Está en la página 1de 2

ECO-HUERTO VADORRREY LES ALLÉES

Nuestro huerto se ha adaptado a la nueva situación Covid al igual que todas las
instalaciones del centro. Tenemos 6 bancales elevados en primaria y 3 a ras de
suelo en infantil, por tanto, todos los alumnos del colegio incluida nuestra aula de 2
años están participando en actividades varias.

Los objetivos que nos hemos marcado este curso son los siguientes:

1. Seguir aprendiendo y experimentando en el huerto


2. Tomar conciencia del valor educativo del huerto tanto del alumnado como
del profesorado
3. Hacerlo sentir como algo propio que requiere respeto y protección
4. Empezar a trabajar el compostaje

En primaria cada nivel formado por 2 clases tiene un bancal propio. A través de una
comisión que tenemos en el colegio se decide qué plantar a principio de curso, bien
semillas o plantero. Trabajamos con un material como base; calendario del huerto
escolar de la red de huertos escolares agroecológicos y diversos libros. Decidimos
empezar plantando borrajas antes del Pilar, así que una vez que los de Consolida
nos prepararon la tierra empezó el trabajo por niveles y clases.

Antes de plantar dedicamos un tiempo a observar la tierra, a tocar, a


experimentar, a mancharnos, a perder el miedo a los bichos, a los agujeros… Como
tenemos riego por goteo comprobamos que el riego funciona bien y señalamos las
piezas que se hayan podido estropear o perder y así los conserjes nos pueden
echar una mano. Decidimos también qué parte del huerto se va a plantar ahora y
cual al mes que viene y señalizamos las zonas.

Por el Covid tuvimos que hacer un calendario de siembra para no coincidir varios
grupos a la vez. Después del Pilar decidimos plantar de nuevo en la otra parte del
bancal y esta vez lo hicimos con semillas. Elegimos habas y bisaltos. Hemos hecho
mediciones para sembrar, hemos hecho deducciones y suposiciones de la distancia
que habrá entre plantas, la profundidad también… Hemos visto las diferencias
entre unas semillas y otras… Hemos contabilizado el tiempo de germinar y se ha
hecho un seguimiento de lo que se ha ido plantando. Algunos cursos llevan un
cuaderno de campo que van completando semanalmente.

El huerto está considerado como un lugar de trabajo y siempre que el tiempo lo


permite y el calendario también, hay alguna clase estudiando e investigando allí.
Hemos colocado carteles en todos los bancales de primaria para prevenir que
“alguien” pueda subirse y correr encima de ellos. Son iniciativas que les van
surgiendo y las llevamos a la práctica.

También este curso tenemos un cubo para poder hacer compost. De momento solo
echamos restos del huerto; malas hierbas, hojas secas, pequeños palitos… No
echamos restos de fruta del almuerzo por la situación en la que ahora estamos.

En este momento tenemos ya preparado medio bancal para (dependiendo de la


climatología) hacer siembra de primavera.

Tenemos también 3 espacios en el patio con plantas aromáticas. Cuando florezcan


en primavera haremos pequeñas observaciones de insectos y de las diversas flores.
También nos gusta que los alumnos toquen con los ojos cerrados y despierten a
través de los distintos aromas el sentido del olfato. Tenemos el privilegio de estar
rodeados por parques, no hay ruido de coches, ni bullicio de personas, por eso a
veces, si estamos todos muy calladitos aprendemos a escuchar el sonido del huerto,
de la naturaleza… Y se oyen una de cosas…

Cuando haga buen tiempo vamos a personalizar los bancales, los vamos a pintar y a
decorar.

También podría gustarte