Está en la página 1de 5

1

El arte y la creatividad en el desarrollo socioafectivo del ser

Carolina Crespo Caicedo


Junio 2020.

Universidad Icesi
2

El arte y la creatividad en el desarrollo socioafectivo del ser

“Todos deberíamos recibir una ovación al menos una vez en la vida, porque todos

vencemos al mundo”

Auggi1e

Al empezar a ejercer la labor de ser docente no se puede evitar sentir temor, ya que educar es la

responsabilidad más importante del ser humano en todos sus contextos. Se educa la mente, el

cuerpo, el espíritu. Se educa para enseñar contenidos, conocimientos, competencias, conductas,

valores. Yo sentí temor, y conozco ciertos docentes que han manifestado tenerlo, o haberlo tenido.

Por mi parte, cuando empecé en el oficio de educar, tuve una empatía inmediata con los niños,

y en especial con los más pequeños. El primer día fue un éxito, todo fue encantador; y aparece

frente a mí, un nuevo camino hacia la educación, ya que previamente mi trabajo estaba enfocado

en el diseño y la publicidad. Ahora, la mayor parte de las horas las dedico a la planeación de clases

creativas, divertidas, atractivas e innovadoras, para que las niñas y niños jueguen, exploren,

disfruten y aprendan. Descubriendo así que la labor de ser docente no nace, se construye.

Encontré en el universo de la primera infancia, preguntas inocentes como: ¿de dónde venimos?,

¿qué hay más allá del cielo?, ¿por qué existe el día y la noche?, ¿qué piensan los otros?, y muchas

más. Conocí comportamientos similares que no entendí en ese momento; entonces, aparecieron

suposiciones, especulaciones, consejos de otros docentes, afirmaciones de sus familias y teorías.

Piaget (1936) nos dice, en el desarrollo cognitivo del niño, que en la etapa preoperacional; la

1
R.J. PALACIO. (2014). Wonder, la lección de August. New York, EU.: Nube de Tinta, Editorial.
3

característica más relevante es el aprendizaje representativo, que su conocimiento genere impacto

y construya su personalidad por medio de la exploración de aquello encontrado a su alrededor. A

lo largo de nuestra historia evolutiva, hemos estado rodeados de símbolos, signos, señales y

códigos que han trascendido gracias a nuestra inmensa capacidad de exploración, investigación y

creatividad. Pablo Picasso decía “todos los niños nacen artistas. El problema es seguir siendo

artistas al crecer”, en esta etapa del desarrollo llena de magia y elementos que contribuyen al

desarrollo cognitivo y emocional del niño; el arte, se convierte en un objeto dinamizador para

explorar y reconocer el mundo desde un punto de vista libre y atractivo. Además, incorpora

herramientas al lenguaje y a su capacidad de expresarse; a un nivel de conciencia autónoma,

segura y cómoda. A partir de este momento, los docentes nos transformamos en guías de su

proceso de exploración y construcción de su conocimiento, a nivel cognitivo, social y emocional.

Dar los primeros puntos de anclaje a la realidad, para que se reconozca como un sujeto social que

pertenece a una comunidad.

Investigaciones han revelado la importancia y la influencia del arte en todas sus formas;

sonidos, voces, instrumentos, son algunas de las expresiones musicales a las que la niña o el niño

está expuesto, y no solo desde su nacimiento. Perret (2005) nos muestra la musicalidad como un

estímulo al que están expuestos los bebes desde el vientre de su madre, debido a ello es posible

afirmar que el ser humano nace programado cerebralmente con capacidades comunicativas y

sociales. Así como la música; el arte dramático, las artes plásticas acompañan al ser humano

desde el vientre de la madre, pero solo es en el momento de exploración creativa, podemos ver

como libremente el niño, logra expresar sus emociones aun cuando su lenguaje no haya sido

desarrollado en su totalidad. MEN (2014) nos dice:


4

“Gestionar espacios y promover experiencias que contribuyan a que niñas y niños se

consoliden en su forma particular de mirar, de percibir e interactuar con los demás de

manera respetuosa, den vida a creaciones, visibilicen ideas, expresen sentimientos,

fortalezcan la capacidad de simbolizar y desarrollen y liberen la imaginación”. (p. 39)

“El día que mi hijo llegue limpio del jardín, sabre que ese día no aprendió nada” Jessica,

mamá de Gabriel 2015; las niñas y niños necesitan explorar, untarse, sentir, ver, escuchar, hablar,

jugar, sonreír, llorar. En un trabajo de investigación sobre historia del arte, niños y niñas del

colegio Liceo Rafael Pombo en su clase de arte, manifestaban que el arte antes era “muy

aburrido” pues los artistas debían esconderse y no podían plasmar lo que ellos querían, porque la

iglesia se los impedía; “menos mal los tiempos han cambiado”. Proporcionarles todo lo

necesario para expresarse libremente, es un privilegio que con educación y criterio he logrado.

Finalmente, mi labor como docente no ha sido solo, conquistar su corazón o tener su atención;

puedo decir que he aportado a su autonomía y a la construcción de su ser con el arte y la

creatividad. Ahora no es momento de replicar información; es hora de crear, investigar, analizar,

experimentar; el arte ha cambiado y sus necesidades también.


5

Referencias

McLeod, S. A. (2018, June 06). Jean Piaget's theory of cognitive development. Retrieved from

https://www.simplypsychology.org/piaget.html

Daniel Gilbert Perret. (2005). Roots of Musicality. Philadelphia, EU,: Jessica Kingsley

Publishers.

Ministerio de Educación Nacional. (2014) El arte en la educación inicial. Bogotá, Co,:

Panamericana Formas e Impresiones S.A.

También podría gustarte