Está en la página 1de 11

Boletín de Educación Nº 39 (1): pp 36 - 46 Universidad Católica del Norte, Antofagasta, Chile.

Talento y Género: Adolescentes talentosas del Programa DeLTA UCN

Talent and Gender: Gifted students at UCN DeLTA Program

*Por Alejandro Proestakis Maturana (1)


Verena Maso Varas (2)

ARTÍCULO RECIBIDO 24-06-08 ARTÍCULO ACEPTADO 03-08-08

Resumen Abstract
Esta investigación explora cómo las adolescentes de 13 This research explores how the teenagers from 13 to 17
a 17 años del programa DeLTA de la Universidad Católica years of the DeLTA program of the Universidad Católica
del Norte construyen su experiencia dentro de éste, inda- del Norte construct their experience inside it, investigating
gando en las concepciones que tienen en relación al Ta- the conceptions they have related to Academic Talent, fe-
lento Académico, femineidad y roles sociales. Se realiza- maleness and social roles. We conduct 4 group interviews
ron 4 entrevistas Grupales a un total de 38 adolescentes. to 38 teenagers. The results were analyzed by means of
Los resultados analizados mediante la Teoría fundada de the Grounded Theory, delivering as principal results the
los Datos, entregaron como principales resultados la apa- appearance of the “Delta Girl” stereotype, label that re-
rición del estereotipo “Niña DeLTA” rótulo que repercute verberates socially, familiar, and academically in them,
social, familiar y escolarmente en ellas y la influencia que and the influence that the program has in their personal
tiene el programa en su desarrollo personal. development.

Palabras clave: Key words:

Educación, Género, Talento Académico. Education, Gender, Talented Female

* (1) Licenciado en Psicología, Programa DeLTA UCN, Asistente de Investigación. aproesta@ucn.cl


* (2) Licenciada en Psicología, verelogia@gmail.com

37
Alejandro Proestakis Maturana y Verena Maso Varas

Introducción. estudios efectuados hasta la fecha en la materia son de


procedencia anglosajona, existiendo escasa información
La educación en la actualidad se ha posicionado como un acumulada respecto de los estudiantes académicamente
pilar fundamental en la agenda política de la mayoría de talentosos latinoamericanos y, particularmente, chilenos”
los países de América Latina y el mundo, buscando la am- (Flanagan y Arancibia, 2005, p.122). De la misma manera,
pliación de la cobertura, el mejoramiento de la calidad y son reducidos los estudios referentes a las capacidades
los resultados obtenidos. En Chile, a partir de la Reforma académicas superiores que se relacionen con el género y
Educacional que se desarrolló desde 1990 (Cox, 2001) se los estereotipos, tema importante si se considera, como
establece la importancia de la flexibilidad y adecuación señala Reis (1998), que la mayor parte de las alumnas
del currículum escolar a la particularidad de cada estu- con capacidades superiores necesitan tomar elecciones
diante, poniendo especial énfasis y planteando diferentes concientes y decisivas frente a su vida para recién poder
oportunidades de aprendizaje para los alumnos con Ne- realizar y potenciar sus talentos.
cesidades Educativas Especiales, derivadas o no de una
discapacidad. A pesar de este gran avance en la materia, Teniendo en cuenta que la adolescencia es el periodo
“no se considera a los niños y jóvenes con talento como donde se ejerce una mayor influencia tanto de factores
alumnos que presentan Necesidades Educativas Especia- culturales formales como informales (Barberá, 1998)
les” (Oficina Regional de Educación para América Latina respecto a roles y decisiones, se estima pertinente que
y el Caribe UNESCO, 2004. p 106), por lo que quedan ex- la exploración de su conformación en las alumnas que
cluidos de toda política educativa, causando una brecha asisten al programa DeLTA UCN se realice a partir de sus
entre sus potencialidades y realidad educativa. propios discursos, debido a que es mediante ellos que el
individuo genera significados, símbolos e interpretaciones
En respuesta a esta carencia en el sistema educacional a partir de sus vivencias y su interacción con los demás
chileno, emergen una serie de programas extracurricula- (Pérez, 2001).
res dirigidos especialmente a la potenciación de estos ta-
lentos: PENTA UC (Programa Educacional para Niños con
Talentos Académicos) de la Pontificia Universidad Cató- Talento Académico, el desafío.
lica de Chile, PROENTA de la Universidad de la Frontera,
Talentos UDEC de la Universidad de Concepción, DeLTA A partir del sistemático intento por lograr una definición
UCN (Desarrollando y Liderando Talentos Académicos) de del término Talento, ha sido posible reconocer que “el
la Universidad
Católica del
Norte y el pro-
grama BETA
de la Pontifi-
cia Universi-
dad Católica
de Valparaíso,
siendo hoy en
día cinco los
programas de-
dicados al de-
sarrollo de las
capacidades
de los niños
chilenos con
Talento Aca-
démico.

A través de la
revisión biblio-
gráfica exis-
tente se des-
taca que “los

38
Talento y Genéro: Adolescentes Talentosas del Programa DeLTA UCN

talento se refiere y puede darse en muchos campos dis- Dentro de las áreas emocional y social se destaca la alta
tintos de las habilidades humanas” (Ramos-Ford y Gard- intensidad y sensibilidad emocional (López et al., 2002).
ner, 1997 citado en López et al. 2002, p.184), pudiendo Son más vulnerables a problemáticas emocionales debi-
hablar entonces de personas con talento matemático, do a las reacciones de su entorno social (Flanagan y Aran-
académico, artístico, verbal, motor, musical y social entre cibia, 2005), siendo las problemáticas más frecuentes la
otros (Valadez, Betancourt y Zavala, 2006). La presente ansiedad causada por el alto nivel de conocimiento y la
investigación se centrará específicamente en el concepto velocidad de aprendizaje, alta sensibilidad frente a las
de Talento Académico. sensaciones de otros, rasgos perfeccionistas, sensacio-
nes de soledad, aislamiento y diferencia así como abu-
A pesar de las dificultades que trae consigo la definición rrimiento y apatía frente al contexto educativo (Coleman,
del Talento Académico, muchos autores concuerdan en 1996; Freeman, 1998 citado en Flanagan y Arancibia,
que se le considera una habilidad significativamente su- 2005).
perior que posee una persona con relación a sus pares,
en el ámbito académico (Mönks, 2000); Para considera- Estas características no hacen distinción entre el género
ciones de esta investigación se ha optado por la defini- de los niños con Talento Académico, ya que no ha sido si
ción: “Talento Académico como una capacidad intelectual no hasta pocos años atrás que el concepto de Talento ha
general o habilidad cognitiva superior especifica en una o sido cuestionado frente a las demandas sociales que son
más áreas del conocimiento tradicionalmente considera- ejercidas en los roles socialmente demandados en niños
do académico” (López et al., 2002 p.185). y niñas (Valadez, 2004).

A través de las diversas investigaciones realizadas con


respecto a los niños y jóvenes con T.A. ha sido posible Género y Educación, el conflicto de la femineidad.
establecer diversas características en los planos afectivo,
cognitivo y social que permiten diferenciarlos de la po- Connell (2003) se refiere al género como una estructura
blación general. Estas características no se manifiestan social ligada a las diferencias biológicas entre el cuerpo
de una forma homogénea en los alumnos (George, 1992 masculino y el femenino. El error común radica en la idea
citado en Flanagan y Arancibia, 2005; Benito y Alonso de que los patrones culturales que se relacionan con los
2004), además de existir una asincronía en el desarrollo roles de género están directamente enlazados a las dife-
de las tres áreas mencionadas producto de un acelera- rencias biológicas, ya que de esta manera se justifica y
do desarrollo moral y cognitivo con respecto al emocional normaliza la significativa brecha que no sólo se visuali-
(Alsop, 1998; Landau, 1999; Silverman, 1993, citado en za en aspectos familiares y sociales, si no también edu-
Bralic y Romagnoli, 2000; Tannenbaum, 1992, citado en cacionales, laborales y a la vez económicos (Fernández,
López et al., 2002). 1996).

Las principales características se dan en el plano cogni- A partir del controvertido tema del género, la sociedad
tivo, destacándose la facilidad y el interés por el apren- conforma y desarrolla creencias y suposiciones acerca de
dizaje (López et al., 2002; Leavitt, 2007), manifestando, hombres y mujeres como seres diametralmente opues-
sin embargo, diversos grados de inteligencia. Además, los tos, a pesar de las evidencias que demuestran lo contra-
alumnos “manifiestan habilidades sobresalientes en una rio (Rubin, 1974 citado en Barberá, 2004). Esta serie de
o más áreas curriculares, ya sea por tener un alto rendi- representaciones de los polos hombre-mujer es denomi-
miento en alguna(s) materia(s) o poseer un potencial, sin nada estereotipos de género, los cuales son definidos
necesariamente presentar altos rendimientos” (Flanagan como creencias relativamente estructuradas en la mente
y Arancibia, 2005. p123). Shore y Kanevsky (1993, citado de los sujetos acerca de un grupo específico, que en este
en Flanagan y Arancibia, 2005) distinguen siete caracte- caso está dado por lo femenino y masculino, describiendo
rísticas cognitivas que diferencian a los alumnos con Ta- características, atribuyendo roles y explicando posibles
lento Académico del resto de los estudiantes: Poseen ma- diferencias, y por lo tanto definiendo el Deber ser social
yor cantidad de información altamente interconectada y (Martínez, 2004).
saben cómo utilizar estos conocimientos de mejor mane-
ra; desarrollan procesos metacognitivos que les permiten Hoffman y Hurst (1990 citado en Arias, 2004) plantean
regular, guiar y corregir sus propios procesos de aprendi- que son estos rasgos personales asociados al género, los
zaje; poseen mayor velocidad de aprendizaje, siendo esta que estarían justificando la distribución desigual de los
última característica la más común en estos alumnos (Gil, roles y por ende, su permanencia en el tiempo, mientras
2000 en Flanagan y Arancibia, 2005). que Eagly y Steffen (1984 citado en Arias, 2004) señalan

39
Alejandro Proestakis Maturana y Verena Maso Varas

que pudiesen presentar en clases.

La importancia de investigar en las adolescentes, espe-


cialmente en un sector relativamente nuevo como es el
Talento Académico, radica tal cual lo plantean Bralic y Ro-
magnoli (2000) en la existencia de una polarización frente
a la temática de los Talentos Académicos, ya que se insta
al desarrollo de éstos, sin embargo, la búsqueda por la
igualdad de las personas que la mayoría de los gobiernos
adopta como columna vertebral en sus planteamientos
políticos, privan y dejan de lado la posibilidad de que un
individuo destaque por sobre sus iguales, más aún cuan-
do éste viste falda y usa maquillaje.

Durante el año 2007 el programa DeLTA UCN benefició


a 312 alumnos de las diferentes escuelas y liceos mu-
que son las diferencias en los roles lo que desencade- nicipalizados de Antofagasta, el 55.8% (174) varones y
na la diferenciación de los rasgos culturales. Sea como el 44.2% (128) mujeres. Sin embargo, en el proceso de
fuese, ambas teorías conectan directamente al género, selección en el que los establecimiento presentan una
las desigualdades sexuales y los rasgos de personalidad, nómina de preseleccionados para rendir las pruebas ne-
elementos que se retroalimentan y no permiten la modifi- cesarias, la relación entre hombres y mujeres es de 2:1,
cación de los estereotipos. fenómeno visible en otros programas del país (Sánchez,
2006), proporción que no se mantiene en el número de
La educación ha sido la herramienta principal desde la alumnos aceptados del programa DeLTA.
que se ha abordado la concienciación social en búsqueda
de la igualdad de oportunidades para los géneros (Ajamil, Tomando en consideración lo antes expuesto, la presente
1994), sin embargo son variadas las evidencias que de- investigación tiene como meta reconstruir la experiencia
muestran el impacto de los estereotipos de género en la de las adolescentes con Talento del programa DeLTA UCN,
educación formal. explorando en cómo éstas significan el T.A. desde la per-
tenencia a un programa de enriquecimiento extracurricu-
De tal forma, los diferentes agentes educativos se en- lar, y cómo las concepciones de género influyen en sus
cuentran inmersos en una cultura de género reproducto- decisiones y expectativas futuras.
ra de roles, actitudes, creencias y conductas (Lovering y
Sierra, 1998; Moya y Puertas, 2004), por lo que Lovering
y Sierra (1998) le denomina a esto, el currículum oculto Método.
de género.
Participantes.
Reis (1998) ha dedicado gran parte de sus estudios a
describir cómo las diferencias y las presiones sociales Se optó por un muestreo teórico, consistente en la reco-
asociadas al rol femenino, han mermado la realización de lección de datos mediante la cual se seleccionan, codi-
gran parte de los sueños de mujeres consideradas talen- fican y analizan, decidiéndose cuál será la información
tosas. En sus conclusiones no sólo observó que las dife- usada y dónde se deberá buscar para el posterior análi-
rencias entre oportunidades se generaban en el ámbito sis (Jones, Manzelli y Pecheny, 2004). Asimismo, se basa
laboral, sino que desde la infancia la mujer se ve bom- en los conceptos que van emergiendo a medida que se
bardeada indirectamente por estímulos que afectan sus desarrolla el análisis hasta la saturación teórica de ésta
decisiones en la vida. Observó que una gran mayoría de como criterio para el cese de la recolección (Taylor y Bog-
las jóvenes que presentaban Talento Académico tendían dan, 1987). A manera de recopilar información respecto
a sobre adaptarse a su ambiente social, es decir, optaban a posibles diferencias en el discurso de las estudiantes,
por pertenecer al grupo evitando parecer diferente, recu- se utilizaron criterios de edad y años de permanencia en
rriendo a conductas muchas veces incomprensibles, tales el programa, para la conformación de los grupos. De esta
como: encubrir sus capacidades, bajar sus notas, realizar forma, la muestra participante en el estudio se constituyó
conductas pueriles o hasta en algunos casos evitar que de 38 alumnas de 13 a 17 años que asisten regularmente
sus compañeros se sintiesen mal frente a la superioridad al programa y que pertenezcan a establecimientos educa-

40
Talento y Genéro: Adolescentes Talentosas del Programa DeLTA UCN

cionales municipalizados de la Región de Antofagasta. Resultados

a) Significación del Talento Académico


Procedimiento General.
Las entrevistadas destacan que el T.A. es concebido como
Se eligieron al azar un total de 38 alumnas, establecien- habilidades superiores, que les permiten llevar a cabo con
do 4 grupos de estudio teniendo en cuenta los criterios éxito determinadas actividades en el ámbito académico,
de inclusión predefinidos. Para la recolección de la infor- destacándose del resto de sus compañeros: “Tener una
mación se aplicó la técnica de entrevistas grupales, las cierta cualidad o cualidades que nos permita sobresalir o
cuales fueron registradas a través de grabaciones audio- poder llevar a cabo una determinada… no sé poh, activi-
fónicas y se llevaron a cabo durante el mes de agosto del dad” (3) . Flanagan y Arancibia (2005) señalan que esta
2007. manifestación de habilidades superiores es una de las
principales características del T.A., sin embargo, frente a
La Validez del estudio se intentó garantizar mediante la esta diferenciación de sus pares, las entrevistadas reali-
aplicación de los siguientes criterios, i) Credibilidad: por zan un esfuerzo por normalizar el concepto, adjudican-
medio de la triangulación por investigadores y expertos y do esta característica a toda la población. Es aquí donde
ii) Saturación: criterio que guió la recolección de informa- señalan que es una cualidad latente, donde el hecho de
ción, que finalizó cuando se estimó que las entrevistadas ser identificadas con T.A. está relacionado principalmente
no aportaban antecedentes nuevos. al desarrollo y a la demostración de éste: “Todos tienen
talento, lo que no lo sepan demostrar o que no lo desarro-
llen es diferente, pero todos tienen capacidades” (4) .
Procedimiento de Recolección Información.
Estas características y habilidades pueden presentarse
Se realizaron 4 entrevistas a grupos que fueron divididos tanto de forma global, en todas las asignaturas, como
por rango etario. Estos grupos fueron guiados mediante específica en las áreas tradicionalmente conocidas como
la realización de una serie de preguntas abiertas centra- académicas, concordando con lo mencionado por López
das en los siguientes ejes temáticos: Talento Académico, et al. (2002); sin embargo queda de manifiesto a través
género, roles sociales y expectativas. Mediante éstos se del discurso de las adolescentes que el T.A. no necesa-
logró concatenar también los agentes involucrados en el riamente se encuentra ligado al rendimiento académico,
desarrollo de estas jóvenes, tales como: Familia, amigos, elemento muchas veces prejuzgado por los profesores,
liceo y profesores. quienes exigen dicha correlación. Respecto a estas habili-
dades, Flanagan y Arancibia (2005) señalan que pueden
darse en diversos ámbitos curriculares y que no nece-
Procedimiento de Análisis de la Información. sariamente serán acompañadas de un alto rendimiento
académico, complicando la selección y diferenciación de
El análisis de los datos se basó en la Teoría Fundada en los estudiantes con T.A. por cuanto puede que éstos ten-
los Datos, esta metodología es una herramienta inducti- gan las potencialidades necesarias, pero el ambiente no
va, donde el proceso de recolección y análisis de informa- facilite la explotación y demostración de ellas.
ción suceden de forma simultánea. La recopilación de los
datos fue ordenada en una codificación abierta, donde “Es que hay algunas personas que se equivocan al decir
mediante el discurso se crearon las primeras categorías y si son niños DeLTA, porque en realidad el programa no es
descripciones. Seguido de esto se realizó la codificación por el promedio que uno tiene, sino que es por el talento
axial de los datos, donde las categorías y descripciones o habilidad que ve el profesor hacia un alumno. Y hay mu-
obtenidas fueron relacionadas entre ellas, haciendo én- chos profesores que se equivocan con eso” (5)
fasis en la interconexión; finalmente se buscó la temática
nuclear en los discursos, conectando todas las demás ca- Al compararse con otras jóvenes sin T.A., las jóvenes
tegorías con la central y generando una aproximación a la que participan en el programa DeLTA, asocian el T.A tan-
codificación selectiva. (Iñiguez y Muñoz 2004). to a una madurez superior frente a sus compañeras de
la misma edad que no pertenecen al programa, como
a sus pares hombres que asisten a éste. Esta madurez
superior no sólo estaría dada por el concepto evolutivo
de la maduración, sino que estaría asociado a conductas
y pensamientos socialmente correctos y aceptados, lla-

41
Alejandro Proestakis Maturana y Verena Maso Varas

mando la atención la percepción sobre la liberalidad del involucradas en los roles de género podrían estar deter-
hombre por sobre el retraimiento de la mujer, debido a minando estos contrastes intra-grupo, hecho que hasta el
la significación antes mencionada de madurez, contenida momento ha no sido estudiado con profundidad.
como un concepto social y moral más que de aspectos
emocionales o físicamente evolutivos. Respecto a esto,
las entrevistadas señalan: b) DeLTA.

“Yo encuentro que los niños DeLTA hombre son más libe- Uno de los aspectos fundamentales correspondientes a
rales para decir las cosas, en cambio las niñas mujeres la pertenencia al programa tiene directa relación con el
DeLTA somos más retraídas, pero no tanto, sino que es beneficio de relacionarse con jóvenes de similares inte-
como la diferencia que marca” (6), reses (López et al., 2002). Esta característica social, fo-
menta la interacción de estos éstos en un ambiente aca-
De acuerdo a esto, se evidencia que las jóvenes perciben démicamente desafiante, resultando en una relación y
diferencias entre géneros al momento de hablar de T.A. convivencia equitativa tanto para hombres como mujeres.
cuya explicación radicaría en que las demandas sociales Al respecto las entrevistadas señalan:

42
Talento y Genéro: Adolescentes Talentosas del Programa DeLTA UCN

“En la escuela uno se junta con grupos, eh por lo menos De la misma forma, algunas de las jóvenes dan cuenta
yo me junto con puras niñas allá, en cambio aquí encuen- de tratos negativos por parte de profesores: “Una vez yo
tro que tengo más amigos que amigas, y no sé por qué estaba en física y el profe dijo “no, a los tontos que van al
será, si será por afinidad, no sé.” (7) DeLTA”. (11) Sin embargo no es posible generalizar esta
conducta, evidenciándose discrepancia en los tratos de
Estas relaciones se establecen igualitariamente, no solo los docentes, puesto que también reconocen ser bene-
en la relación con sus pares, sino que también en las in- ficiadas por algunos de ellos, por lo cual se destaca que
teracciones establecidas con los profesores que imparten estas repercusiones percibidas por las adolescentes de-
clases en el DeLTA, donde el respeto es una de las ca- penden directamente de la experiencia de cada una de
racterísticas más relevantes, tanto así que las diferencias ellas y del ambiente social próximo que las rodea. Exis-
mencionadas por las entrevistadas, respecto al colegio y te también un apoyo social proveniente de sus estable-
al programa DeLTA son notorias: “En los colegios no hay cimientos educacionales, donde el hecho de contar con
respeto, acá hay mucho respeto igual” (8). En relación a un “Niño DeLTA” es significada como una distinción por
esto, Coleman (1996) señala que estos jóvenes poseen sobre otros establecimientos:
una alta sensibilidad frente a sus pares, razón por la cual
las relaciones entre ellos estarían sometidas no tan sólo a “En mi liceo siempre, o sea de hecho siempre premian a
un bienestar en la dinámica relacional, sino que tal como los niños DeLTA, de hecho hace poco hubo un desayuno
lo mencionan Shore y Kanevsky (1993), la aceptación so- con la directora de mejores promedios y niños DeLTA, y
cial y el elevado desarrollo moral estarían involucrados en yo soy mejor promedio de mi clase y niño DeLTA también”
las interacciones que éstos realizan. Respecto a esto, las (12)
entrevistadas sostienen:
El ámbito personal de las jóvenes también se ve afecta-
“Me cambiaron de colegio y nunca así como he encontra- do por el ingreso al programa, generando un aumento
do amigas como las que tengo acá en el DeLTA porque… en sus niveles de autoexigencia. Flanagan y Arancibia
llevamos tres años juntas, dos o tres años juntas y no sé, (2005) mencionan que existen grandes niveles de ansie-
ellas me han apoyado en todo. En el colegio igual hay veces dad frente a la mayor capacidad de aprendizaje de estos
que mi amiga le gusta que yo la escuche, porque yo soy de jóvenes, provocando una baja tolerancia a la frustración.
esas que te escuchan, te dan consejos, todo, pero cuando Esta ansiedad se ve incrementada por factores sociales,
ellas me van a escuchar, ellas me escuchan y me empie- tales como las expectativas depositadas en ellos por sus
za a contar cosas de ella así, y nunca me escucha. Acá colegios, familiares y amigos, quienes desde el ingreso
no, acá te escuchan, te comprenden, uno escucha….” (9) de la adolescente al programa DeLTA, la segregan de sus
Por otro lado, la pertenencia al programa DeLTA no sólo pares, creando un deber ser social y académico al conver-
está fundamentada por las relaciones sociales que emer- tirlas en Niñas DeLTA. Con relación a esto unas entrevis-
gen dentro de él, sino que también por una serie de re- tadas comentan:
percusiones sociales, escolares y familiares que nacen
producto del ingreso a éste. En el ámbito social, estas “Es que igual siempre uno cuando como uno fracasa,
repercusiones están dadas por las impresiones sociales como que se bajonea, porque igual como uno sabe que
que genera la pertenencia al programa, tanto desde sus la gente espera más de uno, entonces como que no dar
pares como también desde sus profesores y directivos. todo, no… lo que diste no fue suficiente, como que uno se
Flanagan y Arancibia (2005) señalan que estos jóvenes bajonea”. (13)
se encuentran más vulnerables a las problemáticas emo-
cionales debido a las reacciones de su entorno social En este mismo sentido, la asistencia regular, y por ende
que van desde burlas, a incomprensiones sobre las ver- la pertenencia al programa DeLTA afecta directamente en
daderas capacidades de estos adolescentes. Asimismo el tiempo de recreación de estas jóvenes, muchas veces
se observan diferencia entre un hombre DeLTA, que en privándolas de tiempo para realizar actividades sociales
algunos casos es concebido como inmaduro o socialmen- o dedicarse más a sus familias. Estas limitaciones son
te inadaptado, mientras que en la mujer DeLTA las reper- acrecentadas por las demandas escolares, donde las
cusiones de sus pares están relacionadas con aspectos exigencias académicas constituyen un agravante mayor
académicos más que con aspectos sociales: frente a lo que como Niñas DeLTA debiesen cumplir:

“Hay algunos que no quieren decir que son del DeLTA por “El tiempo con la familia, porque yo voy al liceo de lunes
miedo a las burlas… los hombres, por que las mujeres a viernes y más encima el sábado vengo acá, el único
casi siempre decimos .” (10) día de descanso... Descanso es el día domingo, y es muy

43
Alejandro Proestakis Maturana y Verena Maso Varas

apretado el tiempo, y a demás mi mama me dice: “Tú y se está dando cuenta de que podemos estar al mismo
nunca estás en la casa” y ¿cómo voy a estar en la casa?, nivel, y ella misma ha tratado de ponerse al mismo nivel
si estoy en el liceo o en el DeLTA… y no puedo salir porque del hombre” (16)
el día que puedo salir es el día que tiene descanso ella,
entonces no puedo salir a ninguna parte”. (14) En cuanto a la percepción del posicionamiento actual de
la mujer en la sociedad, se establece que a pesar de reco-
Sin embargo, una de las grandes repercusiones tiene re- nocerse un avance en materia de igualdad y tener como
lación con las presiones familiares ejercidas sobre estas un hito claro de esto el que haya sido electa una mujer
jóvenes, desde el ser usadas como modelos sociales y presidente en el país, sigue existiendo discriminación
académicamente correctos para sus hermanos y herma- hacia el sexo femenino, que incluso toma nuevas formas
nas, como el hecho de ser convertidas en un receptáculo bajo la justificación de la igualdad. En relación a eso, una
de los sueños no cumplidos de sus padres. Estas deman- entrevistada señala: “Es que antes ellos nos respetaban
das se formulan de forma tanto implícita como explícita en porque éramos mujeres, ahora nosotras tenemos que
acciones y discursos de los familiares, donde las exigen- darnos nuestro respeto, tenemos que hacernos respetar
cias son dirigidas hacia el cumplimiento de las responsa- ” (17), lo cual refleja la lucha constante que todavía tiene
bilidades académicas que contraen las jóvenes tanto en que realizar la mujer para lograr una validación dentro de
el ámbito escolar como hacia el programa DeLTA. Estas la sociedad y la tensión que esto genera.
presiones terminan por configurar el estereotipo creado
para ellas, el que como Niñas DeLTA debiesen cargar: En otro punto, las jóvenes destacan la existencia de esca-
sos modelos femeninos compartidos socialmente, siendo
“Si, para los padres es un orgullo, porque igual mi herma- nombrada como la única figura destacada la Presidente
nita chica es como “yo quiero ser como mi hermana”, o de la República de Chile, Michelle Bachelet. La explica-
por ejemplo yo hago cualquier cosa, lo que sea, y mi papá ción a este hecho está dada porque “Quizás hay más
tiene los diplomas que saco, los enmarcan, y mi hermana hombres conocidos que mujeres, porque se han recono-
chica es la más feliz, porque dice: “¡ah, mi hermana!”, y cidos más que a las mujeres” (18). Además de destacar
habla con sus compañeras en la educación básica y les que son los hombres los que siguen estando a cargo de
habla que la hermana es así, que quisiera ser así, igual me las grandes empresas y del manejo social, por lo cual se
sirve harto porque los papás no pudieron desarrollar, eh o siguen primando los modelos que concuerdan con sus
no tuvieron las posibilidades que nosotros tenemos y tra- gustos y preferencias, destacándose la belleza por sobre
tan de enfocarse en nosotros para poder realizarlos”. (15) el aporte intelectual de las mujeres públicas, que son en
mayor medida del ámbito de la farándula. Esto se con-
dice con los estudios realizados por Reis (1998), en los
c) Género. que se menciona que las señales socioculturales que se
entregan sobre todo a través de los medios masivos de
Llama la atención la claridad y la comprensión que tienen comunicación refuerzan la idea de la mujer bella en detri-
las jóvenes pertenecientes al programa DeLTA acerca del mento de la mujer inteligente. Sin embargo, se destaca la
carácter social del fenómeno de diferenciación por géne- ampliación que hacen las adolescentes del modelo feme-
ros y del papel que cumple la familia en la transmisión nino materno a otros modelos familiares y de personas
del legado heteropatriarcal a las nuevas generaciones. cercanas, como amigas de la familia o profesoras, de las
Se destaca asimismo el rol activo que ha debido ejercer cuales rescatan características específicas deseables en
la mujer para lograr reducir la brecha que produce este ellas mismas para conformarse un modelo propio que las
sistema en cuando a desigualdad de género respecta. Lo haga originales y auténticas. En referencia a esto, una en-
anteriormente dicho se puede observar en el siguiente trevistada señala:
discurso:
“Ahora es una cosa así como no es malo sino que hay
“Al final es la sociedad que hace a la mujer y al hombre, que tener algo auténtico uno, como que ya uno no busca
porque si uno ve a dos bebés, uno hombre y el otro mujer, ser como la otra persona, sino ser como diferente a ella y
son iguales, son dos seres humanos, son mitos que dicen mejor, mejor aún.” (19)
que la mujer habla más rápido, que el hombre camina
más rápido, porque depende de cómo los padres le ense- Esto es posible explicarlo desde el punto de vista evolu-
ñen, o sea, que la niñita anda con la mamá, que el niñito tivo, entendiendo que la moratoria y la exploración en la
con el papá (…) entonces somos nosotros quienes cam- búsqueda de una identidad propia está relacionado tanto
biamos a las personas. Ahora la mujer está despertando por la necesidad de pertenencia a un grupo, que se ob-

44
Talento y Genéro: Adolescentes Talentosas del Programa DeLTA UCN

servó anteriormente, como por la diferenciación del resto También se destaca el quiebre de estereotipos en rela-
de sus pares para conformarse como una persona única ción al dominio de las mujeres en las áreas verbales y
y original. de hombres en las áreas matemáticas debido a las ca-
pacidades que han logrado demostrar las alumnas en el
Respecto a los roles que debe cumplir la mujer, se desta- plano intelectual, reflejado los siguientes discursos:
ca la multiplicidad de éstos, generando una mayor exigen-
cia con respecto al hombre en relación a la maternidad y “Los primeros lugares lo ocupa la mujer porque igual el
el ser dueña de casa, produciendo que desde la infancia hombre como que se cree el cuento ya de que las mujeres
se vea exigida: han surgido más que el hombre, porque igual mientras
menos nota, más desordenado seay, soy más bakán. En-
“Porque la mujer de por si, cuando es más chica, es la tonces como que ahora todos son desordenados, todos
que abarca más responsabilidades que los hombres, a se sacan malas notas porque son bakanes” (23)
los hombres los dejan jugar, a la mujer no, le dicen “tú
tení que hacer la cama, tú tení que hacer esto”, entonces De esta forma, las adolescentes pertenecientes al progra-
la mujer abarca muchas más responsabilidades, enton- ma DeLTA expresan la libertad de desarrollar y demostrar
ces esperan más de una niña, porque supuestamente el sus propias capacidades, en oposición a lo mencionado
día de mañana va a ser madre, dueña de casa, supues- por Reis (1998) y Bossert (1982, citado en Moya y Puer-
tamente, es el estereotipo que hay, que va a ser madre, tas, 2004) en relación a la sobre adaptación al ambiente
dueña de casa, esposa y el hombre no, trabajar para darle social, lo cual se podría explicar debido a que en las cul-
de comer y a sus hijos para poder subsistir, entonces a la turas anglosajonas el concepto de popularidad femenina
mujer de por si le dan muchas más responsabilidades, y se encuentra asociado fuertemente a la participación so-
el hombre no, el hombre va, le exigen de acuerdo a lo que cial y pertenencia grupal más que al éxito académico, lo
puede y no a lo que debe, en cambio a la mujer le exigen que puede darse en forma diferente en la cultura chilena.
más de lo que necesitan o pueden dar. (20) Estas manifestaciones de capacidades han generado, se-
gún las jóvenes, malestar en los compañeros hombres,
En ciertos momentos, se generan conflictos entre el cum- que ven amenazada su superioridad intelectual, frente a
plimiento de estos diferentes roles, como señala la entre- las diferentes derrotas que puedan resultar en este ámbi-
vistada: to académico: “Si a mí me derrota una mujer, a los hom-
bres les baja el perfil” (24). En reacción a lo anterior, se
“Pero mi mamá siempre trabajó, siempre nos cuidó otra definen nuevas formas de contraponerse y no evidenciar
señora (…), entonces como que nunca está con nosotros, inferioridad por el buen rendimiento académico logrado
yo siempre lloraba cuando era chica, no me iba a buscar por las alumnas, lo cual está dado por estas conductas
al colegio y cosas así ”. (21) de desorden y resignificación del rendimiento académico
entre los alumnos como poco esperado para ellos, siendo
Frente a esta dificultad observada de conciliar los distin- más valorado y socialmente aceptado dentro de los pro-
tos roles, algunas entrevistadas plantean la necesidad de pios grupos a medida que las notas disminuyen.
elegir entre alguno de ellos, para cumplirlos de esta forma
a su cabalidad:
Conclusiones.
“Igual la mujer tiene como dos opciones, el ser una dueña
de casa mantenida por el hombre, o ser una profesional, Las adolescentes que asisten al Programa DeLTA realizan
en cambio el hombre solo tiene uno: el ser profesional definiciones de Talento Académico así como de sus carac-
para poder mantener a su familia ” (22) terísticas, semejantes a las planteadas por los diversos
autores revisados. Llama la atención que dentro de estas
El discurso anterior es claro ejemplo de la dificultad ob- características, la única diferencia entre géneros mencio-
servada por las menores para conciliar los distintos ro- nada por las adolescentes guarda relación con la madu-
les, pudiendo entender también que a la base de estos rez, sintiendo que son más maduras que los jóvenes con
pensamientos se encuentra una transmisión cultural de esta misma cualidad. Otro de los aspectos destacados
ciertos estereotipos, que buscan mantener a la mujer en tiene relación con que las jóvenes señalan que el T.A. es
el plano de lo privado así como la concepción de su inca- una habilidad latente en todas las personas, donde la
pacidad para rendir óptimamente en el mundo laboral de identificación de éste radica en su desarrollo y observa-
la misma forma que un hombre. ción en una o más áreas académicas, de esta forma, las
adolescentes disminuyen la distancia que genera con sus

45
Alejandro Proestakis Maturana y Verena Maso Varas

pares el ingreso al programa y el posterior rol que como servir como puntos de comparación y profundización res-
Niñas DeLTA deben llevar. pecto al fenómeno estudiado. Los resultados obtenidos
dan señales de las repercusiones generadas por la par-
El Programa DeLTA se configura como parte importante en ticipación en un programa extracurricular, tanto positivas
las vidas de las jóvenes que asisten a él. Esto se debe en como negativas y cómo éstas se ven afectadas por las
primer lugar a las relaciones sociales que se establecen concepciones de género y sus particularidades sociales.
entre sus diferentes actores y la posibilidad de compartir
con estudiantes de similares intereses. Estas interaccio-
nes son percibidas por las alumnas como equitativas en-
tre los géneros, donde prima el respeto, la confianza y la
comprensión, forjando lazos de amistad entre los pares,
muchas veces de mayor calidad del establecido en sus
respectivos establecimientos educacionales, generando
una alta identificación con el programa, denominándose Bibliografía.
Niñas DeLTA. Junto a esto conviven las repercusiones a
nivel social originadas por la pertenencia a éste, como el •Ajamil, M. (1994). Cooperación Internacional, Género y
recibir tanto tratos preferenciales como discriminatorios Desarrollo; Revista Iberoamericana de Educación, 6. 103-
por parte de sus docentes y ser sobre exigidas en los di- 119. Extraído el 13 de Mayo de 2007 desde http://www.
ferentes ámbitos de vida, posicionándolas como mode- rieoei.org/oeivirt/rie06a04.htm
los familiares, escolares y receptáculos de los sueños no •Arenas, G. (1996). Triunfantes Perdedoras. Málaga: Es-
cumplidos de sus padres, lo cual se origina del momento tudios y Ensayos.
mismo en el cual las jóvenes son significadas no como •Arias, A. (2004). Relaciones entre Grupos, Estereotipos
Talentos Académicos, sino como Niñas DeLTA, creando un y Prejuicios: Cultura y Estereotipos de Género. En Barbe-
estereotipo relacionado a la perfección y el éxito acadé- rá, E. y Martínez I. (Coord.). Psicología y Género. Madrid:
mico. Pearsons Prentice Hall.
•Barberá, E. (1998). Psicología del Género. Barcelona:
Con respecto a la diferenciación por género, las jóvenes Ariel.
poseen claridad frente a las influencias sociales presentes •Barberá, E. (2004) En Barberá, E. y Martínez I. (Coord.).
en éstas, donde los roles que deben cumplir como muje- Psicología y Género. Madrid: Pearsons Prentice Hall.
res son variados y muchas veces se debe elegir entre uno •Barberá, E. y Martínez I. (Coord.). (2004). Psicología y
u otro para poder llevarlos a cabo en su totalidad. Se re- Género. Madrid: Pearsons Prentice Hall.
conoce un avance en materia de igualdad de género, sin •Benito, Y. y Alonso. J. (2004). Sobredotación Intelectual,
embargo aún existe discriminación que toma nuevas for- Intervención Familiar y Académica. Ecuador: UTPL.
mas bajo la justificación de equidad, produciendo tensión •Bralic, S. y Romagnoli, C. (2000). Niños y jóvenes con
y malestar entre los géneros, ya que por un lado las muje- talentos: Una educación de calidad para todos. Santiago:
res sienten la presión de la sociedad por cumplir con los Dolmen.
diferentes roles impuestos, junto a los que ellas desean, •Colangelo, N. y Davis, A. (2003). Handbook of Gifted
sumando a esto la lucha constante por el reconocimiento Education. Boston: Pearson Education.
y validación como iguales; por otro lado, visualizan que •Connell, R.W. (2003). Gender. United Kingdom: Polity
los hombres sienten vulneradas sus creencias respecto a Press.
los roles que les corresponden. Junto a esto coexisten los •Cox, C. (2001). ¿En qué punto nos encontramos?. Revis-
escasos modelos sociales femeninos, que generan que ta de educación. (291): 2-5
gran parte de la influencia hacia las jóvenes estén orien- Davis, G. (2006). Gifted children and gifted education: a
tadas a madres, profesoras y amigas, de las que se toman handbook for teachers and parents. Scottsdale: Great Po-
características específicas para luego formar un modelo tential Press.
propio, que las haga auténticas y originales. Fernández, J. (1996). Varones y Mujeres. España: Pirámi-
de.
Se estima que el uso de entrevistas individuales a muje- •Flanagan, A. y Arancibia, V. (2005). Talento Académi-
res profesionales consideradas como talentosas, el aná- co: Un análisis de identificación de alumnos Talentosos;
lisis del discurso de hombres con T.A. pertenecientes al Psykhe, Vol 14(1), 121 -135
programa DeLTA sobre la percepción acerca de sus com- •Iñiguez, L. y Muñoz, J. (2004). Análisis cualitativo de tex-
pañeras y la réplica de este estudio en los diversos pro- tos: curso avanzado teórico/práctico. Recuperado el 25
gramas de la misma índole existentes en Chile, podrán de junio de 2007 de http://antalya.uab.es/liniguez/Aula/

46
Talento y Genéro: Adolescentes Talentosas del Programa DeLTA UCN

Grounded%20theory.pdf car. (29): 53-58. Extraído el 10 de Mayo de 2007 desde


•Jones, D., Manzelli, H. y Pecheny, M. (2004). La teoría http://educacion.jalisco.gob.mx/consulta/educar/29/
fundamentada: su aplicación en una investigación sobre Educar%20No%2029WEB.pdf
vida cotidiana con VIH/sida y con hepatitis C. En Kornblit, •Valadez, M., Betancourt, J. y Zavala M. (2006) Alumnos
A. (Coord.) Metodologías cualitativas en ciencias sociales: Superdotados y Talentosos: Identificación, Evaluación e
modelos y procedimientos de análisis. Buenos Aires: Bi- Intervención, Una Perspectiva para Docentes. México:
blos. Manual Moderno.
•Leavitt, M. (2007). Building a Gifted Program: Identifying •Valle, M. (2000). Técnicas cualitativas de investigación
and Educating Gifted Students in Your School. United Sta- social. Madrid: Síntesis.
tes: Great Potencial Press.
•López, V., Bralic, S. y Arancibia V. (2002). Representacio-
nes sociales en torno al talento académico: estudio cuali-
tativo. Psykhe, Vol 11(1), 183 – 201 Notas y Referencias.
•Lovering, A. y Sierra, G. (1998). Género y Educación: El
currículum oculto de género. Revista Educar. (7) Extraído 3.- Mujer 16 años, Generación 2005.
el 10 de Mayo de 2007 desde http://educacion.jalisco. 4.- Mujer 15 años, Generación 2004.
gob.mx/consulta/educar/07/7annlga.html 5.- Mujer 16 años, Generación 2006.
•Martínez, I. (2004). Diferencia sexual y salud: Un análi- 6.- Mujer 15 años, Generación 2005.
sis desde las políticas de igualdad de género. En Barberá, 7.- Mujer 13 años, Generación 2005.
E; Martínez I. (Coord.) Psicología y Género. Madrid: Pear- 8.- Mujer 16 años, Generación 2005.
sons Prentice Hall. 9.- Mujer 14 años, Generación 2004.
•Mönks, F. (2000) Orígenes y prácticas en educación de 10.- Mujer 14 años, Generación 2005.
talentos: una perspectiva global. Ponencia presentada al 11.- Mujer 15 años, Generación 2007.
Seminario Internacional “Niños y jóvenes con Talentos 12.- Mujer 15 años, Generación 2007.
Académicos” Santiago de Chile, Noviembre. 13.- Mujer 15 años, Generación 2005.
•Moya, M. y Puertas, S. (2004). Sexismo en el Aula. En 14.- Mujer 16 años, Generación 2004.
Páez, D., Fernández, I., Ubillos, S. y Zubieta, E. (Coord.) 15.- Mujer 17 años, Generación 2005.
Psicología social, cultura y educación. Madrid: Pearson 16.- Mujer, 17 años, Generación 2005.
Prentice Hall. 17.- Mujer, 15 años, Generación 2004.
•Navarro, M. y Stimpson, R. (Comp.)(1999) Sexualidad, 18.- Mujer, 16 años, Generación 2006.
género y roles sexuales. México: Fondo de Cultura Eco- 19.- Mujer, 14 años, Generación 2004.
nómica. 20.- Mujer, 16 años, Generación 2005.
•Oficina Regional de Educación para América Latina y el 21.- Mujer, 13 años, Generación 2006.
Caribe UNESCO. (2004). La educación de niños con talen- 22.- Mujer, 16 años, Generación 2005.
to en Iberoamérica. Santiago: Trineo. 23.- Mujer, 15 años, Generación 2004.
•Páez, D. (2003). Relaciones entre grupos, estereotipos y 24.- Mujer, 15 años, Generación 2004.
prejuicios. En Barberá, E. y Martínez I. (Coord.) Psicología
y Género. Madrid: Pearsons Prentice Hall.
•Páez, D., Fernández, I., Ubillos, S. y Zubieta, E. (2004).
Psicología Social, Cultura y educación. Madrid: Pearson
Prentice Hall.
•Pérez, G. (2001). Investigación cualitativa I: retos e inte-
rrogantes. (4a. ed.) Madrid: La Muralla.
Reis, S. (1998). Work Left Undone: Choices & Compro-
mise of Talented Females. Mansfield Center, CT: Creative
Learning Press.
•Sánchez, B. (2006). ¿Cómo son los niños y jóvenes con
talento académico?. Extraído el 15 de Abril de 2007, de
www.puc.cl/pentauc/html/orientacion/conferencia.pdf
•Taylor, S. y Bogdan, R. (1987). Introducción a los méto-
dos cualitativos de investigación. Barcelona: Paidós.
•Valadez, M. (2004). Niños y niñas con altas capacida-
des: Niñas, superdotación y contexto social. Revista Edu-

47