Está en la página 1de 16

VOLUMEN 2

Juan Barrera
“Yo soy
alfarero ancestral”
VOLUMEN II / JUAN BARRERA. YO SOY ALFARERO ANCESTRAL 1
2
TÍTULO:
Serie Artesanos del Tagua Tagua

Volúmenes:
I.- Ser Artesano en el Siglo XXI
II.- Juan Barrera Reyes
III.- Luz Cartes Sepúlveda
IV.- Eduardo Cornejo Miranda

CRÉDITOS
Investigación y responsable de proyecto:
Diego Barrera Bustamante

Investigación y Textos:
Karen Donoso Fritz

Fotografía:
Matías Álvarez, Anita Fuentes y Ricardo Galaz

Artesanos:
Luz Cartes Sepúlveda, Juan Barrera Reyes y
Eduardo Cornejo Miranda

Diseño:
Carlos Armijo y Astrid Orellana Yo me voy a morir en el barro, si es lo
Impresión:
que me gusta hacer. Porque uno puede
Clickprint ganar mucha plata, pero si me dicen que
Financia:
tengo que ir a San Vicente o a Santiago,
Ministerio de las Culturas las Artes y el Patrimonio no. Váyanse, déjenme aquí, con lo que
Ejecuta:
gano porque estoy trabajando a gusto.
Agrupación de Cultura Patrimonial Chabelita Y me gusta trabajar y me encanta esta
Fuentes y Patrimonio Tagua Tagua tranquilidad, si antes me va a creer que
Proyecto ejecutado en 2018 y 2019 en San Vicente pasaban meses que no veía a nadie por
de Tagua Tagua, Cachapoal, Chile. aquí. Solo no más”.

2 SERIE ARTESANOS DEL TAGUA TAGUA


JUAN BARRERA

“Yo soy
alfarero ancestral”
Reseña Biográfica artesanal de ladrillos, en la cual se desempeñó
junto a tres hermanos con quienes armó su primera
Juan de Dios Barrera Reyes (1955) es artesano en cuadrilla compuesta por dos cortadores, un barrilero
greda. Nació en La Puntilla y actualmente reside en la y un carretillero. Esta técnica implica un trabajo
localidad de Pueblo de Indios. Ha vivido toda su vida coordinado para preparar el barro dentro de un pozo,
en el sector y no considera abandonar el lugar. A los luego trasladarlo en carretilla hasta la cancha de corte
diez años comenzó a trabajar con la greda, ejerciendo y posteriormente, con la ayuda de moldes, darles
diversos oficios. El primero fue la fabricación forma a los ladrillos uno a uno. Don Juan recuerda

VOLUMEN II / JUAN BARRERA. YO SOY ALFARERO ANCESTRAL 3


que este trabajo era muy rentable económicamente y Lobo Feroz desde 1992. Ahí cumplía funciones de
que con habilidad se podían cortar cerca de cinco mil jardinería, arreglos en general, construcción, todos
ladrillos diariamente. en torno a la mantención del recinto. Retomó la
alfarería hace siete años en el marco de un proyecto
Posteriormente, se inició en las técnicas de la alfarería de rescate diseñado por la Fundación Añañuca, el
con su hermana mayor, quien a su vez aprendió de cual le permitió revitalizar las técnicas y el proceso
su suegra, una de las tantas artesanas tradicionales aprendido en su niñez. Actualmente tiene un taller
del sector. Tras contraer matrimonio, al finalizar la en el mismo lugar y trabaja junto a Carmen Orellana
década de 1970, decidió dedicarse completamente en la producción de utensilios domésticos y artesanía
a este oficio creando una verdadera empresa decorativa con la técnica de alfarería ancestral.
familiar junto a su esposa. Juan creaba piezas de uso
doméstico como platos, fuentes, ollas, vasos, jarros,
maceteros, entre otras y su esposa recorría las calles
y ferias de los pueblos aledaños para venderlas. La Los Secretos del Oficio
bonanza económica duró solo algunos años, pues
la introducción masiva de los productos de plástico La alfarería en greda es uno de los oficios más
en el mercado nacional disminuyó la demanda por antiguos en la historia de la humanidad y, por lo
la loza artesanal ante la imposibilidad de competir tanto, constituye uno de los restos arqueológicos
con los precios. Este fue el drama que vivieron todos más significativos para estudiar las culturas pasadas.
los artesanos de Pueblo de Indios, provocando que, A partir de esa apreciación, don Juan reivindica su
a comienzos del siglo XXI, este oficio estuviera casi técnica como “alfarería ancestral” en la medida
extinto. que utiliza como herramientas sólo productos de
desechos, orgánicos, con una conciencia de respeto y
En el intertanto, Juan se dedicó a trabajar ejerciendo diálogo con el medio ambiente:
distintos oficios, empleándose en el Parque Refugio

4 SERIE ARTESANOS DEL TAGUA TAGUA


Carmen Orellana

“Yo uso la técnica más antigua que hay, como fueron


los ancestros que fabricaron siempre a mano, que
nunca tuvieron una pieza mecánica ni comprada en
la ferretería, nada. Nosotros lo que utilizamos es lo
que encontramos en el suelo, lo que encontramos
botado y que es desperdicio, nosotros lo usamos, un
vidrio, un pedazo de cartón, un pedazo de palo, un
pedazo de plancha, un pedazo de alambre que esté
botado por ahí, todo lo vamos viendo para qué nos
puede servir… entonces esa es la diferencia de uno,
porque lo ancestral usó eso. Claro que ellos usaron el
marisco, la piedra, la madera, pero todo son restos.
Eso es lo que lo hace diferente a uno”.

La extracción de la greda la realiza en el mismo sector


donde tiene su taller, en el cual hay una veta muy
generosa. La materia prima debe secarse para ser
almacenada y antes del moldeado, la greda debe ser
remojada proceso que se realiza en un pozo. Al día
siguiente se retira del lugar y se inicia el proceso de
pisado, el cual se lleva a cabo con los pies descalzos.
En ese mismo proceso, la greda se mezcla con arena
fina previamente limpiada, la cual es obtenida por
don Juan de la ribera del río Claro en Toquihua. • Cáliz

VOLUMEN II / JUAN BARRERA. YO SOY ALFARERO ANCESTRAL 5


6 SERIE ARTESANOS DEL TAGUA TAGUA
El armado de las piezas se realiza sobre un molde o
‘armadero’, el que entrega el diámetro basal para ir dando
forma a la pieza. En algunas ocasiones, se utiliza un torno
manual para facilitar el trabajo, sobre todo cuando se elaboran
jarros o tinajas de gran tamaño. Una vez que las piezas están
“Cuando me pongo a listas, se realizan dos procesos para limar su superficie exterior:
hacer algo, que no es el raspado y el callaneado. Para ambos se utilizan herramientas
replica, y digo… voy a recuperadas de productos reciclados: conchas, cucharas,
hacer un macetero, pero trozos de madera o de goma. Finalmente, y antes del secado
después va adquiriendo absoluto, el producto se ‘encola’ con una mezcla de agua con
tierra rojiza la cual entrega el color definitivo, que es el sello
otra forma, y no se sabe característico de las obras de Juan Barrera.
qué se hará hasta que se
termina la pieza. La mente Tras un nuevo pulido con piedras de textura suave, se
va trabajando ahí, uno va lleva a cabo la última etapa del proceso de la alfarería que
corresponde al cocido. Para ello, las piezas son cubiertas
trabajando, trabajando y completamente con bosta de caballo y de vacuno y luego se
resulta que sale eso” prende fuego con leña alrededor. Una vez disipadas las llamas
y cuando las piezas recuperan su temperatura ambiente, son
retiradas para ser limpiadas y exhibidas al público.

A pesar que la creación de los utensilios responde a un patrón


pre-determinado, el artesano también se da espacio para ir
creando nuevas piezas, las que se transforman en un canal
expresivo.

“Cuando me pongo a hacer algo, que no es replica, y digo…


voy a hacer un macetero, pero después va adquiriendo otra
forma, y no se sabe qué se hará hasta que se termina la pieza.
La mente va trabajando ahí, uno va trabajando, trabajando y
resulta que sale eso”

En esa búsqueda creativa, ha incorporado a sus productos la


elaboración de alcancías y teteras con forma de Tagüitas. Don
Juan reconoce que los utensilios que más le agradan fabricar
son los jarros y tinajas, porque le recuerdan los tiempos en que
desde Pueblo de Indios se abastecían los hogares y las fiestas
de las ramadas de la región, como una forma de conectarse
con un pasado que en sus piezas se hace presente.

La identidad y su artesanía.
En su trabajo cotidiano se puede apreciar la conexión que
tiene Juan Barrera con su entorno natural y cultural, al retomar
técnicas de alfarería tradicional utilizando sólo la energía de
sus manos para llevar a cabo todo el proceso productivo. Esta
es una opción personal pero que responde a una búsqueda de
lealtad con el pasado que se extiende más allá de sus maestros.
Con ese mismo sentido, defiende su oficio como una forma
de vida, como una forma de enfrentar la crisis ambiental
contemporánea:

VOLUMEN II / JUAN BARRERA. YO SOY ALFARERO ANCESTRAL 7


lo que nos
distingue a
nosotros es
que son piezas
únicas, el que
tenga una pieza
nuestra es
única, no hay
otra réplica”

“Para ser alfarero hay que llevarlo en la sangre, no cualquiera


es alfarero. Muchos se meten por la plata, pero a mí no
me interesa la plata, lo que me interesa es que
la cosa siga, dar a conocer lo que se hace.
Y si es posible cambiarlo a como era
antiguamente, sino vamos a seguir
con el plástico que nos va a
terminar de matar en vida, porque
ya la contaminación es mucha”

Otro aspecto que define la


obra de Juan Barrera, es la
reafirmación de la producción
manual por unidad, lo que
provoca que ninguna pieza
sea igual a otra y por lo tanto,
que cada una cargue un sentido
distinto:
“Nosotros ponemos cincuenta
platos y Ud. va a encontrar en todos,
una diferencia, ninguno es igual a otro… lo
que nos distingue a nosotros es que son piezas únicas, el que
tenga una pieza nuestra es única, no hay otra réplica”

Debido a su larga trayectoria, don Juan ha logrado transmitir sus


conocimientos a través de diferentes programas de enseñanza
y aprendizaje. Hoy es uno de los artesanos que han permitido
la revitalización de la alfarería y la fabricación de ladrillos en la
zona, oficio a los cuales se dedica a tiempo completo. Por tanto,
la difusión de este oficio y los conocimientos que conlleva es
uno de sus objetivos centrales: a quienes necesiten tomarlo
como forma de vida, a los niños que quieran aprender, a través
de un museo para contar la historia del Valle de San Vicente, a
los investigadores que se interesen en la alfarería ancestral. • Olla

8 SERIE ARTESANOS DEL TAGUA TAGUA


VOLUMEN II / JUAN BARRERA. YO SOY ALFARERO ANCESTRAL 9
• Fuente

Circuitos de Distribución y Venta


Don Juan Barrera distribuye sus piezas bajo la
marca “JC Alfarería Ancestral” proyecto que lleva
a cabo junto a su ex-aprendiz y actual socia
Carmen Orellana. Ambos participan del circuito
de ferias y exposiciones que se desarrollan en la
región de O’Higgins, donde exhiben ejemplares
de utensilios de uso doméstico como librillos,
platos pasteleros individuales, platos soperos,
fuentes, jarros, vasos, ollas, entre otros. Estas ferias
• Olla se realizan entre los meses de septiembre y mayo
y congregan a artesanos

locales y de otras localidades del país que les


permiten vender piezas, pero también conectar
con posibles clientes. Algunas de las más
importantes son la Expo-Mimbre que se realiza en
Chimbarongo, la Fiesta de la Vendimia en Rengo,
la Expo-Feria Patrimonial de Rancagua y Feria
Costumbrista de Larmahue.

Otro medio de difusión es el encargo por


contacto telefónico o virtual, a través del cual han
desarrollado grandes proyectos para empresas y
restoranes.
• Estrella de Belén

10 SERIE ARTESANOS DEL TAGUA TAGUA


VOLUMEN II / JUAN BARRERA. YO SOY ALFARERO ANCESTRAL 11
12 SERIE ARTESANOS DEL TAGUA TAGUA
• Palmatoria

• Ensaladera

• Jarro • Tagua alcancía

VOLUMEN II / JUAN BARRERA. YO SOY ALFARERO ANCESTRAL 13


Datos de Contacto

JC ALFARERÍA ANCESTRAL

Dirección: Refugio Lobo Feroz, Pueblo de


Indios, San Vicente de Tagua Tagua
Teléfonos: +56999044754 / +56973389821
Redes Sociales:
Facebook: JC Alfarería Ancestral
Registros Audiovisuales:
“Juan Barrera. Artesano en Alfarería
Ancestral”, Serie Artesanos, Cap. 1.
Disponible en
http://www.youtu.be/1VEOoB8Wg7k • Udú

14 SERIE ARTESANOS DEL TAGUA TAGUA


VOLUMEN II / JUAN BARRERA. YO SOY ALFARERO ANCESTRAL 15