Está en la página 1de 10

Estreptoquinasa

1- Acción terapéutica.

Trombolítico.

2- Indicaciones.

La elección de la terapéutica trombolítica frente a otros tratamientos debe ser


evaluada para cada paciente. Tromboembolismo pulmonar agudo: para la lisis de
émbolos pulmonares agudos masivos. Tratamiento de la trombosis venosa
profunda, sobre todo en la lisis de trombos venosos profundos en los vasos
poplíteos o más proximales. Tromboembolismo arterial agudo, trombosis aguda
de las arterias coronarias. Limpieza de la cánula arteriovenosa y del catéter
intravenoso. Infarto agudo del miocardio.

3- Contraindicaciones.

Hemorragias activas. Tumor cerebral o accidente cerebrovascular. Cirugía


torácica reciente, hipertensión severa no controlada. La relación riesgo-
beneficio deberá evaluarse en todo cuadro clínico donde exista riesgo de
hemorragia o en la que sería difícil controlarla debido a su localización:
aneurisma disecante, enfermedad cerebrovascular, endocarditis bacteriana
subaguda, retinopatía hemorrágica diabética, traumatismos severos o menores
recientes, sepsis en el lugar o cerca del trombo.

4- Reacciones adversas.

Son de incidencia más frecuente, dolor abdominal o de espalda, hematuria,


melena, cefaleas severas o continuas, hemorragias nasales, hematemesis,
arritmias ventriculares. Fiebre. Rara vez se observa: rubor o enrojecimiento de
la piel, náuseas, rash cutáneo, urticaria, hipotensión brusca, disnea.

5- Propiedades.

La estreptoquinasa es una proteína no enzimática aislada de estreptococos


betahemolíticos del grupo C. Actúa sobre el sistema fibrinolítico y promueve
indirectamente la formación de plasmina al combinarse con el plasminógeno para
formar el complejo estreptoquinasa-plasminógeno, que luego se convertirá en un
complejo estreptoquinasa- plasmina. Ambos son complejos activadores que
convierten el plasminógeno residual en plasmina. La fibrinogenólisis y fibrinólisis
aumenta la formación de los productos de degradación del fibrinógeno y de la
fibrina. Estos ejercen un efecto anticoagulante, alterando la polimerización de la
fibrina y disminuyendo la formación de trombina o interfiriendo con la función de
las plaquetas. La estreptoquinasa es antigénica e induce la formación de
anticuerpos. Su vida media es de 11 a 13 minutos debido a su rápida inactivación
por los anticuerpos circulantes producidos por exposición previa a
estreptococos. En ausencia de ellos, la vida media puede aumentar hasta 83
minutos. El efecto hiperfibrinolítico desaparece en pocas horas después de
interrumpir su administración.

6- Dosificación.

Cuando se administra por vía IV se recomienda utilizar una dosis de carga de


250.000UI para contrarrestar la resistencia causada por exposición a
estreptococos. La dosificación y duración del tratamiento intravenoso varía con
la condición que se esté tratando. La duración recomendada es de 24 horas para
el embolismo pulmonar agudo, de 24 a 72 horas para trombosis o embolismo
arterial y hasta 72 horas para la trombosis venosa profunda. Dosis usual para
adultos: IV, 250.000UI como dosis de carga inicial, durante 30 minutos, seguida
por 100.000UI por hora como infusión continua. Trombosis de la arteria
coronaria: al inicio, en forma intraarterial: 20.000UI seguidas por
2.000UI/minuto. Limpieza de cánula arteriovenosa: de 100.000 a 250.000UI por
instilación lenta en la cánula obstruida. No se ha establecido la dosificación en
niños. Infarto agudo de miocardio: 1.500.000UI, por lo general durante 30 a 60
minutos. El tratamiento debe comenzar en forma inmediata luego de la aparición
de los síntomas, reduciéndose la probabilidad de mortalidad cuando se
administra dentro de las 24h posteriores a la aparición de los síntomas. Se
recomienda el uso concomitante de ácido acetilsalicílico (salvo contraindicación)
en una dosis de 160mg por día desde antes de la administración de
estreptoquinasa y hasta después de un mes.

7- Precauciones y advertencias.

En los pacientes que tienen 75 años o más aumenta el riesgo de hemorragia


cerebral. Debe administrarse con gran precaución durante los primeros 10 días
del posparto por el mayor riesgo de hemorragia. Para minimizar el riesgo de
hemorragia durante la terapéutica trombolítica el paciente deberá estar en
cama, reposo absoluto, evitando toda manipulación o movimiento, procedimientos
invasores (biopsias) o inyección IM que no sean esenciales. Si se estaba
realizando tratamiento con heparina deberá suspenderse. La resistencia a la lisis
del trombo aumenta con su antigüedad, por lo que la terapéutica debe realizarse
inmediatamente después de aparecer los síntomas clínicos.

8- Grupo farmacológico

Antitrombotico, enzimas.

9- Interacciones.

Aumenta el riesgo de hemorragias severas en pacientes que reciben corticoides,


ácido etacrínico o salicilatos no acetilados. El uso de antifibrinolíticos inhibe la
acción de los trombolíticos. Anticoagulantes derivados de la cumarina o heparina
aumentan el riesgo de hemorragia. Los AINE, ácido acetilsalicílico, indometacina
y fenilbutazona inhiben la agregación plaquetaria y pueden causar ulceración o
hemorragia gastrointestinal. Dipiridamol, piperacilina, ácido valproico y
ticarcilina también inhiben la agregación plaquetaria con aumento del riesgo de
hemorragia.

ACCIONES DE ENFERMERIA

 Aliviar el dolor retroesternal


 Disminuye la dificultad respiratoria
 Conservar y lograr el riesgo sanguíneo adecuado
 Disminuye la angustia
 Valorar posibilidad de sangrado y/o hemorragia e iniciar el programa de
cuidados personales

NORADRENALINA
 Norepinefrina
1- Acción terapéutica
Es un vasoconstrictor periférico (acción adrenérgica) y un estimulador inotrópico
del corazón y dilatador de las arterias coronarias (acción beta adrenérgica).
2- Indicaciones
Control de la presión sanguínea en ciertos estados hipotensivos agudos (p.e.:
feocromocitectomía, simpatectomía, poliomielitis, anestesia espinal, infarto de
miocardio, septicemia, transfusiones de sangre y reacciones a drogas).
Tratamiento adjunto del paro cardíaco y la hipotensión profunda.

3- Contraindicaciones

Pacientes con hipersensibilidad a la droga. No debe ser administrada a pacientes


hipotensos debido a déficit del volumen sanguíneo excepto como medida de
emergencia para mantener la perfusión de la arterias coronarias y cerebrales,
hasta que la terapia de reemplazo del volumen sanguíneo haya sido completada.
Si la NORADRENALINA es continuamente administrada para mantener la
presión sanguínea en ausencia de un reemplazo del volumen de la sangre, puede
ocurrir: vasoconstricción severa, periférica y visceral; disminución de la
perfusión renal y formación de orina; flujo sanguíneo sistémico inadecuado en
lugar de la presión sanguínea normal; hipoxia de los tejidos y acidosis láctica. No
debe ser administrada a pacientes con trombosis vascular mesentérica o
periférica (debido al riesgo de incrementar la isquemia o extender el área de
infarto), a menos que a criterio médico, la NORADRENALINA administra como
una medida para salvar la vida.

4- Reacciones adversas

Generales: Daño isquémico debido a la potente acción vasoconstrictora y a la


hipoxia de los tejidos. Sistema cardiovascular: Bradicardia, probablemente como
un resultado reflejo del incremento en la presión sanguínea, arritmias. Sistema
nervioso: Ansiedad, jaqueca transitoria. Sistema respiratorio: Dificultad
respiratoria. Piel y tejidos: Necrosis por extravasación en el sitio de inyección.
Más frecuentes son: cefaleas, náuseas, vómitos y nerviosismo. Menos
frecuentemente: se observan arritmias, disnea, angor e hipertensión. Por orden
de gravedad: Severa: taquicardia o fibrilación ventricular, acidosis láctica, angor.
Moderada: cefaleas, hipertensión. Leves: taquicardia sinusal, bradicardia,
náuseas, vómitos, nerviosismo, irritabilidad. La administración prolongada de
cualquier vasopresor potente puede resultar en una depleción del volumen
plasmático, que debe ser corregido continuamente por una terapia de reemplazo
con fluidos y electrolitos. Si los volúmenes plasmáticos no son corregidos, cuando
NORADRENALINA es discontinuada puede ocurrir hipotensión, o la presión
sanguínea puede ser mantenida con el riesgo de severa vasoconstricción
periférica y visceral (p.e.: disminución de la perfusión renal), con disminución en
el flujo sanguíneo y la perfusión de los tejidos con la consecuente hipoxia de los
tejidos, acidosis láctica y posible daño isquémico. Se han reportado casos
excepcionales de gangrena de las extremidades. La sobredosis o la
administración a pacientes hipersensibles (p.e. hipertiroideos) pueden causar
severa hipertensión con cefaleas violentas, fotofobia, dolor punzante
retroesternal, palidez, sudor intenso y vómitos.

5- Propiedades

La norepinefrina es una catecolamina que actúa por un lado, sobre los receptores
β-1 adrenérgicos estimulando el miocardio y aumentando el gasto cardiaco; por
otro lado, actúa sobre los receptores α- adrenérgicos para producir una potente
acción vasoconstrictora de los vasos de resistencia y capacitancia, por lo que
aumenta la presión arterial sistémica y el flujo sanguíneo de las arterias
coronarias. Cuando se administra norepinefrina a dosis inferiores a 4 μg/kg/min
predomina el efecto estimulante cardiaco; con dosis mayores el efecto
vasoconstrictor se vuelve más prominente. El notable efecto presor de la
norepinefrina se debe principalmente al aumento de la resistencia periférica. La
norepinefrina se metaboliza en el hígado, riñón, plasma por la acción de los
enzimas monoaminooxidasa (MAO) y catecol-O-metiltransferasa (COMT) a
metabolitos inactivos. Las acciones farmacológicas de la norepinefrina finalizan
principalmente por captación y metabolismo en las terminaciones nerviosas
simpáticas.

6- Dosificación

Agregar 4 ml (una ampolla = 4 mg) a 250 ó 500 ml de una Solución de Dextrosa


al 5 % (1 ml de dilución = 16µg de NORADRENALINA base; ó 1 ml de dilución = 8
µg de NORADRENALINA BIOL base respectivamente). Administrar esta
solución por infusión intravenosa. Insertar un catéter intravenoso plástico a
través de una aguja adecuada perfectamente introducida en la vena y firmente
fijada con tela adhesiva, evitando, de ser posible, el desplazamiento del catéter
dado que esto promueve éstasis. Una cámara de goteo I.V. u otro sistema de
conteo adecuado es esencial para permitir una adecuada estimación de la medida
del flujo en gotas por minuto. Luego de observar la respuesta a una dosis inicial
de 8µg a 12µg de base por minuto, ajustar la velocidad del flujo para establecer
y mantener la presión sanguínea normal baja (usualmente 80 mm Hg a 100 mm Hg
sistólica), suficiente para mantener la circulación de los órganos vitales. En
pacientes con historia de hipertensión, es recomendable que la presión sanguínea
no se incremente más allá de 40mm de Hg por encima de la presión sistólica
preexistente. La dosis de mantenimiento promedio, se encuentra entre de 2µg a
4µg de base por minuto.

7- Precauciones y advertencias

Se debe cuidar su empleo en diabéticos ya que aumenta el nivel de glucemia


(debido a la acción glucogenolítica en el hígado y la inhibición de la liberación de
insulina del páncreas). Debe ponderarse también su empleo en pacientes
hipertiroideos, ya que además de los posibles trastornos mencionados
anteriormente, en algunos casos ha ocurrido transitoria ingurgitación y
tumefacción del tiroides, cuya causa es desconocida. También debe valorarse el
empleo de noradrenalina en cuanto a la relación beneficio-riesgo en las siguientes
situaciones clínicas: hipercapnia o hipoxia, ya que pueden aparecer arritmias
cardiacas como taquicardia o fibrilación ventricular. Enfermedades oclusivas
tales como: arteriosclerosis, enfermedad de Buerger, diabetes mellitus,
trombosis vascular, mesentérica o periférica, ya que existe riesgo de aumentar
la isquemia y extender la zona del infarto. Pueden presentarse casos
accidentales en que si no se guardan las precaucionas adecuadas puede
producirse extravasación o llegar incluso a producirse gangrena. Para evitar la
necrosis y la escarificación del tejido en las zonas donde ha ocurrido la
extravasación, se debe infiltrar el lugar inmediatamente con 10 a 15 ml de
cloruro sódico que contenga de 5 a 10 mg de fentolamina. Se debe utilizar una
jeringa con una aguja hipodérmica fina y se infiltra la solución abundantemente a
través de toda la zona. Si se infiltra el área en el plazo de 12 horas, el bloqueo
simpático con fentolamina produce cambios hiperémicos locales inmediatos y
perceptibles. Se debe reponer el volumen de sangre perdido de la forma más
completa posible antes de administrar cualquier vasopresor. Este medicamento
contiene bisulfito sódico como excipiente por lo que puede causar reacciones de
tipo alérgico incluyendo reacciones anafilácticas y broncoespasmo en pacientes
susceptibles, especialmente en aquéllos con historial asmático o alérgico.

8- Grupo farmacológico

Agentes adrenérgicos y dopaminérgicos

9- Interacciones
Se han descrito interacciones de la noradrenalina con una considerable cantidad
de medicamentos. Estas interacciones son de distinta naturaleza y además, cada
una puede variar en función de la cantidad administrada de dicho medicamento.
Hay una serie de medicamentos con los que no se recomienda el uso de
noradrenalina a menos que sea estrictamente necesario. El uso de estos
medicamentos puede aumentar el riesgo de arritmias cardiacas y otros
trastornos, y en caso de emplearlos conjuntamente debe reducirse la dosis de la
noradrenalina y controlar estrictamente al paciente. Entre dichos medicamentos
destacan:
Anestésicos orgánicos (están contraindicados en particular ciclopropano y
halotano).
Antidepresivos, triciclícos o maprotilina.
Glucósidos digitálicos
Mesilatos ergoloides o ergotamina
Levodopa
Cocaína
Antihistamínicos, ya que algunos pueden bloquear la toma de catecolaminas por
los tejidos periféricos y aumentar la toxicidad de la noradrenalina inyectada.
Otro grupo de medicamentos se caracteriza por aumentar los efectos de la
noradrenalina. Por tanto, también deben guardarse ciertas precauciones en su
empleo junto con noradrenalina y ajustar las dosis de ambos.
Entre ellos destacan:
Antihipertensivos o diuréticos utilizados como antihipertensivos
Bloqueantes β-adrenérgicos: el empleo conjunto con noradrenalina inhibe los
efectos terapéuticos mutuos y pueden ocasionar actividad α-adrenérgica sin
oposición, con riesgos que pueden llevar incluso un bloqueo cardíaco.

ACCIONES de enfermería
 Administrar únicamente por infusión continua y vía central.
 Monitorización continúa de frecuencia, ritmo y trazado
electrocardiograma.
 Monitorización continúa de presión arterial, idealmente invasiva.
 Valorar llenado capilar y perfusión distal.
 No es estable con soluciones salinas

CITARABINA

1- Acción terapéutica.

Antineoplásico.

2- Indicaciones.

Leucemias agudas, leucemia mielocítica crónica. Linfomas no Hodgkin, aunque


estas indicaciones se encuentran en constante revisión.

3- Contraindicaciones.

Varicela existente o reciente, herpes zoster. Se evaluará la relación riesgo-


beneficio en presencia de depresión de la médula ósea, antecedentes de gota,
disfunción hepática o renal, infección, embarazo y lactancia.

4- Reacciones adversas.

En general son inevitables y representan la acción farmacológica del


medicamento, sobre todo leucopenia y trombocitopenia. Son de incidencia más
frecuente: fiebre, escalofríos, dolor de garganta, hemorragias o hematomas
injustificados. Rara vez: artralgias, edemas de miembros inferiores (por
hiperuricemias), cansancio, mialgias, rash cutáneo, tos, disnea, náuseas, vómitos,
anorexia, diarrea, mareos, cefaleas, alopecia.

5- Propiedades.

La citarabina es específica de la fase S del ciclo de división celular. El trifosfato


de citarabina se activa en los tejidos y produce inhibición de la síntesis de DNA
con poco efecto en la síntesis de RNA y proteínas. Es un potente
inmunosupresor. Con la administración IV rápida atraviesa la barrera
hematoencefálica sólo en pequeñas cantidades. Su unión a las proteínas es baja
(15%). Su metabolismo consiste en la desaminación rápida en sangre y tejidos, en
especial en el hígado. Se elimina por vía renal, menos de 10% en forma inalterada.

6- Dosificación.

Adultos: inducción por vía IV de 100mg a 200mg/m 2 o 3mg/kg/día (como infusión
continua durante 24 h o en dosis divididas en inyección rápida) durante 5 o 10
días. Mantenimiento por vía subcutánea: 1mg/kg una o dos veces a la semana.
Leucemia meníngea: intratecal de 5mg a 75mg/m 2 a intervalos que varían desde
una vez al día durante 4 días a una vez cada 4 días.

7- Precauciones y advertencias.

Evitar las inmunizaciones salvo que el médico las apruebe. Ingerir líquidos en
abundancia para favorecer la excreción de ácido úrico. Puede ser necesario
reducir la dosificación en pacientes con disfunción renal o hepática o en los que
exista depresión de la médula ósea. Se utiliza en combinación con otros fármacos
en distintos protocolos. Se puede producir supresión gonadal que origina
amenorrea o azoospermia, efecto dependiente de la dosis o la duración del
tratamiento. No se recomienda su utilización durante el primer trimestre del
embarazo y período de lactancia, debido a los riesgos para el lactante. Los
efectos depresores sobre la médula ósea pueden dar lugar a un aumento de la
incidencia de infecciones microbianas, retraso en la cicatrización y hemorragia
gingival.

8- Grupo farmacológico

Agente antineoplásico

9- Interacciones.

Puede ser necesario el ajuste de la dosificación de antigotosos (colchicina,


alopurinol, probenecid), dado que la citarabina puede elevar la concentración de
ácido úrico. La administración con metotrexato puede producir un efecto
citotóxico sinérgico, por lo que se recomienda ajustar la dosificación sobre la
base del control hematológico rutinario.
ACCIONES DE ENFERMERÍA

 Valoración de signos y síntomas de complicaciones y coordinaciones


necesarias.

 Participación en la administración de quimioterapia

 Administración de diferentes tratamientos: quimioterapia, antihemofílicos,


transfusiones sanguíneas y hemoderivados. etc.

 Permeabilización y mantenimiento de los catéteres venosos centrales


permanentes de acceso subcutáneo

 Educación sanitaria: Sobre efectos secundarios y colaterales de los


citostáticos, signos de alarma, alimentación y cuidados post QT, resolución
de dudas de los pacientes, etc.