Está en la página 1de 3

Universidad Autónoma de Santo Domingo

(UASD)
Facultad de Ciencias Jurídicas y Políticas
Escuela de Derecho.

Derecho de Obligaciones
Asignatura.
Vladimir M Rosario
Profesor
Los tratos preliminares y precontrato.
Tema
Rosaura Sierra Vásquez
Estudiante
100521139
Matricula
LOS TRATOS PRELIMINARES: UNA APROXIMACION A LA FORMACION DEL CONTRATO.

Los tratos preliminares son aquellas negociaciones previas a la formación del contrato que sientan
las bases para llegar al convencimiento de dicho compromiso. estos no crean obligaciones y por
ende no constituyen actos jurídicos per se.

El proceso de formación del contrato puede darse de manera inmediata a través del intercambio del
consentimiento entre las partes, pero en muchas ocasiones supone que las partes entran en una
serie de intercambios que incluyen conversaciones, reuniones y discusiones referentes a las
negociaciones que se llevan a cabo y que eventualmente pudieran culminar en una posible
celebración y firma del contrato.

Este tipo de conversaciones o negociaciones previas a la formación del contrato es lo que se


denomina tratos preliminares. Los tratos preliminares son los primeros acercamientos que cumplen
la función de preparar el camino para que la voluntad exprese su intención real de quedar obligada
estos buscan permitir a las partes discutir sobre los términos jurídicos y económicos del negocio a
celebrar sin que se entiendan vinculadas ni obligadas a manifestar su voluntad, su principal
característica es no ser obligatorios.

En la práctica los tratos preliminares brillan por su ausencia en los contratos en que el contenido se
encuentra virtualmente predeterminado y deja escaso margen de negociación a las partes.

En el caso de la República Dominicana no existe un concepto claro y definido de los tratos


preliminares, nuestros tribunales han sido tímidos en la formulación de un concepto que define a los
mismos.

Dentro del período precontractual pueden darse otras figuras como la oferta, el precontrato y las
cartas de intención los cuáles pueden ser muchas veces confundidos.

Cuando hablamos de la oferta citamos al autor dominicano Jorge Subero Isa, el cual indica que la
oferta por sí sola no configura el contrato, sino que constituye la primera operación del
consentimiento en pro de su formación. Para establecer las diferencias partimos del criterio de que
los tratos preliminares persiguen negociar los términos del futuro contrato mientras que la oferta
pretende directamente concluirlo.

En el precontrato existe un contrato en el que se prefigura un convenio futuro mientras que en los
tratos preliminares no existe deber de concluir en concreto un pacto futuro.

Las cartas de intención pueden asimilarse a los tratos preliminares dado que ninguna de las dos
figuras crea vinculación jurídica entre las partes. una carta de intención es la que se utiliza
ordinariamente para materializar por escrito un acuerdo preliminar entre las partes, la autora Llodra
Grimalt señala que en las cartas de intención generalmente se plasman los tratos previos porque
todavía no se quiere concluir el contrato, por no haber acuerdo en todos los aspectos.

Como podemos ver en este periodo de negociaciones que constituyen los tratos preliminares, las
partes aún no se han comprometido, pero lo que sucede en esta fase tendrá influencia en el propio
contrato si llegara a formalizarse. Los acuerdos preliminares conforman una serie de discusiones que
pueden conducir a la conclusión de un contrato y que por ende constituyen una etapa importante de
la validez futura del mismo.

Los acuerdos preliminares tienen una función instrumental frente al contrato definitivo pues si se
llega a la formalización del contrato es porque las partes están de acuerdo con las condiciones
planteadas, por esto muchos ordenamientos jurídicos se han ocupado en delinear estas tratativas
porque entienden que hay ciertos deberes en ellas, como obrar de buena fe, suministrar
informaciones de protección y confidencialidad.

También podría gustarte