Está en la página 1de 64

REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA

UNIVERSIDAD NACIONAL EXPERIMENTAL


DE LOS LLANOS CENTRALES
“RÓMULO GALLEGOS”
CIENCIAS DE LA SALUD
PROGRAMA DE MEDICINA
“DR. JOSÉ FRANCISCO TORREALBA”

ESTRATEGIAS COMUNICACIONALES DIRIGIDAS A ESTUDIANTES DE


CUARTO Y QUINTO AÑO DE MEDICINA BASADAS EN LENGUAS DE
SEÑAS VENEZOLANAS PARA LA ATENCIÓN DE PACIENTES CON
DISCAPACIDAD AUDITIVA, VOZ O HABLA QUE ACUDEN AL
HOSPITAL “JOSÉ MARÍA BENÍTEZ” DE LA VICTORIA..

Autoras: xxxxxxxxxxxxx
xxxxxxxxxxxxx
xxxxxxxxxxxxx
Tiutora: XXXXXX

San Juan de Los Morros, Agosto 2019

i
REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA
UNIVERSIDAD NACIONAL EXPERIMENTAL
DE LOS LLANOS CENTRALES
“RÓMULO GALLEGOS”
CIENCIAS DE LA SALUD
PROGRAMA DE MEDICINA
“DR. JOSÉ FRANCISCO TORREALBA

ESTRATEGIAS COMUNICACIONALES DIRIGIDAS A ESTUDIANTES DE


CUARTO Y QUINTO AÑO DE MEDICINA BASADAS EN LENGUAS DE
SEÑAS VENEZOLANAS PARA LA ATENCIÓN DE PACIENTES CON
DISCAPACIDAD AUDITIVA, VOZ O HABLA QUE ACUDEN AL
HOSPITAL “JOSÉ MARÍA BENÍTEZ” DE LA VICTORIA.
Trabajo de Grado presentado como requisito parcial de egreso de la Carrera de
Medicina

Autoras: xxxxxxxxxxxxx
xxxxxxxxxxxxx
xxxxxxxxxxxxx
Turor(a):xxxxxxxxxxxxx

San Juan de Los Morros, julio 2019

ii
REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA
UNIVERSIDAD NACIONAL EXPERIMENTAL
DE LOS LLANOS CENTRALES
“RÓMULO GALLEGOS”
DECANATO DEL ÁREA CIENCIAS DE LA SALUD
PROGRAMA DE MEDICINA
“DR. JOSÉ FRANCISCO TORREALBA”

CARTA DE APROBACIÓN DEL TUTOR

San Juan de Los Morros, xx de xxx de 2019

Ciudadano:
Coordinador de Metodología e Investigación Científica
Programa de Medicina de la Universidad Experimental de los Llanos Centrales
Rómulo Gallegos.
Presente.-

En mi carácter de Tutora del trabajo del Trabajo Especial de Grado presentado


por los ciudadanos: xxxxxxxxxxxxx CI: xxxxxxxxxxxxx, xxxxxxxxxxxxx CI:
xxxxxxxxxxxxx y xxxxxxxxxxxxx CI: xxxxxxxxxxxxx. Para optar al título de
Médico Cirujano, considero que dicho trabajo reúne los requisitos y méritos
suficientes para ser sometido a la presentación pública y evaluación por parte del
jurado examinador que se designe.

Atentamente,

_________________________
Dra. xxxxxxxx
C.I.: V-xxxxxxxx

iii
DEDICATORIA

iv
AGRADECIMIENTOS

v
ÍNDICE GENERAL

pp.

LISTA DE CUADROS…………………………………………………………..

LISTA DE GRÁFICOS…………………………………………………………..

LISTA DE FIGURAS…………………………………………………………….

RESUMEN……………………………………………………………………….

INTRODUCCIÓN………………………………………………………………..

CAPÍTULO
I EL PROBLEMA……………………………………………………….....

Planteamiento del Problema……………………………………………...


Justificación de la Investigación……………………………………….....
Objetivos de la Investigación……………………………………………..
Objetivo General……………………………………………………....
Objetivos Específicos……………………………………………….....
Alcances y Limitaciones de la Investigación……………………………..

II MARCO TEÓRICO……………………………………………………....

Antecedentes de la Investigación………………………………………....
Bases Teóricas…………………………………………………………....
Bases Legales……………………………………………………………..
Operacionalización de las Variables……………………………………...
Definición de Términos…………………………………………………..

III MARCO METODOLÓGICO………………………………………….....

Diseño, Tipo y Nivel de la Investigación…………………………………


Población y Muestra……………………………………………………...
Validez y Confiabilidad del Instrumento…………………………………
Técnicas e Instrumentos de Recolección de Datos……………………….
Técnicas y Análisis de los Datos…………………………………………

IV ANÁLISIS DE LOS RESULTADOS……………………………………

V CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES………………………….

vi
Conclusiones……………………………………………………………...
Recomendaciones………………………………………………………...

REFERENCIAS………………………………………………………………….
.

ANEXOS…………………………………………………………………………

A Instrumentos de Recolección de Datos………………………………….


B Validación del Instrumento………………………………………………

vii
LISTA DE CUADROS

pp.
CUADRO

1 XXXXXXXXXXXXXX…………………………………………….

2 XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX…………………………….

3 XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX………………………………

4 XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX

5 XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX

6 XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX

7 XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX

8 XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX

9 XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX

10 XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX

viii
LISTA DE GRÁFICOS

pp.
GRÁFICO

1 XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX 37

2 XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX 38

3 XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX 39

4 XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX 40

5 XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX 41

6 XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX 42

7 XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX 43

8 XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX 44

9 XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX 45

10 XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX 46

11 XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX 47

ix
LISTA DE FIGURAS

pp.
FIGURA

1 XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX
X

2 XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX
X

x
UNIVERSIDAD NACIONAL EXPERIMENTAL
DE LOS LLANOS CENTRALES
“RÓMULO GALLEGOS”
CIENCIAS DE LA SALUD
PROGRAMA DE MEDICINA
“DR. JOSÉ FRANCISCO TORREALBA”

INCIDENCIA DE LAS INFECCIONES DEL TRACTO URINARIO EN


PACIENTES HOSPITALIZADA CON AMENAZA DE PARTO PREMATURO
EN EL SERVICIO DE OBSTETRICIA DEL HOSPITAL “JOSÉ MARÍA
BENÍTEZ”. ENERO 2017 A SEPTIEMBRE-2018.
Autores: Anahil Azuaje
Greici Alonso
Alexandra Quijano
Tutora: Dra.XXXXXXX
Fecha: XXXXXXXX

RESUMEN

XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX
XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX
XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX
XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX
XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX
XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX
XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX
XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX
XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX
XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX
XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX
XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX
XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX
XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX
XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX
XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX
XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX
XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX
XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX
XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX.

Palabras Claves: XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX

xi
INTRODUCCIÓN

Toda persona cuando acude a un centro asistencial lo hace con el fin de que sea
atendido en su dolencia, en el momento de

1
CAPÍTULO I

EL PROBLEMA

Planteamiento del Problema

Según, la Clasificación Internacional del Funcionamiento de la Discapacidad y


de la Salud (CIF) (1), precisa que la discapacidad es la pérdida o limitación para
realizar alguna actividad en la vida normal en igualdad de condiciones con lo demás,
debido a barreras sociales y físicas. En este sentido las personas discapacitadas o con
discapacidad son aquellas cuyas características cognitivas, físicas o sensoriales están
disminuidas con respecto al resto de la población, por lo tanto, exigen atención
especializada que garanticen una mejora en su calidad de vida. Entre ellas se
encuentra los discapacitados cognitivos, visuales, Síndrome de Down, auditivos, voz
y habla, entre otros. (2)

De acuerdo al informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS) (3) en el


mundo existe un estimado de 1000 millones de personas con alguna forma de
discapacidad. De los cuales, 360 millones de personas que padecen algún tipo de
discapacidad auditiva, 183 millones (el 56 por ciento) son hombres y 145 millones (el
44 por ciento) mujeres; 32 millones son niños menores a 14 años. Se calcula que, en
2050, más de 900 millones de personas, es decir, una de cada diez persona, sufrirá
una pérdida de audición. Asimismo refiere que, en América Latina y el Caribe el
4,5% de la población sufre de discapacidad auditiva. La prevalencia de problemas
auditivos entre los niños menores de 14 años es del 1,6%; en los adultos de 15 años es
del 8%; y entre los mayores de 65 años del 38,62%. En Venezuela, el 0,4% de la
población sufre discapacidad auditiva según el reciente censo nacional realizado por
el Instituto Nacional de Estadísticas (4); esto significa que 115 mil 784 personas en el
país la padecen.

2
Ante estos datos estadísticos, es evidente que la población con discapacidad
auditiva es importante y crece potencialmente. Como persona también requieren de
una atención médica por dolencias propias de la discapacidad y además precisan las
mismas necesidades sanitarias que el resto de las personas. Sin embargo, estas se ven
obstaculizadas por barreras sociales, físicas o sensoriales. De tal forma que la
medicina tiene como desafío la calidad y eficiencia en cada uno de sus servicios y la
comunicación es una herramienta invaluable la realización de un diagnóstico certero
y preciso.

Es aquí donde la comunicación cobra un papel protagónico al momento del


interrogatorio individual en la consulta médica, convirtiendo cada encuentro en un
momento singular ya que como lo establecen las literaturas y los especialistas en
semiología médica, de la anamnesis se obtienen el 80% de los datos necesarios para
establecer el diagnóstico del paciente. Es en esta etapa donde el médico es un
observador-escucha del lenguaje verbal y gestual del paciente. En el vínculo médico-
paciente es necesario que el profesional de la medicina conozca y posea herramientas
y habilidades para prestación de un servicio satisfactorio brindando el tratamiento
adecuado que permita la erradicación o mejora de la enfermedad.

Considerando que la transmisión efectiva de información con los pacientes en


el contexto hospitalario en un factor vital para la salud de cualquier paciente. Ante un
discapacitado auditivo o de voz y habla, la comunicación se ve afectada lo que
perjudica la valoración de las necesidades de los pacientes con dichas carencias.
Haciendo que la atención médica de estos pacientes sea limitada ya que muchos
profesionales no atienden las necesidades especiales que presentan, por no poseer
estrategias de comunicación que logren crear un vínculo médico-paciente que
conlleve a la obtención de tratamientos exitosos.

En diversos estudios, se ha evidenciado como las personas con discapacidad


auditiva, han manifestado haber recibido, por parte de algunos trabajadores de la
salud, una atención discriminante, así como no pueden interpretar correctamente las

3
prescripciones escritas que se les hace, no puedan comprender las diversas formas
impresas entregadas a ellos en el proceso de la atención en salud y les lleva a malos
entendidos acerca de la toma de decisiones frente a su enfermedad o de las
recomendaciones de tratamiento.
Así lo confirma los Human Rights Watch (Derechos Humanos), al publicar que,
En Rusia, Irán, Zambia y Uganda, Human Rights Watch documentó
que las barreras de comunicación interferían con el derecho a la salud
de las personas sordas, comenzando con la dificultad para obtener
información de salud en un formato accesible. Además, cuando el
personal médico recurre a los familiares o amigos para comunicarse
efectivamente con las personas sordas, esto afecta su derecho a la
privacidad. (s/p) (5)

Ante esta situación, las personas con discapacidad auditiva, se sienten


discriminados e irrespetado en su derecho a la salud. Por lo tanto, en el marco de la
salud existe un abismo entre las personas con discapacidades y la atención médica,
pues muchos profesionales desconocen que estas personas poseen varios canales de
comunicación alternativos permitiendo una interrelación con el mundo exterior. Es
así como se comunican a través de la gesticulación y habla, la lectura de labios, la
escritura (uso de papel y lápiz) y el lenguaje de señas. En Venezuela, el lenguaje de
señas se identifica con las siglas L.S.V (Lenguaje de Señas Venezuela). (6)

Considerando que según la OMS existen en el mundo unos 360 millones de


personas con discapacidad auditiva, en Venezuela existe un aproximado de 5.819 con
discapacidad auditiva y 2.909 con discapacidad de voz y habla (3). Es importante
señalar que, para lograr una atención integral, humanizada y de calidad para ellas, en
diversas partes del mundo se realiza programas que les permiten entablar una
comunicación directa con el paciente y crear redes de inclusión y empoderamiento en
la comunidad.

Sobre la base de lo expuesto, es importante señalar que, en Venezuela, en el


marco de la inclusión y atención a las personas con discapacidad auditiva a través de
la Fundación Instituto Carabobeño para la Salud (Insalud), inició el Curso Básico de
Lenguaje de Señas Venezolana para el personal de salud, con el objeto de optimizar

4
el servicio que se les brinda a los pacientes que acuden a la red de pública de la
entidad.

Sin embargo, estos esfuerzos son insuficientes, pues no se presta una


capacitación formal en cuanto a las estrategias comunicacionales para una relación
médico-paciente discapacitado auditivo; en consecuencia, se estima, que la mejora de
la comunicación, que favorece la atención médica desde que el sujeto llega a la sala
de espera hasta cuando se le dan las indicaciones de tratamiento, pasando por hacerse
entender durante la exploración de signos y síntomas y del tratamiento propiamente
dicho, es una necesidad aún no cubierta en el tratamiento y rehabilitación de este tipo
de pacientes, tanto en calidad como en cantidad.

El Hospital José María Benítez (HJMB) de La Victoria, es cabecera del


Distrito Sanitario 2 comprendido por los Municipios: Santos Michelena, José
Rafael Revenga, Tovar, Bolívar, José Félix Ribas y otras zonas adyacentes.

Proporciona asistencia médica preventiva, curativa y rehabilitación, en los


servicios de Medicina Interna, Pediatría, Obstetricia, Cirugía y Traumatología
(Hospitalización y Consulta Externa), Atención de Emergencias y Pabellones para
intervenciones electivas y de emergencias. Simultáneamente cuenta con los servicios
de Laboratorio, Radiodiagnóstico, Banco de Sangre, Nutrición y Dietética, Farmacia,
Odontología, Epidemiología, Toxicología, Infectología, Urología, Neurocirugía,
Nefrología, Psicología y Psiquiatría Infantil y de Adultos, Registros y estadísticas de
salud, Anatomía Patológica, áreas administrativas, de saneamiento y mantenimiento.

Cuando la persona con deficiencia auditiva asiste al mencionado nosocomio, lo


hace en la búsqueda de la atención que permita alcanzar la recuperación de dolencias
que lo aquejan, sin embargo, al igual que en el resto de la población, cualquier
patología conlleva un estado de incertidumbre, el cual se potencia por la duda de si el
personal médico será capaz de entender de manera clara lo que necesitan expresar en
relación con la enfermedad actual, ya que tienen presente la condición que presentan,
lo cual limita su comunicación y genera que la interacción médico-paciente sufra una

5
interferencia, aunándose a esta problemática el desconocimiento, por parte del
personal de salud de técnicas o estrategias comunicacionales que le permitan
establecer el adecuado proceso de intercambio de información con los pacientes con
necesidades especiales. Ante lo expuesto es imperativo formular las siguientes
interrogantes: ¿Cómo es la comunicación entre el paciente con discapacidad auditiva
y el personal médico del Hospital José María Benítez?
¿Cuáles son los métodos de comunicación utilizados por el personal médico y
pacientes con discapacidad?
¿Cuál es el nivel de conocimiento del personal médico acerca la cultura Sordo?
¿Cuáles talleres educativos-formativos basados en la lengua de Señas
Venezolanas dirigidos al personal médico del Hospital José María Benítez ?

Justificación

Parilla, et al (7), reseña que la calidad de la prestación de los servicios


hospitalarios está basada en proporcionar un cuidado más centrado en el paciente
llegando incluso a ser uno de los elementos más importantes para medir la calidad de
los cuidados prestados por diversos hospitales, organismos y organizaciones. Es así
como se implantan diferentes medidas para incluir más al paciente en su proceso de
recuperación y hospitalización, desde simplificar el lenguaje que utiliza el
especialista, hasta incluir a las propias familias en el proceso de toma de decisiones.
Los pacientes, acostumbrados a un rol pasivo, ahora son invitados a realizar
preguntas al médico y a participar en la conversación con el facultativo, para llegar a
entender todo lo que necesitan saber sobre su enfermedad.
Sin embargo, la mayor parte del personal de salud carece de las habilidades y
conocimientos precisos con los cuales lograr una comunicación efectiva con
discapacitados auditivos, voz y habla, como consecuencia se complica el
establecimiento de un diagnostico preciso y certero, originando una situación de
desamparo, inseguridad tanto por parte del profesional como del paciente.
La presencia de las personas con discapacidad auditivas en las consultas de
hospitales es cada día más frecuente por su crecimiento potencial (3). Así como el

6
incremento de la esperanza de vida en las últimas décadas (3). Es ineludible que, los
profesionales de la salud deben ser conscientes de esta situación y formarse en
relación con las competencias específicas que conlleven a una atención de servicios
hospitalarios a una atención integral.
En el ámbito teórico, el desarrollo de esta investigación aportará conocimientos
sobre las diferentes formas comunicacionales que tienen la comunidad sorda en
Venezuela, y como se pueden incluir en las instituciones públicas de salud, que
pueden ser adoptadas como técnicas y herramientas para la comunicación con
pacientes con discapacidad auditiva. Así como se han hecho en Francia, Uruguay,
España, Chile, Colombia, entre otros, mejorando el servicio asistencial hospitalario
de las personas con discapacidad auditiva, voz o habla.
Desde el punto de vista práctico, las personas con discapacidad auditiva poseen
los mismos derechos que cualquier otra, por lo tanto, deben gozar de las mismas
oportunidades de participación social. A través de los resultados de este estudio, se
podrán llevar a cabo actividades docentes e investigativas que enriquezcan la práctica
del profesional de la medicina convirtiéndole en un profesional más integral. Además,
se podrán implementar acciones preventivo-curativas en las los hospitales que sean
más incluyentes, y se promoverán capacitaciones de los profesionales de la salud con
vistas a aumentar la excelencia del servicio brindado.
En cuanto a los estudiantes de medicina esta investigación propone estrategias
comunicaciones basadas en la lengua de señas venezolana que enriquecerá su
formación académica y le dará la posibilidad de ampliar sus capacidades para
aumentar sus habilidades y destrezas en el área de atención y cuidado a los pacientes.
Para las autoras, el desarrollo de esta investigación permitirá el crecimiento
profesional y personal a la vez proporcionará una nueva herramienta de comunicación
con personas con discapacidad auditiva voz y habla que acudan al Hospital José
María Benítez durante la pasantía, permitiéndole responder a sus necesidades médicas
y de salud.
Desde el punto de vista institucional, se disminuirá el tiempo y estancia dentro
de los espacios hospitalarios al facilitar la consecución de información y garantizar el

7
entendimiento de información e indicaciones del personal de salud. Se garantiza el
acceso, inclusión, convivencia y participación en igualdad de oportunidades al
sistema de salud con el resto de la población
Como fin último y aporte metodológico, esta investigación permitirá a futuros
investigadores poner en práctica la estrategia comunicaciones basadas en la lengua de
señas venezolana como herramienta de comunicación con los pacientes que presentan
discapacidad auditiva, voz y habla. También, servirá como punta de lanza en el
desarrollo de investigaciones que propongan programas educativos-formativos sobre
comunicación con pacientes con discapacidad auditiva en otros hospitales públicos y
privados.

Objetivos de la Investigación

Objetivo General

Diseñar estrategias comunicacionales dirigidas al personal médico basadas en


Lengua de Señas Venezolanas para la atención de pacientes con discapacidad
auditiva, voz y habla que acuden al Hospital José María Benítez de La Victoria.

Objetivos Específicos
1. Describir el proceso de comunicación entre el personal médico y pacientes
con discapacidad auditiva del Hospital José María Benítez.
2. Identificar los métodos de comunicación utilizados el personal médico y
pacientes del Hospital José María Benítez.
3. Determinar el nivel de conocimiento del personal médico del Hospital José
María Benítez acerca de la cultura de sordo.
4. Diseñar talleres educativos-formativos basados en la lengua de Señas
Venezolanas dirigidos al personal médico del Hospital José María Benítez.

Alcances de la Investigación

8
Esta investigación permitirá al Hospital José maría Benítez dar cumplimiento a
la Carta Magna y a la Ley Orgánica para Personas con Discapacidad, donde legisla el
derecho de todos los venezolanos el acceso a los servicios de salud y a la atención
integral de salud para las personas discapacitadas, así como también, el derecho a la
expresión en lenguaje de señas venezolana y otras prerrogativas. Asimismo,
propiciará la prestación de servicios hospitalarios de calidad ampliando su campo de
acción como un ente de integración y participación beneficiosa para la sociedad.
Para el paciente, representará la posibilidad de recibir una atención de mayor
calidad, donde exista una comunicación eficiente con el profesional de medicina y
éste pueda brindarle los cuidados que requiere, comprendiendo sus necesidades y
proporcionándole no solo asistencia médica sino emocional e interpersonal. También
dará un aporte en pro de la integración social, disminuyendo cada vez más las
barreras comunicacionales, dándole así mayor posibilidad de participación a las
personas con discapacidad auditiva, voz y habla, en cuanto a la toma de decisiones
sobre su hospitalización, tratamiento y salud.
La investigación a realizar se orientó hacia el análisis de las estrategias
comunicacionales entre el personal médico y las personas con discapacidad auditiva,
de voz y habla, llevando a la ejecución de una investigación descriptiva que
permitiera el estudio a profundidad de las relaciones médico-paciente y la
importancia de una comunicación eficaz y eficiente para el correcto diagnóstico, así
como también para el establecimiento de un tratamiento adecuado, garantizando una
atención médica de calidad, integral e inclusiva.
Entre los alcances de aprendizaje a lograr con la investigación se plantean los
siguientes, estudiar los fundamentos teóricos y legales relacionados con la
investigación realizada, así como todos los aspectos metodológicos de las mismas y
conocer las distintas formas comunicativas alternativas que poseen las personas con
discapacidad auditiva, voz y habla.
Limitaciones
Como toda investigación, se presentan una serie de limitantes que entorpecen la
ejecución y el logro de los objetivos de la misma; entre ellas:

9
 La dificultad en la recolección de información debido a la poca que se
encuentra a nivel municipal.
 El tiempo limitado para su elaboración.
 La limitación de los recursos para la recolección de los datos.

CAPITULO II

MARCO TEÓRICO

El Marco Teórico, representa un entramado de ideas lógicas y concatenadas,


sirve de plataforma y sustentación a toda la investigación, ya que a través de su
estructuración se cimentan las bases teóricas referenciales, permitirán ubicar el tema
en un conjunto de ideas debidamente definidas, según Palella, Martins (2010)(8) “es
el soporte principal del estudio. En él se amplía la descripción del problema, pues
permite integrar la teoría con la investigación y establecer sus interrelaciones” (p.67).
Esta parte es importante ya que contiene la ubicación contextual del problema en una
determinada situación histórico social, sus relaciones con otros hechos o problemas;

10
pero además, las definiciones de nuevos tópicos que van a permitir de una manera
técnica fundamentar todos y cada una de las teorías expuestas. En este aspecto, según
Balestrini (2002) (9) el marco teórico es "el resultado de la selección de aquellos
aspectos más relacionados del cuerpo teórico epistemológico que se asume, referidos
al tema específico elegido para su estudio". (p.91).
En el presente capítulo el objetivo es exponer, en primer lugar, las
investigaciones previas que dan lugar al desarrollo de la investigación en curso y sus
aportes para la misma y, en segundo lugar, el compendio teórico que sustenta el
estudio, da un bosquejo de la investigación y guía al lector sobre la dirección de ésta.
Se continúa con el basamento lega donde se hace una reseña de las legislaciones que
apoya la investigación.

Antecedentes de la Investigación

Los antecedentes de la investigación son todos aquellos trabajos realizados


anteriormente y que guardan alguna vinculación con la investigación realizada. Al
respecto Palella y Martins (8) (2010), expresan “estos antecedentes pueden ser tanto
nacionales como internacionales. El título de los trabajos referidos debe estar
relacionado con las variables de la investigación propuesta” (p.68). Es importante
para todo investigador consultar trabajos anteriores relacionados con el tema
abordado, ya que estos permitirán enmarcarse o sustentarse en precedentes y tener
una visión más amplia en esta ocasión a todo lo concerniente al tema de
comunicación, lenguas de señas venezolanas, atención médica, personas con
discapacidad auditiva, voz y habla.
En el desarrollo de la presente investigación se llevó a cabo una revisión
bibliográfica, con el propósito de indagar antecedentes en torno al tema a estudiar,
tomando en cuenta aquellos trabajos que se aproximaron al planteamiento de los
estudios previos, vinculados con el tema a través de algunos de sus elementos
teóricos, metodológicos o de otra naturaleza que sirvan como base o complemento
para esta investigación.

11
Se inicia con Andrade dos Santos y cols, con la investigación: Formación de
profesionales de la salud y accesibilidad del sordo a la atención en salud:
contribuciones del proyecto: “Comunica”. El acceso eficaz del paciente sordo a los
sistemas de salud aún es limitado. Las dificultades de comunicación entre pacientes y
profesionales de salud son frecuentes. Este estudio buscó principalmente describir
estrategias para una atención adecuada al sordo y determinar el impacto de acción
sensibilizadora del proyecto “Comunica”. La población y la muesta estuvo
constituida por los estudiantes de Medicina y Fonoaudiología de la Universidad
Federal de Minas Gerais, quienes participaron de simulaciones de atenciones y
rellenaron cuestionarios referentes al conocimiento general de la cultura sorda y
habilidades de comunicación.
En cuanto a los resultados obtenido, el 66,9% de los estudiantes de Medicina y
el 52,2% de los estudiantes de Fonoaudiología negaron cualquier experiencia con
sordos. El 98,5% de los académicos de ambos los cursos se declararon inhabilitados
para la atención del sordo y más del 92% desean aprender a comunicarse en Libras,
aproximadamente el 95% de los alumnos atribuyen alta relevancia a la acción del
proyecto “Comunica”. Concluyeron, que este tipo de proyectos contribuyen a mejorar
el currículo académico de profesionales de la salud es necesario para atender a las
necesidades de los sordos. 10
Este trabajo se vincula con la investigación ya que ambos estudian las
estrategias que contribuyen al mejorar la comunicación entre pacientes con
discapacidad auditiva, en pro de una atención médica inclusiva e integral. También
sirve como apoyo pues se usaron el mismo diseño de investigación.
Se sigue con, Santos y cols, titulado: Valoraciones de futuros estomatólogos
sobre su formación para la atención al paciente sordo, La Habana, 2016. La
sordera es una disminución única y el interés que muestran los futuros estomatólogos
por conocer la comunidad sorda es para brindar un tratamiento estomatológico más
integral. Su propósito fue identificar las valoraciones de los futuros estomatólogos
sobre su formación para la atención al paciente sordo. Se realizó un estudio
descriptivo de corte transversal. tuvo una población de 35 estudiantes de quinto año

12
de Estomatología, con edad promedio de 22 años, de ambos sexos, pertenecientes al
Instituto de Ciencias Básicas y Preclínicas "Victoria de Girón" del Municipio Playa
en La Habana, en marzo de 2016.
Estos recibieron el curso optativo "Manejo odontológico del paciente sordo" y
posteriormente se les realizó una encuesta. Las variables estudiadas fueron: sexo,
temas más interesantes del curso optativo recibido, satisfacción de las necesidades de
aprendizaje específicas para la atención estomatológica al Revista Habanera de
Ciencias Médicas ISSN 1729-519X paciente sordo, necesidad de recibir el curso
optativo como complemento del Plan de Estudios de la Carrera.
Encontraron que, el sexo femenino fue el de mayor predominio con 74.3%. El
tema más interesante fue la Lengua de Señas Cubana para 62.9%. El 65.7% de los
estudiantes encuestados creen que lo impartido en el plan de estudios de la carrera no
satisface las necesidades especiales de atención estomatológica del paciente sordo. En
correspondencia, 91.4% considera que necesita recibir el curso optativo para
complementar el plan de estudios.
Concluyeron que, La mayoría de los estudiantes de estomatología encuestados
es del sexo femenino, se interesa por la Lengua de Señas Cubana y considera que
necesita del curso optativo "Manejo odontológico del paciente sordo", para
complementar el plan de estudios de la carrera.11
Este trabajo aporta a la investigación la metodología y el marco teórico.
También proporciona una visión más extensiva ya que va dirigido a los estudiantes de
odontología en miras de complementar el plan de estudio de la carrera.
Inmediatamente se presentan García y cols, con la investigación: Diseño de un
curso de Lengua de Señas para los colaboradores cubanos de la salud. Pacientes
con diferentes patología y necesidades especiales, sordos acuden en busca de ayuda
médica, en los diferentes países donde Cuba brinda servicios médicos y no siempre se
logra la comunicación con ellos, cuando no tienen intérprete, urgen accionar, un
nuevo reto para nuestra universidad médica, la preparación de los colaboradores de la
salud en la lengua de señas.

13
El objetivo fue diseñar un curso virtual sobre la Lengua de Señas Venezolana,
Lengua de Señas Boliviana, Lengua de Señas Nicaragüense, Lengua de Señas
Hondureña y Lengua de Seña Cubana dirigidas a colaboradores de la salud para
favorecer la comunicación con los pacientes y/o familiares con necesidades auditivas.
Para ello utilizaron un estudio descriptivo transversal en el hospital “Mártires del 9 de
Abril” Sagua la Grande, en el período septiembre 2016 a abril 2017. Se utilizaron el
análisis-síntesis e inductivo-deductivo y encuesta en forma de cuestionario, grupo
nominal y el criterio de especialistas para valorar el producto diseñado.
Hallaron que, predominó desconocimiento de los colaboradores de la salud
sobre las lenguas de señas cubanas, venezolana, peruana, hondureña, nicaragüense,
guatemalense y boliviana, la necesidad de conocerla para comunicarse con los
pacientes y/o familiares con estas limitaciones. Se diseñó un curso de acuerdo a los
requerimientos del entorno virtual. Concluyeron que, los especialistas lo consideraron
pertinente y factible porque favorece la comunicación con los pacientes y/o familiares
sordos con los que interactúan estos colaboradores de la salud, en correspondencia
con la aplicación del método Clínico.12
Este trabajo aporta a la investigación como los especialista consideran que un
curso basado en la lenguas de señas es pertinente y factible en la comunicación con
las personas con discapacidad auditiva.
Se sigue con, Parilla y cols, y su trabajo: Protocolo de comunicación con el
paciente discapacitado: Colaboración entre personal sanitario e intérprete. Tuvo
como objetivo se pretende dar a conocer la realidad de herramientas y métodos
utilizados para la mejora de la comunicación entre pacientes discapacitados
sanitarios, a la vez que se evalúa el uso de App EC+, diseñada en el marco del
proyecto Erasmus + «Enhancing Communication (EC+): Research to Improve
Communication for People with Special Needs and Development of ICT Resources
and Tools», junto con una propuesta de uso de la misma para el intérprete sanitario.13
En seguida se encuentra Arteaga y cols, con su trabajo de investigación:
Abordaje prehospitalario del paciente con discapacidad auditiva. Tuvo como
objetivo, identificar los factores que dificultan la atención pre hospitalaria en

14
pacientes con discapacidad auditiva, para generar un mejoramiento en la morbilidad y
atención de éstos. Esta investigación tiene un enfoque de predominio cuantitativo se
tuvo en cuenta características y factores sociales que influyen en la atención a dichas
personas. el tipo de estudio es de observación descriptiva, con aspectos cuasi-
experimentales.
La población de referencia es de 51 personas; miembros de una comunidad
religiosa “Jesús Habla” situada en el barrio Sevilla de Medellín, donde se encontraron
con personas con discapacidad auditiva de todas las edades. El instrumento para la
recolección de la información utilizado fue la encuesta. Concluyeron que, las
opiniones de la comunidad con discapacidad auditiva y sus conceptos con respecto a
los servicios pre hospitalarios como grado de satisfacción o insatisfacción por su
forma de comunicarse.
Se analizaron múltiples respuestas que, permiten determinar que son los
jóvenes con esta discapacidad los que más se integran a un grupo social de edades
entre 13 y 26 años y otro en menos porcentajes. De igual forma se percibe que un
grado de insatisfacción la atención que les dan a estas personas en algunas IPS porque
los discriminan o se burlan, pero así ellos consideran seguir asistiendo, aunque si
solicita por medio de sugerencias que incluyan un profesional interprete interno de la
IPS, para que siempre los acompañe en sus citas médicas y pueda ser entendido todo
lo que ellos soliciten. 14
Este trabajo se vincula con la investigación ya que se usa la encuesta como
instrumento de la recolección de datos, así como el diseño descriptivo y esta
enmarcado en un enfoque cuantitativo.
También se encontró a Mirón, con la investigación titulada: Educación
inclusiva en Medicina: una experiencia formativa sobre personas con
discapacidad. Expone que, la educación inclusiva universitaria trata de transformar y
mejorar el rol competencial de los futuros médicos en relación con las personas con
discapacidad (PcD), grupo poblacional vulnerable y prevalente que necesita una
atención de calidad para hacer efectivo su derecho a la salud. El propósito fue
Analizar y valorar la sensibilización y la formación de una experiencia desarrollada

15
en Medicina en relación con la atención integral a las PcD. Se ha realizado un estudio
de intervención, tipo antes y después, sin grupo control, en 120 alumnos del grado de
Medicina. Encontró que los estudiantes perciben que falta de formación en este tema
y son conscientes de su rol sanitario y social en la reducción de desigualdades en las
PcD.
Entre los conocimientos profesionales que mejoran con la intervención, de
manera significativa, están los relacionados con los derechos de las PcD, los factores
de riesgo, el grado de discapacidad, el diseño universal, las medidas de acción
positiva y las adaptaciones curriculares asociadas a la educación inclusiva. En
relación con las competencias que deben ser adquiridas, se debe destacar su
sensibilización sobre la necesidad de habilidades sociales y de comunicación, y la
capacidad para emitir informes médicos sobre la incapacitación. 15
Esta investigación aporta como el personal médico desconoce algunos compendios
relacionados con las personas con discapacidad auditiva, voz y habla.
A continuación se encuentra a Laredo y cols, con la investigación:
Intervenciones de comunicación exitosas para el cuidado a la salud en personas
con deficiencia auditiva. Las personas con deficiencias auditivas suman hoy en día
una población, cada vez más grande dentro de nuestro país. Forman un grupo con
características y necesidades propias de una cultura en particular. Utilizan diferentes
formas de comunicación para una inserción oportuna en los diferentes ámbitos
socioculturales dentro de una sociedad oyente con la cual comparten las mismas
inquietudes y necesidades. A partir de la experiencia hospitalaria se ve la necesidad
de la búsqueda de intervenciones de comunicación exitosas durante el cuidado a
personas con deficiencias auditivas por el personal de salud para establecer un
diagnóstico y plan de cuidados oportunos que respondan a las necesidades surgidas
durante el proceso salud-enfermedad.
Fue una investigación documental, consultaron las bases de datos PubMed,
Scielo, Index, Redalyc, Cuiden plus, Cuiden Evidentia y Lilacs, se identificaron un
total de 437 artículos, estos fueron depurados de acuerdo a los criterios de inclusión y
se obtuvo un total de 17 artículos útiles.

16
Los resultados de esta revisión confirman que la comunicación no verbal en su
modalidad de lenguaje de señas, materiales visuales y el uso de intérpretes; resultan
exitosos durante el cuidado para el establecimiento del proceso comunicativo ya que
forman parte de un sistema lingüístico propio y oficialmente reconocido como parte
de una cultura sorda.16
Esta investigación aporta al marco teórico los diferente métodos de
comunicación que poseen las personas con discapacidad, así como el derecho que
éstas tienen a usarlas en cualquier ámbito de su vida.
En prosecución está Díaz, et al, con su artículo titulado: Lecciones de
parafuncionales en lenguaje de señas para pacientes sordos o hipoacúsicos. Las
personas con trastornos auditivos severos o moderados no están exentas de presentar
alteraciones parafuncionales y no existen propuestas informativas que los acerquen al
tema. El objetivo de la investigación fue, evaluar la utilidad de lecciones de
parafuncionales en lenguaje de señas para pacientes de estomatología sordos o
hipoacúsicos. Se apoyaron en una metodología un estudio cuasi experimental de
febrero de 2014 a febrero de 2015.
El universo de estudio lo conformaron 1 129 personas sordas o hipoacúsicas
de la provincia de Camagüey, la muestra no probabilística quedó integrada por 513
pacientes del municipio de Camagüey, según criterios de inclusión. Se estructuró la
investigación en cinco fases.
Hallaron que, en un inicio predominó en el 83, 04 % de los pacientes el nivel
de información no satisfactorio. Después de impartidas las lecciones se alcanza un 97,
85 % de estos, nivel de información satisfactorio. El 97, 61 % del personal docente
estuvo conforme con la propuesta. El 99, 02 % de los pacientes sordos e
hipoacúsicos, consideraron útiles las lecciones de parafunciones en lenguaje de señas.
Concluyeron que, el nivel de información sobre parafunciones resultó no
satisfactorio en las personas sordas o hipoacúsicas antes de aplicar las lecciones en
lenguaje de señas; después de estas, fue satisfactorio en la totalidad de los pacientes.
La mayoría de los pacientes consideró útil la propuesta. 17

17
Se concluye con, Aparicio, con el trabajo titulado: La enfermería ante la
discapacidad auditiva y visual. Tuvo como objetivo, evidenciar la necesidad de
proporcionar habilidades al personal de enfermería destinadas al manejo de pacientes
con discapacidades sensoriales y dar a conocer las pautas que han de seguir para
conseguir normalizar la relación entre ambos grupos.
Se basó en una metodología documental llevándose a cabo una revisión bibliográfica,
buscando información y documentos relacionados con el tema. La selección de los
diferentes documentos se ha realizado utilizando tanto fuentes primarias, secundarias
y terciarias, manejando bases de datos como Medline, Scielo, Pubmed y Cuiden, y
otros soportes Web 2.0 (blogs, redes sociales y científicas...). La búsqueda de la
información se limitó a documentos en español y con una fecha de publicación en la
mayoría de los casos, no superior a los últimos 10 años 18

Nacional

Inicialmente se encuentras a, Cardona, et al, titulado: Atención odontológica


de discapacitados auditivos por estudiantes de la Facultad de Odontología de la
Universidad de Carabobo. Los autores consideran que, la discapacidad auditiva
genera consecuencias personales y sociales, entre ellas inconvenientes al recibir
atención de salud. La comunicación juega un rol importante en la relación paciente -
odontólogo. Aun cuando las manifestaciones bucales son similares a las de cualquier
individuo, el profesional debe conocer y poseer habilidades y herramientas para la
atención y alcanzar satisfactoriamente los objetivos del tratamiento. El objetivo fue
determinar las estrategias comunicacionales que tienen los estudiantes de odontología
para la atención en discapacitados auditivos.
Metodológicamente fue un estudio de campo, de diseño descriptivo, con una
población de 341 estudiantes. La muestra seleccionada de forma probabilística
aleatoria simple estuvo constituida por 102 estudiantes. El instrumento fue la
encuesta tipo cuestionario con respuestas dicotómicas; su validez se obtuvo por tres
expertos en el área; para la confiablidad (se usó una prueba piloto, cuyos datos se

18
emplearon para correr) el índice de Kuder Richardson, (y fue) 0.87. (Participaron 15
estudiantes con características similares a la muestra.)
Los resultados, para los aspectos cognitivos sobre discapacidad auditiva, a pesar
de que 40% conocían la definición de pérdida auditiva y 90% dominaba los
componentes anatómicos del sistema auditivo, 88% desconocía los grados de pérdida
auditiva. En estrategias de comunicación, 27% recibieron información formal del
tema, 62% sabían comunicarse con lápiz y papel; 92% pidió incorporación del
lenguaje de señas y 78% necesitó intérprete. Concluyeron que, es importante la
incorporación de herramientas comunicacionales en el pensum de estudio de la
carrera de odontología para la atención de pacientes con discapacidad auditiva. 19
Se sigue con Diletto. En su trabajo de grado titulado: Propuesta de un taller
educativo de comunicación con pacientes que presentan discapacidad auditiva
para los estudiantes del 8vo semestre de la Escuela de Enfermería Facultad de
Medicina UCV. La presente investigación tiene como objetivo general proponer un
taller educativo de comunicación con pacientes que presentan discapacidad auditiva
para estudiantes del 8vo semestre de la Escuela de Enfermería, Facultad de Medicina,
UCV, por sus características es un estudio de tipo descriptiva. Para la obtención de
datos se empleó la técnica de la encuesta, con un cuestionario de tipo escrito que fue
aplicado a una población de 25 estudiantes del 8vo semestre de enfermería de la
UCV, el instrumento fue sometido a confiabilidad por el coeficiente alfa cronbach
arrojando un resultado de 0,8.
Los datos recolectados reflejaron porcentajes que permitieron concluir que es
notoria necesidad de facilitar a los estudiantes información sobre comunicación con
pacientes que presentan discapacidad auditiva ante la existencia de una barrera
comunicacional que impide brindar un cuidado de calidad y una atención optima a
estos pacientes, de igual forma se recomendó la aplicación de la propuesta del
presente estudio y el desarrollo de investigaciones similares en diferentes carreras y
diferentes discapacidades 20

Bases Teóricas

19
El oído

El ser humano dentro de su composición contiene diferentes órganos que le


permiten realizar múltiples funciones, tal es el caso del oído, el cual es el órgano de la
audición. El oído u órgano vestibulococlear según Delmas, A y Rouviére, H (21) está
compuesto de tres partes “…el oído externo, el oído medio y el oído interno. El oído
externo y el oído medio recogen las ondas sonoras y las conducen al oído interno,
donde excitan los receptores de origen del nervio coclear” (p. 415)
Según Hall, J y Guyton, A 22 “…el oído capta las ondas sonoras, discrimina
sus frecuencias y, finalmente, transmite la información auditiva hacia el sistema
nervioso central, donde se descifra su significado”. (p. 729). De acuerdo con lo antes
mencionado se podría indicar que el oído es el órgano encargado de la actividad
sensitiva de oír. El ser humano posee dos oídos, ubicados en la cabeza,
específicamente en los huesos temporales, uno a cada lado.
Por su parte y Anagnostakos, N Tortora, G (23) el oído, anatómicamente, se
divide en:
Oído externo: Se encarga de captar los sonidos (en forma de ondas
sonoras) y dirigirlas hacia la parte interna del oído. El oído externo está
formado por: el pabellón auricular, el conducto auditivo externo y el
tímpano (que contiene la cadena de huesecillos: el martillo, el yunque y el
estribo).
Oído medio: Es una cavidad llena de aire que se encuentra ubicada en el
hueso temporal y que está recubierta por epitelio. El oído medio va desde
el tímpano hasta un hueso delgado con dos ventanas, la oval y la redonda.

Oído interno: Es conocido con el nombre de laberinto y contiene dos


divisiones principales, el laberinto óseo externo, que está constituido por el
vestíbulo, la cóclea y los conductos semicirculares, y el laberinto
membranoso interno, un conjunto de tubos y sacos que se ubican en el
interior del laberinto óseo. El laberinto óseo contiene un líquido llamado
perilinfa y el membranoso contiene un líquido llamado endolinfa. (p. 579-
585)

Según los mismos autores la fisiología de la audición se lleva a cabo de la


siguiente manera: El pabellón auricular capta las ondas sonoras y las dirige al
tímpano, ocasionando que vibre. El tímpano está conectado con el martillo por lo que

20
la vibración llega a éste, pasa al yunque y luego al estribo, ocasionando el
movimiento de la ventana oval. El movimiento de la ventana origina que la perilinfa
se desplace hacia la cóclea presionando la membrana vestibular lo que hace que la
endolinfa también aumente en presión.
Estos movimientos de presión originan variaciones a nivel de las células pilosas
(que pertenecen al órgano de Corti) originando impulsos nerviosos que hacen
posibles la audición. (IBIDEM) (p. 585). De acuerdo con lo anterior, es importante
resaltar que la fisiología de la audición es posible gracias a la existencia de diferentes
elementos, entre éstos elementos destaca el sonido.

Discapacidad auditiva, Hipoacusia y Sordera:

Con frecuencia se utilizan las palabras sordera e hipoacusia como sinónimos,


pero, cuando el vocablo hipoacusia alude disminución de la audición, es medido en
decibelios (dB), y puede tener diferentes grados: leve (<40dB), moderada (41-70dB),
severa (71-90 dB) y profunda (>90dB). Por otra parte, el término sordera o cofosis
total debe usarse cuando se trate de una hipoacusia profunda, es decir, una pérdida
total o muy severa de la capacidad auditiva. Otra expresión el la discapacidad
auditiva, término genérico que engloba tanto a personas que tienen dificultades
mínimas como a aquellas que no oyen prácticamente nada.()
Collazo y cols,24 reseña que, “Se denomina hipoacusia o sordera al defecto
funcional que ocurre cuando un sujeto pierde capacidad auditiva, independientemente
de la intensidad. (p.1) Por su lado Díaz25 se refiere a “La hipoacusia o pérdida de la
capacidad auditiva, es una discapacidad crónica” (p.731)
Por su lado Nunan,26 reseña que
La discapacidad auditiva se suele clasificar en tres grupos; hipoacusia,
sordera y cofosis, que a su vez pueden ser unilaterales (un solo oído) o
bilaterales (ambos oídos). Cuando la deficiencia auditiva es menor de 70
decibelios se habla de hipoacusia. Las personas con hipoacusia
habitualmente perciben el lenguaje oral y la mayoría de los sonidos
ambientales a pesar de que su capacidad auditiva es deficiente. La sordera

21
es una pérdida auditiva profunda, mayor de 70 decibelios, que impide la
percepción del lenguaje oral y de los sonidos del entorno, por lo que las
personas afectadas de sordera necesitan utilizar prótesis auditivas tales
como los audífonos o implantes cocleares para mejorar su capacidad
auditiva. Por último, la pérdida total de la audición se llama cofosis o
anacusia.
Sobre la base de lo antes expuesto, se infiere que entre los términos Hipoacusia,
cofosis y discapacidad auditiva, no son sinónimos ya que entre ellos existe
diferencias. Por otra parte, para los efetos de este trabajo se usará el término
discapacidad auditiva, pues, la autoras lo consideran el más completo ya que se
refiere a una disminución de la capacidad auditiva en el sentido más amplio, que van
desde alteraciones subjetivas apenas apreciables hasta la sordera total (27).
Es importante reseñar que, 11 millones de jóvenes de todo el mundo podría
estar en riesgo de sufrir perdida de la audición debido a prácticas perjudiciales, como
el uso de dispositivos de audio como reproductores de MP3 y teléfonos inteligentes.
Además, el 40% están expuestos a niveles de ruidos potencialmente nocivos en
clubes, discotecas, bares y conciertos (3). Estos datos hacen inferir que, la población
con discapacidad auditiva va en crecimiento. Así lo afirma la OMS (3) “se calcula
que, en 2050 más de 900 millones de personas, es decir, 1 de cada 10 – sufrirá una
pérdida de audición discapacitante.

Se refiere a aquel sujeto que no tiene suficiente audición residual que le permita
entender el lenguaje oral con éxito, puede expresarse a cualquier edad y con
diferentes grados de severidad.

Si el defecto es severo y se presenta tempranamente en la niñez, causa efectos


dramáticos en la adquisición del habla y con ello, importantes dificultades en el
desarrollo cognoscitivo y psicosocial. La Organización Mundial de la Salud (OMS)
afirma que los niños con deficiencias en la audición constituyen uno de los
principales grupos de la población infantil con diversidad sensorial, ya que por lo

22
general estos problemas conllevan a dificultades en el habla. Se estima que existen 32
millones de niños con discapacidad auditiva, 1 por cada 1000 nacidos vivos.3

Etiología
Las causas congénitas pueden obedecer a factores hereditarios y/o a complicaciones
durante el embarazo o el parto; así como infecciones, uso inadecuado de
medicamentos; fiebres (elevadas y recurrentes) y lesiones en el nervio auditivo del
recién nacido. Una pérdida de audición adquirida puede ser producto de
enfermedades infecciosas, como: meningitis, sarampión y parotiditis. También por
una otitis mal tratada; traumatismos cráneo-encefálicos; exposición a sonidos fuertes;
y envejecimiento. (28)

Para Mandal (29), las causas de la pérdida de la audición más frecuente, son:
1.- Pérdida auditiva relacionada con la edad o presbiacusia, que es la mayor causa de
discapacidad auditiva; comienza normalmente entre los 30 y 40 años.
2.- Pérdida de audición debido a trauma acústico: debido a la exposición a ruidos
durante largos períodos de tiempo. Las personas que trabajan en entornos ruidosos y
quienes escuchan música a alto volumen a través de auriculares corren un mayor
riesgo.
3.- Hipoacusia debido a infecciones virales: paperas, sarampión y rubéola (sarampión
alemán). La meningitis o encefalitis también pueden causar pérdida de audición.
4.- Hipoacusia debido a un tímpano perforado: lesiones o infecciones del oído. Se
pueden distinguir, igualmente, niveles de pérdida de audición, establecidos por la
clasificación de la Oficina Internacional de Audiofonología o BIAP (Bureau
International Audiophonologie), medido en decibeles: hipoacusia leve (20-40 dB.),
hipoacusia moderada (40-70 dB.), hipoacusia severa (70-90 dB.), sordera (+ 90 dB.).
5.- Pérdida de audición debido a la cera en el oído: causa obstrucción del conducto
auditivo que conduce a la pérdida auditiva.
6.- Pérdida de audición debido a otosclerosis: crecimiento anormal del hueso en el
oído medio. Esto conduce a la falta de movimiento de los huesecillos del oído

23
(también llamados osículos auditivos) y no pueden pasar las ondas de sonido en el
oído interno.
7.- Pérdida de audición genética: Esto es más comúnmente en las de tipo
neurosensorial.
8.- Pérdida de audición debido a la enfermedad de Meniere: conduce a una pérdida
auditiva neurosensorial junto con vértigo y tinnitus o zumbido de los oídos y
sensación de presión en los oídos.
9.- Pérdida de audición debido a un neuroma acústico: tumor del nervio auditivo que
puede llevar a una pérdida auditiva neurosensorial.
10.- Otras causas de pérdida auditiva: esclerosis múltiple, accidente cerebrovascular y
lesiones de cabeza.
11.- Niños nacidos con deficiencias auditivas: nacidos con enfermedades congénitas
como el síndrome de Down, síndrome de Usher, síndrome de Treacher Collins,
síndrome de Crouzon y el síndrome de Allport.
12.- Pérdida de la audición como consecuencia de algunas drogas:algunos
medicamentos como los usados en cáncer y antibióticos como los aminoglucósidos
(gentamicina, amikacina, estreptomicina, entre otros.) pueden provocar daño al nervio
dentro del oído y pérdida de la audición.
Clasificación
Discapacidad auditiva leve (25 a 39 dB). Las implicaciones de la deficiencia
auditiva leve se centran, en múltiples ocasiones, en el lenguaje del niño y su forma de
aprender y comunicarse. Aunque en muchos casos la deficiencia auditiva es
transitoria, como consecuencia de un proceso infeccioso, en otras ocasiones afecta al
lenguaje del niño, apreciándose ligeras alteraciones fonéticas. El menor presentará
dificultad para percibir la voz o los sonidos lejanos de baja intensidad.

Discapacidad auditiva moderada (40 a 69 dB). Son más numerosas en cuestión de


lenguaje, los menores pueden desarrollar un vocabulario empobrecido, como
consecuencia de los problemas de articulación y de movilidad del paladar, lo que
puede suponer una nasalización excesiva y una intensidad de voz inestable.

24
Discapacidad auditiva severa (70 a 89 dB). El niño percibe únicamente sonidos
intensos, con dificultad en las frecuencias altas, y en muchas ocasiones es necesario
utilizar la lectura labial para compensar la dificultad comprensiva. Podría tener
implicaciones en el ritmo articulatorio, en la comprensión y expresión del lenguaje
oral, así como en la capacidad de estructurar adecuadamente el lenguaje oral y
escrito.

Discapacidad auditiva profunda (90 dB). Una persona con pérdida auditiva
profunda no tiene la posibilidad de oír nada de lo que se habla y solo puede oír
algunos sonidos muy fuertes.

Otra forma de clasificar los tipos de pérdida auditiva es:

 De conducción. Por alteraciones de oído externo o medio que disminuyen la


eficiencia con que el estímulo es conducido al oído interno.
 Sensorial. No se generan impulsos en la cóclea.
 Neural. Los impulsos neurales no llegan al cerebro por alteraciones del nervio
auditivo, tronco cerebral, vías auditivas centrales.
 Mixtas. Por problemas en oído medio e interno.
 Trastornos auditivo central. Por problemas del procesamiento del sonido en
áreas auditivas del cerebro, que afectan procesos auditivos complejos. 29).

Comunicación

La comunicación es la base para el desarrollo físico, psicológico, social y cultural de


todo ser humano; nace como una acción vital al socializar y formar grupos que
comparten ideas y características socioculturales con la cual se identifican. Ésta es
una habilidad que refleja la capacidad del hombre para simbolizar lo que observa y
siente del entorno que lo rodea, a través de un lenguaje.
Por su parte la lengua es un conjunto de códigos o señas relacionados entre sí que
sirven para conformar los mensajes lingüísticos; pudiéndose expresar de manera
verbal y no verbal, como pueden ser movimientos, sonidos, imágenes o bien objetos

25
que son usados para transmitir ideas. Esto en su conjunto forma un lenguaje en
específico que reproduce patrones de pensamiento y experiencias complejas en un
tiempo y espacio determinado.
Los elementos que determinan la comunicación son: él emisor (con una intención), un
mensaje, un receptor, un referente (el tema del que se habla), un canal de
comunicación (la escritura, la imagen, el sonido) y un código de expresión (la lengua,
el canto, la pintura, la fotografía). El conocimiento de los códigos de expresión
ayudan al entendimiento correcto del mensaje transmitido, de la misma forma la
elección idónea de un canal de comunicación garantiza un lazo de confianza entre el
emisor y el receptor, lo contrario puede provocar en las personas conductas de miedo,
frustración, apatía o retraimiento social.
Aunado a lo anterior para una comunicación exitosa se debe propiciar un ambiente
neutral sin distractores que facilite la transmisión de la información y que pueda ser
modificable de acuerdo a la situación y necesidades de cada persona (espacios físicos
amplios y cerrados, iluminación, ubicación de inmobiliario, uso de utilería etc.), todo
esto en conjunto determinará que el receptor comprenda, maneje y reproduzca la
información que el emisor haya transmitido y a la inversa él emisor también lo haga.5
Es importante señalar que existen diversas formas de comunicación dependiendo de
cada persona, de sus características socioculturales y físicas e incluso con algún tipo
de discapacidad (una o más deficiencias físicas, mentales, intelectuales o sensoriales)
y que al interactuar con distintos ambientes del entorno social pueden impedir su
participación plena y efectiva en igualdad de condiciones a los demás
La comunicación es definida como un proceso mediante el cual una fuente o emisor
envía un mensaje utilizando símbolos y señales contextuales para expresar
significados acordes al contexto social y personal. En relación con esta concepción
las participantes mostraron un dominio de los componentes de la misma, así como
los factores que interfieren en la comunicación de sentimientos, pensamientos, ideas y
emociones durante la evaluación inicial (EI) y la evaluación final (EF).
Existen, en la comunicación con persona sordas, ciertos elementos que pueden llegar
a causar dificultad, debido a que no todas las personas poseen el conocimiento sobre

26
alternativas para facilitar la transmisión de mensajes dentro de un contexto específico.
Para lo cual se debe tomar en cuenta una serie de consideraciones que favorezcan el
proceso de comunicación con las personas con deficiencia auditiva; las mismas son
consideradas básicas durante la transmisión del mensaje, a pesar de ello, no fueron
contempladas por las participantes como elementos imprescindibles para el
establecimiento de la comunicación.30
Formas de comunicación
No todas las personas sordas se comunican de la misma manera, por no tener todas
las mismas capacidades. Hay personas con cierto grado de audición, que se sirven de
ésta y de la lectura de labios junto con la expresión no verbal para comunicarse. La
mayoría se comunican por medio del lenguaje de signos con o sin lectura de labios y
es muy habitual que utilicen todas las herramientas en conjunto, incluso con
determinados gestos que aporten más información al receptor. También se utiliza la
escritura y lectura como método para comunicarse en ocasiones como pueden ser
visitas médicas pero hay que tener en cuenta que algunas personas no leen ni escriben
bien, sobre todo personas de avanzada edad. (31)

Lectura labial o labiofacial

Consiste en la lectura de los labios por parte de la persona con discapacidad auditiva.
Esta práctica no resulta sencilla y requiere entrenamiento, por lo que no se debe dar
por hecho que toda aquella persona sorda la maneja con exactitud. Existe un
programa de entrenamiento de la lectura labial en la que se presentan diversos La
enfermería ante la discapacidad auditiva y visual ejercicios para entrenarla en
cualquier tipo de persona con deficiencia auditiva pudiéndose realizar en castellano y
en gallego. (32)
Esta práctica resulta complementaria y de ayuda en casos en los que se posee cierto
grado de audición o en aquellas personas que utilizan algún tipo de dispositivo como
el audífono, o el implante coclear. En el momento de combinar cierto grado de
audición y la lectura labial puede producirse el efecto McGurk (33) consistente en

27
una alteración de los fonemas que el receptor capta ante un estímulo audio-visual
incongruente. En estos casos en los que el oído capta un fonema que no corresponde
al captado de manera visual, el cerebro lo traduce en otro fonema diferente que fuese
una mezcla de ambos, causando gran confusión.
Lengua de Signos (Alfabeto dactilológico)

El alfabeto dactilológico consiste en la representación manual de las letras del


alfabeto, pero no sólo radica en esto la riqueza del lenguaje de signos, sino que
también poseen signos propios para identificar ciertas palabras sin necesidad del
deletreo.
Este lenguaje se acompaña de expresiones faciales y de movimientos de las
extremidades superiores para complementar su significado, de ahí que la
representación de los signos se realice a la altura de la barbilla para poder tener un
campo de visión completo de las zonas corporales que intervienen en la
comunicación. En el uso de las manos existe una mano dominante y otra no
dominante y pueden utilizarse de forma individual, en la que sólo se utiliza la mano
dominante, o en conjunto, ya sea realizando movimientos con la mano dominante
mientras la no dominante permanece estática o signos en los que ambas manos se
mueven.
No existe un lenguaje de signos universal, sino que existen diversas lenguas a lo largo
del mundo.
La formación de diferentes palabras y signos dependerá de la forma en que se
coloquen las manos, de la orientación, de los planos en los que se muevan, del tipo de
movimiento y de la participación de los componentes no manuales.
Existe un Sistema de Signos Internacional (SSI) utilizado en las ocasiones en que
personas con discapacidad auditiva realizan comunicaciones internacionales en la
cual es destacable la influencia de la Lengua de Signos Americana.
El lenguaje de signos posee un sistema de signo-escritura, este medio consiste en una
representación visual a través de iconos del lenguaje de signos. Los iconos
representan signos y mantienen una apariencia muy similar, está diseñado para

28
formar textos y es de gran utilidad en personas analfabetas que deban realizar algún
tipo de comunicación por escrito. Su facilidad de lectura es alta ya que simboliza de
forma muy fiable cada signo representando cada movimiento en su orientación
adecuada.34
Comunicación por escrito

Es habitual que, si los profesionales de la medicina no se poseen conocimientos sobre


ninguna de las anteriores formas de comunicación, en el ámbito profesional se recurra
a la comunicación por escrito, aunque ésta práctica no siempre sea posible realizarla
ya que puede que no todos los pacientes tengan la capacidad de leer y escribir. Los
médicos ante la discapacidad auditiva, independientemente del método para
comunicarse que se utilice, siempre habrá que ser claros y concisos, evitando
expresiones de compleja compresión o frases hechas, así como cualquier modalidad
que no ayude a que el mensaje que se quiere transmitir llegue al receptor de forma
rápida y sencilla.35
Lenguaje de señas
El lenguaje de señas es uno de los métodos de comunicación utilizados por las
personas con discapacidad auditiva, en la actualidad este método es muy conocido y
empleado por diferentes personas con el fin de comunicarse. Según Fenascol
(Federación Nacional de Sordos de Colombia) (s/f) (36 es una modalidad del lenguaje
humano que no utiliza la voz, y que ha aparecido en las personas sordas como
respuesta a la necesidad de comunicarse. Posee todas las funciones lingüísticas,
dialectos y variaciones individuales, comparte universales lingüísticos con lenguas
orales pero posee su propio vocabulario y sistema de reglas. (s/p) De acuerdo con lo
anterior, podríamos resumir que el lenguaje de señas es un conjunto de movimientos
de las manos y brazos, que codifican palabras o letras. Éstas varían de país a país y en
algunos casos varían entre las regiones de un mismo país. En Venezuela este lenguaje
ha sido denominado con las siglas LSV y el manual de señas es publicado por
FEVENSOR (Federación Venezolana de Sordos). 36
Lenguaje bimodal:

29
Otro de los métodos empleados en la comunicación de personas con discapacidad
auditiva es el lenguaje bimodal, que es una técnica combinada de 2 elementos
básicos, el habla y los signos o señas. Según Alonso, P y Valmaseda, M (s/f) es el
empleo simultáneo del habla junto a signos, una modalidad oral-auditiva. El mensaje
se expresa en dos modalidades al mismo tiempo, pero la lengua base, la que marca el
orden de la frase, es la lengua oral. (s/p) Podría decirse que el lenguaje bimodal
consiste en la utilización del lenguaje oral acompañado con el lenguaje de señas. En
teoría este lenguaje, al igual que el de señas, debería variar de país a país, sin
embargo no todos los países lo utilizan, por lo que habitualmente varía con el idioma.
En Venezuela el lenguaje bimodal utilizado es el proveniente de España, debido a que
el idioma oral de los venezolanos es el español, sin embargo el empleo de este
lenguaje se encuentra en discusión actualmente en el país. 37
Lectura de labios:
La lectura de labios es otro de los métodos de comunicación con personas que
presentan discapacidad auditiva, este método es empleado además por muchas
personas, no solo con discapacidad auditiva, para comunicarse sin emitir sonidos.
Según Pardo, N (s/f) 38, la lectura de labios o lectura labiofacial es una técnica que
permite la comunicación y adquisición de conocimiento mediante la vista, implica
leer o discriminar e interpretar los movimientos de labios y otros órganos
articuladores, cuando el interlocutor pronuncia palabras aisladas u oraciones.(s/p)
Después de expuesto la anterior podría decirse que la lectura de labios es un proceso
de captación visual de la pronunciación de palabras o sílabas propias de un idioma, y
que para la utilización de la lectura de labios se requiere observar los movimientos de
los labios, la mímica facial y el lenguaje corporal. En Venezuela la lectura de labios
se realiza utilizando el español, pero puede variar de región a región en cuanto a la
utilización de palabras propias de cada lugar, y a pesar de que existen lineamientos
generales para la lectura de labios, surgen pequeñas diferencias de persona a persona.

La comunicación en la atención

30
Una deficiencia auditiva crea una perturbación notable en la capacidad del
paciente de comunicarse de manera efectiva, y del mismo modo, tiene una incidencia
significativa en la calidad de vida. La sordera parece no afectar la atención
odontológica de los niños, es de suponer que asistirán acompañados a la cita. Sin
embargo, muchos de ellos experimentan dificultades en la comunicación durante la
visita, desde que son llamados en la sala de espera, en la atención misma con el
odontólogo y/o asistente dental y en la comprensión de lo que se llevará a cabo.
Puede ser difícil reconocer la sordera, a menudo referida como la "discapacidad
invisible", así como es posible que no haya indicios visuales de que la persona tenga
una pérdida severa de la audición y que aquellos con sordera profunda no usen
audífonos. Hay quienes pueden presentarse con un carnet certificando su
discapacidad. Cabe suponer que esta persona tiene una pérdida de la audición y puede
tener dificultad en la comunicación. Quienes utilizan el lenguaje de señas acuden a
menudo con lápiz y papel y pueden presentarse con una nota escrita. Es importante
prestar especial atención al modo de hablar del paciente, ya que puede sonar un poco
extraño cuando el individuo no puede escuchar su propia voz. Es aconsejable
preguntar cuál es el método preferido de comunicación. La forma en que se
comunican las personas sordas a menudo depende del momento de su vida al perder
la audición. Los que nacieron sordos, o la perdieron antes de aprender a hablar, será
generalmente la lengua de señas. Quien ha perdido la audición después de haber
aprendido a hablar, generalmente se comunicará por la lectura de labios y el habla.
No dar por sentado que una persona portadora de audífonos pueda escuchar
perfectamente, solo pueden oír sonidos particulares y ruidos del ambiente. 39
Comunicarse con alguien que es sordo o tiene problemas de audición no es difícil.
Existen reglas básicas que se pueden seguir para el éxito en la comunicación, y hay
soportes de comunicación disponibles que pueden ayudar:
a. Audífonos: Corroborar que el dispositivo esté encendido. A menudo se apaga
debido a la interferencia que se puede producir en estrecha proximidad al
profesional y algunos equipos dentales.

31
b. Lectura labial: Se debe hablar claramente en un tono y ritmo normal y de
frente al paciente, permitiendo la lectura de los labios.
c. El intérprete: Repite lo que se dice sin el uso de su voz, lo que permite leer los
labios fácilmente. Usan gestos naturales y expresiones faciales para ayudar a
la persona a seguir lo que es dicho, también recurrirá a la formación de
palabras con los dedos de las manos .
Cuando la sordera se presenta junto a otra discapacidad (sordo-ciego), la
comunicación entre el clínico y el paciente es esencial para poder realizar un buen
diagnóstico, siendo la audición sólo una parte del proceso; mediante la comunicación
no verbal, la percepción y agudos poderes de observación, pueden lograrse unos
niveles efectivos para el tratamiento odontológico de los pacientes sordos (40).
La discapacidad es un concepto relacionado con la discriminación y la exclusión
social; es decir, es una cuestión de naturaleza sociopolítica que no sólo afecta a la
salud individual. Los factores clave que garantizan que estas personas no sigan siendo
discriminadas son el reconocimiento de las lenguas de signos y de su identidad
lingüística y cultural, la educación bilingüe, la interpretación profesional en lengua de
signos y la accesibilidad a la información y las comunicaciones (41).
Lengua de señas venezolanas
La Lengua de Señas Venezolana es una lengua ágrafa basada en rasgos manuales y
no manuales, que no depende del medio auditivo sino de medios visuales y
kinestésicos utilizados por usuarios de la comunidad Sorda para interactuar y
comunicarse con terceros. Los usuarios de la Lengua de Señas Venezolana son
denominados “señantes” y pueden ser tanto sordos como oyentes que conocen la
LSV. 42

Surgimiento y evolución

No existen datos fidedignos sobre el origen de la Lengua de Señas Venezolana, aún


cuando miembros de la comunidad sorda ubican su inicio en la década de 1930.
Según Pérez de Arado () tiene origen autóctono a partir de señas usadas por Sordos
venezolanos complementadas con la Lengua de Señas Española (LSE) a raíz del

32
contacto con maestros oyentes formados en España. Fuera de lo que menciona Pérez
de Arado, es escasa la información existente sobre este tema en específico, pero las
entrevistas en profundidad realizadas en el marco de la investigación han permitido
construir una línea de tiempo que refleja el surgimiento de la LSV y la educación de
las personas sordas.
A inicios de los años cincuenta, José Arquero Urbano, un inmigrante líder de los
sordos madrileños, llega a Venezuela procedente de la Asociación de Sordomudos de
Madrid y funda la Asociación de Sordomudos de Caracas, siendo su primer
presidente y fungiendo como maestro de Lengua de Señas Española en la capital. De
allí que en la comunidad Sorda venezolana muchos consideran a Arquero Urbano
como el padre de la LSV. Luego, a mediados de los años cincuenta, un grupo de
religiosas católicas franciscanas de España crea una escuela (internado) en Caracas
para atender exclusivamente a personas sordas provenientes de todo el país, ya que en
aquel entonces no existía ninguna escuela para sordos en el resto de Venezuela. Esta
fue la Escuela Juan Pablo Bonet, conocida como “Escuela Los Chorros”, en la cual se
impartía escolaridad regular para sordos. En un principio, se aplicaba una
metodología 100% oralista que no contemplaba la enseñanza de las señas.
A fines de los años cincuenta, llega a Maracaibo procedente de Pamplona, España, el
Sr. Miguel Collados, de unos 24 años, sordo de nacimiento y miembro de la
Asociación de Sordos de Madrid, quien ejercería un papel muy importante en la
conformación de la LSV y su enseñanza en el occidente del país. Collados, quien ya
había estado en Venezuela durante su niñez por encontrarse aquí sus familiares, había
sido educado en España en un internado especial para jóvenes sordos en el que
aprendió la Lengua de Señas Española y el oficio de orfebre. Como usuario de la
Lengua de Señas Española, Collados se opone al oralismo puro y propicia la
comunicación a través de lengua de señas y su enseñanza. Debido a su interés en el
deporte, específicamente el fútbol, se puso en contacto con el presidente de la
Asociación de Sordomudos de Caracas con el propósito de conocer la comunidad de
Sordos de Venezuela, en el marco de eventos sociales y deportivos para personas
sordas que se desarrollaban en el país.

33
En su interacción con estas comunidades de deportistas sordos de Maracaibo y de
Caracas, el Sr. Collados observa con curiosidad que las señas que utilizan son
diferentes a las utilizadas en España y que la comunicación que se genera es muy
básica y no tiene la fluidez ni la estructura de una lengua. Al inquirir acerca de la
existencia de una Lengua de Señas Venezolana, se percata de que no existe una
lengua de señas como tal, sino un conjunto de gestos y signos que se han hecho
comunes entre las comunidades sordas, pero que son diferentes a los de la Lengua de
Señas Española que él maneja. Adicionalmente, observa que los sordos no están
integrados como comunidad y se encuentran dispersos, con poco contacto entre sí, y
la mayoría de ellos incluso sin posibilidad de acceso a educación formal, ya que la
única escuela para sordos que existía en aquel entonces era la escuela interna “Los
Chorros” que se encontraba en la ciudad de Caracas. Las dificultades comunicativas
entre y con los sordos autóctonos, le sugieren a Collados la imperiosa necesidad de
promover la enseñanza de la Lengua de Señas Española a lo largo de todo el país.
Cuando Collados retorna a Maracaibo, va incentivando a los sordos de la región a
comunicarse a través de la lengua señas y a organizarse en una asociación,
orientándolos en los procedimientos para la conformación de la misma. Así se logra
organizar la primera Asociación de Sordomudos de Maracaibo, asociación que, con
algunos inconvenientes, aún se mantiene en estos días. Paulatinamente, Collados
comienza a enseñar la Lengua de Señas Española a los jóvenes deportistas y personas
sordas que se acercan a la asociación deportiva. Esta enseñanza no procede de manera
formal en un aula de clases, sino a través de la interacción que se genera durante las
actividades deportivas, los paseos que organiza y los encuentros sociales y reuniones
con personas sordas. Por ello, se considera a Miguel Collados como un gran impulsor
de la Lengua de Señas Venezolana en la región occidental, siendo conocido en la
comunidad de Sordos marabina como “el Cristóbal Colón de los Sordos de
Maracaibo”.
Así, a lo largo del tiempo, la Lengua de Señas Española se va transformando y
enriqueciendo con los signos particulares de personas sordas de cada zona geográfica
y cada grupo familiar, quienes fueron aportando signos propios ya arraigados de uso

34
cotidiano y señas regionales, conformando así lo que hoy en día se conoce como
Lengua de Señas Venezolana o LSV.
A mediados de los ochenta, con el auge de la concepción socioantropológica, la
Escuela Juan Pablo Bonet o “Escuela Los Chorros” de Caracas, abandona su
concepción netamente oralista y pasa a la enseñanza bilingüe, impartiendo las clases
en Lengua de Señas Venezolana y en español escrito y oral. En este sentido, se
convirtió en una institución clave para la difusión de la Lengua de Señas Venezolanas
en la zona capital.42
Morales y Pérez (43) reportan que, a partir del año 1985, producto de los
movimientos mundiales a favor de la concepción socioantropológica, se implementa
en Venezuela una Propuesta de Atención Integral al Niño Sordo (PAINS) adoptando
postulados pedagógicos bilingües-biculturales. Esta propuesta asume la LSV como
una lengua natural y como la primera lengua de los Sordos de Venezuela.
Un repunte de la concepción oralista se produjo en Venezuela a mediados de los 90 y
aún persiste en algunas instituciones, como por ejemplo, en la Escuela de Sordos de
Cabimas, en el Estado Zulia. Así, se reduce la lengua de señas a un español signado
como simple herramienta didáctica que acompaña la producción oral, desconociendo
la naturaleza de la LSV como lengua y su valor como elemento neurálgico de la
cultura sorda.
En la actualidad, la LSV aún no tiene estatus de lengua oficial en Venezuela, como en
el caso del castellano o de las lenguas indígenas en cada territorio. Sin embargo,
actualmente, a partir de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela del
año 1999, se consagra el derecho de las personas sordas a utilizar la Lengua de Señas
Venezolana. En puntos subsiguientes se exploran las bases legales que consagran la
LSV como lengua natural y sustentan los derechos lingüísticos de las personas sordas.

Características de la LSV

La LSV, el idioma viso-gestual que utilizan las personas Sordas de nuestro país para
comunicarse, es un sistema complejo y estructurado que permite un intercambio total
de ideas, pensamientos y emociones. Es una lengua ágrafa en la que se utilizan las

35
manos, el espacio, las expresiones faciales y las posturas corporales para
comunicarse; tiene gramática y vocabulario propios y se aprende como lengua nativa
o primera lengua.

Esta lengua presenta variantes regionales y dialectales y posee elementos


estructurales similares a las otras lenguas de señas (señas direccionales, señas con
clasificadores, cambio en la formación de señas que indican matices, modales y
aspectuales y fuerte dependencia pragmática) (44).

En la comunicación con LSV intervienen un “señante” y un “interpretante” (emisor y


receptor en el modelo tradicional de comunicación). Aún cuando existen muchas
señas de carácter arbitrario, la LSV se caracteriza por presentar un alto grado de
iconicidad, manteniendo además la característica de convencionalidad, ya que la
relación entre las señas y sus significados responde a una convención entre sus
usuarios. En la LSV es muy importante el uso del espacio y la direccionalidad en la
configuración de la seña.

Las variaciones dialectales de la LSV incluyen expresiones faciales y rasgos


corporales e incluso modificaciones, algunas veces sustanciales, en la dactilología o
formación de las letras con la mano, así como en la articulación o configuración
manual de la seña. Estas variaciones pueden manifestarse incluso
intrarregionalmente. En cuanto a los tipos de señas, Oviedo (2000) 45 las clasifica
según su configuración o dactilología, según su morfología y según su grado de
arbitrariedad. Según su configuración, se clasifican en señas unimanuales, las que
involucran el movimiento de una sola mano en su conformación, (ej.: las señas para
viejo, ir, ver) y señas bimanuales, las que involucran el movimiento de ambas manos,
(ej.: las señas para casa, hijo, familia, niño). Estas últimas (las bimanuales) pueden a
su ver ser simétricas (señas como: morocho, hijo, aconsejar, casa, entre otras) o
asimétricas (señas como: niño, hermano, palabra, árbol).
Según su morfología, Oviedo (2000)45 las clasifica en señas léxicas y semánticas, y
según su arbitrariedad en arbitrarias e icónicas. Las señas léxicas raramente cambian

36
de forma y, generalmente, significan lo mismo. Por ejemplo, las señas para: trabajo,
familia, casa. Las señas semánticas incluyen forma acompañada de movimiento, tales
como: ir, ver, la letra “j”, relámpago. En las señas arbitrarias, por su parte, no existe
relación directa entre significado y significante, como por ejemplo, mamá, papá;
mientras que las señas icónicas sí guardan una relación directa entre significado y
significante, por ejemplo: casa, gato, libro, teléfono, tortuga.
En la LSV el orden de los componentes de los sintagmas nominales y verbales es
diferente al español, así como la estructura de las proposiciones. Por ejemplo: para
decir ‘yo voy a tu casa’ se utiliza la combinación de señas yo+tú+casa+ir. No existen
señas para indicar los artículos (éstos no aparecen en LSV) y se observan escasos
elementos de enlace como preposiciones y conjunciones, así como la presencia de
algunos elementos funcionales para expresar posición, modo, intensidad o frecuencia.
No se usan morfemas gramaticales de número, por lo que el plural se indica mediante
la duplicación de la seña (ej.: la palabra ‘personas’ se indica repitiendo, o mejor dicho
reduplicando, la seña para persona, resultando en: persona+persona+persona). En
algunos casos la pluralización de un sustantivo involucra también un desplazamiento
espacial durante la repetición de la seña.
Las señas son de carácter neutro con relación a las partes del discurso y su posición
en el sintagma verbal o nominal; es decir, una misma seña puede funcionar como
sustantivo, adjetivo o complemento, y los verbos no tienen variaciones en su forma
para indicar temporalidad presente-pasado-futuro.
En cuanto al género, existe una seña específica que se añade al sustantivo para indicar
si es femenino o masculino, resultando en combinaciones como: hijo+varón,
hijo+hembra. Es de destacar el carácter altamente aglutinante de la LSV que hace
posible transmitir una gran cantidad de información con un número limitado de señas
y le otorga un carácter complejo y extremamente supeditado al contexto para su
interpretación.
Puesto que la gramática de la LSV es una gramática visual-espacial, el uso del
espacio es un elemento muy importante. Se usan ciertos puntos en el espacio para
establecer una ubicación espacial del objeto o persona que se nombra, y luego, cada

37
vez que el usuario hace referencia a la persona u objeto en el discurso, se dirige a ese
mismo espacio. Pérez de Arado (46) se refiere a esto como el uso del “espacio
mental” en la Lengua de Señas, que consiste en “una suerte de escenarios virtuales en
los cuales vamos ubicando en el espacio, a los personajes del discurso y
representamos sus acciones”. En este espacio mental el usuario representa las
acciones de los personajes desplazando las señas según la ubicación de cada uno.
Los conceptos que no tienen una expresión signada específica (seña) se describen
mediante combinaciones de palabras, ya sea a modo de circunlocución, o
simplemente combinando palabras para construir señas compuestas. Así por ejemplo,
al no existir la seña para la palabra ‘Enterogermina’ en LSV (nombre de un
medicamento líquido dispensado en ampollas plásticas que se utiliza para regenerar la
flora bacteriana abdominal), dicho concepto se expresa mediante una circunlocución
utilizando diferentes señas: barriga+dolor+líquido+abrir+tomar, o variaciones
similares. Igualmente, al no existir la palabra ‘madriguera’, ésta se expresa mediante
la combinación de las señas: agujero+casa+conejo, conformándose en este caso un
sustantivo compuesto; igualmente, para expresar la palabra ‘túnel’ se usa la
combinación de las señas: montaña+arco+entrar. La diferencia estriba en que las
circunlocuciones pueden variar entre los usuarios, mientras que las señas expresadas
con palabras compuestas, con el tiempo adquieren carácter convencional y pasan a ser
asimiladas a la LSV, con las posibles diferencias dialectales entre regiones.
Las señas van acompañadas de una gran abundancia de expresiones faciales, gestos y
posturas corporales, y algunas veces incluso un intento de oralización de la palabra
asociada a la seña, en particular cuando se comunican con personas oyentes, sean
usuarios o no de LSV. Estos recursos le aportan un gran valor expresivo a la LSV y
hacen posible la expresión compleja de afectividad en el discurso señado.
Así como las lenguas naturales evolucionan diacrónicamente, en el caso de la LSV
esta característica también está presente. El dinamismo de la LSV es tal que la
formación de neologismos (neoseñas) por parte de las comunidades de Sordos es
usual. Así por ejemplo, se da el caso reciente del acuñamiento de la seña para el
término ‘Biodanza’ en Maracaibo (Figura 3), que no existía en LSV hasta hace

38
algunos meses y que se produce a raíz de la participación de un líder de la comunidad
Sorda marabina y otras personas Sordas en un grupo de Biodanza de la región.
Es importante acotar que el acuñamiento de nuevas señas es privilegio de los
miembros de la cultura Sorda, quienes son los usuarios Sordos reales de LSV. En tal
sentido, la creación de nuevas señas no corresponde a personas no señantes o a
usuarios oyentes, ya que las nuevas señas no expresarían de manera apropiada la
visión del mundo y la carga semántico-cultural de la expresión signada tal como la
conciben los Sordos.46

Taller educativo

La palabra taller en el ámbito coloquial, se refiere a un lugar destinado a construir y


reparar determinados objetos, sin embargo, existe en el área pedagógica una forma de
enseñar y aprender, denominado taller. Un taller educativo es un método de
enseñanza-aprendizaje en el que se integran los aspectos teóricos y prácticos de lo
que se enseña.
Aylwin, N y Gussi (47), J definen el taller como “una nueva forma pedagógica que
pretende lograr la integración de teoría y práctica a través de una instancia que llegue
al alumno con su futuro campo de acción y lo haga empezar a conocer su realidad
objetiva” también conciben el taller como un “equipo de trabajo”. (p. 5)
En el mismo orden de ideas, Ander Egg (48), E. para ayudar a definir el taller
educativo, plantea que: Los supuestos y principios de un taller son: a) Es un aprender
haciendo, b) es una metodología participativa, c) es una pedagogía de la pregunta,
contrapuesta a la pedagogía de la respuesta propia de la educación tradicional, d) es
un entrenamiento que tiene el trabajo interdisciplinario y el enfoque sistémico, e) la
relación docente/alumno queda establecida en la relación de una tarea común, f)
carácter globalizante e integrador de su práctica pedagógica, g) implica y exige de un
trabajo grupal, y el uso de técnicas adecuadas, h) permite integrar en un solo proceso
tres instancias como son la docencia, la investigación y la práctica. (p. 10-19) A
través de estos supuestos y principios es posible ubicarse en el contexto de un taller

39
educativo y conocer de forma general que aspectos encierra su definición, con el fin
de comprender de qué forma se lleva a cabo el proceso enseñanza aprendizaje
utilizando el taller educativo como medio. El mismo autor expresa que las
características del taller, ligadas estrechamente a las estrategias pedagógicas del taller
son:
En el taller no hay programas, la enseñanza-aprendizaje no se rige por un
proceso lógico-lineal, sino por objetivos.

Exige un cambio en el papel del docente tradicional, el docente no actúa solo sino en
equipo con los alumnos.

Las actividades que se realicen en el taller deben estar vinculadas a una profesional,
disciplina o área de conocimiento específica.

El docente no enseña, su labor es ayudar al alumno a que “aprenda a aprender”.

El taller enseña a relacionar la teoría y la práctica.

Los talleristas deben capacitarse en la selección de instrumentos y medios de trabajo.


El taller como estrategia pedagógica debe ser considerado como un proyecto factible.
(48) (p. 30-32)
Ander Egg, E. (49), plantea la existencia de tres (3) tipos de taller, el taller total, el taller
horizontal y el taller vertical, que se entienden como:
Taller total: Donde se incorporan, a la actividad, todos los docentes y alumnos del
centro educativo.

Taller horizontal: Está compuesto por alumnos del mismo grado o nivel.

Taller vertical: Se incorporan alumnos de deferentes grados o niveles. (p. 25)

Según Aylwin, N y Gussi, J (49), el taller posee dentro de sus componentes una relación-
teórica práctica, “La relación teórico-práctico es la dimensión del taller que intenta
superar la antigua separación entre la teoría y la práctica al interrelacionar el
conocimiento y la acción…” (p. 9) En este caso la teoría y la práctica asumen una postura
educativa que las define como parte del proceso de enseñanza a través del taller

40
educativo, donde cada componente (tanto el teórico como el práctico) poseen ciertos
elementos que están relacionados a la discapacidad auditiva y la educación.

Bases Legales

La Constitución de la República Bolivariana de Venezuela (1999).50

Todas las personas son iguales ante la ley; en consecuencia:

Artículo 21.
No se permitirán discriminaciones fundadas en la raza, el sexo, el credo,
la condición social o aquellas que, en general, tengan por objeto o por
resultado anular o menoscabar el reconocimiento, goce o ejercicio en
condiciones de igualdad, de los derechos y libertades de toda persona.

En el Artículo 81 establece el derecho de las personas Sordas a expresarse y


comunicarse en LSV y la integración y equiparación de oportunidades:

Artículo 81:
“Toda persona con discapacidad o necesidades especiales tiene derecho
al ejercicio pleno y autónomo de sus capacidades y a su integración
familiar y comunitaria. El Estado, con la participación solidaria de las
familias y la sociedad, les garantizará el respeto a su dignidad humana, la
equiparación de oportunidades, condiciones laborales satisfactorias, y
promoverá su formación, capacitación y acceso al empleo acorde con sus
condiciones, de conformidad con la ley. Se les reconoce a las personas
sordas o mudas el derecho a expresarse y comunicarse a través de la
lengua de señas venezolana”.

Ley Orgánica Discapacidad51


Artículo 10.
“La atención integral a la salud de personas con discapacidad es responsabilidad del
ministerio con competencia en materia de salud, que la prestará mediante el Sistema
Público Nacional de Salud.
El ministerio con competencia en materia de salud forma y acredita al personal
técnico y especializado en clasificación, valoración y métodos para calificar la
condición de discapacidad. Asimismo podrá emitir recomendaciones sobre
organización y funcionamiento del Sistema Nacional de Atención Integral a las
Personas con Discapacidad.

Capacitación y educación bilingüe

41
Artículo 20.
El Estado ofrecerá, a través de las instituciones dedicadas a la atención
integral de personas con discapacidad, cursos y talleres dirigidos a
reoralizar, capacitar oralmente en el uso de la lengua de señas
venezolana, a enseñar lectoescritura a las personas sordas o con
discapacidad auditiva; el uso del sistema de lectoescritura Braille a las
personas ciegas o con discapacidad visual, a las sordociegas y a los
amblíopes. Así como también, capacitarlos en el uso de la comunicación
táctil, los macrotipos, los dispositivos multimedia escritos o auditivos de
fácil acceso, los medios de voz digitalizadas y otros sistemas de
comunicación; en el uso del bastón, en orientación y movilidad para su
desenvolvimiento social y otras formas de capacitación y educación.
El Estado garantizará el acceso de las personas sordas o con discapacidad
auditiva a la educación bilingüe que comprende la enseñanza a través de
la lengua de señas venezolana y el idioma castellano. El Estado reconoce
la lengua de señas venezolana como parte del patrimonio lingüístico de la
Nación y, en tal sentido, promoverá su planificación lingüística a través
de los organismos competentes.

Formación del recurso humano para la atención integral

Artículo 22.
Los ministerios con competencia en materia de educación, deportes,
salud, desarrollo social, economía popular y de trabajo son responsables
del diseño, coordinación y ejecución de los programas de educación,
formación y desarrollo progresivo del recurso humano necesario para
brindar atención integral a las personas con discapacidad.

El Consejo Nacional para las Personas con Discapacidad tiene como finalidad:52

Artículo 55.
16. Garantizar la investigación, estandarización, registro y promoción de
la lengua de señas venezolana.

Ley medicina53

Artículo 2.
A los efectos de esta Ley, se entiende por ejercicio de la medicina la
prestación de atención médica preventivo-curativa a la población, por
parte de los profesionales médicos y médicas, mediante acciones
encaminadas a la promoción de la salud, prevención de enfermedades,
reducción de los factores de riesgo, diagnóstico precoz, tratamiento
oportuno, restitución de la salud y rehabilitación física o psico-social de

42
las personas y de la colectividad en los ámbitos familiar, comunitario,
laboral y escolar; la determinación de las causas de muerte; el peritaje y
asesoramiento médico-forense, así como la investigación y docencia en
las ciencias médicas.

Ley salud54

Artículo 3°.
Los servicios de salud garantizarán la protección de la salud a todos los
habitantes del país y funcionarán de conformidad con los siguientes
principios:
Principio de Universalidad: Todos tienen el derecho de acceder y recibir
los servicios para la salud, sin discriminación de ninguna naturaleza.
Principio de Participación: Los ciudadanos individualmente o en sus
organizaciones comunitarias deben preservar su salud, participar en la
programación de los servicios de promoción y saneamiento ambiental y
en la gestión y financiamiento de los establecimientos de salud a través
de aportes voluntarios.
Principio de Complementariedad: Los organismos públicos territoriales
nacionales, estadales y municipales, así como los distintos niveles de
atención se complementarán entre sí, de acuerdo a la capacidad
científica, tecnológica, financiera y administrativa de los mismos.
Principio de Coordinación: Las administraciones públicas y los
establecimientos de atención médica cooperarán y concurrirán
armónicamente entre sí, en el ejercicio de sus funciones, acciones y
utilización de sus recursos.
Principio de Calidad: En los establecimientos de atención médica se
desarrollarán mecanismos de control para garantizar a los usuarios la
calidad en la prestación de los servicios, la cual deberá observar criterios
de integridad, personalización, continuidad, suficiencia, oportunidad y
adecuación a las normas, procedimientos administrativos y prácticas
profesionales.

CAPITULO II

De la Administración Nacional de Salud

Artículo 11.
El Ministerio de la Salud tendrá las siguientes atribuciones:
Realizar las gestiones necesarias para la capacitación del personal de la salud y actuar
armónicamente con el Ministerio de Educación, las universidades, instituciones de
investigación científica e institutos tecnológicos en salud para la formación y
perfeccionamiento educativo del personal, en todos los niveles profesionales y
técnicos de las ciencias de la salud.

43
CAPITULO III

De la Atención Médica

Artículo 28.- La atención integral de la salud de personas, familias y comunidades,


comprende actividades de prevención, promoción, restitución y rehabilitación que
serán prestadas en establecimientos que cuenten con los servicios de atención
correspondientes.
A tal efecto y de acuerdo con el grado de complejidad de las enfermedades y de los
medios de diagnóstico y tratamiento, estos servicios se clasifican en tres niveles de
atención.

TITULO IV

De los Establecimientos de Atención Médica

CAPITULO I

De la Organización Administrativa de los Establecimientos de Atención Médica


Artículo 34.- Son establecimientos de atención médica los hospitales, clínicas y
ambulatorios públicos y privados debidamente calificados y dotados de los recursos
necesarios para cumplir las funciones previstas en las leyes y los reglamentos
correspondientes.

TITULO VIII

De los Derechos y Garantías de los Beneficiarios


Artículo 69.
Los pacientes tendrán los siguientes derechos:
El respeto a su dignidad e intimidad, sin que pueda ser discriminado por razones de
tipo geográfico, racial, social, sexual, económico, ideológico, político o religioso.
Recibir explicación en términos comprensibles en lo que concierne a salud y al
tratamiento de su enfermedad, a fin de que pueda dar su consentimiento informado
ante las opciones diagnósticas y terapéuticas, a menos que se trate de intervención
que suponga riesgo epidémico, de contagio de enfermedad severa, y en caso de
extrema urgencia.

44
Sistema de variables:
Estrategias comunicacionales dirigidas al personal médico basadas en lenguas de
señas venezolanas para la atención de pacientes con discapacidad auditiva, voz o
habla que acuden al Hospital “José María Benítez” De La Victoria
Definición conceptual de la variable:
Aylwin, N y Gussi, J (1980) define taller como “una nueva forma pedagógica que
pretende lograr la integración de teoría y práctica a través de una instancia que llegue
al alumno con su futuro campo de acción y lo haga empezar a conocer su realidad
objetiva” (p. 5)
Según Mijangos, A (2003), educación es “La influencia ordenada y voluntario
ejercida sobre una persona para formarle o desarrollarle…” (s/p)
Definición operacional de la variable:
Es un método de informar y enseñar a los estudiantes de enfermería del 8vo semestre
técnicas que comprenden lenguaje de señas, lenguaje bimodal y lectura de labios, que
permiten que el paciente con pérdida total o parcial de la audición pueda comunicarse
con ellos cuando acude a los centros de atención de salud.

45
CAPITULO III

MARCO METODOLÓGICO

El marco metodológico de la investigación se refiere al “cómo” del desarrollo


investigativo, es decir, que el presente capítulo contempla todos las técnicas,
procedimientos y métodos a través de los cuales se llevará a cabo la investigación en
curso.
Para dar respuesta a la interrogante de “cómo” se lleva a cabo el estudio, a
continuación se desarrollaran de forma detallada el nivel de la investigación, el
diseño, la población y muestra, las técnicas e instrumentos de recolección de datos, la
tabulación y el análisis de los mismos. La investigación en curso tiene como objetivo
principal diseñar estrategias comunicacionales dirigidas al personal médico basadas
en lenguas de señas venezolanas para la atención de pacientes con discapacidad
auditiva, voz o habla que acuden al Hospital “José María Benítez” de La Victoria.,
por lo que contiene características de una investigación descriptiva, con diseño de
campo y transversal.
Tipo de investigación:
Es una investigación de tipo descriptiva ya que según Hurtado, J () este tipo de
investigación “Tiene como objetivo la descripción precisa del evento de estudio”,
además plantea que “…la investigación descriptiva, la indagación va dirigida a
responder a las preguntas quién, qué, dónde, cuándo y cuántos El estudio está
fundamentado, además, bajo la modalidad de proyecto factible, , La Universidad
Pedagógica Experimental Libertador (), afirma que un proyecto factible: “Consiste en
la investigación, elaboración y desarrollo de una propuesta de un método operativo
viable para solucionar problemas, requerimientos o necesidades de organizaciones o
grupo sociales, puede referirse a la formulación de políticas, programas, tecnología,
métodos o procesos. El proyecto debe tener apoyo en una investigación tipo
documental, de campo o un diseño que incluya ambas modalidades”. (p 21). En vista
de lo antes mencionado, es importante señalar que la investigación pretende proponer
la realización de talleres basados en la lengua de señas venezolanas dirigidos al

46
personal médico para la atención de las personas con discapacidad auditiva, voz y
habla. Con el fin de brindarles una atención médica de calidad e integral
Diseño de la Investigación:
La presente investigación posee un diseño de campo, ya que según Tamayo y
Tamayo, M. () se habla de este diseño “Cuando los datos se recogen directamente de
la realidad, por lo cual los denominamos primarios…” (p. 110) La investigación es de
campo en vista de que los instrumentos de recolección de datos serán aplicados
directamente a la población de personal médico del Hosital José maría Benítez, con el
fin de obtener resultados recogidos de la realidad. La investigación es transversal
descriptiva ya que Hernández, R. Fernández, C. y Baptista, P. () plantean que “Los
diseños transversales descriptivos tienen como objetivo ubicar, categorizar, y
proporcionar una visión de una comunidad, un evento, un contexto, un fenómeno o
una situación…” (p. 273)
Esta investigación es transversal descriptiva porque los datos son recolectados en un
momento determinado y específico, además de que los resultados serán descritos y se
expondrán las características de los mismos. Específicamente en la investigación los
datos serán recolectados a través de un instrumento y serán posteriormente descritos
en el presente estudio.
Población y muestra:
El universo o población de la investigación está compuesto por el personal médico
del Hospital José María Benítez, ya que según Hurtado, J. () la población “Es el
conjunto de seres que poseen la característica o evento a estudiar y que se enmarcan
dentro de los criterios de inclusión…” (p. 140) En la presente investigación se
seleccionará muestra alguna, tomando en cuenta que la población es menor a
integrantes y que Hurtado, J () expresa que no es necesario realizar muestreo cuando
“…la población es relativamente pequeña, de modo que puede ser abarcada en el
tiempo y con los recursos del investigador…” de igual forma menciona “No vale la
pena hacer un muestreo para poblaciones de menos de 100 integrantes.” (p. 140) En
este estudio la población es de tipo finita, de acuerdo con Arias, F. (2006) quien
expresa que se refiere a una “Agrupación donde se conoce la cantidad de unidades

47
que la integran. Además, existe un registro documental de dichas unidades.” (p. 82)
En la investigación en curso la población es de xx médico del HJMB; todos
empleados o residentes del nosocomio.
Método para la recolección de datos:
La técnica que se utilizará para la recolección de datos es la encuesta de tipo escrita,
siendo que Arias, F. (2006) concibe la encuesta como “una técnica que 43 pretendo
obtener información que suministra un grupo o muestra de sujetos acerca de sí
mismos, o en relación con un tema en particular.” (p. 72) En cuanto al instrumento
que se utilizará en la investigación en curso será el cuestionario tomando en cuenta
que, según el autor antes mencionado, “Es la modalidad de la encuesta que se realiza
de forma escrita mediante un instrumento o formato en papel contentivo de una serie
de preguntas.” (IBIDEM) (p. 74)
Procedimiento para la recopilación de información:
En primer lugar se realizará la indagación de la información relacionada con el tema
investigado y más específicamente se estudió el problema objeto de estudio. Una vez
realizado el arqueo bibliográfico y encaminada la investigación se procedió a la
recolección de datos. Para recolectar los datos se diseñará un instrumento de tipo
encuesta en forma de cuestionario escrito. Una vez aplicada la encuesta se analizaran,
describieran y graficaran los resultados obtenidos estadísticamente trabajando en
conjunto el conteo manual y la tabulación a través de un programa computarizado.
Validez y confiabilidad del instrumento:
Para que el instrumento de recolección de datos pueda ser aplicado, es necesario que
sea evaluada su validez y su confiabilidad, Hurtado, J () plantea que: Para que un
instrumento sea de medición, debe captar información selectiva y precisa, es decir
sólo aquella información que da cuenta del evento de estudio y no otra. A esta
selectividad se le llama validez y a la precisión se le llama confiabilidad. (p. 154)
Validez: La validez según Hernández, R. Fernández, C. Y Baptista, P. () es el “grado
en que un instrumento realmente mide la variable que pretende medir” (p. 346). Para
validar un instrumento se requieren 3 tipos de evidencia, de acuerdo con los mismos
autores:

48
Evidencia relacionada con el contenido: “...se refiere al grado en que un instrumento
refleja un dominio especifico de contenido de lo que se mide” () (p. 347).
Evidencia relacionada con el criterio: “...establece la validez de un instrumento de
medición comparándola con algún criterio externo. Este criterio es un estándar con el
que se juzga la validez del instrumento” () (pag.348).
Evidencia relacionada con el constructo: “...se refiere al grado en el que una medición
se relaciona de manera consistente con otras mediciones... El proceso de validez de
un constructo está vinculado con la teoría” () (p. 349).
Para que el instrumento alcance la validez a través de las 3 evidencias mencionadas
anteriormente, es necesario contar con 3 expertos, 1 experto en metodología de la
investigación, quién validará la evidencia relacionada con el constructo, 1 experto en
lenguaje de señas que validará la evidencia relacionada con el criterio, y otro experto
en educación o discapacidad auditiva que validará la evidencia relacionada con el
constructo.
Confiabilidad: La confiabilidad, está definida por Hernández, R. Fernández, C. Y
Baptista, P. (2003) como el “grado en el que la aplicación repetida de un instrumento
de medición al mismo fenómeno genera resultados similares” (p. 348) En esta
investigación la confiabilidad del instrumento será determinada a través de la
aplicación del coeficiente alfa de Cronbach, el cual para los autores antes
mencionados “requiere una sola administración del instrumento de medición y
produce valores que oscilan entre 0 y 1” () (p. 354).
Para llevar a cabo esta confiabilidad se realizará una prueba piloto al personal
médico, la cual arrojará un valor de considerándose así dentro del rango confiable de
acuerdo al coeficiente empleado.
Técnicas de análisis:
Para el análisis de los datos recolectados se realizará un conteo manual de las
respuestas de cada pregunta del cuestionario, posteriormente se empleó el programa
computarizado Microsoft Excel 2007 para calcular el valor porcentual por pregunta y
para realizar la representación gráfica de dichos porcentajes.

49
CAPITULO IV
ANÁLISIS DE LOS RESULTADOS
En este capítulo se describen los resultados alcanzados de la aplicación del
instrumento proporcionado a los estudiantes de 4º y 5º año de la carrera de medicina
de la Universidad Rómulo Gallegos y que hacen su practicas en el Hospital José
María Benítez.
Al respecto, Tamayo y Tamayo (2001), señala que el análisis e interpretación de los
datos “se efectúa con toda la información numérica resultante de la investigación para

50
luego presentar un conjunto de cuadros, tablas y medidas, en la cual se calcularan sus
porcentaje, y otorgándoles forma definitiva”, (p.85).
En este orden de ideas, en la primera parte se reportan los resultados de los datos
sociodemográficos de la muestra, mientras que en la segunda y tercera se muestran
las dimensiones correspondientes a las variables conocimiento y estrategias
comunicacionales.

Tabla No.

Distribución absoluta y porcentual del ítem 1: Edad de los encuestados

Edades en años Frecuencia Porcentaje


18 – 20 0 0%
21-23 10 52,63
24-26 9 47,37
Total 19 100%

10
9
8
7
6
5
4
3
2
1
0
18-20
21-23
24-26

Representación porcentual del ítem 1 Edad

Tabla No.

51
Distribución zona de procedencia de los estudiantes de 4º y 5º año de la carrera
medicina la Universidad Nacional Experimental Rómulo Gallegos

Alternativa Frecuencia Porcentaje


Rural 0 0%
Urbana 19 100%
Total 19 100%

Distribución zona de procedencia de los estudiantes de 4º y 5º año de la carrera


medicina la Universidad Nacional Experimental Rómulo Gallegos

20
18
16
14
12
10
8
6
4
2
0
Rural
Urbana

Tabla No. Distribución de por año de los estudiantes de la carrera de medicina de la


Universidad Nacional Rómulo Gallegos

Año de estudio Frecuencia Porcentaje


4º 7 36,84%
5º 12 63,16%
Total 19 100%

52
Distribución de por año de estudio de los estudiantes de la carrera de medicina
de la Universidad Nacional Rómulo Gallegos

12
10
8
6
4
2
0

4º año
5º año

Tabla No

Distribución

53