Está en la página 1de 9

Introducción

Todos utilizamos la risa -y aún más la sonrisa- para esconder el miedo, la vergüenza y otras tensiones
que se producen en las relaciones con los demás. Sin embargo, muchos y muchas hemos olvidado aquella
risa que nos invadía tan a menudo cuando éramos niños o niñas; una sonrisa sincera y espontánea que
brotaba de lo más profundo, llenándonos de felicidad. Es esta risa la que pretendemos alcanzar en esta
sesión práctica.

La risa es una hermosa puerta para lograr la relajación, abrir nuestra capacidad de sentir, de amar, de
llegar al silencio, al éxtasis, a la creatividad, sencillamente utilizando la risa como camino.

Se utilizan diferentes técnicas para llegar a liberar las tensiones del cuerpo y así poder llegar a la
carcajada, entre ellas se usa: la expresión corporal, el juego, la danza, ejercicios de respiración, masajes,
técnicas para reír de manera natural, sana, que salga del corazón, del vientre, de un modo simple como
los niños y niñas.

¿Qué es la risa?

La risa, según el pequeño Larousse, la define como el movimiento de la boca y del rostro que denota
alegría.

Es una modalidad expresiva, propia de la especie humana. Es un arma poderosa de comunicación. De


la risa sabemos que es, por definición, una "manifestación de alegría que consiste en contraer ciertos
músculos de la cara que estiran los labios dejando a la vista los dientes y dando una expresión particular a
los ojos [...]".

Reír es una manifestación concreta de procesos cerebrales producidos por factores puramente químicos
y por otros afectivos. Una carcajada une, por decirlo así, el cuerpo con el espíritu. Por eso es tan
beneficioso reír y hay países en los que se celebra la risa en comunidad como terapia para prevenir
enfermedades (Papaleo, 2006).

Origen y evolución de la terapia de la risa

"La risa es una plaga positiva y que crea


una alta dependencia: cuando alguien empieza,
es muy difícil parar"
Robert Holden

Diferentes corrientes filosóficas conocen desde hace siglos la importancia de la risa y el sentido del
humor, y lo promueven de manera práctica.

Hace unos 4000 años, en el antiguo Imperio Chino, había unos templos donde las personas se reunían
para reír con la finalidad de equilibrar la salud. En la India, también se encuentran templos sagrados
donde se puede practicar la risa (www.enbuenasmanos.com/articulos/muestra.asp?=662).

En culturas ancestrales de tipo tribal, existía la figura del "doctor payaso" o "payaso sagrado", un
hechicero vestido y maquillado que ejecutaba el poder terapéutico de la risa para curar a los guerreros
enfermos.

Sigmund Freud atribuyó a las carcajadas el poder de liberar al organismo de energía negativa, algo que
ha sido científicamente demostrado al descubrir que el córtex cerebral libera impulsos eléctricos negativos
un segundo después de comenzar a reír.

En los últimos 30 años se ha avanzado mucho en la aplicación de la risa como terapia.

Hunter 'Patch' Adams, médico de familia de Virginia Occidental y payaso vocacional, fue el pionero de la
Terapia de la Risa en la década de los '70 en Estados Unidos y revolucionó la medicina tradicional,
cambiando por la humanización de la relación entre el dolor y paciente. Adams, demostró que la risa
incrementa la secreción de sustancias que actúan sobre el dolor y el estado de ánimo del paciente,
fortalece el sistema inmunológico e incrementa la oxigenación de la sangre, tiene un efecto positivo en
problemas cardíacos y los pacientes aceptan mejor los medicamentos. Él decía: "No hay mejor terapia que
estar feliz. Todo lo demás que los médicos puedan hacer son, como máximo, simples ayudas" (Holder,
2004).
Miles de personas se han beneficiado de la filosofía y la práctica de Patch Adams, que fomenta tanto el
humor como el contacto humano para cumplir plenamente con su función curativa. Robins Williams, en
1998, llevó a la gran pantalla la vida de este médico en la película titulada Patch Adams.

Fisiología de la risa

Cuando nos reímos de un chiste sucede algo extraordinario. Aproximadamente dos segundos después
de escucharlo se activan ciertas áreas de la corteza cerebral responsables del recuerdo y la memoria. Es
decir que, para poder reírnos, debemos poder recordar el comienzo de la broma. Jpg01

Luego se activarían regiones cercanas al 'área de Broca', que conecta y da sentido al lenguaje, símbolos
y signos. Cuando hemos entendido el chiste se produce una especie de fuego de artificio cerebral, como
cuando nos enteramos de que ganamos la lotería.

Además, se produce una desactivación en el lóbulo frontal, algo así como una señal que nos dice
"suéltate", "puedes perder el control, puedes reírte" (Papaleo, 2006).

Tipos de risas

Los psicólogos han llegado a establecer hasta 180 tipos diferentes de risa; señalamos algunas (VV.AA.,
2005):

• Sonrisa ligera, con la boca cerrada. Tipo Mona Lisa


• Sonrisa normal, labios a punto de separarse. Expresiva y franca
• Sonrisa amplia, asoman los dientes y se suelen considerar risa
• Sonrisa congelada, problemas con la duración o la intensidad
• Risa ahogada, reprimida, con la mano en la boca o encogimiento de hombros y
mirada torcida.
• Risa desbordante, expresiva y expansiva. Echar la cabeza hacia atrás , cerrar los ojos
y encoger los hombros.
• Risa franca, es la considerada buena para la salud. Un minuto de esta risa equivale a
45 minutos de relajación. Parte siempre de un motivo, un chiste, una escena una situación
determinada.
• Risa múltiple, a veces sustituye o acompaña a la sonrisa. Puede oscilar desde la risita
ahogada o tonta hasta la carcajada más apetitosa.
• Risa amistosa y jovial, expresiva y franca. Ponla en práctica.
• Risa fútil o insustancial, no nace de dentro. Evítala. No conduce a nada. Al menos a
nada bueno.
• Risa patológica, se produce en determinados estados mentales. En ellas el motivo no
existe.
• - Risa burlona, risa malintencionada para rechazar a alguien, ridiculizar al adversario
o al superior... existe complicidad entre los que se ríen. Ojo con ella.
• Risa irónica y sarcástica, para causar daño.

Cosquillas y risas

La risa causada por cosquillas es la forma de risa más primitiva. O quizás deberíamos decir la más
"primate". Los chimpancés y otros simios juegan a forcejear, sobre todo de jóvenes, y emiten jadeos
rítmicos que son la forma simiesca de la risa debida a cosquillas (ver foto 1 y 2).

Algunos investigadores están convencidos de que la risa tiene un profundo arraigo en la evolución
humana y antecede incluso al lenguaje. Su origen en las cosquillas y en la lucha de juego es más complejo
que el del simple humorismo. Las zonas cosquillosas (axilas, costados y cuello) son las más sensibles y
vulnerables, y cuando nos hacen cosquillas reímos de alegría. Ésa es la primera virtud curativa de la risa.

Cuando nos reímos, interviene todo el cuerpo. Si la causa es un chiste, el proceso empieza en los oídos;
si es una figura cómica, en los ojos. Cuando una persona hace cosquillas a otra, las terminaciones
nerviosas de la piel envían impulsos eléctricos al sistema nervioso central, lo que desata una reacción en
la región cerebral encargada de percibir las sensaciones de la piel, músculos y articulaciones. Asimismo,
en quien escucha un chiste o lee una historieta, la información se envía al cerebro para ser procesada
(http://www.selecciones.com.mx/content/26530).
Beneficios de la risa

"Ríe a carcajadas y a menudo.


No hay nada mejor que levante el ánimo
tanto como unas buenas risas"
Robert Allen

Estos son, a grandes rasgos, los beneficios que nos proporciona el sencillo ejercicio de reírnos
(http://sanacionysalud.com/risoterapia/beneficios.htm):

• Es un buen ejercicio físico, ya que ponemos en marcha 400 músculos, incluidos


algunos del estómago. Es el ejercicio aeróbico más sano. Se ha comprobado que un minuto
de risa equivale a 45 minutos de relajación. Con el ejercicio físico que realizamos al reírnos,
aumentamos la actividad del diafragma, el tórax y los pulmones.
• Los huesos de la columna vertebral y las cervicales, donde solemos acumular las
tensiones, se estiran.
• Lubricación y limpieza de los ojos con lágrimas. Las carcajadas hacen vibrar la
cabeza, despejan la nariz y el oído. También elimina toxinas del organismo.
• Entra el doble de aire en los pulmones y la piel se oxigena más.
• Favorece la producción de endorfinas y catecolaminas en el cerebro, que ayudan a
un buen equilibrio psíquico de la persona y a combatir el dolor, lo que ocasiona a la persona
cierta sensación de bienestar. Provoca gran serenidad, reduce la ansiedad y el estrés y
aumenta la creatividad.
• Mejora las relaciones humanas y la calidad de vida.
• Genera una actitud positiva estimulante para cambiar la forma de vida.
• Ayuda a encontrarnos mejor con nosotros mismos y con los demás.
• Refuerza la seguridad en uno mismo, así coma la autoestima.
• Previene problemas digestivos, migrañas, problemas cardiovasculares,
arteriosclerosis, alergias, resfriados comunes, fatiga física y mental, insomnios, fortalece el
sistema inmunológico,…
• Amortigua el cansancio y el agotamiento.
• Redescubre la alegría de jugar, recuperando la creatividad del niño o niña interior
que todos llevamos dentro.

Sesión práctica de juegos de risas

"La risa es el más saludable de los ejercicios"


Christoph Wilthelm Hufeland

Una clase de juegos de risas, en definitiva, de risoterapia, utiliza la dinámica de grupos como
metodología y consta de diferentes partes
(http//:www.consumer.es/web/es/salud/psicología/2003/01/10/56279.php?page=4):

• Teoría: En esta parte se repasa todo lo referente a la risa en las diferentes culturas y
su origen, los beneficios de la risa, la parte de la memoria donde se almacenan los
momentos en los que se ha producido la risa.
• Una parte práctica de estiramientos: El movimiento desbloquea el cuerpo y éste
se relaja. Por eso se hacen unos ejercicios de pulmones, espalda y estómago, para reír de la
mejor forma y con la máxima facilidad. Conviene estar tumbado porque hay veces que los
ataques de risa son de tal calibre que una persona no los puede soportar de pie ni sentado,
así lo aseguran los expertos.
• Comunicación: Ejercicios de comunicación verbal y no verbal con el fin de
desinhibirse y crear complicidad entre los participantes.
• Técnicas: Se trata de practicar diversas técnicas con el fin de buscar la diversión y
la vuelta a la infancia (si no estamos con niños/as) para lograr la mejor risa, la más
saludable, esa que proporciona una carcajada intensa y pura. Se utilizan distintos juegos
para conseguir nuestro objetivo.

A continuación se presenta una sesión práctica de juegos de risas que la podríamos incluir dentro de
una Unidad Didáctica de Expresión Corporal en cualquier ciclo de la Etapa de Educación Infantil, Primaria o
Secundaria, haciéndole, si es necesario, alguna adaptación a las posibilidades de los alumnos y alumnas
con los que desarrollemos esta sesión.
Antes de presentar la sesión, realicemos una concreción de objetivos desde los más generales a los
más concretos de la Unidad Didáctica donde incluiríamos esta sesión de juegos de risas (Junta de
Andalucía, 1992):

Tras la concreción de objetivos, se presenta la sesión de juegos de risas que, como ejemplo, está
ubicada en el segundo nivel del Tercer Ciclo de la Etapa de Educación Primaria:
Comentarios finales

UNA SONRISA

Una sonrisa no cuesta nada, pero da mucho.


Enriquece a quienes la ofrecen. Dura un instante,
pero en ocasiones su recuerdo dura eternamente.

Nadie es lo bastante rico o poderoso como para poder


prescindir de ella, ni nadie es lo bastante pobre como
para no poder enriquecerse con ella.
Una sonrisa crea felicidad en el hogar, fomenta
la honradez en los negocios y es la piedra angular de la amistad.
Puede estimular al fatigado, reconfortar al desanimado,
alegrar al triste, y es el mejor antídoto natural contra los problemas.

Pero no se puede comprar, mendigar, prestar o robar,


ya que no tiene ningún valor hasta que se da.

Cuando alguien esté demasiado cansado para sonreírle,


sonríale usted. No hay nadie más necesitado de
una sonrisa que quien no tiene ninguna que ofrecer.

Leslie Gibson.

- Todos tumbados, en la barriga del compañero. El primero empieza con un ja, sigue el siguiente y
así correlativamente, hasta el último. Luego jaja, y así hasta reir a carcajadas.