Está en la página 1de 3

Receta de cachapas venezolanas que

delicia…
Cuanto me gusta aprender a preparar recetas de cualquier parte del mundo, intentando en la
medida de lo posible utilizar los mismos ingredientes y técnicas, aunque intentando
ofrecer opciones para poder prepararlas en casa sin complicaciones y con los ingredientes
que tenemos a mano.

Esta receta de cachapas venezolanas caseras con queso es deliciosa, una combinación de
sabores dulces y salados y una textura jugosa que dan lugar a un plato que siempre
apetece repetir, ya sea como aperitivo, una cena fantástica o incluso un.

Es una elaboración muy parecida a los hotCakes, pero se utiliza maíz y se rellenan con
queso de mano. Como son dos ingredientes que es posible que no podamos encontrar, no te
preocupes porque en la sección de Ingredientes verás otras alternativas e igualmente te
quedarán unas cachapas de 10. También es cierto que se suelen cocinar sobre un budare o
una plancha de hierro fundido, o comal, pero en una sartén antiadherente quedan geniales.

Ingredientes para preparar cachapas venezolanas


caseras con queso, para unas 8 - 10 unidades, para 4
personas:
• 450 gr de maíz fresco (se consigue desgranando mazorcas frescas), congelado o
en lata. Personalmente prefiero el congelado cuando no lo puedo conseguir
fresco, conserva fenomenal el auténtico sabor de las mazorcas.
• 130 ml de leche (media taza).
• 2 huevos M.
• 2 cucharadas soperas de harina de maíz precocida, ya sea amarilla o blanca.
• 2 cucharadas soperas de harina de trigo. Es opcional, depende de si vemos que la
consistencia de la masa es demasiado líquida, en la receta lo explico.
• 1 cucharada sopera de azúcar blanco.
• 1 cucharada sopera de mantequilla y un poco más para la sartén y para ponerles
por encima una vez listas.
• Queso de mano o queso guayanés. Como son complicados de encontrar en
España, puedes buscar queso latino y, como último recurso, mozzarella fresca.
• 1 cucharadita de postre de sal.
Preparación, cómo hacer la receta de
cachapas venezolanas caseras con queso:
1. Si el maíz es congelado, lee las instrucciones del paquete para descongelarlo,
aunque normalmente te indican que lo cuezas unos pocos minutos o incluso que
simplemente lo pongas en un escurridor, le eches agua por encima y se
descongelarán enseguida.
2. Tanto si el maíz es congelado como si es de lata o fresco, escúrrelo bien y ponlo
en el vaso de la batidora o robot que vayas a utilizar.
3. Añade al vaso la leche, la harina de maíz, el azúcar y la sal, y tritura durante
unos segundos para que la mezcla se vea bastante homogénea pero también es
importante que conserve grumos
4. Incorpora la mantequilla y los huevos y tritura de nuevo para que se integren
todos los ingredientes.
5. Ahora observa la textura ya que hay que hacer rectificaciones porque no todos los
tipos de maíz tienen la misma cantidad de líquido. Debe estar bastante grumosa y
espesa, y si no es así, añade la harina de trigo y tritura unos segundos de nuevo,
e incluso añade un poco más de harina si es necesario, hasta que consigas que la
mezcla esté densa, que le cueste un poco moverse.
6. Pon la mezcla en un recipiente tapado y déjala reposar en la nevera al menos 30
minutos (también puedes dejarla hecha de un día para otro).
7. Saca el recipiente de la nevera y empieza a cocinar las cachapas. Para ello, utilizar
una sartén antiadherente (budare o comal) y ponle un poquito de mantequilla, a fuego
medio.
8. Cuando se haya derretido mueve la sartén para que la mantequilla se reparta por
toda su superficie y, con un cucharón, echa una porción de masa. La idea es que
las cachapas midan unos 12 -14 cm de diámetro, aunque puedes prepararlas a tu
gusto más grandes o más pequeñas, y que no queden excesivamente finas, por
ejemplo, medio centímetro de grosor estaría bien.
9. Con el propio cucharón, una vez echada la masa, extiéndela un poco para darle la
forma definitiva a la cachapa. Si utilizas una sartén grande puedes cocinar varias
cachapas a la vez.
10. Espera a que se vean en la superficie algunas burbujas y huecos, como sucede
cuando se preparan tortitas (tardará 2-3 minutos aproximadamente), y
la masa pase de estar brillante a estar mate casi en su totalidad.
11. Ahora es el momento de darle la vuelta a la cachapa, algo que debo reconocer que no
es fácil ya que la masa se deshace bastante. Utiliza una espátula cocina grande si la
tienes, y si no es así, con mucho cuidado ve despegándola de la sartén, cógela con la
espátula y rápidamente, pero con cuidado dale la vuelta. A mí la primera se me suele
romper, así que si te pasa eso no te preocupes, es cuestión de práctica y también
influye si la masa la hemos dejado más o menos espesa.
12. Déjala un par de minutos por ese lado y retírala a un plato
13. Mientras tanto, ve preparando el queso de mano o el que tengas. Si es queso de
mano o similar, tiene una forma redonda y lo que debes hacer es partir el queso por la
mitad y de ahí ir sacando rodajas gruesas, con forma de semicírculo. Si es cualquier
otro queso como la mozzarella, simplemente córtalo en rodajas.
14. Conforme vayas teniendo las cachapas listas, ponlas en un plato, coloca una porción
de queso de mano dentro y dóblalas para que así con ese calor el queso se vaya
fundiendo un poco.
15. Además, aprovechando que está caliente, hay quien pone un trocito
de mantequilla encima de cada cachapa, el cual se irá derritiendo poco a poco.
16. Sigue con el resto de la masa hasta tener todas las cachapas listas.
17. Recién hechas y calientes es como más ricas están, pero si necesitas prepararlas
con antelación o incluso si te han sobrado y las has tenido en la nevera (aguanta 2-3
días), puedes recalentarlas en una sartén o en el microondas, ya sea solas o incluso
con el queso dentro. También puedes congelarlas, para ello deberás esperar a que
se enfríen y envolviendo cada una en papel film para que no se peguen unas a otras.
18. La cachapa tiene una mezcla de sabor dulce y salado delicioso, con el toque tan
característico del maíz, el puntito dorado que le aporta la sartén y una textura ligera y
suave. A todo eso se suma el fantástico queso de mano, por eso es sin duda alguna
es una receta de auténtico…

También podría gustarte