Está en la página 1de 10

SIGNIFICADO DE SOCIEDAD MERCANTIL

QUÉ ES SOCIEDAD MERCANTIL:

La sociedad mercantil es una persona jurídica que tiene como finalidad realizar actos de comercio
sujetos al Derecho comercial. La sociedad mercantil posee carácter nominativo en donde existe la
obligación y la aplicación de ese aporte para lograr un fin económico.

Las sociedades mercantiles se originan cuando 2 o más personas a través de un contrato se


obligan a realizar aportes para construir el capital social de la empresa que se transformara en los
bienes que permitan llevar a cabo la actividad comercial y, a su vez, los socios participan en las
ganancias y pérdidas que sufre la empresa.

En cuanto a su constitución existen diferentes tipos de sociedades mercantiles como: sociedad


anónima, sociedad en nombre colectivo, sociedad limitada, sociedad en comandita, entre otras. De
igual manera, se observa las sociedades mercantiles de hecho e irregular.

Las sociedades mercantiles de hecho son aquellas que no se documentó en escritura pública ni
privada, en cambio, la sociedad mercantil irregular es aquella que se documentó en escritura pero
no se registró o la acta constitutiva no fue publicada como lo exige la ley o, su plazo se venció, es
decir, carece de algún requisito establecido en la ley.

Es de destacar, que una sociedad mercantil puede cambiar su estructura cuantas veces sea
necesaria, es decir, puede fusionarse con otra sociedad, dividirse, cambiar de socios, cambiar la
actividad comercial, nombrar nuevos miembros, cambiar de estatutos establecidos en el documento,
entre otros con la particularidad de registrar todos los cambios que sufre en el Registro en donde fue
constituida la misma.

Asimismo, una sociedad mercantil puede disolverse, cuando sus socios deciden finalizar la actividad,
es decir, darla por finalizada por motivos establecidos en la ley o en los estatutos, como
consecuencia se debe de liquidar la sociedad mercantil, transformando en dinero todos los bienes
como el fin de cancelar los pasivos y el restante repartir entre sus socios conforme a sus acciones.

Cada país contiene los reglamentos jurídicos para regular las diferente sociedades mercantiles,
como es el caso de México que posee la Ley General de Sociedades Mercantiles reformada en el
año 2009, en Argentina son regidas por la Ley de Sociedades Comerciales y, en España Ley de
Sociedades de Capital.

CARACTERÍSTICAS DE LAS SOCIEDADES MERCANTILES

Las sociedades mercantiles se caracterizan por actuar a cuenta propia con un nombre o
denominación bajo un domicilio, capacidad y patrimonio propio. La constitución de las sociedades
mercantiles deberá realizarse mediante una escritura social que contenga todos los aspectos
establecidos en el código de comercio y, luego se asentará en el Registro Público.

ESCISIÓN DE SOCIEDADES MERCANTILES

La escisión de sociedades mercantiles hace referencia a una sociedad denominada escindente,


liquida sus bienes y divide la totalidad de su activo, pasivo y capital en 2 o más partes que son
transferidas a nuevas sociedades que fueron constituidas que llevan por nombre escindidas, este
proceso se denomina escisión total. No obstante, no es requisito que la sociedad escindente se
extinga ya que la misma puede seguir realizando su actividad comercial y aportar parte de su capital,
pasivos y activos a las nuevas sociedades, es lo que se conoce como escisión parcial.

Tipos de Empresas y Sociedades en Colombia

En Colombia son varias las formas jurídicas existentes para crear una empresa. Como en la mayoría
de las regiones del mundo, una vez que el empresario ha identificado la actividad económica que
desempeñará, el siguiente paso es definir el número de personas que se involucrarán en el proyecto:
uno mismo o con socios.

En cualquier caso, tanto las empresas unipersonales como las sociedades comerciales están
reguladas por el Código de Comercio de Colombia.

CREACIÓN DE LA EMPRESA DE FORMA INDIVIDUAL

Según explica la Cámara de Comercio de Bogotá, el empresario que decida poner en marcha su
propio negocio de manera individual, dispone de tres opciones:

Persona natural comerciante. Un comerciante es aquella persona que ejerce de manera habitual y
profesional alguna de las actividades que la ley considera como mercantiles. Así, la persona natural
responderá ante las obligaciones que se deriven del desarrollo de su negocio con todo su patrimonio,
tanto personal como familiar. Para constituirse, la persona debe inscribirse en el Registro Único
Tributario (RUT) y, posteriormente, efectuar su inscripción en la matrícula mercantil de la Cámara de
Comercio correspondiente presentando los formularios del Registro Único Empresarial (RUE), del
Registro adicional con otras entidades y el de inscripción en el RUT.

Empresa unipersonal. La empresa unipersonal tiene personalidad jurídica independiente de quien


la crea. Se fundamenta en que la persona natural o jurídica destina una parte de sus activos para el
desempeño de la actividad empresarial. Se constituye mediante escritura o documento privado ante
la Cámara de Comercio o Notario.

El documento de constitución debe contener el nombre, documento de identidad, domicilio del


empresario, razón social de la empresa, domicilio de la empresa, término de duración (si este no
fuera indefinido), enunciación clara y completa de las actividades principales, monto de capital, forma
de administración y número de cuotas de igual valor nominal en que se dividirá el capital de la
empresa.
Sociedades por Acciones Simplificadas (S.A.S). Es un tipo societario que vio la luz con la Ley
1258 del 5 de diciembre de 2008 y que reúne todas las cualidades para convertirse en el modelo de
constitución que se impondrá en los próximos años. Las Sociedades por Acciones Simplificadas no
exigen un número mínimo de accionistas y, de hecho, permiten la unipersonalidad. Además, se
constituyen por documento privado que ha de registrarse en la Cámara de Comercio.

Su simplicidad se da tanto en el momento de su constitución, como en su funcionamiento, no


estando obligadas a especificar el objeto social. Tampoco se les exige crear una junta directiva ni la
revisoría fiscal. La responsabilidad se limitará a la aportación de cada accionista.

CREACIÓN DE LA EMPRESA POR DOS O MÁS PERSONAS

La otra alternativa es que el emprendedor haya decidido establecer una sociedad comercial con
otros socios, en cuyo caso tendrá que elegir entre las cinco modalidades que la legislación
colombiana prevé:

Sociedad Colectiva. Se constituye mediante escritura pública entre dos o más socios, los cuales
responderán solidaria, ilimitada y subsidiariamente de sus obligaciones. Por sus características
especiales, en la sociedad colectiva es fundamental que haya confianza entre los socios. La
administración de la sociedad puede recaer en los propios socios o, incluso, delegarla en terceros.
La ley no fija un mínimo ni máximo del capital a aportar en el momento de su constitución.

Hay que destacar que la razón social se forma con el nombre de uno de los socios seguido de las
expresiones “y compañía”, “hermanos” o “e hijos”.

Sociedad Anónima (S.A.). Es el esquema más utilizado por las medianas y grandes empresas. Se
constituye mediante escritura pública entre cinco o más accionistas, quienes responden únicamente
por el montante de sus aportaciones. El capital estará representado en acciones de igual valor. En el
momento de la constitución se debe indicar el capital autorizado, suscrito (nunca menor del 50% del
capital autorizado) y pagado (nunca menor del 33% del capital suscrito).

Sociedad de Responsabilidad Limitada (Ltda.). Este tipo de sociedad se constituye en escritura


pública entre, como mínimo, dos socios y, como máximo, 25, quienes responden según sus
aportaciones. En algunos casos, de acuerdo a los artículos 354, 355 y 357 del Código de Comercio,
la responsabilidad de los integrantes será solidaria e ilimitada. Esto ocurrirá, por ejemplo, si no se
incluye en la razón social la palabra “limitada” o su abreviación “Ltda”.
Sociedad en Comandita Simple (S. en C.). Se constituye mediante escritura pública entre uno o
más socios gestores y uno o más socios comanditarios o capitalistas. Los socios gestores
responderán solidaria, ilimitada y directamente por las operaciones, mientras que los capitalistas, en
relación a sus aportaciones. Así, los socios gestores se encargarán de la administración de la
sociedad y el desarrollo de los negocios y los socios comanditarios serán quienes aporten el capital.

Sociedad en Comandita por Acciones (S.C.A.). Se constituye mediante escritura pública entre uno
o más socios gestores y, al menos, cinco socios comanditarios o capitalistas. La responsabilidad de
los socios es igual que en la Sociedad en Comandita Simple. El capital se representa en acciones de
igual valor, que son títulos negociables aportados por los socios capitalistas y, también, por los
gestores.

Otras formas menos comunes de constitución de empresas

Finalmente, es imprescindible señalar dos modalidades de sociedades que se dan menos pero que
igualmente podrían interesar al empresario:

Empresa Asociativa de Trabajo (E.A.T.). Se trata de una organización económica productiva para
cuya puesta en marcha los socios aportan su capacidad laboral e, incluso, algunos, otros
conocimientos necesarios para la consecución de los objetivos empresariales. Una compañía de
este tipo debe contar con, como mínimo, tres asociados y, máximo, 10, en el caso de que su objetivo
social sea la producción de bienes; si es una prestación de servicios, el máximo será 20.

Sociedades Agrarias de Transformación (S.A.T). Su razón social deberá indicar exclusivamente lo


siguiente: “Desarrollar actividades de postcosecha y comercialización de productos perecederos de
origen agropecuario y la prestación de servicios comunes que sirvan a su finalidad”. Para ser socio,
la persona natural deberá ser titular de una explotación agraria, ya sea como propietario, poseedor,
tenedor o arrendatario, pero su contrato de explotación no podrá ser inferior a cinco años. También
podrá ostentar la condición de socio aquellas personas jurídicas dedicadas a la comercialización de
productos perecederos.

Sociedades Anónimas  -S.A.

Constitución: mediante escritura pública, deberá ser inscrita en el Registro Mercantil; así adquiere
su personalidad jurídica.
Transformación y disolución: escritura pública ante notario o por documento privado, siempre y
cuando cumpla con alguno de los dos (2) requisitos de la Ley 1014 de 2006, artículo 22:
Número de accionistas: mínimo 5, y no tiene un límite máximo.
Su capital social se divide: en acciones libremente negociables, con las excepciones previstas en
el artículo 403 y 381 del Código de Comercio.
Formación del Capital:
1. Autorizado. Cuantía fija que determina el tope máximo de capitalización de la sociedad.
2. Suscrito. La parte del capital autorizado que los accionistas se comprometen a pagar a
plazos, máximo un (1) año, y al momento de su constitución debe ser mínimo la mitad del autorizado.
3. Pagado. La parte del capital suscrito que los accionistas efectivamente han pagado y que ha
ingresado a la sociedad.
Responsabilidad de los accionistas: responden hasta el monto de sus aportes por las
obligaciones sociales, en concordancia con el artículo 373 del Código de Comercio y el artículo 794
del Estatuto Tributario, inciso 2.
Revisor Fiscal: es obligatorio, sin importar el patrimonio, de acuerdo con lo determinado en el
artículo 203 del Código de Comercio.

Sociedades por Acciones Simplificadas -S.A.S.

Constitución, transformación y Disolución: por medio de documento privado inscrito en el


Registro Mercantil de la Cámara de Comercio del lugar en que la sociedad establezca su domicilio
principal, siempre que no ingresen aportes sujetos a escritura pública, caso en el cual la constitución
se debe hacer mediante Escritura Pública ante notario, según lo dispuesto en el artículo 5 de la Ley
1258 de 2008.
Número de accionistas: mínimo un (1) accionista y no tiene límite máximo.
El capital social se divide: en acciones libremente negociables, pero puede por estatutos
restringirse hasta por diez (10) años su negociación; por tanto se concibe como un modelo ideal para
sociedades de familias.
Formación del Capital:
1. Autorizado. Cuantía fija que determina el tope máximo de capitalización de la sociedad.
1. Suscrito. La parte del capital autorizado que los accionistas se comprometen a pagar a
plazos, máximo en dos (2) años, al momento de su constitución no es necesario pagar, en
correspondencia con el artículo 9 de la Ley 1258 del 2008.
2. Pagado. La parte del suscrito que los accionistas efectivamente han pagado e ingresado a la
sociedad.
Responsabilidad de los accionistas: Responden hasta el monto de sus aportes por las
obligaciones sociales.
En caso en que la SAS sea utilizada para defraudar a la ley o en perjuicio de terceros, accionistas
y/o administradores que hayan realizado, participado o facilitado los actos defraudatorios,
responderán solidariamente por las obligaciones emanadas de tales actos y por los perjuicios
causados, más allá del monto de sus aportes.
Revisor Fiscal: es voluntario; excepto cuando se tienen activos brutos a 31 de diciembre del año
inmediatamente anterior iguales o superiores a 5.000 smmlv y/o cuyos ingresos brutos sean iguales
o superiores a 3.000 smmlv, será obligatorio.

Sociedad de Responsabilidad Limitada –LTDA

Constitución, transformación y disolución: mediante Escritura Pública, o por documento privado


siempre que cumpla con alguno de los dos requisitos de la Ley 1014 de 2006, artículo 22:
Número de Socios: mínimo dos (2) socios, máximo veinticinco (25).
Formación del Capital:
1. El capital se divide en cuotas o partes de igual valor.

2. El capital debe pagarse totalmente al momento de constituirse.

3. La cesión de cuotas implica una reforma estatutaria.

4. En caso de muerte de un socio, continuará con sus herederos, salvo estipulación contraria.
5. La representación está en cabeza de todos los socios, salvo que éstos la deleguen en un
tercero.

Responsabilidad de los Socios: responden solamente hasta el monto de sus aportes; no obstante,


en los estatutos podrá estipularse para todos o algunos de los socios una mayor responsabilidad
(naturaleza, cuantía, duración y modalidad de responsabilidad adicional), sin comprometer una
responsabilidad indefinida o ilimitada, en lo atinente al artículo 353 del Código de Comercio.
Nota: la excepción en la responsabilidad en las sociedades limitadas, es la solidaridad respecto de
las obligaciones laborales y fiscales a cargo de la compañía, por lo que se perseguirá
solidariamente los bienes del patrimonio de cada socio.
Revisor Fiscal: es voluntario; excepto para las sociedades que tienen activos brutos a 31 de
diciembre del año inmediatamente anterior iguales o superiores a 5.000 smmlv y/o cuyos ingresos
brutos sean o excedan a 3.000 smmlv, será obligatorio nombrarlo.

Sociedad Comanditaria (Simple o por Acciones)

Constitución, transformación y disolución: se debe formalizar por Escritura Pública ante notario.
Número de socios en la Comandita Simple: mínimo 2; no tiene un límite máximo.
Número de accionistas en la Comandita por Acciones: mínimo 5, no tiene un límite máximo.
Se integran con dos (2) categorías de socios, Gestores/Colectivos y los Comanditarios.

1. Los gestores administran, no es necesario que den algún tipo de aporte.


2. Los comanditarios hacen los aportes.

3. La Razón Social se forma con el nombre completo o el solo apellido de uno o más socios
colectivos, acompañado de “& Cía.”, y seguida siempre con las abreviaturas “S. en C.” para las
sociedades comanditarias simples y si es una sociedad comanditaria por acciones “S. C. A.”

Responsabilidad de los socios: los socios gestores comprometen solidaria e ilimitadamente su


responsabilidad por las operaciones sociales, aun cuando no tienen que hacer aportes.
Por su parte, los socios comanditarios limitan su responsabilidad hasta el monto de sus
aportes, de acuerdo con lo dispuesto en el artículo 323 del Código de Comercio.
Responsabilidad de los accionistas en la Comandita por Acciones siguen las reglas que se
establecen para las Sociedades Anónimas.
Revisor Fiscal: es voluntario en las Comanditas Simples; no obstante, si se tienen activos brutos
a 31 de diciembre del año inmediatamente anterior iguales o superiores a 5.000 smmlv y/o cuyos
ingresos brutos sean o excedan a 3.000 smmlv, será obligatorio nombrarlo.
En las Comanditas por Acciones, será obligatorio nombrarlo, sin importar su patrimonio.

Sociedad Colectiva

Constitución, transformación y disolución: mediante Escritura Pública ante notario, o por


documento privado para los casos en los que se cumpla con alguno de los dos requisitos del artículo
22 de la Ley 1014 de 2006:
Número de socios: mínimo 2; no tiene límite de máximo.
Formación del capital:
1. El capital se paga todo al momento de constitución.

2. El capital social se divide en partes de interés social.


3. La Razón Social: nombre completo o el solo apellido de alguno o algunos de los
socios: Mockus “& Cia.”, Petro “y hermanos”, Pardo “e hijos”
4. La administración corresponde a todos y a cada uno de los socios, aunque se puede delegar
en uno solo o en un tercero.

Se disuelve:
1. Muerte o incapacidad de un socio y bajo la presunción que en los estatutos no se ha previsto
la continuidad con herederos o los demás socios.

2. La declaración de quiebra de un socio, si los demás no adquieren su interés social o no


aceptan la cesión a un tercero.

3. Embargo y remate del interés de un socio en favor de un tercero, si los demás asociados no
aceptan al adquirente.

4. Renuncia o retiro justificado de un socio, y los demás no adquieren su interés o no aceptan su


cesión a un tercero.

Responden los socios:


1. Responden solidaria e ilimitadamente por operaciones sociales en concordancia con el
artículo 294 Código de Comercio.

2. Con respecto a las obligaciones laborales, el artículo 36 del Código Sustantivo del Trabajo,
son solidariamente responsables de las obligaciones laborales y sólo hasta el límite de la
responsabilidad de cada socio.

3. En cuanto a las responsabilidades tributarias, el artículo 794, inciso 1 del Estatuto Tributario
establece que: “los socios responderán solidariamente por impuestos, actualizaciones e intereses a
prorrata de su aporte durante el respectivo período gravable”.

4. Cuando hay cesión, el cedente no queda liberado de las obligaciones inmediatamente


anteriores, sino un (1) año después de la inscripción de cesión.
Revisor Fiscal: es voluntario; no obstante, si tiene activos brutos a 31 de diciembre del año
inmediatamente anterior iguales o superiores a 5.000 smmlv y/o cuyos ingresos brutos sean o
excedan a 3.000 smmlv, será obligatorio nombrarlo.

FUSIÓN DE LAS SOCIEDADES

La fusión de las sociedades como lo indica su nombre se refiere a la integración de 2 o más


sociedades para formar una sola entidad jurídicamente. La fusión puede darse bajo 2 figuras; una
primera conocida fusión por absorción consiste en que una empresa absorbe las demás empresas y
asumirá las obligaciones, los derechos y bienes de las demás, mientras que fusión por integración se
observa cuando todas las empresas desaparecen y se crea una nueva que adquiere todos los
derechos, obligaciones y bienes de las otras empresas.

La fusión se realiza con el fin de aumentar productividad y, por ende ingresos en la empresa, así
como, disminuir costos de producción y distribución.
Consorcios y Uniones 

Temporales: definición y obligaciones
Cuando dos o más personas realizan una propuesta con vistas a la adjudicación de un proyecto
o de un contrato que realizarán de forma conjunta, sin que esa unión constituya una entidad
jurídica, sino que cada miembro del grupo conserva su autonomía e independencia respecto de los
demás, se habla de la constitución de un Consorcio o de una Unión Temporal.
Los Consorcios y las Uniones Temporales tienen como finalidad la consecución de un objeto
común. Son instrumentos de asociación por medio de los que dos o más empresas o particulares
ponen su esfuerzo en conjunto, para poder competir a la hora de elaborar una propuesta de
ejecución de un proyecto determinado, en pos de obtener el contrato y posteriormente ejecutar el
trabajo de una forma eficiente, aprovechando la pericia y los recursos de cada parte en su área de
especialización.

Características comunes del Consorcio y de la Unión Temporal

Los consorcios y Uniones Temporales son muy similares entre sí. A nivel tributario, contable y laboral
ambas formaciones son idénticas. Las principales características comunes de estas asociaciones
son:
 Deben tramitar su RUT (Registro Único Tributario) y obtener su NIT (Número de Identificación
Tributaria).
 Deben presentar la declaración del IVA en el caso de que desarrollen una actividad gravada
con ese impuesto.
 Son agentes de retención en la fuente.
 No tienen personería jurídica.
 La vigencia del Consorcio y de la Unión Temporal es la misma que la del contrato del proyecto
que van a desarrollar.
 Deben designar un representante legal.
 Pueden disponer de recursos comunes para cubrir los gastos que se produzcan por la
asociación.

Diferencia entre el Consorcio y la Unión Temporal

La diferencia más importante entre el Consorcio y la Unión Temporal está relacionada con los
efectos que pudiera tener para las partes la imposición de una sanción por incumplimiento de
alguna parte del contrato.
En el Consorcio la sanción afectará a todos los miembros de la asociación por igual ,
independientemente del grado de participación de cada parte en el proyecto o en la situación que ha
generado la sanción.
Por su parte, en la Unión Temporal se analizará el grado de responsabilidad de cada asociado
en el hecho sancionable y la responsabilidad recaerá únicamente sobre el o los miembros que
hayan incurrido en la conducta o hecho por el que se ha impuesto la sanción.
Algunas aclaraciones relativas a las obligaciones contables de los Consorcios y las Uniones
Temporales

Las Uniones temporales y los Consorcios no están obligados por ley a presentar estados
financieros ni a llevar libros de contabilidad.
Sin embargo, el Consejo Técnico de Contaduría Pública considera conveniente que estas
asociaciones lleven una contabilidad por diversos motivos, de entre los que destacan los siguientes:
 Permite obtener información relevante en los procesos de toma de decisiones.
 Facilita el cumplimiento de las obligaciones tributarias.
 Aporta datos claros para determinar el porcentaje de participación y beneficios de cada
miembro.
 Presenta una visión clara para cada una de las partes participantes en cuanto al patrimonio y
los movimientos de ingresos y gastos que se den a lo largo del desarrollo del proyecto.
 En el caso de que surja algún problema, es una herramienta muy útil para el análisis de las
distintas cláusulas del contrato y la identificación de responsabilidades y obligaciones de
cada una de las partes implicadas en la asociación.
 Posibilita mantener actualizados los informes relacionados con la actividad del Consorcio o
Unión Temporal de una forma rápida y fácil.
Por último es conveniente especificar que, como este tipo de asociaciones no son una sociedad
comercial, no están obligados a designar un Revisor Fiscal. En el caso de que se opte por
contratar uno, sus obligaciones y nombramiento deben figurar el contrato.

Al hablar de la duración de las sociedades, puntualmente de lo relativo a su extinción, debe


analizarse las reglas generales para todas y las excepciones que cobijan a las SAS. Por otro lado, en
lo tocante a las causales de disolución existen reglas generales y especiales dependiendo de cada
sociedad.
La regla general es que las sociedades se constituyan por escritura pública, así lo ha establecido
el Código de Comercio en su artículo 110, pero, además, ese mismo artículo en su numeral 9
expresa que se debe indicar en la misma escritura de constitución la duración precisa de la sociedad
y las causales de disolución anticipada, para ello se pueden tomar como referencia algunas de las
consagradas en el artículo 218 del Código de Comercio.
No obstante, es de advertir que a las sociedades por acciones simplificadas –SAS– no aplica esta
regla, toda vez que por mandato del numeral 4 del artículo 5 de la Ley 1258 de 2008, el término de
duración de esta sociedad bien puede no especificarse al momento de la constitución, con lo
que se entiende que este será indefinido.

Disolución de sociedades

“las sociedades deben tener una duración definida en el contrato social, ello obedece a que es
necesario calcular anticipadamente el plazo requerido para lograr los fines propuestos por los
asociados”
El Código de Comercio enuncia algunas causales que pueden orientar a las sociedades para su
disolución, lo cual no quiere decir que se limite a estas, toda vez que el numeral 5 del mismo artículo
218 deja abierta la posibilidad de establecer las otras causales que los socios consideren
pertinentes. Analicemos cada una de ellas.

1. Por haberse vencido el términoprevisto en el contrato para su duración, si no se ha


prorrogado válidamente antes de su expiración; obviamente esta no puede tomarse como una causal
de disolución anticipada, no obstante, esta es la más común porque las sociedades deben tener una
duración definida en el contrato social, ello obedece a que es necesario calcular anticipadamente el
plazo requerido para lograr los fines propuestos por los asociados.
2. Por la imposibilidad de desarrollar la empresa social; esta procede cuando los bienes o
servicios que producía la sociedad se vuelven improductivos, dejándola con poco o sin margen de
utilidades para seguir existiendo.
3. Por trasgredir el límite de socios requerido en la ley para su formación: esto ocurre, por
ejemplo, cuando en una sociedad anónima hay menos de 5 socios o en una sociedad limitada hay
más de 25.
4. Por la declaratoria de quiebra de la sociedad: esto es cuando la sociedad entra en un
proceso concursal para hacer una reorganización o para finalmente disolverse y luego liquidarse.
5. Por las causales que expresa y claramente se estipulen en el contrato: los socios pueden
establecer los motivos que encuentren pertinentes, según la naturaleza de los asuntos mercantiles
que se desarrollen en el objeto social, para establecer causales adicionales de disolución de la
sociedad.
6. Por decisión de los asociados adoptada conforme a las leyes y al contrato social: los
socios pueden ponerse de acuerdo en cualquier momento, con los límites que contemplen los
estatutos sociales y la ley mercantil, para dar por terminada la sociedad.
7. Por decisión de autoridad competente: que por regla general es la Superintendencia de
Sociedades.

Causales especiales de disolución de sociedades

Vale advertir que las sociedades tienen causales especiales de disolución dependiendo de su
naturaleza, por ejemplo, las causales especiales de disolución de la sociedad colectiva se
encuentran en el artículo 319 del Código de Comercio; las de la sociedad anónima están en el
artículo 457 del mismo código; las de la sociedad en comandita se encuentran en el artículo 333; las
de la sociedad limitada están en el artículo 370, y las causales de disolución de las SAS se
encuentran en el artículo 34 de la Ley 1258 de 2008.

Al hablar de la duración de las sociedades, puntualmente de lo relativo a su extinción, debe


analizarse las reglas generales para todas y las excepciones que cobijan a las SAS. Por otro lado, en
lo tocante a las causales de disolución existen reglas generales y especiales dependiendo de cada
sociedad.
La regla general es que las sociedades se constituyan por escritura pública, así lo ha establecido
el Código de Comercio en su artículo 110, pero, además, ese mismo artículo en su numeral 9
expresa que se debe indicar en la misma escritura de constitución la duración precisa de la sociedad
y las causales de disolución anticipada, para ello se pueden tomar como referencia algunas de las
consagradas en el artículo 218 del Código de Comercio.
No obstante, es de advertir que a las sociedades por acciones simplificadas –SAS– no aplica esta
regla, toda vez que por mandato del numeral 4 del artículo 5 de la Ley 1258 de 2008, el término de
duración de esta sociedad bien puede no especificarse al momento de la constitución, con lo
que se entiende que este será indefinido.