Está en la página 1de 5

See discussions, stats, and author profiles for this publication at: https://www.researchgate.

net/publication/317151593

La cuenca de Valdivia como parte del antearco de la plataforma continental de


Chile central entre los 36° Y 40° S

Conference Paper · November 2009

CITATIONS READS

6 367

6 authors, including:

Juan P. Radic Lisandro Rojas

15 PUBLICATIONS   287 CITATIONS   
Empresa Nacional del Petróleo
18 PUBLICATIONS   574 CITATIONS   
SEE PROFILE
SEE PROFILE

Some of the authors of this publication are also working on these related projects:

Unconventional Hydrocarbons View project

Oil & gas in Magallanes Basin View project

All content following this page was uploaded by Juan P. Radic on 25 May 2017.

The user has requested enhancement of the downloaded file.


XII Congreso Geológico Chileno
Santiago, 22-26 Noviembre, 2009

LA CUENCA DE VALDIVIA COMO PARTE DEL


SISTEMA DE ANTEARCO DE LA PLATAFORMA
CONTINENTAL DE CHILE CENTRAL ENTRE LOS 36° Y
40° S.

Radic, J.P.1, Alvarez, P.1, Rojas, L.1, Czollak, C.1, Parada, R.1 Ortiz, V.1

(1) Enap-Sipetrol, Av. Vitacura 2736, Santiago, Chile

jradic@sipetrol.cl

Introducción
La cuenca de Valdivia se encuentra ubicada en la plataforma continental entre los
38°30 y 39°55’ S y está limitada hacia el este por la Cordillera de la Costa y hacia el
oeste por el borde de la plataforma. Su dimensión aproximada es de 100 km de largo por
40 de ancho y está caracterizada por una estructura principal que se orienta en dirección
NNW. Ésta cuenca ha sido interpretada como parte del sistema de antearco de la
plataforma continental de Chile central, pero con una edad más joven (Eoceno-Plioceno)
y una evolución tectono-sedimentaria propia e independiente respecto a la cuenca de
Itata-Arauco inmediatamente al norte [1].
En el presente trabajo se dan a conocer nuevos antecedentes, entre ellos
dataciones bioestratigráficas y la adquisición de 900 km² de sísmica 3D, que han
permitido interpretar un modelo de evolución tectono-sedimentario similar al propuesto
para las cuencas del norte [2], con lo que la cuenca de Valdivia pasa a constituir parte del
mismo sistema de cuencas del antearco entre los 36° y 40° S.

Evolución tectono-sedimentaria
El relleno de la Cuenca de Valdivia está conformado por cuatro megasecuencias
tectono-estratigráficas principales, con edades comprendidas entre el Cretácico Tardío y
el Plioceno, y con un espesor total de alrededor de 2.000 m.

Cretácico Tardío-Paleoceno
El primer evento tectónico reconocido en la Cuenca Valdivia corresponde a un
episodio extensivo ocurrido durante el Cretácico Tardío-Paleoceno. La generación del
espacio de acomodación necesario para albergar el relleno sedimentario fue desarrollado
por medio de subsidencia mecánica y está caracterizado por el desarrollo de al menos dos
hemigrábenes de orientación NNW conectados por una zona de transferencia oblicua NE.

1
XII Congreso Geológico Chileno
Santiago, 22-26 Noviembre, 2009
Esta secuencia se caracteriza por presentar cambios de espesores en cortas
distancias, los cuales varían entre 200 y 600 metros. En el Pozo F, esta secuencia había
sido interpretada anteriormente como eocena-miocena, sin embargo estudios
bioestratigráficos de microfósiles y nanofísiles calcáreos, y palinológicos realizados en el
cutting del pozo permiten asignar a esta sucesión de sedimentos al Maastrichtiano-
Paleoceno [3]. La porción basal de esta secuencia se apoya en forma discordante sobre el
basamento Paleozoico y está conformada por aproximadamente 10 metros de un
conglomerado grueso basal transgresivo, en donde la composición de los clastos es en un
90 % líticos de esquistos micáceos provenientes de la erosión del basamento. El mismo
pasa en forma transicional pero muy rápida a un areniscas medias y finas glauconíticas
las cuales se intercalan con limonitas y lutitas grises y negras las cuales se asocian a un
ambiente marino somero probablemente de plataforma siliciclástica interna. Hacia el
techo de la misma las intercalaciones de niveles carbonáticos con presencia de
microfósiles es más frecuente y podría asociarse a niveles de tormentitas como los que
han sido reconocidos en la Cuenca de Arauco en el sector de la isla Quiriquina [4]. Los
depósitos de esta secuencia se correlacionan con la Formación Quiriquina [5, 6].

Eoceno-Oligoceno Temprano
Hacia inicios del Eoceno y después de un período de erosión-no depositación,
evidenciado por un hiatus de 6 Ma [3], un nuevo evento de reactivación extensional
afecto a la cuenca, permitiendo el espacio para la depositación del registro sedimentario
del Eoceno Temprano – Oligoceno Temprano. El intenso fallamiento generó un profuso
sistema de fallas extensionales de orientación NNW y NNE, que desarrolló una
compartimentalización al interior de la cuenca en una serie de bloques menores que
afectaron a los hemigrábenes anteriormente formados.
Esta secuencia comienza con un conglomerado cuarzo lítico glauconítico, medio a
grueso de moderada selección, con un espesor de aproximadamente 20 metros que se
hace rápidamente granodecreciente terminando en areniscas finas cuarzo líticas. Por
encima de esta se observa una superficie transgresiva importante a partir de la cual la
sedimentación predominante corresponde a 500 m de limoarcillolitas de color pardo, con
restos de material carbonoso, fragmentos de macrofauna, y presencia de glauconita la
cual va disminuyendo hacia el techo de la secuencia. Estos depósitos se asocian a un
ambiente marino de plataforma interna a media y se correlacionan con los depósitos del
Grupo Lebu [5].

Oligoceno Tardío-Mioceno Medio


Esta secuencia se caracteriza por un relleno sedimentario controlado por
subsidencia regional sincrónica o posterior a un evento de deformación asociado a la
inversión tectónica de los depocentros cretácicos desarrollados con anterioridad. Las
estructuras desarrolladas durante este período están representadas por grandes anticlinales
de inversión que exhuman y deforman las rocas de las secuencias I y II. La relación entre

2
XII Congreso Geológico Chileno
Santiago, 22-26 Noviembre, 2009
tectónica y sedimentación quedó registrada en las porciones inferiores de esta secuencia y
caracterizada por una discordancia de primer orden representada por acuñamientos y
truncaciones de las sucesiones previas. En algunos sectores de la cuenca la sísmica 3D
evidencia el desarrollo de discordancias progresivas en los flancos de las estructuras.
Análisis bioestratrigráficos [3] permiten datar esta discordancia con un lapso temporal de
aproximadamente 4 Ma. en el pozo F. El espesor de esta secuencia varían entre 200 y 500
m y su relleno sedimentario está compuesto por limoarcillolitas de color gris verdoso
glauconítica, con intercalaciones de arenicas glauconítcas gris verdosas con fragmentos
de conchillas de bivalvos. La edad de la misma abarca el período de tiempo que va desde
el Mioceno Temprano a Medio. Estos depósitos se interpretan como sedimentos marinos
de plataforma siliciclástica externa.

Plioceno
La secuencia más joven del relleno de la cuenca Arauco-Itata es de edad Miocena
tardía-Pliocena. Su desarrollo está asociado a un período de subsidencia regional con
poca actividad tectónica en esta área. Sin embargo la discordancia basal se encuentra
levemente plegada coincidiendo espacialmente con las estructuras de inversión
inmediatamente por debajo, lo que permite interpretar una reactivación tectónica de las
estructuras desarrolladas durante el período anterior.
Esta secuencia está representada en el pozo F por 600 metros de areniscas cuarzo
líticas algo glauconíticas y conglomerados de color gris con restos de bivalvos y
gastrópodos que hacia el techo pasan a ser principalmente limoarcillolitas con
intercalaciones de areniscas y conglomerados. Corresponden a depósitos de plataforma
interna a media acumulados durante el período de subsidencia regional. Los estudios
bioestratigráficos realizados en el pozo F [3] permiten datar esta secuencia como
pliocena.

Conclusiones
La cuenca de Valdivia se caracteriza por un relleno sedimentario conformado por
cuatro megasecuencias, 1:Cretácico Tardío-Paleoceno, 2:Eoceno-Oligoceno, 3:Oligoceno
Tardío-Mioceno Medio, y 4:Mioceno-Medio-Plioceno, las cuales se encuentran ligadas
genéticamente a episodios de sedimentación en ambiente extensional (secuencias 1, 2) y
de inversión tectónica compresiva (secuencias 3 y 4). Su arquitectura esta representada
por una familia de estructuras extensionales desarrolladas durante el Cretácico Tardío-
Oligoceno Temprano, las cuales fueron reutilizadas e invertidas tectónicamente durante
Oligoceno Tardío-Plioceno. La estratigrafía secuencial reconocida al interior de la
cuenca, así como la identificación de las distintas familias de estructuras, su naturaleza y
temporalidad, han permitido reconocer características comunes con el sistema de cuencas
de Itata-Arauco inmediatamente al norte [2, 7]. De esta forma el antearco de Chile central
presenta características geológicas comunes por más de 500 km a lo largo de la

3
XII Congreso Geológico Chileno
Santiago, 22-26 Noviembre, 2009
plataforma continental con una historia de evolución tectono-sedimentaria común al
menos desde Itata a Valdivia.

Referencias
[1] González, E. (1989). Hydrocarbon resources in the coastal zone of Chile, in Ericksen,
G., et al., eds., Geology of the Andes and its relation to hydrocarbon and mineral
resources: Houston, Texas, Circum-Pacific Council for Energy and Mineral Resources, p.
383–404.
[2] Alvarez, P, Radic, J.P., Rojas, L. (2006). Evolución tectonosedimentaria de la cuenca
de antearco Arauco Itata, Chile Central. XI Congreso Geológico Chileno, Antofagasta.

[3] GEMA (2009). Análisis bioestratigráfico Pozo F, Cuenca de Valdivia. Informe


Inédito 20 p.

[4] Stinnesbeck, W., Quinzio, W.A., Bonilla, R. y Salazar C., 2003. La Formación
Quiriquina en su localidad tipo, Isla Quiriquina. 10° Congreso Geológico Chileno. Guía
de excursión intracongreso E.I.C.4., 18 pp.

[5] Wenzel, O. 1972 Geología y reservas del yacimiento carbonífero de Lebu. Empresa
Nacional del Carbón S.A., Inédito.

[6] Elgueta y Arcos, 1994.Geología y modelo de sedimentación de la secuencia cretácico


– terciaria de la Cuenca de Arauco. Informe inédito, 34 p.

[7] Radic, J.P.; Alvarez, P.; Rojas, L., 2005. Tectonoestratigraphic evolution of the
Arauco-Itata forearc basin, Central Chile. 6 th International Symposium on Andean
Geodynamics, Barcelona, Spain.

Agradecimientos
Los autores agradecen a ENAP-SIPETROL por permitir la publicación del presente
trabajo.

View publication stats