Está en la página 1de 3

En tal virtud, la aplicación del Estatuto Tributario al procedimiento de cobro

coactivo de las multas de tránsito se aplica no por la calidad o características de


los dineros públicos a recaudar, toda vez que, como bien lo afirma el actor, éstas
no se consideran de carácter tributario; sino por el hecho de que son dineros
públicos que deben ser recaudados por autoridades investidas con facultades de
cobro coactivo.
sí, para armonizar las dos disposiciones, deberá considerarse que primará el contenido
de la norma especial, pero en lo no contenido en ella deberá acogerse lo establecido en
el Estatuto Tributario.»

La jurisprudencia es clara al decir que habiendo una norma especial que


regula el término de prescripción, se aplica esa norma especial, norma
que fija la prescripción en 3 años, pero en los aspectos no regulados por
la norma especial se aplica el estatuto tributario nacional.

Qué es lo que regula el estatuto tributario que no regula el código de tránsito


respecto a la prescripción de las multas o comparendos?
Regula aspectos como la notificación del mandamiento de pago, las excepciones
contra dicho mandamiento, y la fecha o momento en que se inicia a contar de
nuevo el término de prescripción, pues la ley 769 no lo consideró estos aspectos.
En el caso de la interrupción de la prescripción, el inciso segundo del artículo 818
dice:
«Interrumpida la prescripción en la forma aquí prevista, el término empezará a
correr de nuevo desde el día siguiente a la notificación del mandamiento de
pago…»

Es decir que los tres años de prescripción inician a contar de nuevo desde el día
siguiente a la fecha en que se notifica el mandamiento de pago.
Los otros aspectos relacionados con el mandamiento de pago se tratan a
continuación.

Qué hacer si nos cobran un comparendo de


tránsito ya prescrito.
En primer lugar la ley 769 en su artículo 159 prohíbe a la autoridad de tránsito
cobrar un comparendo ya prescrito.
En efecto señala la norma en la parte que nos interesa:
«La autoridad de tránsito no podrá iniciar el cobro coactivo de sanciones respecto
de las cuales se encuentren configurados los supuestos necesarios para declarar
su prescripción.»

La ley le está diciendo claramente a la autoridad de tránsito que no puede cobrar


una deuda prescrita, pero si aun así lo hace, el infractor puede interponer la
excepción respectiva contra el mandamiento de pago.
El artículo 831 del estatuto tributario en su numeral 6 contempla la prescripción de
la acción de cobro como una excepción contra el mandamiento de pago, y de
encontrarse probada el funcionario debe darle trámite y archivar el proceso de
cobro.
Si la autoridad de tránsito se negara a reconocer la prescripción y siguiera
adelante con la ejecución del mandamiento de pago, el infractor podrá recurrir a la
justicia administrativa mediante la acción de nulidad y restablecimiento del
derecho como lo señala la sección cuarta del Consejo de estado en sentencia
23899 del 8 de octubre de 2018 con ponencia del magistrado Milton Chávez:
«Para el despacho, los actos demandados son de carácter particular, lo que
pretende el actor es un restablecimiento económico particular que consiste en el
no cobro de las multas impuestas, razón por la que la demanda se debe tramitar
por el medio de control de nulidad y restablecimiento del derecho, según lo
establece el artículo 138 de la Ley 1437 de 2011.
No procede tramitar el asunto por el medio de control de nulidad, porque se
observa que el demandante persigue un restablecimiento automático del derecho
(Parágrafo art. 137 del CPACA) y aunque no individualizó en la demanda los actos
administrativos cuya nulidad pretende, solicita se anule el proceso de cobro
adelantado en su contra por comparendos expedidos por infracciones de tránsito,
pretensión que genera un restablecimiento particular y concreto.»
La demanda de nulidad y establecimiento del derecho debe interponerse en el
lugar donde se impuso la infracción.

Acción de nulidad y restablecimiento del derecho

Es importante diferenciar entre la acción de nulidad sola, simple, y la acción de


nulidad y restablecimiento del derecho, y esta segunda es la acción procedente
para el caso que nos ocupa.
Por último, la prescripción puede ser declarada de oficio o ser solicitada por el
infractor una vez transcurra el tiempo de prescripción.