Está en la página 1de 2

CANTO DEL OFERTORIO CANTO DE COMUNIÓN

Donde hay caridad y amor allí está el Es Cristo quien invita: ¡alegra el
BUEN CONSEJO
Señor. (2) corazón! Viste el alma de fiesta,
que viene tu Señor. Viste el alma
HOJA DOMINICAL
1.- Una sala y una mesa, una copa, de fiesta, que viene tu Señor. AGUSTINOS RECOLETOS. MONACHIL
vino y pan, Tlf. 958.500324
los hermanos compartiendo en amor y 1.- Llevaremos tu paz a los pue-
en unidad. blos envueltos en la guerra. DOMINGO VIII DEL TIEMPO ORDINARIO
27 de FEBRERO 2011
Nos reúne la presencia y el recuerdo Cambiaremos en gozo la tristeza
del Señor, que apena nuestro mundo.
celebramos su memoria y la entrega de
su amor. 2.- Cantaremos tu añor a los hom-
CANTO DE ENTRADA
bres sumidos en el odio.
2.- Invitados a la mesa del banquete del Plantaremos tu gracia donde crece VEN, VEN, AQUÍ SEÑOR, VEN,
Señor, el dolor y el pesimismo.
VEN AQUÍ SEÑOR. VEN, VEN,
recordamos su mandato de vivir en el AQUÍ, SEÑOR , VEN, VEN
amor. AQUÍ, SEÑOR.
Comulgamos en el Cuerpo y en la
Sangre que él nos da, 1. Uunidos en asamblea, unidos
y también en el hermano, si lo amamos en caridad, la misa concelebra-
de verdad. mos en torno a tu altar.

2. Cantamos y meditamos
los textos de santidad,
Palabra de Dios qu es vida,
es luz y verdad.
AVISOS PARA LA SEMANA´. 3. Gozosos conemoramos tu
* El próximo día 7 de marzo, a las 19,30, realizarán las promesas los nuevos muerte y resurrección. Misterio
hermanos de la Fraternidad Seglar agustino recoleta. Pascual que es fuente de la
Redención.
SEGUNDA LECTURA
LECTURA DEL LIBRO DE ISAÍAS 49, 14-15
LECTURA DE LA PRIMERA CARTA DEL APÓSTOL SAN PABLO A LOS
Sión decía: “Me ha abandonado el Señor, mi dueño me ha olvidado.” ¿Es que CORINTIOS 4, 1-5
puede una madre olvidarse de su criatura, no conmoverse por el hijo de sus
entrañas? Pues aunque ella se olvida, yo no te olvidaré.
Hermanos:
Palabra de Dios.
Que la gente sólo vea en vosotros servidores de Cristo y administradores de los
misterios de Dios. Ahora, en un administrador lo que se busca es que sea fiel.
Para mi lo de menos es que me pidáis cuentas vosotros o un tribunal humano; ni
siquiera yo me pido cuentas. La conciencia, es verdad, no me remuerde; pero, no
juzguéis antes de tiempo, dejad que venga el Señor. El iluminará lo que esconden
las tinieblas y pondrá al descubierto los designios del corazón; entonces cada uno
recibirá la alabanza de Dios.
SALMO RESPONSORIAL
Palabra de Dios.
SALMO 61
R.- DESCANSA SÓLO EN DIOS, ALMA MÍA EVANGELIO
Sólo en Dios descansa mi alma LECTURA DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN MATEO 6, 24-34
Porque de él viene mi salvación;
En aquel tiempo dijo Jesús a sus discípulos:
Solo él es mi roca y mi salvación,
Mi alcázar: no vacilaré. R.- “Nadie puede estar al servicio de dos amos. Porque despreciará a uno y querrá al
otro; o, al contrario, se dedicará la primero y no hará caso del segundo. No
podéis servir a Dios y al dinero. Por eso os digo: no estéis agobiados por la vida
Descansa sólo en Dios, alma mía pensando qué vais a comer, ni por el cuerpo pensando con qué os vais a vestir.
¿No vale más la vida que el alimento y el cuerpo que el vestido? Mirad a los pája-
Porque él es mi esperanza; ros: ni siembran, ni siegan, ni almacenan y, sin embargo vuestro Padre celestial
Solo él es mi roca y mi salvación, los alimenta. ¿No valéis vosotros más que ellos? ¿Quién de vosotros, a fuerza de
agobiarse, podría añadir una hora al tiempo de su vida? ¿Por qué os agobiáis por
Mi alcázar: no vacilaré. R.- el vestido? Fijaos cómo crecen los lirios del campo: ni trabajan, ni hilan. Y os digo
que ni Salomón, en todo su fasto, estaba vestido como uno de ellos. Pues si a la
hierba, que hoy está en el campo y mañana se quema en el horno, Dios la viste
De Dios viene mi salvación y mi gloria; así, ¿no hará mucho más por vosotros, gente de poca fe? No andéis agobiados
Él es mi roca firme, pensando qué vais a comer, o qué vais a beber, o con qué os vais a vestir. Los
paganos se afanan por esas cosas. Ya sabe vuestro Padre del cielo que tenéis
Dios es mi refugio. necesidad de todo eso. Sobre todo buscad el Reino de Dios y su justicia; lo
Pueblo suyo, confiad en él, demás se os dará por añadidura. Por tanto, no os agobiéis por la mañana, porque
el mañana traerá su propio agobio. A cada día le bastan sus disgustos.”
Desahogad ante él vuestro corazón. R.-
Palabra del Señor.