una Nación, puede tener relevancia en el mundo
del derecho y dar lugar a reglas de comportamiento que tengan la connotación de normas
jurídicas y conformar, por lo tanto el ordenamiento jurídico.[ CITATION Her10 \l 9226 ].

Claramente el concepto de moral que se tratará en este ensayo tiene un sentido ético; sin
embargo, el concepto concreto de moral es mas dificil de trabajar pues, como reconoce el
profesor Santiago Legarre (2004) en su ensayo de delimitación del concepto de moral.

Como puede observarse en 1994 se aprecia una de las primeras sentencias que abordan el
concepto de moral. Como lo es la sentencia C-224 de 05 de mayo y la segunda es la sentencia
C-427 de 29 de septiembre, por medio del cual ese mismo año empiezan ha aseñalarse dos
(2) grandes enfoques que podemos observar que siempre han estado presente en la
Juriprudencia Constitucional: como lo son, el enfoque conservador y el enfoque liberal ético.
En primer lugar, el magistrado ponente Dr. Jorge Arango Mejía nos presenta una lectura
conservadora de la moral social en los siguiente términos:

“La Constitución de 1991 no es contraria a la moral cristiana. No hay uno solo de


sus preceptos que pugne con lo que hoy se entiende por “moral cristiana” en
Colombia. El hecho de haber desaparecido del preámbulo de la Constitución la
referencia a la Iglesia Católica, Apostólica y Romana como “la de la nación” y como
“esencial elemento del orden social”, no trae consigo un cambio en la moral social.
Apenas ratifica la separación de la Iglesia y el Estado. No puede, en consecuencia,
ser contraria a la Constitución una norma que se limita a reconocer la moral de las
mayorías[ CITATION MGP94 \l 9226 ]”

Esta afirmación del Magistrado Arango Mejía se da en respuesta a una demanda de


institucionalidad contra el Art. 13 de la ley 153 de 1887 ( anterior a la constitucion de 1991)
que advertía que “la costumbre, siendo general y conforme con la moral cristiana, constituye
derecho, a falta de legislación positiva”.

No obstante pasaron pocos meses para que el magistrado Fabio Morón Díaz mediante la
sentencia C-427 del mismo año nos diera un enfoque liberalismo. Donde nos da una
expresion moral en el ordenamiento Colombiano, “concepto juridico que aquí no responde a
ninguna particular exigencia civil o subjetiva, sino, se repite, el marco ético conceptual ,
propio de la moral media o social”[ CITATION MOR94 \l 9226 ].

Con el antecedente de Morón Díaz podría entenderse como una moral mayoritaria. De está
manera aunque se aproxima a liberalismo por su aceptación de argumento moral rechazado
que se trata de una moral confeccional particular.

Si algo esta por fuera de está discusión, es que la constitución colombiana considera a la
familia una institución valiosa y, por tanto, digna de ser protegida.

Podemos concluir con está sentencia que es clara al momento de refererirse a la moral con la
constitución ya que estas van arragados la una del otro porque nos queda claro que y se puede
decir que es la constotición la encargada de resalta la importancia étnica y cultural, al orden
juridico, por lo tanto se conocio que no ahi ley que pueda prohibir la moral cristiana ni mucho
menos confundirnos con la constumbre.

Al momento de hablar de esta sentencia podemos reflejar parte de nuestra vida cotidiana, en
cuanto a costumbre se habla.
Bibliografía
Hernández Díaz, C. (2010). La costumbre como fuente del Derecho. CRITERIO JURIDICO GARANTISTA,
146.

Mejia, M. P. (05 de MAYO de 1994). CORTE CONSTITUCIONAL COLOMBIANA. Obtenido de https://corte-


constitucional.vlex.com.co/vid/-43558126?_ga=2.228984668.1984039389.1617154758-
1683091800.1617154758

MORÓN DÍAZ, F. (29 de Septiembre de 1994). CORTE CONSTITUCIONAL COLOMBIANA. Obtenido de


https://www.corteconstitucional.gov.co/relatoria/1994/C-427-94.htm#:~:text=unos%20de
%20otros.-,La%20prohibici%C3%B3n%20legal%20de%20la%20conducta%20delictiva%20tiene
%20por%20fin,cumplimiento%20de%20la%20funci%C3%B3n%20p%C3%BAblica.