Está en la página 1de 3

Ejercitación para la materia de MORAL ESPECIAL (Bioética)

Presentado al Pbro. Lic. Eriberto Escalera


Por el alumno Jorge Balderas Murillo
De VI de Teología

León, Gto. 25 de octubre 2004.

GENÉTICA Y BIOÉTICA
Genética, estudio científico de cómo se transmiten los caracteres físicos, bioquímicos y
de comportamiento de padres a hijos. Este término fue acuñado en 1906 por el biólogo británico
William Bateson. Los genetistas determinan los mecanismos hereditarios por los que los
descendientes de organismos que se reproducen de forma sexual no se asemejan con exactitud a
sus padres, y estudian las diferencias y similitudes entre padres e hijos que se reproducen de
generación en generación según determinados patrones. La investigación de estos últimos ha
dado lugar a algunos de los descubrimientos más importantes de la biología moderna.

La ciencia de la genética nació en 1900, cuando varios investigadores de la


reproducción de las plantas descubrieron el trabajo del monje austriaco Gregor Mendel, que
aunque fue publicado en 1866 había sido ignorado en la práctica. Mendel, que trabajó con la
planta del guisante (chícharo), describió los patrones de la herencia en función de siete pares de
rasgos contrastantes que aparecían en siete variedades diferentes de esta planta. Observó que los
caracteres se heredaban como unidades separadas, y cada una de ellas lo hacía de forma
independiente con respecto a las otras. Señaló que cada progenitor tiene pares de unidades, pero
que sólo aporta una unidad de cada pareja a su descendiente. Más tarde, las unidades descritas
por Mendel recibieron el nombre de genes.

Poco después del redescubrimiento de los trabajos de Mendel, los científicos se dieron
cuenta de que los patrones hereditarios que él había descrito eran comparables a la acción de los
cromosomas en las células en división, y sugirieron que las unidades mendelianas de la
herencia, los genes, se localizaban en los cromosomas. Ello condujo a un estudio profundo de la
división celular.

Podemos decir que el nacimiento de la Bioética tiene fecha precisa 1970 1971 cuando
Potter médico Americano acuñó este término en el que proyecta la necesidad de hacer un puente
entre lo que puede hacer la ciencia y el respeto de la vida humana, este puente sería la Bioética,
así sería aquella que establece unos criterios y límites éticos para el médico. El término ha
tenido un gran influjo en todo el mundo y son muchos los que comienzan a reflexionar desde el
punto de vista racional sobre toda esta problemática y así se constituye progresivamente como
una ciencia, como una disciplina.

La manipulación genética se refiere a la manipulación del correo genético, es


decir, de la información del genoma humana. Consiste en quitar un cromosoma o manipularlo; o
también y sobre todo, en intervenir sobre determinado gen o genes. Así tenemos la célula que
está dentro del citoplasma, al interno de la célula está el núcleo donde están los cromosomas 23
pares en el hombre y que son los que poseen toda la información genética (ADN) que está
compuesta por cuatro bases que están descriptas por cuatro letras A (Adinina) T (Tinina) G
(Guanina) C (Citocina) la A siempre estará con la T y la C siempre estará con la G. Todas se
van multiplicando exactamente por la división mitótica.

Un gen es una unidad informativa con un determinado sentido, compuesto por las
anteriores copias de base y que formará una proteína. Como sabemos los genes tienen
determinados tipos de trabajos, algunos que actúan al principio de la vida, otros que después
tienen otra función, etc. Entonces la manipulación genética consiste en tratar de cambiar estos
genes bien sea de posición, de función, etc y intentar realizar que el gen funcione de acuerdo a
nuestro querer. Así se investiga dónde comienza y termina la información genética y así buscar
qué se puede cambiar y manipular.

Ha habido a lo largo de la historia un sueño y deseo de fabricar al hombre. En


1978 nace Louise Brown el primer ser humano por Fecundación “in vitro”. Así se ha visto este
hecho como el cumplimiento de una promesa, en efecto ya desde antes se ha buscado de
fabricar hombres. Así encontramos en la calaba hebrea del siglo IV que por medio de números
formaría hombres. Luego Goethe en su obra Faust hablará de la posibilidad de fabricar un
hombre, por último en 1932 Huxley en New brave World, presentará un mundo que está
gobernado por una cabeza y habla de un centro de fabricación de hombres los cuales tienen
distintas misiones de acuerdo a su rango, así se habla de hombre alfa, hombre beta, etc.

Hoy en cambio se ha convertido en una práctica normal. Se habla de unos 15.000 niños
por Fecundación “in vitro” FIVET y unos 500.000 por Inseminación Artificial (IA). Estamos
pues delante de una gran exaltación de la ciencia que implica el dominio sobre la vida humana y
además hay una forma de superar el drama de la esterilidad que aunque no es la cura, si es la
posibilidad de tener un hijo. Además se ve la posibilidad de una eugenesis, es decir, poder
fabricarlo de acuerdo a nuestro gusto (sexo, color, etc) y de poder manipularlo.

Esto ha suscitado a la vez una gran preocupación por las prácticas inquietantes que se
realizan, como son tratar de anidar un embrión de un animal en una mujer o viceversa. Además
ha surgido problemas humanos, jurídicos, psicológicos, tales como: no se sabe de quién es el
niño, pues es del un óvulo de una mujer que luego de la fecundación ha sido anidado en el seno
de otra mujer, y en general otros muchos más problemas. Además las incertidumbres que se dan
con respecto al futuro son grandísimas.

Están los problemas morales, como son la pérdida de vidas, la manipulación que se hace
de los embriones, las situaciones anormales para el niño por la diversas características que él
tiene y que son aún genéticamente distintas a la de los padres. El respeto de la dignidad de la
persona viene colocado como lo más bajo en razón de las actuaciones que en contra de éste se
tienen; los problema del origen de este niño, allí debemos hacer la distinción entre reproducción
y procreación. Otro problema moral es la dignidad de la ciencia que no están realizando su
misión como corresponde, es decir, éticamente.

REALIZADO POR:
JORGE BALDERAS MURILLO

También podría gustarte