Está en la página 1de 28

Introducción

Es difícil pensar que en una sociedad como la nuestra, estemos sometidos a


poderosas fuerzas organizadas para dirigir nuestras vidas, manipular nuestros
deseos y dirigir nuestros pensamientos. Una extensa organización mundial formada
por corporaciones trasnacionales y asociaciones multidisciplinarias aparentemente
altruistas, culturales y ecologistas, vigilan y controlan nuestras relaciones cívicas. Y
también ha sido el sueño de países súper poderosos como los EEUU desde que se
postuló como una nación y adquirió poder trasnacional.

Por lo que el sistema educacional cubano en la actualidad ha estado desarrollando


un enfoque multilateral e interdisciplinario el tratamiento a los contenidos de los
diversos programas por asignaturas. Con el fin de que el educando pueda
comprender su realidad en pleno siglo XXI y la pueda trasformar conforme a sus
necesidades primarias y la del país. Por la necesidad de construir una sociedad
más justa y sostenible. Amenazada por corrientes filosóficas contemporáneas,
imperialistas y burguesa; que entorpecen el camino y la formación de un
pensamiento humanista.

En este sentido la educación preuniversitaria tiene un papel fundamental en


tratamiento a los contenidos, ya que su fin es la formación vocacional de los
estudiantes que aspiran a obtener carreras profesionales (ciencia, ciencia social,
historia o letras). Futuro mediato de la revolución para la construcción del
socialismo en Cuba, ya que estos estudiantes constituyen la elite juvenil de su
tiempo y posterior conjunto profesional en las diversas y más importantes
instituciones y esferas del país.

En esta tarea la asignatura de Cultura Política ocupa un lugar esencial en el


sistema educacional cubano; en la formación de las actitudes y comportamientos
ciudadanos acordes a la ideología de la revolución cubana, en cada contexto
histórico concreto que enfrente el país. Siguiendo la visión y concepción fidelista
cuando expresó:
Revolución es sentida del momento histórico

De ahí la gran connotación que posee el proceso de enseñanza aprendizaje de la


cultura política en el sistema educacional cubano pero específicamente en el
preuniversitario. Que tiene como fin, promover desde sus objetivos contenidos y
sistema de actividades; la reorientación, consolidación de una concepción
ideológica de la revolución que, apegada a la ciencia y a la realidad educativa
determinada, sea conscientemente incorporada, asumida de la cual se deriven
comportamiento consecuentes y revolucionarios.

Para lograr este propósito, él como, se le da tratamiento a los contenidos en el


proceso de enseñanza aprendizaje, determinará en el logro de los objetivos
generales y por unidad del programa de la asignatura de Cultura Política. Con
respecto a este fenómeno fueron consultados autores como:

La asignatura de Cultura Política en el IPU Antonio Alomá Serrano en Santiago de


Cuba en la localidad urbana de San Pedrito en el Distrito José Martí, cuenta con un
Libro de texto, materiales y documentos complementarios, un glosario de
conceptos y un cuaderno de actividades, que tratan de dar salida a los objetivos
generales y por unidad del programa. Pero a pesar de esto presenta una situación
problémica:

Ya que resulta insuficiente el tratamiento a los contenidos en el proceso de


enseñanza aprendizaje de la asignatura de Cultura Política, propiciando un estado
de predisposición, desmotivación, desinterés, insatisfacción en profesores y
alumno, por lo que esto conlleva a que los objetivos generales y por unidad del
programa no se cumplan, a nivel que demanda la construcción del socialismo en
Cuba desde la ideología de la revolución cubana.

El presente investigador toma como referencia los años de práctica laboral y


sistemática en la escuela IPU Antonio Alomá Serrano. También las experiencias en
la impartición de clase como alumno ayudante en la secundaria, preuniversitario y
universidad principalmente en 4to año de la carrera. El asesoramiento
metodológico a la asignatura de Cultura Política acompañando al jefe de
departamento de Historia, mi tutor de micro universidad Ivan, tanto experimental
como general.

Esto contribuyó a que desde el diagnóstico fáctico se detectaran diversas


insuficiencias que afectan la motivación de los educando hacia la asignatura, su
estudio sistemático, el logro de los objetivos del programa, de la unidad y su
formación integrar preuniversitaria y pre profesional para construcción de una
sociedad mejor y más sostenible, tales como:

o Tratamiento del contenido de acuerdo a las particularidades de la edad, la


realidad educativa y las condiciones históricas concreta del país.
o El uso de datos curiosos cualitativos y cuantitativos, juegos didácticos,
competencias cognitivas que despierten el interés, la necesidad por
investigar y estudiar en los educandos.
o Potenciar tareas y actividades que faciliten el desarrollo de habilidades para
la comprensión, explicación y solución de sus necesidades espirituales y
materiales (o sea de su realidad social, escolar y familiar).
o Insuficiente tratamiento de las ideas esenciales y básicas de la asignatura
para la formación de un pensamiento científico y revolucionario en los
educandos como (los núcleos básicos del marxismo-leninismo).
A partir de la constatación de las insuficiencias existentes se determinó el siguiente
problema científico ¿Cómo contribuir en el perfeccionamiento al tratamiento del
contenido de la Unidad 4 del programa de la asignatura Cultura Política en el
Cuaderno de Trabajo desde el punto de vista didáctico? Estas especificidades con
la Unidad # 4 tienen su fundamento en la complejidad de su sistema categorial y
nivel de calificación del que imparte la asignatura, de ahí que sea definido como
objeto de estudio, el proceso de enseñanza aprendizaje de la Cultura Política.
Por lo que se pretende trabajar en el campo de acción que se desarrolla en el
tratamiento al contenido de la unidad 4 en el Cuaderno de Trabajo de Cultura
Política. De ahí que la investigación se plantea como objetivo, la elaboración de un
folleto de actividades para el tratamiento a los contenido de la unidad 4 de la
asignatura Cultura Política en 11 grado, en el IPU Antonio Alomá Serrano,
contribuyendo a la motivación de los estudiantes por el contenido.
Las tareas científicas a partir de las cuales se desarrolla la investigación son las
siguientes:
Fundamentar los elementos teóricos metodológicos del proceso de enseñanza
aprendizaje de la cultura política.
Diagnosticar el estado actual que presenta el tratamiento del contenido en el
cuaderno de actividades de Cultura Política en el IPU Antonio Aloma Serrano.
Elaborar un folleto de actividades que contribuya al tratamiento del contenido de la
Unidad 4 en el Cuaderno de Trabajo de la asignatura Cultura Política en la
enseñanza Medio Superior.
Comprobar la factibilidad de la propuesta a través de talleres de socialización con
los estudiantes en la práctica sistemática de 5to año. La observación en la etapa
del diagnóstico, durante la elaboración y la valoración de la efectividad del
contenido del folleto. Se observaron actividades docentes programadas y
desarrolladas como: preparación de asignaturas, clases demostrativas, clases
abiertas, clases en el grupo de muestra. La valoración de la efectividad del folleto
propuesto se comprobó a través de taller de socialización con los estudiantes. Se
utilizan métodos estadísticos para el procesamiento de los resultados del
diagnóstico, también teóricos y empíricos:
.-Del Nivel Teórico.
Análisis-Síntesis: Para conducir el estudio de los fundamentos teóricos, así como
los sucesos y fenómenos que acontecen a lo largo de la investigación, la
elaboración del diagnóstico, el estudio y establecimiento de los antecedentes.
Sistémico-estructural: en la elaboración, organización y conformación de las
actividades del folleto.
-Del nivel empírico.
La observación: En la etapa del diagnóstico, durante la elaboración y la valoración
de la efectividad del conjunto de actividades para potenciar el tratamiento al
contenido de Cultura Política en 11no.
Se utilizan métodos estadísticos para el procesamiento de los resultados del
diagnóstico.
Entrevista a docentes: Para conocer el nivel de preparación que poseen sobre el
uso y tratamiento del Cuaderno de Trabajo y el libro de texto.
Entrevistas a estudiantes: Para conocer su estado de opinión acerca del
tratamiento al contenido de la asignatura Cultura Política por sus profesores y el
aporte su práctica ideopolítica y socioeconómica.
Encuesta a estudiantes: Para conocer el estado de opinión acerca del valor de uso
del cuaderno de trabajo en el tratamiento al contenido del libro de texto y a los
objetivos del programa.
Método estadística-descriptivo: Se empleó para tabular los resultados en por ciento,
estableciendo el análisis y las comparaciones que permitan comprender, explicar
e interpretar la información de los datos recogidos para un análisis científico del
problema.
La importancia de la investigación: Potencia el proceso de enseñanza aprendizaje
de la cultura política en 11no. grado en el IPU Antonio Aloma Serrano. Colabora en
la formación integral del estudiante preuniversitario para enfrentar la realidad social,
familiar, escolar que le rodea y la que se le presente en los tiempos actuales. Este
fenómeno, es esencial y uno de los retos del sistema educacional en Cuba en el
presente siglo.
Actualidad de la investigación: folleto de actividades que incluye: cine debates,
análisis musical, juegos didácticos, conversatorios ideopolíticos, entrevistas,
talleres, seminarios, trabajos independientes y trabajos prácticos para contribuir al
tratamiento de los contenidos de Cultura Política en 11no.grado en el IPU Antonio
Aloma Serrano desde la práctica estudiantil.
Potenciando la búsqueda en las diferentes fuentes del conocimiento histórico, ya
que la bibliografía básica (Libro de Texto, materiales complementarios y cuadernos
de actividades) carece entre otros aspectos de información en torno al análisis
desde la práctica social algunas figuras, fenómenos y hechos claves de la Cultura
Política contemporánea en la realidad cubana y mundial.

La significación práctica de la investigación quedará demostrada en la elaboración


de un conjunto de actividades que será utilizado por estudiantes y profesores para
contribuir al tratamiento de los contenidos de Cultura Política en 11no.grado en el
IPU Antonio Aloma Serrano desde la práctica estudiantil, potenciando la motivación
hacia la asignatura y sus contenidos esenciales.
Este trabajo se acoge al proyecto de investigación calidad de la enseñanza del
marxismo-leninismo dirigido por la doctora en ciencias sociales Blanca Cortón.
Esta investigación cuanta con una población de 350 entre profesores y estudiantes,
de la cual tomo un muestra de 20 profesores de 11no grado y x estudiantes del
mismo grado.
2.1 Fundamentos teóricos metodológicos del proceso de enseñanza aprendizaje de
la cultura política.
Teóricos de la cultura política como Verba y Allmond a nivel mundial que desde sus
posiciones burguesa impulsaron el inicio y desarrollo de sus concepciones básicas
y esenciales después de la segunda guerra mundial; asumían que:

La cultura política es un producto de la historia colectiva de un sistema político y la


consecuencia de las historias de vida de los miembros de un sistema. Este enfoque
reconoce la existencia de culturas políticas peculiares que caracterizan a los países
y que explican sus comportamientos específicos.

El cubano Orlando, C.F también defiende su carácter condicional y contextual en su


formación cuando expresare:

(…) Cuando hablamos de cultura política, sin embargo cometemos el error de


remitirnos al conocimiento sobre hacer política. En un escenario como América
Latina, bajo la especificidad que significa Cuba y su proyecto de Revolución social,
dicha valoración es mucho más equivoca. (…)1

Para otros como Lucien Pye: la cultura política es un conjunto de actitudes,


esencias y sentimientos que dan orden y sentido a un proceso político y que
proveen los supuestos y las reglas implícitas que gobiernan el comportamiento en
un sistema político.

Desde una visión marxista la cultura política se ve por medio de los


comportamientos y actitudes que reflejan ideas, convicciones, fundamentos,
ideologías, filosofías, sistemas políticos que guían a un individuo en sus relaciones
sociales y estatales, en una formación económica social determinada, por un
tiempo y espacios especifico de la historia en general que influencian sus
decisiones diarias.

Sin embargo los enfoques del pensamiento burgués contemporáneo la sustentan


en sistema de ideas, valores culturales, políticos, pensamiento social, conciencia
ideológica que expresan un sistema político y no tienen en cuenta su carácter
clasista y su base en los intereses y necesidades económicas del sujeto.

Desde una perspectiva educacional, el autor asume que la cultura política se


define como: el componente de la formación ciudadana que constituido como un
sistema de saberes, concepción, sentimientos y valoraciones ideo políticos de los
sujetos. Que permite configurar su percepción acerca de
l estado y gobierno, la que se expresan en actitudes y comportamientos en el
proceso de construcción de la nueva sociedad, su proyecto socialista y el sistema
político correspondiente. Para su síntesis crítica y eficiente en función de su
asunción por los educados afectados por su época y los medios de difusión masiva.

Desde un enfoque cubano la cultura política constituye aquella parte de la


formación ciudadana que define el grado de dominio de una concepción, que es la
ideología de la Revolución cubana. El conocimiento y concientización de los
1
(Frias, .Programas de Humanidades. Educación preuniversitaria. Programa de Cultura Politica, 2016)
problemas del mundo y su reflejo en nuestro país, así como, el modo en que los
sujetos de nuestra sociedad utilizan esa concepción e información. Lo que se
revela en actitudes y comportamientos, que expresan su posición, tipo de relación y
forma de participación en el proceso histórico cubano, en su proyecto socialista y
sistema político. Todo esto condicionado por los intereses socio clasista y su
proyecto de vida.

Allmond y Verba establecieron 3 tipos puros de cultura política:

Parroquial: se caracteriza por la ausencia de valores políticos especializados, y


carencia de confianza en la capacidad de respuesta del sistema en satisfacer las
necesidades de los ciudadanos.
Subjetiva: se caracteriza por la alta frecuencia de las orientaciones hacia el sistema
como un todo, por un gran interés a lo que el sistema puede dar (su respuesta) y
escasean las orientaciones políticas hacia los insumos, es decir, a lo que hay que
darle al sistema para que funcione
Participativa: aquí los ciudadanos aparecen abiertamente orientados hacia todos
los aspectos del sistema político.
Estos 3 tipos según ellos son solamente modelos teóricos, en la práctica solo se
encuentran culturas políticas que vienen a ser una mezcla de estos 3 tipos puros.

Tipos de cultura política según Allmond y Powell:

La cultura política tradicional define el comportamiento político basado en la


costumbre, forma de dominación tradicional. Roles políticos difusos, particularistas,
adscriptivos. Reclutamiento político adscriptivo. Por otro lado la cultura política
ideológica que define el comportamiento político ideológico, con predominio de la
relación mando-obediencia.

Roles políticos rígidos. Reclutamiento político por cooptación. Y por último la cultura
política secular que no es más que el comportamiento político empírico -
pragmático con predominio de la negociación, forma de dominación racional y legal,
roles políticos específicos y diferenciados y reclutamiento político según pautas
electivas y adquisitivas.

Esto demanda la formación de herramientas ideopolíticas que le permita al


estudiante analizar, criticar el mundo en que vive, para asumir con justicia,
responsabilidad, conciencia; las actitudes, los comportamientos que contribuyen a
la formación de su personalidad e identidad como individuos en una sociedad
determinada.

Pero la ideología dominante en cualquier época histórica son las ideas y teorías de
las clases que ejercen el dominio económico y político (…) La clase, a cuya
disposición se encuentran los medios de producción material y el poder político,
dicta a la sociedad su concepción del mundo y pone en juego para ello todos los
medios de influencia ideológica que posee: la escuela y la iglesia, la prensa y las
obras de arte, la radio y la televisión.

Por lo que el proceso de enseñanza aprendizaje de la asignatura Cultura Política


en la republica de cuba. En pensadores como Vladimir, I. L cuando expresara: Solo
por la ciencia se puede dominar la esencia de la actividad humana a escala de toda
la humanidad y los hechos históricos solo son materias primas de la ciencia desde
una visión marxista. Esta comienza con las generalizaciones que revelan leyes
construyendo teorías que explican correctamente los acontecimientos de la especie
humana, animal o natural.
De ahí la necesidad de una enseñanza práctica e interdisciplinaria que le permita al
educando establecer nexos de contacto con el mundo que vive y las circunstancia
en la que se encuentra para darle solución. El necesita herramientas y argumentos
científicos para analizar, entender y trasformar su realidad según sus necesidades,
proyectos y motivaciones, familiares, sociales y profesionales. Ya que todo lo que
ocurre en la sociedad es por causa de la actividad de los hombres y su interrelación
consiente o inocente con la naturaleza y su semejante.
La teoría del conocimiento es un Ej. De este fenómeno según Lenin expresó:
“…en una palabra, todas las abstracciones científicas (correctas, serias, no
absurdas) reflejan la naturaleza en forma más profunda, veraz y completa. De la
percepción viva al pensamiento abstracto, y de este a la práctica: tal es el camino
2
dialéctico del conocimiento de la realidad objetiva…”
Plantea esencialmente que el conocimiento no es más que el reflejo de la realidad
en la conciencia del hombre y que ese reflejo se produce en función de la práctica
en su más amplio sentido. La relación que establece el hombre con el mundo
material tiene un carácter dialéctico por cuanto se establece una interrelación
objeto-sujeto: la unidad de la teoría con la práctica es pues un principio de la
filosofía marxista-leninista. Donde el criterio valorativo de la verdad es la práctica o
la actividad consiente del hombre, por lo que el conocimiento no se impone se
proponen argumentos suficientes conforme a la realidad del individuo que lo
convenzan, sin prostituir su democracia.
En la consideración de Lenin el conocimiento es la aproximación eterna, infinita, del
pensamiento al objeto. El reflejo en el pensamiento del hombre debe ser entendido,
no “en forma inerte”, no “en forma abstracta”, no carente de movimiento, no carente
de contradicciones, sino en el eterno proceso del movimiento, en el surgimiento de
las contradicciones y en su solución”. Lenin, V.I. (1964:188).
Por lo que adquiere una gran importancia utilizar el entorno que compone al
educando para revelarle grandes verdades, principios, leyes, categorías del
desarrollo social de carácter universales y nacional; que le favorecen o le afectan,
sin inflar, ni alterar la realidad objetiva, camino a una mejor calidad y nivel de vida.
Desde una visión psicopedagógica se fundamenta en Vigoski que ve el tratamiento
de lo cognitivo y lo analiza desde un proceso de internalización del individuo, sin
olvidar el papel fundamental que desempeñan los «instrumentos de mediación»,
(como los de consulta docente-estudiantil) que son creados y proporcionados por el
medio sociocultural.
El más importante de ellos, desde la perspectiva de su teoría, es el lenguaje (oral,
escrito y el pensamiento). Y que en los marcos de la cultura política toman un papel

2
(Lenin, Cuaderno filosófico, 1964)
fundamental por su carácter integrador, de ahí su teoría de la Ley de la doble
formación» o «ley genética general del desarrollo cultural» y la teoría de zona de
desarrollo próximo.
Este enfoque sociocultural de Vigoski procura una explicación de los fenómenos
en su dimensión real, asumiendo la realidad del sujeto como un escenario complejo
de procesos integrados e interrelacionados, tanto en el individuo como en su
mundo sociocultural, y con una perspectiva histórico-biográfica, en el entendido de
que ningún proceso puede ser aislado y, más aún, de que se trata de procesos
irreversibles. Pero esto mediado por la evaluación y mediación docente recreada
magistral mente en su teoría de la zona de desarrollo próximo del educando, donde
el educador es el director y constructor del autoaprendizaje y autoeducación del
educandos; a través de métodos como la elaboración conjunta con procedimientos
heurísticos.
1.1 PROCESO DE ENSEÑANZA APRENDIZAJE DE LA ASIGNATURA DE
CULTURA POLÍTICA EN 11NO.GRADO.
Diferentes autores trabajan el proceso enseñanza aprendizaje desarrollador en
general tales como José Zilberstein Toruncha(s/f ) Margarita Silvestre Oramas,
Doris Castellanos S.(2000), Beatriz Castellanos S(2000)., Miguel Jorge Llivina L. y
Mercedes Silverio G (2000) y específicamente al de la asignatura de Cultura
Política como Orlando, C.F, Cuadren, A. Estos coinciden en que la enseñanza
aprendizaje desarrollador es la apropiación de conocimientos, habilidades, normas
de relación emocional, de comportamiento y valores, que son legados por la
humanidad y que se expresan en el contenido de la enseñanza y son asimiladas
por los estudiantes.

Este proceso debe caracterizarlo la promoción de la reflexión, el diálogo, la


confrontación intencionada, los ejercidos de la crítica razonada y científica. La
valoración, evaluación colegiada y recompensa individual a partir del análisis
conductual aplicado, sin dejar de ser dirigida, justa y educativa. Y que se complejiza
en asignaturas como Cultura Política que tiene un carácter trasversal e
interdisciplinario, de contenido polémico y contradictorio, que tiene su base
fundamentar en los comportamientos ideopolíticos y sociopsicológicos.

Al respecto la Dra. Advine, F. F, (2002)3 expresó: el proceso de enseñanza


aprendizaje es un “proceso pedagógico escolar que posee las características
esenciales de este, pero se distingue por ser mucho más sistemático, planificado,
dirigido y específico, por cuanto la interrelación maestro-alumno de viene en un
accionar didáctico mucho más directo, cuyo único fin es el desarrollo integral de la
personalidad de los educandos.”

Se precisa, por tanto, de un proceso de enseñanza-aprendizaje desarrollador,


definido por los autores cubanos Silvestre Oramas y Zilberstein Toruncha como
desarrollador siempre que integren las funciones instructivas-educativas y
desarrolladora, para lo cual debe centrarse en la dirección científica de la actividad
de los alumnos, teniendo en cuenta el diagnóstico del nivel de desarrollo alcanzado
y sus potencialidades para lograrlo. Al respecto se asume las exigencias básicas
4
propuestas por Oramas Silvestre recreada en la tesis de maestría María Rosa
como:

• El diagnóstico de la preparación y desarrollo del alumno.


• El protagonismo del alumno en los distintos momentos de la actividad de
aprendizaje.
• La organización y dirección del proceso de enseñanza aprendizaje y dentro de
este, la concepción y formulación de la tarea docente
Silvestre Oramas M. Aprendizaje, Educación y Desarrollo. Ed. Pueblo y Educación
La Habana, 1999.

3
(Addine, 2004.) / Silvestre M. y Zilberstein T. “Diagnóstico del Aprendizaje escolar, calidad educativa y
planeación docente”. III Simposio Iberoamericano de Investigación y Educación “La formación y
desarrollo del niño y el adolescente”. ICCP, MINED. Cuba 2000.

4
(Silvestre, 1999)
Se asume entonces que el proceso de enseñanza aprendizaje tiene como
propósito esencial contribuir a la formación integral de la personalidad del alumno,
constituyendo la vía mediatizadora fundamental para la adquisición por este de los
conocimientos, procedimientos, normas de comportamiento, valores, es decir, la
apropiación de la cultura legada por las generaciones precedentes, la cual hace
suya como parte de su interacción en los diferentes contextos sociales específicos
donde cada alumno se desarrolla.
La asignatura de Cultura política que se imparte en 11no grado contribuye a
caracterizar en sus rasgos ideo-político y filosóficos esenciales de las épocas
según el contexto histórico concreto, para su trasformación e inserción consiente de
causas, esencias y efectos reales del entorno cultural y político. Los hombres han
sido siempre en política víctimas necias del engaño de los demás y del engaño
propio, y lo seguirán siendo mientras no aprendan a discernir detrás de todas las
frases, declaraciones y promesas morales, religiosas, políticas y sociales, los
intereses de una u otra clase.´´5
Precisamente esta asignatura brinda las herramientas desde principios, leyes,
categorías del desarrollo social, que permiten un análisis crítico y científico del
mundo que le rodea al educando, para su explicación, comprensión, trasformación
según intereses y necesidades objetiva que pueden estar afectando a este
individuo en un contexto histórico concreto de espacio y tiempo determinado.
Según Orlando, C.F Implica, dominio del sistema de conocimiento, pero además,
dominio de métodos y conceptos. Estos permiten identificar y comprender la
realidad en la que viven los estudiantes, para que apliquen con sabia
responsabilidad ciudadana lo aprendido.

En este proceso de asimilación de los conocimientos se produce la adquisición de


procedimientos, estrategias, que en su unidad conforman las habilidades
específicas de la asignatura y las de tipo más general. Es importante el lugar que
se le otorga al alumno en el proceso de enseñanza aprendizaje de la cultura

5
(Lenin, Tres fuentes y tres partes integrantes del marxismo. Obras escogidas en III Tomos., 1968)
política para evitar su pasividad, desmotivación, desagrado, por sus capacidades
activas, consientes en el autoaprendizaje y la autoeducación.

Esto demuestra la importancia práctica de la enseñanza aprendizaje de la


asignatura Cultura Política para los educandos por lo que merita eficientes
herramientas para el tratamiento a los contenidos del programa, recreadas
teóricamente en las fuentes bibliográficas y que necesitan de un enfoque desde su
experimentación práctica.
Su comprensión desde la realidad objetiva permitirá desarrollar habilidades,
herramientas, convicciones y principios; para la crítica y elección coherente de su
sistema de ideas en función de los comportamientos y actitudes que determinaran
su personalidad como un joven revolucionario. Esto se acelera a través de las
profundidades con las que se pueden analizar los fenómenos por medio de juegos
didácticos, música y cine debate, entrevistas y conversatorios con cuadros
políticos, competencias y materiales educativos potenciando la motivación como
motor impulsor del proceso de enseñanza aprendizaje.
Desde la perspectiva de Calderón, O. F. ´´ El proceso de enseñanza aprendizaje de
la cultura política tiene como finalidad promover desde sus objetivos contenidos y
sistema de actividades. La reorientación y consolidación de una concepción
ideológica de la revolución que, apegada a la ciencia y a la realidad; sea
conscientemente incorporada y asumida de la cual se deriven comportamiento
consecuentes y revolucionarios. ´´
Pero hay que tener en cuenta la conciencia individual del sujeto que necesita
convencerse de que nuestra propuesta es mejor para su praxis conductual que la
que posee y ha estado asume según su consumo cultural diario. El autor hace eco
de que las malas conversaciones corrompen las buenas costumbres y que los
jóvenes son más parecidos a su época que sus padres, por lo que hacerlos
reflexionar desde su realidad práctica garantiza por lo menos una mayor motivación
a los contenidos de la asignatura de Cultura Política.
Y afirma Calderón: ´´ Se trata de fomentar una concepción, que científicamente
resulta indispensable, en características persono lógica. Donde los ideales justifican
aquellos comportamientos que son la base del proyecto de construcción social a
que aspiramos. Su desarrollo está ligado al desenvolvimiento social en un espacio
y tiempo históricamente determinado y concreto; que tiene el hombre desde su
nacimiento, con la influencia de la familia, la comunidad y la escuela; para asunción
de ideas, fundamentos, comportamientos y actitudes.´´
Por lo que consultar tanto oral, escrito o audiovisual le ayudara a explicarse los
fenómenos socioculturales más complejo con mayor facilidad le toque enfrentarse
diariamente en el futuro cercano. Con una mentalidad revolucionaria y científica sin
dar margen a la manipulación ideopolítico por las convicciones que ha formado por
los argumento que refeccionado de su actividad practica consiente.
Docentes y pedagogos deben considerar aspectos tan importantes como la
motivación, los intereses, las expectativas y necesidades de los estudiantes en el
tratamiento a los contenidos del programa. Con una imagen bien elaborada del
modelo de sociedad que aspiramos; por lo que es necesario que el trabajo de los
profesores tienda a la formación cognoscitiva desde vivencias profundas que
marque y regulen la conducta según convicciones.
El estudio se convierte en una necesidad vital y un placer, cuando el joven
desarrolla, en el proceso de obtención del conocimiento, la iniciativa y la actividad
cognoscitiva independiente a través de herramientas e instrumentos de resumen,
análisis-síntesis. El docente debe tener la capacidad de preparar el espacio, los
recursos, las actividades distribuyendo el tiempo, creando un ambiente afectuoso
donde estén los estímulos necesarios para sus aprendizajes considerando la
evaluación como un proceso de inicio, desarrollo y termino.
En este caso el libro de texto juega un papel fundamental como medio de
enseñanza es el material impreso que diseña y organiza de manera precisa la
práctica didáctica, esto es, la selección, la secuencia y organización temporal de los
contenidos, la elección de los textos de apoyo, el diseño de las actividades y de los
contenidos de programa escolar. Pero está limitado a dar respuesta a los constante
cambio y trasformación en el que está inmerso el conocimiento científico
Pedagogos como Comenius, J. A (1592-1670), José de la Luz y Caballero legaron
fundamentos teóricos sobre la importancia del uso y la elaboración de los libros de
textos medios significativos de enseñanza. El libro de texto da un panorama
importante para la articulación revolucionaria de los educando cubanos necesita de
materiales y documentos de apoyo, consulta, sistematización, que garantice los
niveles necesarios de autoaprendizaje y autoeducación en medio de esta era
tecnológica audiovisual. Están dotados de múltiples actividades variadas y
complejas, las cuales permiten al alumno desarrollar habilidades y hábitos además
de acostumbrarlo al trabajo independiente. De ahí que resulte de vital importancia
el capacitarlo en tal sentido, que significa, entre otras cosas, contribuir a prepararlo
para la vida, tarea esta de prioridad para el maestro, de ahí que deben dominar
aspectos teóricos.
Es tarea permanente en todo centro de estudios, por la importancia que reviste el
uso correcto del libro de texto, tanto por los maestros como los alumnos. Se
considera como una tarea permanente en todo centro de estudios incidir
constantemente en la capacitación de educadores y educandos, para de esta forma
poder contribuir a esa formación integral que como objetivo supremo, se quiere
lograr en las jóvenes generaciones. Hoy no se rechaza la importancia en el orden
formativo del libro de texto las cuales han sido reiteradas en los Seminarios
Nacionales para educadores, el autor considera que pueden ser extensivas a la
enseñanza de la cultura política; aunque se reconocen sus limitaciones y topes por
las características de esta era posmoderna y tecnológica.
Para descubrir los fundamentos teóricos sobre la elaboración de los libros de textos
es necesario remitirse al siglo XVI a la personalidad de Juan Amos Comenius
(1592-1670), creador del primer libro de texto ilustrado “El mundo Sensorial de las
Ilustraciones”. Muchos de los principios teóricos, así como las vías para la
elaboración de los libros de textos propuestos por él mantienen su vigencia; precisó
los aspectos relativos al carácter científico y la accesibilidad, el lugar que ocupa en
la enseñanza de la asignatura, así como aspectos relacionados con su volumen y
forma. Por todo lo anterior, es considerado el fundador de la teoría del libro de
texto. Es indispensable enseñar y ejercitar al alumno para que por si mismo y
mediante el uso correcto del libro de texto analice, compare, valore y llegue a
conclusiones, que por supuesto, sean más sólidas y duraderas en su mente y lo
capacite para aplicar sus conocimientos.
Hoy no se rechaza la importancia en el orden formativo del material de texto las
cuales han sido reiteradas en los Seminarios Nacionales para educadores, con
énfasis en la asignatura de Historia de Cuba; por la importancia de estas ideas, la
autora considera que pueden ser extensivas a la enseñanza de la cultura política.
Dejar de utilizar el libro de texto no es solo dejar de recibir el volumen de
información que el encierra, sino dejar de desarrollar capacidades intelectuales al
no buscar el alumno las ideas fundamentales párrafo a párrafo, página por página,
hacer su propio resumen, compararlas, extraer su propio criterio, es impedir la
posibilidad de usar una de las fuentes esenciales del saber.
Por poder en el uso del material de texto se entiende a una propiedad de la
personalidad que se expresa en el dominio adecuado de los objetivos, contenidos y
las condiciones de las actividades con este medio de enseñanza. Es de significar la
connotación que adquieren los medios de enseñanza en medio de la actual
principalmente los materiales de texto por su contenido didáctico para enfrentar la
revolución científica técnica. Dicho dominio de los materiales de texto condiciona
una síntesis específica de disposiciones de rendimiento, fundamentalmente de
conocimientos específicos del libro de texto, de capacidades, de habilidades, de
hábitos y elementos de la capacitación en el aprendizaje general. ´´ Fortalecer el
desarrollo del pensamiento inductivo y deductivo de los educandos, así como su
capacidad de análisis y síntesis de la información para fomentar el uso de su
creatividad y capacidad de innovación” (Charles: 2000: 5).
El poder de los alumnos en el empleo del libro de texto se desarrolla, ante todo, en
el proceso de ejercitación de actividades con él. Claro que el maestro puede y debe
influir positivamente en el efecto de este desarrollo si incluye en la estructuración
de su clase la realización de actividades con el libro como un proceso consciente
hasta su dominio. La Revolución Científico Técnica, básicamente como elementos
que pueden hacer más rápido y efectivo el aprendizaje, disminuir el agotamiento
intelectual de los estudiantes, sintetizar en gran medida la información y hacer el
trabajo de los docentes más grato y productivo; estas medidas favorecen la
percepción y asimilación más clara y eliminan el riesgo en las interpretaciones
semánticas por parte de los sujetos.
“La actual Revolución Educacional está caracterizada por el carácter exponencial
del crecimiento del volumen de información que necesita procesar un hombre
contemporáneo y los limitados períodos de formación que a nivel mundial presenta
el sistema educacional. Por lo que hace necesario desarrollar en los educandos
habilidades para la adquisición de información de manera autónoma, es decir,
aprender a aprender, y resulta altamente importante desarrollar en ellos habilidades
para el tratamiento de la información”, búsqueda, selección, extracción y
procesamiento de la información a partir de fuentes preexistentes. Es aquí un papel
determinante en la elaboración de materiales didácticos, de consulta, apoyo y
complementario tanto docente como estudiantiles para enfrentar los cambios
vertiginosos del nuevo orden mundial económico político y social que tiene su base
de expansión en la revolución científico técnica.
Por otro lado se debate el uso, definición y elaboración de materiales educativo
docentes-estudiantiles en este sentido fueron consultados criterios como: Díaz, L.
J; San Martín (1991)/ Matus, O. / Marqués (2001)/ Cebrián. Autores como Díaz, L.
J/ San Martín (1991)/ Cebrián/ Matus, O. / Marqués (2001) a sumen los materiales
didácticos como soporte, complementarios y de apoyo a al proceso de enseñanza
aprendizaje, con una significación parcial constructivista del conocimiento de
carácter curricular conceptual.
Como mecanismos auxiliares en forma de contenido material diverso para facilitar,
mediar, procesar, acceder a los contenidos de la enseñanza para un aprendizaje
posterior más eficiente y con mayor calidad. Aunque esto autores hacen referencia
al material didáctico específicamente no deja de tener significación para la
fundamentación de los materiales de consulta que pueden tener carácter didáctico
también o convertirse en materiales didáctico según su conformación y su
utilización mediado por el educador en el proceso de enseñanza aprendizaje.

Según Cabero (2001), existe una diversidad de términos para definir el concepto de
materiales didácticos, tales como los que se presentan a continuación:

1. Medio (Saettler, 1991; Zabalza, 1994)


2. Medios auxiliares (Gartner, 1970; Spencer-Giudice, 1964)

3. Recursos didácticos (Mattos, 1973)

4. Medio audiovisual (Mallas, 1977 y 1979)

5. Materiales (Gimeno, 1991; Ogalde y Bardavid, 1991)

De ahí que la diversidad de términos conduce a un problema de indefinición del


concepto, así como también al de la amplitud con que éstos son considerados. Se
podría afirmar que no existe un término unívoco acerca de lo que es un material
educativo o didáctico, así que en resume: que los materiales de consulta
constituyen medio de enseñanza, que en un contexto pedagógico determinado, es
utilizado con una finalidad educativa, didáctica o bibliográfica el desarrollo de las
actividades formativas del programa, grado o asignatura. Sirve como referencia
bibliográfica, metodológica e informativa para profesores y alumnos en función de
profundizar, aclarar, aprender, los contenidos impartidos en clase, dando una
perspectiva más amplia y concreta del fenómeno que cuestión.

Es decir, cada autor da un significado específico al concepto, lo que conduce a


tener un panorama mucho más amplio en cuanto a materiales didácticos se refiere.
Pero por la concepción integrar de su enfoque se asume la definición de Cebrián
(Citado en Cabero, 2001:290) La terminología utilizada para nombrar a los
materiales didácticos da lugar a considerarlos, según Cebrián como:
(…) Todos los objetos, equipos y aparatos tecnológicos, espacios y lugares de
interés cultural, programas o itinerarios medioambientales, materiales educativos
que, en unos casos utilizan diferentes formas de representación simbólica, y en
otros, son referentes directos de la realidad. Estando siempre sujetos al análisis de
los contextos y principios didácticos o introducidos en un programa de enseñanza,
favorecen la reconstrucción del conocimiento y de los significados culturales del
currículum.

Teniendo esto todo lo dicho anteriormente el autor considera como material


complementario todos los objetos, equipos y aparatos sean impresos,
audiovisuales, digitales, multimedia, programas, proyectos etc., de representación
simbólica o real; que facilitan, conducir y procesar los elementos de un fenómeno
de terminado en diferentes contextos históricamente determinados; con mayor
profundidad, especificidad y claridad epistemológica; en apoyo y complemento a la
calidad de un proceso o actividad determinada.

Y que en los marcos de la educación y la pedagogía adquiere una connotación


didáctica en función de garantizar un proceso de enseñanza aprendizaje
significativo y desarrollador. Y llevar el tratamiento de los contenidos a los niveles
de los tiempos sin dejar tantos huecos y espacio oscuro desde lo cognitivo, que
generen la duda y la incertidumbre entre la masa de educandos, y no convence ni
cautiva completamente o parcialmente al interlocutor principio de central de su
elaboración y función.

Estos materiales complementarios pueden ser de tipo:


Impresos Audiovisuales Digitales
Multimedia.

Se asume como función de los materiales complementarios el planteamiento de las


tareas y efectividad propuesta, que debe alcanzar éste en un período determinado
en el proceso de enseñanza-aprendizaje. Dentro de las clasificaciones asumidas
por diferentes autores, una de las más vigentes internacionalmente es la del
profesor G. Meyendorf (1979), que agrupa las siguientes funciones:
 Función de información específica y profunda
 Función de convencer

 Función de estimulación o motivación heurística.

 Función de coordinación y cooperación.

 Función de racionalización y asimilación.

Según se usó, pueden tener diversas funciones:

Orientar Simular Guiar aprendizaje Ejercitar habilidades Motivar Evaluar


Comentar Formar

La selección de los materiales complementario a utilizar con los estudiantes


siempre se realizará contextualizada en el marco del diseño de una intervención
educativa concreta, considerando todos estos aspectos y teniendo en cuenta los
elementos curriculares particulares que inciden. La cuidadosa revisión de las
posibles formas de utilización del material permitirá diseñar actividades de
aprendizaje y metodologías didácticas eficientes que aseguren la eficacia en el
logro de los aprendizajes previstos.

Para que un material complementario resulte efectivo y propicie una situación de


aprendizaje exitosa, no basta con que se trate de un buen material, ni tampoco es
necesario que sea un material de última tecnología. Se debe tener en cuenta su
calidad objetiva y en qué medida sus características específicas (contenidos,
actividades. Estando siempre sujetos al análisis de los contextos y principios
didácticos o introducidos en un programa de enseñanza, favorecen la
reconstrucción del conocimiento y de los significados culturales del currículum.

Los objetivos educativos que se pretenden lograr en su elaboración:

1. Los contenidos que se van a tratar utilizando el material


2. Las características de los estudiantes.

3. Las características del contexto (físico, curricular...) en el que se desarrolla la


docencia y donde pensamos emplear el material didáctico que estamos
seleccionando.

4. Las estrategias didácticas que podemos diseñar considerando la utilización


del material.

Todas ellas están estrechamente ligadas al quehacer de los alumnos, además de


las dos siguientes, vinculadas más directamente al maestro:

 Función de ayuda a la interpretación de los programas


 Función de orientación metodológica.

Se toman los principios del psicólogo Skinner, la socialización educativa donde la


enseñanza se entiende en, por y para la sociedad y por último el la autonomía:
docente educativa asociado a la responsabilidad progresiva de los estudiantes y
profesores en camino hacia la autorregulación conciencia de sus actos.
Respetando la originalidad que cada individuo puede imprimir en el proceso de
aprendizaje, pero fomentando la expresión individual y la aceptación en el grupo
social que se inserta. De forma sistemática asegurando un ordenamiento, objetivo y
eficacia; mediante un método seguir su camino de aprendizajes y evaluar sus fases
o momentos de progreso.
CAPITULO: 2 DIAGNÓSTICO DEL ESTADO ACTUAL DE LA UTILIZACIÓN Y
TRATAMIENTO DE LOS MATERIALES DE CONSULTA EN LA CULTURA
POLÍTICA EN 11NO GRADO.
Para caracterizar la situación actual del tratamiento del contenido de la unidad #
4 del programa de Cultura Política en el libro de texto de 11 no grado; se toma
como muestra intencional el grupo 11 mo 1. Se utilizaron para este diagnóstico
fundamentalmente las técnicas de las entrevistas y la observación. Se
entrevistaron 30 estudiantes, se realizó una entrevista individual a 8 docentes con
experiencia en la impartición de la asignatura; una entrevista grupal a 8 docentes
que imparte la asignatura en el grado. Se realizaron 3 visitas a clase y una
entrevista a la Jefa de departamento de historia del IPU Tony Aloma Serrano.

El diagnóstico dio respuesta a la siguiente interrogante:

¿Cómo se manifiesta el tratamiento al contenido de la asignatura de Cultura


Política en 11nbo.grado del IPU Antonio Aloma Serrano?

Como indicadores del diagnóstico se encuentran:

1- Empleo de la Selección de Lecturas, el glosario y los documentos y


materiales para el estudio de Cultura Política en el tratamiento al contenido
de la asignatura.

• Utilización del texto en la orientación del objetivo.

• Utilización del texto en el desarrollo del contenido.

• Utilización del texto en el desarrollo del trabajo independiente.

• Planificación de las actividades en correspondencia con los diferentes


niveles de aprendizaje.

2- Utilización de las actividades del Cuaderno de Trabajo en el tratamiento al


contenido de la asignatura.

En la entrevista a estudiante (ver anexo 1) se puede constatar que los mismos no


consideran de su agrado la Selección de Lecturas que se les ofrece, pues se
estiman que en ocasiones, los textos seleccionados resultan muy abstractos y
poco objetivos a la realidad docente psicosocial que está viendo el educando en
los contexto de hoy.

El nivel de conocimiento precedente es insuficiente para comprender los


contenidos de una asignatura que se introduce y le resulta casi imposible
establecer las relaciones necesarias, entre el contenido que se les imparte en las
clases y lo que viene tratado en el texto, pues mucho contenidos no aparecen
reflejados; que es además un libro que carece de gráficos, figuras y de tareas.

No señalan aspectos atractivos del libro y señalan entre los aspectos que no les
atraen que es excesivamente grande y que no les ayuda para estudiar.
Relacionan entre los elementos que le incluirían al libro: imágenes, aspectos que
les resulten curiosos e interesantes, fragmentos, preguntas al final de cada
capítulo, señalizaciones que le destaquen lo más importante.

Entre las formas más frecuentes para la utilización de la Selección de Lecturas


señalan los seminarios y realización de trabajos independientes, considerando
que son insuficientes las actividades que se planificaron para su utilización; pero
además que la información que se les brinda no está en correspondencia con las
actividades del Cuaderno de Trabajo, por lo que casi nunca pueden realizarlas en
su totalidad; por lo que tienen que localizar otra bibliografía que por lo general se
encuentra ubicada en la biblioteca y no son especializadas.

El 90 % de los estudiantes considera que las actividades que brinda el Cuaderno


de Trabajo les resultan suficiente para la ejercitación de los contenidos esenciales.
Carecen de dinámicas heurísticas acorde a sus realidad objetiva que motiven la
sistematización, profundización e investigación del contenido, por su valor teórico-
práctico.

Las entrevistas a docentes individual y grupal (Ver anexos 2 y 3) que imparten la


asignatura en el grado, consideran ineficientes el tratamiento al contenido en el
Cuaderno de Actividades para el desarrollo de los objetivos esenciales del grado.
Es de criterio de los docentes que estas dificultades no permiten hacer cumplir
los objetivos del programa en el grado.

En la observación a clases (ver anexo # 4) se pudieron detectar las siguientes


dificultades:
Insuficiente preparación de los docentes para desarrollar y darle tratamiento al
contenido de la asignatura, de tal manera que impulse el interés y a la motivación
del estudiante a la clase.

Falta de dominio y vinculación con la práctica del estudiante, de los conceptos y


categorías esenciales de la Cultura Política en Cuba por profesores.

No se orientan actividades del Cuaderno de Actividades para el tratamiento al


contenido en la clase, en vinculación con los contenidos del libro texto de
importancia actual y relacionada con la realidad estudiantil.

No se planifican tareas, actividades y ejercicio que potencie la vinculación directa


de la teoría y la práctica ideopolítica del educando que cautive su profunda
atención y asunción de los contenidos del grado.

Insuficiente utilización y orientación de bibliografía complementaria que contribuya


a la valoración, confrontación y relación de diferentes posiciones y enfoques
ideopolíticos y culturales en la actualidad que vive el escolar.

Insuficiente dominio por parte de los estudiantes de los contenidos esenciales de la


asignatura y su importante uso en su práctica social y familiar.

Limitaciones en el vocabulario, de algunos estudiantes y profesores, lo que los


sitúa por debajo de las exigencias de los contenidos que se abordan en el grado.

Esto, a su juicio, presupone una preparación del docente de cómo ha


evolucionado el desarrollo. Con respecto al Cuaderno de Actividades, considera
que es sólo una selección de ejercicios provisional, elaborado en un momento
determinado para trabajar en las escuelas.

Que aporta un sistema de actividades utilizables en las clases; que si bien ayudó
a resolver un problema didáctico en los inicios, hoy resulta insuficiente y
desactualizadas por el desarrollo histórico de la condiciones del sistema
educacional cubano, las realidades sociedades de los educandos y profesores
más la construcción en ellas de una cultura política contemporánea que es
violentada por la globalización neoliberal, sus instrumentos de expansión y
control.

Resulta, además, insuficiente, desde el punto de vista metodológico, para una


correcta orientación y planificación del trabajo independiente de los estudiantes,
debido a que la selección de textos escritos son extraídos del texto original sin
una lógica e incompletos. Con poco tratamiento didáctico y psicopedagógico que
garantice el logro de los objetivos generales del programa.

La revisión de los documentos (Anexo # 6) de la asignatura de Cultura Política,


permite detectar las siguientes insuficiencias.

Los objetivos del programa (Anexo # 7) son bastante generalizadores; las


actividades que se brinda en el Cuaderno de Trabajo resultan insuficiente para
darles cumplimiento y tratamiento desde la práctica estudiantil a los contenidos
del grado.

Faltan las actividades docentes educativas generalizadoras que incluyen:

Juegos Didácticos, sistemas de concursos, eventos competitivos que desarrollen,


sistematicen los contenidos esenciales y de difícil comprensión, conversatorios y
entrevistas a figuras sociales, cuadros políticos y administrativos. Todas estas
actividades vinculadas al sistema de clases prácticas, seminarios, talleres, tareas
extraclase, trabajos y estudios independientes con un carácter dinámico cada
uno de ellos.

Lo anteriormente señalado, dificulta el cumplimiento de las orientaciones


Metodológicas, de que el profesor se apoyará en los conocimientos históricos,
literarios y artísticos que poseen los estudiantes, para que comprendan este
proceso y se apropien del método dialéctico materialista en el análisis de las
limitaciones y aportes al desarrollo del pensamiento y la cultura de cada
momento de los indicados en esta unidad.
Se dificulta entonces ir induciendo el método de análisis a utilizar a través de
todas las unidades del programa, de que partiendo de las condicionantes
económicas, abordar la esfera sociopolítica y de ella, a la ideocultural e ir
destacando que en la misma medida que el hombre fue ampliando sus
conocimientos acerca del mundo que lo rodea, resultado de su actividad práctica
fue plantándose y resolviendo problemas en el pleno del pensamiento y
brindando soluciones en correspondencia con las condiciones de su época.

Las limitaciones con la información no permiten ir destacando los hilos esenciales


de las diferentes épocas históricas que marcan los momentos de ruptura y
continuidad de la construcción del socialismo en Europa y América Latina.

La caracterización del imperialismo, no conlleva a una suficiente comprensión del


renacimiento del hegemonismo religioso de la Iglesia Católica en la actualidad.
No se da tratamiento al papel que juega la revolución científico tecnológico en
proceso de la globalización y el neoliberalismo.

Es insuficiente la caracterización del transito a la época postmoderna período


que sienta las bases para una nueva visión del hombre dentro de nuevas
condiciones de explotación sustentadas en la prioridad privada capitalista con la
informatización, automatización y desculturalización del mundo.

Resulta muy dispersa la información sobre las fuentes teóricas del surgimiento
del Marxismo, lo que no permite que los estudiantes valoren la reelaboración
crítica y lo vean como clara expresión de su condición de producto de la cultura.

Los aspectos anteriormente señalados dificultan en gran medida, establecer la


adecuada relación objetivos – contenidos – orientaciones metodológicas; es difícil
orientar tareas de aprendizaje diferenciadoras con el uso Cuaderno Actividades
de Cultura Política, pues como se ha señalado anteriormente hay contenidos que
no se le da tratamiento y otros no son asequibles a los estudiantes.
Por otra parte, el Cuaderno de Actividades, aunque refleja adecuadamente los
objetivos de la Unidad # 4 (Anexo # 8); no tiene diseñadas las actividades que
puedan realizarse utilizando como soporte la Selección de Lecturas, ejemplo:

Estos elementos expuestos muestran que no existe una lógica de integración


entre programa-libro de texto-cuaderno de trabajo. Con el fin de transformar la
práctica docente educativa hacia un proceso enseñanza aprendizaje
desarrollador, se propone un material docente con propuestas de actividades e
indicaciones bibliográficas sobre el contenido de la unidad I del programa de
Cultura Política.

También podría gustarte